You are on page 1of 8

LA PRUEBA DE KASTLE MEYER.

Por Carlos Zagala.

Para observaciones, sugerencias y críticas contáctenos en


www.tiendaforense.com.ve

I. Historia y Notas.

Se atribuye a Louis-Jacques Thenard (1777-1857) y Christian Freidrich Schonbein


(1799-1868) los primeros pasos científicos hacia un ensayo confiable que permitiera
detectar la presencia de sangre1 . Thenard descubrió el peróxido de hidrógeno en 1818, y
Schonbein describió la primera prueba de orientación en 1863. Esta prueba se basaba en
el hecho de que la peroxidasa 2 , al contacto con la hemoglobina, generaba la oxidación
del peróxido de hidrógeno. La mezcla del peróxido de hidrógeno y la hemoglobina
resultaba en un burbujeo o reacción de efervescencia debido al desprendimiento de
burbujas de oxígeno. Empíricamente, es posible apreciar dicha reacción cuando se
limpia una herida sanguinolenta con peróxido de hidrógeno. Shonbein describió que si
la sustancia desconocida tratada con peroxido de hidrógeno despedía burbujas, era
probable que contuviese hemoglobina, ergo era factible que se tratase de sangre. A
principios del siglo XX, el Dr. Joseph H. Kastle (1864-1916) desarrolló una prueba
cualitativa para hemoglobina mediante el uso de la fenolftaleína como indicador de
color. Un poco después, el Dr. Julius Lothar Meyer (1830-1895) mejoró dicha prueba
después de muchos estudios, es por eso que dicha pericia tomó el nombre de prueba de
Kastle-Meyer. Hoy en día, se la conoce también como prueba del guayacol.

II. Ventajas y Limitaciones.

Para hablar de las ventajas y limitaciones de la prueba de fenolftaleína, es importante


tener en cuenta dos nociones cruciales para la química forense: sensibilidad y
especificidad. La Sensibilidad se refiere al factor de dilución de una sustancia (en este
caso sangre) que puede ser detectada por el reactivo. La sensibilidad de la prueba de
Kastle Meyer es de aproximadamente una parte en diez mil; 1:10.000. Esto significa
que si se agrega a una gota de sangre diez mil gotas de agua todavía podría ser detectada
por el peritaje. La especificidad, en cambio, se refiere a cuantas sustancias, distintas a
la sangre podrían arrojar también un resultado positivo al someterse a la prueba. Esta
descrito que sólo la hemoglobina genera un resultado positivo al aplicar esta pericia.
Empero, la literatura sugiere que los falsos positivos podrían ocurrir en presencia de
elementos químicos oxidantes y que las peroxidasas de origen vegetal reaccionen
también en forma idéntica; conviene destacar que estos falsos positivos suceden sólo
DESPUES de aplicar la fenolftaleína y ANTES de agregar el peróxido de hidrógeno.
Una prueba POSITIVA es perceptible por el desarrollo de un color rojo oscuro a los
pocos segundos de aplicarse el peróxido de hidrógeno. Puede decirse entonces que la
prueba de Kastle Meyer es altamente específica para la sangre.

1
Hoy por hoy, la detección de la sangre tiene más importancia que nunca, con el desarrollo de las pruebas
de ADN es posible determinar la vinculación de la misma a una persona en particular con precisión de
uno en billones.
2
Se llama peroxidasas a las enzimas halladas especialmente en células vegetales que catalizan la
oxidación de una sustancia.
En general, los reactivos vienen en botellas color ámbar, estas tienen la ventaja de
proteger los químicos de la luz solar, la cual podría acortar su vida útil.

III. Químicos Necesarios para el Peritaje.

En general, los químicos contenidos en un kit para la prueba de Kastle Meyer son:

1.) Muestra de Control: se trata de un pequeño trozo de papel de filtro o tela


impregnada con sangre seca de origen animal. Se usa sangre animal para evitar
la posibilidad de transmisión de enfermedades. El kit contiene pues, una muestra
que sabemos es sangre con 100% de seguridad. Esto nos permitirá probar los
reactivos en la propia escena del suceso o en el laboratorio antes de aplicar la
pericia a las sustancias sospechosas que encontremos. Este debe ser un primer
paso obligado ya los químicos podrían estar vencidos o contaminados. La
fenolftaleína, por ejemplo, es un reactivo muy sensible y puede oxidarse con
facilidad si dejamos la tapa de los frascos mal cerradas. También, es posible que
los reactivos se contaminen luego de varias pruebas si dejamos que las puntas de
los goteros toquen las muestras, hisopos, superficies, papel de filtro, etc.
debemos preferir el agua destilada en viales o frasco con gotero, esto permite
que este libre de contaminación hasta la última gota.

2.) Materiales para Técnica de Contacto: esta técnica consiste en tocar la mancha
sospechosa con un hisopo o aplicador con punta de algodón 3 , cotonete, papel de
filtro etc., para luego aplicar sobre ellos los químicos del kit. Cuando se necesita
tomar muestras de espacios realmente pequeños puede usarse también hilo de
algodón. De esta forma se transfiere la sustancia sospechosa al material estéril
(hisopo, papel de filtro, etc.) y es sobre este, no sobre la mancha, en donde se
aplican los reactivos. Por esta razón se dice que la prueba de la fenolftaleína es
una prueba indirecta. En la foto de abajo se aprecian los aplicadores con punta
de algodón, utensilios indispensables en el kit de un investigador. Se pueden
usar también para recolectar sustancias sospechosas, no sólo sangre, semen,
saliva, también sustancias químicas. Deben usarse los que tienen mango de
madera y no los usados para la higiene de los oídos.

3
Nos hemos referido a esta técnica en el trabajo de nuestra autoría “Comentarios sobre la Detección de
Manchas Seminales”. En principio, es menester determinar si la mancha sospechosa esta seca o aún
húmeda. Es más fácil recolectarla mientras esté húmeda pues el hisopo o papel de filtro se impregna con
facilidad. En el caso de estar seca, será necesario humedecer el material de transferencia con una o dos
gotas de agua destilada.
Arriba, hisopos o también llamados aplicadores con punta de algodón,
artículos indispensables a la hora de recolectar fluidos biológicos.

3.) Reactivos: Hay tres reactivos incluidos en el kit, estos son:

a. Alcohol: Metil o Etil alcohol, o lo que es lo mismo, etanol. Este se usa


para incrementar la sensibilidad de la prueba. Esto se logra al limpiar el
área alrededor de la mancha y exponer mejor la hemoglobina 4 .

b. Fenolftaleína: se trata de un químico en polvo que se prepara en una


solución de etanol que actúa como indicadora de color. Al prepararse, la
solución se hierve por varias horas para eliminar el oxígeno disuelto en
ella. Este químico es muy sensible y se ve como un líquido incoloro. Al
exponerse al oxígeno, cambia de color a un rosado profundo. Es por eso
que debemos mantenerlo con una tapa bien segura, sin exponerlo al aire
ambiental.

c. Peróxido de Hidrógeno: Es, esencialmente, agua con un átomo extra de


oxígeno. Normalmente se lo usa como antiséptico y sirve como un
oxidante en esta prueba.

4.) Agua Destilada o Desinonizada: No es un reactivo. Es, básicamente, agua libre


de impurezas, sales, contaminantes, etc. Es de gran utilidad para transferir las
sustancias que vayan a peritarse al papel de filtro, hisopo, cotonete, etc. La
mejor forma de recolectar una mancha seca de sangre, la que ha formado una
costra, o si ha sido limpiada o esta muy diluida, es usando unas gotas de agua
destilada sobre el hisopo. El agua destilada tiene además la ventaja de no
interferir en la pericia pues es pura, así que no se corre el riesgo de que alguna

4
La hemoglobina encerrada exclusivamente en los glóbulos rojos es una proteína que contiene el grupo
“hemo” (formado por moléculas de hierro que enlazan el oxígeno en los pulmones o en los bronquios y la
liberan por el resto del cuerpo). También transporta productos residuales como el dióxido de carbono, la
mayoría del cual se encuentra disuelto en el plasma sanguíneo. Los niveles normales de hemoglobina
están entre los 12,5 y 17 gramos por litro y es proporcional al número de hematíes. Constituye el 90% de
los eritrocitos y es la que les proporciona su color característico, rojo, aunque esto sólo se da cuando el
glóbulo rojo está cargado de oxígeno. Cuando un eritrocito esté cargado de dióxido de carbono, será azul.
sustancia extraña genere un falso positivo. También, esta claro que permite
mantener la muestra sin degradarse por acción bacteriana por más tiempo.

Arriba, kit para prueba de Kastle Meyer o fenolftaleína. Abajo, a la


izquierda, se observa la muestra de control.

La mejor forma de recolectar una sustancia sospechosa es agregando dos


o tres gotas de agua destilada al aplicador.

IV. Procedimiento.

La prueba de Kastle Meyer debería intentarse luego de un examen exhaustivo del


escenario de los hechos, una vez preservadas e historificadas todas las evidencias de
interés que encontremos. Podría ocurrir que detectemos manchas sospechosas o
tengamos razones para creer que hay restos hemáticos en el sitio que hayan sido
limpiados o diluidos por acción dolosa o natural. Tenga siempre presente que debemos
evitar la contaminación a toda cosa. USE SIEMPRE GUANTES DE LÁTEX Y
PROTECCIÓN EN BOCA Y NARIZ. Procure no dejar que las puntas de los goteros y
los hisopos se toquen. Evite también intercambiar las tapas de los reactivos y use
siempre un hisopo nuevo para cada prueba. Jamás aplique los reactivos directamente
sobre la evidencia. La prueba debe comenzar verificando los reactivos. Para esto se usa
la muestra de control incluida en el kit. Se toma un hisopo y se le aplican dos o tres
gotas de agua destilada. Se pone el hisopo en contacto con la muestra de control girando
el hisopo sobre si mismo. Acto seguido se aplica una o dos gotas de cada reactivo en el
orden siguiente:
1.) Alcohol: Aplique una o dos gotas sobre el hisopo.

2.) Fenolftaleína 5 : Aplique una o dos gotas sobre el hisopo.

En este punto, Usted debería hacer una pausa de unos segundos y verificar si la punta
del hisopo comienza a cambiar a color rosado. Esto no debería ocurrir cuando se hace
una prueba usando la muestra de control pero, de ocurrir, estaremos en presencia de un
FALSO POSITIVO Y NO DEBERIAMOS CONTINUAR CON LA PERICIA. Esto
significa, prima facie, que algún contaminante esta interfiriendo con la prueba. Si no
hay ningún cambio de color continúe con el último paso, esto es:

3.) Peróxido de Hidrógeno: Aplique una o dos gotas sobre el hisopo. Si la


prueba es positiva veremos un cambio de color casi inmediato a color
ROSADO.

La prueba de control preliminar debe hacerse sólo una vez antes de comenzar una
serie de pruebas. Una vez hecha, practique la prueba tantas veces como sea necesario en
la forma descrita.

Arriba, frascos de plástico con gotero, la mejor forma de llevar los químicos. Asegúrese
de que tengan etiquetas apropiadas e indique los reactivos, además, con tapas de
distintos colores.

V. Interpretación de los Resultados.

Las pruebas de orientación (cualitativas) pueden arrojar resultados bastante confiables


sobre la detección de sangre pero no puede asegurarse con 100% de seguridad que esta
este presente. Sólo las pruebas confirmatorias serán definitivas. El cuadro sinóptico de
este artículo describe una variedad de reacciones posibles al aplicar esta pericia y las
interpretaciones apropiadas que deberíamos hacer.

VI. Nota Importante.

Aplicados que sean los reactivos, no debemos esperar más de 30 segundos para
apreciar los resultados. Esto se debe a que después de ese tiempo la fenolftaleína

5
La fenolftaleína es un ácido débil que pierde cationes H+ en solución. La molécula de fenolftaleína es
incolora, en cambio el anión derivado de la fenolftaleína es de color rosa. Cuando se agrega una base la
fenolftaleína (siendo esta inicialmente incolora) pierde H+ formándose el anión y haciendo que tome
coloración rosa. Se puede decir que la solución de fenolftaleína esta “hambrienta” de oxígeno.
podría comenzar a reaccionar con el oxígeno del ambiente y tornarse rosada a pesar de
no estar presente la sangre.

VIRA A ROSADO. RESULTADO INTERPRETACIÓN

Luego de aplicar la Falso Positivo La reacción no ocurrió como


Fenolftaleína. resultado de la presencia de
sangre.
Luego de aplicar el Peróxido Positivo Indica presencia de sangre.
de Hidrógeno.
Nunca Negativo No indica presencia de
sangre (podría no estar
presente)

La sangre podría estar


presente pero esta
Falso negativo
demasiado diluida para
reaccionar.

Desafortunadamente, en Venezuela el agua destilada sólo esta disponible


en ampollas o bidones, pero no en frasco con gotero. El dosificador en la
punta permite tener una cantidad mayor a la disposición y asegurar que
este libre de contaminación hasta la última gota. Además, es más fácil
aplicarla sobre el hisopo o medio de transferencia apretando el frasco. Es
mejor que este sea transparente pues permite apreciar si tiene impurezas.

VII. La Identificación de Fluidos Biológicos en el Proceso Venezolano.

Debemos decir, sin temor a equivocarnos, que la detección de campo de rastros


hemáticos y otros fluidos biológicos ha sido dejada a un lado por los cuerpos policiales
venezolanos, salvo en casos de trascendencia nacional 6 . Esto se debe, según claman
6
En estos, incluso se llegan a practicar pruebas de reacción en cadena de polimerasa para determinar el
perfil genético del sospechoso.
algunos, al limitado presupuesto que manejan los cuerpos de seguridad del estado. En
nuestra humilde opinión, semejante realidad se debe más a la profunda ignorancia que
hemos padecido de un tiempo a esta parte todos los que en algo contribuimos con la
administración de justicia. Luego de analizar cientos de expedientes sustanciados con
ocasión de la comisión de diversos delitos, hemos comprobado que son comunes las
afirmaciones como “encontramos una mancha marrón rojiza consistente con sangre”.
Pensamos que menciones como esta en un acta policial, luego de la inspección técnica,
no le hacen favor alguno a la verdad y la justicia 7 . Con un poco de información y
dedicación es posible, sin quebrar el presupuesto del que se dispone, practicar una
prueba cualitativa colorimétrica (también en el caso de sustancias de abuso) que si bien
no es 100% concluyente podría arrojar luz sobre importantes aspectos materiales
vinculados al delito. Recientemente, como respuesta a este problema, la Tienda Forense
de Venezuela junto con la empresa Sumelab C.A., han puesto al alcance del
investigador el kit Hemastrip, el cual contiene todos los utensilios necesarios para la
práctica de una prueba de orientación en el caso de la sangre. Cada peritaje cuesta
apenas medio dólar americano (pueden hacerse hasta cien con un solo kit), luego es
falso que se trate de una tecnología inasequible en términos de precio. Se trata del
primer kit de su tipo en nuestro país, diseñado pensando especialmente en las
necesidades de un patrullero, pesquisa, perito judicial, criminalista, detective privado,
etc.

El hemastrip dispone, además, de una muestra de control que consiste en un cotonete


redondo impregnado en sangre de vacuno. Esto permite probar el papel reactivo antes
de proceder a la pericia propiamente dicha. Igualmente, trae una provisión suficiente de
agua deionizada para empapar cien o más aplicadores, pastilleros, escalpelo desechable,
pinzas, mascarilla, lentes protectores, etc. Esta pericia es tan sensible que puede detectar
trazas de sangre invisibles al ojo desnudo. También, creemos que dejar el monopolio
de las pruebas, aunque de orientación, únicamente al CICPC, órgano encargado de la
investigación criminalística en nuestro país ya ha hecho bastante daño a la justicia. Esta

7
Al revisar un expediente penal promedio, saltará a la vista que el 90% o más de las pruebas que el
Ministerio Público pretende llevar al juicio y que menciona en la acusación consisten, sustancialmente, en
pruebas testimoniales.
realidad debería ir cambiando de suerte que policías, militares y civiles, en conjunto,
trabajen en mejor sinergia. No vemos nada en las leyes venezolanas que obste a que sea
un detective privado, un policía municipal, un experto civil designado por el juez, etc.,
quien practique peritajes como los descritos en este artículo. Aún más, existen otras
pruebas disponibles hoy en día para la identificación preliminar de fluidos biológicos
además de la sangre, nos referimos al semen y a la orina. Estas pruebas, al igual que el
hemastrip, no requieren de conocimientos profundos, pueden ser practicadas por
personas con un entrenamiento básico y son bastante fiables. Finalmente, somos de la
opinión de que la peor prueba es la que no se realiza, la que nunca llega al conocimiento
del Tribunal y la peor sentencia la que termina por condenar o absolver valiéndose sólo
de una parte de las pruebas asequibles.

Arriba, prueba presuntiva para la detección de campo de orina (urea). La caja trae diez
pruebas. El mecanismo de aplicación de esta pericia es similar a otras para la detección
de sangre. Simplemente, se toma la muestra de la sustancia sospechosa con un
aplicador y se coloca dentro de la bolsa rompiendo el mango de madera. Hecho esto, se
rompen las ampollas que están adentro, estas traen los químicos necesarios
premezclados. La presencia de urea se indica con un color azulado.

EL AUTOR AUTORIZA EL USO DE ESTE MATERIAL


ÚNICAMENTE CON FINES PEDAGÓGICOS O ACADÉMICOS.

www.tiendaforense.com.ve