You are on page 1of 10

SENTENCIA DE DECLARACIÓN DE NULIDAD

{

JUCIO DE NULIDAD

SEGUNDA SALA REGIONAL METROPOLITANA DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA EXPEDIENTE: 468/12-14-01-4 ACTOR: PANADERIAS DEL SUR S.A. DE C.V. México, Distrito Federal a 15 de junio de 2008. VISTOS los autos del juicio en el que se actúa y encontrándose debidamente integrada la Segunda Sala Regional del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, por los magistrados Rubén Aguirre Villatoro, en su carácter de presidente de la Sala, e instructor en el presente JUICIO DE NULIDAD FISCAL y contando con la asistencia de la secretaria de Acuerdos Licenciada Ana Sofía Schaad Barrios, se procedió a dictar sentencia definitiva en los siguientes términos; y

RESULTANDO PRIMERO. Por escrito presentado ante éste Tribunal de fecha 10 de enero de dos mil siete, compareció el C. Alejandro Eduardo Díaz Vega,, en representación de PANADERIAS DEL SUR S.A. de C.V., a demandar la nulidad de la resolución No. 330-SAT-III-1-B2007-02231, de fecha primero de febrero de dos mil siete, emitida por el Administrador Local de Recaudación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el que se concede un plazo de 15 días hábiles a partir del día siguiente del acuse de recibo del requerimiento en cita a efecto de que acredite haber cumplido con diversas obligaciones de carácter fiscal.

SEGUNDO. La parte actora señala los hechos que son antecedentes de su demanda y expone diversos agravios, cuyo análisis quedará plasmado en la parte considerativa de ésta sentencia, a fin de acreditar los extremos de su acción, así mismo la parte actora ofreció y pidió los medios de prueba que consideró pertinentes.

TERCERO. Admitida la demanda por acuerdo de fecha veinte de junio del dos mil siete, y emplazadas las autoridades que son parte en éste juicio, la misma fue oportunamente contestada por el Administrador Local Jurídico a través del oficio 500-49-00-0101-2005-11514, presentado ante órgano jurisdiccional el de fecha tres de abril del dos mil cinco, sosteniendo la legalidad y validez de la resolución impugnada. CUARTO. Por acuerdo del Tribunal, se tuvo por formulada la contestación a la demanda, haciendo valer causales de improcedencia y sobreseimiento en el presente juicio y con apoyo en lo dispuesto por el artículo 235del Código Fiscal de la Federación, se concedió el término legal a las partes para que formularan sus alegatos, derecho que no ejercitaron ninguna de las partes, razón por la cual se precede a emitir la presente resolución con base en las constancias que obran en autos.

CONSIDERANDOS PRIMERO. Esta sala es competente para emitir la presente resolución de conformidad a lo dispuesto por el artículo 11 de la Ley Orgánica de éste Tribunal. SEGUNDO. Tomando en cuenta que las autoridades demandadas al formular su contestación a la demanda hacen valer una causal de improcedencia y sobreseimiento, éste Juzgado procede a su estudio y resolución.

Manifiestan las autoridades demandadas en el oficio número 500-49-00-01-01-2005-11514 de fecha tres de abril del dos mil cinco, que debe sobreseerse el presente juicio, toda vez que el requerimiento de obligaciones no afecta los intereses jurídicos de la actora, ni tampoco es una resolución definitiva, por tanto debe decretarse su sobreseimiento con apoyo en el articulo 203 del Código Fiscal de la Federación y artículo 36 de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

A juicio de esta sala la causal de improcedencia que hacen valer las autoridades, resulta infundada con base en las siguientes consideraciones. En primer término es de señalarse, que contrariamente a lo sostenido por las demandadas, de acuerdo a lo establecido en el artículo 11 de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, una resolución se considera definitiva cuando no admite algún recurso administrativo o cuando la interposición de este sea optativo para el afectado. En el caso concreto la resolución no admite recurso alguno motivo por el cual se desestima la causal de improcedencia y sobreseimiento que hacen valer las enjuiciadas. Por otro lado, respecto a que la resolución combatida no es impugnable ante este Tribunal de igual manera es infundado toda vez que afecta al interés jurídico de la actora ya que a través de ella se determina la existencia de una obligación fiscal, se fija en cantidad liquida y se da la base para su liquidación.

Lo anterior en virtud de que por agravio debe entenderse la lesión o perjuicio que recibe una persona en sus derechos o intereses legalmente tutelados, entre los cuales se encuentran obviamente los intereses económicos, y por materia fiscal, todo lo relativo a la percepción de ingresos por parte del Estado proveniente de impuestos, derechos, aportaciones de seguridad social, aprovechamientos, contribuciones de mejoras y sus accesorios; sin embargo, las obligaciones de carácter fiscal no son únicamente le dar, es decir, pagar las contribuciones, sino también pueden consistir en un hacer, no hacer y tolerar. En tal tesitura, se a través del requerimiento de obligaciones que constituye el acto controvertido la autoridad hacendaría esta obligado a la promovente a un hacer, es decir, a llevar a cabo cierta conducta, como es el requerir que se acredite el cumplimiento de las obligaciones fiscales, exhibiendo la documentación correspondiente, resulta evidente que se esta afectando el interés jurídico del promovente, esto es, que se le esta causando un daño p perjuicio en sus derechos o intereses.

Con apoyo en los razonamientos anteriormente expuestos, resulta infundada la causal de improcedencia hecha valer por las autoridades demandadas, por lo que no procede sobreseer el mismo. TERCERO. Argumenta sustancialmente la parte actora en el primer concepto de violación que debe declararse la nulidad de la resolución impugnada, toda vez que el acto combatido carece de firma autógrafa del funcionario emisor así como también que no se indicaron las disposiciones legales que sustenta la competencia por materia de territorio por la autoridad emisora.

En concepto de los magistrados son fundados los agravios planteados por la actora para declarar la nulidad de la resolución impugnada, según las siguientes consideraciones.
Respecto a al falta de firma en el acto impugnado es fundado, toda vez que de conformidad con lo establecido por el artículo 38 del Código Fiscal de la Federación, uno de los requisitos que debe contener todo acto administrativo, es la firma autógrafa del funcionario que lo

emite. Ahora bien acorde con las reglas relativas a la carga procesal establecida en los artículos 230, 231, 233 del Código Fiscal de la Federación, en relación con los artículos 129 al 142 del Código Federal de Procedimientos civiles de aplicación supletoria, la afirmación de la actora de que el acto controvertido carece de firma autógrafa, es un hecho que se prueba mediante la exhibición del documento en comento que le fue notificado, y el cual exhibe el actor acreditado que efectivamente dicho documento carece de firma autógrafa, sin que contrariamente, las demandadas exhiban documento alguno mediante el cual acrediten que la resolución de referencia le fue notificado al promovente con firma autógrafa, es por ello que esta juzgadora otorga valor probatorio a documento controvertido que en original exhibe la promovente y que proviene de al autoridad demandada y es por ello que el términos del artículo 129 del Código Federal de Procedimientos Civiles aplicado supletoriamente, tal probanza hace prueba plena en contra de las demandadas, de donde resulta que es infundado el agravio planteado por la actora.

En virtud de lo expuesto y toda vez que la parte actora exhibió como prueba el documento que le fue notificado, sin que las autoridades demandadas hubieran desvirtuado el valor probatorio de tal documento, procede concluir que no se cumplió con el requisito de que el documento en cita contuviera firma autógrafa, en consecuencia la resolución combatida debe declararse nula. Por lo expuesto y con fundamento en los artículos 236 al 241 del Código Fiscal de la Federación, es de resolverse y se: RESUELVE PRIMERO. El actor probó su acción, en consecuencia; SEGUNDO. Se declara la nulidad de la resolución impugnada misma que se encuentra precisada en el resultado primero para los términos y efectos indicados en la parte final del Considerando Segundo de este fallo. TERCERO. NOTIFÍQUESE. Así lo resolvieron y firman los C. C. Magistrados que integran la Segunda Sala Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, ante la C. Secretaria que da Fe. DOY FE.