Conferencia Inaugural Agradezco profundamente a las autoridades de la SAAP, con su presidente el Dr.

Arturo Fernández a la cabeza, la invitación a inaugurar con unas palabras el VI Congreso trienal de los politólogos argentinos. Y, por lo pronto, quisiera empezar a "pagar" -si cabe decirlo así- dicho honor tan grande con una buena noticia, una noticia que, creo, es para satisfacción y alegría de todos nosotros. Es, también, una "primicia" que he reservado para la ocasión y que, dicho sea de paso, me enorgullece. A propósito, conste que tengo pocos pero, de hecho, orgullos grandes relacionados con mi vida académica más institucional. Uno es el de haber lanzado, y presidido, la creación de la Carrera de Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires, cosa que sucedió entre diciembre de 1983 y junio de 1984, o sea recién recuperada la vida política constitucional en el país, hace veinte años. Me acompañó entonces, por cierto, el en ese tiempo Rector normalizador de la UBA, el Dr. Francisco Delich, y sucesivamente todo un conjunto de colegas muy prestigiosos, incluso de otras disciplinas afines, que integraron la Comisión de Creación que yo presidía. Recuerdo entre ellos al fallecido Dr. Edgardo Catterberg, quien fue luego el primer director de la Carrera. Un segundo orgullo, en rigor un acontecimiento previo, fue el de haber creado entre 1978 y 1979, nada menos, y sin un peso, la Maestría en Ciencias Sociales de la FLACSO, que ahora es la decana de las maestrías del país y ya ha cumplido un cuarto de siglo. También en dicha oportunidad conté con colaboraciones decisivas, esta vez de colegas notorios (entre los que habían podido mantenerse en el país, recuerden ustedes de qué tiempos tan duros hablo) de CLACSO y los principales "centros" independientes de investigación de la Argentina. Los ha recordado uno por uno un reciente documento de FLACSO. Pero abrevio. Es por el estilo de los dos mencionados, pienso, que se relaciona mi último orgullo con la primicia que ahora daré. Después de un año largo de intercambios y gestiones, acabo de firmar hace unos días, en Estados Unidos, con el respaldo de las autoridades de FLACSO, en primer término su directora en Buenos Aires, la profesora Guillermina Tiramonti, el convenio académico por el cual una universidad norteamericana pública, o estatal, "adopta" en su oferta curricular propia la Maestría en Ciencia Política y Sociología de FLACSO, la misma que se dicta en Buenos Aires y aquí, en Rosario. La adopta para ser impartida en la crecientemente prestigiosa Florida International University de Miami. Según nuestros requisitos y nuestro plan de estudios. Según nuestros programas de materias. En español. Con profesores de nuestra Maestría, los que viajarán especialmente (también, desde luego, con profesores radicados en Estados Unidos, norte y latino-americanos, de lo contrario no habría plata que alcanzase). Hasta donde yo sé, es la primera vez que sucede algo así, que una universidad del "primer mundo" incorpora entera y tal cual en sus programas una Maestría nuestra. Yo creo que es un acontecimiento. Para celebrar todos nosotros juntos. Pero no puedo terminar la mención del acontecimiento sin agradecer, ahora, la contribución fundamental, hasta inicial, esta vez, del Dr. Guillermo Lousteau, en Miami, y mi hija Silvia Strasser, en Buenos Aires. Y bien, habiendo ya proporcionado la que estimo bonísima noticia, paso ya mismo a nuestro mundo de las ideas. No, tal vez, para dar otra buena noticia, cosa que finalmente no es tarea propia del cientista político como tal sino en todo caso la del político, eventualmente. Más bien para echar algunas miradas politológicas al mundo en que vivimos. El tema de esta presentación me vino propuesto por las autoridades de la SAAP y yo me atendré a él como un socio disciplinado. Pero me atendré a ello, por supuesto, a mi manera. Que no es exactamente la de Sinatra. A pesar de ser memorable, Sinatra también es, o fue, demasiado "American", y el problema hoy es, también, y justamente, muy "American", largamente un "American problem" que tiene el mundo, por lo pronto Occidente. Digo: el mundo de hoy -el mundo occidental de hoy, en cualquier caso- tiene de malo un sello que es muy norteamericano, que se encuentra encarnado más que en ninguna otra parte en los Estados Unidos de América, la primerísima potencia, esa que en cierto sentido ha tomado la forma

el Hermano Mayor y modelo irresistiblemente influyente para todo el resto de la familia de Occidente. físicamente (y conste que no estoy gastando una broma liviana ni quiero ser trivial). a veces de modo manifiesto. en alemán. Ya que hablamos de los EUA como país rico entre los ricos. paradigmáticamente. No hablo mal de los Estados Unidos. abominable. empero. como los de la electrónica y los comunicacionales. Junto con y a pesar de la llamada "tercera ola" de la democracia. tres carencias radicales que se suman hasta la angustia personal y la malaise social para caracterizar esta vuelta del siglo xx al xxi. un ejemplo de tipo personal e impresionista. el middle American -y no me lleva ninguna mala voluntad ni antipatía. aunque no es mi intención entrar ni perderme en puros datos estadísticos ni tampoco de otro tipo. daré dos. la central paradoja de nuestro tiempo. simplemente concluyo según lo que veo-. en alemán el vocablo significa simultánea y concurrentemente Falta de seguridad / Falta de certeza / Falta de protección. Esto. Es decir. Mejor dicho. Me detendré en ello dentro de un momento. o también son. encuentro al middle American como el colmo de la paradoja de la que hablé. Haber un país alcanzado semejante riqueza y cantidad de recursos para obtener esto. y país líder y país paradigma de nuestra civilización. más bien tapada por unas cosas muy (pero tan sólo) aparentes y por algunos espejismos. o. Así como lo oyen: en las últimas décadas. Yo hube de vencer muchos prejuicios y vivir algunos años allí hasta comprenderlo. Uno. extraordinariamente obeso y fláccido. como más y más democrático desde 1989. tan fantásticos que a veces parecen magia. la cuestión no es ésa. intelectualmente. La paradoja de que cuando se ha alcanzado el grado más alto de riqueza de la historia. como un personaje cada vez más hueco y desinformado que nunca y por cierto que menos y menos interesado e involucrado en la cosa pública. y. Y descorazona. unos retrocesos tremendos en los derechos y libertades políticos y civiles. encuentro al norteamericano típico. Lo opuesto de un ejemplar humano material y espiritualmente "mejor" y a tono con las fantásticas posibilidades de su medio. Pero el escándalo es doblemente escandaloso si consideramos que en los últimos cuarenta años la brecha se ha duplicado. apenas dos. la Altura de la Civilización. pero como haya sido. Entretanto. Porque. Y obliga a reflexionar. despojado de toda . también tienen. que. por ejemplo. y como es sistémico. si no del mundo entero. físicamente cada vez más feo. los EUA también tienen (sin hablar de su actual gobierno. cabe que hablemos pues del sujeto social norteamericano. lisa y llanamente abominable. Ahora. lo cual hace de la humanidad como tal un escándalo.de una manera soterrada y no fácilmente visible. y cuando lo esperable en consecuencia serían grados crecientes y crecientes (los históricos mayores) de una realización material y espiritual acorde del ser humano. En cualquier caso. literalmente). Si hay otro rasgo general dominante hoy es con-siguiente y se llama "incertidumbre". Por lo pronto. una sociedad. Los países más ricos tienen a la fecha un ingreso 37 veces mayor que los más pobres. como lo ha expuesto agudamente Zygmunt Bauman. que "espanta" a todos. después de ciertos cambios prometedores. Pero sigo. Este extraño fenómeno posee un motor propio que es sistémico. el mantenimiento sólido o aun el incremento de las desigualdades sociales y. nuestro presente. en un mundo que se dice y se pretende. para ilustrar el tipo de cuestiones en que voy pensando. desde ya. se llama Unsicherheit. con un (a todas luces) creciente porcentaje de gente entre deforme y amorfa. rechoncho. en segundo lugar. doy un ejemplo que extraigo de la otra punta del espectro de ilustraciones posibles. viví años en los Estados Unidos y voy cada tanto por allá. Es sólo que. desconcierta. en rigor. de un modo como esquizofrénico. El individuo humano se encuentra hoy cada vez más inseguro. por partes. lo que en cambio tenemos es. otras -probablemente la mayoría de las veces. una riqueza y unos recursos fantásticos. la caída del muro de Berlín. eso. pero no sin decir que es parte de él que esté instalado y se proyecte o vaya proyectando desde los EUA sobre los demás países. lisa y llanamente admirable. repito. la distancia entre los ricos y los pobres del mundo se ha multiplicado por dos. cada vez más y más gordo. a nivel del individuo humano. el fenómeno ha emergido y sigue emergiendo por doquier en Occidente. en cierto sentido los Estados Unidos es el país que ilustra como ninguno. Los EUA constituyen un país y una sociedad en muchos sentidos admirable. al cual hoy y aquí dejaré de lado. pero comprobable. Yo.de un Imperio y es -por razones que los cientistas sociales percibimos y podemos explicar mejor que nadie.

corporaciones. agencias. porque los primeros perjudicados son siempre los confundidos. a continuación. porque. 3. aggiornada. hablo de la democracia en una definición estricta pero asimismo razonablemente puesta al día. el mundo de hoy son cada vez menos gobernables. La otra. ni del francés dieciochesco. una "crisis de la representación". República y Democracia no son lo mismo. en tiempos que tenían cierto parecido con los actuales y vivían. Sobrepoblado no sólo de individuos. consecuentemente. la sociedad. Una. De ella. Lo que ahora tenemos en verdad. y recuerdo que "gobernar" es un verbo propio de la política. si acaso. pero en cualquier caso es un second best. miles de millones. cierto. organismos. donde me imagino que la única excepción podría ser España. que los políticos mismos apenas se justifican por la diferencia que hacen o pueden hacer. legalizarlos y asimismo tratar de legitimarlos. es en realidad cada vez menos y menos posible. y desprotegido. sino de estados y de actores. El mundo de hoy esta sobrepoblado. también lo hace el orden político. así como en América Latina y más a la izquierda. porque está seriamente enfermo. la concepción del tipo de Niklas Luhman o. porque la democracia. en sentido estricto.certeza. y lo que cada vez más tendremos en el futuro. Lo pongo en unas pocas tesis para la ocasión. De allí la impotencia tan visible. acción y decisión cada vez más reducidos. la de las convergencias entre todos los partidos. también como horizonte ideal creible. no lo fueron nunca. que todo lo apuntado sucede 1. las derechas y las izquierdas. como tal. organizaciones. No ya ni sólo el orden social expulsa a los suyos. por ejemplo los obispos franceses.acompaña. Emilio De Ipola escribió recientemente sobre las dos concepciones polares de la política que registra nuestra literatura. yo mismo en algún libro. o punto por punto de los recién enunciados. salvo por verdadera excepción. incluso cuando se anuncia como anticipándose o eludiendo sus mandamientos. tanto como la llamada "República del centro". que todas las discipinas la tienen. la idea de que. y por tanto pasan crecientemente del vivir para la política al vivir de la política. y se dice que más democrático? Mencioné hace unos instantes la existencia de una lógica sistémica. la concepción fuerte. riquísimo. así como corre detrás de los mercados. la concepción débil. del mismo Marx. o en suma de la democracia que hoy puede creerse "posible"). 2. es decir. Y no se han pronunciado sólo ellos. ya lo han hecho unos cuantos. son repúblicas. nada del hoy absolutamente imposible y anciano tipo ateniense. yo quiero extraer y hacer referencia sólo y apenas a la siguiente parte de su malla. Bauman lo señala para Europa. qué podríamos pues decir nosotros en América Latina y en la Argentina… ¿Cómo es que sucede esto. aquí. por ejemplo Norbert Lechner (y aprovecho para mandarle a Norbert un saludo el más cordial y de aliento. Y bien. es manifiesto que. sino también porque ha crecido una exclusión política stricto sensu. han disminuído el interés y la participación política. o su red. ni del socialismo que se decía camino al comunismo. a los que en todo caso -y cuanto más. las sociedades. cuando lo tenemos. evitemos las confusiones. la política puede efectivamente dirigir o redirigir la marcha de una sociedad. peleando por su vida). la de la política como cosa "entornada" o bien derivada y subordinada a unos procesos más complejos. sobre todo seguidismo económico y financiero y tecnológico. empresas . más atrás en el tiempo. no lo fueron ni en el mejor momento de la idea republicana. De lo que resulta. por qué pasa esto? ¿No es el mundo cada vez más rico. al menos en unos que otros momentos. Ahora voy por partes. o su telaraña. porque la política tiene actualmente. la política hace más que nada seguidismo. el creciente desprestigio y también la creciente corrupción de las instituciones políticas y de los políticos en todos estos años. va a su zaga. en general corre detrás de los acontecimientos. A saber. Sobre la incapacidad actual de la política ya se han pronunciado en Europa y a la derecha. Y el mismísimo "apagón ideológico" de nuestro tiempo. hoy. La política hoy apenas si puede conducir nada. en una acepción mínimamente rigurosa (digo: nada utópica. y con ello. entre politólogos y por nuestra legítima deformación profesional. márgenes de iniciativa. porque no sólo la exclusión social ha crecido. dicho sea de paso. Además. según lo que ya vio Max Weber hace casi noventa años. y 4. Una república no es cosa en absoluto despreciable. y aparece por lo común más bien para "homologarlos". como se vive hoy. o sea al "cuentapropismo".

toda reforma profunda y. esclavas de un sinfín de consecuencias no queridas. toda re -constitución política auténtica. Recuérdese tan sólo a Hobbes y. que. extravía su origen y forma en las penumbras de la historia. encontrarse clasificados y diferenciados los individuos en estamentos y clases y corporaciones. "Contra la tesis de los politicistas. por tanto un mantenimiento en principio largo de las desigualdades sociales. Eso lo ha descubierto ahora hasta el señor Bush. veló tanto como redujo entonces el papel de la política y el estado. Es una inmensa red de redes. "Es verdad que la historia la hace el individuo. Versión laica del dicho católico según el cual "El hombre propone pero Dios dispone". en definitiva valores. Al contrario. y una trama tan infinita cuanto enmarañadamente entretejida. una saga que hoy viene cada vez más al caso. En suma. A este propósito. etcétera. las cuales ajustan de hecho la vida de los individuos y el conjunto de ellos pese a haber tantas distinciones según cuna. Como decía Sartre hace tantos años (lo cito de memoria). tan agudamente narrado por Hanna Arendt. Corto aquí la cita. Burke. . y. riqueza. verdaderamente lo lamento. porque el mundo de hoy según sus características. Robert Nisbet y Sheldon Wolin. pero también la hacen los otros individuos". en todo caso. el inevitable reflejo de éstas en el orden político y estatal. por definición una cosa muy bajamente gobernable. ¿no es esto. serían utópicas y peligrosas.status. evito remontarme a antecedentes más viejos ni a sucesivas variaciones en el tiempo). más o menos lo que dije antes. y más o menos la confirmación de que la concepción débil de la política es la que se ajusta hoy mejor a los hechos? Lamento decirlo. Y bien. "El llamado 'descubrimiento' de la Sociedad por los últimos. y conduce a la dispersión del poder … De tal modo. que fuera una política democrática la que mandase. la idea de esta segunda corriente vino a decir que la sociedad es el resultado último de incontables autores. lo que efectivamente sucede todavía y cada vez más. Según las nuevas perspectivas. El último tercio del siglo xx significó el apogeo de esta tendencia. Y.poderosas. "Desde luego. (Para no salirme de la modernidad. convendrá que recordemos alguna saga de la teoría política. Para mi economía. lo que nos contóla historia de la teoría política es que del estado se fue pasando poco a poco al government y de la política a la administración. ya para entonces o desde entonces estados-naciones. "históricas" y "sociales". el reverso de esta segunda moneda teórica implicaba e implica una cierta dependencia de la política y el estado respecto de la sociedad. fuera de otras cuestiones que levantaron con mejor o peor tino y acierto". en la misma línea. en el sentido relativamente propio de la palabra. creencias. o por autoridades locales en ejercicio del mando. según el caso. leyes. la teoría política -aun con sus diferencias entre autores y escuelasaceptaba que era la política la que daba existencia plena. y un orden … legitimado por un sistema complejo pero integrado de costumbres. a fortiori. organización y sentido a la vida de las entidades con el nombre de países. cualquier re-ordenamiento sobre la base de una tabula rasa. derechos y privi-legios. Es lo que señalaron en su momento los socialistas de una y otra suerte. más o menos. por ejemplo según las desigualdades supinas que contiene e incluso aumenta. tanto más. etcétera. Hume. de ahí. se basa en un sustrato desenvuelto como insensiblemente por una mano invisible. el poder debía / debe proteger. y redes de todo eso. el orden social era y es la obra. en rigor. Pero ya en ese tiempo y desde entonces surgieron los Montesquieu. de ningún modo podrían lidiar con semejante complejidad y llegar a nada positivamente útil. y. poderosos medios. a Locke y Rousseau después. En fin. Un "contrato político" entre todos o entre la comunidad y el gobierno. daba objeto y forma a cada unidad. y tratados y normativas intra e inter o multinacionales. a su turno. copiar el relato de esta saga del artículo sobre Ideología que acaba de publicarme la Revista de la SAAP ahora y aquí en distribución. educación. permítaseme autocitarme. bien precisaría que fuera la política la que mandase. Adam Smith. de una variedad de instituciones "heredadas" y sucesivamente practicadas sin ruptura. Transcribo: "Hacia (y hasta) el siglo xviii. y sus teorías entre más "orgánicas".

Y si no es esto. agrego. En rigor. lo que antes se llamaba "un gobierno mixto". desencantándola. parece. "representativa". No estoy menospreciando lo que otros y en otro tiempo llamaron "democracia formal". llegaríamos a una democracia. hablando como Aristóteles. En otras palabras. en general se martillaron y nos martillaron los dedos. también para sucesivamente obrar en consecuencia. o sea a estas alturas de la historia. Constitución y Estado de Derecho son desde luego parte ineludible de una democracia. a lo que parece no tienen reservado ningún uso para ella. es el régimen mismo de gobierno del estado que se autodenomina "democrático". el que está expulsando a la gente de su seno. Sea posible o muy difícil y aun imposible a la fecha. y más allá de los desarrollos económicosociales registrados en los lustros más recientes. Si es verdad que ellos daban en un clavo. y dos sujetos fundamentales. si la política no manda. No me parece. pero. me temo que la democracia sea cosa del pasado. ni que pueda serlo. y. Y eso que todavía consigue movilizarla -por lo menos en parte. Y. allá en lontananza. estoy muy lejos de eso. tal como funciona lo que impertérritamente se llama o da en llamar "democracia" y sigue llamando así en nuestros días. pero es"otra cosa" que una democracia sin comillas. La famosa y tan meneada "crisis de la representación" es el testimonio o el certificado de la situación en que estamos. Por supuesto. que por cierto no apuntalan sino que socavan la vida y la regulación democráticas. el pueblo. Todavía en el siglo xix y gran parte del xx se pudo creer que en el futuro. el ciudadano. en todo caso. Una política democrática es por fuerza una política "civilizada". lo que ha llegado a ser. uno individual. el ciudadano. una democracia propiamente dicha. mucha sangre y mucho dolor. por todo lo que dije antes y lo que vemos o leemos todos los días. no lo señalo para celebrarlo. y lo estuve siempre. pero que no caracterizan al propio régimen como tal tanto como a su desvirtuación de la letra. un idola fori de los de Bacon. Lo cual no quita los movimientos sociales y las luchas populares por gobiernos y políticas más responsables respecto del pueblo y la ciudadanía. Lo que estoy tratando de hacer es de llamar a las cosas por su nombre. Tenemos otra cosa y. empero. "Otra cosa". y se ha extendido en territorios y poblaciones. menos que menos mandará una política democrática. sin embargo y por lo demás. Stricto sensu. como cabe que sea entre cientistas políticos dignos del oficio. pero un gobierno electo independiente del electorado y elitista o. La propia democracia de hoy no es ni siquiera "representativa" sino y en todo caso electoral relativamente a cierto número de sus autoridades estatales. O de "baja calidad". sí. como también se dice. por cierto que una democracia ya in-directa. descreída. Y no voy a pasar ahora al racconto de lo que hace años vengo exponiendo que es en efecto lo que llamamos . como decía Rousseau. pero no acaba ahí. Efectivamente. pero no lo mismo. desde ya que no todas las autoridades estatales. ensimismada en lo suyo más personal y hasta cínica. resulta que es su propia manera de hacer política la que por sí misma está excluyendo más y más a quien es su actor decisivo. también la indirecta. "es otra cosa". Nada como una democracia y la democratización de nuestras sociedades depende de la política. Pasados los cuales. y otro colectivo. su rival verdadero es hoy la democracia sin comillas. No hay punto de comparación entre las dictaduras o los autoritarismos y esa misma "democracia" que se puso entre comillas. y dicho sea no muy de paso. pero tal cual es en realidad y tal cual opera en efecto. supone un principio no menos que un objeto irrenunciable. parecen haberse como estancado cuando no retrocedido en los últimos años. oligárquico. Por encima y por debajo de la afirmación o la recuperación del Estado de Derecho y las constituciones (y en buena hora esta ocurrencia). Léase bien El federalista. este rival verdadero es improbable. La "democracia" de hoy se ha quedado sin rivales ideológicos ni prácticos. lo que tenemos ahora es otra cosa.Ahora. sino para desmitificar la realidad y para que reconozcamos el hecho. en absoluto. simplemente. la soberanía popular. lo que hoy tenemos es una democracia mucho más extensa pero también mucho menos intensa. lo que podemos tener según cómo es el mundo de hoy. que ése sea todavía el caso. desgraciadamente. no nos empecinemos con su ya lejano aire de familia con el o los "originales". O bien lo que Hamilton y Madison llamaban "gobierno representativo". entre elección y elección. que también.para los momentos electorales. la lección la aprendimos con sangre. volviéndola apática. A no confundirse.

ponernos a evaluar en qué consiste hoy "lo mejor políticamente posible". Muchas gracias por escucharme. que así es la cosa. los derechos humanos. incluídas las célebres ONGs. un analista político. conjugará (como avisó Montesquieu hace ya dos siglos y medio) la madera no sólo aristocrática sino que también oligárquica con la más popular y democrática. o su opuesto y aun su enemigo. nadie como el estado puede (en principio. El vértice fundamental de este triángulo. lo mejor posible. una república. la libertad. A los corazones democráticos la operación nos duele. En este sentido. sea que apuntemos a ello. la justicia. que es siempre la de dominación. Aunque sea desde difícil de imaginar hasta ciertamente peligroso pensar en un reemplazo de los partidos políticos -así últimamente los encontremos tan en falta con su función articuladora y representativa y tan "partidocráticos" o simplemente "corporativos". Hace mucho que sabemos que el estado no es "la réplica" de la sociedad sino. primero. es de volver más y más relativamente democrática la república. no obstante. o conforme. tal vez. los eximo pues de un resumen o un repaso. sólo que dentro de unos límites desgraciadamente más estrechos. Carlos Strasser . por supuesto. algunos cuantos. tanto como el campo público trascender al estado. de lo que políticamente se tratará. digo) expresar más apropiadamente el interés general. Y sime equivoco. Habrá que ver qué dicen y hacen a cada momento la sociedad civil y el mercado. más allá de cuanto ellas. Digo. de ahora en más. la organización. Eso escapa al mercado por definición. pero no tan clasista como hasta ahora. pero también no excluyente en lo social y en lo político. Pero. por lo menos algunos. rechazar que se nos hable de democracia cuando no la tenemos ni la podemos tener. El paisaje que pinto es pues el de una mesa de tres patas. siquiera en última instancia. Es sólo que creer en ilusiones y practicar la quijotada no ayuda. y. Algunos ya me habrán leído. creo. También. lo posible. Pero yo soy. Los diversos son los medios y los instrumentos. y no nos apresuremos ni prejuzguemos. aun si fuese republicana eso implicará que ya su pata más política. Asimismo el mercado tiene que tener y jugar un rol que entre tanto ya hemos advertido como insustituible. por lo pronto advierto que los valores que nos guíen serán siempre los mismos.democracia. el mayor número de países. a la naturaleza misma de éste. sean capaces de hacer a falta de estado o de su acción o de su compromiso. etcétera. desde luego. la equidad. Me parece. apenas. A ellos. De Estado de derecho. y a todos. la igualdad. Y todo lo demás que todos sabemos y queremos. que al lado de sus constantes siempre guardan también sus sorpresas. En fin. Civilizada. el interés de toda la sociedad. en cualquier caso. pero me parece que la tarea nos es ya irrenunciable. ojalá me equivoque para mejor. "la otra cosa". Ahora. la estatal. Toda la historia pertinente nos dice que esto no tiene vueltas. pero deseablemente republicana. por supuesto. o al menos muchas de ellas. tiene que ser distinto y será distinto según los países y según los problemas o los momentos. tan frecuentemente. sea que lo tengamos. a saber. Obrar en consecuencia supone. aunque éste sea igualmente ireemplazable y siempre central. su otro. Digo.en el nuevo orden que se insinúa como "el mejor" posible la sociedad civil tendrá que asumir cada vez más un papel muy activo. o trato de ser. Sobre todo si y en tanto en todo un número de países. pero también a la sociedad civil. déjenme por último decir que no estoy ni por un segundo queriendo desanimar a nadie. otros más podrán todavía hacerlo. segundo.