You are on page 1of 1

SI EL SIGLO PASADO TERMINO EN UNA TREMENDA CRISIS DE VALORES, SEÑALE EL PROBLEMA, LAS CAUSAS Y LAS POSIBLES SOLUCIONES.

SEGÚN AXEL CAPRILES

El problema: Axel Capriles en su libro “La picardía del venezolano o el triunfo de tío conejo” explica que el término “pícaro” puede presentar distintos significados de acuerdo a la sociedad en que se encuentre, esto basado en ejercicios realizadas por este autor en el que pregunto a catorce venezolanos que vivían en la ciudad de Zurich, Suiza: ¿Qué era lo contrario a un pícaro? La respuesta de estos fue: “un pendejo”, “un bolsa”, “alguien a quien le falta chispa”, “un pajúo”, un huevón, “un bobo”, “un tipo quedado”; y a catorce suizos: “un caballero”, “un hombre honorable”, “sincero”, “una persona virtuosa”, “honrado”. En este sentido, Axel Capriles argumenta que estas dos percepciones, forman dos puntos de vista muy distintos, dos maneras de ver el mundo o perspectivas culturales divergentes, dos formas de conciencia.

Causas: Según Axel Capriles son: que la personalidad modal venezolana se caracteriza por el rechazo a la norma y el gusto por lo ilegal. Es el individualismo anárquico. La costumbre de solucionar de solucionar los conflictos por vías legales e institucionales no es parte de nuestra cultura subjetiva.

Posibles Soluciones: Según Axel Capriles las soluciones que plantea son: la creación de cultura, las formas culturales, fijación de límites. Los aspectos negativos del pícaro se pueden matizar estimulando todo lo que inhibe, en primer lugar creando la confianza, es fundamental, porque el pícaro precisamente si sabe que el otro lo puede engañar, lo incita inmediatamente a la desconfianza, si en ti está activado ese patrón mental de desconfianza, de engaño, obviamente no vas a sentirte contento.