Profesor: Oscar Sáez M.

Formato de un informe técnico

Un informe técnico es el resultado de trabajo de investigación, de recopilación, de análisis, de evaluación de alternativas, a veces de todos estos esfuerzos simultáneamente. Suele, al mismo tiempo, ser una herramienta para que otros se informen, de manera eficaz, de la naturaleza, alcances, y posibilidades de solución de un problema, evitando que cada uno que los responsables deban asumir la tarea de la investigación previa y el análisis de las opciones posibles. El formato del informe técnico, como muchas normas, disposiciones o criterios desarrolladas en la práctica, es un ordenamiento de capítulos que se ha mejorado y pulido con el tiempo. En lo esencial proporciona una ayuda al lector, permitiéndole una eventual economía de tiempo, pues gracias a ese formato puede informarse progresivamente de qué trata el trabajo, pero sin tener para ello que leer todo el informe. Es una especie de arquitectura normalizada del informe, que uno puede recorrer a medida que lo estima necesario. Los capítulos pueden ser algo diferentes dependiendo si se trata de un informe a ser publicado en una revista científica, o un documento interno de una empresa, o un informe de un consultor. Aquí me refiero más bien a un informe interno. Sus partes son, habitualmente: portada, sumario, índice, introducción, exposición, conclusiones, bibliografía, y anexos. Sigue un comentario sobre cada capítulo. Portada: contiene el nombre de la empresa o institución en la cual se realiza el trabajo, el nombre del trabajo, el nombre y el cargo del autor o de los autores, la fecha de emisión. Sumario: es un resumen de lo esencial de todo el trabajo. Bastan breves frases para señalar el contexto de trabajo y las conclusiones principales. El lector espera que a lo más en una página encuentre los elementos de juicio para saber si seguirá leyendo el documento. Si le interesa, seguirá adelante. Índice: muestra la organización del resto del documento. Introducción: aquí habrá espacio para referirse a la motivación del autor y las restricciones del trabajo, a reseñar los diferentes capítulos que siguen, y a todo lo que no es la exposición técnica propiamente tal. Exposición: esta es la parte en que se relata el trabajo efectuado, y cómo se hizo. Aquí se describe, si se considera importante, la terminología nueva, los datos tomados de otros autores, el equipo de trabajo, el método seguido y la información producida en esta investigación. Aquí encontrarán su lugar los mapas, los diagramas de organización, de proceso, etc.

Profesor: Oscar Sáez M. luego alguna crítica al trabajo ejecutado. lo que pueda constituir recomendación o comentario. quedan mejor en anexos. <editorial>. alguna proposición de continuación. <número de las páginas referidas>. indicar la dirección y cualquiera otra guía de manera que pueda ser ubicada apropiadamente por el lector. Anexos: todo el material complementario se dispone en anexos. <nombre de la revista><número de la revista>. Bibliografía: lista de las referencias bibliográficas. señalar <Autores>. señalar <Autores>. <número de las páginas referidas>.<nombre del texto>. Para cada cita de documentos de Internet. Para cada cita de revistas. y otros elementos que pueden obstaculizar la lectura del informe. Para cada cita de libros. tablas de datos. <fecha de la revista>. <lugar de publicación>. <fecha de publicación>. Glosario. <número de la edición>.<nombre del artículo>. Conclusiones: aquí caben las conclusiones del autor: en primer lugar lo que se deduce de los antecedentes reunidos. en fin. . justificaciones teóricas.