You are on page 1of 9

VALORES Y PRINCIPIOS

Autores:Güereque Guitar Geovanni de Jesús, Hernández Vidal José Adolfo,


Gallegos Santos Raúl Ulises, Guzmán Cámara Juan Carlos, Jiménez Martínez
Elmer Iván, Escalante Márquez Eleazar

INTRODUCCION

Hablar de valores y principios parece una tarea sencilla, pero NO LO ES


porque existen diferentes puntos de vista respecto a ellos, al igual de aquellos que
realmente aplica cada individuo; es por esto que dentro de este artículo se
buscarán y darán ideas generalizadas de todos y cada uno de los valores
conocidos y aplicados por los seres humanos.

“ Los valores caben entenderlos como ideales que actúan al modo de


causas finales, esto es, son, por una parte, el motor que pone en marcha nuestra
acción y a la vez, la meta que queremos alcanzar una vez puestos los medios
adecuados. Por lo tanto, los valores son finalidades y no medios y, por ello,
estimables por sí mismos y no con vistas a alguna otra cosa” (Pascual Acosta
1992).

Y así mismo podemos entender como principios todas aquellas actitudes,


ideales y posturas que uno adopta durante el transcurso de la vida. Muchas
autores relacionan a los principios con la ética, ya que los principios según ellos,
son el conjunto de reglas y conductas que orientan la acción del ser humano.

Una de las problemáticas en cuanto a los valores y principios es la mala


aplicación de éstos en la juventud; los medios masivos a los que estamos
expuestos, nos crean una mala imagen de cómo debería ser la conducta humana
y crean estereotipos de actitudes y personalidad, que hacen que la sociedad vaya
deteriorando su capacidad de convivir con el entorno.

Otro problema es la falta de atención de los padres hacia sus hijos, eso
provoca una escasez de principios en su formación y propicia una mala conducta
a lo largo de su vida.

El objetivo del siguiente artículo es proporcionar al lector ideas, conceptos y


teorías que lo ayuden a comprender de una mejor manera, la importancia de los
valores y principios que, a su vez se relacionan con varios aspectos de la vida
cotidiana.
DESARROLLO

Los valores y principios se pueden manifestar en varios aspectos de los cuales


destacan:

• En la familia
• En lo personal
• En la educación
• Como profesionista
• En la sociedad
• Para con el medio ambiente

VALORES Y PRINCIPIOS EN LA FAMILIA

La familia constituye mayoritariamente la célula básica de la sociedad. En


ellas las personas logran un pleno proceso de humanización, si cuentan con las
condiciones mínimas consagradas en los derechos humanos básicos, como los
económicos, políticos y culturales, así como otros instrumentos mundiales que
establecen condiciones de respeto a ella.

La familia, institución reproductora del sistema de valores que conforma la


base cultural de todo conglomerado humano, ejerce una presión cimentada en
afectos y reglas, modelando actitudes y comportamientos en consonancia con los
valores del sector social que representa. La familia es transmisora de
motivaciones, valores, ideología y cultura, aportando un sistema de creencias,
convicciones y sentimientos que guían y orientan la personalidad, al incorporarlos
como mecanismo autorregulador de la conducta social, en la asimilación del
sentido y significado de los acontecimientos.

Ser familia implica vínculos afectivos y morales que se mantienen a lo largo


de la vida, así como obligaciones y derechos espirituales y materiales que la ley
protegen, los que de violarse, crean problemas que son juzgados por la sociedad
que afecta de un modo u otro a todo el grupo familiar.

Los vínculos adecuados entre padres e hijos se sustentan en el cariño y los


principios. Los lazos familiares son mássólidos y permanentes en tantos se
cimientan en afectos y valores positivos.

Ahora bien, ¿Cómo la familia transmite los valores que porta? Primero que
todo, con el ejemplo, con el lenguaje verbal y extraverbal, con la identificación
afectiva paterno-filial, con el contacto paciente del día a día, como escultores que
modelan a golpe de cincel, el mármol más precioso. ‘’La educación comienza en la
cuna…’’ La escuela consolida, desarrolla, impulsa, pero su rol no es sustituir a la
familia, sino complementarla, abrir caminos, lanzar al vuelo las potencialidades
humanas. La familia funda. Es el crisol de las personalidades. Es, como señalo
Pablo Neruda, ‘’ la principal y primera escuela de amor’’.

La familia es el escenario privilegiado de los sistemas integrados de la


personalidad, la espina dorsal de la educación del hombre y la mujer. Algunos de
estos sistemas son:

• El sistema premio/castigo y las formas de control de conducta


• Las reglas familiares
• La relación con los adultos y el manejo de la rivalidad con hermanos,
primos y compañeros de juego
• Los hábitos de aseo e higiene personal
• El respeto a los ancianos y minusválidos
• La religiosidad familiar
• La comunicación intrafamiliar
• Los medios de comunicación y entrenamiento accesibles a los niños en el
hogar
• Los valores ético-morales y patrióticos en el ambiente familiar
• En el ejemplo de los adultos

VALORES Y PRINCIPIOS EN LO PERSONAL

La personalidad es un conjunto de características psicológicas de los


individuos que nos hace actuar de manera diferente ante una o varias
circunstancias. Lospensamientos, sentimientos, actitudes y hábitos y la conducta
de cada individuo, que persiste a lo largo del tiempo frente a distintas situaciones
distinguiendo a un individuo de cualquier otro haciéndolo diferente a los demás.

Los valores y principios es sin lugar a dudas lo que define gran parte de la
personalidad de un ser humano, y en ella se involucran los valores, es decir, su
escala de parámetros importantes, a los cuales, se supone, nunca renunciaría,
sencillamente a través del juicio y el discernimiento; desde pequeños nuestros
padres son los encargados de formarnos como personas, de enseñarnos aquello
que está “bien” o “mal”, y a partir de allí crecemos aplicando nuestro juicio con
respecto a actitudes y acciones.
El proceso de valoración del ser humano incluye una compleja serie de
condiciones intelectuales y afectivas que suponen: la toma de decisiones, la
estimación y la actuación. Las personas valoran al preferir, al estimar, al elegir
unas cosas en lugar de otras, al formular metas y propósitos personales. Las
valoraciones se expresan mediante creencias, intereses, sentimientos,
convicciones, actitudes, juicios de valor y acciones. Desde el punto de vista ético,
la importancia del proceso de valoración deriva de su fuerza orientadora en áreas
de una moral autónoma del ser humano.

Según Ethel Albert, los valores se organizan en sistemas. Los sistemas de


valores no son conductas sino criterios para evaluar las conductas y para guiarlas
mediante juicios de conveniencia o prohibición.

Según Rocher, los valores son una manera de ser o de hacer que responde
a ideales y que genera estima o deseo es un ideal al que aspirar y cuenta con
conductas ejemplificantes.

VALORES Y PRINCIPIOS EN LA EDUCACIÓN

Desde que nacemos el ser humano empieza a recibir una “educación” que
en los primeros 10 años es ejercida, única y exclusivamente por sus padres; los
cuales incorporan la cultura, entorno social y experiencias propias a la educación
del infante. Por lo tanto, los valores y principios que un niño aprende, no son más
que el resultado de la educación que reciben. Cuando se ingresa a la escuela, al
niño se le enseñan valores cívicos, patrios y universales. Que “practicas” a lo largo
de toda tu educación pero al graduarte nunca más vuelves a utilizar.

Nunca debemos perder de vista que educación es sinónimo de aprendizaje


de vida y enseñanza es aprendizaje de libros, así que si realmente deseamos
personas con principios, más humanos con todo su entorno, cada uno de nosotros
debe mostrarle al prójimo y, especialmente a los niños, una acción de valor, una
acción que le enseñe un principio. Para que cada uno de nosotros se nutra de las
cualidades que considere más esenciales en su vida.

En una ocasión, un escritor comento: “el hombre es el reflejo de los valores


de sus padres, el ser humano es el hombre que asume sus propios valores y
principios, sin importar que coincidan con los de su progenitor”. (Miguel Ángel,
escritor del esclavo). Nuestros padres siempre buscan lo mejor para sus hijos, nos
dan lo mejor de ellos, sus valores; pero debemos atrevernos a elegir los propios,
de acuerdo a nuestras experiencias, emociones, percepciones, personalidad. No
somos seres inconscientes sino que tenemos la capacidad de elegir. Ese es el
verdadero nexo entre principios y valores con educación: “La educación es la
forma o capacidad que posee el ser humano para sembrar en el prójimo un
valor, un principio; pero que cada quien es responsable de cultivar y la
semilla que elija”.

VALORES Y PRINCIPIOS EN LO PROFESIONAL.

En cuanto al profesionalismo los valores y principios son muy importantes


ya que toda persona necesita la aplicación de valores y principios en el ámbito
laboral.

Como señala Colby y otros (2003:6-7): que es un gran momento para


verificar los objetivos de los institutos educativos superiores

Si los graduados actuales están llamados hacer una fuerza positiva en el


mundo, necesitan no solo tener conocimientos y capacidades intelectuales, sino
también deben de utilizar los valores y principios, para así poder ser parte o
miembros de una comunidad, como individuos con responsabilidades para
contribuir en la comunidad. Deben ser capaces de aplicar todos los valores y
principios adquiridos en su formación a nivel superior dentro del sector laboral.

La ética profesional comprende el conjunto de principios morales y modos


de actuar éticos en un ámbito profesional, esto forma parte de lo que se puede
llamar ética aplicada.

La ética profesional tiene un sentido más amplio, esta no se limita a los


deberes y obligaciones que se aplican en un conjunto de normas y códigos de
cada profesión, para dirigirse a las virtudes y roles profesionales.

“La formación universitaria contribuye a la educación para la ciudadanía


preparando profesionales competentes que poseen el sentido ético de la
profesión, y que, en consecuencia, actúan con ética profesional, ya que el ejercicio
profesional va a construir la principal aportación ciudadana de estos profesionales”
(Cobo Suero, 2003b:365).

Según (Shulman, 1998:516):


El punto de partida para la preparación profesional es la premisa de las
dimensiones del profesionalismo implican propósitos sociales y responsabilidades,
que deben de estar fundamentadas tanto técnica como moralmente.

El significado de una común profesión es la práctica organizada de


complejos conocimientos y habilidades al servicio de otros. El cambio en el
formador de profesionales es ayudar al futuro profesional a desarrollar y compartir
una visión moral robusta que pueda guiar su práctica y provea un prisma de
justicia, responsabilidad y virtudes que puedan verse reflejadas en sus acciones.

VALORES Y PRINCIPIOS EN LA SOCIEDAD

Los valores y principios forman parte tanto en la construcción de la


identidad individual como de la formación de normas culturales que afectan a los
comportamientos individuales y grupales. Es por esto que la importancia de estos
en la sociedad tienen un papel fundamental y de suma importancia, pues sin ellos
sería imposible la sana convivencia y armonía social de la que muchos gozamos y
que permiten una rica diversidad de ideas, opiniones, críticas y un sinfín de
aportes por cada individuo que contribuyen al crecimiento y sustento de la misma
sociedad. En muchas ocasiones existe dentro de la sociedad la diferencia de
opiniones acerca de los valores que deben ser aplicados por una persona, ya que
al igual que como muchas practicas realizadas por el ser humano, todos diferimos
de los demás llevando acabo de un modo distinto cada tarea dentro de la sociedad
y como personas. He aquí en este hecho que se deben delimitar que valores y
principios son los más usuales y llevados a la parte práctica, pues no basta solo
con saber y entenderlos, sino que debe haber un momento cotidiano de toda
persona en que estos valores y principios permitan hacernos de una buena
imagen, reputación y prestigio para con los demás, mediante acciones que hagan
dar a entender que como individuos somos capaces de encajar en una compleja
sociedad que cada día exige más de cada uno de nosotros. Según (Duffy) la
formación de valores y principios a nivel individual es similar a la formación de
ideologías a nivel grupal. Valores y principios interactúan entre sí y moldean la
forma de percibir y de valorar las cosas y los hechos. Por esto el aprendizaje de
valores y principios en una sociedad son de igual manera proporcional a los que
vamos adquiriendo como personas y deben ser lo más correctos posibles y útiles,
pues de ninguna forma seria posible la libre expresión y el correcto flujo del
desarrollo social. Una de las grandes incógnitas en la sociedad de cualquier índole
cultural o ideológica que posea; es la forma correcta en que deben ser mostrados
e inculcados los valores y principios en los más pequeños dentro la sociedad,
dígase de otro modo, los niños. Pues estos por lo general dentro de la sociedad
son los más susceptibles y fáciles de moldear con falsas ideas, mediante
estereotipos de personajes ya sea visto en la calle, televisión, internet o cualquier
medio que este a su alcance, y que facilita la degradación de la buena conducta
social. Con esto damos a entender que el crecimiento de un niño o adolescente
con malos valores y principios, tendrá posibles futuras repercusiones en un
ciudadano que será incapaz de adaptarse a la vida y convivencia en grupo, y
mencionar que hay que llevar acabo aquel dicho que dice; que hay educar a los
niños para no castigar al hombre.

VALORES Y PRINCPIOS PARA CON EL MEDIO AMBIENTE

Aunque muchas personas no relacionan a los valores y principios con


medio ambiente, es importante mencionar que sí existe un nexo muy estrecho
entre ellos. Ya que los valores como el respeto, no es exclusivo entre humanos,
también se puede mostrar, por ejemplo, respeto hacia los animales, que también
son seres humanos o hacia las plantas que nos proporcionan grandes cantidades
de beneficios, tanto visuales, como médicos.

Y como dice Johnson:

“Existen distintos tipos de valores y uno de ellos es el valor ambiental”1

Con esto podemos afirmar desde el punto de vista de Johnson que si están
íntimamente relacionados.

En muchas ocasiones los seres humanos solemos ser muy egoístas con
nuestro entorno ambiental, pero no nos damos cuenta que al ser egoístas con
nuestro medio ambiente, estamos siendo egoístas con nosotros mismos, ya que
todo el daño que causemos de alguna u otra forma nos impactará tarde o
temprano.

Es por esto que todas las personas que queramos crear o tener conciencia
ambiental, debemos poner todo nuestro empeño, en primera instancia, lograr que
ciertas actitudes o hábitos inadecuados sean reducidas al máximo o de ser
posibles eliminarlas, en segundo término hacer que las personas compartan
nuestros ideales en pro del ambiente, y proporcionar ideas de mejoramiento del
mismo.

Como se mencionó en los temas anteriores la formación de uno como ser


humano es vital para mantener la armonía, pero si todos esos factores se
trasladan y se aplican para con el medio ambiente, lograremos un equilibrio total
en la relación humano-medio ambiente y de esta forma ser sustentables.
Es así igual de trascendente, formar a los infantes con una mentalidad
ambientalista, pero sabiendo pregonar con el ejemplo. Es con ellos donde
debemos manifestar en plenitud todos los valores que hemos adquirido durante
nuestra vida y de esta forma hacer que los niños adquieran dichos valores y vayan
formando sus propios principios. Y sobre todo ser congruentes y claros entre lo
que decimos, cómo lo decimos, y lo que hacemos para ayudar a nuestro planeta.

En el caso de concientizar a adultos es una tarea exponencialmente más


difícil comparada con los niños, esto debido a que es más fácil enseñar a alguien
algo nuevo, que hacer a alguien olvidar lo que sabe y posteriormente enseñarle.
Es común encontrar adultos actitudes negativas y hasta cierto punto ignorantes,
como decir: “¿para qué hacer eso si todos los demás no lo hacen?- me pregunto:
¿porqué tomar esta postura cuando podemos decir?: “si hago esto crearé
conciencia en los demás”.

Si aplicamos los valores como:

• Amor
• Respeto
• Solidaridad
• Higiene
• Perseverancia

Para ayudar al medio ambiente, sin duda alguna nos evitaríamos muchos de
los problemas climáticos y ambientales que actualmente padecemos.
CONCLUSIÓN

En el contexto actual estamos haciendo frente a la falta de valores en la


sociedad y en las relaciones humanas. Estas conductas antisociales y
deshumanizadas están instaladas en nuestra sociedad como patrón común. Todas
estas posturas de odio, egoísmo, violencia, indiferencia ante el prójimo, etc. deben
ser cambiadas con urgencia. Es imprescindible reeducar a la sociedad para que
sea saludable la vida en el mundo de cada persona haciendo renacer los valores
humanos que se encuentran dentro de cada conciencia humana por naturaleza y
que no han sido despertados. Para ello debemos incorporarlos en la enseñanza
tales valores como: la paz, la no violencia, el amor, etc. Todo se puede llevar a
cabo a través de la enseñanza de padres, hijos, educadores, ciudadanos,
políticos, etc. Todas las actividades, situaciones, momentos sirven para transmitir
mensajes de valor para potenciar los valores humanos.

Es conveniente seguir una guía. Los valores surgen en el hogar familiar


pero, para transmitirlos es de vital importancia la calidad de las relaciones con las
personas más importantes en la vida como son: padres, hermanos, familiares,
maestros, amistades, etc.

“Se predica con el ejemplo”. Esto que ven y viven los niños, adolescentes,
jóvenes día a día deben ser palabras y acciones coherentes, porque así como
pensamos actuamos y desarrollamos unos hábitos que nos marcaran el carácter
haciendo que nos comportemos de una forma determinada ante diferentes
situaciones. Nuestro mundo puede ser mejor: más humano y natural, a medida
que existan PERSONAS CON VALOR.