VIGAS DE GRAN PERALTE

Las Vigas de gran peralte, son aquellas cuya relación Claro- Peralte total (l/h) es del orden de tres o menor. También se conocen estas vigas con los nombres de Vigas Pared o Vigas Diafragma. En las vigas de gran peralte, la distribución de esfuerzos normales debidos a flexión difiere mucho de una distribución lineal, inclusive cuando las vigas son de material lineal, homogéneo y elástico.

• En la figura 12.12 se muestran algunas

distribuciones de esfuerzos obtenidas por la Teoría de la Elasticidad para vigas con varias relaciones (l/h). En vigas de concreto reforzado, las distribuciones de esfuerzos son más o menos similares a las teóricas antes de que ocurra el agrietamiento del concreto en tensión. Sin embargo, tan pronto como ocurre este agrietamiento, las distribuciones cambian por completo.

• Se ha podido comprobar

experimentalmente que resulta conservador diseñar las vigas de concreto de gran peralte de acuerdo con los resultados de la Teoría de la Elasticidad. Además, se ha encontrado que la magnitud de los esfuerzos debidos a flexión no es factor importante en el diseño . Resultan más significativos, en general, los detalles de dimensionamiento de los apoyos y los detalles de anclaje de las barras de refuerzo (12.12). Más adelante se presentan recomendaciones específicas sobre estos aspectos del diseño.

a) Comportamiento y modo de falla
• Las primeras series completas de ensayos
fueron realizadas por Leonhardt, en la universidad de Stuttgart (12.12), y por De Paiva y Siess, de la universidad de Illinois (12.13). En fechas más recientes se han llevado a cabo otros ensayos para estudiar variables como la relación Claro- Peralte, la resistencia del concreto, el efecto de refuerzo vertical y horizontal, y la influencia de la continuidad (12.14, 12.15, 12.16). La sgte. Descripción de los principales modos de falla está basada fundamentalmente en estas series de ensayos.

b) Rotura del acero longitudinal
• Debido al gran peralte de estas vigas, en el
diseño se obtienen muchas veces relaciones relativamente pequeñas de refuerzo por flexión. En las figuras 12.13 a y 12.13 b se muestran dos vigas que fallaron por rotura del acero de tensión. El % de refuerzo de ambas era de 0.12%. Las vigas diferían entre si por la colocación de las barras longitudinales; la viga mostrada en la fig. 12.13 a tenía las barras dobladas y la de la fig. 12.13b, rectas. En la primera viga, el acero se rompió en la sección en que se doblaron las barras, mientras que en la segunda se rompió aproximadamente en el centro del claro.

• La carga que resistió la sección de la viga fue de

23% mayor que la que resistió la primera. Esto indica que no es conveniente doblar las barras, ya que se debilita la viga en la sección del doblez. Además, la configuración del agrietamiento indica que la viga trabaja aproximadamente como un arco atirantado, por lo que fuerza de tensión en el acero es constante en todo el claro y no disminuye de acuerdo con el diagrama de momentos flexionantes, como en las vigas largas. La carga de rotura de la viga de la fig. 12.13b fue 4.5 veces la carga calculada con la Teoría de la Elasticidad, lo que demuestra lo conservador que resulta diseñar con esta teoría.

1.b) Aplastamiento de los apoyos • En las figuras 12.14a y 12.14b se

muestran dos vigas que fallaron por aplastamiento de los apoyos. En la primera, el esfuerzo de aplastamiento, obtenido dividiendo la reacción de apoyo entre el área del apoyo, resulto de 405 kg/cm2, valor 45% mayor que la resistencia del concreto, f`c determinada en cilindros. La viga de la figura 12.14b tenia una ampliación de los apoyos para disminuir los esfuerzos de aplastamiento.

• En esta viga la falla ocurrió al formarse súbitamente

una grieta casi vertical en la intersección del alma de la viga con la ampliación del apoyo derecho, y se inicio por arriba del refuerzo longitudinal. Esta falla indica la conveniencia de colocar refuerzo horizontal adicional en esta zona. En la figura 12.15 se muestra otro tipo de falla por aplastamiento de los apoyos. La viga de esta figura tenia la carga aplicada en la parte inferior. Puede verse que la configuración de agrietamiento fue diferente de las vigas anteriores, que tenia la carga aplicada en la parte superior. La falla ocurrió por aplastamiento del apoyo derecho bajo la acción de fuerzas inclinadas de compresión en el arranque de los arcos definidos por las grietas. Este tipo de falla indica la conveniencia de colocar el refuerzo horizontal adicional mencionado en el párrafo anterior.

1.c) Falla por cortante:
• En las fallas de este tipo, se forman grietas inclinadas, antes de la
falla, las cuales como se indico en el inciso 1.a), hacen que la viga trabaje como arco atirantado (figura 12.16). Posteriormente se forman otras grietas inclinadas que definen una zona de concreto que trabaja a compresión y que une los apoyos de la viga con los puntos de aplicación de carga. En esta zona de concreto que falla a compresión simultáneamente con el deslizamiento por cortante de la zona descargada por la viga y con la rotura de la adherencia de las barras longitudinales en la zona de apoyos. En algunos casos, la falla ocurre tan pronto como se forma la segunda grieta inclinada, mientras que en otros casos las vigas soportan cierta carga adicional. En la figura 12.17 se muestra la configuración de agrietamiento de una viga continua de dos claros con una fuerte cantidad de estribos verticales (12.16). A pesar de los estribos, la grieta inclinada se forma súbitamente produciendo un ruido sordo. Se puede observar la formación de grietas en abanico sobre el apoyo interior y debajo de las cargas, así como la presencia de diagonales de concreto que trabajan a compresión entre apoyos y las cargas. A pesar de la aparición súbita de la grieta inclinada, estas vigas presentan cierta ductilidad. En cambio con cantidades pequeñas de estribos, el comportamiento y la falla son iguales a los de las vigas sin estribos.

1.d) Aplastamiento del concreto a compresión:

• Es raro que se presente este tipo

de falla en vigas de gran peralte. Cuando ocurre se desarrolla en forma semejante a la falla en compresión por cortante en vigas largas, pero después de que se producen deflexiones inelásticas considerables

2) Recomendaciones para diseño:
• Se han propuesto dos tipos de enfoque para el
diseño de vigas de gran peralte. En el primer tipo se considera que la viga puede representarse por una armadura, con elementos sujetos a fuerzas axiales de tensión o compresión. En la figura 12.18 se muestra un modelo de armadura propuesto por Rogowsky, Mac-Gregor y Ong (12.17). Las partes sombreadas representan zonas en las que el concreto trabaja a compresión; la parte inclinada seria una diagonal principal a compresión. Las líneas verticales son los estribos que trabajan a tensión. Las líneas inclinadas son diagonales secundarias a compresión. Y la línea horizontal es el acero de refuerzo longitudinal que trabaja a tensión. En este tipo de enfoque, el diseño se realiza simultáneamente por flexión, cortante y esfuerzos de apoyo.

• En el segundo tipo de enfoques, se hacen

por separado los diseños por flexión, fuerza cortante y esfuerzos de apoyo usando ecuaciones empíricas. Este es el enfoque que se realiza en los reglamentos de construcción del ACI y del distrito federal. Por esta razón es el que se presenta con detalle en el resto de este capitulo, aunque algunos investigadores han señalado que no presentan adecuadamente el comportamiento de las vigas de gran peralte (12.16, 12.17).

2.a) Flexión:
• Debido a que las relaciones de refuerzo de flexión
en vigas de gran peralte generalmente son pequeñas, ya que los resultados de la teoría de elasticidad son muy conservadores para estas vigas, Leonhardt (12.12) recomienda usar un procedimiento simple de diseño, que consiste en fijar el brazo del par interno de la manera siguiente. Si la relación entre el claro y el peralte total (l/h) es igual o mayor que 1, el brazo del par interno, z, es igual a 0.6h. Si la relación l/h es menor que 1, el brazo del par interno, z, es igual a 0.6l. Una vez determinado el valor de z, el área de acero requerida se calcula con la siguiente ecuación: As = Mr (12.20) Fyz


• El área de acero determinada de esta manera

debe proporcionarse usando barras de diámetro pequeñas y no una de dos barras de gran diámetro únicamente, ya que esto aumentaría el problema de anclajes. Además, las barras deben distribuirse sobre una altura de 0.15 a 0.20 h a partir de la cara inferior de la viga, y deben anclarse en los extremos con ganchos horizontales, como de muestran en la figura 12.19. No es conveniente doblar las barras, por las razones expuestas en la descripción de los modos de falla. Por lo general los esfuerzos en la zona de concreto a compresión resultan pequeños y no es necesario revisarlos. Sin embargo, la viga debe tener un espesor suficiente, para evitar un posible pandeo lateral en la zona sujeta a compresión. A veces es conveniente aplicar el espesor de la viga en esta zona.

2.b) Esfuerzos de apoyo
• Para evitar fallas por aplastamiento de los apoyos, se
recomienda limitar los esfuerzos de apoyo a un valor de 0.50 F´c, en los casos en que la viga no tenga ampliación de la sección en zonas de apoyo. Cuando existen ampliaciones en los apoyos, la carga aplicada a la viga no debe exceder del siguiente valor: Wmax = 0.08b F’c h (12.21) ln donde: b = ancho del alma de la viga ln = claro libre entre las caras interiores de los apoyos Esta recomendación tiene por objetivo evitar que se desarrollen esfuerzos inclinados de compresión demasiado elevados. Las ampliaciones de los apoyos deben diseñarse como columnas sujetas a una carga axial igual a la reacción de apoyo. En la figura 12.20 se muestra un detalle recomendado de colocación del refuerzo para vigas con ampliaciones en los apoyos.

• • • • •

2.c) Fuerza cortante:
• Tanto el reglamento ACI 318-89 como las NTC-87
presentan ecuaciones para calcular la resistencia a fuerza cortante, o bien, el acero que se debe proporcionar para resistir las cargas aplicadas. Estas ecuaciones se incluyen en las siguientes secciones de este capítulo. Algunos investigadores han advertido que la correlación entre estos valores experimentales y calculados con las ecuaciones de los reglamentos no es satisfactoria (12.16, 12.18). Las ecuaciones resultan conservadoras para vigas libremente apoyadas pero pueden dar resultados del lado de la inseguridad para vigas continuas. Por esta razón se han propuesto algunas ecuaciones alternativas, como la de la referencia 12.18. Se ha comprobado que la resistencia a fuerza cortante de vigas de gran peralte es mayor, relativamente, que la resistencia de vigas largas, o sea, que el esfuerzo cortante nominal, vn = Vn/bd, que pueden resistir las vigas de gran peralte, es mayor que el puede resistir las vigas largas (12.13).

2.d) Cargas aplicadas en la parte inferior:
• 2.d) Cargas aplicadas en la parte inferior: • Cuando la carga esta aplicada en la parte inferior
de la viga, como se muestra en la figura 12.21, es necesario colocar barras verticales, para transmitir la carga de la parte inferior a la parte superior de los arcos que se forman al agrietarse la viga (12.15). El área necesaria de este acero se calcula dividiendo la carga aplicada entre el esfuerzo de fluencia del acero. Para evitar que ocurra agrietamiento excesivo bajo las cargas de servicio, se recomienda usar, en el calculo, un valor máximo de limite de fluencia de 2000 kg/cm2 , aun cuando el limite de fluencia sea mayor. La colocación de las barras verticales debe hacerse siguiendo las recomendaciones indicadas en la figura 12.21.

2.e) Vigas continuas:
• En la referencia 12.12 se incluyen
recomendaciones detalladas para el dimensionamiento de vigas continuas de gran peralte. Vease también la referencia 12.17.

3) Diseño de vigas de gran peralte por el reglamento ACI 318-89:
• se definen como vigas de gran peralte en este reglamento,
para fines de diseño por flexión, aquellas cuyas relación entre peralte total y el claro libre es mayor que 2/5, si son vigas continuas, o que 4/5 si son vigas de un solo claro. El reglamento señala que para el diseño por flexión de estas vigas debe tomarse en cuenta que la distribución de deformaciones unitarias no es lineal, como en vigas comunes, y que pueden presentarse el pandeo lateral del elemento. Sin embargo no presentan disposiciones específicas al respecto, excepto que la relación mínima de refuerzo debe ser ρmin = 14/F´y. Los autores sugieren emplear las recomendaciones de Leonhardt mencionadas en la sección anterior. • Para calcular la resistencia a fuerza cortante, el reglamento ACI 318-89 presenta las siguientes ecuaciones aplicables a miembros con una relación entre el claro libre ln, y el peralte d, menor que 5 y con cargas aplicadas en la parte superior o en la cara de compresión. La fuerza cortante ultima, Vu, es igual a la nominal Vn, multiplicada por el factor de reducción, Ø, que vale 0.85

• Vu = Ø Vn (12.22) • A su vez, la fuerza nominal, Vn, es la suma de la resistencia del • • • • • • • •

• • •

concreto, Vc, y la del acero de refuerzo, Vs. Vn = Vc + Vs (12.23) Esta resistencia nominal, Vn, no debe ser mayor que 2√F´c bw d, cuando ln /d esté comprendido entre 2 y 5 Vn = 0.18 (10 + ln /d) √F´c bw d (12.24) Vn = 0.056 (10 + ln /d) √F´c bw d (12.24 SI) La sección critica por cortante, medida desde la cara de apoyo, esta localizada a una distancia de 0.15 ln para vigas con carga distribuida de 0.50 ln para vigas con cargas concentradas. Sin embargo, no deberá ser mayor que d. Estas disposiciones se basan en el comportamiento observado en ensayos en este tipos de vigas. El reglamento ACI presenta, al igual que las vigas comunes, dos procedimientos para calcular la resistencia del concreto, Vc. En el primer procedimiento, que es el mas sencillo, el valor de Vc se calcula con la ecuación Vc = 0.5 √F´c bw d (12.25)

• • • • •

• • • • •

Vc = 0.16 √F´c bw d (12.25 SI) En el segundo procedimiento se consideran mas variables y se propone la ecuación. Vc = (3.5 – 2.5Mu/Vud)(0.5√F´c+180 ρw Vud/ Mu) bw d (12.26) Vc = (3.5 – 2.5Mu/Vud)(0.16√F´c+180 ρw Vud/ Mu) bw d (12.26 SI) El termino (3.5 – 2.5Mu/Vud) no debe ser mayor de 2.5 y el valor de Vc no debe exceder de 1.5 √F´c bw d (0.48 √F´c bw d en el sistema SI). Los valores de Mu y Vu son los correspondientes a la sección crítica por cortante. Se puede ver que la ecuación 12.26 es la ecuación usada para vigas comunes multiplicadas por el termino (3.5 – 2.5Mu/Vud). Este término toma en cuenta que la resistencia del concreto es mayor en estas vigas que la carga de agrietamiento inclinada. Cuando la fuerza cortante externa sea mayor que el valor de Ø Vc, el reglamento ACI recomienda colocar refuerzo en el alma en forma de barras verticales y horizontales, cuya resistencia se calcula con la siguiente ecuación Vs = [Av/s][(1+ ln /d)/12]+[Avh/s2][(11- ln /d)/12]Fyd (12.27)

• donde: Av = área de las barras verticales • s = separación de las barras verticales • Avh = área de las barras horizontales • s2 = separación de las barras

horizontales. • El área de refuerzo vertical, Av, no debe ser menor que 0.0015 bs, y la separación s, no debe ser mayor que d/5 o 45 cm. El área de refuerzo horizontal, Avh, no debe ser menor que 0.0025 bs2 y la separación, s2, no debe ser mayor que d/3 o 45 cm. • La ecuación 12.27 permite proporcionar el refuerzo en el ala con diferentes combinaciones de refuerzo vertical y horizontal, pero cada uno debe cumplir con las limitaciones del párrafo anterior. El refuerzo calculado por la sección crítica debe mantenerse uniforme en todo el claro de la viga.

• Conviene aclarar que el reglamento ACI también

permite usar algún método que satisfaga los requisitos generales de equilibrio y resistencia, como el presentado en la referencia 12.17, pero no incluye recomendaciones específicas al respecto. En el ejemplo 12.3 se ilustra el dimensionamiento de una viga de gran peralte libremente apoyado y con carga uniformemente distribuida, usando las recomendaciones de Leonhardt para flexión y las del reglamento ACI 318-89 para cortante. Para calcular el área de refuerzo por flexión, se utilizo un brazo del par interno, z, igual a 0.60h, que es el valor recomendado cuando la relación entre el claro y el peralte total es igual o mayor que 1. El refuerzo resultante, siete barras del Nº 5, debe distribuirse en una altura igual a 0.15h a partir de la cara inferior de la viga. El acero de flexión debe estar constituido por varias barras de diámetro no muy grande.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful