Ultrasonido normal a las 17 semanas de gestación Muestra la placenta en una contracción uterina NORMAL, llamada contracción de Braxton Hicks

. La placenta se observa mucho más aplanada cuando no está en contracción el útero.

Ultrasonido normal, que muestra a la placenta relajada.

Ultrasonido normal a las 17 semanas de gestación. Se observa brazo y pierna izquierdos del feto.

Ultrasonido normal a las 17 semanas de gestación. Obsérvese la cara, formación de ojos, nariz y boca

Ultrasonido normal a las 19 semanas de gestación. Nótese el Fémur en el centro de la imagen en sentido transversal

Ultrasonido normal a las 19 semanas de gestación. Pie en correcta formación.

Ultrasonido normal a las 19 semanas de gestación. Medidas de la cabeza fetal, mostrada con las líneas punteadas

Ultrasonido fetal normal que muestra un patrón de los latidos cardíacos del feto.

Ultrasonido normal a las 30 semanas de gestación. Se observa la columna y las costillas de forma correcta.

Ultrasonido o Ecografía Obstétrico El ultrasonido del embarazo es un método de observación del feto y los órganos pélvicos de la mujer durante el embarazo. El aparato de ultrasonido envía ondas sonoras de alta frecuencia, las cuales reflejan las estructuras corporales creando una imagen

Los rastreos se deben llevar a cabo en el primer trimestre para: Confirmar un embarazo normal Determinar la edad del feto Descartar anomalías como embarazo ectópico o amenaza de aborto Evaluar actividad cardíaca del feto Determinar la presencia de embarazo múltiple Identificar anomalías en la placenta, el útero y en otras estructuras pélvicas

Amniocentesis Es un procedimiento diagnóstico que se realiza mediante la inserción de una aguja hueca a través de la pared abdominal dentro del útero para extraer una pequeña cantidad de líquido del saco que rodea el feto.

El examen puede detectar trastornos cromosómicos, tales como el síndrome de Down, defectos estructurales como la espina bífida (columna abierta, en donde las vértebras no logran cerrarse), anencefalia (una afección en la que el cerebro se encuentra incompleto o no existe) y muchos trastornos metabólicos hereditarios y poco comunes. Posteriormente en un embarazo, el examen se puede utilizar para identificar problemas que se sospechen tales como incompatibilidad Rh o infección. A finales del embarazo, se puede determinar la madurez pulmonar utilizando este examen. Entre las semanas número 15 y 20 del embarazo.

Muestra del Villus Coriónico (CVS) Es la técnica utilizada para obtener tejido coriónico. Se introduce un tubo delgado por la vagina y el cuello del útero para tomar una muestra de tejido de la parte exterior del córion. Se puede apoyar de un USTV

Se recomienda a mujeres de más de 35 años debido al mayor riesgo de síndrome de Down y otras malformaciones. Mujeres que han tenido un hijo con algún defecto genético o antecedentes de trastornos genéticos en la familia. Este procedimiento se practica entre las semanas número 10 y 12 del embarazo. Riesgos: Un pequeño riesgo de aborto espontáneo (1 en 100 mujeres o menos). Algunas mujeres experimentan dolores o un ligero sangrado después del procedimiento. Los estudios sugieren que el procedimiento puede suponer un riesgo muy pequeño (aproximadamente 1 en 3.000 mujeres) de defectos de nacimiento relacionados con la falta de dedos o dedos más cortos en las manos o en los pies.

Cordocentesis La cordocentesis consiste en extraer sangre fetal mediante la punción del cordón umbilical del bebé guiada por ecografía a través del abdomen de la mamá. Anteriormente se realiza una valoración ecográfica del tamaño y la posición del feto, del líquido amniótico y de la placenta, entonces se procede a la punción para extraer una pequeña cantidad de sangre para analizar. El hecho de que el tamaño de los glóbulos rojos de la sangre sea mayor, indica que pertenece al feto. Con este procedimiento que se suele realizar a partir de la semana 19 del embarazo, además de poder investigar o diagnosticar distintas enfermedades fetales como alteraciones de la coagulación, enfermedades genéticas, enfermedades infecciosas, etc., también sirve como vía para realizar actuaciones terapéuticas como transfusiones o la administración de fármacos.