You are on page 1of 17

La historia y la práctica del bautismo infantil en la Iglesia

Por Victor Chendekemen Yakubu

Introducción

La iglesia primitiva llevó a cabo fielmente el mandato de Cristo: "Id por


todo el mundo y predicad el evangelio a toda la creación. El que creyere y
fuere bautizado, será salvo, pero el que no creyere, será condenado "[Mc.
16: 15 - 16]. El Espíritu les permita poder y se nos dice a los apóstoles
convertidos en Pentecostés 3000 y los bautizó. Comenzaron la
proclamación del Evangelio de Jerusalén a Judea y luego a todo el mundo
como Cristo mandó [cf. Hechos 1:8]. La propagación del evangelio a otras
partes de la tierra simboliza la universalidad de la Buena Noticia.

La admisión de nuevos miembros al redil cristiano fue a través del rito del
bautismo. El análisis de las Escrituras muestra que el bautismo de los
adultos es indiscutible. En Hechos, Cornelio fue bautizado con toda su casa y
el eunuco etíope fue bautizado por Felipe. Hoy en día todas las confesiones
cristianas bautismo de los adultos la práctica. Pero lo que se discute entre
las denominaciones es "el bautismo de infantes." Las principales
denominaciones cristianas, la Iglesia Católica en particular - la práctica del
bautismo de infantes. Pero lo que se discute entre las denominaciones es
"bautismo de los niños". Algunos de los principales confesiones cristianas la
práctica "bautismo de los niños" a día de hoy, mientras que otros rechazan
la práctica. Esta posición divergente sobre este importante aspecto del
debate de hace pocas diferencias si la Escritura tiene ninguna referencia real
a la práctica de "bautismo de los niños" o no. La escritura no tiene
referencias explícitas. Pero las referencias se registran en la Biblia que
indican que el conjunto de los "hogares" fueron bautizados [Hch 16, 15, 33,
2.

18: 8; 1 Cor. 1: 16]. De esto se deduce que significa que estas referencias
bíblicas apoyar la práctica del bautismo infantil en los siglos primero y
segundo de la era cristiana. Me detendré en estas dos fuentes: la Biblia y la
Tradición para tratar esta "controversia bautismo de los niños".

Reseña histórica de Bautismo de Infantes controversia

La práctica de bautizar a los niños se considera una norma de tradición


inmemorial, tanto en el Este y en los ritos de la Iglesia occidental. El
bautismo de infantes se desarrolló a partir de una circunstancia totalmente
diferente en la que el cristianismo se encontró cuando la sociedad se apartó
de las prácticas paganas. En otras palabras, el problema del bautismo de los
niños surgió de la cuestión de quién debe ser bautizado en la nueva fe. ¿A
qué edad debe un nuevo converso a ser bautizados en la grey cristiana y
convertirse en miembro de pleno derecho?

El bautismo es el ritual público de la recepción de nuevos miembros en el


Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia. Esto requiere una respuesta de fe
personal, la voluntad y disposición del nuevo miembro para recibir el
sacramento acompañada por la gracia de Dios. Hay pruebas que
demuestran que el bautismo de infantes se practicaba en la Iglesia en el siglo
III. En el segundo, San Policarpo, obispo de Esmirna, en alrededor de 177
dC, fue impugnada de negar su fe cristiana y de rescate a sí mismo de
martirio. Él se negó y respondió: "Por ochenta y seis años, he servido, y él
nunca me hizo mal. ¿Cómo puedo blasfemar contra mi Rey que me ha
salvado? "1 Supongamos que Policarpo vivió durante ochenta y seis años,
esta declaración significa que fue bautizado como un infante de servir al
Señor. Sin embargo, los opositores al bautismo de los niños afirman que
Policarpo refería a su edad biológica, el período que había estado vivo. Y
esto hace que el argumento complicado en ambos lados.
3.

Tertuliano [150 a 230 dC] uno de los grandes teólogos de África y maestro
de Occidente, dedicó un tratado conjunto sobre el bautismo de infantes.
Tertuliano utiliza mucho de imaginario, que ilustra la importancia del
bautismo. 2 Sostuvo que si bien no negaron que la validez del bautismo
infantil, el sacramento no debe otorgarse a los niños hasta que alcanzan la
edad de la razón. Deben ser bautizados, cuando hayan aprendido saber
quién es Cristo.

Se opuso a la vista en Mat. 19: 14-15, que dice: "Dejad que los niños
vengan a mí, y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de los cielos.
En su lugar, propone el siguiente análisis del texto, "Que vengan pues,
mientras que están creciendo; que vengan mientras aprenden, mientras se
les enseña a donde llegar, vamos a llegar a ser cristianos cuando se han
podido conocer a Cristo . ¿Por qué el período de la vida de inocentes se
apresuran a la remisión de los pecados? "3

La negación de Tertuliano sobre el bautismo infantil era a causa de profanar


sus promesas bautismales como la juventud en medio de las tentaciones de
los vicios paganos. Señaló algunas otras razones por su rechazo del bautismo
infantil como si se hereda una predisposición hacia el mal, los niños en
realidad no han pecado, y por lo tanto "no tienen necesidad de una
remisión de los pecados", "El bautismo implica grandes responsabilidades,
que deben ser realizadas únicamente por las personas de la inteligencia y el
carácter maduro establecido. Post-bautismal pecado expone los bautizados
y sus patrocinadores a una mayor condenación. "En su momento," los
patrocinadores que asuman responsabilidades graves, siendo necesaria para
dar testimonio de la realidad de la fe del candidato, el arrepentimiento y la
renuncia del pecado, y también a la promesa de ver sobre la vida del
candidato y dirigir sus pasos en el camino de la justicia 4.
4.

Pero Orígenes [185 a 254 dC] argumentó en contra de Tertuliano en


defensa de la práctica del bautismo infantil. El Comisario recalcó que el
bautismo es dado para la remisión de los pecados a la conclusión de que si
los niños son bautizados, es porque hay pecado en ellos que debe ser
remitido. Orígenes, declaró: "La Iglesia ha recibido de los apóstoles, la
tradición de dar el bautismo también a los niños". 5 Citó Ps. 51: 3, "He
aquí que yo estaba en iniquidad, y en pecado me concibió mi madre", como
un apoyo bíblico a la práctica. San Ireneo [c.140 - c. 202] bautismo de los
niños según lo informado por el apoyo de Orígenes, porque esto quita una
mancha heredada desde el nacimiento, y el pecado y la culpabilidad trajo
consigo de una vida anterior. 6

Más apoyo a la posición de Orígenes vino de su contemporáneo San


Cipriano. Obispo de Cartago [248 a 258 dC]. En el Concilio de Cartago en
el 253, Cipriano y otros padres del Concilio reprobado la opinión de que el
bautismo de los niños debe retrasarse hasta el octavo día después del
nacimiento. Él declaró: "Desde el bautismo y de la gracia. ... No se deberá
mantener a los bebés que, por recién nacido, se ha contraído el contagio de
la muerte de su antiguo Natividad primero, y se trata de recibir la remisión
de los pecados más fácilmente en esa cuenta que no es el suyo, pero otro de
los pecados son perdonado. "7 De acuerdo con el bautismo Cipriano es rito
de iniciación de la iglesia, espiritualmente más significativo que el ritual de
la circuncisión judía, y que se afecta a la regeneración mediante el cual el
Espíritu Santo es otorgado," incluso a los niños, según su capacidad "8.

Gregorio Nacianceno [c. 325 a 390 dC] defendió el bautismo de niños en el


suelo que otorgó a los niños de Dios "sello y la consagración". Pero Gregorio
también sostuvo que a menos que haya peligro de muerte, el bautismo de los
niños se aplace hasta que el niño tenía tres años, porque entonces podía
5.

soportar y responder a las ceremonias. Estas opiniones fueron compartidas


por algunos y que no contienen la negación de la validez del bautismo a los
niños 9.

El primer tratado sistemático sobre el bautismo infantil provenía de San


Agustín de Hipona [354 a 430] Agustín había argumentos con los
donatistas y pelagianos - dos movimientos heréticos de su tiempo. Los
pelagianos negó la teología del pecado original, 10 por lo tanto, el bautismo
infantil era irrelevante. El pecado original, según Agustín, es el pecado
hereditario todos los hombres heredado de Adán. Este es el pecado que
hace que el bautismo de los niños legítima, porque ellos también necesitan el
bautismo para restaurar su estado de gracia con Cristo y la Iglesia. Declaró
que "esto, la Iglesia siempre tuvo, siempre celebrado, este recibió de la fe de
nuestros antepasados, esta perseverancia que los guardias hasta el fin. 11 Los
donatistas eran contra los cristianos caducado o clero que escaparon de la
persecución como" ministros indignos "para conferir el bautismo. Agustín
sostuvo que la eficacia del sacramento no depende de la indignidad del
ministro.

Los niños en el bautismo renace a vida nueva y libre de la culpa de Adán.


El bautismo hace del niño un creyente en el sentido de que cuando se
alcanza a la razón que entiende y acepta el sacramento de su verdad.
Aunque todavía no es un creyente en el sentido de asentir y la percepción
de la fe, Agustín afirma que la fe de los patrocinadores y de los padres será
suficiente. Detrás de los padres y de los patrocinadores es la fe de la Iglesia
y entre ellos es la fuerza del Espíritu Santo. 12 Dado que los padres heredan
el pecado original a través de la procreación carnal, así también tienen el
derecho a la libertad del niño del pecado original por su la fe o del
patrocinador? Su fe es de la Iglesia que el Espíritu Santo trae a través de la
regeneración en el rito bautismal. 13
6.

Los argumentos de San Agustín ganó a los pelagianos que aceptan y


practican el bautismo de infantes. En el siglo V la práctica se ha convertido
en una norma general en toda la Iglesia. En la Edad Media, los teólogos
cristianos como Santo Tomás de Aquino [1225 - 1274] apoyó el bautismo
de infantes. Lo que los teólogos se burló de la falta de pre-y post-bautismal
instrucciones bautismal. Sin embargo, Aquino dijo que todos los hombres
reciben una parte mayor o menor en la gracia del bautismo en función de la
disposición en las que reciben el sacramento. Ya que los bebés no bautizados
en su propia fe, sino en la fe de sus padres y de la iglesia, que reciben todas
las gracias del bautismo. 14 Este breve artículo sobre el bautismo de infantes
es un intento de mostrar que la práctica ha sido en la Iglesia desde los
tiempos apostólicos. La fe de la Iglesia está presente en la fe personal del
niño es insuficiente.

La oposición en la época de la Reforma

La Reforma protestante en el siglo XVI llevó [1483 Martin Luther - 1546],


un clérigo agustino anterior, con el apoyo de Ulrich Zwinglio [1484 a
1531] y John Calvin [1509 - 64], trajo los puntos fundamentales en la
enseñanza del bautismo de infantes. Lutero dijo que el bautismo es el signo
y la obra de Dios, no de los hombres, por lo tanto, los niños pueden ser
bautizados. Pero Thomas Münzer y Zwickau, en 1521, atacó a muchas de
las doctrinas de Lutero, especialmente su posición sobre el bautismo de
infantes. Ellos fueron llamados anabaptistas.

El nombre del siglo XVI "anabaptistas" se aplicó a un grupo divergentes


gama de reformistas personas que se han desvinculado de Lutero y Zwinglio
y sus seguidores, así como la Iglesia Católica Romana. Los anabaptistas
negaba la validez del bautismo de infantes y por lo tanto volver a los adultos
7.

bautizados que habían sido bautizados en su infancia. 15 También negó el


pecado original. Para hacer frente a la dificultad provocada por los rebeldes
anabaptistas que la fe salvadora no puede ser excitado en el bautismo de
infantes. Lutero sostuvo que los niños le suministró la fuerza para trabajar
en contra de sus oponentes. La Iglesia no podría haber sido permitido por
Dios para permanecer en el error por tan largo tiempo. Para negar el
bautismo se expresa claramente en la Confesión de Augsburgo en 1530. 16

En Zurich, Zwinglio defendió la práctica tradicional de la Iglesia sobre el


bautismo de infantes sin hacer hincapié en el análisis hipotéticos tales como
Lutero. Zuinglio sencillamente creía que el bautismo es signo del pacto que
pertenece a la familia más que a la persona. 17 Calvin resumió Lutero y
Zwinglio en sus institutos tratado teológico de la religión cristiana, donde
celebró que el bautismo debe ser recibido a la luz de la promesa de Mk. 16:
16: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo." Por lo tanto, los
sacramentos, especialmente el bautismo son útiles y no esenciales. San
Agustín había definido un sacramento como "un signo visible de las cosas
sagradas, como una forma visible de la gracia invisible".

Los niños cuando comparten bautizados en la gracia invisible de Dios, y


regenerar desde el bautismo es un sacramento de la regeneración y la fe.
Calvino respuestas que la semilla de la fe se siembra en ellos por el trabajo
secreto del Espíritu Santo. El error de los anabaptistas fue rechazada
claramente por el Concilio de Trento [1545 - 1563]. Pero el dilema con el
que la habitó anabaptistas en persiste en las iglesias protestantes y de las
cuentas de la diversidad de la práctica del bautismo infantil. Los valdenses
y cátaros sectas rechazaron el bautismo infantil, que hoy tiene una
influencia en alguna posición sectaria en los tiempos modernos.
8.

Resolución de Concilios de la Iglesia

La importancia de los Consejos o Sínodos en la vida de la Iglesia no puede


dejar de subrayar. En los Consejos de la enseñanza oficial de la iglesia es
defendido siempre y herejes repudiado. La cuestión del bautismo de los niños
ha tenido una amplia cobertura en los Consejos Iglesia especialmente en
Trento.

El Concilio de Trento tenía probablemente la tarea más difícil que cualquiera


Consejo en la historia podría haber tenido. Doctrinalmente los Padres del
Concilio, como todos sus predecesores profesa reverencia por la Escritura y
la Tradición, interpretado a la autoridad de vida de la Iglesia. Pero antes
de que el Concilio de Trento, otros Consejos había aprobado una nueva
resolución que afirma la importancia del bautismo de infantes. Los Consejos
de Letrán son de importancia en relación con este tema. Por ejemplo, en el
Segundo Concilio de Letrán [1139] se declaró que ". . . los que estimular
un tipo de religiosidad, condenan los sacramentos del Cuerpo del Señor y la
Sangre, el bautismo de los niños. . . También se unen a sus defensores en
las cadenas de la misma condenación. "18 En el IV Concilio de Letrán [1215]
los Padres del Concilio, declaró:" Creemos firmemente y simplemente
confesar. . . el sacramento del bautismo es consagrado en el agua a la
invocación de la Trinidad indivisa es decir, Padre, Hijo y Espíritu Santo - y
trae la salvación para los niños y adultos "19.

Los Cánones de el Concilio de Trento fueron ideas más contundente y se


promulgaron nuevas: el bautismo conferido una vez que no se puede repetir,
no hay necesidad de repetir los sacramentos cuando el niño alcanza la edad
de la discreción o de aplazar el sacramento hasta una edad madura. Los
Cánones de Trento, se promulgaron en una forma negativa y dirigidos
contra las enseñanzas específicas de los reformadores, especialmente Lutero.
Por ejemplo, el bautismo de los niños sobre el Consejo promulgó que "Si
9.

alguien dice que los niños pequeños porque ellos no hacen acto de fe, no
después de la recepción del bautismo de ser contados entre los fieles. . .
Sea anatema "20.

Puntos de vista moderno Teológico sobre la controversia Bautismo infantil

Entre los teólogos protestantes que atacan la doctrina del bautismo de


infantes es Karl Barth. En su conferencia publicada como la enseñanza de la
Iglesia sobre el bautismo en 1948, que él llama "la práctica de una herida
en la vida de la iglesia". Su análisis principalmente de sí mismo con el
contexto histórico. Bautismo requiere una respuesta de fe personal, la
voluntad y disposición de la persona bautizada para recibir la promesa de
Dios. El niño no puede hacer todo esto por lo tanto, Barth describe la
práctica de las iglesias como "arbitrario y despótico" 21.

Pero Cullman ha argumentado en contra de Barth que los episodios de los


niños de la bendición de Cristo [Matt. 19: 13; Mc. 10: 13; Lc. 18: 15],
no habría encontrado su camino en los evangelios, si la iglesia primitiva no
se había familiarizado con la práctica del bautismo infantil. Se dice que no
hay ninguna mención del bautismo de niños en la Biblia, sin embargo, las
frases que implica esta práctica abundan . El uso de frases como "casa" o
"familia" en "Ella fue bautizada y su familia" [Hechos 16: 33] y "bauticé la
casa de Esteban [1 Cor. 1: 16].

El debate se hayan llevado a cabo entre dos estudiosos de la población


protestante Joachim Jeremías y Kurt Aland. Ambos se referían a la
historicidad de la cuestión. Convinieron en que no hay pruebas directas de
esta práctica hasta el siglo III, pero sostienen que hay indicios en el Nuevo
Testamento, especialmente en las referencias a la "casa" y " los hogares ". El
prefacio de Aland libro titulado ¿La Iglesia Primitiva Bebés bautizar? dice,".
. . la cuestión del bautismo de niños es una cuestión de teología. No será
10.

resuelta finalmente por la demostración histórica, ya que es en última


instancia, una cuestión teológica. "

Otro estudioso de la SH Childs da una visión sobre la posición del bautismo


de infantes. "La dificultad se debe a pensar mucho de nuestra parte del
bautismo, y no suficiente de Dios." 22 Se va a añadir: "Aunque el niño no es
capaz de hacer cualquier respuesta a Dios, Dios es capaz de dar gracia a el
niño, y la Iglesia ha sido seguramente la derecha para encontrar una
respuesta a una objeción en la bendición de Cristo de los niños pequeños [Mc.
10: 13-16]. Si bien no podía dar una respuesta adecuada a él, no nos
atrevemos a sugerir que su bendición era ineficaz. "

"El bautismo nos dice más acerca de Dios", escribió David J. Randolph, "que
sobre los niños." Él va a decir que: "Esta Ley nos dice que el Dios de la
revelación cristiana es un Dios de gracia, que llega a nosotros y nos atrae
hacia sí mismo, mientras estamos todavía indefensa. Un pequeño bebé en su
cuna patadas es amado por Dios. El bautismo nos muestra que el amor de
Dios se derrama sobre nosotros, no porque seamos dignos, sino porque
estamos necesitados "23.

Los teólogos católicos a favor de la práctica del bautismo de niños en la


Iglesia. Después del Concilio Vaticano II, el rito de los niños ha sido revisado
para cumplir con las necesidades modernas. No es de extrañar que Karl
Rahner, uno de los más modernos teólogos católicos, dijo que es un
problema de larga resuelto en la Iglesia Católica 24.
11.

Práctica de Bautismo de Infantes en la actualidad las iglesias

[a] la Iglesia Católica]:

El Concilio Vaticano II [1963-65] ordenó la revisión de los dos ritos de


bautismo para adultos y para niños. En 1980, la Sagrada Congregación
para la Propagación de la Fe y de la Doctrina emitido una instrucción sobre
el bautismo de los niños que justificó la cristiana la tradición del bautismo
infantil y se resumen las dificultades actuales en especial de las sociedades
pluralistas. En la instrucción de 1980, la Congregación cuenta que el
bautismo de niños nunca debe ser diferido y que debería haber un diálogo
entre los padres y pastores de las iglesias. Dos principios pastorales se
propone, primero es que los hijos son un don de Dios y así su bautismo no
debe aplazarse, y en segundo lugar, que "las garantías se deben hacer que
este regalo de lo que puede crecer a través de la educación genuino en la fe
y la vida cristiana de que el sacramento puede alcanzar su totalidad - "la
verdad". Las garantías son regularmente para ser ofrecido por los padres o
familiares, aunque se puede apoyar de diversas maneras en la comunidad
cristiana. Sin embargo, si estas garantías no son verdaderamente serios, no
puede ser motivo para retrasar el sacramento si finalmente no son
ciertamente grave el sacramento se puede negar. "25

1983 El Código de Derecho Canónico suministradas algunos requisitos para


el bautismo de los niños. Canon 868 dice que los padres deben dar su
consentimiento y la promesa de llevar al bebé en la religión católica. Si
estas dos condiciones no existen, el bautismo debería cambiar de acuerdo a
las prescripciones de las leyes particulares y los padres deben ser informados
de la razón. Cuando los padres están dispuestos a profesar la fe o llevar a
cabo el deber de educar a los hijos como católicos, 26 entonces el pastor debe
determinar el tiempo para el bautizo del bebé de acuerdo con el reglamento
12.

de las Conferencias de Obispos. Es deber de los sacerdotes para educar a los


padres sobre la importancia del bautismo de infantes.

Pope John Paul II mencionó la esperanza fundada de bautismo de los niños,


mientras que frente a un grupo de prelados de los cinco Estados Americanos
en junio de 1993. Hizo hincapié en que el niño debe ser criado como
católico y permitir que el sacramento a dar frutos. Él dijo: "Aunque no
tiene por objeto desalentar el bautismo de los niños, ni para hacer de su
celebración excesivamente difícil, diocesana o parroquial directrices a veces
se han aplicado en algunos aspectos restrictivos que lo prescrito por la Santa
Sede. El Bautismo ocasión ha sido negado imprudentemente a los padres
que lo soliciten para sus hijos. La caridad pastoral que nos induce a la
bienvenida a aquellos que se alejaban de la práctica de su fe [cf. Lc. 15: 4-
7] y que se abstengan de plantear exigencias no es requerido por la doctrina
de la Iglesia o la ley. "27

[b] Iglesias Protestantes:

La práctica del bautismo infantil es seguido por unos pocos iglesias


protestantes que creen que los niños en la infancia se incluyen en la elección
de la gracia, regenerada y salvada por Cristo. 28 no debería mencionar aquí.

Pero la Iglesia Bautista no acepta la práctica del bautismo infantil el


argumento de que no hay ninguna referencia en los Evangelios o en el Nuevo
Testamento en su conjunto. Los bautistas posición es que el bautismo es una
profesión voluntaria de la fe y sólo las personas de edad suficiente para
comprender su significado y simbolismo deben ser aceptados para el
bautismo. Por lo tanto, los Bautistas dar a sus hijos el derecho a decidir por
sí mismos si desean o no ser bautizado 29.
13.

Efectos del bautismo en los niños

En el Bautismo nos convertimos en hijos de Dios [Rom. 8: 14 - 16; Gal. 4:


6], benefactores de la filiación de Cristo. El don del Espíritu Santo en el
bautismo se relaciona con la llegada de la Nueva Era. 30 Por el bautismo el
pecado hereditario de Adán es devuelta con la nueva vida de Cristo. Bebés
participación en este acto salvífico de Cristo. Jesús mismo dijo: "Permitir
que los niños vengan a mí, porque a ellos pertenece el reino de los cielos"
[Matt. 19: 14-15]. Bautismo les da una parte de los dones celestiales y
convertirse en partícipes del Espíritu Santo.

La necesidad del bautismo para los niños nace de la suerte de los niños que
mueren sin bautizar. ¿Dónde van las almas después de la muerte? Ya que
los bebés que mueren sin bautismo el pecado original en sus almas, la fe nos
obliga a concluir que no pueden entrar al cielo. Al mismo tiempo, no puede
ser castigado en el infierno como pecadores adultos. La doctrina católica
enseña que estos niños van a un lugar especial de descanso para los niños.
La Iglesia creó un nombre especial, conocido como el limbo, 31 de un lugar
que los niños sin bautismo ir después de la muerte. La doctrina del Limbo
es rechazada como "errónea" fuera de los círculos católicos. Incluso dentro
de los círculos católicos, no está claro que este es un dogma católico oficial.

Sin embargo, el bautismo de los niños es necesario para la salvación de las


almas [cf. Poder. 1752]. La recepción del bautismo se inicia un período de
transformación en la semejanza del Señor glorificado. Por eso los padres
deben asumir la educación de sus hijos muy importante. "Instruye al niño en
el camino que debe seguir, aun cuando fuere viejo se no se apartará de él
"[PROV. 22:6]. Bebés pertenecen a la comunidad cristiana a través del
bautismo y por lo tanto los lugares como los creyentes en Cristo "o" en el
cuerpo de Cristo ", a través del Espíritu. También se convierten en una
14.

parte de la" raza elegida, sacerdocio real, nación santa, el pueblo de Dios "[1
Pe. 2:9].

El bautismo significa la regeneración, una acción de la gracia de Dios para la


humanidad. El mundo es un mundo de pecado, y los niños necesitan el
bautismo de adultos para luchar contra el pecado, con el apoyo del Espíritu
Santo. Igual que los adultos buscan el bien para sí mismos, también lo hacen
los bebés necesitan la bondad que hay que ayudar a conseguir.

Conclusión

La controversia bautismo de los niños seguirá entre los teólogos y entre las
iglesias, siempre que se refiere a los estudios bíblicos. Sin embargo, la Iglesia
Católica considera la salvación de las almas primordial y esencial. El
Catecismo de la Iglesia Católica dice que "los niños necesitan también de la
nueva verdad del Bautismo para ser librados del poder de las tinieblas, y
trasladado al reino de los niños de Dios, a la que están llamados todos los
hombres. "32 La tradición de la Iglesia es, sin duda, el derecho en la práctica
de bautismo de los niños.

Yo recomiendo la práctica en otras iglesias fuera de la Iglesia Católica en


aras de ayudar a las almas indefensas jóvenes a encontrar la plenitud de la
gracia y el derecho de redención de la infancia. Creo que no hay otra
manera de la salvación que a través de Cristo.

Cuando los bebés están en la fuente del bautismo, una vida de fe se


implanta en ellos a través de la muerte y resurrección de Jesús. Si los
cristianos creen en esta propuesta de salvar almas, entonces no hay
necesidad de ser selectiva y excluir a los niños. Vamos a iniciar en la fe que
recibimos y bautizar a nuestros hijos "en el nombre del Padre y del Hijo y
del Espíritu Santo".
15.

Notas finales

1. El material utilizado en este trabajo es parte de la labor de


Bayo Obijole, "el Bautismo de Infantes: una revisión crítica."
África eclesiales Review [AFER], 30 [octubre 1988] 5, pp. 299-
312.

2. Para ejemplos, 1], el pescado (Icthus) fue de las iniciales de


"Jesucristo, Hijo de Dios Salvador". Tertuliano dice: "Pero los
peces poco como Jesús es nuestro gran pez, nacido en el agua, y
sólo mientras permanezcan en el agua estamos seguros "[de Bapt.
1], 2] En el ejemplo. 15: 23-25, el árbol que tiró, Tertuliano
afirma: "Ese árbol era Cristo, que forma en sí mismo cura la
primavera de ese tipo que antes se envenenó y amargo,
convirtiéndolas en las más de salud dando agua del bautismo" [De
Bapt. 9]; 3] Blood - 'segundo lavado. Tertuliano quería decir el
"lavado de sangre" por el martirio; 4] inmersión triple.
Tertuliano vinculados con la Trinidad para no sólo una vez sino
tres veces somos bautizados en cada una de las tres personas en
cada uno de los nombres [Adv. Prax. 26].

3. Lorna Brockett, la teología del Bautismo, n º 25. Edwards Yarnold


[Gen. ed.]. Hoy en día Teología, [Cork: Mercier Press, 1971] 25.
Cf. Hans Küng, La Iglesia. [New York: Image], 1975: 425ff].

4. Obijole, art. cit., pp. 301.

5. La Enciclopedia Católica. Londres: The Encyclopedia Press, Inc.


1907, p. 270; Pastoralis Instrucción sobre el Bautismo de
Infantes, 20 de octubre de 1980 en Austin Flannery, OP [Gen. ed.]
Concilio Vaticano II, Volumen 2: Más Post documentos conciliares.
[Nueva York: Costello Publishing Company, 1980], n. 4.

6. Joraslav Pelican [ed.] Twentieth Century Theology in the Making,


vol. 1: Temas de Teología Bíblica. [Londres: Williams Collins
Ltd., 1969] 3. 313.

7. Enciclopedia Católica, loc. cit.

8. Gilmore, A., bautismo cristiano. Londres: Lutherworth Press,


1959, p. 205. La respuesta personal vendrá en la vida como se
expresa en "Bautismo, Eucaristía y Ministerio," La fe Orden de
trabajo N º 111, del CMI, Ginebra, en Revista Internacional de
Misiones, vol. LXXII N º 286, abril de 1983, p. 165.
16.

9. La Enciclopedia Católica, loc.cit. Cf. Hubert Jedin [ed.]


Historia de la Iglesia, vol. II: La Iglesia Imperial de
Constantino a la Edad Media. [Londres: Burns & Oats, 1980], p.
296.

10. Para obtener más información sobre el pecado original,


compruebe George J. Dyer, "Pecado Original: abstracción teológica
o Realidad Dark?" Chicago Estudios, 7 [Fall, 1978] 3, pp. 385-
398.
11. La Enciclopedia Católica, loc.cit.
12. Pelican, op.cit. p. 314.

13. Ibid.

14. Brockett, op. cit, pág. 65.

15. Nueva Enciclopedia, vol. II. New York: McGraw Hill Book
Company, 1966, p. 70.
16. Ibid.

17. Brockett, op. cit, pág. 69.

18. Norman P. Tanner, [ed.] Decretos de los Concilios


Ecuménicos. Vol. 2 [Londres: Sheed & Ward, 1990], p. 20. Cf.
Consejo de Toulouse [1119, Can. 9].

19. Ibid. p. 230.


20. Algunos herejes argumentó que el bautismo sólo puede ser
recibida en la edad de 30 años como Jesucristo. El Concilio de
Trento emitió este decreto diciendo que esas personas deben ser
anatema "," Si quis Dixerit, baptizandum esse nominem nisi ea
aetate, qua Christus baptizantus est, vel in articulo mortis,
ipso: como "cf. Poder. # 12 como se cita en Tanner, op. cit, pág.
689.

21. Brockett, op.cit. p.78.


22. SH Childs, El Evangelio en la experiencia: Londres: SPCK,
1963, p. 109.
23. DJ Randolph, compañero del libro de culto, la Iglesia
Metodista Unida, EE.UU., [ed. Por EW Dunkle, Jr. y Joseph D.
Quillian, Jr.], 1970, p. 46.
17.
24. Cf. Karl Rahner, Escritos de Teología, vol. 15, p. 230.

25. Acta Apostolicae Sedis 72 [1980] 1151, citado en el Código


de Derecho Canónico: un texto y el comentario, Londres: Chapman,
1985, p. 627.

26. Ibid. p. 626. Cf. George D. Smith. [ed.] La enseñanza de la


Iglesia Católica. Londres: Burns & Oates, 1950 ed., 79 ss.

27. Joseph Kelly, "Man-Made Obstáculos para el Bautismo de


Infantes" AFER, [1994], p. 125.
28. Nueva Enciclopedia Católica, ibid.
29. Ibid.
30. Brockett, op. cit, pág. 19.
31. La palabra limbo en nuestro tiempo se refiere al lugar o
estado en el que los niños van a morir, los que mueren sin el
sacramento del bautismo y que sufren dolor de la pérdida, pero no
la pena de sentido. El término fue desarrollado por los teólogos
de la Edad Escolar. Es un lugar de descanso de los niños
inocentes que no cometieron ningún pecado y que no pueden ocupar
un lugar en el cielo por la mancha del pecado original.

32. El Catecismo de la Iglesia Católica. Ibadan: St. Paul's,


1992, p. 323.
___________________________________________________________

Víctor C. Yakubu es un sacerdote de la Diócesis Católica de Zaria, Nigeria. Él puede ser


alcanzado en viccheny@chendekemen.com