You are on page 1of 5

ARGUMENTARIO

de Andalucía

16 de marzo de 2009

Gran día para Andalucía, que cierra la
cuantificación de la deuda histórica en 1.204 millones

FIN DE LAS NEGOCIACIONES Y ACUERDO PARA LA CUANTIFICACIÓN

9 Hoy es un gran día para Andalucía. Un día histórico para nuestra tierra.
Se hace grande la acción de la política y se pone de manifiesto de manera
clara y contundente la utilidad de nuestro Estatuto.

9 Se cierra por fin el proceso de cuantificación de la Deuda Histórica:
Andalucía recibirá la cantidad de 1.204,41 millones (más de 200.000
millones de las antiguas pesetas), que supera la cifra fijada como referente
en el Parlamento: 1.148 millones de euros. 56 millones más que lo
cuantificado por el Parlamento

9 Con este acuerdo culmina un proceso iniciado en 1995 con el Gobierno
socialista de Felipe González y termina con el Gobierno socialista de José
Luis Rodríguez Zapatero. Sólo el PSOE ha manifestado una apuesta clara
por dar a los andaluces y andaluzas lo que les corresponde. El PP nunca
ha creído en ello porque no apoyó el Estatuto de Autonomía de 1981.
Durante la etapa de Gobierno de José María Aznar, el PP no movió ni un solo
dedo para acordar nada. Su única estrategia fue la de la asfixia económica de
nuestra tierra.

9 Zapatero sí vuelve a cumplir con Andalucía. Ya abonó 2.500 millones
de euros en su primera legislatura y ahora cumple con nuestro Estatuto
liquidando definitivamente la deuda histórica.

9 Las asignaciones de la Disposición Adicional Segunda son un derecho
constitucionalmente exigible. No se trata de ningún privilegio sino de
cumplir el Estatuto de Autonomía para Andalucía.

9 Nosotros siempre hemos planteado esta reivindicación porque siempre
ha sido nuestro derecho. Siempre ha sido nuestro objetivo y nuestra hoja de
ruta. Ha sido un largo camino y por fin hemos llegado a la meta. Y lo
hemos hecho gracias al esfuerzo y al magnífico trabajo que ha realizado el
Gobierno de la Junta de Andalucía. Un trabajo serio, riguroso y responsable.
9 Había que ser persistentes y lo hemos sido. Hemos reclamado a los
gobiernos de Felipe González, primero; José María Aznar, después, y, ahora,
al de José Luis Rodríguez Zapatero. Hemos reivindicado lo que era nuestro
por derecho sin mirar el color político del Gobierno central, sólo pensado
en el interés de los andaluces y andaluzas.

EL ESFUERZO DEL GOBIERNO ANDALUZ: RIGOR Y SERIEDAD

9 El Gobierno andaluz ha desarrollado a lo largo de todos estos años un
importantísimo esfuerzo para la cuantificación de esta deuda.

9 Ni un solo euro de los reclamados ha estado falto de
argumentación jurídica. Se ha definido una metodología basada en la
Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Autonomía para Andalucía en
relación con el artículo 15.2 de la LOFCA.

9 Hemos conseguido alcanzar un acuerdo, y lo hemos hecho con rigor,
con razonamientos, con las cuentas bien hechas y sin salirnos del guión
constitucional y estatutario.

9 Aunque algunos hayan intentado utilizar la deuda histórica como
munición política, nosotros hemos empleado la razón, defendiendo los
intereses de Andalucía por encima de conveniencias políticas o de partido.

9 No hemos pasado de 600 a 7.500 millones de euros, ni de negar la
deuda a pedir por ella 3.000 por razones de estrategia partidaria como han
hecho otros. No hemos querido entrar en una subasta.

9 Todas las palabras que pueda usar el PP criticando el acuerdo se
vuelven contra él porque la historia demuestra que cuando pudieron liquidar la
deuda no lo hicieron:
Æ Con el PP cero.

Æ Con el PSOE más de 1.200 millones de euros.

LA POSTURA DE LA OPOSICIÓN

9 En 1995 cuando el Presidente Chaves e IU acordaron solicitar 51.000
millones de pesetas (306 millones de euros), Arenas dijo que Chaves y Rejón
eran unos perfectos irresponsables.

9 Cuando en 1996 el Partido Popular llegó al Gobierno, Arenas calificó la
deuda histórica de folletín electoral, y se resistió a pagar los 20.000 millones
de pesetas (120 millones de euros) acordados en Comisión Mixta. Según dijo,
no se justificaba como se había cuantificado la cantidad, ni en base a que
criterios ni a que servicios. Finalmente pagó la cantidad para no tener que ir a
los tribunales.
9 Más tarde sería Rajoy el que negara la existencia de la deuda histórica.

9 Durante ocho años de Gobierno el PP ignoró el Estatuto, y no sólo
eso:

Æ Dejó a deber 2.500 millones de euros de financiación ordinaria.
Æ Quitó a Andalucía 4.000 millones de euros de Fondos Europeos para
dárselos a otras comunidades.
Æ Apenas invirtió en Andalucía el 12% de la inversión total de España.

9 Cuando perdió las elecciones empezó a exigir a los demás lo que el PP
nunca cumplió.

9 En este baile de cifras:

Æ En octubre de 2004 el portavoz del PP afirma en el Parlamento que
quedan por pagar 1.028 millones de euros (más 120 ya abonados).

Æ Un año más tarde presenta una propuesta de resolución exigiendo 1.148
millones de euros.

Æ Cuando al final de la pasada legislatura el PP vio que el acuerdo sobre
la deuda histórica estaba a punto de cerrarse subió el listón, y los 1.148
millones se multiplicaron hasta lo imposible.

9 Han acusado al Gobierno andaluz de realizar un ejercicio de frivolidad, y
en realidad son ellos los que nunca lo tomaron en serio.

9 Mientras aquí en Andalucía el PP organizaba una subasta irracional en
otras tierras de España dirigentes de la derecha criticaban al Gobierno de
Zapatero por pagar a Andalucía las Asignaciones de la Disposición Adicional
Segunda.

9 Así, el 21 de diciembre el Presidente de Castilla León, Juan Vicente
Herrera decía, que Chaves quería hacer valer ese “concepto tan dudoso de la
deuda histórica”. Mientras tanto el portavoz de su Gobierno calificaba la
deuda histórica de capricho.

9 El PP ha actuado bajo dictados partidistas; olvidándose de la deuda
cuando gobernaba en Madrid y reclamándola cuando no está en Moncloa.

9 Tanto el PP como IU han utilizado siempre la deuda histórica como
una munición política de desgaste del PSOE y del Gobierno de Manuel
Chaves. Primero lo hizo Rejón, después lo ha hecho Valderas y siempre lo ha
Hecho Arenas.
9 En todo este tiempo, uno y otro han entrado, además, en una estrategia
de subasta con las cantidades, sin explicar ni argumentarlas de manera seria
y rigurosa.

9 En 1995, desde IU, Luis Carlos Rejón cuantificó la deuda en 100.000
millones de pesetas -menos de la mitad, por cierto, de lo que ahora se ha
cuantificado-, ahora Valderas exige 7.500 millones de euros, más de un billón
de pesetas. Ni en uno ni en otro caso sabemos cómo ha hecho IU su
acunatificación.

9 Ni el contable de IU ni el contable del PP han dicho nunca, de manera
seria, de dónde salían sus nuevos números ni sus infladas cuentas.

CONCLUSIONES

9 Han pasado de la comedia al drama con una facilidad inaudita. De la
descalificación y la mofa, a la defensa a ultranza como abanderados de los
intereses de Andalucía.

Æ Se han referido al acuerdo de deuda histórica entre Gobierno y Junta
como un “engaño masivo”, “una mentira permanente” o un “ataque a la
dignidad de Andalucía”.

9 El Gobierno andaluz no ha querido presentarse ante el conjunto de los
españoles con una factura que les decimos que nos deben, sin antes haber
argumentado todos y cada uno de los números.

9 Así, hemos logrado un acuerdo y lo hemos hecho:
Æ Desde la lealtad con el texto constitucional, con el Estatuto y con la
LOFCA.

Æ Desde la delimitación y concreción de todos y cada uno de los
conceptos por los que se exigen compensaciones.

Æ Y desde el rigor de las cifras.

Hemos podido hacernos oír y hacernos entender.

9 Nadie, desde el gobierno central o desde cualquier otra comunidad
autónoma podrá acusar a Andalucía de haber planteado una reclamación
disparatada o algo que no nos corresponde con arreglo a nuestro bloque de
constitucionalidad

9 Esto es fruto del esfuerzo y la voluntad política del Gobierno andaluz.
9 Andalucía, gracias a los gobiernos socialistas, cierra por fin el
capítulo de la Deuda Histórica y lo hace cumpliendo con los compromisos
adquiridos en su Estatuto.

9 Este capítulo de cierre causa verdadera irritación en la oposición, que
se queda sin uno de los argumentos en su estrategia de desgaste al Gobierno
de Chaves.

9 Arenas no puede soportar que haya sido el presidente Chaves el que
iniciara el desbloqueo de este asunto y haya sido el que, también como
presidente de la Junta, haya cerrado este tema y haya hecho histórica ya la
deuda.

9 Ante el acuerdo definitivo de la cuantificación de la deuda y el acuerdo
para su liquidación, a Arenas no le queda más que confundir.

9 Ante el éxito que supone poner fin a la cuantificación de la deuda
histórica, el PP recurre al pataleo, a liar a la opinión pública y a embarrar el
campo, tal y como hacen los malos entrenadores cuando ven que van
perdiendo el partido