You are on page 1of 2

Esperan recuperar US$2 mil millones

Diez razones por las que Ecopetrol demandó al 
constructor de la Refinería de Cartagena
Costos no razonables y baja producción en los frentes de trabajo, algunos de
los argumentos de la empresa para solicitar un proceso arbitral ante la Cámara
de Comercio Internacional.
Por: Óscar Güesguán Serpa

En Twitter: @oscarguesguan
INSERTAR

Para construir la nueva refinería de Cartagena, Ecopetrol invirtió US$8.015 millones./ Óscar
Güesguán

Esta semana se conoció la intención de Ecopetrol de irse a un
arbitramento internacional con Chicago Bridge and Iron Company (CB&I)
por los sobrecostos en la construcción de la Refinería de Cartagena, obra
en que denunció la Contraloría hubo supuestos sobrecostos por más de
US$4 mil millones.

Refineria de Cartagena S.A., “subordinada de Ecopetrol, presentó una
solicitud, ante la Cámara de Comercio Internacional, dirigida a iniciar un
proceso arbitral con ocasión de la celebración y ejecución del contrato
EPC (Engineering, Procurement, and Construction Contract) suscrito
entre las dos compañías para la expansión” de la plataforma industrial.
Sin embargo, los argumentos para dicha petición por parte de Reficar no
eran muy claros. El Espectador consultó a Ecopetrol para conocerlos.
Esta lista deja claro cuáles serán las razones por las que la empresa
considera que el constructor debe devolver al menos US$2 mil millones:
•Demoras y costos no razonables en el proceso de ingeniería.
•Programación de trabajos deficiente e inadecuada.
•Baja productividad en todos los frentes de trabajos.
•Manejo deficiente de materiales.
•Deficiencias en el proceso de compra de bienes y equipos.
•Deficiente gerenciamiento de los proveedores.
•Costos no razonables en la fabricación de módulos.
•Errores en la negociación, administración, control y cierre de los
subcontratos de CB&I.
•Manejo inadecuado de las relaciones laborales en el Proyecto.
•Retrasos injustificados en la Terminación Mecánica del Proyecto.
Analizando estos diez puntos se puede ver que la mayoría de denuncias
hechas por la Contraloría en su informe sobre Reficar terminan siendo
parecidas a los reparos de Ecopetrol con el trabajo hecho durante los
últimos nueve años por CB&I.