MARISCAL LANNES De origen humilde, el que llegó a ser Duque de Montebello y mariscal Imperial fue gran amigo y hombre

de confianza de Bonaparte, que le atendió personalmente en sus últimos momentos de vida (murió en la batalla de Essling. Se encargó de atacar la ciudad en el 2º Sitio. Su opinión sobre este asedio es que era "desesperada, inhumana y antirrazonable". pensaba que los españoles eran unos fanáticos dementes, aunque habló con espantada admiración de la defensa a ultranza que protagonizaron los sitiados. No olvidó nunca sus experiencias en Zaragoza, y pidió con insistencia a Napoleón que le alejara de esta ciudad quer tanto se le había resistido.