You are on page 1of 83

03 WATER CHAP3 (esp

)

25/06/07

12:08

Page 128

El agua y los pueblos indígenas

128

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 129

Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional

129

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 130

El agua y los pueblos indígenas

130

“Aquí la pobreza es grande pero cuando planteamos nuestras reivindicaciones, nos tratan de subversivos. Lo que pasa es que el gobierno no conoce la realidad. Nos dicen que es cosa política, claro que sí. ¿Tenemos derecho a la política o el gobierno nomás puede hablar de eso? Tenemos nuestro pensamiento, ¿eso es delito?” (Campesino de Ajllata Grande en el Altiplano de Bolivia, en Pulso No. 38, 2003)

Rocío Renee Bustamante es docente e investigadora en el Centro Andino para la Gestión y Uso del Agua (Centro AGUA) de la Universidad Mayor de San Simón. Es responsable del proyecto Water Law and Indigenous Rights (WALIR) en Bolivia, y es investigadora de doctorado en la Universidad de Wageningen, Los Países Bajos. vhrocio@entelnet.bo

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 131

Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional

Antecedentes
Desde más o menos los años 90 la lucha por la autonomía, el territorio y los recursos naturales, ha sido y es clave en el movimiento indígena y popular de América Latina. Es importante tener en cuenta que este “no es un derecho a realizar en el vacío, ni se limita a aspectos puramente simbólicos; la tierra y sus recursos son su soporte material” (Toledo, 1996). Y es precisamente por ello que en torno al control y la gestión de estos recursos surgen las principales demandas de los últimos tiempos. La estrategia inicial de reivindicar el dominio territorial, ha sido desplazada por una de buscar en lo inmediato el reconocimiento y respeto de sus derechos en cuanto al control y la gestión de determinados recursos. Obviamente, este cambio de estrategia no implica la renuncia a la territorialidad, sino el actuar con criterios de “realismo político” y dar respuesta a situaciones concretas, que demandan una acción urgente para que no ocurra que “a la hora de los derechos reconocidos, si alguna vez llegara, pocos recursos habrá efectivamente bajo control indígena” (Toledo, 1996). Esta posición, que algunos consideraran más pragmática e incluso inmediatista, tiende a lograr la protección de los recursos naturales que se encuentran en territorios o bajo el control de pueblos indígenas y comunidades campesinas para que sus derechos no sean afectados por terceros. En ese sentido se han formulado propuestas e implementado medidas que incluyen: “(…) protección de grupos y zonas vulnerables, discriminación positiva, resguardo del equilibrio ecológico. A su vez las estrategias jurídicas concretas pueden ser fuertes, como exigencia de exclusividad de concesión, o débiles como la solicitud del derecho preferente, pasando por prohibiciones de concesión en determinadas zonas y recursos” (Ídem). Sin embargo, aunque se han logrado importantes avances en el ámbito del reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y comunidades campesinas, en general estos “(…) deben salvar una serie de escollos, como resultado de la complejidad y altos costos procedimentales y/o de aplicación de las normas y los procedimientos para poder operativizar sus derechos” (Marinissen,

1998). Esto tiene un impacto negativo, porque si se suma a las dificultades burocráticas la falta de voluntad política, se puede vislumbrar una seria amenaza al respeto y cumplimiento de estos derechos. Sin mencionar que en algunos casos este reconocimiento puede además plantear varios dilemas, algunos de los cuales serán explicados más adelante. Por ello, en síntesis se podría decir que el proceso de reconocimiento formal de la diversidad, basado en el enfoque del derecho a la diferencia, esta todavía iniciándose y, como todo comienzo, plantea una serie de desafíos que hay que afrontar. En ese sentido los debates sobre lo pluri-nacional y lo multi e inter-cultural, motivan a pensar más seriamente en temas como la participación y el control social, la democracia y los regímenes de autonomía en diferentes ámbitos (locales, étnicos, etc.). En el ámbito más especifico de los recursos hídricos, el debate comienza a raíz de las modificaciones de las políticas y la legislación emprendidas por varios países de la región. En algunos de estos países, como Ecuador, Perú y Bolivia, por ejemplo, las observaciones a los proyectos propuestos por los respectivos gobiernos, tenían como argumento principal el desconocimiento de los derechos de pueblos indígenas y comunidades campesinas que tenían derechos y habían estado gestionando el agua desde tiempos precoloniales. Incluso en ciertos casos (Ecuador y Bolivia) se han generado contrapropuestas legales cuya principal característica es la reivindicación de la naturaleza principalmente comunitaria, social y ecológica del agua, sin desconocer por ello su importancia económica. Las voces que se levantaron en varios lugares para defender esta visión, motivaron que se reconsideraran anteriores enfoques y se viera la importancia de reconocer los derechos existentes de pueblos indígenas y comunidades campesinas, así como de garantizar su participación en la institucionalidad creada para la gestión del recurso. En Bolivia, a diferencia de otros países incluso de la región andina, nos encontramos ante una histórica debilidad y casi inexistencia del Estado en la gestión del agua. Producto de esto, la gestión

131

jamás lo ejerció en la práctica. Esta Ley de 1906 ha sido derogada en varias partes por normas posteriores. que se han tramitado principalmente en la zona amazónica del país) permitiendo la reivindicación de algunos derechos aunque en sentido muy limitado. permitió el amplio desarrollo de formas locales de gestión(1) y de creación de derechos basados en principios y valores culturales diferentes: los “usos. hasta antes del 2000. Por todo ello es que podemos asegurar que la mayoría de las organizaciones de usuarios regantes pueden respaldar su derecho de uso y aprovechamiento de agua con documentación válida en toda forma de derecho.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 132 El agua y los pueblos indígenas de este recurso. la zona de influencia del sistema de riegos (que entre otras cosas es por demás un fenómeno territorial). es decir aquellos derechos otorgados a las comunidades (ex Pueblos Reales de Indios) durante el periodo colonial. el proceso de su implementación esta recién iniciándose y la mayoría de las comunidades y pueblos indígenascampesinos todavía no cuentan con ningún tipo de documentación o registro que de fe de los derechos que tienen sobre las fuentes de agua. En otros lugares. la única posibilidad de reconocimiento estaba dada por la titulación como Tierra Comunitaria de Origen (las TCO. por lo menos en lo que toca al recurso agua. viene haciéndose de forma autónoma e independiente y sin prácticamente ningún tipo de intervención externa (exceptuando algunas veces las de los proyectos de desarrollo). esta normativa se encuen- tra enmarcada en su propia cultura organizacional. y siempre queda abierta la posibilidad de que estos recursos sean otorgados para otros usos. que posteriormente es elevado a rango de ley el 28 de noviembre de 1906. la organización social y su propia normativa en la gestión. y a pesar de los avances en materia de normativas.” (Propuesta a ser considerada para la elaboración del ante Proyecto del Recurso Agua. Estos derechos en principio fueron exclusivamente de posesión. a pesar de aquella declaración normativa constitucional de tener el “dominio originario” de los recursos naturales. Sentimiento por demás reforzado porque el Estado. Es con relación a estos derechos que se plantean reivindicaciones por parte de las organizaciones indígenas y campesinas: “(…) A raíz de estas titulaciones es que los usuarios regantes tienen el sentimiento de propiedad de las aguas que usan. el Estado boliviano asumió un rol mas activo en la gestión del agua. 132 El difícil camino de formulación de una nueva Ley de Aguas para Bolivia El primer referente legal del período republicano en Bolivia data de 1879 cuando se emite un Decreto (8 de Septiembre de 1879) sobre el Dominio y Aprovechamiento de Aguas. No obstante. principalmente mediante la formulación de leyes que regulen los derechos de uso y aprovechamiento del recurso y generando una institucionalidad que considera la incorporación de las organizaciones sociales en espacios deliberativos. se mantenían (y aún se mantienen) como referencia los denominados “derechos históricos”. de forma que actualmente. En este contexto. Está de más decir que tratándose de comunidades indígenas y organizaciones campesinas quechuas. básicamente se reconoce el consumo humano. pero ya en el periodo republicano fueron confirmados y ampliados como derechos de propiedad concedidos de forma accesoria a la tierra. el riego y sólo excepcionalmente la piscicultura. en función del cual se han logrado cambios en la legislación y la institucionalidad. costumbres y servidumbres” que frecuentemente alegan los campesinos e indígenas como fuentes de sus derechos sobre el agua y que actualmente se han constituido en un referente identitario poderoso. 21 de Agosto de 1998) Esta particularidad del caso boliviano. especialmente en las zonas rurales. Sólo muy recientemente y ante las presiones de organismos internacionales de cooperación. si bien algunas de . este derecho tiene además claro su fuente o fuentes de agua. consultivos y en algunos casos hasta decisorios.

al pronunciarse en contra de una nueva Ley de Aguas (en septiembre y octubre del 2000). el tema 133 . 28818 y 28819 de Agosto del 2006 que aprueban los Reglamentos de la Ley 2878 2007 Ley No. Es por esta razón que durante los últimos 30 años se ha venido trabajando en una propuesta de Ley General que llene el vacío dejado por la Ley de 1906. Lacustre y Marítima (DS 12684) 1975 Decreto Ley de Vida Silvestre. “congelando” de esta manera la discusión sobre este tema. Se establecía además.S. estas no son aplicadas debido principalmente al desconocimiento y a que se fueron elaborando leyes y reglamentaciones sectoriales que establecían normas distintas sobre el tema. el Gobierno se comprometió a conformar una comisión para que dentro del plazo de 60 días elaborara un proyecto de ley alternativo que modifique las normas atentatorias a los derechos campesinos. se decidió también abrogar la Ley de Dominio y Aprovechamiento de Aguas de 1906. 3330 de 18 de Enero del 2006. 2028 2000 Ley Nº 2066 de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario 2004 Ley No. Finalmente.S. No. disposiciones sectoriales y a contratos administrativos. 210/67 1975 Código Civil 1975 Decreto Ley de Navegación Fluvial. Resolución Ministerial No. 3602 de 12 de Enero del 2007 que norma la conformación del las entidades prestadoras de servicio de agua potable y alcantarillado sanitario – EPSA Elaborado por la autora Así. No. Esto ha motivado que ante la falta de una norma general que permita el otorgamiento de nuevos derechos. en cuanto al tema de las leyes vigentes sobre recursos hídricos en Bolivia. Parques Nacionales. 1953 Ley de Reforma Agraria 1967 Constitución Política del Estado 1967 Reglamento de Aguas para Irrigación. Han transcurrido ya varios años desde que estos acuerdos fueron firmados y todavía no se ha logrado avanzar en la formulación de una Ley de Aguas para el país. que mientras esta comisión terminara su trabajo “no se aprobaría ninguna norma ni concesión sobre el recurso agua” (3).03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 133 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional sus disposiciones todavía tienen vigencia(2). Fueron precisamente estas organizaciones las que. 28601 de 23 de Enero del 2006 de Creación del Ministerio del Agua 2006 D. lograron que el Gobierno accediera a retirar y archivar el proyecto de ley que en ese momento se encontraba siendo analizado en el Congreso Nacional. indígenas y de los colonizadores sobre las aguas. aunque hasta el año 2000 se tenían ya 32 versiones de proyectos generados en el Estado y varias propuestas alternativas de parte de las organizaciones sociales. No obstante. pero esto aun no se ha concretado. los cuales conducen a una cada vez mayor fragmentación del sector. se recurra a leyes específicas. Caza y Pesca (DS 12301) 1977 Reglamento de la Organización Institucional y de las Concesiones del Sector de Aguas (DS 24716) 1990 Reglamento de Pesca y Acuicultura (DS 22581) 1993 Ley de Participación Popular 1993 Ley de Exportaciones 1994 Ley de Electricidad 1994 Ley Forestal 1996 Ley INRA 1996 Código de Minería 1997 Reglamento de Áreas Protegidas (DS 24781) 1997 Reglamento de Uso de Bienes de Dominio Público y de Servidumbres para Servicios de Aguas (DS 24716) 1998 Normas Reglamentarias de Uso y Aprovechamiento de Agua para Riego.28817. a pesar de todo el tiempo transcurrido y de las dificultades confrontadas. como parte de estos acuerdos. En los acuerdos firmados entonces. de consolidación del Consejo Interinstitucional del Agua 2006 D. se tiene una compleja variedad de normas que regulan sectores concretos y algunos principios generales en la Constitución Política del Estado (que actualmente está en proceso de reforma). Resolución Biministerial 01/98 1999 Ley de Municipalidades No. 2878 de Promoción y Apoyo al Sector Riego para la Producción Agropecuaria y Forestal 2006 Ley No. contenidas en otras leyes y disposiciones.

03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 134 El agua y los pueblos indígenas de la legislación sobre recursos hídricos se mantuvo en la agenda pública y constituye una de las prioridades de trabajo de los organismos internacionales de cooperación. En cuanto al proceso de construcción de la normativa de riego la historia fue un poco diferente. estos procesos además tienen la característica de ser más amplios y “participativos”. que hasta la fecha no han sido aprobados y que probablemente no lo sean nunca. los esfuerzos realizados todavía no han logrado concretizarse. este Consejo tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2008. que fue parte del proceso y finalmente asumió la promoción de la reforma. Para avanzar en la formulación de una nueva Ley General. que inicialmente se crea mediante Decreto Supremo Nº 26599 del 20 de abril del 2002 y que posteriormente se consolida mediante la Ley No. posibilitando así el proceso de implementación de la normativa en el que actualmente estamos. En cuanto a una normativa más general. por las implicaciones que tiene para las inversiones en proyectos de desarrollo (sobretodo riego y agua potable). amplios derechos y pocas responsabilidades. bajo otras normas legales. Estos organismos han venido presionando y financiando al gobierno para que se hagan cambios en el marco legal existente. CIPCA. y el Programa Nacional de Riego). 134 . se inician procesos de discusión desde lo sectorial. Ambos procesos tuvieron resultados más que interesantes en cuanto al planteamiento de alternativas legales que permitieran una gestión más social y concertada del agua. Finalmente. 2006). En el 2000 comienza el proceso de consulta para la elaboración de los reglamentos de la Ley No. Reconocimiento y Otorgación de Derechos de Uso y Aprovechamiento de Recursos Hídricos para el Riego y de Gestión de Sistemas de Riego. técnicas y académicas representativas. Proyectos y Servidumbres) que fueron finalmente aprobados en agosto del 2006. 1). Esto fue más que evidente para el caso de los reglamentos de la Ley 2066. obligaron a un cambio de estrategia en el proceso de reforma legislativa del país. Según la Ley de su creación. logró que en Octubre del 2004 se promulgara la Ley No. Entre el 2004 y el 2006 esta misma organización trabajó también en la redacción de los Reglamentos (Marco Institucional. ya que el vacío legal existente en muchos casos garantiza. 3330 de 18 de Enero del 2006 como el “espacio oficial de diálogo y concertación que reúne al Estado a través del Poder Ejecutivo y los diferentes sectores de usuarios. instancia que debería garantizar su funcionamiento. en el marco de la Asamblea Constituyente. ya que el gobierno ha planteado ya una nueva ley y reglamentación para el sector (Ley Agua para la Vida. Por otro lado. a partir del 2002. tendrá como sede principal las dependencias del recientemente creado Ministerio del Agua. en parte debido a intereses sectoriales que prefieren mantener el actual estado de situación. las organizaciones sociales económicas. ya que la organización de los regantes (regional en primera instancia y nacional después). se promueve también la conformación del Consejo Interinstitucional del Agua (CONIAG) . pero se confrontaron con la falta de voluntad política(4) para su puesta en vigencia. también se viene trabajando en la definición de los principios y lineamientos constitucionales que guiarán las políticas y las normas sobre agua y servicios de agua en el país. 2066 de Prestación de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (financiado por el Banco Mundial y facilitado por la GTZ) y en el 2001 el de “construcción” de la Normativa de Riego para Bolivia (financiado por el BID y facilitado por la Comisión para la Gestión Integral del Agua en Bolivia. 2878 de Promoción y Apoyo al Sector Riego para la producción agropecuaria y forestal. Para cumplir su mandato. sobretodo de los sectores de riego y agua potable en los que se han hecho importantes avances. Los acuerdos firmados por el gobierno en el año 2000. con el objeto de construir y adecuar las políticas y normativas necesarias para que se ordene y regule la gestión de los recursos hídricos” (art.

se emitirá un dictamen técnico y posteriormente un pronunciamiento otorgando o negando el registro. comunidades indígenas y campesinas. Ley 2066). reconoce y otorga el derecho de uso y aprovechamiento de las fuentes de agua para riego a pueblos indígenas y originarios. es decir. para la seguridad jurídica de los derechos de uso y aprovechamiento del agua para riego. así como el uso y aprovechamiento de la fuente de agua “velando por el uso racional del recurso hídrico” (art. se reconocen los “derechos de uso y aprovechamiento” de los recursos hídricos destinados para riego bajo la figura de un Registro Colectivo o Familiar que se constituye en un “(…) acto administrativo mediante el cual el Estado. Este procedimiento de acuerdo a lo dispuesto por el Reglamento de Reconocimiento y Otorgación de Derechos de Uso y Aprovechamiento de Recursos Hídricos para el Riego (Ds. II Reglamento de Derechos). Bolivia – © R. 135 Agricultores indígenas. Aunque no es requisito ni condición indispensable o exigible para que los pueblos indígenas y originarios. así que nos remitiremos en esta sección a explicar brevemente el procedimiento establecido para el reconocimiento de derechos para el uso y aprovechamiento de agua para riego. Ley de Riego). 28818). garantizando jurídicamente de manera permanente.) organizarán la información requerida para el trámite en “carpetas de usos y costumbres”. El Registro se convierte entonces en título imprescriptible. Una vez recibida esta información. ayllus. asociaciones. a través del servicio Nacional de Riego (SENARI). es el siguiente(6): Los representantes de las organizaciones sociales (regantes. en caso de que las fuentes de agua sean compartidas. Ley No. organizaciones y sindicatos campesinos. asociaciones. 21. se han planteado varias interrogantes en cuanto al tema que nos ocupa en este artículo. ¿Cómo se hace este reconocimiento. pueblos indígenas. organizaciones y sindicatos campesinos usen o aprovechen las aguas (art. introduce la figura del Registro como el acto administrativo que certifica la prestación de los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario (art. etc. algunas de las cuales esbozamos a continuación: ¿Qué se reconoce? La Ley No. 2066 de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario. 8. 50. 2066) durante la “vida útil del servicio”. bajo qué procedimiento? Como habíamos mencionado anteriormente.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 135 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Los temas en cuestión Como parte del proceso de reformas legales y de políticas descrito anteriormente. comunidades indígenas y campesinas. Bustamante . se procederá a la publicación de la solicitud de registro en la prensa escrita y por radio por tres veces consecutivas. A los 60 días de haberse recibido la solicitud. se deberá además incluir un documento que exprese la conformidad de todos los sistemas existentes. Estas carpetas deben ser remitidas al Servicio Departamental de Riego (SEDERI) cuando las fuentes de agua son departamentales o al Servicio Nacional de Riego (SENARI) cuando son ínter departamentales o limítrofes. No. los reglamentos de la Ley 2066 todavía no han sido aprobados. inalienable e inembargable y oponible a terceros. y previa verificación de la documentación recibida y también de al menos una inspección al lugar. comunidades campesinas. Según la Ley de Riego (No. 2878). los recursos hídricos según sus usos y costumbres” (art. 6. sí lo es para la inversión en proyectos de desarrollo de los recursos hídricos(5).

y también el de respeto de las decisiones comunitarias. • Áreas de escurrimiento de cuencas. tanques. lagunas artificiales. 32 del Reglamento de Derechos). pozos. El registro solo puede ser modificado. En ríos. 29. • Áreas de acuíferos y sus áreas de recarga de vertientes. 26). o los acuerdos y convenios entre usuarios y organizaciones. etc. en el caso de los Registros Colectivos se consideran como titulares del derecho a las organizaciones indígenas. una vinculada al respeto de la diversidad cultural y étnica. ¿Cuáles son las consecuencias. asociaciones. En . de colonizadores. forestales. comunidades y/o organizaciones indígenas y campesinas. 40 Reglamento de Derechos). De forma que una vez formalizados los derechos bajo esta figura jurídica. microcuencas o parte de ellas y sus reservorios naturales o artificiales de aguas (lagunas naturales. la norma establece que los criterios de asignación del registro son básicamente las fuentes de agua y los reservorios naturales o artificiales (art. aunque también se considera como criterio de asignación a los acuerdos de uso entre los diferentes usuarios de una fuente (Ídem). estanques. que utilizan la fuente de agua para fines exclusivamente individuales o familiares. previa presentación de un acuerdo entre los titulares o en función de necesidades de fuentes de agua de comunidades existentes o nuevas. 9 Reglamento de Derechos) Los titulares del derecho en el caso de los Registros Familiares son: “las personas o pequeños productores agropecuarios. según usos y costumbres (art. o de un interés colectivo (art. (art. represas. los registros pueden ser colectivos o familiares. vertientes y otros). cochas. la otra referida a cuestiones de justicia socioeconómica “y que involucra la reasignación del agua o de los derechos y poderes relacionados con el agua” (Zwarteveen.(a) Reglamento de Derechos) 136 ¿Cuál es el sujeto / objeto del reconocimiento? Según la Ley de Riego. de oficio o a solicitud de parte. En cuanto a las fuentes de agua. en función de proyectos de mejoramiento o creación de nuevos sistemas de riego. según usos y costumbres” (art. caudales parciales según acuerdos establecidos o por establecerse. titulares o demandantes de Tierras Comunitarias de Origen. indígenas y originarias que pertenecen o están afiliadas a una organización campesina. Ídem). efectos deseados y no deseados de este reconocimiento? El reconocimiento de los derechos consuetudinarios usualmente tiene dos facetas. el Registro “constituye un instrumento jurídico que protege y garantiza el derecho de uso y aprovechamiento de recursos hídricos”. se tratará de resolver la cuestión según “usos y costumbres” y. asociaciones y sindicatos campesinos tienen “el derecho a usar y aprovechar a perpetuidad las fuentes de agua para consumo humano y para riego según usos y costumbres” (art. agilidad y transparencia (art. 14. indígena u originaria o asociación de regantes y asociaciones. 29 Reglamento de Derechos). 15 Reglamento de Derechos) En cuanto a cuál es el objeto del reconocimiento. 2005).03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 136 El agua y los pueblos indígenas Durante el proceso de tramitación. inc. 27). ayllus y comunidades. familias campesinas. campesinas. los pueblos indígenas y originarios. 6 del Reglamento de Derechos). marcas. se considera que éstas constituyen: ¿Cuál es la validez legal de este reconocimiento? Según el articulo 5 inciso I de la Ley de Riego. en caso de no lograrse un acuerdo. si existiese alguna oposición fundamentada. Los principios que guían este trámite son los de gratuidad. tajamares y otros. atajados. que deberán ser homologados por las autoridades del sector (art. galerías. Roth y Boelens. La caducidad (pérdida del derecho por el no uso) del registro solo procede cuando el área correspondiente se haya urbanizado completamente y no exista ninguna actividad agrícola o pecuaria (art. de regantes. la autoridad competente emitirá una resolución en base a un informe técnico – legal (art.

la propuesta de una redistribución o reasignación implicaría para algunos una “afectación”. Es decir. aunque tampoco se establecen los procedimientos a seguir. ya que en los hechos las posibilidades para una gestión equitativa y sostenible del agua. Por lo que habrá que preguntarse sobre las posibilidades reales que tiene el gobierno de efectivizar – o no – el acceso al agua como un derecho humano. a). con el derecho que tenemos todos al agua como un patrimonio común. el uso y el aprovechamiento de los recursos hídricos. son muy limitadas. en ambos espacios institucionales. 19.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 137 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional muchos casos. Volviendo a la Ley No. 18. ni siquiera cuando se cometan infracciones graves como la transferencia del derecho o la venta de agua. Reglamento de Derechos). no obs- 137 . Es decir que no existe la posibilidad de revocar los registros. De esta forma y aunque posteriormente en los reglamentos se establezcan algunos fundamentos de las políticas públicas de riego a través de las cuales se instituye el rol del Estado en la gestión del agua – y en diversos artí- culos se mencionen elementos para una gestión más equitativa y sostenible del agua –. inc. los recursos según sus usos y costumbres (art. en cuyo caso se considerará que el objeto del registro no existe” (art. en un contexto de limitadas posibilidades de acción en términos de planificación o implementación de políticas. que podría por ejemplo reasignar el agua según criterios de desarrollo estratégico y mayor equidad. cuando la base de la gestión es el acuerdo necesario con los sectores que controlan las fuentes de agua. en relación a potenciales otros usos del agua “sobre las mismas fuentes de agua o sobre cuencas o microcuencas en las que existan organizaciones de regantes” (art. considerando sectores que ahora no cuentan con este recurso. por el que durante mucho tiempo se ha abogado. si se considera la Ley y su reglamentación desde el punto de vista de los derechos colectivos. Reglamento de Derechos). ambas facetas – la injusticia socioeconómica y la injusticia cultural – están tan profundamente interrelacionadas que es difícil separarlas. ni los criterios de una eventual reasignación. Reglamento de Derechos) que el reglamento no define con precisión. la norma establece que ésta procede sólo “cuando el área correspondiente se haya urbanizado completamente y no exista ninguna actividad agrícola o pecuaria. 9. 21. que plantea básicamente el reconocimiento de los derechos existentes según “usos y costumbres”. así como para una reasignación de los derechos. 50. todo queda al final en pura retórica. que de alguna manera se limitan las atribuciones del gobierno para planificar. En cuanto a la caducidad. se designa al SENARI o SEDERI la atribución de desarrollar procesos de coordinación con otros entes reguladores. Reglamento Institucional). 2878. podemos ver que uno de los temas pendientes es el de la equidad y cómo los mecanismos de formalización que se están utilizando contribuyen o no a superar las inequidades existentes en el goce de los derechos a nivel de los sistemas hídricos y también en relación a los “sin agua” dentro del mismo sector. ordenar. casos en los que sólo se consideran sanciones “previa demostración del hecho” (art. existe una mayoría de representación de los regantes y sólo un representante del Ministerio de Planificación del Desarrollo (art. así como no define el procedimiento a seguirse en este caso. Un elemento central en la Ley de Riego y su Reglamentación es el reconocimiento de los “usos y costumbres” para la gestión del agua. Ahora bien. normar los derechos. En el actual contexto de reformas legales en Bolivia. Cabe mencionar aquí que. Ahora bien. Se trata entonces de equilibrar las reivindicaciones basadas en los “usos y costumbres”. pero es importante también considerar que “las inequidades culturales no pueden ser simplemente sobrepuestas a las inequidades socioeconómicas” (Ídem). es necesario repensar la situación en función de criterios definidos colectivamente como “justos” y de beneficio común para todos. vemos que bajo la figura de registro se reconocen y otorgan derechos de uso y aprovechamiento de las fuentes de agua para riego garantizando jurídicamente de manera permanente(7). según una política de Estado. pero considerando la importancia del agua como un factor desarrollo y como elemento esencial para la vida.

La pretensión de que los sistemas de uso y costumbre son casi sinónimos de equidad. justicia. ¿cómo avanzar en una gestión más integral. Por otro lado. conflictos como el de la “Guerra del Agua” lograrán que la discusión y las negociaciones en adelante se den en un contexto constituido de forma esencialmente diferente. no es necesariamente demostrable en la realidad concreta. equitativa y sostenible en el actual contexto de los derechos locales. uno de los temas irresueltos es el de la equidad en términos de clase. así como las importantes reformas legales y políticas que se vienen implementando. Bolivia – © R. podemos decir que el gran dilema sigue siendo cómo lograr un reconocimiento de los derechos locales.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 138 El agua y los pueblos indígenas tante. Y finalmente. sino también a nivel internacio- 138 Mujeres lavando ropa. por otro lado. dejándoles la decisión de incluir o excluir a los que no tienen agua. o iguales incluso. destacan más que nunca antes la relevancia del debate sobre lo pluri-nacional y lo multi e inter-cultural. El proceso de reformas legales recientes constituye un avance significativo en relación a las políticas de reconocimiento de los derechos locales sobre agua en general y el riego en particular. sino mediante la presión de la movilización social y el conflicto. indígenas y campesinos? El nuevo contexto y los desafíos que plantea Los drásticos cambios que ha atravesado Bolivia en los últimos años. las instituciones financieras internacionales comenzarán también a tomar en cuenta las propuestas y reivindicaciones sociales de forma más sistemática. entre las organizaciones sociales y el gobierno. que usualmente se supone como característica de estos órdenes normativos consuetudinarios. ¿quién establece los criterios de equidad? ¿Por qué no se puede asumir que todos los sistemas de “uso y costumbre” son automáticamente justos y equitativos. pero no precisamente a partir de la concertación. a pesar de todos los argumentos que puedan existir a favor de la formalización. etnia o género. Bustamante . ¿no será que también se están legalizando y legitimando injusticias o inequidades de clase. Por otro lado. La historia más reciente muestra que se han logrado avances significativos en el reconocimiento de los derechos de comunidades y pueblos indígenas-campesinos. En resumen. indígenas y campesinos sin al mismo tiempo afectarlos. y más bien se tienen varios ejemplos de lo contrario. etnia o género que actualmente existen? Por otro lado. Entonces al legalizar estos sistemas sin mayores cuestionamientos. internamente o en el contexto de espacios mayores en los que ahora se concibe la gestión del agua? Todo lo cual nos plantea la complicada pregunta sobre cómo y quién decide qué es lo justo? Y también sobre cuál es el “interés colectivo” que debería ser protegido por toda ley. ya que se comenzará a reconocer la importancia de generar espacios de diálogo y concertación. no sólo en Bolivia. Y. en función de acuerdos voluntarios que se suponen justos?. Si analizamos estas normas desde el punto de vista de la lucha histórica de las comunidades por mantener sus derechos. ¿cuán equitativo puede ser un sistema en el que se concentra todo el poder de decisión en los que ya tienen derechos establecidos. desde una mirada más política cabe también preguntarse cuáles son las ventajas de una formalización legal para las comunidades hídricas. No obstante. es posible razonar también que la ley se constituya en un instrumento para vulnerar estos derechos.

en resumen. así como algunas preguntas sobre cuestiones como la posibilidad de una gestión integral (GIRH). ya que a veces quedan resquicios por los que el Estado logra limitarlos e incluso perjudicarlos en razón.) – no se puede dejar de lado los desafíos que plantea sobre cómo resolver las cuestiones de representación. legitimidad y orden estatal sin tomar en cuenta el reconocimiento de las identidades culturales indígenas mayoritarias. El conflicto social ha sido el principal mecanismo visibilizador de esta realidad. en un país con una gran mayoría indígena y campesina como el nuestro. debemos añadir. es imposible “construir estabilidad política. sus estructuras de poder y su apetencia de autogobierno” (Garcia Linera. Consejo Interinstitucional el Agua. en general. Así. por ejemplo. Sin embargo. el problema de su efectividad y eficacia está relacionado con la forma en que se implementan. Los procedimientos que hasta ahora se han establecido para otros sectores (como tierra y bosques) han resultado complejos (excesivamente técnicos). en general. 139 Reflexiones finales Los acontecimientos de los últimos años en Bolivia han probado ampliamente que. de forma muy precisa incluso. consultivos e incluso con facultades de decisión (Consejo Técnico Social. el reconocimiento de las autoridades originarias y locales encargadas de la gestión de los sistemas y. Elementos como el reconocimiento de derechos colectivos con un espacio también para el registro de derechos individuales. de forma que. equitativa y sostenible. Más aun. si bien el proceso de formulación de la nueva normativa y algunas líneas de política ha sido. En relación al tema que nos ocupa. varios de los dilemas sobre el reconocimiento de derechos locales. En algún momento pareció que. etc. Estos y otros desafíos que han ido surgiendo en el largo camino de transformaciones de la gobernanza del agua en Bolivia. como dice Marinissen “existe una relación entre los intereses económicos y la pobreza de normas sociales” (Marinissen. Más aun. costosos y no siempre garantizan un efectivo reconocimiento de los derechos. de intereses económicos. Servicio Nacional de Riego. y de manera más general mediante la suscripción de Tratados o Acuerdos de Libre Comercio que consideran al agua y los servicios como un bien comerciable. esto se ha dado por ejemplo mediante los varios intentos de aprobar una norma que permita la exportación de aguas desde Potosí hacia la vecina República de Chile (incluyéndose aquí algunas propuestas presentadas durante el gobierno de Evo Morales). 1998). Por otro lado. cuya conformación y características actualmente se vienen debatiendo en el marco de la Asamblea Constituyente. sobre cuáles son las formas más democráticas de participación social. cuando esta participación involucra la toma de decisiones sobre temas tan importantes como el régimen de derechos de agua para el país. más participativo y ha incluido los sectores sociales y económicos vinculados al uso del agua – y también ha permitido la incorporación institucional de las organizaciones sociales en órganos deliberativos. si bien muchos aspectos han sido normados ya. pero muy particularmente en relación al control y la gestión de los recursos. representatividad y legitimidad. como apuntaba Garcia . cuando solo se reconoce lo existente sin considerar los desafíos a futuro. el reconocimiento de los “usos y costumbres” en diversos ámbitos constituyen un logro destacable. 2003). como hemos indicado anteriormente.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 139 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional nal. es importante el considerar que la formulación de nuevas leyes y políticas constituye apenas el comienzo de un largo camino ya que. quedan como retos en la construcción de un nuevo Estado. sobretodo cuando se trata de inversiones en sectores económicamente importantes. indígenas y campesinos todavía persisten. el establecimiento de instancias de decisión colectiva para la asignación de los derechos y la planificación. del constante desencuentro entre el Estado y la sociedad en diferentes ámbitos. “y ambientales”. de territorios y la posibilidad de espacios de autonomía. es frecuente ver que disposiciones “sociales” o ambientales son evadidas o ignoradas.

políticos y jurídicos. 89 y PULSO No. El reconocimiento de estos derechos de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas. reafirmando. Según la misma propuesta. por ejemplo. para alcanzar la vida plena. con respeto a formas de vida diferenciadas en el uso del espacio y el territorio” (Ídem). sino que la propuesta de las organizaciones es principalmente la construcción de estados pluri-nacionales y multiculturales. recuperando y fortaleciendo nuestra autonomía territorial. 5 de agosto de 2006). Algunos avances ya se han hecho en ese sentido ya que. sino que existiendo un respeto a esas diversas identidades culturales – y aún su aliento – se creen o potencien también otros elementos de cohesión en un ámbito nacional – estatal que tenga sus correlatos tangibles en términos de equidad. los regímenes de autonomía y el Estado como tal. Sucre. aquello que aporta en nuestra sobrevivencia como pueblo y estamos queriendo ser selectivos en introducir a nuestro modo de vida aquello que nos enriquezca y enfrentar aquello que nos destruye. para proyectarse a un futuro deseable para muchos acorte – o elimine definitivamente – esa pesarosa correlación entre condición indígena y rural (agudizada si incluimos la variable “mujer”) y la pobreza” (Albo et al. garantizando el ejercicio pleno de todos los derechos” (Propuesta de las Organizaciones Indígenas. económicos. que el Estado asuma con voluntad cierta de cambio las persistentes asimetrías configuradas a lo largo de una historia común e indisoluble. sistemas sociales. “Luchando por una proyección futura como pueblos mantenemos nuestros modos de vida tradicionales. El debate sobre cómo construir un Estado plurinacional es todavía central y actualmente se viene dando en relación a las propuestas para la nueva Constitución Política del Estado. en El Juguete Rabioso No. el derecho a la igualdad y el derecho a la diferencia y. plantean en su propuesta a la Constituyente. Campesinas y de Colonizadores hacia la Asamblea Constituyente. para definir nuestras políticas comunitarias. La autonomía de los territorios permite llevar adelante procesos de desarrollo basados en conceptos. segundo. y en este marco reafirmar nuestras estructuras de gobierno. es decir: “No se trata de crear “islas” de segregación. entendido además como un avance hacia su mayor autonomía. articulando las diferentes identidades étnicas y sociales. está claro que las demandas de autonomía no buscan la constitución de Estados independientes o algo parecido (aunque durante los últimos conflictos en Bolivia se han manifestado posiciones diferentes basadas en lo “regional” y en lo “étnico”). Las principales organizaciones sociales de Bolivia. la demanda indígena podría constituirse en un “pleno movimiento de reivindicación nacional indígena” (Ídem). puesto que del análisis de la experiencia de los “nacionalismos decolonizadores” se concluye que “una vez desatados son irreversibles y sólo pueden ser resueltos mediante la construcción de estados multinacionales o la conformación de estados independientes” (Álvaro Garcia Linera. tradiciones y propuestas propias. 1995) Lo cual es una forma de profundizar la democracia. Esto es. de esta manera ser los motores de la unidad y el bienestar social de todos los bolivianos. elección de autoridades y administración de justicia. 1997) 140 . sin excluir el crecimiento económico. con una visión solidaria. pero que. nos pone frente al desafío de decidir: ¿Cómo consideramos el tema de la diversidad para que se convierta en la base de políticas más equitativas y sostenibles? En definitiva nos lleva a proponer la necesidad de una serie de difíciles equilibrios entre. primero. la conformación de un Estado Plurinacional entendido como “…un modelo de organización política para la descolonización de nuestras naciones y pueblos. para vivir bien.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 140 El agua y los pueblos indígenas Linera. 218. 2003. Miembro de la CIDOB. Originarias. la decisión de construir el Estado Plurinacional debe ser entendida como “…un camino hacia nuestra autodeterminación como naciones y pueblos. respectivamente).” (Sergio Javivi. Se propone promover y reforzar el manejo sostenible de los recursos naturales renovables.

social. por ejemplo para justificar sus derechos sobre aguas subterráneas o en el caso de los municipios respaldar sus competencias para la otorgación de derechos. cultural. Se trabajó en ese sentido durante por lo menos dos años para finalmente lograr la aprobación de las referidas Normas Reglamentarias. Sin embargo. De esta forma se avanzaría en la transformación del Estado “sincerándolo” con una realidad plurimulti cada vez más difícil de ignorar. (7) El subrayado es de la autora. aunque la norma establecía plazos muy breves para regularizar derechos. para los países y su forma de concebirse a sí mismos y para los actores y su discurso que deberá ser incluyente” (Urioste. hace muy difícil una caracterización general de esta gestión. 2878. pero después de algunos intentos frustrados ésta fue cambiada a sólo una reglamentación del sector riego. 2000: 9). 2066 y art.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 141 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Esta difícil “gestión de equilibrios” constituye un reto “(…) para todos. (2) Algunos sectores habían intentado “rescatar” normas de la vieja Ley de 1906. (6) En adelante Reglamento de Derechos. NOTAS FINALES (1) La diversidad ecológica. 50 de la Ley No. 2001:9). La condición inicial fue la aprobación de una nueva Ley de Aguas. (3) Puntos consensuados entre representantes del Gobierno y de las organizaciones campesinas e indígenas el día 4 de octubre del 2000. Sin embargo. para el mundo y sus normas. que se constituyen en unos de los primeros precedentes del reconocimiento de los derechos poseídos por uso y costumbre. se planteó elaborar un reglamento especial. cuya discusión tardó aproximadamente otros dos años y que finalmente no fue aprobado. (5) Art. sobretodo. que se expresa en las formas locales de gestión del agua. (4) Anteriormente ya había ocurrido lo mismo con las Normas Reglamentarias de Uso y Aprovechamiento de Agua para Riego. que debieron elaborarse en cumplimiento al compromiso que había asumido el Estado boliviano para recibir un crédito del BID que le permitió implementar el Programa Nacional de Riego. tomar en cuenta que estos son temas que sólo pueden pensarse en “(…) un entorno completamente democrático que conduce al diálogo intercultural para así evitar el endurecimiento de posturas y un deslizamiento a fundamentalismos” (Assies. étnica de Bolivia. 8 y 49 de la Ley No. Ante esto. no se tenía claridad sobre las instancias institucionales y los procedimientos que deberían seguirse. 141 . Por lo que es importante. las investigaciones realizadas sobre este tema contribuyen de forma importante a este entendimiento.

En: CIPCA Cuadernos de Investigación. Ticona E. Bustamante R.geocities. Bustamante R. Cochabamba. 2005. Sin publicar. y Rojas G. y Zwarteveen M. Unas reflexiones sobre las contribuciones al Foro. Legislación Boliviana y Pueblos Indígenas. Nueva Jersey y Londres: Rutgers University Press. 1996.). 1998. el subsuelo. 2006 Assies W. En: DHIAL Magazine. Propuesta de las Organizaciones Indígenas. Derechos de los Pueblos Indígenas (Seminario Internacional realizado del 4 al 7 de marzo de 1996). Urioste B. Mesa Técnica del Agua. Marinissen J. Cochabamba: Plural Editores. La guerra del agua. Derechos de los Pueblos Indígenas (Seminario Internacional realizado del 4 al 7 de marzo de 1996). www. 2002. las tierras (Notas acerca de la (des) protección de los derechos indígenas sobre sus recursos naturales y contribución a una política pública de defensa). 1998. Análisis Critico del Proyecto de Ley de Aguas. Mimeo. Año 3. PEIRAV. Ecuador). www. Temuco (región mapuche). Bustamante R. Asamblea Nacional de Organizaciones Indígenas. Bustamante R. Liquid Relations. Boelens R. “La era post-nacional en Amerindia: la diversidad se oficializa”.. Enero de 2000. Bustamante R. Comisión Internacional de Juristas. www.).1. OIT. Número 218 del viernes 10 al jueves 16 de octubre del 2003. las riberas. Boelens R. 2001. conflicto y negociación entre organizaciones campesinas y SEMAPA en el Valle de Cochabamba. 142 . UMSS-UAW. En: Hoogendam P. Mimeo. 43. Santa Cruz: SNV – CEJIS. 2000. 2000. Zwarteveen M. 2000. www. FEDECOR. Propuesta a ser considerada para la elaboración del Anteproyecto de la Ley del Recurso Agua. Nuestra Vida. Javivi S. Campesinas y de Colonizadores hacia la Asamblea Constituyente. Cochabamba: PEIRAV. 1999. El Juguete Rabioso. “Water rights and legal pluralism: beyond analysis and recognition”.geocities. y Boelens R. 2da Edición.geocities. (eds. Roth D. Noviembre a diciembre 1998. New Brunswick.com/alertanet. Agua y Municipios. Roth D.. “Votos y Whipalas: Campesinos y Pueblos Originarios en Democracia” (Fundación Milenio Serie temas de la Modernización). Santa Cruz.com/alertanet. 2002. (ed. La situación de los Derechos de los Humanos de los Pueblos Indígenas en el Contexto latinoamericano (Texto preparado para el evento “Unidos en la diversidad por nuestro derecho al territorio”. Número 90 del 19 de octubre del 2003.” En: Tunupa. 1998. Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. Bolivia. Derechos Humanos. Assies W. Plataforma para una justa y equitativa “Ley del Recurso Agua”. Mimeo. Estudio comparativo de la legislación de agua en Bolivia y Ecuador con referencia a Perú y Chile (Documento realizado para el Foro Interinstitucional de Riego.geocities. Originarias. Chiang Mai.com/alertanet. Cochabamba.com/alertanet. “El Agua es la Vida. Universidad de Wageningen y CEPAL. 1997. Documento presentado al Foro I: Sobre Pluralismo Legal y Reconocimiento Constitucional del Derecho Indígena. Pulso. El Constitucionalismo Multiétnico en América Latina: El Caso de Bolivia (Ponencia preparada para el XII Congreso Internacional “Derecho Consuetudinario y Pluralismo Legal: Desafíos en el Tercer Milenio”). Propuesta para la Nueva Constitución Política del Estado.. Boletín No. Presentación de la CIDOB en Derechos Humanos. Mimeo. La Paz. Año 3. y Zwarteveen M. “Usos y costumbres en la gestión de riego: caos u orden en la gestión de agua para riego”. Los derechos indígenas y campesinos en las propuestas de Ley de Aguas en Bolivia. Contested Water Rights and Legal Complexity. Originarias. 1995. El difícil camino de la formulación de una nueva ley de aguas para Bolivia (Conferencia presentada en el Seminario Taller del “Foro del Agua” organizado por CGIAC y CONDESAN). Legal complexity and irrigation water control: Analysis. Cochabamba y Ginebra: Comisión Internacional de Juristas. Año 4. 1977-1998 (Informe Final y Anexos). Toledo V. Cochabamba y Ginebra: Comisión Internacional de Juristas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 142 El agua y los pueblos indígenas REFERENCIAS Albo X. El Juguete Rabioso. 1998. Todas las aguas. Campesinas y de Colonizadores de Bolivia. No.. No. recognition and beyond (Ponencia preparada para el XIII Congreso Internacional “Derecho Consuetudinario y Pluralismo Legal: Desafíos en el Tercer Milenio”). 2000. 2000. organizado por el Programa de Pueblos Indígenas dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos). Instituto Internacional de Gobernabilidad. 16. Documento WALIR Bolivia: Estudio legislativo. 1997. 2000. y Zulema G. Assies W. Sucre. Thailand. En: Roth D. Defensor del Pueblo de Bolivia con apoyo de Ayuda Obrera Suiza. Bolivia: Fundación Solon. Nuestras Aguas. Número 89 del 28 de septiembre del 2003. Arica (Chile).

Boelens .03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 143 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional 143 Prácticas de irrigación locales en comunidades indígenas. Ecuador – © R.

un diálogo entre el Estado y las organizaciones indígenas y campesinas. indígenas. para propiciar un debate conducente a la transformación del actual marco legal. etnicidad. campesinos. y es responsable del Proyecto WALIR-Perú (Water Law and Indigenous Rights Programme. comunidades campesinas. Actualmente es profesor de Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Mi objetivo es aclarar el significado de categorías como las de pueblos indígenas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 144 El agua y los pueblos indígenas 144 En el Perú. examino algunos conceptos centrales para replantear las relaciones entre la ley oficial y los derechos indígenas y campesinos al agua. Además de tratar estos puntos. las políticas públicas y el aparato burocrático estatal dedicados al manejo del agua niegan o reconocen tímidamente la vigencia de los derechos y usos indígenas y campesinos al agua. aguevar@pucp. Transformar esta situación supone. Lima) y Magíster en Antropología Cultural (Universidad de Wisconsin-Madison). Para contribuir a este diálogo.edu. entre varias tareas.pe . Armando Guevara Gil es Licenciado en Derecho (Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima. la legislación. desarrollo y pluralidad legal. como el potencial que tiene para sustentar las reivindicaciones indígenas y campesinas. y las subsecuentes transformaciones de la legislación estatal. coordinado por Wageningen University y CEPAL). en la parte final presento un panorama de la actual legislación peruana de aguas para graficar tanto sus sesgos y límites.

la vigencia de la cultura andina y la propiedad de los términos “indígena” y “campesino”. comunidades campesinas. Pajuelo 2000. En el otro. reemplazándola por la de “campesino” (Gelles 2002)(2). Boelens y Dávila 1998. Además de tratar estos puntos. Sólo aclarándolas se podrá plantear un debate productivo y conducente a la transformación del actual marco legal.. el diálogo con el Estado y las subsecuentes transformaciones de la legislación estatal (Assies. liberales o progresistas. los indianistas radicales y los propulsores del rescate de la “tecnología andina” postulan un ecologismo romántico que coloca al hombre andino más allá de la historia y muy cerca de la utopía autárquica (y ajena. Más allá de las cuestiones técnicas propias del proceso legislativo. etnicidad.. al igual que en muchos de los países andinos. que pretenden el cambio de la realidad agraria a cualquier costo. Urteaga y Guevara 2002). Con el ánimo de colaborar en esta tarea. Pueblos indígenas e indígenas Desde inicios del siglo XX. como el potencial que tienen para sustentar las reivindicaciones indígenas y campesinas. es importante recordar que el gobierno reformista militar (1968-1980) trató de erradicar la palabra “indio” del vocabulario oficial y nacional por su tremenda carga racista y excluyente. la causa indígena (e. Mientras el término “campesino” es una categoría socio-económica ampliamente usada por la antropología y sociología rural de inspiración marxista. El abanico conceptual empleado ha generado una serie de debates inacabables en torno a la especificidad de “lo andino”. Amazónicos y Afroperuanos 145 . desarrollo y pluralidad legal. Confederación Nacional de Comunidades del Perú afectadas por la Minería – CONACAMI).g. En un extremo se encuentran los modernizadores. ver Golte 2000. incluido el cultural. Esta tendencia es más notoria en el ámbito amazónico. la economía campesina. las políticas públicas y el aparato burocrático estatal dedicados al manejo del agua niegan. Esta diferencia fundamental en la forma de categorizar al sujeto antropológico ha inspirado agendas y políticas públicas divergentes. Declaración de Machu Picchu. Gelles 2002. Durante la presidencia de Alejandro Toledo (20012006) el gobierno abrazó. es muy importante reflexionar sobre los fundamentos del problema. ignoran o reconocen tímidamente la vigencia de los derechos y usos indígenas y campesinos al agua. campesinos. Ello se debe a las pretensiones del Estado-nación moderno y la economía de mercado que aspiran a crear un espacio político-económico con “reglas de juego” universales y abstraídas de la diversidad cultural. social y ecológica propia de los Andes. van der Haar and Hoekema 2000. por lo menos simbólicamente. en la parte final presento un panorama de la actual legislación de aguas y de las normas constitucionales e internacionales para graficar tanto sus sesgos y límites. En el ámbito político. la articulación campo-ciudad. el término “indígena” es una categoría étnica y cultural acuñada por la antropología indigenista y culturalista. creación de la Comisión Nacional de Pueblos Andinos. Por eso es necesario preguntarse por el significado de categorías como las de pueblos indígenas. Guevara et al. los estudiosos han empleado diferentes prismas para analizar la realidad andina. Mayer 1993).g. Transformar esta situación supone no sólo un gran movimiento político de reivindicación de los derechos indígenas y campesinos a controlar el agua bajo su propia lógica.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 145 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional En el Perú. También requiere de un bagaje teórico que sustente las demandas de cambio. Sin embargo. a continuación examino algunos conceptos centrales para replantear las relaciones entre la ley oficial y los derechos indígenas y campesinos al agua. en la última década el término está siendo reapropiado y reivindicado por los propios indígenas. 2002. donde la palabra “nativo” acabó adquiriendo tonalidades más despectivas que “indígena”. pero también se está presentando en el lenguaje político-reivindicativo de las comunidades andinas que enfrentan la expansión minera (e. indígenas. la legislación nacional.

La primera causa es el renacimiento étnico (ethnic revival) experimentado como correlato de la globalización neoliberal (Falk 1998. sin embargo. y que conservan todas o parte de sus propias instituciones sociales. económicas. el auto-reconocimiento. Amazónicos y Afroperuanos (INDEPA). La primera es la escuela de la “supervivencia cultural”. y ha sido absorbido por el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MIMDES). El lenguaje. ver Degregori 2000). el INDEPA acaba de perder ese rango y autonomía. culturales y políticas. La segunda es la revalorización de la diferencia étnica luego de décadas de políticas asimilacionistas e integracionistas que sólo causaron frustración y desconcierto. La tercera es la reivindicación política de la identidad indígena para obtener recursos del Estado (Appadurai 1997) y de los agentes nacionales e internacionales de desarrollo (e. en el proceso de reforma del Estado que el gobierno del presidente García (2006-2011) ha emprendido. más allá de los vaivenes del aparato estatal. Respecto a las corrientes teóricas. es decir.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 146 El agua y los pueblos indígenas (CONAPA) y su posterior mutación en el Instituto Nacional de Desarrollo de los Pueblos Andinos. desde 1995 la definición legal de “pueblos indígenas” e “indígena” es la provista por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes.g. En consecuencia. Sin embargo. la religión o las formas de adaptación al medio sirven de marcadores que fijan y tipifican la identidad del grupo y devienen elementos esenciales y definitorios de “lo indígena”. y el ámbito de aplicación del convenio. estas disposiciones pueden ser invocadas por los indígenas para sustentar sus derechos ante el Estado y terceros. aunque en forma mediata y selectiva. son indígenas los pueblos que descienden de poblaciones que habitaban el país en la época de la conquista o del establecimiento de las fronteras actuales. genere las oportunidades políticas e institucionales para que los pueblos indígenas y las comunidades andinas y amazónicas afirmen sus derechos en esas nuevas instancias regionales de gobierno. los referentes normativos y analíticos de la activación de la diferencia étnica y del reconocimiento estatal de los derechos indígenas y campesinos al agua se encuentran tanto en la antropología implícita en la visión oficial como en las diferentes corrientes teóricas que han tratado la cuestión de “lo indígena”. Al adquirir rango normativo. Finalmente. Es factible. Adicionalmente. que el proceso de descentralización impulsado por el actual gobierno. el ritual. las reivindicaciones indígenas y las están plasmando en tratados. La cuarta es la afirmación de una “alteridad exótica” que permite ocupar un espacio en el imaginario nacional e internacional para captar flujos e ingresos turísticos. organismo público descentralizado adscrito a la Presidencia del Consejo de Ministros y con rango ministerial). y la supervivencia o asimilación del grupo se pronostica en función de la factibilidad de continuar la práctica de los patrones culturales considerados esenciales. el grado de “indianidad” se mide por la proximidad o distancia a los parámetros identificados. es la conciencia de la identidad étnica. la política indigenista estatal volverá a ser sectorial y perderá los visos de transversalidad que el diseño institucional anterior previó. la ONU y la OEA están recogiendo. que luego se juridifican en el plano nacional. Favre 1998). con- venios o declaraciones internacionales. es importante anotar las causas de la revitalización y apropiación del concepto porque permiten comprender el uso que los propios pueblos y comunidades les dan en los diferentes contextos que enfrentan. calificar para los programas de alivio a la pobreza). Esta posición fluye de corrientes teóri- 146 . la organización política. una razón muy importante es la posibilidad de sustentar las reivindicaciones y los discursos locales en los avances del Derecho internacional indígena y del Derecho interno.. Así. Estos atributos están espacial y culturalmente distribuidos en forma discreta y diferenciada con respecto a otros grupos. De acuerdo con esta norma. Foros internacionales como la OIT. En nuestro caso. es necesario subrayar la existencia de dos grandes escuelas de pensamiento sobre la identidad indígena (Field 1994. un criterio fundamental para determinar la afiliación indígena. que enfatiza los rasgos primordiales o esenciales de los grupos estudiados. En esta perspectiva. En todo caso.

económico y social. sino que emergen de procesos etno-políticos de diferenciación inter-grupal. el problema teórico y político radica en determinar cuál es la mejor forma de aproximarse a esa alteridad radical (nosotros/ellos) que ha marcado la historia del Perú y los países andinos con el fin de diseñar políticas públicas e instituciones realmente inclusivas y equitativas. nacional. En este contexto. Aquí se postula que la identidad indígena es un producto que fluye del devenir histórico y de los diversos encuentros culturales.g. Indios y comunidades no son los resabios de sociedades aborígenes aisladas y suspendidas en el tiempo. 147 Identidad. sino socio-económico. La segunda es la escuela de “la resistencia”. a la par que brinda un sustento ideológico y político muy sólido al movimiento indígena y a los activistas nacionales e internacionales dedicados a promover los derechos de los pueblos indígenas. sino por la dinámica de resistencia y adaptación que desarrollan desde una posición de subordinación étnica y exclusión social. alfabeto. Como ya he mencionado. Sin ambos referentes no existirían “indios” ni comunidades indígenas o campesinas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 147 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional cas estructural-funcionalistas que privilegian el estudio del equilibrio y la homogeneidad interna. sino el resultado de procesos históricos de resistencia a la subordinación e incorporación excluyente a una economía política mayor (colonial. en efecto. la degradación étnica y la pauperización de las sociedades aborígenes afectadas por el colonialismo (externo o interno). la identidad de los pueblos indígenas no se define por la presencia de esencias inmutables o de lazos históricos a un pasado primordial. relacional y flexible porque se va condensando en función de las constantes redefiniciones e reinvenciones que los pueblos hacen para resistir y adaptarse a los embates externos. etnicidad y políticas multiculturales(3) Las sociedades y grupos culturales inventan diversas formas de simbolización para significar la realidad y diferenciarse de los “otros”. fruto de las luchas contra el despojo territorial. Lo negativo es que en la mayor parte de los casos la especificidad de los fenómenos étnicos y culturales tiende a disolverse en categorías analíticas de corte materialista. la religión. Así. la procedencia geográfica o las supuestas diferencias “raciales” entre los grupos. la lengua. Estos marcadores pueden ser las costumbres. y la generación de lazos de solidaridad interna.. internacional). colonial. Lo positivo en esta perspectiva es que se enfatiza el carácter relacional de categorías como “campesino” y “comunidad campesina”. la identidad indígena es fluida. En cualquier caso. La identidad y la situación actual es. En esta tendencia el eje analítico no es étnico-cultural. las identidades no expresan lazos primordiales (“lo andino”). la asimilación cultural. En esta dinámica. las formas de organización política. una creación colonial y estatal. Derecho). la marginación social. otra forma de predicar sobre las sociedades rurales andinas es la que proviene de la antropología de inspiración materialista. religión católica. Esta escuela enfatiza que la presión e influencia de las fuerzas externas pueden ser de tal magnitud que las sociedades indígenas contemporáneas no necesariamente se asemejan a sus predecesoras porque han ido incorporando diversas formas socioculturales que las han transformado por completo (e. Bajo esta perspectiva es importante enfatizar que los “indios” son. cabildos. la ocupación. republicana). en esta perspectiva. La dicotomización entre propios y extraños se hace a partir de los marcadores étnicos o grupales que se formulan para practicar el juego de identidades. sociales y políticos experimentados por los pueblos indígenas a lo largo de la historia (precolonial. Al hacerlo conjugan una identidad colectiva que se caracteriza por la auto-adscripción o auto-reconocimiento. Los pueblos autóc- tonos no habrían sido “indígenas” y habrían tenido su propio discurso histórico de no haber mediado siglos de luchas contra la sociedad colonial y criolla dominante. .

Gelles propone un concepto “emic” de etnicidad que emerge de las prácticas rituales propiciatorias que un grupo social (pueblo. que respeten el pluralismo y la identidad de los universos en conflicto”(4). entre otras cosas (como la lengua. y planteando “formas más sofisticadas de coexistencia política entre las culturas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 148 El agua y los pueblos indígenas El juego de identidades locales y la conjugación histórica y cultural de la etnicidad andina (etnogénesis) se encuentran planteados. el vestido y el alimento). desde la discriminación y el prejuicio. Ello produce una espiral de violencia simbólica y física que puede llegar a grados extremos. Ambos autores enfatizan el particularismo y localismo de las identidades andinas. comunidad) realiza para vincularse a su universo sagrado de aguas y montañas tutelares. una sociedad que niega la validez de las prácticas culturales andinas” (Gelles 2002: 59-60).” (2002: 28) Como afirma Gelles (2006). Ambos extremos son fuentes de conflicto (i. reforzando la autonomía de las comunidades culturales en contacto. apus. “mestizo/misti” o “criollo”. El primero enfatiza el papel de la experiencia histórica colonial y neocolonial en la formación de las identidades andinas y explica cómo la política de reducciones de la población andina en “pueblos de indios” significó la formación de centenares de pequeños “grupos étnicos” de tamaño comunal. Gelles sí cree que debe emplearse como una etiqueta abarcadora de la diversidad que él mismo documenta: “El hecho es que millones de indígenas de las serranías de Ecuador. sino que se nutre de los innumerables “pactos” entre las poblaciones y sus deidades locales (e. conflictos inter-comunales). Estas creencias y prácticas. por Abercrombie (1991) y Gelles (2002.e. son componentes fundamentales de los sistemas locales de producción agrícola y pastoral. Lo importante en su propuesta es que el juego de identidades étnicas no se reduce al uso diferencial de categorías como “indio”. entonces resulta difícil aceptar que por una necesidad teórica de clasificación de los grupos humanos atribuyamos esa condición a quienes no la reivindican explícitamente.. ¿Existe la identidad étnica “andina o indígena” o estos procesos de “microetnogénesis” están vaciando 148 de contenido al propio concepto de “etnicidad indígena”? ¿Cuál es el impacto del particularismo étnico y de la lealtad a las identidades locales en el auto-reconocimiento como “indígena” y en el movimiento indígena peruano? Si asumimos que el auto-reconocimiento es un requisito fundamental para atribuir la condición de indígena a una persona. 2006). lo que a su vez plantea el problema de la pertinencia del concepto de “indígena” para referirse a identidades locales tan diferenciadas y fragmentadas. . De ahí que resulte fundamental imaginar y articular políticas sensibles y sensatas frente a la diversidad. Hay. los pueblos y comunidades andinas en conjunto.. distinguen a los pueblos indígenas de los mistis y la sociedad criolla predominante. “cholo”.g. Pese a estos problemas teóricos y políticos con la categoría “indígena”. el denominador común en los conflictos étnicos es que la acentuación de las identidades y diferencias endurece las fronteras entre los grupos. forjadas en un contexto colonial y hoy en día olvidadas o denigradas por los discursos de la cultura dominante y por la política de las naciones andinas. hasta la persecución y la “limpieza étnica”. afirma la solidaridad interna frente al “otro” y niega las posibilidades de comprensión intercultural. la etnicidad en los Andes rebasa la dicotomía indios-blancos y se potencia por la multiplicidad de identidades locales. tienen creencias y prácticas rituales similares que son distintivamente andinas y están vinculadas a nociones fundamentales de comunidad y de identidad étnica. se diferencian del resto de la sociedad porque comparten este sistema de creencias: “Debido a la forma en que la religión andina autóctona y las prácticas rituales atomizan el poder en un sinnúmero de cerros (cada uno con una población dependiente de él y de un santo patrón para la fertilidad y la prosperidad). En general. entre otros. que a lo largo del tiempo se identificaron con sus territorios locales pero también con el Estadonación al que ahora pertenecen (1991: 95-96). Perú y Bolivia que hablan quechua. no obstante que participan en distintos universos sociales y culturales. A su vez. una convicción compartida de que los cerros y la tierra poseen propiedades espirituales que. además. aymara y español. existe una extensa gama de identidades étnicas entre los grupos de la sierra. Basándose en esta observación. “cabildos”).

Golte 2000: 222). Pero lo interesante es que el multiculturalismo también puede asociarse a la emergencia de discursos contrahegemónicos pues. Kukathas 1997). y el Perú se reclama uno de ellos. El problema en los Estados modernos. también. por la supremacía de una identidad primordial o por la afirmación de una cosmovisión sobre otra. el multiculturalismo adquiere un cuño distintivo. Giusti 1999). abierto y democrático (ver Kymlicka 1995.). las asimetrías estructurales propias de la etnicidad se expresan en escenarios multiculturales que tienen diversas raíces y vertientes. Kymlicka 1995. político o epistemológico del paradigma liberal” (1999: 222). países nor-atlánticos (Kottak 1997. Estado.g. la etnicidad se origina en la incorporación asimétrica de grupos estructuralmente diferenciados a una economía política determinada.g. En consonancia con esas reformas neoliberales. vitalidad y heterogeneidad de los diferentes grupos culturales que se pretendió homogenizar (e. Es importante anotar que bajo la etiqueta del multiculturalismo confluyen diversas vertientes políticas. Para ello es necesario superar el viejo sueño del proyecto nacional y transformar el “problema” de la multiplicidad étnica y cultural en el eje de una nueva forma de organizar el Estado. y genere áreas geográficas y políticas autonómicas para garantizar “un control indirecto al menor costo posible sobre poblaciones y territorios que ya no le es posible administrar directamente” (Favre 1998: 146). ex–bloque soviético).. Como señala el antropólogo John Comaroff (1992: 54). e. “los legatarios de esos territorios deben hacer reinar ahí el orden y la seguridad y aprender a vivir en ellos con autonomía. que se estrellaron contra la resistencia.. como enfatiza Giusti. el multiculturalismo adquiere propiedades hegemónicas cuando el discurso oficial de la globalización transforma las diferencias estructurales y las relaciones internacionales inequitativas en una alteridad cultural que debe respetarse y celebrarse (Degregori 2000: 58-59. transitando del “Estado-nación” al “Estado multinacional” o pluriétnico. región autónoma) o por la reconfiguración de las relaciones de poder económico y social entre los grupos étnicos involucrados. En el caso de las reformas estructurales del Estado en América Latina y África. donde las diferencias culturales se instrumentaron para constituir un orden colonial jerárquico. Favre observa que los márgenes de autonomía conquistados no transforman la naturaleza del Estado. En el mundo contemporáneo..03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 149 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional En general. de una lucha por el control o la creación de un espacio político alternativo (e. El objetivo es que el nuevo Estado neoliberal renuncie a proporcionar los bienes y servicios públicos que el Estado desarrollista o interventor trataba de brindar. Se 149 . excluyente y segregado. Al hacerlo.g. es balancear el principio de la igualdad con el principio del respeto a la diferencia en un ambiente plural. países latinoamericanos. no se trata de crear un compartimiento estanco para cada una de las culturas. es decir. se nutre del “proceso de deslegitimación del modelo occidental de civilización” al rechazar “el supuesto universalismo moral. sino que sólo lo descargan de sus obligaciones. sino más bien funcionales a la subordinación política de los indígenas. México ha sido el primer país latinoamericano en reconocer los límites del integracionismo y postular “una política de gestión étnica” (Favre 1998: 142). Por ejemplo. Al distinguir entre el indigenismo integracionista propio del Estado populista. grupos étnicos o comunidades campesinas identificados por el análisis antropológico. sin contar con servicios públicos cuya oferta se agota” (Ibid. ese fue el caso de las “Repúblicas de Indios y Españoles” en los Andes. liberales o socialistas. no todas ellas realmente contrahegemónicas. Otra causa de la multiculturalidad son los flujos migratorios transnacionales que han cambiado por completo la composición étnica y cultural de vastas regiones del planeta al compás de la globalización. También brotan de proyectos nacionales modernizadores. Ante este hecho. Pueden ser el fruto de una experiencia colonial o de un proceso posterior de colonialismo interno (Stavenhagen 1990). Se trata. y la ideología del indianismo que propicia el neoliberalismo. el conflicto étnico no supone una simple disputa por la imposición de un sistema de representaciones colectivas. En la historia colonial.

2002. etc. Ello exige pensar formas contrahegemónicas de multiculturalismo e interculturalidad. lo más 150 Campesinos y comunidades en el Perú En el Perú. Esto lleva a una concentración excesiva en el tema de “los campesinos” y sus “comunidades” (Monge 1993). Aún así. Explicaciones que vean en ella motivaciones irracionales o puramente espirituales como apego a las tradiciones. Este agregado social tenía una organización política diferenciada y adquiría derechos consuetudinarios a la tierra. en la vena de Arguedas y Fuenzalida. es por regla general una de las condiciones para que los campesinos miembros puedan participar en el mercado. plantea una serie de abstracciones que sirven para orientar las investigaciones específicas: • Es una administradora de recursos. Por eso “no disponemos de una tipología adecuada de comunidades” y. al menos no son científicas (Mossbrucker 1990. no son explicaciones. parafraseando el título de una famosa novela peruana.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 150 El agua y los pueblos indígenas trata más bien de afirmar la identidad de cada uno a partir del diálogo intercultural. En esta tarea será necesario afinar las herramientas interpretativas que permiten “fusionar horizontes de sentido”(5). La fecunda hibridación que producen los contactos interétnicos y la trasgresión de los esquemas conceptuales recibidos para buscar “soluciones propias a problemas nuevos” serán claves para desencadenar el potencial emancipador del multiculturalismo (Golte 2000: 223. Sostiene. Ello permitirá sustentar adecuadamente las propuestas legislativas de reconocimiento de las prácticas consuetudinarias y del Derecho indígena. en la naturaleza de las relaciones inter-étnicas y en las relaciones Estadocomunidad o Estado-pueblos indígenas. • Es un instrumento para la solución racional de los problemas de los campesinos que la conforman. véase Guevara et al. cuando existe. Algunos autores cuestionan el “magma” monográfico existente y la carencia de una reflexión consistente y sostenida sobre el tema. Esta concepción fue recogida por los indigenistas de inicios del siglo XX para “proteger a la raza indígena” y.. El problema central es . será necesario que el diálogo con el Estado se nutra de la filosofía política y de la teoría del Derecho multicultural. una definición clara y única de su contenido no resulta en la actualidad posible ni tiene mayor sentido” (1990: 100). • En la actualidad. Urteaga & Guevara 2002). Urrutia concluye que “en realidad estamos hablando no de una sino de muchas comunidades” (1992:11)(6). capaces de disolver las rigideces conceptuales e institucionales del Derecho estatal. Es importante ir más allá del actual “sentido común” sobre el multiculturalismo y la etnicidad para enriquecer la discusión sobre los cambios que necesitamos hacer en la estructura del Estado. la unidad de análisis apropiada en el caso del riego andino (para una discusión. En el caso de los derechos campesinos e indígenas al agua. Degregori 2000: 59-61). determinar qué se entiende por “comunidad campesina”. 101). • Es una asociación de familias que tiene como objetivo utilizar los recursos colocados bajo administración de la institución. Golte (1992) presenta una visión muy sugerente para acercarse al problema desde el punto de vista de la praxis política y económica campesina frente al Estado colonial y republicano. supervivencia de la cultura andina. por ejemplo. Se impone evitar la reducción de la sociedad rural a la comunidad campesina y recuperar una visión del conjunto de actores y procesos del escenario rural para plantear. Mossbrucker también se muestra escéptico cuando sostiene que “debido a la gran variedad de funciones y contenidos que la comunidad asume en diferentes pueblos. las comunidades campesinas y la antropología peruana y peruanista sostienen un “amor (casi) eterno” (Urrutia 1992). que “comunidad” es un concepto jurídico que se origina en la legislación colonial destinada a tutelar al “común de indios”.

Estos argumentos incluyen aseveraciones sobre la “población objetivo”. el replanteamiento de la visión oficial deberá alimentarse de las diferentes aproximaciones teóricas y etnográficas a la realidad campesina peruana y de las propias voces de los actores sociales. el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales. “El hecho de que a lo largo de los decenios muchos pueblos de campesinos encontrasen múltiples y diversas razones para cobijarse en esta legislación. 224). “los desarrollistas” manufacturan argumentos que luego se auto-realizan en la ejecución de sus proyectos. Además. que estos pueblos realmente hubiesen coincidido en sus características básicas de organización social. integradas por familias que habitan y controlan determinados territorios. fue selectivamente adoptada por los propios campesinos cuando consideraban conveniente acogerse al régimen de excepción y obtener la tutela del Estado. incluyendo la adaptación de ciertas normas en la organización política y económica. Este problema es central. “la tendencia a ver a los ´países menos desarrollados’ como más similares de lo que realmente son”. campesinos e indígenas pasan a integrar la categoría de “poblaciones necesitadas” y se han convertido en la razón de ser de muchos agentes y proyectos de desarrollo que se autoproclaman como componentes indispensables de su bienestar. aunque la ley fue hecha para el beneficio de las comunidades indígenas. Por eso. las comunidades recién establecidas no eran frecuentemente ni comunidades ni indígenas”. El cumplimiento de esta tarea permitirá refundar las bases de las políticas públicas en materia de comunidades y de derechos indígenas y campesinos al agua. Actualmente. la ayuda mutua. el trabajo comunal. es decir. Para ello. El desarrollo y las “poblaciones necesitadas” Los agentes y proyectos de desarrollo a menudo ponen en práctica lo que se conoce como “la falacia de la subdiferenciación”. no significa sin embargo. Allí se las define como organizaciones de interés público. ignorando la diversidad cultural y adoptando un enfoque uniforme (con frecuencia etnocéntrico) para tipos de beneficiarios altamente diferenciados (Kottak 1997. clasificándola y categorizándola de manera que posea las características que demanda una intervención particular. han descrito una enorme variedad de pueblos como si estos realmente fueran variantes de una organización básica que correspondiera con todos ellos” (Golte 1992: 17). ligadas por vínculos ancestrales. esta definición está más cerca de la mitología creada por los indigenistas de inicios del siglo XX que de los avances de las ciencias sociales. De lo contrario. Igual disonancia ocurrió entre la imagen-objetivo (e. comunidad = cooperativa) de la reforma agraria del gobierno militar (1969) y las aproximaciones científicas de la época (Skar 1997). La propuesta de Golte ayuda a comprender que los grupos sociales subordinados emplean el Derecho estatal en función de sus propios intereses y más allá de los dictados oficiales. Las afirmaciones más comunes que subyacen a los proyectos de desarrollo dirigidos a campesinos e 151 . “irónicamente. sociales. pues las ciencias sociales en general no han cuestionado el concepto: por el contrario. Reporta que la población de una comunidad reconocida “era principalmente negra mientras que otras comunidades eran aparentemente de ascendencia china” (1997: 111). con existencia legal y personería jurídica. el Estado peruano opera con la definición de comunidad campesina prevista en la Ley 24656 (Ley General de Comunidades Campesinas del 30-3-1987).03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 151 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional importante. no resulta sorprendente que Skar encuentre que los mistis (mestizos) hayan manipulado la ley de reconocimiento de comunidades para establecer “su pseudo-comunidad bajo la protección del Estado” y que. política y económica. El ámbito andino no es la excepción. cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país. económicos y culturales. Como se puede apreciar.. la ley oficial volverá a caer en el espejismo conceptual. expresados en la propiedad comunal de la tierra.g. bajo ese mismo criterio. Por eso.

haciendo un uso insostenible de los mismos. en su afán de apoyar a los grupos vulnerables. CONACAMI) testimonian el papel protagónico que indígenas y campesinos están asumiendo en la lucha por la defensa y afirmación de sus derechos.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 152 El agua y los pueblos indígenas indígenas consideran. que “el modo de vida de los pueblos indígenas es materialmente inadecuado. Estas premisas sirven de fundamento a las intervenciones desarrollistas y sirven de base para incorporar a la población objetivo a una economía política ampliada. organización y entorno. por ejemplo. En esta tendencia se incluyen proyectos basados en la ecología cultural que asumen la existencia de un balance armonioso entre el comportamiento de las sociedades y su adaptación al entorno. aisladas y autárquicas cuando. Sin embargo. Cualquier replanteamiento exitoso de las leyes oficiales en materia de derechos indígenas y campesinos al agua. sustentan sus reclamos fundamentalmente en los conceptos de autonomía y soberanía sobre sus recursos. los agentes de de- . tienen siglos relacionándose con otros grupos de la sociedad. La formación del Comité de los Pueblos Indígenas y de las Comunidades del Oriente Boliviano (CIDOB) fue clave para defender el territorio indígena en el Oriente Boliviano. conciben a los mismos grupos como entidades prístinas e idealizadas que mantienen sus características culturales y el equilibrio ecológico. justificando la pérdida de su autonomía local. es decir. Más allá de los dictados y deseos oficiales. Al hacerlo. muchas veces caen en el mismo error definiendo a estos grupos como entidades “tradicionales”. qué hacen los agentes sociales con el Derecho positivo.. la ley positiva adquiere una constelación de significados sociales que sólo puede apreciarse cuando se abandona el instrumentalismo clásico y se presta atención a la función social que las normas estatales adquieren (Griffiths 1992). requerirá que se superen las visiones concesivas sobre las “poblaciones necesitadas” y los modelos clásicos de participación mediatizada. en la práctica. existen proyectos de desarrollo económico “culturalmente compatibles” que apoyan las necesidades de cambio percibidas localmente y que tienen un diseño y una práctica culturalmente apropiados (Kottak 1997). en la facultad para decidir por sí mismos sobre el tipo de desarrollo que quieren y necesitan. El problema es que la visión instrumental del Derecho está muy difundida. significado social del Derecho y pluralidad legal La revisión de la política legislativa sobre los derechos indígenas y campesinos al agua debe tener en cuenta cuál es la “vida social” de la legislación estatal. Los kuna en Panamá se han organizado para proteger un bosque y refugio de la vida silvestre dentro de su territorio.” que “la integración mejorará su calidad de vida”. La comparten los representantes del Estado. En este afán también olvidan que muchas veces son los mismos pueblos indígenas y los campesinos quienes depredan sus propios recursos. Siguiendo una lógica funcionalista en la que un cambio en alguno de los elementos del sistema origina cambios en el resto. algunos pueblos indígenas se han movilizado intentando recuperar la iniciativa y el control. es decir. Tanto las confederaciones indígenas amazónicas (AIDESEP. 152 Derecho estatal. que “el interés en nueva tecnología de parte de los pueblos indígenas refleja su deseo de integrarse” y que “el progreso es inevitable” (Bodley 1988: 3). El problema es que.g. por ejemplo. y que los propios interesados asuman un papel protagónico en el debate y ejecución de los proyectos destinados a propiciar su bienestar. CONAP) como las confederaciones campesinas peruanas (e. Lo interesante es que en lugar de fundamentar sus reivindicaciones en imágenes de sí mismos como “población necesitada”. critican proyectos de desarrollo con perspectivas tecnológicas “occidentalizantes” que modifican o intentan modificar los patrones culturales de grupos sociales. Para hacer frente a las intervenciones externas sobre su cultura.

Benda-Beckmann 1989). en términos y formas legales (no en términos morales. laboral o judicial). el Derecho no es un sistema racional de planificación y diseño de la vida social. El quinto es que las normas positivas se justifican auto-referencialmente si son emitidas siguiendo las formalidades de su mismo sistema.. en un contexto de pluralidad legal. desde el punto de vista indígena y local.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 153 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional sarrollo. predica y comanda. Las expresiones locales del Estado distan mucho de la auto-representación teórica y normativa (i. Al respecto. Sin embargo.g. es crucial recordar que en función de las relaciones de poder y los márgenes de autonomía. Más bien adquiere su fisonomía en función de las condiciones locales y de los pactos políticos que los funcionarios establecen con las élites del lugar. sino que se producen en múltiples ámbitos sociales. Se trata de una ideología que cree en el poder transformativo del Derecho. El segundo es que la sociedad y los individuos responden directa y automáticamente a las normas del Estado. filosóficos o religiosos. Constitución) que enfatiza el preciosismo formalista. se postula que los cambios legales producen cambios sociales según los parámetros establecidos en la política pública y en la norma positiva. A partir de estas premisas. la teoría del pluralismo es de gran utilidad. Es un fenómeno cultural y un producto social. como la administración de justicia. no son funciones privativas del Estado. impredecible y heterogénea. compuesta por facciones en conflicto y vinculada a los grupos de poder local (1991:12). Por otro lado. las normas estatales adquieren significado al momento de su interpretación. El Derecho no es sólo un sistema normativo con capacidad de coerción. el instrumentalismo supone el monopolio normativo del Estado y postula que el Derecho es un sistema racional de planificación e “ingeniería social”. El cuarto supuesto es que la comunicación entre el Estado y la sociedad es perfecta. Además. sino determinar qué papel cumplen en una constelación social y legal pre-existente. aplicación y manipulación en los espacios sociales involucrados. Boelens et al. Este concepto ha sido opuesto a la noción de “centralismo legal”. sino sobre todo un imaginario social. Como señalan Urban y Sherzer. la especialización burocrática de funciones y las líneas de comando nítidamente establecidas. La visión instrumental del Derecho se basa en una serie de supuestos. los órdenes sociolegales locales han ido 153 . El Derecho prescribe.e. El primero es que el Estado. aun a sí mismo. el Estado peruano no es un aparato autoregulado que gobierna la vida social de manera imparcial. para llevar adelante el análisis de los derechos de agua indígenas y campesinos dentro y frente al marco legal positivista. la sociología jurídica clásica y el “sentido común” popular. tan caro al instrumentalismo porque sostiene que el único ente capaz de crear Derecho es el Estado (Griffiths 1992). Lo importante no es constatar si se aplicaron o no según la intención del legislador. el Estado no es una entidad monolítica y consistente sino más bien amorfa. la pirámide normativa. Es más. 2006) Por eso. una construcción cultural con fines políticos (Santos 1995) que los contextos históricos van reconfigurando constantemente. leyes de reforma agraria. La supuesta autonomía del Estado y la imparcialidad de las autoridades que lo representan adquieren un signo radicalmente diferente en la praxis política cotidiana (ver Gelles 2002. El Estado se expresa. es muy importante comprender cómo se experimenta y enfrenta localmente al Estado.. El tercero es que el Derecho es la “voz” privilegiada del Estado moderno. Para las comunidades campesinas y pueblos indígenas. Asume que el Derecho es un instrumento privilegiado para inducir y efectuar cambios sociales (e. múltiples investigaciones han demostrado que tanto la producción de normas. proscribe y también recrea la realidad social. construido por los agentes sociales y estatales que despliegan sus estrategias empleando el razonamiento y las herramientas legales disponibles. Por último. la sociedad y el Derecho son sistemas autónomos pero relacionados mecánicamente. El pluralismo legal supone la coexistencia armoniosa o conflictiva de más de un orden legal en un mismo espacio geopolítico(7).

no se restringe a un solo ámbito legal. sino ofrecerlos a los inversores. Sólo en 1969. 6 y 19). invirtiendo el signo del tradicional nacionalismo latinoamericano. Getches y Guevara (2006).03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 154 El agua y los pueblos indígenas incorporando elementos y concepciones provenientes de otros grupos y del Estado (Griffiths 1992. La liberalización de la economía y la consiguiente necesidad de adecuar el rol del Estado a estos procesos tomó cuerpo . el Derecho localmente vigente y las diversas estrategias desplegadas por los agentes sociales son las expresiones más nítidas del proceso de hibridación legal desarrollado por los pueblos indígenas y las comunidades campesinas para enfrentar sus cambiantes contextos políticos y sociales. la Ley Orgánica para el Aprovechamiento de los Recursos Naturales aclara que esa soberanía estatal “se traduce en la competencia que tiene para legislar y ejercer funciones ejecutivas y jurisdiccionales sobre ellos” y en la facultad de otorgar “derechos de aprovechamiento sostenible” a particulares (Ley 26821 de 1997. como patrimonio de la Nación. y que esa “concesión otorga a su titular un derecho real” (art. incluidos los funcionarios públicos.. von Benda Beckmann). Este sesgo ha sido reforzado a lo largo de los últimos tres lustros en los que se ha dado un vuelco dramático en la concepción de la economía y el Estado. En primer lugar restringe al máximo la actividad empresarial del Estado y en segundo lugar define a los recursos naturales. esta liberalización económica ha tenido como norte el reforzamiento del concepto de soberanía estatal sobre los recursos naturales. Así. y las normas y estrategias locales en la temática hídrica es una ilustración que tiene gran importancia en la región andina. El objetivo de estas normas es propiciar una activa política de concesiones al sector privado y evitar que el Estado se involucre directamente en la La legislación neoliberal y los derechos indígenas y campesinos Las leyes peruanas en materia de recursos naturales y aguas niegan. que una ley orgánica fijará las condiciones de su utilización y de su otorgamiento a particulares. ignoran o. el Estado reafirmó su monopolio sobre los recursos naturales en nombre de la nación y asumió la facultad de disponerlos (e. transferencia). en otros como las aguas. el Derecho es visto como un instrumento al servicio del comportamiento humano y usado de acuerdo a sus necesidades. La búsqueda de justicia. Uno de los primeros instrumentos legales que asumieron esta orientación fue la Constitución de 1993. por ejemplo. sino que se realiza mediante el forum shopping (en la clásica formulación de K. el Estado neoliberal proclama su dominio eminente sobre los recursos para poder brindar seguridad jurídica a los concesionarios que reciben los derechos de explotación. la interacción entre las leyes y políticas formales. y generar rentas fiscales. señalando que el Estado es soberano en su aprovechamiento. Como muestran Boelens. El objetivo no es explotarlos directamente a través de empresas públicas. En la reciente ola de reformas neoliberales. reconocen muy limitadamente la vigencia de los derechos indígenas y campesinos. por ejemplo. esta reivindicación nacional tomó mucho más tiempo. el Estado republicano siempre tuvo el dominio eminente al reproducir el sistema regalista colonial español. concesión.g. Desarrollando el mandato constitucional. En términos ideológicos. los que operativizan cambios en los ordenamientos legales. el gobierno reformista militar nacionalizó el dominio de los recursos hídricos. en el mejor de los casos. Gelles 2002). promover la inversión nacional y extranjera. En este esquema. precisamente. las alianzas tácticas y la argumentación eficaz. en la permeabilidad y adaptabilidad que su carácter semi-autónomo le concede. Si bien es cierto que en algunos recursos como los mineros. Las posibilidades de reproducción del Derecho consuetudinario radican. art. En esta perspectiva. 66). 154 durante los sucesivos gobiernos del prófugo expresidente Fujimori (1990-2000). La ingeniería social y económica que se requiere para desarrollar este modelo supuso una transformación de la legislación. renovables y no renovables. Son los actores y grupos sociales.

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 155

Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional

explotación de los recursos naturales. En esta línea, corresponde al sector empresarial nacional y extranjero, financiar y desarrollar los proyectos de inversión y aprovechamiento. Bajo la lógica neoliberal recogida en ambos textos, los pueblos indígenas, comunidades campesinas y poblaciones locales pueden emplear “los recursos naturales de libre acceso del entorno adyacentes a sus tierras” con fines rituales y de subsistencia pero “sin exclusividad” y “siempre que no existan derechos exclusivos o excluyentes de terceros o reserva del Estado”. Además se precisa que el aprovechamiento local “no puede ser opuesto a terceros, inscrito, ni reivindicado” y que concluye cuando el Estado concede el recurso a otras personas. Las comunidades tienen preferencia para aprovechar los recursos que se encuentran dentro de sus propias tierras siempre que el Estado no los reserve para sí o los otorgue en concesión (Ley 26821, art. 17). Si bien la Constitución de 1993 reconoce la potestad de las autoridades de las comunidades campesinas y nativas de administrar justicia de acuerdo con su Derecho consuetudinario (art. 149), la norma no reconoce la vigencia del Derecho consuetudinario para definir, distribuir, disfrutar y excluir a terceros del aprovechamiento de esos recursos. Como se puede apreciar, lo que se escribe con la derecha se borra con la izquierda; es decir, no hay ni reconocimiento ni tutela legislativa efectiva que permitan hacer valer los “fueros comunales” o locales sobre los recursos que controlan. La imagen que se genera es la de un derecho sujeto a efectos resolutorios apenas el Estado o terceros activan los mecanismos oficiales para apropiarse o explotar esos recursos. Si bien eso produce la ansiada “seguridad jurídica” de los inversores (e.g., compañías mineras) y allana el camino para los proyectos de desarrollo infraestructural, el reverso de la moneda es la inseguridad social y jurídica local (desde el punto de vista de la asignación consuetudinaria de derechos de acceso y uso). En el caso específico del agua es preciso aclarar que todavía no se ha producido la liberalización del mercado porque la legislación vigente data del año 1969 (Decreto Ley 17752) y tiene un signo

ideológico eminentemente publicista y estatista que es empleado por amplios sectores de la sociedad rural para oponerse a la plena privatización del recurso. Sin embargo, los incontables proyectos de ley discutidos entre 1993 y el 2007 tienen el propósito de concordar la legislación especial con el actual marco constitucional argumentando que es menester liberar a la gestión del agua de los entrampamientos burocráticos y ampliar los márgenes de autonomía de las organizaciones locales de gestión (e.g., juntas de usuarios, comisiones de regantes; ver Del Castillo 2001, 2004; Rebosio 2001; Zegarra 2004). Lo que está en disputa en el debate nacional es, precisamente, cuál debe ser el grado de adecuación de la legislación de aguas a los postulados liberales, cuál debe ser el mecanismo de asignación de derechos de agua (administrativo, mercantil), cuál debe ser el papel del Estado en la gestión del recurso (tuitivo, arbitral, neutral), cuáles son los márgenes de autonomía local aceptables para el manejo sostenible del agua y cómo fomentar la distribución equitativa y eficiente del recurso. En este proceso se puede observar una oscilación ideológica y política que todavía no cuaja en una alternativa regulatoria a la ley de aguas vigente. Los primeros proyectos de ley de la época fujimorista copiaban el modelo chileno e introducían la propiedad privada y el mercado irrestricto de los derechos de agua. Sin embargo, la oposición a este cambio radical, en particular de los usuarios agrarios, fue morigerando las propuestas de reforma legal. Aun así, el Anteproyecto de Ley de Aguas, elaborado por una comisión del poder ejecutivo en el año 2001, por ejemplo, recogía el mandato constitucional y legal (Ley 26821) y facultaba a la administración pública a otorgar concesiones de aguas con el carácter de derecho real (Del Castillo 2001). Ante el rechazo de esta propuesta, otro proyecto del año 2003(8) precisaba que las concesiones de aguas tendrían la categoría de derechos reales administrativos. Si bien el texto imponía límites al derecho real concedido(9), la mera referencia a derechos de propiedad sobre el agua lo hizo políticamente inviable y acabó rápidamente descartado. 155

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 156

El agua y los pueblos indígenas

156

Por eso, el siguiente intento normativo, el Anteproyecto preparado por CONAGUAS(10) (2004-2005), declaraba enfáticamente que se proscribía la propiedad privada sobre el agua. Además, distinguía entre el uso libre y gratuito del recurso para satisfacer necesidades primarias, ambientales y culturales, y el aprovechamiento económico sujeto a un régimen de licencias administrativas que podían ser transferidas bajo ciertas condiciones, creando, de ese modo, el marco para los mercados intrasectoriales de agua. Si bien el anteproyecto reconocía los “derechos de utilización de agua” de las comunidades campesinas y nativas en sus tierras tituladas, y los declaraba imprescribtibles en tanto no se declarase el abandono legal de esas tierras, precisaba que ese derecho debía ejercerse de acuerdo a sus “usos y costumbres ancestrales” y que el Estado debía promover la “adecuación de los derechos ancestrales de utilización a los derechos de agua” previstos en la ley (licencias, autorizaciones, permisos) (Congreso del Perú, CONAGUAS 2005, art. 59). Es importante resaltar que esta propuesta creaba una serie de obstáculos a la vigencia y respeto de los derechos indígenas y campesinos de aguas: la utilización ancestral debía ser acreditada bajo los parámetros establecidos por el Derecho oficial, el reconocimiento se circunscribía a las aguas usadas en las tierras tituladas (y siempre que no fueran declaradas en abandono), no se les otorgaba preeminencia en caso de escasez, y se impulsaba su “adecuación” (ergo, posible desnaturalización) a los moldes y registros oficiales(11). El problema es que este mismo afán homogenizador y el desdén por los derechos indígenas y campesinos al agua no sólo se mantiene en los proyectos más recientes, sino que es promovido por las propias organizaciones que en teoría también los representan. La iniciativa elaborada por la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú, por ejemplo, establece que se respetarán los derechos otorgados y los usos y costumbres ancestrales “en tanto no se opongan a la presente ley” (JNUDRP 2004, art. 4.5; ver art. 201). Es más, señala que los derechos de las comunidades campesinas y nativas serán respetados siempre que éstas así lo decidan y puedan demos-

trar que la asignación y distribución de agua se realiza de manera equitativa(12). Este proyecto reitera los planteamientos de CONAGUAS sobre el alcance de los derechos de uso (en tierras comunales tituladas) y el carácter “ancestral” que deben tener los usos y costumbres reconocidos y, en su afán normalizador, dispone que el Estado debe fomentar la inscripción de estos derechos en un registro administrativo mientras no beneficien a una minoría de la propia comunidad, no se utilicen inadecuadamente, ni causen deterioro ambiental(13). Naturalmente que los estándares y medios probatorios quedan sujetos a la discrecionalidad y (pre)juicio de las autoridades estatales. De igual manera, las dos últimas iniciativas legislativas(14) introducidas en el Congreso de la República e inspiradas en el anteproyecto de CONAGUAS, pretenden zanjar la discusión sobre los derechos de agua, declarando que ésta no es susceptible de apropiación privada y que se debe mantener un régimen administrativo de licencias para conceder su aprovechamiento, pero no son muy progresistas al momento de normar sobre los derechos indígenas y campesinos. El reconocimiento está limitado a las aguas que emplean en sus tierras tituladas, al mantenimiento de “sus usos y costumbres ancestrales”, que se perderían en caso de ir contra la ley, y a su adecuación progresiva a la taxonomía y registro oficial(15). Si bien la propuesta neoliberal para crear un sistema de propiedad y un mercado irrestricto de derechos de agua parece haber sido neutralizada, los proyectos alternativos mantienen un sesgo modernizador y homogenizante que acaba fortaleciendo el régimen administrativo y legal centralizado a costa de la autonomía, sea ésta indígena, campesina o local. ¿Qué sucede con los grupos sociales que han venido poseyendo y usufructuando sus recursos de manera ancestral, con o sin títulos legales? ¿Es suficiente declarar que los derechos ancestrales de las comunidades campesinas y pueblos indígenas serán reconocidos y respetados, para que luego deban ser “adecuados”/desnaturalizados? ¿Cuál es el alcance del término “derechos ancestrales” de las comunidades indígenas y campesinas? ¿Qué sucedería si deciden cambiar el uso “ancestral” de sus recur-

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 157

Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional

sos hídricos? ¿Cómo participarán en los mercados intrasectoriales de aguas que se crearían? La complejidad y orientación de estos proyectos fomentan la modernización y homogenización de una manera más sutil que las propuestas neoliberales frontales ensayadas en los años 1990, pero tal vez por eso mismo acarreen más retos e incertidumbres a los sistemas de gestión colectiva de los recursos hídricos.

El estatus de los derechos indígenas y campesinos en la Constitución y en el sistema legal peruano
La Constitución peruana de 1993 reconoce, en el artículo 2, inciso 19, que toda persona tiene derecho a su identidad étnica y cultural. A partir de este principio señala que el Estado reconoce y protege la pluralidad étnica y cultural de la nación, y declara que el quechua, el aymara y otras lenguas aborígenes tienen el carácter de oficiales, además del castellano, en las zonas en que predominan (art. 48). Estos derechos individuales tienen su correlato colectivo en el artículo 89, que obliga al Estado a respetar la identidad cultural de las comunidades campesinas y nativas, pero el texto no desarrolla (ni siquiera menciona) los derechos de los pueblos indígenas. El constituyente aplicó, sin duda, una lógica reduccionista que lo llevó a tratar nuestra diversidad etnopolítica en términos comunitarios, menos contenciosos para la ideología del Estado-nación. Aun así, el tratamiento legal de los pueblos indígenas en el Perú se halla informado por el Derecho internacional(16), específicamente por el Convenio No. 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, que se encuentra vigente desde el 2 de febrero de 1995. Como se indicó en la primera sección, el Convenio estipula quiénes pueden invocar la definición legal de “pueblos indígenas” e “indígena” (art. 1, inc. 1.b, 2). Para el manejo ade-

cuado de los recursos naturales, el Convenio 169 prescribe que el Estado debe reconocer y proteger las tierras y el hábitat de los pueblos indígenas porque son esenciales para su reproducción material y cultural. Además, debe tutelar los derechos de los pueblos indígenas a los recursos naturales existentes en sus territorios. Estos “derechos comprenden el derecho de los pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos” (art. 15.1). Sin embargo, en el caso de sistemas regalistas como el peruano, que atribuyen la propiedad de los minerales y recursos del subsuelo al Estado, los derechos de los pueblos indígenas acaban restringidos a los de participación y consulta en las decisiones para explotar esos recursos (art. 15.2). Es interesante anotar los ecos del indigenismo ambientalista en nuestro sistema, vinculando el reconocimiento de los derechos indígenas a la protección del medio ambiente. El Perú ha suscrito, por ejemplo, los documentos más importantes que emergieron de la Cumbre de la Tierra (Río de Janeiro, 1992). Mientras la Declaración de Río tiene un carácter jurídicamente vinculante, la Agenda 21 no lo tiene y constituye un ejemplo de “soft law” pues fija principios que sólo obligan moralmente a los Estados. En general, en éstos se reconoce la necesidad de participación de los pueblos indígenas en las políticas que aseguren el desarrollo sostenible (principio 21). Así, la Agenda 21 dedica todo un capítulo al papel de los pueblos indígenas, reconociendo la riqueza del conocimiento tradicional en materia de recursos naturales y manejo ambiental. Por eso recomienda a los Estados propiciar la resolución de los conflictos por la tierra y uso de recursos, y proteger el conocimiento tradicional. La Agenda también recomienda asegurar la participación de los pueblos indígenas en el diseño de la legislación y políticas ambientales que los afecten. En esta línea ambientalista-indigenista, el Perú también ha suscrito la “Declaración Autorizada, sin fuerza jurídica obligatoria, de principios respecto a la ordenación, conservación y desarrollo sostenible de Bosques”, llamada Declaración de los Principios Forestales (ONU, 1992). Ésta promueve la participación y el respeto por la cultura

157

03 WATER CHAP3 (esp)

25/06/07

12:08

Page 158

El agua y los pueblos indígenas

y los intereses de los pueblos indígenas en el manejo de los bosques, y sus principios podrían ser invocados por los pueblos y comunidades indígenas para defender sus derechos de agua. En cuanto a los derechos constitucionales atribuidos a las comunidades campesinas y nativas, el artículo 89 reconoce su existencia legal y personería jurídica, y precisa que éstas son autónomas en su organización social, económica y administrativa, en el trabajo comunal y en la libre disposición de sus tierras. En el artículo 88 de la Constitución, el Estado garantiza el derecho de propiedad sobre la tierra, en forma privada o comunal; sin embargo, a diferencia de los marcos constitucionales anteriores, actualmente la propiedad comunal de las tierras sólo es imprescriptible, habiendo perdido las características de inembargabilidad e inenajenabilidad que se le atribuyeron en las Constituciones de 1933 y 1979. Además, se ha relativizado la imprescriptibilidad al estipular que la comunidad puede perder las tierras que el Estado le entregó en concesión o le adjudicó por la causal de abandono legal. Este se produce, según el Decreto Legislativo 653 de 1991, cuando las deja incultas “durante 2 años consecutivos”. Sin duda esta posibilidad coloca a las comunidades en una posición muy frágil, pues es bien conocido que en los ecosistemas andinos y amazónicos los tiempos de descanso de las tierras son más prolongados que el plazo legal fijado. En este caso las tierras se incorporan al dominio público para su adjudicación en venta. Es más, la Ley considera que todas las tierras eriazas son de propiedad del Estado y de ahí surge la imperiosa necesidad de titular las tierras comunales e indígenas porque la presunción legal va en su contra. La reducción de la tutela constitucional obedece, sin duda, al objetivo de incorporar las tierras comunales a la economía de mercado(17). En materia de administración de justicia, la Constitución presenta la novedad de reconocer a las autoridades de las comunidades campesinas y nativas la facultad de ejercer funciones jurisdiccionales dentro de su ámbito territorial, aplicando su Derecho consuetudinario siempre que no se violen los derechos fundamentales de la persona (art. 149). Como se indicó en la sección

anterior, el problema es que esta norma no se refiere explícitamente a la vigencia del Derecho consuetudinario sobre los recursos “naturales” que las comunidades controlan y aprovechan, y eso le resta una competencia vital para la supervivencia y bienestar de esas colectividades. Por último, en el propio marco constitucional, la reforma del capítulo XIV sobre la descentralización, las regiones y las municipalidades incluye normas para promover el derecho de participación política (art. 2.17) de las comunidades nativas y “pueblos originarios”(18) en la conformación de los consejos regionales y en los concejos municipales(19). Ante la actual reforma del aparato del Estado que reduce el papel y la presencia del INDEPA (ver primera sección), la participación de los pueblos y comunidades en las dinámicas institucionales y políticas de regionalización que los afecten será indispensable para salvaguardar sus derechos. En todo caso, las definiciones legales de “comunero” y “comunidad campesina” son claves para determinar la aplicación de la legislación especial. La primera es provista por el artículo 5 de la Ley 24656 (Ley General de Comunidades Campesinas, 1987) y distingue entre comuneros y comuneros calificados. Los primeros son los nacidos en la comunidad, los hijos de comuneros y las personas integradas a la comunidad. Éstas se pueden incorporar por la formación de una pareja estable con un miembro de la comunidad, o cuando una persona mayor de edad solicita a la asamblea general ser admitida como miembro. Los comuneros calificados son los que tienen mayoría de edad (o capacidad civil adquirida), residen por más de 5 años en la comunidad, no pertenecen a otra y están inscritos en el padrón comunal. Además, cada comunidad puede establecer, en su estatuto, requisitos adicionales a los de la ley. A su vez, los textos legales más importantes para definir a la comunidad campesina son el Código Civil de 1984 y la Ley 24656. En el artículo 134, ubicado en el libro de personas jurídicas, el código precisa que: “Las comunidades campesinas y nativas son organizaciones tradicionales y

158

inscripción. En esta línea. Además. Su reconocimiento. el gobierno democrático y el desarrollo de actividades multisectoriales”. tienen el deber de defender el “equilibrio ecológico. por ejemplo. Es más. para lograr la titulación de su territorio. costumbres y tradiciones”.e.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 159 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional estables de interés público. y del apoyo del Estado para desarrollar “su identidad cultural”. en su artículo 2. • ”El Poder Ejecutivo regula el estatuto de las comunidades. la posesión continua y la permanencia de las formas de organización social tradicionales. el cual consagra su autonomía económica y administrativa. Como se observa. en la práctica legal y cotidiana las comunidades sólo pueden operar con visos de éxito cuando acreditan su inscripción y reconocimiento oficial. expresados en la propiedad comunal de la tierra. incluyendo las eriazas. la Ley de Comunidades Campesinas. sociales. además de la inscripción en el registro respectivo. tener las características prescritas en la Ley 24656 y tener el consenso de por lo menos dos tercios de sus miembros para iniciar el trámite. 1987). pues 159 .. por un lado. En forma complementaria. concesiones o licencias) por encima de los sistemas locales y consuetudinarios de asignación de derechos. si bien en teoría la Constitución prima por ser la norma de mayor jerarquía. art. del respeto y protección de sus “usos. y las que indican sus títulos” (art. su reconocimiento oficial” (Código Civil art. Por eso. así como los derechos y obligaciones de sus miembros y las demás normas para su reconocimiento. énfasis añadido). define al agua como un recurso natural y reconoce las modalidades ancestrales de uso que indígenas y campesinos practican. económicos y culturales. la Ley Orgánica para el Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales (Ley 26821. se trata de un reconocimiento mediatizado pues a renglón seguido se impone el derecho eminente del Estado a otorgar en concesión el manejo de esos recursos. Por su parte. el reconocimiento aparentemente pleno que la Constitución de 1993 establece en materia de la existencia legal y personería jurídica de las comunidades campesinas colisiona con las barreras del Código Civil que imponen como requisito la inscripción oficial y el reconocimiento que deben hacer las instancias administrativas. 18).g. bien se puede afirmar que la ley oficial reconoce los derechos comunales pero supedita su vigencia (formal) a una serie de requisitos como la inscripción registral. las tierras adquiridas de acuerdo al derecho común y agrario. para beneficio general y equitativo de los comuneros. Esta notoria preeminencia de los derechos emanados del Estado contradice lo establecido en el Convenio 169 de la OIT. las comunidades necesitan presentar una serie de evidencias que les permitan acreditar su propiedad sobre “las tierras originarias de la comunidad. 135). salvo expresa reserva del Estado o derechos exclusivos o excluyentes de terceros”. organización y funcionamiento” (Código Civil art. Están reguladas por legislación especial”. Para obtener el reconocimiento e inscripción oficial de su personería jurídica. constituidas por personas naturales y cuyos fines se orientan al mejor aprovechamiento de su patrimonio. debidamente tituladas. la preservación y el uso racional de los recursos naturales” (arts. las define como “organizaciones de interés público con existencia legal y personería jurídica integradas por familias que habitan y controlan determinados territorios. la ayuda mutua. precisa que “Las comunidades campesinas y nativas tienen preferencia en el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de sus tierras. el Reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas (Decreto Supremo 008-91-TR) establece que las comunidades deben encontrarse en posesión de su territorio. Al aprovechar sus recursos naturales. sin embargo. se halla sometido a una serie de condiciones: • ”Para la existencia legal de las comunidades se requiere. privilegiando de esa manera los derechos de origen estatal (e. pero por el otro. promoviendo su desarrollo integral. 137. 17. 3. Como se puede apreciar. ligadas por vínculos ancestrales. las comunidades gozan. Ley 24657 sobre Titulación y Deslinde del Territorio de las Comunidades Campesinas. 2. el trabajo comunal. Ley 24656). entendiéndose que las originarias comprenden “las que la comunidad viene poseyendo. y las adjudicadas con fines de reforma agraria”. 1.d.

andenes. es decir. canales. De manera similar. para defender los intereses comunales e indígenas. precisando que “las áreas donde se ubicasen andenes. A pesar de ello. forestales o mineros. recursos naturales y atmósfera que los sustentan. era posible recurrir a la categoría de patrimonio natural cultural. El problema es que esos derechos comunales acaban subordinados a los dictados de un aparato estatal que está más dispuesto a imponer y negar que a dialogar y reconocer. la diversidad biológica y el patrimonio cultural asociado a ellos. Contraria a esta lógica. y el modelo planteado para manejar esa superposición de derechos indígenas y ambientales pretendía canalizar los intereses de ambas partes (Estado. Como los pueblos indígenas. También podían haber empleado estos artículos para reivindicar y defender sus formas consuetudinarias de aprovechamiento de los recursos porque su organización es.. estanques) y para excluir a posibles concesiona- rios. 59 y 61). El CMARN también señalaba que las áreas que los contenían no podían ser denunciadas con fines agrícolas. aparente juego de palabras acuñado por el Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (CMARN)(22) referida a “toda obra de carácter arqueológico e histórico que al estar integrada al medio ambiente permite su aprovechamiento racional y sostenido”. los derechos indígenas y campesinos en las reservas ecológicas acaban sometidos a la égida del Derecho estatal y de la economía y ecologismo “modernos”. aguas. Al concordar estos artículos sobre el patrimonio natural cultural con la definición de los elementos constitutivos de los asentamientos humanos en general (art. Se les coloca como agentes pasivos del diseño y aplicación de las políticas públicas relativas al aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Lamentablemente. se encontraba que un ingrediente fundamental de estos asentamientos. pero no se contempla la posibilidad de que se opongan al desarrollo de los proyectos públicos o privados de inversión. comunidades). es parte de la “infraestructura económica y social que da forma a la organización y acondicionamiento del espacio”. bien podían haber empleado estas disposiciones para afirmar sus derechos al control de los recursos naturales culturales que manejan (e.2. la anterior legislación ambiental desarrolló algunos conceptos que podían ser articulados para neutralizar la política de concesiones. De esta manera. El Estado asume un papel central en la concesión de los recursos naturales sin tomar en cuenta la presencia de los asentamientos y poblaciones(23) afectados. Si bien el antiguo Código Ambiental extendió su reconocimiento a los derechos de las comunidades campesinas y nativas en las denominadas áreas naturales protegidas (ANP)(24). 13 y 14). canales. además de los suelos. 15.g. al establecer que los pueblos indígenas y las comunidades nativas y campesinas “tienen derecho a una participación justa y equitativa de los beneficios económicos” derivados del aprovechamiento que el Estado u otros inversores realicen de los recursos naturales ubicados en sus tierras(21). acueductos o cualquier obra de carácter arqueológico o histórico serán excluidas de cualquier concesión” (arts. 160 . A lo más. éstos pueden recibir compensaciones por la afectación de sus derechos y participar en los beneficios económicos que produce la explotación de los recursos naturales. en la actual LGAm no se sigue este razonamiento y se opta por restar protagonismo a los pueblos y comunidades involucrados en conflictos ambientales. un elemento constitutivo de sus asentamientos humanos. 80). 15. era “la infraestructura económica y social que dan forma a la organización y acondicionamiento del espacio”.1. La Ley General del Ambiente (LGAm)(20) vigente se ratifica en esta concepción pero por lo menos introduce los criterios del Convenio 169. poblaciones locales y comunidades campesinas y nativas forman asentamientos humanos.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 160 El agua y los pueblos indígenas ni siquiera respeta los derechos de participación y consulta de los pueblos indígenas y campesinos afectados por la explotación de los recursos naturales ubicados en sus territorios (arts. este esquema se repite en la nueva LGAm al señalar que el “Estado reconoce el derecho de propiedad de las comunidades campesinas y nativas ancestrales sobre las tierras que poseen dentro de las ANP(25) y sus zonas de amortiguamiento”. en la línea del Convenio 169 de la OIT. en sí misma. las complejidades burocráticas lo hicieron inviable.

Sólo como una concesión a los sistemas locales de gestión. por ejemplo. para tener pleno derecho a participar en el sistema de riego. Lo que encontramos es un tratamiento uniforme y abstracto a todos los que utilizan el agua para fines agrarios y no agrarios. colisiona y pierde terreno frente a los regímenes normativos que promueven la inversión en las industrias extractivas o en los grandes proyectos de infraestructura (ver Boelens et al. Siguiendo esta tendencia. estas comisiones y comités deben ser reconocidos por resolución administrativa del Administrador Técnico del Distrito de Riego (art. de muy breve vida. por así decirlo. relaja aun más los estándares ambientales y el cumplimiento de los requisitos de participación y consulta que los inversores deben satisfacer para realizar exploración minera en tierras comunales o en áreas naturales protegidas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 161 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional En general. 7). su Reglamento (D. indigenista o ambientalista. Además. Decreto Legislativo 653. art. 4 del Decreto Supremo 057-2000-AG. el Decreto Legislativo 653 de 1991 (Ley de Promoción de Inversiones en el Agro) establece que los “usuarios… se organizarán obligatoriamente” en Comisiones de Regantes y en Juntas de Usuarios en cada Distrito de Riego(27). junta de usuarios y comisiones de regantes. cómo la legislación especial. 12). En esta misma línea. mantenimiento de los canales y distribución del agua de acuerdo a los roles de riego establecidos y elaborados por la Comisión de Regantes y Junta de Usuarios [y] aprobados por la Autoridad Local de Aguas” (quinta disposición complementaria. se deduce que las comunidades y pueblos se deben organizar como comisiones o comités de regantes para poder integrarse a las juntas de usuarios. se puede afirmar que el reconocimiento de los derechos indígenas y campesinos. la Ley General de Aguas (Decreto Ley 17752 de 1969) no contiene ninguna mención explícita a los derechos de las comunidades campesinas y nativas o de los pueblos indígenas para manejar y gestionar sus recursos hídricos. Cabe mencionar que la legislación sí ha concedido un derecho de preferencia a las comunidades que decidan aprovechar con fines turísticos las aguas minero-medicinales ubicadas dentro de su territorio. si la Ley 26505 de 1995 era enfática al indicar que “sin acuerdo previo con el propietario de las tierras no procede establecer derechos de explotación minera” (art. que sanciona la constitución de comités especializados en riego en las comunidades (Decreto Supremo 008-91-TR de 1991). En este caso podrán formar un comité especializado y el reglamento de la Ley 25533 establece que el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (antes el Ministerio de Industria y Turismo) está a cargo de otorgar la licencia de explotación. la política del “sí o sí”).S. y la plena vigencia de la legislación ambientalista se encuentran subordinados a la lógica de una economía política mayor. Ante la falta de reconocimiento expreso a las instituciones indígenas y campesinas. D. y el Decreto Supremo 057-2000-AG que actualmente regula la organización de los usuarios de agua. 057-2000-AG). otra del año siguiente (Ley 26570) se encargó de debilitar el derecho de propiedad de las comunidades campesinas y nativas al precisar que la utilización de sus tierras “para actividades mineras o de hidrocarburos” requería el acuerdo previo entre el inversor y la comunidad o la culminación del procedimiento de servidumbre y el pago de una indemnización (consagrando. En el Derecho de Aguas vigente. el Decreto autoriza la formación de Comités de Regantes dentro de las comisiones “con el objeto de apoyar la realización de trabajos de limpieza. 60). Una reciente norma administrativa(26) que modifica el Reglamento Ambiental para las Actividades de Exploración Minera. Es frecuente verificar entonces.S. Ni la Ley General de Aguas ni sus reglamentos vigentes contienen alguna referencia o reconocimiento a las formas de organización de las comunidades campesinas y nativas o de los pueblos indígenas en materia de aguas. 2006). La exigencia de adaptar las formas de organización local a la ley estatal se potencia con el mandato del Reglamento de la Ley General de Comunidades Campesinas. 048-91-AG) mantuvo los conceptos de usuarios. a quienes la Ley califica de manera general como “usuarios” (art. Si las comunidades cam- 161 . Es más. y lo mismo han hecho el Decreto Supremo 047-2000-AG.

en particular en casos de contaminación ambiental o depredación de recursos.g. No sólo se trata de diseñar estrategias de defensa o reivindicación de derechos a partir de las leyes oficiales. También podrían evitar que sus derechos fundamentales se vulneren recurriendo ante las autoridades judiciales para exigir su respeto y afirmación (e. En cuanto a los usos consuntivos del agua.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 162 El agua y los pueblos indígenas pesinas deciden no ejercer su opción.. En este campo. En teoría. pero el número de licencias de uso de agua otorgadas en todo el país es ínfimo en comparación con los cientos de miles de usuarios colectivos e individuales(28). a la identidad étnica.g. invocando el sistema de garantías constitucionales. e inclusive podrían activar los mecanismos de protección internacional de los derechos humanos (e. la consagración legal y la vigencia real de los derechos indígenas y campesinos a controlar recursos tan vitales como el agua. en el que tan importante es el mandato legal como su interpretación. 82) ha creado podrían ser avenidas muy interesantes para la reivindicación de los derechos indígenas y campesinos. en lugar de cambiar de paradigma y transitar al pleno reconocimiento de las formas de asignación. dependiendo de la naturaleza de la amenaza o violación del Derecho. podrían iniciar un proceso constitucional de amparo (contra autoridades que vulneren sus derechos).. sean nacionales o internacionales. el concesionario deberá obtener la autorización expresa de la comunidad antes de que el Estado le otorgue la concesión. sobre todo. organización y registro de los derechos indígenas y campesinos de agua. programas de formalización de derechos de agua). Así. ver también Getches 2006). El problema es que el sesgo formalista de la judicatura tiende a bloquear su accionar legal al exigir que acrediten su inscripción y reconocimiento.. Frente a este panorama. de emprender una movilización política que logre el reconocimiento. como ya hemos visto los sujeta a las demandas de la economía moderna y de la sociedad nacional. hídricos) que éstos emplean sin necesariamente circunscribirse a los linderos del territorio delimitado. Como la ley no sólo reconoce los derechos a un territorio determinado. los usos consuntivos realizados por indígenas y campesinos deberían adecuarse a la legislación general de aguas. g. Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos de San José. los pueblos indígenas y las comunidades campesinas y nativas podrían exigir el reconocimiento de sus derechos consuetudinarios. Se trata. abre posibilidades para defender los recursos (e. el carácter constitucional de sus derechos y la vigencia de tratados internacionales que obligan al Estado peruano a respetarlos.g. 162 El uso de la ley oficial para la reivindicación de derechos indígenas y campesinos En teoría. Lo asombroso es que el Estado continúe enfrentando esta realidad con las mismas políticas normalizadoras y homogenizadoras de siempre (e. uno de inconstitucionalidad o acción popular (contra leyes y decretos violatorios de la propia Constitución) o uno de cumplimiento (para que las autoridades acaten las normas). bien se puede apreciar la necesidad de transformar radicalmente la relación que el Estado mantiene con los pueblos indígenas y las comunidades. las acciones de interés difuso que el ordenamiento procesal peruano (art. Declaran que el consumo para satisfacer necesidades primarias no requiere ninguna autorización administrativa y que el Estado respeta y reconoce los usos y costumbres de las comunidades pero.. a la autonomía comunal. a la propiedad y a los derechos previstos en el Convenio 169-OIT). Para lograr sus objetivos podrían recurrir a diversas acciones. las normas oficiales tampoco reconocen ninguna especificidad a los derechos indígenas y campesinos. sino que incluye el hábitat tradicionalmente empleado por las comunidades y pueblos indígenas (particularmente amazónicos). .

102-103). 163 NOTAS FINALES (1) Basado en Guevara Gil et al. (10) Comisión Nacional de Aguas. (9) De acuerdo con este proyecto. “los auténticos juicios de valor presuponen la fusión de horizontes normativos. (12) Los prejuicios y sospechas sobre la gestión indígena y campesina del agua son evidentes en sus apreciaciones: “Este respeto por los usos y costumbres es un reclamo que por años lo hacen sobre todo sociólogos y antropólogos. 45) y lo faculta a “usar. Clavero plantea una propuesta realmente avanzada (2000). disfrutar. de modo que no sólo juzgamos de acuerdo con nuestras normas familiares originales” (1993: 104). (11) Es interesante anotar que CONAGUAS emplea la nomenclatura tradicional de “comunidades campesinas y nativas” y no se refiere a los “pueblos indígenas”.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 163 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional (5) Como señala Taylor.S. arts. No una. el cambio sin autorización del uso del agua. pero establece como causales de caducidad del derecho concedido la falta de pago de dos cuotas consecutivas del canon. . lo cual ha motivado que los mismos comuneros reclamen la intervención del Estado” (JNUDRP 2004. y su identidad cultural. pero también hay que tener en cuenta que muchas comunidades campesinas y nativas no conservan sus usos y costumbres ancestrales llenos de nobleza que fueron motivo de orgullo y por el contrario hay signos de descomposición social y desorden en su organización que ha originado al interior de ellas muchos conflictos. (2) Skar observa que “el término ´indio´ fue proscrito bajo el pretexto de que la palabra ´campesino´ confería mayor dignidad… Por una adhesión estricta al uso del término campesino. y cuando abre la posibilidad de que los usuarios agrarios paguen sus aportes a la operación y conservación de la infraestructura de riego con su propia mano de obra (JNUDRP 2004. Petróleo y Energía hasta ONGs como el Instituto para la Promoción de la Gestión del Agua). (2002) y Urteaga y Guevara Gil (2002). “la Autoridad Nacional de Aguas otorga a su titular el derecho de aprovechamiento de las aguas” (art. En el ámbito del constitucionalismo latinoamericano. (4) Giusti 1999: 222. el que el titular haya sido sancionado dos veces por la misma infracción grave a las normas de agua y el que no haya cumplido con lo dispuesto por la Autoridad Nacional de Aguas. (6) Enrique Congrains. 4-5). aquello que los hace tan diferentes del resto de la población peruana. 72). La JUDRP y los grupos parlamentarios que han planteado las actuales iniciativas legislativas incurren en el mismo uso. y formada por 15 representantes del sector público y privado (desde la Sociedad Nacional de Minería. (8) Proyecto de Ley de Aguas de abril de 2003. elaborado por la Comisión Técnica Multisectorial D. presuponen que hemos sido transformados por el estudio del “otro”. invisibilizando la especificidad de los derechos indígenas. 67. 122-2002-PCM. (3) Ver Guevara Gil 2001. disponer y reivindicar de una dotación anual de aguas extraídas” (art. los indios son amontonados en la clase económica marxista de los campesinos. (13) Sí propone cambios favorables cuando crea la posibilidad de conceder licencias corporativas a comunidades y Comités de Regantes. auspiciada por la Subcomisión de Aguas y Suelos de la Comisión Agraria del Congreso del Perú. (7) Ver una síntesis de las principales contribuciones teóricas en Guevara Gil y Thome (1992). sino muchas muertes (Lima. 1957). 46). es descartado como algo indeseable o sin importancia” (1997.

(21) Ley 28611. es decir. “la denominación ´índígenas´ comprende y puede emplearse como sinónimo de ´originarios´. El Consejo Regional estará integrado por un máximo de 25 miembros y está facultado para “regular actividades y/servicios en materia de agricultura (…). Según la CONAPA. económica y administrativa y están integrados por el Presidente (órgano ejecutivo). La reforma constitucional remite a una ley que establecerá los “porcentajes mínimos para hacer accesible la representación de género. señala que al año 2006 “se ha estimado que existen más de un millón de usuarios”. (27) Énfasis añadido. (24) “El Estado reconoce el derecho de propiedad de las comunidades campesinas y nativas ancestrales sobre las tierras que poseen dentro de las áreas naturales protegidas y en sus zonas de influencia. (25) La LGAm define a las áreas naturales protegidas como espacios continentales y/o marinos del territorio nacional. 164 (18) Nótese que aquí se introdujo un nuevo término en el derecho peruano positivo y resta determinar el alcance jurídico y social que la categoría “pueblos originarios” alcanzará. . (16) De acuerdo a la Cuarta Disposición Transitoria y Final de la Constitución de 1993. 192. minería (…) y medio ambiente” (art. ´ancestrales´. Las normas anteriores establecían el silencio administrativo negativo. Ley 28611. energía. (28) Guerrero indica. que hasta el año 2004 7 200 usuarios habían obtenido licencias de uso de agua con fines agrarios. (26) Decreto Supremo 014-2007-MEM. 108 y 110). (17) El Código Civil de 1984 señala que “las tierras de las comunidades son inalienables. 27680 de Reforma Constitucional del Capítulo XIV del Título IV sobre Descentralización (6-3-2002) establece que los gobiernos regionales tienen autonomía política. 59). 12). el conflicto social. pero insisten en la individualización de los derechos de sus miembros (i. ´nativos´ u otros vocablos” (art.7). El Código fue reemplazado hace un par de años por la LGAm 28611. expresamente reconocidos. comunidades nativas y pueblos originarios en los Consejos Regionales”. en cuya jurisdicción el Administrador Técnico de Riego ejerce su autoridad para el cumplimiento de la Ley General de Aguas” (art. (22) El CMARN fue aprobado mediante DL 613 en 1990 pero inmediatamente eviscerado por el propio gobierno que lo promulgó porque los avances planteados “aumentaban los costos de la actividad empresarial”. si no había sido atendida dentro del plazo de ley. el Convenio 169 de la OIT tiene rango constitucional e informa la interpretación de toda la pirámide jurídica nacional. Además. que el peticionario podía acudir a la instancia superior. con el nuevo decreto. artículo 64. con lo que el explorador podrá iniciar sus actividades si la autoridad minera no se pronuncia a tiempo. en Congreso del Perú 2002. hoy INDEPA. art. promueve la participación de dichas comunidades para los fines y objetivos de las áreas naturales protegidas donde se encuentran” (CMARN. (20) LGAm. así como por su contribución al desarrollo sostenible del país.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 164 El agua y los pueblos indígenas (14) La primera fue presentada por el grupo parlamentario opositor Unión por el Perú (Proyecto 00386-2006-CR) y la segunda por el partido de gobierno. paisajístico y científico. 5 de la Propuesta de Reforma Constitucional presentada al Congreso el 17-4-02. Bajo esta lógica. al crear la licencia de uso en bloque para las organizaciones que aprovechan y manejan una fuente de agua en común. expedición de certificados nominativos de dotaciones de agua).. Además. debido a su importancia para conservar la diversidad biológica y demás valores asociados de interés cultural. Los riesgos ambientales. subcuencas o parte de las mismas. 136) pero el mandato constitucional posterior ha recortado estas características de la propiedad comunal. la intrusión en los derechos indígenas y campesinos. establecidos y protegidos legalmente por el Estado. ´tradicionales´. por ejemplo.S. 27683 de elecciones regionales (27-3-02) ordena que la lista de candidatos al consejo regional esté conformada “por no menos de un 30% de hombres o mujeres. Son de dominio público y se establecen con carácter definitivo (arts. Ahora. La Ley No. 54). asumiendo que su petición había sido denegada. 113). (19) La ley No. Ministerio de Energía y Minas. inciso 3. define al Distrito de Riego como el “espacio geográfico continuo e integrado por una o más cuencas. publicado el 10-3-07. el Consejo de Coordinación (órgano consultivo y de coordinación) y el Consejo Regional (órgano normativo y fiscalizador). promulgada el año 2005. y los posibles actos de corrupción que este cambio producirá son evidentes. algunos proyectos obtendrán viabilidad ambiental automática y otros se beneficiarán del silencio administrativo positivo. pueblos indígenas y sistemas locales.e. 036-2006-MEM. (15) Estos proyectos abren la posibilidad de reconocer los derechos colectivos de agua de comunidades. y un mínimo de 15% de representantes de comunidades nativas y pueblos originarios de cada región donde existan” (art. Modifica el D. ´étnicos´. imprescriptibles e inembargables” (art. pero solo 2 600 se encontraban vigentes. las normas constitucionales y de menor jerarquía deben interpretarse de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con los demás tratados internacionales ratificados por el Perú que versen sobre derechos y libertades fundamentales.S. (23) Ley 28611. el Partido Aprista Peruano (Proyecto 00604-2006-CR). ver artículo 59. artículo 72. 03898-EM y el D.

Políticas hídricas.” En: Assies W. 2002. Lima: Fondo Editorial. “Who are the Indians? Reconceptualizing Indigenous Identity. 2005 [revisado 15-3-07].. www.pdf. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. 2006. The Challenge of Diversity. 295-315. 95-130. 6. Pontificia Universidad Católica del Perú. identidad y legislación especial.. 1998.” En: Boelens R. 1991. Guevara Gil A. El indigenismo.” En: Latin American Research Review. UN/CEPAL y Wageningen University. Las ‘políticas de reconocimiento’ en los países andinos. Ama Llunku. (eds.. Congreso de la República del Perú. 1989. (eds. Castillo L.org/forum/meet/falk_citizen. Minneapolis: University of Minnesota Press. En Degregori C. y Urteaga P. (eds. Getches D.net [revisado 29-2-02]. AbyaYala e IEP. Nation-States and Indians in Latin America. Comisión Nacional de Aguas – CONAGUAS. Concepciones sobre justicia y equidad en el riego campesino. Bodley J. 2006. y Guevara Gil A. Assies W. “Of Totemism and Ethnicity”. 2002. Lima.). Clavero B. Boulder: Westview Press. y Guevara Gil A. Gentes I. y Hoekema A. México D. Quito y Lima: WALIR.). derechos consuetudinarios e identidades locales. Getches D. AbyaYala y IEP. Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Amsterdam.). rito y desarrollo. 20-73. Lima 12 de setiembre al 3 de octubre de 2001). Un Consenso Vital. Comaroff J. Compendio de antropología peruana.org. “Panorama de la antropología en el Perú: Del estudio del Otro a la construcción de un Nosotros diverso”. (eds. Falk R. “Scape-goat and the Magic Charm: Law in Development Theory and Practice”. Boelens R. Degregori C. 1988. 1998. Favre H.pe/pdf/LibroAGUAS. www. Políticas hídricas. 83-128. Pp.).. “Agua. and the Role of Social Science in Latin America. www. Vol. 1998.transnational. El largo camino hacia una ley de aguas (Documento base de la conferencia electrónica sobre la legislación de aguas: propuestas desde el desarrollo rural. 2006. 2001. Boelens R.. Lund: The Transnational Foundation for Peace and Future Research. Pp. identidad cultural y derechos de agua en las naciones andinas”. Agua y poder en la sierra peruana: la historia y política cultural del riego. Buscando la equidad. Cultural Dimensions of Globalization. Pp. Gelles P. y Hoekema A. 53-74. y Guevara Gil A.F. Lima: Defensoría del Pueblo. Etnography and the Historical Imagination. To Be Bolivian: ´Ethnic´ and ´National´ Discourses of Identity” En: Urban G. 2004. Congreso de la República del Perú. Appadurai A. 2006. Indigenous Peoples and Reform of the State in Latin America. (eds. En: John and Jean Comaroff. 2000. y Dávila G. “Derechos de los Pueblos Indígenas al Agua y Normas Internacionales” En: WALIR Studies: Indigenous Water Rights in the United States and under International Norms. 49-67. Getches D.html [revisado 20-1-02]. 165 . Anteproyecto de Ley de Reforma de la Constitución. Agua y Derecho. Quito y Lima: WALIR.). Pp. Field L.agualtiplano. “Pueblos indígenas. y Sherzer J.. (eds. 29(3):237248. Anteproyecto de Ley General del Agua. van der Haar G.iproga. Benda-Beckmann F. Austin: University of Texas Press. Getches D. Gelles P. En: Journal of Legal Pluralism. Políticas hídricas. REFERENCIAS Abercrombie T. derechos consuetudinarios e identidades locales. 131-188. Abya Yala: Constituyencia indígena y código ladino por América. I. “Diversity as a Challenge: A Note on the Dilemmas of Diversity. Boulder y Wageningen: University of Colorado at Boulder. Pp. No hay país más diverso. “To Be Indian. Lima: Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales. 2000. Pp. Assen: Van Gorcum. 1992.). Boelens R. Mountain View: Mayfield Pub. En: Boelens R. Pp. 28:129-148. The Decline of Citizenship in an Era of Globalization. I. 1994. Resistance. Comisión Agraria. Modernity at Large. Agua y Derecho. van der Haar G. 2000. Agua y Derecho. (ed.: Fondo de Cultura Económica. 1997. Tribal Peoples & Development Issues: A Global Perspective.)..03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 165 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Castillo L. derechos consuetudinarios e identidades locales. Hacia un sistema de gestión compartida y descentralizada del agua.

En: Degregori C. Skar H. Austin: University of Texas Press. Lima 12 de setiembre al 3 de octubre de 2001. En: Debate Agrario. Arequipa. 1991. La gente del valle caliente. “Multiculturalism as Fairness: Will Kymlicka´s Multicultural Citizenship”. Urrutia J. Taylor C. Urteaga C. 14:17-22. redes. Starn O. “Introduction: Indians. (eds. “Mercado y reforma de la gestión del agua en el Perú. 5(4):406-427. Law. www. 1997. 2000. ecología. Pp. y Sherzer J. No hay país más diverso. Ensayos sobre ética y modernidad. Lima. 5:75-102.htm. Pp. Pp. 2. 1997. Marco legal vigente para la gestión del agua (Documento de referencia 3 de la conferencia electrónica sobre la legislación de aguas: propuestas desde el desarrollo rural). Nation-States and Indians in Latin America. “Comunidades campesinas y antropología: historia de un amor (casi) eterno”. 2000. “Economía. Golte J. “Legislación de recursos hídricos y derechos indígenas. En: Brouwer B. Palestra. Mossbrucker H.pe/pal_est/?file=cultura/guevara. Kymlicka W. Development. 1993. Conflicts. y Sherzer J. (ed. WALIR Studies: Water Law and Indigenous Rights. and National Legislation. No. “El problema con las ´comunidades´”. ´andinismo´ y Sendero Luminoso”.agualtiplano. Guevara Gil A. Anteproyecto de Ley de Aguas. “Notes on Legal Pluralism”.com/LeyDeAguas. 1990. Zegarra E. 2001 [revisado 29-2-02]. Compendio de antropología peruana. Guevara Gil A. Mayer E. y Thome J. Constitución Política del Perú 1993. 166 . P. Griffiths J. México D.). Guevara Gil A. 1992. “Legal Pluralism and the Social Working of Law”. 1-18. Perú. Lima: Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales. En: Allpanchis. ILSA. medio ambiente. 101-131. “Antropología andina. Nation-States. A Liberal Theory of Minority Rights. Guevara Gil A. JNUDRP. Recursos naturales. En: Degregori C. Campo y ciudad en los análisis antropológicos”. Lima: OIT. palestra. En: The Journal of Political Philosophy. Urban G. Madrid: McGraw-Hill. Porto Alegre: ICARRD. 151-176 Guerrero Salazar P. 1995. 1992. Indígenas. Pp.). Coherence and Conflict in Law. 1993.edu. 1992. 1992. Organización Internacional del Trabajo (OIT). (eds. 1995. 14:1-16. 1.F. Compendio de antropología peruana. Wageningen: Wageningen University & UN CEPAL. 2002. Espejo para la humanidad. 1999. 39:15-71. Pontificia Universidad Católica del Perú. Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú. 1992. Lima: Fondo Editorial. La economía campesina y el concepto “comunidad”: un enfoque crítico. Dualidad y reforma agraria entre los runakuna (quechua hablantes) de la sierra peruana. “Imágenes de la comunidad. Vol. Oxford: Clarendon Press. 1990. Portal de Asuntos Públicos de la Pontificia Universidad Católica del Perú.). Multicultural Citizenship.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 166 El agua y los pueblos indígenas Giusti M. 1992. 7-10 de marzo. En: Debate Agrario. 24-54. et al. and Human Rights. 2002. Antropología cultural. 204-234. Science and Politics in the Paradigmatic Transition. Arequipa. I. Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. tecnología y desarrollo (Ponencia en el Seminario Permanente de Investigación Agraria). Transformaciones en la sociedad rural (Ponencia en el Seminario Permanente de Investigación Agraria). Alas y raíces. El acceso al agua con seguridad jurídica. www. En: Boelens R.” En: Revista de la CEPAL. En: Boelens R. I. Stavenhagen R. En: Beyond Law.“Estudio de la legislación oficial peruana sobre la gestión indígena de los recursos hídricos”. No hay país más diverso. Kukathas C. Pajuelo R. WALIR Studies: Indigenous Water Rights. (ed. Lima: Fondo Editorial.. (ed.pucp. Pp. Propuesta de la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú. Nueva York y Londres: Routledge. et al (eds. 1997. campesinos y antropólogos en el Perú”.). Pontificia Universidad Católica del Perú. El multiculturalismo y “la política del reconocimiento”. Propuesta de investigación para el caso del Perú”. 29 de enero de 2004.net. la titulación de tierras agrícolas y la formalización de los derechos de agua en el Perú (Estudio Caso preparado para la Conferencia Internacional sobre Reforma Agraria y Desarrollo Rural). Vol. 2001 [revisado 24/4/2006]. and Culture”. The Research Proposals. Toward a New Common Sense. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. Wageningen: Wageningen University y UN CEPAL. Tokyo: The United Nations University. Lima: Red para el Desarrollo de las Ciencias Sociales. 2004 [revisado 6/12/2006]. Agosto de 2004. 1993. Kottak C. Pp. S. 83: 107-120.). 123-179. Monge C.). En: Urban G. Deventer/Boston: Kluwer Law and Taxation Publishers. y Guevara Gil P. Local Water Management. conflicto étnico e interculturalidad. 2006. Rebosio G.htm.jnudrp.: Fondo de Cultura Económica. Multiculuralismo. Santos B. y Solanes M. The Ethnic Question. Golte J.

03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 167 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional 167 .

millones de usuarios de agua indígenas y campesinos. Un centro de generación de ideas que provee críticamente de información a los debates sobre derechos consuetudinarios indígenas. el actual clima político parece estar cambiando. sin caer en la trampa de descontextualizar y “congelar” esos sistemas normativos locales. conflicto y destrucción ambiental. En consecuencia. la mayoría de cambios legales del presente en esta área todavía carecen de contenidos y de resultados de investigación y propuestas claras. Sin embargo. usualmente estas personas no son representadas en los espacios nacionales e internacionales de toma de decisiones. Sin embargo. así como el apoyo al empoderamiento de los sectores marginados a nivel de usuarios de agua. nacionales e internacionales WALIR apoya y profundiza los debates sobre los derechos locales y consuetudinarios y su relevancia con respecto a la política y la legislación de agua. Además. y campesinos para facilitar la acción de las plataformas a escalas locales. enfocado en los derechos de agua consuetudinarios de campesinos e indígenas y la discriminación legal y material de las formas locales de gestión del agua En regiones como los Andes.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 168 El agua y los pueblos indígenas WALIR Legislación de Recursos Hídricos y Derechos Indígenas y Campesinos WALIR es un programa comparativo de investigación y acción. El programa WALIR se propone comprender los derechos consuetudinarios de indígenas y campesinos al agua. además de haber enfrentado una extrema e histórica desigualdad en cuanto al acceso al agua. los sistemas campesinos e indígenas de gestión del agua constituyen la base fundamental del sustento local y de la seguridad alimentaria nacional. pretende contribuir directamente en la generación y aplicación de mejores legislaciones y políticas relacionadas con la gestión del agua. WALIR busca integrar en su análisis y propuestas algunos conceptos fundamentales sobre el control del agua: Viabilidad institucional: un marco organizacional y normativo apropiado que sostiene la gestión hídrica. El programa tiene como meta llenar estos vacíos. metodologías y propuestas contextualizadas sobre el reconocimiento de los derechos y reglas de gestión indígenas y locales. están siendo marginados. los derechos locales y consuetudinarios han sido usurpados. inserto en su contexto cultural. Una preocupación primordial es la distribución equitativa de los derechos y la toma democrática de decisiones. pobreza. enfrentando el reto de tomar en cuenta las dinámicas de los derechos y reglas locales. Así. 168 . discriminados y oprimidos. Esto contribuye a situaciones de creciente inequidad. e identificar cómo éstos son discriminados y socavados en términos legales y materiales. Si bien es especialmente la población marginada la que enfrenta una escasez creciente del recurso y el menosprecio de sus reglas y normas de gestión hídrica. Una alianza de investigación que ofrece conceptos.

México. Un conjunto de esfuerzos comprometidos de investigadores interdisciplinarios. Algunos proyectos de investigación temáticos complementan y fortalecen esta red y establecen los cimientos de un marco internacional más amplio. regional e internacional. Una estrategia que se basa en la investigación académica. Viabilidad económica: una gestión del agua económicamente sostenible para garantizar la subsistencia y las estrategias de producción. plataformas y organizaciones de contraparte de WALIR en América Latina.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 169 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Equidad: justicia social y aceptabilidad de las reglas y prácticas que informan la gestión y la distribución del agua.UU. Si bien WALIR también desarrolla investigaciones en México y Estados Unidos. eficiencia y efectividad en el uso del agua: una gestión del agua productiva y apropiada. políticas agrarias y métodos para dialogar sobre políticas de agua. Equilibrio ecológico: protección de recursos hídricos de buena calidad y prevención de la degradación ecológica. Democracia política: una genuina representación de los múltiples y diversos actores en la toma de decisiones relacionadas con la gestión del agua. por ejemplo. generación de capacidades y cabildeo. tanto indígenas como no indígenas. Chile y Ecuador. campesinos y consuetudinarios al agua y su generación e inserción en el contexto local. La estrategia de WALIR se fundamenta en investigación y acción. Perú.Boelens@wur. usurpación de derechos locales. WALIR y sus contrapartes implementan una serie de actividades de intercambio.eclac. en la ley nacional y en los tratados internacionales. Sobre la base de estas investigaciones. junto a las redes existentes a escala local. WALIR es coordinado por la Universidad de Wageningen (WUR/IWE) y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y El Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) e implementado en cooperación con contrapartes en Bolivia. se concentra en los países andinos: Perú. diseminación. América del Norte y Europa. investigación-acción. Francia. nacional y local. Capacidad e idoneidad humana: adecuado conocimiento de la gestión del agua y habilidades contextualizadas. Seguridad en el acceso al agua: la capacidad para poner en práctica los derechos de agua ahora y en el futuro.nl y www. así como una sostenibilidad técnica. Los temas centrales son los derechos indígenas. con las que se trabaja de manera conjunta. La Unidad de Recursos Hídricos del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos financia el Programa WALIR. forman un grupo mucho más amplio de participantes: instituciones a escala internacional. identidad indígena. Bolivia. Chile. 169 Contacto/coordinación: Rutgerd. género. Ecuador. capacitación y cabildeo. pluralismo legal. en conjunto con las redes existentes. los Países Bajos y EE. Productividad. seguridad alimentaria. sistemas de gestión de agua y subsistencia. Las contrapartes.cl/drni/proyectos/walir .

Wageningen-CEPAL. en donde la regulación de los ciclos hídricos es vital para la sobrevivencia de los pueblos que los habitan.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 170 El agua y los pueblos indígenas 170 La desecación de lagunas y humedales.mx . como lo demuestra el caso del proyecto de las presas del río Usumacinta durante el gobierno del ex-presidente Vicente Fox y la persistencia de conflictos en el caso de otros embalses y fuentes de agua como La Parota en Guerreo y la reserva de Montes Azules en Chiapas. son decisiones del gobierno que han afectado a los pueblos indígenas y comunidades campesinas en diversos estados y regiones de México. Francisco Peña es antropólogo (CIESAS-Occidente) e investigador titular de El Colegio de San Luis. durante los primeros cien días del gobierno encabezado por Felipe Calderón. sistema CONACYT. la modificación de los ríos para construir centrales hidroeléctricas. frape@colsan. como el agua. sino de proteger ecosistemas. esta situación no ha cambiado. en particular la contaminación por aguas residuales en regiones con población indígena. No se trata sólo de asegurar un volumen para regar parcelas.edu. Se dedica al estudio de las relaciones sociales en torno al manejo del agua. mantiene como un asunto pendiente el respeto a los derechos de los pueblos indígenas al manejo y el control social de bienes territoriales básicos. El manejo del agua en las regiones indígenas es un asunto complejo. El incumplimiento gubernamental a los acuerdos con el zapatismo. Pese a la alternancia de partidos en el gobierno federal. Es coordinador para México de Water Law and Indigenous Rights (WALIR). la contaminación de cuencas y el despojo de manantiales.

El artículo está dividido en cuatro apartados. vinculado siempre al derecho al territorio. pero la respuesta fue encarcelar a los dirigentes. tampoco ha dado señales de tomar en cuenta la opinión de los pueblos que habitan los sitios que actualmente enfrentan conflictos semejantes. sino también por la coalición más grande de organizaciones indígenas no armadas. Desafortunadamente. El gobierno del ex-presidente Vicente Fox repitió el mismo tipo de medidas del pasado. se ofrece un panorama general de los pueblos indígenas de México y su relación con la disponibilidad de recursos hídricos. de una manera resumida. Aunque a partir de las elecciones del año 2000 México experimentó la alternancia de partidos al frente del gobierno federal. un elemento central en el programa de reivindicaciones que han levantado diversas organizaciones indígenas de México. son sólo algunos ejemplos de las decisiones que han afectado a los pueblos indígenas en diversas regiones del país. ese acontecimiento no se tradujo en modificaciones sustanciales para que los pueblos indígenas intervengan en la toma de decisiones para el manejo del agua. defendidos no solo por el zapatismo. 2002. la contaminación de ríos y acuíferos por parte de la industria petrolera y la transferencia del agua a las grandes ciudades. Estudios del Programa Water Law and Indigenous Rights (WALIR) en el área andina demuestran que el derecho al agua. como son los casos de la presa La Parota o la apropiación por empresas privadas de manantiales en la reserva de Montes Azules. La desecación de lagunas y humedales.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 171 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Las comunidades indígenas de México con frecuencia han debido defender los recursos hídricos que necesitan para sostener sus formas de vida y subsistencia. contra el interés y derecho de las comunidades indígenas y campesinas(1). El objetivo de este trabajo es ofrecer un panorama general de los desafíos que encierra el manejo del agua por parte de los pueblos indígenas en México. Gelles. este tema no ha recibido en México la atención debida por parte de las instituciones del Estado(3). Gentes. Se hace especial mención a los vínculos entre gestión del agua y manejo del territorio. Tampoco la nueva administración federal ha dado muestras de dialogar y reconocer las demandas sociales. En el segundo. como es el caso de la construcción de grandes embalses para generar energía eléctrica. Chiapas. 2005. prueba de ello es la manera en que respondió a un amplio movimiento social en el Estado de Oaxaca (uno de los tres Estados con más población indígena en el país). la inundación de pueblos y áreas agrícolas por la construcción de grandes presas. entre otros). en el campo de la construcción de presas. Finalmente se ofrecen algunas conclusiones y propuestas. El movimiento demandaba la destitución del gobernador de la entidad. prueba la posición adoptada por esa administración federal en este campo. 171 . La gestión democrática del agua debe incluir el respeto a los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas y su inclusión efectiva en la toma de decisiones. El tercer apartado ofrece. 2006. Desafortunadamente. frente a decisiones gubernamentales que no consideran sus necesidades y derechos. En el primero. La nueva administración que entró en funciones en diciembre de 2006. se presentan algunos antecedentes sobre la gestión del agua en el país y el papel que ocupan en ella los indígenas. si se considera que cálculos conservadores estiman en 40 millones la población indígena en esta parte del mundo. El incumplimiento gubernamental de los acuerdos de San Andrés(2). es uno de los grandes retos que enfrentan los pueblos indígenas de América Latina (Bustamante 2006. algunos de los principales problemas que enfrentan las comunidades campesinas y los pueblos indígenas en la gestión del líquido. Se trata de un problema clave para el manejo del agua en el subcontinente. Guevara et al. varios indicios muestran que las demandas indígenas y campesinas no son escuchadas por los interlocutores gubernamentales. en particular de aquellas que significan alteraciones drásticas en los territorios que habitan.

. 2000. Ciudad de México. Distribución de Pueblos Indígenas en México 100 0 100 200 300 km 172 Localidades Con una población indígena del 40 al 69% Con una población indígena del 70% o más Con menos de 5 000 habitantes indígenas Con menos del 40% y más de 5 000 habitantes indígenas Con una población indígena del 40 al 69% Con una población indígena del 70% o más División estatal Instituto Nacional Indigenista Fuente: INI-CONAPO Estimado de población indígena basado en la información del 12 Censo General de Población y Vivienda. INEGI.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 172 El agua y los pueblos indígenas Figura 1.

la capital mexicana. quienes se han convertido en actores destacados para la conservación del recurso forestal (Merino. Nigh y Rodríguez. Las lenguas con mayor número de hablantes son el náhuatl. En forma creciente. Hidalgo. El 27 por ciento de los 2 443 municipios del país. Entre las entidades del norte. 1997. Oaxaca. pero algunos se empeñan también en mantener en buen estado sus ríos. 1994). Desempeñan un papel social muy importante en distintos aspectos de la vida del país y en particular tienen una intervención destacada en el manejo de los bosques. Tabasco y San Luis Potosí. entre otras razones porque comprenden el papel que tiene para la cosecha de agua. o los seris (konkaak) de la costa de Sonora. Sonora tiene una importante población de yaquis y mayos. debido a que el centro y sobre todo el sur del país registra la precipitación pluvial media anual más alta. 1992. frente al promedio nacional de 770 mm. 1995). Para todos. En el otro extremo. en la frontera con los Estados Unidos. San Luis Potosí y Tabasco. como los otomíes (Hñähñü) del valle del Mezquital. La diversidad ambiental explica también las diferentes formas en que el agua es un elemento básico en la vida económica. sino que juegan – en particular las comunidades forestales – un papel muy importante en la conservación de las cuencas hidrográficas. aunque se concentran principalmente en los Estados del centro y sur(4). Veracruz. las lluvias alcanzan más de 3 500 mm al año. Para la mayoría. es muy importante contar con el abastecimiento suficiente de agua de buena calidad para el consumo humano. Guerrero. La presencia de los pueblos indígenas no es un dato estadístico. Estado de México y Puebla. En el Distrito Federal. se encuentran pueblos que habitan zonas secas. Según el censo de población del 2000. selvas y ambientes lacustres (Toledo y Argueta.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 173 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Los pueblos indígenas de México: un breve panorama México es un país de gran diversidad étnica y lingüística. las comunidades indígenas y campesinas se interesan por las condiciones generales en las que se maneja el territorio. 173 . convirtiendo a la ciudad en la concentración urbana con el mayor número de indígenas de México. social y cultural de estos pueblos. el maya y las diferentes variantes del zapoteco y mixteco. en Chihuahua viven los tarahumaras y Coahuila cuenta con un pequeño grupo kikapú. con alrededor de 900 mil indígenas cada uno. viven 333 mil de ellos. Los indígenas juegan también un papel importante en el aprovechamiento y protección de la biodiversidad y poseen un conocimiento amplio y complejo de los muy variados ecosistemas que habitan: el desierto. Chiapas con un millón. con precipitaciones de entre 100 y 200 mm anuales. 1995). Chapela. Muchas comunidades indígenas forestales están comprometidas en un manejo sustentable del bosque.5 por ciento de la población total. En ese punto ofrecen servicios ambientales muy valiosos para la sociedad. Es necesario subrayar que la relación de los pueblos indígenas con el agua no es de simples usufructuarios. la selva húmeda y los bosques templados y fríos (Carabias et al. 10. existen un poco más de 10 millones de indígenas. La mayoría vive en la parte de México con mayor disponibilidad de agua. Quintana Roo. En relación con el agua. La mayor parte de la superficie forestal del país es propiedad legal o está habitada por comunidades y pueblos indígenas. lagunas y esteros para pescar. En algunas zonas de Chiapas. Veracruz. Los Estados con mayor población indígena son Oaxaca. Yucatán. es muy importante contar con agua para sus cultivos. para garantizar la cantidad y calidad del agua que requieren. las planicies costeras. que hablan más de 62 lenguas y viven en todo el país. la situación de los indígenas es heterogénea. con un millón y medio. tienen 40 por ciento o más de indígenas (figura 1). son otros Estados con una numerosa población indígena. donde llueven al año entre 350 y 400 mm en promedio.

03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 174 El agua y los pueblos indígenas La gestión del agua Los aprovechamientos del agua en México se rigen por el artículo 27 constitucional y su Ley Reglamentaria. El ejecutivo federal ejerce por ley. deslegitimando el conocimiento de los grupos locales. estuvo la Comisión Nacional de Irrigación y después la Secretaría de Recursos Hidráulicos. Este proceso se realizó gracias a diversas medidas jurídicas. Peña. a través de la Comisión Nacional del Agua (CNA). Hasta finales de la década de los ochenta del siglo XX. e instauró la figura de Consejo de 174 . de los lagos interiores ligados a corrientes constantes. La Ley de 1992. Aboites. el artículo 27 define como propiedad de la nación las aguas de los mares territoriales. En su fracción quinta. la participación social en la toma de decisiones fue inexistente. y aquellas de los ríos y sus efluentes directos cuando sirvan de límite al territorio nacional o sean frontera entre entidades federativas o pasen de una entidad a otra o crucen la frontera nacional. fueron perdiendo capacidades de decisión frente a la ingerencia federal (Sánchez. que entró en vigor el 2 de diciembre de 1992 y fue reformada por el decreto publicado en marzo del 2004. 2004). quienes vieron desaparecer las lagunas y humedales que utilizaban para la pesca y obtención de otros productos lacustres. En esas condiciones. otorgó a la CNA la tarea de acreditar. De la misma forma. que prácticamente abarca todas las corrientes superficiales y regula la extracción del agua subterránea. Al amparo de estas disposiciones legales se ejecutaron obras como el trasvase de agua de la cuenca del río Lerma al Distrito Federal. lagunas. cuyo objetivo era ampliar la superficie irrigada. de las lagunas y esteros. afectando a muchas comunidades campesinas e indígenas del estado de México. Desplazó a los gobiernos estatales y ayuntamientos del control de ríos. 1993. ocasionando modificaciones importantes en las formas de vida de innumerables comunidades. la autoridad y administración en materia de los recursos hídricos del país. donde tuvo un papel muy importante la construcción de las grandes obras hidráulicas que cambiaron la configuración de muchas cuencas. de las aguas marinas interiores. La planificación y control de obras hidráulicas que modificaban las corrientes de agua a nivel de toda la cuenca. a tono con los cambios experimentados en otros países. Constitucionalmente. solo les quedaba el camino de la protesta abierta. corresponde originariamente a la nación”. manantiales y ríos. La concentración del control de los recursos hídricos afectó de manera particular el derecho de los pueblos indígenas al aprovechamiento por usos y costumbres de lagunas. manantiales y acuíferos. los grupos de regantes y las autoridades comunitarias regidas por usos y costumbres. políticas. concentraron los conocimientos sobre el régimen hídrico en un grupo de expertos. se consiguió con un modelo de gestión que concentró en manos del poder ejecutivo todas las decisiones del manejo del agua. Los pueblos dedicados a la agricultura fueron afectados por la pérdida de humedad para sus cultivos. los técnicos del gobierno federal. El crecimiento significativo que experimentó la superficie irrigada del país entre 1920 y 1970 y el aumento en los volúmenes de energía eléctrica disponible para el crecimiento industrial y urbano. La definición de aguas nacionales en la ley es tan amplia. promover y apoyar la organización de los usuarios “para mejorar el aprovechamiento del agua y la preservación y control de su calidad”. A los grupos afectados por una u otra decisión. 1998. la Ley de Aguas Nacionales. lagunas o esteros que estén en condición semejante. Al frente de esas obras. técnicas y financieras. también alteró los territorios donde se desecaron lagunas y humedales o se construyeron los grandes embalses. El gobierno federal concentró el control de los recursos hídricos del país al término de un largo proceso que abarcó los últimos años del siglo XIX y todo el siglo XX. “la propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional. los proyectos de acondicionamiento hidráulico del territorio nacional alcanzaron magnitudes nunca antes vistas. Lo mismo se marca para las aguas de lagos.

en poco tiempo. a cambio de que se les instale una red de abasto y distribución de agua. las pequeñas comunidades campesinas e indígenas negocian la entrega de agua de sus manantiales para una ciudad. En el abasto para uso humano. Es el caso de la transferencia de agua de la cuenca alta del río Balsas a la ciudad de México.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 175 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Cuenca como instancia de coordinación y concertación entre la CNA. México sigue registrando. no tienen en esos organismos un espacio adecuado para expresarse e influir en la toma de decisiones(5). Paradójicamente. con el fin de mejorar la administración de las aguas. un derecho básico. existen planes para transferir el agua de regiones campesinas a las grandes ciudades. que actúan sin dar información ni consultar a los afectados. En esas condiciones. La formación de los Consejos de Cuenca es una disposición legal reciente. industrial). al enfocarse solo en los usos sectorizados (urbano. La conformación de los Consejos de Cuenca sólo contempla la participación de los usuarios de acuerdo al tipo de uso del agua (agrícola. Los programas gubernamentales para enfrentar esta situación son débiles. de corto alcance y mal ejecutados. urbano. Por otra parte. industrial. Aunque en algunos foros internacionales México es reconocido por haber conseguido. sin atender las mínimas necesidades de inversión para mejorar el abasto al consumo humano local. los distintos niveles de gobierno y los usuarios. Según estimaciones oficiales. en México muchas voces independientes han señalado que esos organismos en general se conforman con muy escasa legitimidad representativa. En varios casos. cuya puesta en práctica es débil y errática y no consigue cambiar el esquema de gestión caracterizado por la toma de decisiones concentradas en manos de los administradores federales. la Ley no reconoce a los pueblos indígenas derechos colectivos sobre el territorio que habitan. por lo que las comunidades y pueblos indígenas. interesados en los impactos que el manejo del agua puede tener en sus formas de vida y en general en el territorio que habitan. Impactos del manejo del agua sobre los pueblos indígenas Son muchos los terrenos en que el derecho al agua es difícil de ejercer para los pueblos indígenas. de tal manera que son escasos los recursos jurídicos que tienen a su alcance para detener las modificaciones irreversibles como los trasvases de agua y la construcción de presas(6). el 42 por ciento de las viviendas indígenas de México carecían de agua entubada en el año 2000 y el 70 por ciento carecía de servicios de saneamiento(7). producto de la propia herencia corporativa y de clientelas políticas del régimen que dominó al país durante los últimos 75 años. energético) y dar muy poca atención a los impactos que esos usos tienen sobre los ecosistemas o sobre grandes territorios. La Ley actual favorece la visión fragmentada del manejo del agua. la gestión actual del agua en México no ha cambiado mucho con respecto a la administración tradicional. particularmente en el medio rural. Esto explica en parte el resurgimiento de enfermedades como el cólera y la persistencia de la tifoidea en esas regiones. la gestión democrática del agua sigue siendo una tarea pendiente y es un reto construir formas de gestión que incluyan a los pueblos indígenas del país en la toma de decisiones. En ese punto. agrícola. altos índices de enfermedades infecciosas cuya transmisión está asociada a la falta de agua o al consumo de aguas contaminadas. las localidades rurales enfrentan grandes carencias. 175 . la organización de Consejos de Cuenca que cubren prácticamente todo el país. La conformación y funcionamiento de los Consejos de Cuenca en México adolece de errores que lesionan su legitimidad y les impide funcionar como órganos realmente representativos de los diversos grupos interesados en la administración del agua.

Boege. También es frecuente el malestar debido a que las reglas del distrito de riego suplantaron a los acuerdos que existían para utilizar las corrientes superficiales antes del establecimiento del distrito. Se expulsó de su lugar de origen a 20 mil campesinos y aunque la presa se terminó en 1955. desarticulando las reglas de uso existentes o superponiéndose a ellas. El 80 por ciento de las tierras que se expropiaron para fundar el distrito de riego habían sido de propiedad comunal. 1999). La irrupción estatal para reorganizar el territorio gracias al control del agua que se almacenó en la presa Benito Juárez. regulado por usos y costumbres en un territorio densamente poblado por indígenas zapotecos. el gobierno creó en 1954 el Centro Coordinador Indigenista de Temascal. que incorporó dentro de su jurisdicción a las áreas que tradicionalmente se venían regando con las aguas del río Tehuantepec. Un caso extremo es la irrigación del valle del Mezquital con las aguas residuales de la ciudad de México. con capacidad para 9 mil 106 millones de metros cúbicos y Cerro de Oro. cuando menos temporalmente. El ejemplo más dramático y quizá el mejor documentado de esta política sucedió en la cuenca del río Papaloapan. fue enfrentar las contingencias de organizar los nuevos pueblos. incluidas las comunidades indígenas. en 1962 (Barabas y Bartolomé. Nigh y Rodríguez. La tarea principal de la oficina del Instituto Nacional Indigenista. Esa región. Otro campo conflictivo es la contaminación de los recursos hídricos que utilizan los pueblos indígenas. Debido a que una buena parte de las poblaciones nativas ofrecieron resistencia a dejar sus tierras. construida en 1962. Todavía hoy. debido a la construcción de grandes embalses para riego o generación de energía eléctrica. con capacidad para 4 mil 400 millones de metros cúbicos. lo que se tradujo en una relativa mejoría de sus condiciones de vida. aunque en el área existen también indígenas huaves. tuvo consecuencias ambiguas. Veinte años después. numerosos grupos de regantes identifican una oposición marcada entre los nativos y los nuevos colonos que llegaron de los valles centrales a colonizar las tierras irrigadas. con la construcción de las presas Miguel Alemán. existen otros casos donde la conformación de un distrito de riego afectó la organización local existente en el mismo territorio o en uno aledaño. afectó el tejido social local. Oaxaca. 1973. Los beneficios que los habitantes obtienen del riego de sus cultivos. el reacomodo masivo de 176 . la conformación de los distritos de riego por parte de los gobiernos post-revolucionarios. un poco más de la quinta parte de la superficie en la cual vivían. 1988. pero en numerosas ocasiones significó también la expropiación del control que diferentes grupos locales tenían sobre el uso del agua. Conviene detenernos con amplitud en uno de los impactos más importantes por la extensión de sus efectos en el tiempo y en el espacio: la relocalización forzada de la población indígena y campesina. con el fin de convencer a los mazatecos afectados de la necesidad de la relocalización. Para construir la presa Miguel Alemán se utilizaron 500 km2 del territorio del pueblo Mazateco. principalmente de zapotecos. no se comparan con los riesgos que implica para la salud el uso de aguas contaminadas (Peña. el reacomodo de las personas desplazadas concluyó muchos años más tarde. el mayor volumen de aguas contaminadas que desaloja la capital del país. Por una parte. en el istmo de Tehuantepec. habitada por comunida- des campesinas e indígenas otomíes recibe. la Comisión del Papaloapan puso en operación los planes para intervenir la cuenca del río. mixes y chontales. desde hace un siglo. La primera se utiliza para generación de electricidad y control de avenidas y la segunda para riego agrícola y energía eléctrica. Al inicio de los años cincuenta. México tiene un gran rezago en el tratamiento de las aguas residuales y las regiones indígenas figuran entre las más abandonadas en ese aspecto. beneficiaron a grupos importantes de campesinos al proporcionarles acceso más o menos seguro al agua de riego. 1995). bajo un régimen de pequeña irrigación. Como Tehuantepec. Un ejemplo es el caso del distrito de riego 19 de Tehuantepec.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 176 El agua y los pueblos indígenas En el caso del agua para uso agrícola.

aunque el 65 por ciento de los aportes de agua serán de los afluentes guatemaltecos (México Tercer Milenio. el proyecto de Boca del Cerro se construiría a 9. nunca se cumplió. Unos 13 mil chinantecos desplazados por la presa fueron llevados al Uxpanapa. que se aprovecharán para la genera177 . Afirmaban que la obra significaría un gran ahorro de combustibles (29 millones de barriles de combustóleo por año) y una aportación de energía indispensable para el crecimiento económico de México y sus vecinos. 2003). Las nuevas localidades no tenían servicios públicos básicos en un 50 por ciento y tampoco fueron consistentes los apoyos para capacitación e inversión agrícola. Es también una región con importantes yacimientos de petróleo. el área inundada sería de 1 645 km2. la expulsión de los indígenas se acompañó de un programa para la colonización de tierras de la selva tropical. Verapaz y El Petén en Guatemala. Según los planes de la Comisión Federal de Electricidad. y esta vez los desplazados fueron principalmente indígenas chinantecos. 530 en México y 115 en Guatemala. con la inversión de 50 millones de dólares otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 177 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional indígenas se volvió a repetir para construir la presa Cerro de Oro. En el caso de Cerro de Oro. en su momento despertó un gran descontento la reactivación por el gobierno del ex-presidente Fox de la construcción de un sistema de presas sobre la cuenca del río Usumacinta. para trasvasar caudales del río a la Laguna de Términos. En la reubicación perdieron la comunicación cotidiana con una buena parte de sus familiares y vecinos anteriores. que se acondicionó en forma apresurada como distrito de riego. en esa región se concentran los municipios con 40 por ciento o más de población indígena. por diversos motivos. la mitad en Guatemala y la otra en México. Para el caso de Chiapas. que se planeó ejecutar en el marco del Plan Puebla Panamá impulsado por el ex-presidente Fox. La cuenca del Usumacinta es una de las regiones con mayor diversidad biológica y cultural. abiertas al cultivo irrigado. Según los impulsores del plan. la selva Lacandona y una parte del estado de Tabasco en México y los departamentos de El Quiché. en Tabasco. La cuenca del río Usumacinta abarca la región de los altos de Chiapas. Pronto se descubrió que los terrenos ganados a la selva no eran los mejores para el monocultivo de arroz y pastizales. al suroriente de la primera. La construcción de las presas Miguel Alemán y Cerro de Oro es. Claramente se trata de territorios indígenas. La pretensión es generar 17 mil 400 millones de kilowatts-hora. La presa Boca del Cerro es parte de un plan de grandes transformaciones en el régimen hídrico de la cuenca del Usumacinta que ha sido proyectado desde hace varias décadas y que incluye la construcción del canal de derivación Balancán. un proyecto binacional México-Guatemala. Tanto los mazatecos como los chinantecos expulsados de sus tierras. La cortina de 135 metros de altura estaría en el lado mexicano y represaría 30 mil 500 millones de m3. El reacomodo forzado de pueblos indígenas por la construcción de embalses es uno de los temas más sensibles en México. 1984). un ejemplo de lo que no se debe hacer si se quiere respetar y proteger los derechos de los pueblos indígenas. La más importante de ellas sería la presa de Boca del Cerro. tardaron en reconstruir los vínculos comunitarios que se vieron desgarrados con el éxodo. en donde se localizan muchos sitios arqueológicos de la cultura maya. En pocos años se perdieron los suelos frágiles y la introducción de ganado bovino terminó de degradar las antiguas tierras de selva húmeda (Toledo. fueron removidas con el uso de la fuerza pública. en la frontera con Guatemala. El compromiso gubernamental de ofrecer mejores condiciones de vida a los pueblos desplazados. Las familias que se opusieron hasta el último momento al desalojo. a los que nunca se tomó en cuenta en aquellas decisiones. Por esa razón.5 kilómetros al suroeste de la ciudad de Tenosique. también fueron despojados de símbolos de identidad muy importantes como sus sitios sagrados y las tumbas de sus antepasados.

consulta y consenso. Entre la población local. En el plan también estaban. mientras en otras partes se desecarían humedales como los pantanos de Centla. Según cálculos moderados. por el contrario. donde la población campesina e indí- 178 . que con frecuencia han sido denunciadas de prácticas corruptas en la asignación de contratos. para permitir la inversión privada en el sector eléctrico. Los planes gubernamentales en marcha y el movimiento ciudadano que se opuso firmemente a la construcción de estos embalses. Por la experiencia de casos anteriores semejantes. Sin embargo. En particular. el temor persiste. el plan del gobierno federal planea disponer también de un millón y medio de hectáreas para cultivos. que tendrían una plataforma excelente para vender electricidad hacia Centroamérica.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 178 El agua y los pueblos indígenas ción de 1 250 millones de kilowatts-hora adicionales. por lo que los constructores tienen a la vista un negocio muy importante. ecologistas. El gobierno federal sigue realizando embalses en otras partes del país. ni tampoco para conciliar intereses. Bajo el agua se perderían los nichos ecológicos de diversas especies animales y vegetales. ganadería y actividades acuícolas. las autoridades no han ofrecido información completa de los planes(9). para disminuir el área inundada. La reactivación del plan para construir el sistema de presas sobre el Usumacinta tendría lugar mientras el ex-presidente Fox insistía en modificar la Constitución del país. un diario de Tabasco publicó el “Memorándum de Cooperación Eléctrica con Centroamérica” que Fox había firmado días antes. intelectuales y artistas. que serán desplazadas de la superficie inundable. organizaciones indígenas. Organismos no gubernamentales. los organismos indígenas y campesinos de la zona que manifestaron distintas inquietudes. sobre todo por parte de compañías transnacionales como Enrón. Si bien los embalses proyectados sobre la cuenca del Usumacinta no se ejecutaron. sino baja. se realizaron al margen del que por ley debería ser el principal organismo de información. el mismo diario hizo pública una parte del proyecto(8). han manifestado fuertes críticas al proyecto(10). Con la construcción de la presa Salto del Agua y un amplio sistema de drenaje. llamó la atención sobre los poderosos intereses económicos que estaban involucrados. eso no significa que se hayan cancelado definitivamente. También la biodiversidad de la región estaría amenazada. Uno de ellos es el de La Parota. al indicar que no sería de cortina alta. se detuvo por razones financieras. La coalición de organismos y personalidades opositoras al proyecto. Subrayan principalmente el impacto negativo que el embalse tendría en las poblaciones indígenas y campesinas. Los embalses también atentarían contra el patrimonio cultural de los pueblos nativos. en Guerrero. pues a los opositores se les respondió de la misma manera como lo hacían los gobiernos anteriores: ignorándolos. era posible prever que los campesinos e indígenas desplazados no serían reubicados en mejores condiciones sino que. El director de la Comisión Federal de Electricidad confirmó la construcción de la presa. En junio del 2002. amenazando algunos sitios arqueológicos de la cultura maya como Yaxchilán en Chiapas y Piedras Negras en El Petén guatemalteco. Pocas semanas después. Aunque hasta el momento el gobierno federal no ejecutó esas obras. y siguen estando interesadas. fueron ignorados. lo que significa un éxodo semejante al impuesto en los casos de las presas Cerro de Oro y Miguel Alemán(11). las grandes compañías de constructores con vínculos muy fuertes con la administración federal. representaron un reto para el Consejo de Cuenca. entre 30 mil y 50 mil personas deberán abandonar sus hogares y tierras de cultivo. Las críticas de los organismos ciudadanos y los desmentidos de las autoridades. Se pudo constatar que ese organismo no funcionó como el foro más adecuado para informar a los involucrados. los esperaba un futuro aún más precario. Se calcula que la presa Boca del Cerro costaría 5 mil millones de dólares. en el que participaron activamente varias organizaciones y ayuntamientos indígenas.

Para garantizar el respeto a los derechos indígenas al agua. como los que están en juego en la construcción de embalses para electricidad. el respeto a los derechos indígenas al agua y su inclusión en la gestión del líquido. así como ejercer violencia sobre los opositores. Más de 40 comunidades indígenas. al mismo tiempo que pone en manos privadas bienes ambientales como el agua y la biodiversidad(13). interesados en temas como la protección de sus territorios comunitarios y el manejo de los recursos hídricos no sectorizados. la inclusión de las representaciones legítimas de los indí- 179 . La declaratoria del Tribunal Agrario fue motivada por las múltiples irregularidades detectadas. la mayoría de ellas cercanas al zapatismo. a la fragilidad de los recursos jurídicos que tienen a su alcance para ser reconocidos como sujetos de derecho sobre un territorio. es necesario trabajar en tres direcciones: la insistencia en la adopción de un marco jurídico que reconozca plenos derechos a los pueblos indígenas. Los indígenas han llamado la atención sobre un discurso falsamente ecologista que pretende privar de sus tierras a los campesinos. pretenden apoderarse. para sus negocios. Con el incumplimiento de los acuerdos de San Andrés. se ha conocido que diversas empresas. algunos recursos para detener las modificaciones hídricas que atentan contra ellos.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 179 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional gena local ha demostrado las afectaciones que le ocasionaría. de varias concesiones de agua de los manantiales locales. son temas pendientes. el espacio clave para la conservación de los recursos hídricos. Pese a la importancia que las comunidades nativas tienen y pueden tener en la conservación de las cuencas. el embalse está planeado para favorecer los negocios inmobiliarios que se realizan en el puerto de Acapulco. en particular la embotelladora Coca-Cola. incluido el respeto a que no se les despoje de sus lugares de vida. El manejo del agua y sus relaciones con la conservación de la biodiversidad y el patrimonio cultural. impide que tenga cabida en ellos la voz de los indígenas. es el de la Reserva de Montes Azules en Chiapas. Otro caso donde las comunidades indígenas se enfrentan a la posibilidad de su desplazamiento. pese a la alternancia de partidos en el gobierno federal de México. por una parte. Según el registro del Tribunal Latinoamericano del Agua. Pese a que el Tribunal Unitario Agrario declaró nula la asamblea donde supuestamente los afectados habían dado su consentimiento a las obras. Se calcula que la obra significaría el desplazamiento directo de 25 mil personas e indirecto de otros 75 mil habitantes. Los principales retos que los pueblos indígenas enfrentan están asociados. mientras lesionaría por completo el modesto patrimonio de los ejidatarios y comuneros indígenas que viven en las 17 mil hectáreas que se planea inundar. Simultáneamente. así como la violación a las leyes que las obras han significado. son temas de interés para los pueblos indígenas que no pueden reducirse al interés de usuarios agrícolas o urbanos. Como los afectados han demostrado. Conclusiones En México. que domina los Consejos de Cuenca. que incluyeron impedir el acceso de comuneros legalmente reconocidos y opuestos a la presa. Prácticamente no ha habido cambios en esos puntos. las comunidades nativas están obligadas a buscar en la legislación ambiental y en otros ordenamientos legales. la Comisión Federal de Electricidad insiste en seguir adelante con el plan. La fragilidad de los recursos jurídicos a su alcance. tres opositores a la presa han sido asesinados(12). se suma a la fragilidad social en que se encuentran cuando deben enfrentar intereses económicos muy poderosos. El diseño de representaciones por uso del agua. la voz indígena es débil en los organismos de gestión y se mantiene una alta fragilidad jurídica en el reconocimiento de derechos territoriales. enfrentan el riesgo de ser desalojadas bajo el argumento de que atentan contra la naturaleza.

en un número muy alto de comunidades conviven indígenas y mestizos. (2) El resultado más importante de San Andrés. (11) Otros aseguran que los desplazados pueden llegar a un millón de personas por el proyecto completo de obras. En el medio rural. Ver e. se debate sobre cuál es la mejor forma de registrar la existencia de la población indígena. Getches y Guevara 2006. (8) Ver Tabasco Hoy. (12) Más información en la página www. como los indígenas. (4) En México. Para más datos. Peña 2004. a través de las instituciones comunitarias.org/ haydeesantamaria/docs_ajenos/2005/chiapas_27042005.tragua. que se ha revelado como un instrumento controvertido debido a que fácilmente son manipuladas por las empresas que las presentan. difusión y acompañamiento de organizaciones indígenas en varios países de América. las comunidades indígenas pueden buscar amparo en la legislación ambiental del país. En los censos se ha optado por el criterio lingüístico. como en muchas ciudades de México. Además. Los representantes del partido del ex-presidente Fox (Partido Acción Nacional) fueron parte activa para modificar los términos de la iniciativa de ley convenida. (7) Contar con agua entubada no significa tener agua potable. (3) Llamar la atención sobre este punto y contribuir a la construcción de propuestas para que se respeten los derechos indígenas al agua. 2003). (10) Marzo 2002. que ofrece pequeños resquicios para argumentar la falta de sustentabilidad de los proyectos que se pretenden ejecutar. Estos procedimientos dependen de una evaluación de impacto ambiental. Además. Urteaga y Boelens 2006. la iniciativa de Ley Indígena redactada por una comisión plural de legisladores.pdf (13) Más información en www. no fue aprobado por el Congreso. También existen pequeños márgenes de intervención de las autoridades municipales para modificar algunos planes. generalmente se encuentran en desventaja frente a los intereses financieros más poderosos. 30 de junio y 10 de agosto del 2002. es uno de los objetivos fundamentales del programa Water Law and Indigenous Rights (WALIR). como en otros países. que desarrolla actividades de investigación.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 180 El agua y los pueblos indígenas genas en los órganos de gestión del agua en los territorios donde viven.nodo50. .com/ tca_tla/pdf_tla/VeredictosPrimeraAudiencia/CasoLaParota. a lo largo de este trabajo se hace mención a pueblos indígenas y comunidades campesinas. El Instituto Nacional Indigenista hizo una estimación global de 12 millones 707 mil indígenas para el año 2000. (Tabasco Hoy. Por esa razón. la potabilización del agua es un tema pendiente. como si un lago o un estero fuera también “un usuario”. 2002. Boelens. (5) En los últimos tres años se han empezado a incorporar a los Consejos de Cuenca representantes del “uso ambiental” del agua. ver Serrano et al. y la formación de coaliciones sociales que amplifiquen la voz de los ciudadanos que. (9) La Comisión Nacional del Agua no ha publicado los detalles del proyecto completo. La información se publicó también en otros diarios. que él había prometido impulsar. 26 de enero. ver The New York Times del 22 de septiembre de 2002. sin considerar que autoridades municipales o dirigentes de organizaciones indígenas en algunas cuencas. 1987). Se trata de una formulación hecha para mantener la visión fragmentada. aunque se informó que la Comisión Federal de Electricidad inició las obras en marzo de 2003. Declaración del Foro Mesoamericano contra las Represas. y la toma de decisiones suele involucrarlos a todos. podrían tener un interés más firme en el manejo integral del agua en un territorio.htm NOTAS FINALES 180 (1) La presencia indígena en México va más allá de los grupos que hablan alguna de las lenguas americanas y se encuentra también en las costumbres y modos de vida de las comunidades rurales del país (Bonfil.o. (6) Frente a casos semejantes. la representación generalmente se asigna a grupos ecologistas.

(ed. CONAPO. El manejo forestal comunitario en México y sus perspectivas de sustentabilidad. Cochabamba/Wageningen: CEPAL y Wageningen University. Toledo A. 1995. 1973. derechos consuetudinarios e identidades locales. “Derecho. SEMARNAP. En: Boelens R. 1995. 10. México: Fundación Friedrich Ebert. Contradicciones de la identidad étnica en el México actual. 1997. y Boelens R. “Water Legislation and Indigenous Water Management in Peru”. 54. México : Océano-Cecodes. y Rodríguez N. Territorios violados. 15. J. y Guevara A. Construcción de una región irrigada en el valle del Mezquital”. y Miguel B. Agua y Derecho. Manejo de recursos naturales y pobreza rural. “Pueblos indígenas. No. WALIR Studies.com. México: CIESAS. 2. Quito y Lima: WALIR. Wageningen: Wageningen University/IWE y Naciones Unidas/CEPAL. 2002. Serrano E. Getches D. (ed. Quito y Lima: WALIR. poder y territorio en la gestión local del agua en los Andes: hacia la concertación de políticas hídricas sustentables. 1988.).). Bonfil G. Los pueblos indígenas y el agua: desafios del siglo XXI. La centralización de los recursos acuíferos durante el porfiriato 1888-1910”.F. En: Relaciones. Zamora: El Colegio de Michoacán. 2004. . “La esperanza en las aguas de desecho. 2006. México: UNAM. Mexico D.). Copenhague: International Workgroup for Indigenous Affairs. (coordinadora). México: INI-CNCA.” En: WALIR Studies. 3-4. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. “Normas indígenas y consuetudinarias sobre la gestión del agua en Bolivia”.. Gentes I. Aprovechamiento de los recursos forestales en la Sierra Purépecha. 181 REFERENCIAS Aboites L. 1992. 1984. 2003. Vol. Agua y Derecho. Guevara-Gil A. 83-128. identidad cultural y derechos de agua en las naciones andinas”. Peña F. (eds. Chapela G. WRI y CMS. y Bogotá: El Colegio de San Luis. No. 2006. Septiembre de 1987. Una historia política de México (1888-1946). AbyaYala e IEP. Nigh R.“Cultura indígena y ecología”. 1999. 2006. Embriz A. 1994. Cómo destruir el paraíso: el desastre ecológico del sureste. 2005. Peña F. (eds. Políticas hídricas. y Guevara A. Toledo V. El agua de la nación. Wageningen: Wageningen University/IWE y Naciones Unidas/CEPAL. México: CIESAS. México: UAM. México profundo: una civilización negada. En: WALIR Studies. Quito y Lima: AbyaYala e IEP. En: Frontera Interior.. En: Boelens R. Boelens R. Vol.. derechos consuetudinarios e identidades locales. México Tercer Milenio. México: UNAM-FCE. Los mazatecos ante la nación. (coordinadores). y Argueta A. México: Siglo XXI. y Toledo C. AbyaYala e IEP. Vol.. 2002. Pp. 1993. Estudios de Historia y Sociedad. Provencio E. et al. Políticas hídricas. Indicadores socioeconómicos de los pueblos indígenas de México. Urteaga P. “La herencia del pasado. (eds. Merino L. En: Plan Pátzcuaro 2000. No. Getches D.). Sánchez M.). 2002. Boege E. Gelles P. 1998. Bustamante R. Barabas A. México: INI. www. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades. IMTA. Derechos Colectivos y Políticas Hídricas en la Región Andina.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 181 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Carabias J. The mazatec and chinantec people of Oaxaca.mexicotm. Querétaro: INAH-Universidad de Querétaro. 5.H. y Fernández P. 2006. WALIR. Hydraulic development and ethnocide..

Paulina Palacios es abogada.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 182 El agua y los pueblos indígenas 182 Este texto aborda un estudio sobre propuestas de cuerpos legales. que ha sido legislado sobre la base de una propuesta previa del movimiento. de aguas y de género para organismos de cooperación internacional y organizaciones indígenas del Ecuador. investigadora y coordinadora del programa WALIR en el Ecuador (Water Law and Indigenous Rights. en un país regido por el Derecho positivo. para la aplicación de sus derechos colectivos. una propuesta de reglamento comunitario y un decreto ejecutivo. Se parte de la hipótesis de que dicho movimiento intenta una síntesis desde un complejo de marcos normativos de las diversas nacionalidades y pueblos indígenas. bichilu@andinanet.net . Universidad de Wageningen – Holanda/ CEPAL). Se quiere aportar una perspectiva de lo que se está logrando integrar bajo un modelo el pluralismo jurídico. en forma de norma codificada para armonizar su probable funcionamiento con el conjunto de leyes nacionales. intentando realizar el pluralismo jurídico garantizado por la Constitución Política. En ese marco se analizan tres propuestas de ley. a partir de la proyección y los esfuerzos de uno de los actores más significativos de los movimientos sociales de las Américas. en el contexto de su propia proyección política. realizados por el movimiento indígena ecuatoriano. El eje que se analiza es el de los modelos de gestión de aguas que proponen las nacionalidades y pueblos indígenas para el Ecuador. consultora en temas de Derecho ambiental.

puedan ejercer la pluralidad jurídica. con un concepto muy amplio. el manejo de los recursos naturales. de una parte. De ninguna manera se pretende agotar el espectro de proyectos legislativos realizados por el movimiento indígena. es legislada por el ejecutivo. la “realización” de un proyecto de marco legal que armonice tanto la pluralidad jurídica. exponer el caso ecuatoriano. y. constituyéndose en la conducción visible del movimiento indígena ecuatoriano. al norte del país. así como la representación indígena en otras tantas instituciones estatales que atienden una variedad de temáticas. poblada por kichwas otavalo y kichwas cayambis(2). para el caso. . considero como marco referencial. los Estados han incorporado de diversas maneras en su marco legal. En el caso del Derecho consuetudinario me ceñiré de manera referencial a conceptos clave sobre pluralidad jurídica. el documento se constituyó efectivamente en un referente para varias comunidades de la provincia de Imbabura. y el ejercicio de una gestión social sobre las aguas en sus territorios. sino más bien. originarios o campesinos. En este marco. exceptuando el caso chileno. Para dicho caso. el derecho adquirido por los pueblos indígenas a nivel constitucional en la región andina en lo que respecta. el mismo movimiento indígena propone el pleno ejercicio de formas comunitarias y/o de pueblos. 183 Ecuador: país diverso y pluricultural En Ecuador existen 13 nacionalidades indígenas y al interior de la nacionalidad kichwa 18 pueblos(3). Se incluye también un Decreto Ejecutivo que con calidad de norma jurídica nacional. En relación al manejo de los recursos naturales por parte de los pueblos indígenas. o más bien de nociones generales en un complejo interétnico como el ecuatoriano. De esta manera el propósito de este trabajo es describir un perfil de lo que se ha constituido en un interesante caso de “positivación” del Derecho consuetudinario. que el artículo 191 de la Constitución Política le garantiza. se ha concretado mediante un interesante ejercicio llevado a la práctica por el movimiento indígena ecuatoriano. con una amplia participación de delegados de nacionalidades y pueblos indígenas. sin renunciar a cierto marco conceptual y ético. La intención no es abordar in extenso la discusión sobre el tema conceptual. la concesión constitucional (igualmente con la excepción de Chile) permite un ejercicio relativamente amplio en las zonas de habitación ancestral(1). y de otra parte. En el caso del modelo de estatutos comunitarios. a la pluralidad jurídica. Derecho indígena y/o consuetudinario. Existen varias instituciones estatales en las cuales se recogen las demandas de la interculturalidad y la participación indígena. Los casos que señalaré en este estudio son varios proyectos de cuerpos legales que han sido realizados bajo diversas modalidades. En el caso de los proyectos de ley. como el manejo de las aguas. a nivel de leyes o de Constitución Política. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) agrupa desde 1986 al conjunto de las nacionalidades y pueblos indígenas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 183 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional Introducción En los países de la región andina. Para el caso del presente estudio. normas que reconocen su conformación pluriétnica. tan solo abordar aquellos que han constituido un esfuerzo para generar una gestión del agua social y sostenida por el patrimonio civilizatorio que implican los derechos o sistemas normativos indígenas. estos han sido presentados ante el Congreso Nacional para su aprobación legislativa corriente. en los cuales se comprende al agua. para poder trascender de las demandas como movimiento a un espacio de armonización que permitiría que los pueblos indígenas del Ecuador. Asimismo. las formas de administrar justicia se encuentran consideradas para normar las relaciones al interior de los pueblos indígenas. la única propuesta del movimiento indígena que se ha concretado.

Si bien el supuesto es que el Derecho positivo es el único posible y el constitutivo del Estado. en demanda de la resolución de conflictos de tierras y de una reforma política del Estado para que sea caracterizado como plurinacional. bajo la forma de derechos colectivos. Son . ha tenido el movimiento indígena. siempre en alianzas. en la que hay varios líderes y lideresas indígenas como asambleístas. así como los elementos de un imaginario que marginaba e invisibilizaba a los indígenas. el Congreso Nacional aprueba una Ley de Desarrollo Agraria. un bloque de 8 diputados representantes de esta nueva opción. Esta perspectiva se inscribe en la Constitución misma del Estado y conlleva la exclusión de otras lógicas y normas. usos y costumbres tradicionales Consideraciones conceptuales En los Estados andinos. aceptando la aplicación del Derecho consuetudinario para el caso de los pueblos indígenas. para el caso presente. que alrededor de la gestión de las aguas. art. Las organizaciones indígenas y campesinas del Ecuador realizan un segundo gran levantamiento por la defensa de una propuesta democrática e integral de desarrollo agropecuario. con una fuerte presencia de la CONAIE. constituyendo el Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik Nuevo País. 191)(4) supone también la pluralidad jurídica. en la que se revierte el proceso de reforma agraria que en medio de serios cuestionamientos había sido un marco que permitió cierto acceso a la propiedad de tierras comunitarias y familiares de indígenas y campesinos. Es en esta nueva Constitución Política que se explicitan. la discusión legislativa sobre derechos para los pueblos indígenas. El Derecho consuetudinario. la CONAIE opta por la participación en la democracia representativa. En 1998. con una convocatoria plural a todos los sectores sociales y ciudadanos. una Constitución incluyente y democrática. y revirtiendo así. En 1992. normas que implicaban una privatización del agua. las demandas sobre territorialidad en la zona amazónica dan cuenta de la complejidad de un tejido social imbricado fuertemente por lo indígena. es el conjunto de normas basadas en las culturas dinámicas de los pueblos indígenas que regulan y ordenan. la CONAIE lidera con protagonismo indígena propio. tras el defenestramiento del presidente Abdalá Bucaram. como movimiento social y político que permite a nivel nacional. 184 El derecho consuetudinario en el acceso y uso del agua: prácticas ancestrales.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 184 El agua y los pueblos indígenas En 1990 la CONAIE realizó un acto inaugural del movimiento indígena ecuatoriano en la escena política y social: el levantamiento masivo y nacional del Inti Raymi. varias de las demandas levantadas en su proceso de lucha por el movimiento indígena. la Constitución Política ecuatoriana (CPE: 1998. logrando una fuerte incidencia antes del veto presidencial a dicha ley. para el caso del Ecuador. provinciales e incluso. concepto con el que se aborda el presente estudio. en las elecciones nacionales se vota como representantes ante el Congreso Nacional. se encuentra vigente el llamado “Derecho positivo” constituido por normas jurídicas establecidas por el poder estatal. Para fines de ese año. la propuesta de Constituyente logra convertirse en hecho oficial y se realiza una Asamblea Nacional Constituyente. En todos estos momentos interesa ubicar cuál ha sido la participación. A partir de este año. problematizar la perspectiva clásica del Estado. quienes son los que inician en medio de una propuesta democrática y progresista. Para ese año. En 1996. en las presidenciales. y por sus particulares demandas en torno al manejo de sus territorios ancestrales. con el que tercian a partir de ese año en las elecciones locales. ésta empuja el proceso de Asamblea Nacional Constituyente. con la Marcha por la Vida. que configuran como hecho inédito de participación y democracia. Para 1994.

autoridades tradicionales y/o legítimas. Por otra parte. La temática central El movimiento indígena ecuatoriano recoge una diversidad de marcos normativos de nacionalidades y pueblos indígenas alrededor de la gestión del agua. Si bien el Derecho consuetudinario es el conjunto de normas locales que rigen sobre sociedades particulares. muy rica. En el Ecuador es el movimiento indígena el que ha intentado sintetizar sus valores morales y normas en el ejercicio de realizar colectivamente proyectos de cuerpos legales que con validez normativa inscrita en el Derecho positivo. de cogestión con las instancias estatales. que convierten al Derecho consuetudinario en construcción positiva. escrito y único. que vendría a ser una especie de hipótesis ampliada. En este documento se estudia cómo el movimiento indígena ecuatoriano ha logrado realizar una suerte de síntesis entre el Derecho positivo. En el caso de la gestión de las aguas específicamente. repartición concertada de las aguas. morales. es decir. Forma la base para proponer un modelo normativo para un manejo social y participativo general. pluralidad jurídica. y en cuerpos legales que logran sintetizar un “deber ser” del pluralismo jurídico. tradicionalmente oral y basado en la tradición. El “modelo” que deriva de la lectura crítica de los documentos en el Ecuador implica una perspectiva integradora. las normas recogidas para la gestión del agua conllevan la participación social y la búsqueda de equidad. El estudio se abordará con estas breves consideraciones conceptuales sobre Derecho positivo. Derecho consuetudinario. ajenas en muchos casos. esto implica que no se aborda la discusión sobre la denominación y conceptos. no se podría buscar especificar un “Derecho indígena penal”. se denominará indistintamente Derecho consuetudinario. Los cuerpos legales realizados colectivamente por este actor social y político remiten a valores. participativa. Estas normas locales resuelven los conflictos. de gestión compartida. marcos normativos o normas indígenas locales al conjunto de costumbres recogidas por el movimiento indígena ecuatoriano en los cuerpos legales que se analizan. pero fuera del estudio(6). obviamente. escrito. sociales. se ha dado un ejercicio de varios años para producir cuerpos legales que den cuenta de las demandas del movimiento indígena. normatividades. sino que son regulaciones. pueblos y autonomía o libre determinación de los pueblos en el conjunto de sus acciones y derechos.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 185 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional normas de comportamiento. manejo integrador de las unidades hídricas o ecosistemas(5). en el caso del movimiento indígena ecuatoriano se ha emprendido. “de aguas”. al interior de las nacionalidades y pueblos indígenas. la “positivización” de normas que se sustraen de los marcos normativos locales. morales y preceptos que organizan la vida de comunidades y otras organizaciones de base. aún a las disposiciones seccionadas en temáticas diferenciadas. son esfuerzos colectivos por devolver un orden. y el Derecho indígena o consuetudinario. Las comunidades y organizaciones de base indígenas se regulan por marcos normativos vinculados con las culturas locales. implica la inserción de su propia lógica normativa en el conjunto de las normas jurídicas del Ecuador. nacionalidades. de las responsabilidades. refiere al marco de referen- 185 . en los procesos de gestión de las aguas. y al mismo tiempo con una fuerte realización del concepto de “territorio”. con participación directamente de los pueblos y nacionalidades. o mantenerlo simplemente. que ejemplifica la posibilidad histórica y jurídica de la vigencia del pluralismo jurídico. perspectivas. Finalmente. Dentro de las disciplinas que discuten el pluralismo jurídico se afirma la preocupación de que el Derecho consuetudinario llegue a “fijarse” o codificarse. y para el desenvolvimiento del presente trabajo. codificado. Esta propuesta. El movimiento indígena ecuatoriano ha realizado una síntesis entre el Derecho positivo y las normatividades consuetudinarias. manejo político organizativo de sus espacios locales. nociones y prácticas comunes de los pueblos indígenas para la resolución de conflictos.

y. a épocas diferentes. se enmarca el largo proceso de ratificación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes y los derechos colectivos garantizados en la Constitución Política del Estado. proceso empujado por la misma CONAIE. y por tanto. • Ley de Aguas. . En todos los casos existe una estrecha relación entre la realización misma de la propuesta. así como en la necesidad de un marco legal que permita el ejercicio de los derechos de estos sujetos colectivos. 186 Siendo significativos los procesos anotados. que recogen gran parte de la cultura normativa y ética de los pueblos indígenas. art. En este sentido. seminarios. • Ley de Comunidades Indígenas y Campesinas del Ecuador. en el sentido que antes de 1998 solamente constituían una aspiración de los pueblos indígenas al reconocimiento de sus derechos. primero. y. La revisión del último cuerpo legal es un caso especial habida cuenta de que es el único caso en el cual las propuestas del movimiento indígena se concretaron en una norma positiva incorporada a las leyes ecuatorianas. considerando que dichas normas permiten dar cuenta de una visión política y normativa desde las nacionalidades y pueblos indígenas para el país. al conjunto de leyes que el movimiento indígena ha elaborado colectivamente. más que al sentido cronológico o temático. • el Programa de riego y recuperación de tierras degradadas. Con base en esta norma constitucional. • Reglamento Modelo Otavalo. así como una actoría política protagónica. tercero. en la versión estudiada. la CONAIE emprendió la legislación de este proyecto de ley. La Constitución Política garantiza un conjunto de derechos colectivos para los pueblos “que se autodefinen como nacionalidades de raíces ancestrales” (CPE: 1998. la visión consuetudinaria de la producción legislativa y la participación. El orden en el cual se analizan estos proyectos normativos se debe a la jerarquía clásica de las normas de Kelsen. Se han seleccionado estas propuestas de normas correspondiendo. desde lo nacional hasta el límite local. Ley de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas La realización de este proyecto de ley implicó varios años de reuniones. tanto en la creación. El mismo fue presentado. 83). en atención al ámbito jurisdiccional para el que han sido propuestas. la ratificación del Convenio 169 y la caracterización plural de la Constitución Política. Se realizará una lectura de las normas relacionadas a la gestión de aguas en cada cuerpo normativo. entre otros considero importante subrayar el ejercicio que las nacionalidades y pueblos indígenas del Ecuador han llevado adelante como prácticas legislativas colectivas. no es un análisis empírico de las relaciones actuales y valores practicados y prevalentes – equitativos o no – en los pueblos indígenas y comunidades andinas. e inclusive espacios de discusión académica. segundo. como en cada apartado se explicitará. como en la proyección que dichas normas podrían tener. Cuerpos legales realizados por el movimiento indígena ecuatoriano En el Ecuador. no guardan necesariamente relación entre sí. talleres. Me remitiré en el presente trabajo a varios cuerpos legales que han sido realizados como propuestas de leyes por el movimiento indígena ecuatoriano.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 186 El agua y los pueblos indígenas cia que se quiere institucionalizar. el movimiento indígena ha logrado una importante influencia en la realización de leyes. En este sentido se abordará un análisis de la Ley de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas. En el Ecuador los pueblos indígenas se auto-identifican como nacionalidades y pueblos. Cabe llamar la atención sobre la posibilidad de que estas propuestas de normas. sean un puente para armonizar el Derecho nacional positivo con los marcos normativos indígenas. Los documentos que se revisan en este trabajo corresponden.

recursos naturales. de otra. 28). de una parte. de administración de justicia. el mantenimiento de la autonomía política para este sujeto jurídico. este proyecto de ley propone la participación directa y plena de las nacionalidades y pueblos indígenas en la preparación de proyectos y ejecución de obras de-entre otros servicios – el de agua potable (art. 24). Al mismo tenor se regula la posibilidad de constitución de empresas comunitarias o de autogestión para la administración de los servicios básicos (art. devienen para los pueblos y nacionalidades (art. manejo integrado sobre los bienes y/o territorios indígenas. contiene la Constitución Política ecuatoriana y el Convenio 169 de la OIT. socio-cultural y económico. siempre se menciona al sujeto colectivo como ente de los derechos. así como sus atribuciones jurisdiccionales. mantenimiento y desarrollo de las culturas indígenas. 33). programas y proyectos de prospección. Para la administración de servicios se regula la responsabilidad de las nacionalidades y pueblos indígenas en coordinación con los gobiernos locales o seccionales (art. promoción de saberes y ciencias indígenas. institucionalidad estatal. para las nacionalidades y pueblos indígenas. En las normas que el Proyecto de Ley de Nacionalidades y Pueblos Indígenas establece para la gestión de las aguas. sus autoridades y la administración de su territorio. y. Dicha consulta debe sujetar a las autoridades indígenas la información debida y completa. sobre las autoridades legítimas de dichos sujetos de Derecho. 39). máxima entidad estatal de manejo y control sobre las aguas dulces del Ecuador (art. el 187 . 47). Además se propone la consulta(7) para todos los planes. Otro punto guarda relación con la participación en los beneficios que van a ofrecer los proyectos realizados sobre los territorios indígenas o de posesión ancestral para estos sujetos de Derecho (art. así como una proyección exhaustiva de los efectos que puedan tener dichos proyectos.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 187 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional ante el Congreso Nacional para su aprobación. 51). organizaciones de diversa índole al interior de las organizaciones étnicas. En el orden institucional estatal se propone que las nacionalidades y pueblos indígenas tendrán participación directa en las instituciones estatales que fijen políticas sobre. En relación a los recursos naturales. recursos naturales y diversidad biológica (art. Esta propuesta propone constituirse en una norma marco o ley orgánica para la realización del conjunto de derechos colectivos que. 19). conflicto y compatibilización de derechos (pluralidad jurídica). como parte de los territorios indígenas. 10). en los cuales en varios artículos se sobreentienden incluidas las aguas. A continuación se propone garantizar que todos los proyectos sobre los recursos naturales sean objeto de estudios de impacto ambiental. No obstante haber sido ya aprobado por esta función. Hacia 1996. o explotación sobre recursos naturales renovables y no renovables localizados en territorios indígenas o relacionados con su desenvolvimiento (art. En el proyecto de ley se conceptualiza de manera muy específica lo relacionado con el sujeto colectivo nacionalidad y pueblo indígena. biodiversidad. se plantean los plenos derechos que sobre ellos. Habida cuenta de que en el marco legal ecuatoriano se plantea al Estado como descentralizado. 40). exploración. 50). territorio. se encuentra suspendido en tanto el Presidente de la República lo vetó por disentimiento con las formalidades y la técnica jurídica. y a la realización del Proyecto de Ley de Aguas de la CONAIE. Derecho consuetudinario. personería legal e incluso de tipo administrativo – paraestatal (art. formas de gobierno propias. De manera específica se trabaja el tema de las autoridades legítimas sobre los recursos naturales. consulta. Es posterior en su realización a ambos instrumentos normativos. También se propone la participación en el Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH). así como las respectivas medidas para reparar y/o indemnizar por los daños que se proyecten (art. Ley de Aguas Este proyecto de ley se realiza en un contexto en el cual las tendencias privatizadoras sobre las aguas parecen un proceso irremediable como modelo de gestión en el Ecuador. entre otros tópicos.

• mantenimiento de aguas servidas y contaminadas. el Programa de Riego. administración de justicia indígena. En función de estos lineamientos se plantea el capítulo de la prelación para el uso de las aguas en el que se considera el tipo de acceso. • el manejo integral y sostenible de los ecosistemas y las aguas. e. • estudios. • manejo sostenible e integral de cuencas hídricas.) por la misma CONAIE. existiría una duplicidad de normas para ciertos ámbitos. Capacitación. En este aspecto la propuesta de la CONAIE contiene varios elementos: primero. Este proyecto de ley fue presentado por el bloque de diputados indígenas y mestizos del Pachakutik. • apoyo al riego indígena-campesino. la necesidad de que el Estado provea de financiamiento para el 188 . también la participación directa que estos mismos espacios sociales deberán tener acerca del manejo de aguas en su territorio o en espacios de influencia. etc. existe un énfasis en el manejo de todos los asuntos de las aguas a nivel local y en los casos de pueblos indígenas y población campesina. campesinas y afroecuatorianas. En este proyecto de ley existe una diversidad de temas relativos con las aguas que regulan. La Ley de Aguas de la CONAIE propone la creación de un Fondo Nacional de Riego. y beneficiarios prioritarios serían las comunidades indígenas. reconocimiento y manejo de los sitios sagrados) y deberán ser legislados por los pueblos. que es el CNRH. campesinos y afroecuatorianos. que puede ser individual o colectivo. • creación del Fondo Nacional de Riego a la par de la autonomía de las instancias que manejan los recursos hídricos. • el manejo comunitario y la gestión social participativa para una democratización real en el uso de los recursos naturales. De otra parte. que la misma normatividad constitucional prevé como derechos (p. Un primer comentario se realiza sobre la vastedad de propósitos y por tanto de normas que para concretarlos propone la ley. • investigación. incluyendo las formas de uso de las aguas sagradas. La propuesta no es muy clara a nivel institucional y jurisdiccional. convocada para la “refundación del Estado” por la CONAIE.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 188 El agua y los pueblos indígenas movimiento indígena aún no había concretado ni su participación en la democracia representativa ecuatoriana. diversos sectores de la producción.ej. tras este proyecto. sin que el Congreso resolviera aún sobre la reforma propuesta. ni se había llevado adelante la Asamblea Nacional Constituyente. De hecho. como ámbitos nuevos relacionados con las aguas sagradas. el financiamiento al riego indígena y campesino. para conocimiento de la función legislativa. • la capacitación y formación. basada en las economías agrarias indígenas-campesinas. • la perspectiva cultural de los pueblos indígenas y campesino. tanto como su concesión para todo uso. el res- peto. diseños y construcción de obras que optimicen el aprovechamiento de las aguas. tanto los que contiene la ley vigente(8). Los ejes de la propuesta proponen varios ámbitos: • el agua es un bien público. Protección y Manejo de Recursos Hídricos. En un segundo momento. si ya no son parte de otras propuestas de ley realizadas en los últimos años (p. Dicho fondo sería manejado por la autoridad estatal del agua. el manejo comunitario y delitos contra los recursos hídricos. se menciona siempre el manejo comunitario. el objeto para el que serán utilizadas. “ligamos siempre la función social con la gestión social y participativa…”. políticos e incluso académicos presentaron legalmente 14 proyectos de nueva ley de aguas. incluyendo aquí el beneficio social de la seguridad alimentaria interna. ej. para el financiamiento de: • la construcción y rehabilitación de los sistemas de riego indígenas. el sujeto a quien se concede. • la seguridad alimentaria interna.

De esta manera se configura a la comunidad como el núcleo de la vida de las nacionalidades y pueblos indígenas. solidaridad e igualdad. con un enfoque idealizado. incluyendo de esta manera una perspectiva de libre determinación. Es interesante ubicar que conceptualiza la autonomía como el derecho de toda comunidad a conservar y reforzar las características políticas. tercero. culturales y jurídicas. segundo. buscando incluir cualquier organización que se realice en su interior y estableciendo también el procedimiento para su legalización y desenvolvimiento.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 189 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional riego indígena y campesino. Ley de Comunidades Indígenas y Campesinas del Ecuador El movimiento indígena ecuatoriano mantiene un fuerte apego a lo que denomina su base o cultura comunitaria. ganadera y forestal. sobre todo los pueblos interandinos o de origen kichwa. realiza en 1998 un ejercicio colectivo de realización de un proyecto de ley de comunidades. • regular el trabajo. unidad de tierra y todos los recursos naturales. • normar también las relaciones de producción agrícola. señalando en primer lugar “normar el acceso al uso de la tierra y de otros recursos naturales renovables y no renovables pertenecientes a su territorio para quienes conforman la comunidad y para las personas ajenas a ella. bajo la consideración de territorio. caracterizándola como sujeto colectivo de los derechos colectivos. constituyendo una perspectiva de realización de la interculturalidad y de lo que se conoce como una voluntad de proyectarse como alternativa para todos y todas los/as ecuatorianos/as. intercultural y equitativo del movimiento indígena ecuatoriano. 1998). • conservación y regulación de los derechos culturales y educativos. por tanto. coadyuvar positivamente en el proceso de “reconstitución” de la nacionalidad kichwa. El proyecto de ley de comunidades parte de un concepto de comunidad. económicas. se realiza una comparación entre la propuesta inicial y la forma en que se concreto la demanda. El movimiento indígena consiguió que el sucesor presidencial legisle un decreto ejecutivo constituyendo el Programa Nacional de Riego y Recuperación de Tierras Degradadas. Es interesante el tema del Fondo pues para el año 2000 fue incluido en la agenda del diálogo realizada con el gobierno del defenestrado Jamil Mahuad. la jurisdicción comunitaria para la administración de justicia. dotándola de autonomía. de la capacidad 189 . dar forma a normas generales para las comunidades ancestrales. y. sociales. incluido el tema catastral. siempre plantea que los beneficiarios sean indígenas. 1). la propuesta de creación del fondo en la Ley de Aguas implica una versión del “modelo” de gestión de aguas participativo. organización regional. Más adelante. Ecuarunari. En el artículo 6 se abordan los fines y funcionamiento de las comunidades. Precisamente. la organización de la región interandina. campesinos y afroecuatorianos. aparece la finalidad comunitaria de “normar” el acceso a dichos elementos de su territorio. proyecto político de la organización mencionada. Esta elaboración responde a varios objetivos (Ulcuango. proyectos y proyectos de desarrollo afecten a la comunidad. El mismo artículo propone además: • la acción directa en el desarrollo. sustentada en modos de producción comunitaria (minga) en la que participan todos sus integrantes (art.” Es decir prevalece una perspectiva integradora del ecosistema. autodenominada para ese momento Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador. finalmente. de una parte. realizar normas legales que den cuenta de los derechos constitucionales que los pueblos indígenas acababan de incorporar en la Constitución Política. de otra. pero sobre todo. perfilando un concepto de territorio comunitario. como el conjunto de familias que basan su modo de vida en una práctica colectiva de reciprocidad. así como la participación directa en cuantos planes. y. Se incluye también en el artículo quinto. de cuarto grado de la CONAIE. con un fondo inicial para varios de los objetivos ya señalados en la Ley de Aguas de la CONAIE en 1996. que es del mismo año.

cabe reflexionar que se maneja la síntesis que se plantea en este estudio. Asimismo. En relación con el manejo del agua existe una perspectiva de manejo sustentable que es desarrollada en varios artículos. pues el articulado remite permanentemente a una visión de conjunto. y la participación es verdaderamente un elemento transversal. Reglamento Modelo Otavalo Este cuerpo legal fue realizado por comuneros de diversas comunidades de Otavalo. educación. por tanto. con delegados de varias comunidades. Enfatizo en el hecho de que codificando la Ley de Comunidades no se genera una “ley indígena estática y esencializada”. Es interesante la observación de que la coordinación con Ecuarunari y el mismo proceso de elaboración de este reglamento. La revisión que realizó a este reglamento es panorámica. el cuidado medio ambiental. producción. bosques nativos. 19 y 24 se propone que las comunidades gestarán de manera directa y con esta forma jurídica las aguas. En este último tema. fines y ciertas expresiones encontradas en el Proyecto de Ley de Comunidades. es un ejemplo de normas locales. en interacción con diversos repertorios sociolegales. Se observa que el articulado concuerda con el concepto de comunidad. El trabajo legislativo de la organización indígena remite a la posibilidad de que las normas que se apliquen mantengan las tradiciones y costumbres locales. reforestación. la preservación de los recursos naturales. son las comunidades. entre Derecho positivo y comunitario. como la creación de ley de acuerdo a Luis Fernando Tocagón. pero también precisa las quebradas. e incorporar los avances en el reconocimiento del movimiento indígena en su conjunto a nivel constitucional. incluyendo el derecho a la consulta. crédito. como parte de la responsabilidad que el Estado debe mantener en el desarrollo de las comunidades. • la sustentabilidad como principio activo. Este manejo se denomina comunitario y ello implica en el proyecto de ley en estudio: • participación activa y equitativa de todos/as sus miembro/as. fuentes de agua. quebradas. en el tiempo en que ésta se encontraba gestando la Propuesta de Ley de Comunidades (1998). cultura. consideraba el propósito de evitar transgredir las normas. que intentaba ser un modelo para las comunidades que intervinieron en su realización. es decir. manteniendo el paradigma de que la comunidad es el sujeto de estos derechos y que en su interior se dará una especie de ejercicio individual y el desenvolvimiento de estos. capacitación en las actividades productivas. El reglamento es realizado para una comunidad en particular y. pajonales y bosques. contemplando los diversos elementos de unidad hídrica: fuentes. aludiendo también a la dinámica actual de las culturas indígenas. desarrolla normas para el manejo y la protección de los recursos naturales en general. para el caso Kichwas – Otavalo y Kichwas – Cayambis. e inserta prohibiciones y sanciones. en muchos artículos se aborda la gestión de recursos naturales y/o aguas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 190 El agua y los pueblos indígenas para administrarse. contiene los derechos individuales de los comuneros. al igual que el conjunto de los recursos naturales de su hábitat. salud y propiedad intelectual colectiva. coordinado permanentemente con la organización regional Ecuarunari. y • el manejo del agua según los derechos consuetudinarios. En otros ámbitos se regula la identidad. la obligación de reforestación de las propiedades privadas. pues. Asimismo. De 190 . comercialización. dirigente indígena que proporcionó el ejemplar para estudio. las que administran justicia y regulan-norman la vida de la comunidad en todos sus ámbitos. Este reglamento se realizó con la iniciativa de que recogiese tanto los derechos colectivos. En los artículos 17. • el desarrollo de los conocimientos ancestrales. sus objetivos. En este proyecto de ley también se regulan de manera general otras temáticas vinculadas con el desarrollo agropecuario. representarse y ejercer su libre determinación en los asuntos que la competan.

El programa se crea adscrito al Ministerio de Agricultura. El mencionado decreto es en el estudio presente el único cuerpo legal propuesto por el movimiento indígena que ha sido acogido y legislado por los poderes del Estado ecuatoriano. el mandato incluyó nuevamente la creación del Fondo de Riego. La autoridad tradicional es el cabildo. que de acuerdo a las proyecciones de la CONAIE. campesinas y de usuarios y regantes. En el artículo 43 se ordenan las sanciones: • amonestación privada. así como la recuperación de tierras degradadas (art. En las mesas de diálogo se dio un lento proceso que codificó la propuesta de la CONAIE en un decreto ejecutivo suscrito por el presidente que sucedió a Mahuad. Tras el defenestramiento del presidente del Ecuador. y. guardarían un orden importante. en el contexto del respeto hacia lo comunitario y los comuneros. un representante del sector productivo agrupado en las cámaras. planteando para todos/as un tratamiento general. con base en una constatación directa y empírica. y segundo. como en la toma de decisiones mediante asamblea. pero que será pormenorizado y graduado en cada caso y bajo las consideraciones específicas de éste. y. En la Propuesta de Ley de Aguas. En el artículo 44 se determinan las conductas que serán sancionadas. hecho en el cual la CONAIE tuvo un protagonismo visible. y.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 191 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional otra parte. Así. 1). el movimiento indígena definió de manera específica los objetivos para los que se crearía el Fondo. Del párrafo anterior se desprende una perspectiva ética y un concepto de equidad. éstas pueden clasificarse en: primero. frente a tres del Estado. y prácticas culturales y morales. incluyéndose también en toda la redacción la mención de ambos géneros. manteniendo en el ámbito de sus costumbres. pero cabe señalar que el soporte epistemológico del Derecho penal no guarda ninguna relación. La comunidad busca resguardar un orden en su interior. Mahuad. Se establece que el incumplimiento de las normas legales y comunitarias serán conductas sancionadas por el Cabildo. No es tema de este artículo. ratifica que las culturas y normatividades indígenas son dinámicas y cambiantes. En la constitución de su consejo directivo se concede la participación directa de tres representantes de las organizaciones indígenas. Las comunidades regidas por este reglamento y que aparentemente lo cumplan óptimamente. • suspensión temporal de los derechos de los comuneros. que para el caso presente. con este cuerpo normativo. la participación a nivel comunitario es directa de los comuneros tanto en el manejo de las tierras y territorio comunitario. Esta demanda trascendió la presentación de ese proyecto ante el Congreso Nacional y en cada ocasión en que la CONAIE se movilizaba. Estas dos últimas sanciones se dictaminan con la aprobación de la Asamblea General. hay algunas medidas proactivas para alcanzar la equidad y a favor de las mujeres. las conductas que transgreden el convivir comunitario. para apoyar el riego en comunidades indígenas y campesinas. Un elemento interesante es la permanente inclusión de una perspectiva de género en la redacción del reglamento. vinculado con la gran producción 191 . Este énfasis podría dar cuenta de una perspectiva renovada en dirigentes comunitarios. con relación a infracciones en el manejo compartido de los recursos y servicios de la comunidad. Un capítulo que debo destacar es el relativo a las sanciones. la vida de estos pueblos. • amonestación pública. Del programa de riego y recuperación de tierras degradadas Desde 1996 el movimiento indígena planteó la creación de un fondo que apoye el riego indígena – campesino y sea una fuente de financiamiento desde el Estado para sectores que no habían sido atendidos. • expulsión del comunero de la comunidad. generaba el 60% de la seguridad alimentaria. desde el incumplimiento con las actividades de la comuna a actos de violencia. formaba parte de sus “Mandatos”. bajo el nombre de Programa de Riego y Recuperación de Tierras Degradadas.

y cuarto. 4). una constatación de la capacidad de diálogo intercultural y de construcción de una síntesis entre demandas por niveles de participación. esta experiencia única fue un logro político del movimiento indígena. Existen varias limitaciones y retos para el movimiento: primero. el programa no se ha ejecutado pese a ser ya parte de la legislación ecuatoriana. tercero. El movimiento indígena ecuatoriano propone desde hace casi dos décadas la construcción de un Estado plurinacional como alternativa a una reforma política estructural del Estado. que de hecho se materializa en propuestas realizadas con cargo a la deuda externa del Ecuador con la Banca Multilateral. • reactivación de las economías de los pequeños agricultores. En este sentido. El propósito de este ejercicio de decodificación(9) del trabajo realizado por el movimiento indígena para concebir un marco legal que armonice sus demandas y derechos consuetudina- . De cualquier manera. así como fortalecimiento organizativo. En los objetivos se recogen aquellos que la CONAIE había presentado en un documento al gobierno: • optimización de uso del agua. segundo. en medio de un dinámico proceso político. Como comentario final: los recursos instituidos en este decreto en el año 2001 no han sido concedidos por el Estado.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 192 El agua y los pueblos indígenas 192 agrícola (art. De la lectura y análisis realizado se desprende que efectivamente el Derecho consuetudinario. capacitación y manejo integrado de cuencas. pero también. positiva. puede ser una alternativa para la convivencia pluricultural y la pluralidad jurídica. • lograr mayor estabilidad socioeconómica en las zonas rurales. Ecuador mantiene un régimen económico dependiente del modelo implementado por el Fondo Monetario Internacional y la Banca Multilateral de Desarrollo. • garantizar la seguridad alimentaria interna del país. Conclusiones El ejercicio indígena en Ecuador ha buscado y realizado una síntesis entre el Derecho consuetudinario y el Derecho positivo. no existen recursos para implementar estas propuestas. Este decreto dio forma a la demanda indígena de gestionar y financiar el enorme rubro de riego privado. 5). existe una fuerte tendencia a privatizar el manejo de las aguas y la preservación medioambiental. directo con las comunidades y organizaciones de regantes. • generación de empleo. El esfuerzo colectivo que se visibiliza en los cuerpos legales realizados y propuestos al Estado y sociedad ecuatoriana dan cuenta del sentido de lo que significaría la construcción de dicha propuesta. garantizando además la participación de organismos no gubernamentales (arts. manejo organizativo directo y una norma escrita. El funcionamiento del programa busca ser eficiente. queda pendiente la posibilidad de aplicabilidad en un complejo de relaciones interétnicas. que permitiría insertar como política de Estado el apoyo al riego indígena – campesino. volviéndose tema recurrente en las movilizaciones y demandas del movimiento indígena ecuatoriano. y • armonizar el desarrollo urbano aplicando una gestión sostenible y eficiente de los recursos naturales en el marco de una agricultura familiar (art. diálogo y realización legislativa colectiva. manteniendo como objetivo el fortalecimiento de sus organizaciones de base y el manejo directo de éstas sobre los proyectos financiados. de movilización. aduciendo la reforma fiscal que el Ecuador debe llevar adelante en procura del cumplimiento de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional. 7. microcuencas y sub cuencas hídricas (art. 6). así como ha elaborado e integrado modelos de gestión y normas locales para el manejo integrado de las aguas. Algunas lecturas finales El caso estudiado únicamente puede dar cuenta de sí mismo y del proceso del movimiento indígena ecuatoriano. y consecuencia del primero. 8 y 9). por sencillas que parezcan no se implementan aduciendo esa dependencia. El financiamiento se gestará para proyectos sostenibles de riego indígena y campesino.

véase Hoekema 2006. la conservación de los recursos hídricos. temáticas y localidades. en el marco del respeto a la vigencia de las culturas indígenas. Roth et al.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 193 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional rios con la realidad y con las normas existentes. Ley de Nacionalidades y Pueblos Indígenas. con un manejo social y sostenible. también en el plano de los recursos naturales. políticas y normas para alcanzar un manejo sostenible de las aguas. ponen en practica ejercicios legislativos que buscan modificar profundamente el Estado y el Derecho. en la realidad práctica y local. Simplemente. al calor del proceso de “reconstitución de las identidades de los pueblos kichwas”. solamente puede ser un ejemplo. quiero señalar que en mucho estas prácticas legislativas abordan la deontología y como tal el ideal de las normas para el manejo de las aguas. aparentemente. De otra parte. prelación para la concesión. ha sido un elemento sustancial en el desenvolvimiento de las nacionalidades y pueblos indígenas del Ecuador. aplicando normas y procedimientos propios para la solución de conflictos internos de conformidad con sus costumbres o Derecho consuetudinario. La gestión de las aguas. Cf. elevadas al conocimiento del poder legislativo por las nacionalidades y pueblos indígenas. en medio de relaciones de poder que han excluido a estos actores y que. de los testimonios recogidos. y aún para sus pueblos indígenas. (4) Artículo 191: “Las autoridades de los pueblos indígenas ejercerán funciones de justicia. entre otros. cotidianamente los conflictos por el manejo del agua se dan en todos los órdenes. En el caso ecuatoriano subrayaría el esfuerzo de realización colectiva de las propuestas de ley. y no ya un aspecto sustancial de los derechos colectivos. Podría percibirse como una capacidad de síntesis para constituir la pluralidad jurídica en el Estado ecuatoriano. puede aportar a constituir un proyecto de país más equitativo. NOTAS FINALES (1) Véase también el Anexo 1. la institucionalidad estatal. así como al mencionado proyecto de ley. (8) Relativos al manejo del agua. 2002. nunca un modelo para realidades tan disímiles como las de las Américas. Es el Derecho consuetudinario una posibilidad de ejercicio político y jurídico. en la elaboración de los textos. el ejercicio de realizar propuestas de leyes. (9) Planteo la decodificación realizada por los pueblos indígenas en tanto reconociéndose como ciudadanías distintas. 1998. WALIR 2001-2006. la contaminación de las aguas. pero mantienen la necesidad de reformar el Estado existente en función de la pluralidad de actores en el país. la generación de conceptos. objetivicen las demandas de las nacionalidades y pueblos indígenas. los trámites administrativos de obtención del derecho de uso. al contrario. No planteo un mundo idílico. 193 . sin que ello implique que el modelo comunitario sea la realización de una utopía. la realidad es de una intensa complejidad. Baud 2006. en varios espacios de discusión del movimiento indígena se ha puesto en cuestión el “derecho a la consulta” en cuanto dispositivo para la efectivización de los derechos territoriales en su conjunto. las comunidades consiguen un positivo control social. presupuesto y las instituciones jurisdiccionales. Benda-Beckmann et al. Si cabe anotar que en el caso estudiado. (3) CONAIE. siempre que no sean contrarios a la Constitución y las leyes. (6) Véanse. (5) Para un análisis comparativo sobre la temática. desconocen la existencia real de practicas jurídicas y derechos distintos al estatal. (7) Posterior al presente trabajo. así como el trabajo y las formas organizativas en su interior han permitido la reproducción y resistencia de los indígenas del Ecuador. ilumina muchos puntos de los encontrados en las propuestas de cuerpos legales realizadas y analizadas en esta ponencia. Assies 2006. a la par que democrático y participativo. Ese horizonte se mantuvo presente. La ley hará compatibles aquellas funciones con las del sistema judicial nacional (CPE: 1998)”. (2) A partir de 1998 la tradicional organización indígena – campesina ECUARUNARI deviene en la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador. que. pero también en las mesas de diálogo que los líderes y lideresas indígenas han implementado en su proceso de movilización. 2005. permisos y concesiones de vertido. que abordando normas generales y preceptos éticos.

Políticas Hídricas. Boelens R. Pp.ec.). y Getches D. Ulcango R.: Instituto Nacional Indigenista. New Brunswick. Abya Yala. 2000. Derechos Consuetudinarios e Identidades Locales.. Derecho Indígena. Clavero B. AbyaYala e IEP. Pp. Otavalo (Ecuador). y Zwarteveen M. Guevara A. Madrid: Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. 1997. 1998. Quito. 2003. México D. Presentación de la Ley de Comunidades Indígenas y Campesinas del Ecuador. ECUARUNARI.).F: Siglo XXI Editores. 194 CONAIE. Buscando la equidad. Ley de Aguas. Proyecto de Nacionalidades y Pueblos Indígenas (documento digital). Políticas Hídricas. “¿Un nuevo futuro codificado para la tenencia local de los recursos naturales?” En: Boelens R. 189-226. 2006. Registro Oficial Edición Especial No. Proyecto Político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. CEPCU. Roth D. 1994. AbyaYala e IEP. CONAIE. 59-82. Agua y Derecho. “Indigenismo.F. Contested Water Rights and Legal Complexity.33-58 Benda-Beckmann F.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 194 El agua y los pueblos indígenas Baud M.net. y Getches D. 60-74. 2005. Noboa G. 1-12.pe/rij. 2001-2006. Quito y Lima: WALIR. Guevara A. WALIR.org. 1998. políticas de identidad y movimientos indígenas en la historia de los Andes”. Pp. Hoekema A. Constituyencia indígena y código ladino por América. 1. calpe. 2006. Quito. Wageningen: CEPAL y Wageningen University. Londres: Rutgers University Press. Quito.). En: R. Derechos indígenas. 1998. Liquid Relations. Gomez M. En: Boelens R. 1998. www. Quito. 2003. www. 2003. pp. CONAIE. Guevara A.corpei. (eds. Políticas hídricas. Programa de Riego y Recuperación de Tierras Degradadas (Decreto Ejecutivo 3609. Quito y Lima: WALIR.). 20 de marzo del 2003. (eds. WALIR Studies. AbyaYala e IEP. “Equidad y pluralismo legal: la consideración del Derecho consuetudinario en las políticas sobre recursos naturales”. (eds. Ama llunku. 2002. et al. . “Reforma estatal y multiculturalismo latinoamericano al inicio del siglo XXI”. Texto Unificado de Legislación Secundaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería). Quito.. Ley de Comunidades Indígenas y Campesinas del Ecuador.Quito y Lima: WALIR. Los derechos humanos en las constituciones andinas. Derecho indígena y Cultura Constitucional en América. Assies W. 1996. En: Boelens R. Assen : Van Gorcum. Nueva Jersey. Modelo de Reglamento comunitario. Concepciones sobre justicia y equidad en el riego campesino. 1999. derechos consuetudinarios e identidades locales. Quito.. Clavero B. (eds. Boelens & G. Vols. Derechos Consuetudinarios e Identidades Locales.. REFERENCIAS Asamblea Nacional Constituyente. México D. Comisión Andina de Juristas. y Getches D. 2006. Constitución Política del Ecuador.. Dávila (eds.).alertanet.

195 (1) En base a una matriz realizada por Raquel Irigoyen Fajardo y por la Comisión Andina de Juristas. aplicando normas y procedimientos propios para la solución de conflictos internos de conformidad con sus costumbres o Derecho consuetudinario. PERÚ Artículo 149: Las autoridades de las Comunidades Campesinas y Nativas. La ley establece las formas de coordinación de dicha jurisdicción especial con los Juzgados de Paz y con las demás instancias del Poder Judicial.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 195 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional ANEXO 1: Cuadro comparativo de legislación positiva andina con relación a medio ambiente y pueblos indígenas(1). siempre que no sean contrarios a esta Constitución. Parágrafo: La explotación de los recursos naturales en los territorios indígenas se hará sin desmedro de la integridad cultural. siempre que no sean contrarios a la Constitución y las leyes. los territorios indígenas estarán gobernados por concejos conformados y reglamentados según los usos y costumbres de sus comunidades y ejercerán las siguientes funciones: (…). participar en los beneficios que esos proyectos reporten. La ley establecerá las formas de coordinación de esta jurisdicción especial con el sistema judicial nacional. con el apoyo de las Rondas Campesinas. VENEZUELA Artículo 260: Las autoridades legítimas de los pueblos indígenas podrán aplicar en su hábitat instancias de justicia con base en sus tradiciones ancestrales y que sólo afecten a sus integrantes. en cuanto sea posible y recibir indemnizaciones por los perjuicios socio-ambientales que les causen. Las autoridades naturales de las comunidades indígenas y campesinas podrán ejercer funciones de administración y aplicación de normas propias como solución alternativa de conflictos. Fuente: Comision Andina de Juristas (RIJ) – Pueblos Indígenas. siempre que no sean contrarios a la Constitución y leyes de la República. el Gobierno propiciará la participación de los representantes de las respectivas comunidades. Ser consultados sobre planes y programas de prospección y explotación de recursos no renovables que se hallen en sus tierras y que puedan afectarlos ambiental o culturalmente. social y económica de las comunidades indígenas. La ley determinará la forma de coordinación de esta jurisdicción especial con el sistema judicial nacional. pueden ejercer las funciones jurisdiccionales dentro de su ámbito territorial de conformidad con el Derecho consuetudinario. ECUADOR Artículo 84: El Estado reconocerá y garantizará a los pueblos indígenas. de conformidad con sus propias normas y procedimientos. . Los beneficios de este aprovechamiento por parte de los pueblos indígenas están sujetos a la Constitución y a la ley. AUTORIZACIÓN Y CONSULTA PARA EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES BOLIVIA No contiene disposiciones específicas sobre autorización y consulta para explotación de recursos naturales de los pueblos indígenas. en conformidad a sus costumbres y procedimientos. CHILE No contiene disposiciones específicas sobre autorización y consulta para explotación de recursos naturales de los pueblos indígenas. siempre que no violen los derechos fundamentales de la persona. La ley hará compatibles aquellas funciones con las de sistema judicial nacional. VENEZUELA Artículo 120: El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural. La ley compatibilizará estas funciones con las atribuciones de los Poderes del Estado. ECUADOR Artículo 191: (…) Las autoridades de los pueblos indígenas ejercerán funciones de justicia. según sus propias normas y procedimientos. CHILE No contiene disposiciones específicas sobre pueblos indígenas y administración de justicia. En las decisiones que se adopten respecto de dicha explotación. ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA BOLIVIA Artículo 171: (…) III. social y económica de los mismos e. igualmente. COLOMBIA Artículo 330: De conformidad con la Constitución y las leyes. está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas. siempre que no sean contrarias a esta Constitución y las leyes. de conformidad con esta Constitución y la ley. COLOMBIA Artículo 246: Las autoridades de los pueblos indígenas podrán ejercer funciones jurisdiccionales dentro de su ámbito territorial. PERÚ No contiene disposiciones específicas sobre autorización y consulta para explotación de recursos naturales de los pueblos indígenas. a la ley y al orden público. el respeto al orden público y a los derechos humanos. se acompaña al presente trabajo una parte de la comparación constitucional andina con relación a los derechos indígenas. los siguientes derechos colectivos: (…) 5.

especialmente los relativos a sus tierras comunitarias de origen. que garantice un desarrollo sustentable. a su identidad. lenguas. Velará para que este derecho no sea afectado y garantizará la preservación de la naturaleza. social y económica de las comunidades indígenas. usufructo. participar en los beneficios que esos proyectos reporten. ECUADOR Artículo 84: El Estado reconocerá y garantizará a los pueblos indígenas. Se reconocen. el Gobierno propiciará la participación de los representantes de las respectivas comunidades. social y económica de los mismos e. 196 . Artículo 86: El Estado protegerá el derecho de la población a vivir en un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado. son patrimonio de la Nación. En las decisiones que se adopten respecto de dicha explotación. (…) Parágrafo: La explotación de los recursos naturales en los territorios indígenas se hará sin desmedro de la integridad cultural. los siguientes derechos colectivos: (…) 5. los territorios indígenas estarán gobernados por concejos conformados y reglamentados según los usos y costumbres de sus comunidades y ejercerán las siguientes funciones. CHILE No contiene disposiciones específicas sobre pueblos indígenas y medio ambiente. ECUADOR Artículo 84: El Estado reconocerá y garantizará a los pueblos indígenas. de conformidad con esta Constitución y la ley. participar en los beneficios que esos proyectos reporten. los siguientes derechos colectivos: (…) 4. valores. Los beneficios de este aprovechamiento por parte de los pueblos indígenas están sujetos a la Constitución y a la ley. igualmente. en cuanto sea posible y recibir indemnizaciones por los perjuicios socio-ambientales que les causen. está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas. PERÚ Artículo 66: Los recursos naturales. COLOMBIA No contiene disposiciones específicas sobre pueblos indígenas y medio ambiente. MEDIO AMBIENTE BOLIVIA No contiene disposiciones específicas sobre medio ambiente. PERÚ Artículo 67: El Estado determina la política nacional del ambiente. costumbres e instituciones. VENEZUELA Artículo 120: El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural. el respeto al orden público y a los derechos humanos. Los beneficios de este aprovechamiento por parte de los pueblos indígenas están sujetos a la Constitución y a la ley. Por ley orgánica se fijan las condiciones de su utilización y de su otorgamiento particulares. en cuanto sea posible y recibir indemnizaciones por los perjuicios socio-ambientales que les causen. el respeto al orden público y a los derechos humanos. los derechos sociales. renovables y no renovables. Ser consultados sobre planes y programas de prospección y explotación de recursos no renovables que se hallen en sus tierras y que puedan afectarlos ambiental o culturalmente. Artículo 68: El Estado está obligado a promover la conservación de la diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas. está sujeto a previa información y consulta a las comunidades indígenas respectivas. 5. sujeto a dicha norma legal. administración y conservación de los recursos naturales renovables que se hallen en sus tierras. garantizando el uso y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales. Ser consultados sobre planes y programas de prospección y explotación de recursos no renovables que se hallen en sus tierras y que puedan afectarlos ambiental o culturalmente.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 196 El agua y los pueblos indígenas RECURSOS NATURALES BOLIVIA Artículo 171: I. VENEZUELA Artículo 120: El aprovechamiento de los recursos naturales en los hábitats indígenas por parte del Estado se hará sin lesionar la integridad cultural. Promueve el uso sostenible de sus recursos naturales. igualmente. social y económica de los mismos e. respetan y protegen en el marco de la ley. Participar en el uso. La concesión otorga a su titular un derecho real. CHILE No contiene disposiciones específicas sobre el derecho de los pueblos indígenas a sus recursos naturales. COLOMBIA Artículo 330: De conformidad con la Constitución y las leyes. económicos y culturales de los pueblos indígenas que habitan en el territorio nacional. de conformidad con esta Constitución y la ley. El Estado es soberano en su aprovechamiento.

51. Todos los planes. Elaborar y aprobar con la participación ciudadana los planes. etc. prospección. Las nacionalidades y pueblos indígenas designarán representantes en las siguientes instituciones: Organismo Técnico a cargo del Sistema Nacional de Planificación. La administración de los servicios públicos de agua potable. uso y usufructo de los recursos naturales renovables en beneficio colectivo de las comunidades y la conservación y promoción de prácticas sobre el manejo de la biodiversidad y de su entorno natural. 40. 10. Art. reservas naturales. Regular el uso y aprovechamiento de las aguas que nacen y recorren dentro de los límites de su territorio. fuerza eléctrica. La información irá acompañada de todos los estudios y pormenores que permitan prever sus efectos ambientales. o explotación de recursos renovables y no renovables que se encuentren localizados en los territorios o predios de la nacionalidades y pueblos o que puedan causarles perjuicios a ellos o a sus miembros. 197 . cantonales y que tengan la responsabilidad de estudiar y fijar políticas de Estado en las actividades que éste haya asumido por disposición de la Constitución o de la ley. la administración. Art. áreas protegidas. programas y proyectos de su desarrollo y de mejoramiento permanente de la calidad de vida de sus habitantes y aprobarlos. la posesión ancestral. provinciales. conservación y explotación les compete. Art. socio-cultural y económico y contemplarán medidas para evitar daños a las personas. 39. espectro electromagnético. fuerza eléctrica. En todo plan. en coordinación con los gobiernos locales. 28. Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia. Art. programa o proyecto de obras de infraestructura. parques nacionales. y más organismos nacionales de carácter colegiado que tengan la responsabilidad de estudiar y fijar políticas de Estado en las actividades que haya asumido por disposición de la Constitución o de la ley. de turismo y aquellos a los que se refiere el art. presentado por el Diputado Gilberto Talahua como Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas. 3. alcantarillado y/o saneamiento ambiental será responsabilidad de las nacionalidades y pueblos indígenas. A la autoridad indígena que la nacionalidad o pueblo reconozca como legítima se le respetarán las facultades que les conceda su Derecho propio o consuetudinario sobre los territorios de propiedad comunitaria y en los de posesión ancestral y tendrá además las siguientes: 2. Autorizar la transferencia del uso y usufructo de la propiedad individual de lotes de terreno localizados dentro de los territorios comunitarios o de posesión ancestral. como recursos naturales. Art. 24. por intermedio de empresas comunitarias o por contratos de concesión de los recursos naturales renovables. cuya administración. Para la administración de los servicios públicos. de transporte. uso y explotación. 7. turismo. 33. contemplará la participación que éstas tendrán en los beneficios que ellos reporten. diversidad biológica. donación y otras que se susciten en materia de propiedad individual de que habla el numeral anterior. sucesión. conservación. Art. Art. como recursos naturales. Art. Consejo Nacional de Educación. 19. Consejo Nacional de Salud. 28 de esta ley requerirán de estudios de impacto ambiental. 4. Las nacionalidades y pueblos indígenas participarán. a través de representantes suyos en todas las instituciones del Estado de carácter colegiado así como los regionales. Art. deberán consultarse con ellos y para el efecto se le entregará la información respectiva a la autoridad indígena que sea competente de acuerdo con el Derecho propio o consuetudinario y subsidiariamente en los estatutos. exploración y explotación de recursos naturales. Administrar los recursos naturales renovables que se encuentren dentro de sus límites y regular el acceso a ellos y su uso y aprovechamiento racional. Las obras de infraestructura y de servicios públicos. y afectar el ambiente. a los bienes y al ambiente. Consejo Nacional de Recursos Hídricos. Resolver los conflictos que se presenten sobre linderos. reservas naturales. de saneamiento ambiental serán de responsabilidad de las instituciones del gobierno central y de los gobiernos seccionales autónomos con participación de las nacionalidades y pueblos indígenas en la preparación de los proyectos y en la ejecución de las obras. Son también recursos propios los provenientes de la explotación directa. incluso con participación de no indígenas cuando las partes así convinieran. Directorio de la Casa de la Cultura. culturales. así como los mecanismos y acciones para reparar y/o indemnizar los daños que llegaren a ocurrir. 5. Todo proyecto de obras de infraestructura. áreas protegidas. en general. diversidades biológicas. 63. parques nacionales. turismo. exploración y explotación de recursos naturales que tengan lugar en territorios de propiedad comunitaria o de posesión ancestral de las nacionalidades o pueblos indígenas y de las áreas de influencia directa. servidumbres. 6. 2001) Art. Art. esprectro electromagnético. etc. exploración. de acuerdo a su Derecho propio o consuetudinario autorice y las resoluciones que adopte en el caso de los numerales 6 y 7 de este artículo serán reducidas a escrito por la misma autoridad y notificadas al registrador de la propiedad del cantón para su inscripción y servirá de título suficiente. programas y proyectos de prospección. Las facultades y derechos relativos a los territorios de las nacionalidades y pueblos indígenas comprenden la propiedad comunitaria. agua potable y. Energía y Minas.03 WATER CHAP3 (esp) 25/06/07 12:08 Page 197 Derechos Relativos al Agua y Legislación Nacional ANEXO 2: Normas del Proyecto de Ley de Nacionalidades y Pueblos Indígenas con relación al manejo de aguas y a la participación (Proyecto de Ley realizado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE). La transferencia de uso y usufructo que la autoridad indígena. las nacionalidades o pueblos responsables pondrán constituir empresas comunitarias o de autogestión como las juntas administradoras de agua potable. con voz y voto. 50. sociales y económicos. alcantarillado. Instituto Nacional de Desarrollo Agrario. dentro de su jurisdicción. Directorio de PETROECUADOR. posesión. Establecer la participación de la colectividad en su manejo. 47. prospección.

04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 198 El agua y los pueblos indígenas 198 .

04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 199 Declaración de Kyoto de los Pueblos Indígenas sobre el Agua 199 .

Kyoto. Mundialmente. Nuestros conocimientos. 6. La relación que tenemos con nuestras tierras. 2. Las comunidades de las islas pequeñas enfrentan una amenaza de ser sumergidas por el incremento del nivel de los océanos. Se está definiendo el agua como una mercancía y elemento de propiedad que se puede comprar. reunidos aquí. Japón. Nuestras aguas son regidas. cuyo valor es incalculable. Advertimos. Esta relación con nuestra Madre Tierra nos obliga a conservar nuestra agua dulce y mares para la supervivencia de las generaciones del presente y del futuro. provocarán un aumento en la frecuencia y severidad de las tempestades. Las comunidades más vulnerables a los cambios climáticos son los Pueblos Indígenas y las comunidades locales pobres que habiten en ambientes marginales rurales y urbanos. la construcción de represas. y por acuerdos de comercio y prácticas comerciales que nos desconectan. honramos y respetamos el agua como un elemento sagrado que sostiene toda la vida. para cuidar toda la creación y el agua(1). cada vez más. Nosotros. territorios y el agua constituye la base física. elementos radioactivos y el vertimiento al mar de desechos de actividades mineras y de los barcos. Los ecosistemas del mundo sufren cambios y crisis cada vez más alarmantes. Reconocemos. extranjera y colonial. cultural y espiritual de nuestra existencia. “tierra” y “agua”. 3. ante las generaciones futuras. a cada uno en su propia tierra y territorio tradicional sagrado. Estas prácticas impuestas e inhumanas no respetan el hecho de que toda la vida es sagrada y que el agua es sagrada. de levantar nuestras voces en solidaridad y proclamar la necesidad de proteger el agua. asimismo. que defienden y garantizan la protección. leyes y formas de vida tradicionales nos enseñan a ser responsables. enfermedades. por una dominación económica impuesta. . mediante el desvío de sistemas de agua. plaguicidas. el hábitat. que se conocen colectivamente como combustibles fósiles. conversión y utilización de este elemento con fines destructivos. el agotamiento del agua y la (1) Cuando utilicemos los términos “territorio”. la deforestación ha provocado la erosión del suelo y la contaminación termal de nuestras aguas. disponibilidad y pureza del agua. 5. La quema del petróleo. Nuestra generación es testigo de la contaminación de nuestras aguas con productos químicos. Si no cesan los cambios climáticos. la vida marina. Muchos países en África sufren sequías sin precedente. gas y carbón. con derechos y responsabilidades. así como la transformación de cantidades excesivas de agua en energía. la minería y extracción de minerales y la explotación de aguas subterráneas y de los mantos acuíferos para objetivos industriales y comerciales. y ejercer nuestro derecho a la libre determinación para preservar el agua y la vida. es la fuente principal de los cambios climáticos provocados por el ser humano. del ecosistema. inundaciones. los Pueblos Indígenas de todas las partes del mundo. 200 Condición de nuestras aguas 4. como pueblos. los peces y otra biodiversidad. provocan la contaminación y desaparición de aguas subterráneas y fuentes de agua y causan la extinción de la flora y fauna. vender y comercializar en los mercados nacionales e internacionales. Nos unimos para respetar e implementar nuestros conocimientos y leyes tradicionales. los cambios climáticos agudizan la desertificación. Observamos un desarrollo económico insostenible de los recursos y de la industria turística.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 200 El agua y los pueblos indígenas Declaración de Kyoto de los Pueblos Indígenas sobre el Agua Tercer Foro Mundial del Agua. como los bosques. praderas. sequías y carencia del agua. En las regiones de bosque tropical del sur y del norte. reafirmamos nuestra relación con la Madre Tierra y nuestra responsabilidad. Asumimos nuestro rol como guardianes. Nos han puesto en este mundo. incluimos toda la vida. cuidando este obsequio sagrado que conecta toda la vida. deshechos biológicos. Marzo 2003 Nuestra relación con el agua 1.

gestionar. libre e 201 Conocimientos tradicionales 15. estructuras sociales y culturas. los gobiernos y los intereses comerciales a nivel nacional e internacional están negando y tergiversando sistemáticamente nuestros derechos a recuperar. Nuestras prácticas tradicionales son sistemas dinámicamente reglamentados. garantizando que los derechos indígenas al agua se incluyan en las leyes y políticas nacionales en materia del agua. la vida marina y el aire. nuestra soberanía. lo cual provoca inequidades en su distribución e impiden nuestro acceso a este elemento que da la vida. 11. La falta de respeto para el agua. sin interferencia. impedidos indebidamente o negados en su totalidad. mejorar y renovar nuestras fuentes de agua. La libre determinación para los Pueblos Indígenas significa el derecho de controlar nuestras instituciones. En todos los territorios indígenas del mundo. territorios. los animales. control y gestión de nuestros territorios y tierras tradicionales y recursos naturales. recrear y transmitir la totalidad de nuestro patrimonio cultural a las generaciones futuras y nuestro derecho humano de existir como Pueblos son cada vez más restringidos de manera alarmante. Los intereses de los Pueblos Indígenas sobre el agua y sus usos consuetudinarios tienen que ser reconocidos por los gobiernos. son altamente valiosos. La libre determinación incluye la práctica de nuestras relaciones culturales y espirituales con el agua y el ejercicio de nuestra autoridad de gobernar. lo que incluye el agua. Nuestros derechos a conservar. mediante un esquema tradicional de conservación de los recursos. afecta y amenaza toda la creación. su validez y efectividad se han comprobado. recursos. entre ellas la tierra. En estos momentos de escasez. usar. No deberemos permitir que los conocimientos tradicionales milenarios se debiliten por una dependencia excesiva en los métodos y normas científicas occidentales. En virtud de lo mismo. su utilización indebida y su manejo incorrecto. informado al desarrollo en nuestras tierras • A controlar nuestros conocimientos tradicionales y participar en los beneficios de su uso. que son relativamente nuevos. tenemos el derecho al libre ejercicio de la plena autoridad y control sobre nuestros recursos naturales. somos testigos de la contaminación y escasez cada vez más alarmante de las aguas dulces. estre- .04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 201 Declaración de Kyoto de los Pueblos Indígenas sobre el Agua 7. proteger y desarrollar nuestros territorios. • Representarnos a través de nuestras propias instituciones. regular. las organizaciones internacionales de comercio. nuestros conocimientos tradicionales y nuestras prácticas de protección al agua. De acuerdo con el derecho internacional. 13. 14. se reconoce que los Pueblos Indígenas tienen el derecho a: • La libre determinación. Estos conocimientos milenarios sobre el medio ambiente. Los intereses y derechos indígenas tienen que ser respectados en los convenios internacionales sobre el comercio y la inversión y en todos los planes para los nuevos usos y asignaciones del agua. Sabemos que se está haciendo caso omiso. violando y menospreciando nuestro derecho a la libre determinación. • Que se requiere el consentimiento previo. A pesar del reconocimiento internacional y universal de nuestro papel como guardianes de la Madre Tierra. Nosotros y otras formas de vida. vemos que los gobiernos crean un interés comercial en el agua. los Pueblos Indígenas tenemos el derecho a la libre determinación. Los Estados miembros de las Naciones Unidas. • La propiedad. sin ninguna dominación o interferencia externa. administrar. • El ejercicio de nuestro derecho consuetudinario. Estos derechos cubren tanto la cantidad y la calidad del agua y se extienden al agua como un elemento que forma parte de un ambiente sano. las instituciones de financiamiento internacionales y regionales y las agencias internacionales de cooperación económica tienen una obligación legal y moral de respetar y cumplir estos y otros derechos humanos colectivos conexos y libertades fundamentales. estamos perdiendo acceso aceleradamente a nuestras aguas y mares. los pájaros. recuperar. enraizados en el lugar de su aplicación. los bosques. incluso a los mares. Nosotros. Se basan en leyes naturales y espirituales que garantizan el uso sustentable. recursos naturales y sistemas acuáticos. También nos referimos a nuestro derecho a la soberanía permanente en relación con todos estos recursos naturales. 12. conservar. 8. con valor cultural y espiritual. El derecho al agua y a la libre determinación 9. 10.

• Respeto al derecho de decir no. durante la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en septiembre del 2002. que facilitará la creación de vínculos entre los Pueblos Indígenas. lo que incluye la participación directa de sus autoridades espirituales y ceremoniales. la privatización del agua y su conversión en una mercancía. las políticas y los programas dominantes para el desarrollo del agua. Estas recomendaciones incluyen los valores centrales del informe de esta Comisión. de una manera culturalmente apropiada en cualquier actividad de toma de decisiones y asunto que les pueda concernir. la construcción de grandes obras de infraestructura relacionadas con el agua. 21. Refutamos la validez del modelo. proporcionando asistencia técnica y jurídica a las comunidades indígenas que necesiten este tipo de apoyo en sus luchas para el derecho a la tierra y al agua. los gobiernos. debemos tener el derecho a tomar decisiones acerca del agua. para que podamos compartir nuestras experiencias. en igualdad de condiciones. la propiedad estatal del agua. Procuraremos establecer un Grupo de Trabajo de los Pueblos Indígenas sobre el Agua. nacional y regional. 20. libre e informado de los Pueblos Indígenas. las instituciones académicas y las “centros de investigación y análisis de política pública” Consultas 16. Conforme a las normas internacionales de derechos humanos. es un gran aporte a los marcos para la toma de decisiones en relación con el desarrollo sostenible. Apoyamos resueltamente las recomendaciones de la Comisión Mundial de Represas sobre de desarrollo del agua y de la energía. 19. 23. afirmando nuestros derechos inherentes e inalienables sobre las mismas. mujeres y juventud indígena para la protección del agua. entre otros elementos. lo que incluye el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas en el desarrollo del agua. organizaciones multilaterales. luchas y campañas de los Pueblos Indígenas sobre el agua. Apoyamos la implementación de medidas efectivas que permiten la plena participación. Las consultas incluyen: • Que se realicen bajo los sistemas y mecanismos propios de las comunidades. 18. 202 Plan de Acción 17. en cada nivel. la propiedad del agua por instancias gubernamentales locales. Resolvemos que mantendremos. • Pautas éticas para un resultado transparente y específico. fortaleceremos y apoyaremos los movimientos. en el proceso de la consulta y en la expresión de su consentimiento para el proyecto o medida en particular. de los Pueblos Indígenas.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 202 El agua y los pueblos indígenas chas en su definición y reduccionistas. el uso del agua como una mercancía sujeta al comercio. • Que los Pueblos Indígenas puedan seguir sus procesos locales y tradicionales en la toma de las decisiones. sus prioridades estratégicas. Hacemos un llamado a los gobiernos. Resolvemos mantener nuestras relaciones ancestrales e históricas con nuestras tierras y aguas. su “marco de derechos y riesgos” y el uso de herramientas de evaluación en base a criterios múltiples para la evaluación de opciones estratégicas y la selección de proyectos. conocimientos e inquietudes. Reafirmamos la “Declaración de Kimberly y el Plan de Implementación de los Pueblos Indígenas sobre el Desarrollo Sostenible” que se acordó en Johannesburgo . que no reconocen los derechos de los Pueblos Indígenas al agua. Su marco de desarrollo en base a los derechos. las corporaciones y las organizaciones intergubernamentales están obligados a consultar y actuar conforme al consentimiento previo. y tampoco se puede obligar a la celebración de un acuerdo sobre el proyecto o medida específica. lo que incluye. lo que significa que no puede haber ningún fraude. la liberalización del comercio para los servicios de agua. • Que los Pueblos Indígenas tengan los medios necesarios para poder participar plenamente en estas consultas y. manipulación o coacción. Estas consultas deben llevarse a cabo con un profundo respeto mutuo. 22. los miembros individuales y autoridades comunitarias como así también las personas que ponen en práctica las formas de subsistencia y cultura tradicional. Alentaremos la creación de otros grupos de trabajo similares al nivel local. realzando el papel de los ancianos. Para que recuperemos y mantengamos la relación con nuestras aguas. La aplicación indiscriminada y con visión estrecha de las herramientas científicas y tecnologías modernas ha contribuido a la pérdida y deterioro del agua.

. 25. y para una importante reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero. Hacemos un llamado a los Estados para que cumplan con sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos adquiridos mediante los instrumentos internacionales vinculantes que han firmado. dejen de imponer la privatización del agua o “la recuperación total de costos” como una condición para los nuevos préstamos a los países en vías de desarrollo o para la renovación de los mismos. 29. el Banco de Desarrollo Africano. Alentamos a la sociedad en general para que apoyen y aprenden de nuestras prácticas de gestión de agua en aras de la conservación del agua en todas partes del mundo. 27. Hacemos un llamado para la eliminación de subsidios financieros estatales sobre la producción y procesamiento de combustibles fósiles. explotación de madera. el Banco Interamericano de Desarrollo. tales como el Convenio sobre Diversidad Biológica. técnicos y jurídicos en los ámbitos nacionales e internacionales para que los Estados. Resolvemos que transmitiremos nuestros conocimientos y prácticas tradicionales sobre el uso sostenible del agua a nuestros hijos y las generaciones del futuro. Insistimos que las obligaciones de los Estados en materia de derechos humanos tienen que ser cumplidas y respetadas por sus organizaciones internacionales de comercio. 31. 24. 33. Pedimos que la Unión Europea deje de promover la liberalización de los servicios de agua en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS) de la Organización Mundial de Comercio (OMC). 30. En este sentido. el Convenio sobre el Clima y el Convenio para Luchar contra la Desertificación. 34. para la privatización y liberalización del agua y nos comprometemos a luchar contra estos acuerdos y propuestas. Estos derechos humanos vinculantes y obligaciones ambientales no dejen de existir en el umbral de la OMC o de otros convenios regionales y bilaterales de comercio. que ha indicado que se necesita reducir de manera inmediata los niveles del CO2 en un 60% para detener el avance del calentamiento global. Instamos a los Estados a que cumplan con los mandatos del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y a que ratifiquen el Protocolo de Kyoto. ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas). Esto no es acorde con la política de la Comisión Europea sobre los Pueblos Indígenas y el desarrollo. el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los bancos regionales como el Banco de Desarrollo Asiático. 32.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 203 Declaración de Kyoto de los Pueblos Indígenas sobre el Agua ("think tanks". que agotan y contaminan nuestras aguas y territorios. en inglés)î para que dejen de promover y subvencionar la institucionalización e implementación de estas políticas y programas que están en desacuerdo con las necesidades de los seres humanos y de la naturaleza. de nuestras tierras y de nuestros pueblos. energía y turismo. entre ellos el Convenio sobre los Derechos Civiles y Políticos. llamamos la atención al informe del Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre EL Cambio Climático. 26. Exigimos que el Banco Mundial. Resolvemos que utilizaremos todos los mecanismos políticos. las corporaciones transnacionales y las instituciones financieras internacionales rindan cuentas por sus acciones u omisiones que amenacen la integridad del agua. el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (PIDESC) y la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial. 28. así como sus obligaciones conforme a los conve- nios en materia ambiental. No apoyaremos ninguna política o propuesta proveniente de la OMC o de los acuerdos regionales de comercio como el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte). Resolvemos que aseguraremos que se pongan en marcha sistemas de restauración y compensación internacionales y nacionales con el fin de reestablecer la integridad del agua y de los ecosistemas. Exigimos un alto a los proyectos de minería. Hacemos un llamado a los Estados a que respeten el espíritu del Articulo 8(j) del Convenio sobre Diversidad Biológica en relación con la conservación de los conocimientos tradicionales sobre los ecosistemas y exigimos que en los Acuerdos de la Organización Mundial de 203 Comercio (OMC) se elimine el Acuerdo sobre Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC). en tanto que éste viola los derechos que tenemos sobre nuestros conocimientos tradicionales.

04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 204 El agua y los pueblos indígenas 204 .

04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 205 Declaración Tlatokan Atlahuak 205 .

paralelo al IV Foro Mundial sobre el Agua declaramos nuestra solidaridad con los Pueblos Indígenas de México y su lucha por sus territorios y recursos naturales ancestrales. y ejercer nuestro derecho a la libre determinación para preservar el agua y la vida.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 206 El agua y los pueblos indígenas Declaración Tlatokan Atlahuak Declaración del Foro Paralelo de los Pueblos Indígenas del IV Foro Mundial sobre el Agua México. que defienden y garantizan la protección. representantes de Pueblos y organizaciones Indígenas de México. Convenios y Declaraciones de las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos. de los y las hermanos Xochipas de Xochimilco. México y los países cómplices con empresas multinacionales. ante las generaciones futuras. a honrar y respetar el agua como un ser sagrado que sostiene toda la vida. 3. Nos unimos para respetar e implementar nuestros conocimientos y leyes tradicionales. cuidando este obsequio sagrado que conecta toda la vida. Mazahua. Reafirmamos que la relación que tenemos con nuestras tierras. del cual el agua es un elemento primordial. disponibilidad y pureza del agua. 5. violan con impunidad los derechos humanos y libertades fundamentales que ellos mismos han consagrados en los Pactos. de Tecámac. todos los Pueblos Indígenas del mundo. Asumimos nuestro papel como guardianes. 6. conducido por el Gobernador Tradicional de la Tribu Yaqui y de las familias indígenas Mazahuas. leyes y formas de vida tradicionales nos enseñan a ser responsables. 7. 2006 1. cultural y espiritual de nuestra existencia. las Américas y otros continentes del mundo. Los representantes internacionales agradecen la bienvenida que nos han brindado los Pueblos Indígenas de México. Japón. cultural y espiritual. de levantar nuestras voces en solidaridad y proclamar la responsabilidad de proteger y defender el agua. Matlazinca. . participando en el Foro Indígena. agradeciendo en una manera muy especial la ceremonia de apertura de nuestro foro. de marzo 2003. para cuidar toda la creación y el agua. 206 2. Reafirmamos la declaración de los Pueblos Indígenas del 3er Foro Mundial Sobre el Agua de Kyoto. Nuestros conocimientos. con derechos y responsabilidades. territorios y el agua constituye la base física. Nos han puesto en este mundo. de las hermanas y hermanos Otomí o Ñahñhú. Este es el caso de los hermanos y hermanas de la Tribu Yaqui. Como ellos. que reconoce nuestra relación con la Madre Tierra y nuestra responsabilidad. Nosotros. marzo 17-18. el agua para nosotros es fuente de nuestra vida material. Tlahuica y Nahuas del Alto Río Lerma. de Xoxocotla Morelos. a cada uno en nuestra propia tierra y territorio tradicional sagrado. 4. así como de los hermanos y hermanas de la Sierra de Manantlán y Ayotitlán en Jalisco y de otros pueblos del mundo. Distrito Federal. La situación de los Pueblos Indígenas en México hace todavía mas claro que la lucha sobre nuestras aguas esta vinculada fundamentalmente con nuestra lucha sobre el derecho a la libre determinación. La relación con nuestra Madre Tierra nos obliga a conservar nuestra agua dulce y mares para la supervivencia de las generaciones del presente y del futuro. Reafirmamos la misma.

lo que excluye a la mayoría de los Pueblos Indígenas que se ven impactados. Nuestras tierras. D. 13. 14. manantiales. la participación plena de los Pueblos Indígenas en cualquier proyecto o acción a desarrollar en nuestros territorios. 11. con Derecho de la libre Determinación y Autonomía y al reconocimiento de nuestros Territorios. a 18 de marzo de 2006. en todas las leyes nacionales e Internacionales. aún en personas jóvenes y la desaparición de nuestras culturas. Exigimos a las autoridades nacionales y a las Instituciones multilaterales tal como la Organización de las Naciones Unidad y la Organización de Estados Americanos y a los gobiernos participantes del IV Foro Mundial del Agua. y del uso y usufructo de los recursos naturales como el agua como un derecho humano. Así como pronunciamientos consecuentes con los Tratados y Convenios Internacionales referente al Derecho de los Pueblos Indígenas sobre el uso y manejo del agua. Nos solidarizamos con la lucha de los pueblos indígenas de México y de otras partes del mundo que han venido a este Foro a denunciar a las autoridades que no resuelven los conflictos ni garantizan el abasto del agua. Para que sean un sustento de todas nuestras luchas y obtener el reconocimiento pleno y goce absoluto de nuestros territorios y recursos naturales.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 207 Declaración Tlatokan Atlahuak 8. a las empresas mineras que envenenan a nuestra Madre Tierra y al agua. Demandamos también el reconocimiento de los usos y costumbres y tradiciones orales. lagos. 207 México. con el aval de instancias financieras internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. las definiciones de políticas públicas. envenenando la vida de todos los seres. 12. informado previo. pero reprimen a los que luchan por defender el agua. cómplices en la privatización de nuestros territorios y agua. 17. Demandamos que se incluya en la agenda inmediata del gobierno de México. 10. Denunciamos la estructura del IV Foro Mundial del Agua porque es financieramente prohibitivo. tal como lo establece la ley internacional. Por lo anterior reivindicamos nuestro reconocimiento como Pueblos Indígenas. 9. crean una escasez del agua que aumenta su valor económico impulsando un vez más este elemento sagrado como objeto de comercio. territorios y recursos naturales. consistentes con nuestros valores y cosmovisión. lo cual provoca la destrucción de la Flora y la Fauna con la consecuente aparición de enfermedades como el cáncer. Que a través de organismos como la Organización Mundial de Comercio impulsan proyectos de privatización de nuestro vital líquido en todo el planeta. comunidades. ni como un derecho humano fundamental. organizaciones. Hacemos un llamado a todos los Pueblos Indígenas para que se organicen y formen comités de defensa de las Aguas. particularmente nuestras aguas (ríos. lagunas. Exigimos nuestro derecho al desarrollo dirigido por nuestras propias normas y autoridades tradicionales. pozos. garantizar el consentimiento libre. es decir. . 16. 15. universidades y académicos comprometidos con la protección. acuíferos) siguen siendo robados y lo que no es robado es despojado con polución extrema.F. Denunciamos el formato del Foro Mundial del Agua porque niega la legitimidad del mundo indígena y de la visión espiritual. Reconocemos los trabajos que desde las comunidades impulsan los propios pueblos. Rechazamos el modelo neoliberal de vida que ve al agua como una mercancía y no como un bien público. Así es como las transnacionales del agua. defensa y recuperación del agua como un derecho de todos los seres.

Headman.UU.UU. y Mesoamérica) Indigenous Environmental Network.UU. Saul Rogue Morales (México) Coordinadores de Trabajadores en Defensa del Agua. Angel Martinez (México) Organización de Desarrollo y Ayuda a los Pueblos Indígenas (México) 208 Confederación Nacional de Naciones Indígenas Originarias de Bolivia. Jaime Apaza Chuqimia (Bolivia) Consejo Internacional de Tratados Indios. Mark Franco (EE.) . Alberto Saldamando (EE. Tom Goldtooth (EE. Enei Begaye (EE.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 208 El agua y los pueblos indígenas Pueblos indígenas y las organizaciones que representan en el foro indígena que endosa esta declaración: Tribu Yaqui. Chief Garry John (Canadá) Winnemem Wintu Tribe.) St'at'imc Chiefs Council. y Canadá) Black Mesa Water Coalition.UU. Village of Kerekmet. Octaviano Jecari Espinzona (México) Organización indígena de Estudiantes de la Universidad de México. Diana Alejandra Lopez Ramirez (Mexico) Red Regional de Turismo en Xochimilco (México) Sistema de Agua Potable.

04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 209 Declaración Tlatokan Atlahuak 209 .

2005. UNESCO: Paris. Knowledges of Nature 1. . 252 pp. Solomon Islands / Kiladi oro vivineidi ria tingitonga pa idere oro pa goana pa Marovo.04 WATER ANNEX (esp) 25/06/07 12:11 Page 210 Otros títulos de la serie Conocimientos de la Naturaleza de LINKS: Hviding Edvard. Reef and the Rainforest: An Environmental Encyclopedia of Marovo Lagoon.