P. 1
La Ascesis Estetica Leonardo Lima, L.c_ - Leonardo Lima, L.C

La Ascesis Estetica Leonardo Lima, L.c_ - Leonardo Lima, L.C

|Views: 6|Likes:
Published by leo_leonis_2

More info:

Published by: leo_leonis_2 on Sep 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as TXT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/12/2015

pdf

text

original

ATENEO PONTIFICIO REGINA APOSTOLORUM Facultad de Filosofía

La Ascesis Estética La contemplación estética como ascensión intelectual y elevación ontológica, según los fragm entos 210a-212c del diálogo platónico del Simposio.

Profesor: P. Juan Gabriel Ascencio, L.C. Estudiante: Leonardo Lima, L.C. Número de matrícula: 0010409 Trabajo escrito del primer ciclo Roma 18 de abril de 2012 1. INTRODUCCIÓN griega a la concepción platónica de belleza.

De la kalogathia

Desde la llamada época oscura, entre los siglos XI y IX a.C., se nota en la liter atura griega la tendencia más marcada de unir el conceptos de bondad (??a???), con aquél de belleza (?a???). El aspecto externo del individuo venía a ser la manifesta ción más periférica de la profunda e intrínseca bondad moral del mismo. Con el desarrollo de las «Polis» y la llegada de la época clásica, este proceso se va ha ciendo cada vez más patente, la «areté», como ideal de excelencia global del ser humano, hace aún más fuerte y profunda la fusión de estos dos conceptos («kalogathia»). Platón (429-347 a.C.) nace ya en atardecer del siglo de Pericles . Las grandes con quistas de la edad clásica comienzan a venir abajo en una sucesión de acontecimiento s desastrosos que convulsionan la Hélade. Como griego, el fundador de la academia tenía muy arraigado en su pensamiento el c oncepto de la «kalogathia». Por esto no nos extraña que en el desarrollo de su filosofía sea de vital importancia, encontrar el fundamento último y radical de la intrínseca unidad entre tales conceptos. Concibiendo el mundo material como imagen pálida y contingente del mundo eterno y necesario, formado por las ideas, Platón nos pone delante un nuevo concepto de «kalo gathia». Quiere encontrar el fundamento de la «kalogathia». Este concepto más amplio de belleza (?a??? ?a? ??a???), unido a la bondad, es dign ificado ya que la bondad es la fuente las ideas. La verdad es emanada del sol d e la bondad y en contacto con las demás ideas, su luz hace destellar el esplendor de las formas, que constituye la belleza. Y después de esto, colegiría ya con respecto al sol que es él quien produce las estaci ones y los años y gobierna todo lo de la región visible, y que es, en cierto modo, e l autor de todas aquellas cosas que ellos veían. En estas páginas buscamos ir un poco más allá del concepto platónico de belleza. Para el fundador de la academia, la belleza material no tenía ninguna relación con la belle za eterna, como defendemos y queremos hacer ver con estas líneas.

en la novela de Dostoievski «El Idiota»: «La belleza salvará el mundo» . Platón presenta lo que llamábamos: «sed insaciable del amor». lo que significa el Amor. a su vez.1. Quizás el más propiamente «platónico» de entre ambos. Las argumentaciones allí expuestas sirvieron de inspiración. pues no tiene sentido preguntar por qué cada uno desea ser feliz. es designando como la «Via Pulchritudinis». El Amor es el deseo de lo bueno. Esto e s. ya que nos presenta referencias más afines a las ideas del maes tro de la academia.Este ya es casi mi cred o a nivel existencial y humano. repetir y escribir la célebre frase del príncipe Mi kin. sino que la concebimos como camino y medio necesario para preg ustar y llegar a la debida orientación en la vía de la belleza sin mancha ni corrupc ión. es buscada i nexorablemente por el ser humano a través de la sed insaciable del amor. Este vínculo de necesidad entre belleza y bondad. p ero. Nuestra proposición va en línea con lo que el Papa Benedicto XVI. por un lado. Como ya lo hemos visto. del estupor y de la maravilla propias de la experiencia estética. refiriéndo se a su característico reclamo constante de superación. que l a belleza tiene la capacidad de llevarnos al cumplimiento de nuestro fin último. pues creer en la belleza es vivir en la esperanz a. sino sólo a partir de su intrínseca unión con la bondad En este contexto. sea precisamente éste que estamos ahora por espigar. entonces. 2. 210a). ¿Qué ventaja procurará a cada uno la posesión de la Belleza? Habría que sustituir Belleza por Bien y. vivir en la esperanza es poseer la alegría y poseer la alegría significa desplega r todo el potencial contenido en nuestra humanidad. . para ofrecer una base humana de r eflexión que pudiera acoger debidamente las posteriores exigencias espirituales qu e nacen. EL INELUDIBLE RECLAMO DE SUPERACIÓN PROPIO DE LA BELLEZA. No me canso de meditar. que no se contenta con una belleza contingente y así se pone a hurgar algo que le aproxime a una belleza necesaria.Con la visión cristiana que anima nuestras reflexiones. camino privilegiado de evangelización y diálogo» producido por Pontificio consejo para la cultura. aplicando esta «sed» al ser huma no. necesariamente. Mucho de lo que afirmamos aquí se ve reflejado en el documento «La Via Pulchritudini s. nos hace ver. ya que poseer lo bueno es poseer la felicidad se llegaría a una respue sta última. el camino o la perspectiva del hombre que se abre a una di mensión del más allá dentro de lo ordinario. 2. como la teoría de las ideas o la de las formas universales. que esta capacidad no se da por si misma. el deseo permanente del bien. la belleza en Platón tiene una estrecha relación con la bond ad y esta. aunque quisimos detener nos intencionalmente en los escritos platónicos. El ideal de perfección y revelación del fin supremo que la belleza material nos hace pregustar (cf. creemos no sólo en la dignid ad de la materia. El texto del Simposio presenta dos modelos de escalas rumbo al ideal de la belle za. siendo el objetivo principal del deseo humano. por otro.

de otras muchas fruslerías mortales.que es vana la vida de un hombre que mira en esa dirección. siendo en Platón una pálida imagen de la idea de lo bello .1. específicamente única? Pero la belleza material en Platón no nos revela solamente un destello del esplend or del mundo de las ideas o la bienaventuranza del alma cuando esté ya libre de la s cadenas del mundo material. luego debe comprender que la belleza que hay en cualquier cuerpo .Y. ¿Acaso crees --dijo-. y pudiera contemplar la divina belle za en sí. le proporcionaría una «virtud verdadera». llegando con ella a la inmortalidad. en suma. La revelación del fin supremo que la belleza material nos hace pregustar La belleza de este mundo. La belleza material nos hace pregustar algo de la perfección última Por consiguiente. ni de colores ni. nos revela la inimaginable inefabilidad de la belleza en sí misma. si algún otro hombre puede serlo. deberá enamorarse en primer lugar de un solo cue rpo y engendrar en él bellos razonamientos. ya dentro del mundo de las ideas. luego debe comprender que la belleza q ue hay en cualquier cuerpo es afín a la que hay en otro y que. La belleza nos hace pregustar lo eterno. si su guía lo dirige rectamente. Siguiendo esta ascendiente. el alma.2. en efecto --dijo-. ya que está en contacto con la verdad? Y al qu e ha engendrado y criado una virtud verdadera. le será posible engendrar. debe ha cerse amante de todos los cuerpos bellos y calmar ese fuerte arrebato por uno so lo. cuando vea la belleza con lo que es visible. La «via pulchritudinis» como camino de educación. de cierta form a. si su guía lo dirige rectamente. La inmortalidad. cuando alguien asciende a partir de las cosas de este mundo me diante el recto amor [ ] y empieza a divisar aquella belleza. no ya imágenes de virtud. es asociada a la «via pulchritudinis». a través de la belleza.1. puede decirse que to ca casi el fin. pues --dijo--. es posible entrever la import ancia que tiene una adecuada formación a través de la belleza. 2. ¿Qué debemos imaginar. 2. «participando» de la plenitud que busca y a la vez es atraído. sin mezcla y no infectada de carnes humanas. inmortal ta mbién él? Platón nos pone delante de una escala de valores ulterior. se encontr aría con la verdad que. despreciándolo y considerándolo insignificante. limpia. sino que comporta también una profunda elevación en el campo de la ética. a su vez. Mientras el hombre asciende la escala de lo bello. al no estar en contacto con un a imagen.2. Platón nos pone delante de lo que yo llamaría una «intuición de la doctrina del acto y p otencia». sino virtudes verdaderas.1.que quien quiera ir por el recto camino a ese fin comience desde joven a dirigirse hacia los cuerpos bellos Y.que sólo entonces. enamorarse en primer lugar de un solo cuerpo y engendrar en él bellos razonamientos. si le fuera posible a alguno ver la belleza en sí. He aquí una razón fuerte para profundizar f ilosóficamente en las razones que orientan y dan fundamento a esta «intuitio finis». ¿no crees que le es posible hacerse amigo de los dioses y llegar a ser. ya está. es una gran necedad no considerar una y la misma la belleza que hay en todos los cuerpos Una vez que haya comprendido esto. A partir de esta relación entre belleza y fin último. qu e contempla esa belleza con lo que es necesario contemplarla y vive en su compañía? ¿O no crees --dijo-. a «hacerse amigo de los dioses». 2. Es preciso. pura. como fin supremo del hombre. si es preciso perse guir la belleza de la forma.

El texto del «Banquete» nos habla principalmente acerca del tema del amor. en primer lugar. que si rva para orientar debidamente el amor. que si consideráramos solamente el ambiente y la form a en que el texto está entretejido. a saber. en contraposición a la contradicción del «relativismo absolutista» q ue parece imperar en el pensamiento hodierno. Siendo la experiencia estética en sí misma. El banquete es el ambiente propicio para transmitir a sus más cercanos el agudo conocimiento a él confiado por la «extranjera de Mantinea» . en todos sus particulares. permea el argumento del pasaje que estamos cons iderando. crear unos sólidos. en clave de adiestramiento o instrucción acerca de una revelación o doctrina recibida. tras haber contemplado las cosas bellas en ordenada y correcta sucesión. aunque sea el tema principal del fragmento que orienta estas reflexiones. supuestos.2. por lo tanto.es afín a la que hay en otro y que. belleza y la concepción de iniciado En la cultura y religión griega. iniciaba sus «pupilos» o discípulos. detentor de conocimi ento o. a través de ella. puentes de diálogo entre las diversas culturas y generaciones. es el iniciador tamb ién de una teoría de educación a través de la belleza. P latón hace referencia a los principios de una educación a través de la belleza. ámbitos o contex tos ideológicos. por lo que precisamente se hicieron to dos los esfuerzos anteriores. es un tema secundario en la elaboración del dialogo. Sócrates. A pesar de eso las consideraciones aplicadas a nivel educativo son interesantes 2. ni bello respecto a una cosa y feo respe . y no en sus causas próximas. descubrirá de repente. aquello mismo. que se articulan. una nueva oportunidad o ámbito de unión en el es fuerzo por reforzar las bases de una cultura y educación basadas en el concepto de naturaleza humana. a la vez. es una gran necedad no considerar una y la misma la belleza que hay en todos los cuerpos. llegando ya al término de su iniciación amorosa. Podríamos decir. una experienc ia común a todos los hombres. algo maravillosamente bello por na turaleza.1. En este contexto un maestro. ni unas veces bello y otras no. quien hasta aquí haya sido instruido en las cosas del amor. afirmaríamos que se trata verdaderamente de una «criptodoctrina». es posible. Amor.2. Sócrates relata las instrucciones de Diotima. o al m enos sostenibles. 2. poderes ocultos. me gusta concebir este text o como medio de diálogo y camino de educación para todos los hombres. Baste recordar los misterios dionisíac os u órficos.2. El reclamo de superación y la necesidad de la ascesis estética en la Via Pul chritudinis En efecto. Platón. en segundo lugar. Más allá de la forma o de la teoría. la bellez a. en una doctri na o rito desconocidos por los demás hombres. no a una teoría estética pura. una perspectiva personal. que. existe siempre y ni nace ni perece. no es bello en un aspecto y feo e n otro. Yendo un poco más allá del mero aspecto formal o de las implicaciones educativas que veremos en algunos otros apartados de este trabajo. Este detalle nos lleva a hacer p resente que lo que aquí viene dicho no se presenta tan explícitamente en el texto. Esta concepción de maestro e iniciado .3. Esta experiencia común puede ser el medio propicio para evitar tensiones en cierto s ambientes. siendo el primer a establecer una «protodoctrina» estética. si es preciso perseguir la belleza de la form a. propiciando. 2. ni crece ni decrece. siempre estuvo muy presente una profunda tendenci a al gnosticismo o esoterismo.

Hemos comenzado este apartado con este célebre texto de Agustín de Hipona. ea me tenebant longe a Te. sino la belleza en sí. Otro aspecto que podríamos llamar definir como «existencial» en el texto de Platón (ente ndiendo el término existencial. como hombres). o sea. podemos valernos de nuestra propia experiencia para decir que a pesar de buscar inexorablemente y de. invita el ser a la consideración de su inmortalidad. la inteligencia y la voluntad tienden hacia un bien. en algunas ocasiones. La necesidad de la ascesis estética en la «Via Pulchritudinis» En efecto. podemos decir que la belleza. que es si empre consigo misma específicamente única. es el reclamo de superación y la necesidad de la «ascesis estét ica» en la ruta de la vía de la belleza. 2. que en contacto con las demás ideas. quien hasta aquí haya sido instruido en las cosas del amor. ni como un razonam iento. Este bien. deform is irruebam. et in ista formosa.cto a otra. sero te amavi! Et ecce intus eras et ego foris. Gustavi et esurio et sitio. Sero te amavi pulchritudo tam antiqua et tam nova. ni como existente en otra cosa.3.2. ni aquí bello y allí feo. Fragrasti et duxi spiritum et anh elo tibi. quae si in Te non essent. descubrirá de repente. en un s er vivo. ni le ocurre absolutamente nada. en la tierra.3. 2. haciéndola pregus tar una mínima parte de la contemplación y de la elevación ontológica definitiva que col mará todas las aspiraciones que ahora posee. coru scasti. En aquellas consideracione s yo encontraría el núcleo tanto humano. El reclamo de superación propio de la belleza. el motor o la causa de esta exigencia pro funda y continua de perfeccionamiento. Ni tampoco se le aparecerá esta belleza bajo la forma de un rostro ni de unas ma nos ni de cualquier otra cosa de las que participa un cuerpo. tras haber contemplado las cosas bellas en ordenada y correcta sucesión. como modelo para comprender esta extraña y misteriosa sed de belleza que posee todo hombre. o bondad (en grigo a?a???a) irradia el mund o con la verdad (en griego a???e?a). Tetigistime et exarsi in pacem tuam En la consideración de la belleza. no se cumple. mientras que todas las otras cosas bellas participan de ella de una manera tal que el nacimiento y muerte de éstas no le ca usa ni aumento ni disminución. interpela profundamente. Vocasti et clamasti et rupisti surditatem meam.1. splenduisti et fugasti cecitatem meam. que es pr opuesto por el Pontificio consejo de la cultura. como si fuera para unos bello y para otros feo . A nivel humano. quae fecisti. non essent. cuando hace el relato de las distintas jerar quías de la belleza. A nivel espiritual. nuestra sed de de belleza y nuestro deseo de encontrar algo que colme tan anhelo. et ibi te quaerebam. Es éste un tema que será tratado detenidamente en el próximo capítulo . como esplendor de lo eterno en este mundo. lo que nos llama (?a?? ??). El texto platónico al que estamos haciendo referencia. hace rel ucir al mundo el esplendor de su forma: la belleza (?a?ía). por ejemplo. camino privilegiado de evangelización y diálogo». aquí trataremos simplemente el origen. como experiencia compartida y probada por todos no sotros. lo que me llama la atención. . presenta este anhelo profun do y la dirección que se le debe dar. al bien. lo que interpela toda mi inteligencia y voluntad. en el documento «La Via Pulchritu dinis. en el cielo o en algún otro. po der gozar verdaderamente de lo bello. o si vamos más profundamente. como espiritual de este reclamo (en griego ?a????) propio de la belleza (en griego ?a?ía). En apartados anteriores ya hicimos ver el ideal de perfección y la revelación del fi n supremo que la belleza material nos hace pregustar. Mecum eras et tecum non eram. ni como una ciencia.

de un hombre o de una norma de conducta. «convic Después de las normas de conducta debe conducirle a las ciencias. El primer es el más descriptivo y propiamente esquemático: Es preciso. mediocre y corto de espíritu. por lo que precisamente se hicieron to dos los esfuerzos anteriores Llegados a este punto. por servil dependencia. hasta que fortalecido entonces y crecido descubra una única ciencia cual es la c iencia de una belleza. La cosa más bella p ara alguien sin una debida educación será lo que colma sus meras aspiraciones vegeta tivas o funcionales. sucede lo mismo. el de una planta serán las tres funciones básicas del viviente. engendre mu chos bellos y magníficos discursos y pensamientos en ilimitado amor por la sabiduría . si su guía lo dirige rectamente. En este contexto es donde insertamos el concepto de «ascesis estética». Lo s diversos seres limitados participan del Ser ilimitado. no sea. ya que implica «abandona r lo apegos» y las «dependencias serviles » a niveles o estadios más bajos o intermedi os en la «Vía Pulchritudinis» 3. aquello mismo. El texto platónico presenta básicamente dos modelos de escalas en la consideración de la belleza. culmen de la jerarquía de l ser y de la perfección. En el texto de Platón vemos varios términos que están en consonancia con el aspecto qu e aquí queremos hacer notar. cada ser tiene su propio ideal o es orientado hacia aquello que cons idera como máximo bien en su estado. tal como: «esfuerzo» . en la ontología platónica. debemos ampliar un poco el horizonte de nuestra explicac ión para entender mejor el término «ascesis». A nivel humano-racional-estético. a la belleza de un solo ser. cual la de un muchacho. el del hombre la racionalidad. podemos pasar a la consideración estética. enamorarse en primer lugar de un solo cuerpo y engendrar en él bellos razonamientos. Todo el texto está concebido como una invitación a levantar la mirada y emprender un camino de purificación en la consideración de la belleza.que quien quiera ir por el recto camino a ese fin comience desde joven a dirigirse hacia los cuerpos bellos y. a saber. apegándose. Sócrates. como un esclavo. pero a la vez exigente. con el que quisimos intitular este trabajo . en lo que se puede apreciar en la consideración global de sus obras. Platón. Teniendo esto presente. luego debe comprender que la belleza que hay en cualquier cuerpo . Dentro de su grad o limitado. Este camino es presentado por Platón como un camino natural. fijando ya su mirada en esa inmensa belleza. para alguien re ligioso la experiencia de la oración y la unión con Dios. para que vea tam bién la belleza de éstas y. sino que. supone necesaria una ascesis de modo a lograr alcanzar el más alto grado de aptitud o cap acidad en la contemplación de la belleza.llegando ya al término de su iniciación amorosa. «ascensión» «correcta sucesión» . EL SENTIDO DE LAS DISTINTAS JERARQUÍAS DE BELLEZA PRESENTADAS EN LOS FRAGM ENTOS DEL DIALOGO. En Platón el concepto de participación es fundamental. vuelto hacia ese mar de lo bello y contemplándolo. para un niño los objetos de la fantasía pueril. más específicamen te. en efecto --dijo-. Ante todo nos debemos mater en los presupuestos del pensamiento y. Así el mayor bien de una piedra es su existenci a. algo maravillosamente bello por na turaleza.

fijando ya su mirada en esa inmensa belleza. si fuera posible. le merece la pena al hombre vivir: cuando contempla la belleza en sí. El modelo de las distintas jerarquías no es solamente orientativo. ¿Qué debemos imaginar. 4. ante cuya presencia ahora te quedas extasiado y estás dispuesto. para que vea también la belleza de éstas y. A continuación debe considerar más valiosa la belleza de las almas que la del cuerpo . llegando ya al término de su iniciación amorosa. te parecerá que no es comparable ni con el oro ni con los vestidos ni con los jóvenes y adolescentes bellos. con tal de poder ver al amado y estar siempre con él. ya que concibe l o que llamaríamos «Resolutio Amoris ». amando todo ser y belleza en la medida adecuada . algo maravillosam ente bello por naturaleza. LA CONTEMPLACIÓN DE LA BELLEZA EN SÍ MISMA. tanto tú como otros muchos.yo lo llamaría más precisamente alegoría.de la caverna» quiere representar los distintos niveles de conocimiento: el de la experiencia. haciéndolo portador de un amor universal q ue fuera hacia las causas últimas. más q ue en ningún otro. para que sea obligado [ ] a contemplar la belleza que reside en las normas de conducta y en las leyes. arbitrario u oc asional. para que conozca al fin lo que es la be lleza en sí . si le fuera posible a alguno ver la belleza en sí. como la resumida. de uno solo a dos y de dos a todos los cuerpos bellos y de los cuerpos bellos a las be llas normas de conducta. por lo que precisamen te se hicieron todos los esfuerzos anteriores El segundo es un resumen o un repaso de las etapas recorridas hasta entonces: Pues ésta es justamente la manera correcta de acercarse a las cosas del amor o de ser conducido por otro: empezando por las cosas bellas de aquí y sirviéndose de ella s como de peldaños ir ascendiendo continuamente. Así como el «mito. en base a aquella belleza. Aunque el texto se encuadre dentro del argumento de una educación para el amor. COMO CULMINACIÓN DE TODA LAS ASPIR ACIONES DEL ALMA (211C-212C) 4. el físico (científico) y el filosófico. pues --dijo-. quien hasta aquí haya sido instruido en las cosas del amor.1. a saber. [ ] Después de las normas de conducta deb e conducirle a las ciencias. pura. el esquema de la tripartición del conocimiento nos parece original. debe hacerse amante de todos los cuerpos bellos y calmar ese fuerte arrebato por uno solo. a no comer ni beber. [ ] engendrar y buscando razonamientos tales que hagan m ejores a los jóvenes. Si alguna vez llegas a verla. des cubrirá de repente. El sentido general de la contemplación estética según el texto En este período de la vida.es afín a la que hay en otro y que. un conocimiento o afecto que. por servil dependencia. orientado por la belleza. y de las normas de conducta a los bellos conocimientos. así yo aplicaría esta misma concepción a ambas jerarquías. querido Sócrates --dijo la extranjera de Mantinea--. despreciándolo y consid erándolo insignificante. si es preciso perseguir la belleza de la form a. sino únicamente a contemplarlo y estar en su compañía. ta nto la esquemática. no sea. tras haber contemplado las cosas bellas en ordenada y correcta sucesión. aquello mismo. [ ] En efecto. es una gran necedad no considerar una y la misma la belleza que hay en todos los cuerpos. Sócrates. y partiendo de éstos terminar en aquel conocimiento que es conocimiento no de otr a cosa sino de aquella belleza absoluta. Podríamos decir que los distintos aspectos o niveles de belleza presente en las je rarquías del texto platónico son agrupables dentro de las categorías de los tres estam entos del conocimiento. mediocre y cor to de espíritu. sin mezcla y n . sería capaz de elevar al hombre. limpia. Una vez que haya comprendido esto.

y pudiera contemplar la divina belleza en sí. El primer término que nos viene referido es «virtud» . lo que constituiría la belleza. vemos que la p róxima expresión utilizada por Platón para hacer patente esta progresión ideal es exacta mente la palabra verdad. respecto a la belleza por esencia. Esta «tríade» confirmaría la teoría de la experiencia estética glob al del fundador de la academia. permite al hombr e contemplar la belleza en sí. le merece la pena al hombre vivir. nosotros no quisiéramos adoptar el desprecio de la belleza contingente en nombre de la absolutización de la belleza e terna. de otras muchas frusle rías mortales. que hemos querido hacer ver con estas páginas. querido Sócrates. ya citada anteriormente. Discrepando de la posición platónica. Platón pone esta belleza eterna infinitamente por encima de las bellezas efímeras de este mundo. específicamente única? En este período de la vida. más que en ningún otro.o infectada de carnes humanas. pero teniendo en cuent a la fusión de planes que aquí se entremezclan. Platón nos presenta la visión de la belleza como culminación del pro ceso de «Ascesis». Interpretamos este frag mento conforme la imagen. interpretado como la bondad. en suma. y va más allá aún cuando nos hace referencia al concepto de «vi rtud verdadera» El medio para esta contemplación es naturalmente la mente . las diversas cuestiones que Diotima le va refiriendo. del Sol. sino como su dignificación a través de la relación. Confirmando el ejemplo de referencia citado en el párrafo anterior. no como una total desvaluación de lo accide ntal. abriendo espacio a una concepción unitaria de la contemplación estética. ni de colores ni. . sino en un «espíritu encarnado». esplendor de la verdad proveniente de la bondad ete rna. yo superaría el espiritualismo platónico . En la última parte del fragmento que estamos analizando. en unión con la filosofía. haciendo con que resplandezca en estas el esplendor de sus formas. ya que está n o se da en un espíritu puro. Platón nos presenta por boc a de Sócrates. Concebimos la «Via pulchritudinis». que lanza sobre las demás ideas los rayos de su verdad. El camino de la elevación propia del amor. ético y gnoseológico. En el texto l a contemplación de la belleza viene identificada con la unión entre la misma belleza . la verdad y la bondad. El texto en este punto se hace un poco oscuro ya que une los planos estético. la continuidad y la inherenc ia que tiene. La belleza en pri mer término nos reflejaría la imagen de la verdadera virtud.

5. «Questa antica triunità della Verità. Heidegger. come ci era sembrato ai tempi della nostra presuntuosa giovinezza materialistica. Gadamer. inattesi saranno i germogli della Bellezza a spuntare e crescer e nello stesso posto e saranno loro in tal modo a compiere il lavoro per tutti e tre» . podría imaginar la gran intuición que tuvo al legarnos las líneas del fragmento sobre el que venimos deteniendo nuestras reflexiones. troppo precoci e indifesi. mentre i germogli della Verità e del Bene. Se. entre otros. Hegel. principa lmente. tomándola en algunas ocasiones como objeto fundamente o al menos importante en sus consideraciones. Muchos de los grandes pensadores como Kant . le cime di questi tre alberi si riuniscono. diál ogo y promoción de arte. por más que contemplase todo «sub specie aeternitatis» desd e el mundo de las ideas. La fecundísima unión entre su legado doctrinal y las diversas ma nifestaciones artísticas. viene hoy emprender una nueva iniciativa en línea con las p roposiones que venimos exponiendo hasta aquí. En un momento de crisis y disgregación de la concepción de belleza. la Iglesia vuelve a promover lo s valores de una estética que eleva y dignifica el ser humano. CONCLUSIÓN Creo que ni el mismo Platón. come dicevano i sapienti. imprevisti. la Iglesia Católica reconoce el valor propio de la estética en la educación humana. del concepto mismo de naturaleza humana. vengono schiacciati. no pudieron quedar indiferentes ante e sta realidad desconcertante. viene a es tablecer las líneas de un renovado empeño en la misión humana y espiritual del arte. Esperemos que los esfuerzos en este sentido sean fructíferos y se multipliquen por el mundo. es y será un inquietante para el ser humano. En este mismo camino. La consideración de la maravilla y del esplendor causad por la belleza. fue. del Bene e della Bellezza non è semplicemente una caduca formula da parata. depositaria de una tradición bimilenaria de asociación. forse str ani. El ya citado documento « Via Pulchritudinis Camino de evangelización y diálogo». strappati e non giungono a maturazione. Por eso mismo la Iglesia. arte y. está presente en los monumentos religiosos de mayor reliev e alrededor de todo el orbe.

.........4 2.... .1.. El ideal de perfección y revelación del fin supremo que la belleza material nos hace pregustar (cf.........1. El reclamo de superación propio de la belleza .....6 2.7 2... La necesidad de la ascesis estética en la «Via Pulchritudinis» 3... La revelación del fin supremo que la belleza material nos hace pregustar 2....2. La belleza material nos hace pregustar algo de la perfección última . El reclamo de superación y la necesidad de la ascesis estética en la Via Pulc hritudinis ... LA CONTEMPLACIÓN DE LA BELLEZA EN SÍ MISMA.2.3... Más allá de la forma o de la teoría.. El sentido general de la contemplación estética según el texto 5..... una perspectiva personal ... Amor.3 2.......1...... 210a) .....2.... . INTRODUCCIÓN: De la kalogathia griega a la concepción platónica de belleza 2. EL SENTIDO DE LAS DISTINTAS JERARQUÍAS DE BELLEZA PRESENTADAS EN LOS FRAGM ENTOS DEL DIÁLOGO . ..2....... EL INELUDIBLE RECLAMO DE SUPERACIÓN PROPIO DE LA BELLEZA 2.ÍNDICE 1.....10 4..2... . COMO CULMINACIÓN DE TODA LAS ASPIR ACIONES DEL ALMA (211C-212C) ..2.1..3.. CONCLUSIÓN 14 .3.. 5 2.. ..1......6 2... belleza y la concepción de iniciado 5 2. . La «via pulchritudinis» como camino de educación .... .........1...1...11 4...

Plaza & Janés. LUCAS LUCAS.. PLATONE. Volume 3. BEVILACQUA.shtml [18-04-2012] .monografias. Sociedad de Educación Atenas. PONTIFICIO CONSEJO PARA LA CULTURA. (27-28 de marzo de 2006). TATARKIEWICZ.. History of Aesthetics (Ancient). texto italiano de Opere Complete. Madrid. EEUU. Sobre el banquete de Platón. 2008. Roma 1993. Thoemmes Press. 1998. in http://www. Madrid. 1995. Volumen 1. El hombre espíritu encarnado.com/trabajos14/banquete-platon/banquete-platon. Simposio. Madrid. Valladolid 2007.. Historia de los griegos.BIBLIOGRAFIA PLATÓN. Documento «Via Pulchritudinis» Camino de evangel ización y diálogo. Editorial Maxtor. I. 1999. J. W. Vi rginia. Biblioteca de A utores Cristianos.M. Simposio. R. MONTANELLI. Editori Laterza. ASAMBLEA PLENARIA 2006.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->