You are on page 1of 8

La búsqueda y la conformación de un sistema literario en México desde la época colonial hasta el presente Comprender y estudiar la forma en que un sistema

literario es determinante dentro de la conformación de una nación estudiando el modo en que se fue creando y gestándose dentro de una nación que, desde su independencia, ha enfrentado una lucha por encontrar aquello que la hace única del resto de las naciones y en especial el papel de la literatura dentro de la conformación de una nación en el caso mexicano es el objeto de estudio del presente trabajo de análisis. Antes de empezar es necesario hacer la advertencia de que no se hará un recuento de las obras más destacadas dentro de la historia ni se pretende hacer un análisis de cada una de ellas dado que ambos asuntos requerirían un tratado por separado con objetivos más concretos y con un estudio más minucioso. Sin mayor preámbulo, comenzamos. Para comenzar, primero se debe tener una idea muy clara y precisa en relación con el contexto que se pretende establecer para tener un punto exacto de partida en este trabajo. Antes del movimiento independentista de 1810 las obras hechas en la Nueva España tenían la influencia de los poetas y dramaturgos del llamado Siglo de Oro. En la época colonial tenemos el caso de Sor Juana Inés de la Cruz donde vemos la influencia de los poetas Luis de Góngora y Argote y Francisco de Quevedo y en la poesía barroca que crea esta monja jerónima se observan muchas influencias de las formas y métodos en materia de recursos retóricos, estilísticos y temáticos en su poesía. Dice Octavio Paz en una frase que puede dar una idea sobre la obra de Sor Juana fuera de la colonia: ―…la cultura novohispana fue ante todo una cultura verbal: el pulpito, la cátedra y la tertulia. Se publicaban poquísimos libros, casi todos religiosos. Las obras de Sor Juana, por ejemplo, se editaron en España.‖ (Paz, 2008)

Hoy se están publicando a un tiempo varias novelas. Esto nos viene a dar una idea de la forma en que una cierta obra puede ser significativa para la identificación y la formación de un pueblo.Dentro del proceso de conformación de una nación es de destacarse que no solamente las obras tienen un papel destacado sino también el sistema político. las aplaude. cansado de las áridas discusiones de la política. El público. folletines de literatura. la prensa no publicaba sino escritos políticos u obras literarias extranjeras. este texto sienta el precedente para el desarrollo de una literatura hecha en esta parte del mundo. todo obra de jóvenes mexicanos. es un escritor que destaca por una sencilla razón: tiene una propuesta en relación con la literatura nacional: ―Lo repetimos: el movimiento literario es visible. En el siglo XVIII esto viene a tener una mayor ampliación con la publicación de la obra de José Joaquín Fernández de Lizardi con el titulo El Periquillo Sarniento que no es sino una versión del Lazarillo de Tormes con elementos de la entonces Ciudad de México con un personaje con las mismas características de Lázaro. Este hombre que. pasando por la dictadura de Santa Anna y el imperio de Maximiliano surge una figura destacada en el panorama de la cultura en México cuyo nombre es Ignacio Manuel Altamirano. y todo . social y económico. No la consideraría una obra esencialmente original por la gran cantidad de aspectos que conserva de la picaresca importada de Europa que ya venía trabajándose desde el siglo XVI. Sin embargo. Después de sucesivos gobiernos que se fueron alternando entre el federalismo y el centralismo. Hace algunos meses todavía. impulsados por el entusiasmo que cunde más cada día. poesías. cultural. además de ser político y liberal. las lee con avidez. recibe con placer estas publicaciones. artículos de costumbres y estudios históricos. Con la consumación del movimiento independentista en el país empieza una nueva etapa en la historia que sería de caos y de una desorganización que vendría a degenerar en una serie de conflictos.

etc. Sus novelas pintan paisajes muy reales y que reflejan de alguna manera las costumbres de los habitantes del México del siglo XIX. Podemos destacar obras como El Zarco. está bien claro en la obra de Fernández de Lizardi. la novela entonces.‖ (Antorcha) La concepción de Ignacio Manuel Altamirano en materia de literatura es aceptable desde un punto de vista histórico y cultural debido a que podemos considerarle una figura prominente en avances de lo literario en México. florece espléndido en la poesía popular y en la novela del XIX. Navidad en las montañas. que es al parecer una característica de las letras mexicanas.nos hace creer que dentro de poco. podrá la protección pública venir en auxilio de la literatura y recompensar los afanes de los literatos. como es natural. La novela . prédicas que son obligación de todo novelista que se estime. Clemencia. Como lo apunta Clementina Díaz y de Ovando: ―La novela es también un poderoso medio para premiar la virtud. pero al subordinar los valores estéticos a los éticos la obra literaria. sobre todo. Altamirano cree que el novelista es ante todas cosas un educador. castigar la maldad. fue un antiguo ideal que re instauró el romanticismo. no siendo ya este trabajo estéril y sin esperanza. La novela viene a tener un enfoque muy particular en este personaje debido. viene a ser la encargada de "instruir y deleitar" según el viejo ideal de las ('retóricas renacentistas y post-renacentistas". Este afán moral. a que en ella se pueden dar forma o exponer ciertas características de lo que constituye la realidad de un contexto particular. papel que tomó demasiado en serio y sostuvo al través de toda su obra. se resiente artísticamente. con mente burguesa pide que la novela tenga ese fondo de virtud y moralidad en bien de los jóvenes que la lean. La literatura nacional. exaltar la justicia.

en este caso. Inclán en su obra Astucia y otro destacada como Manuel Payno con su obra canoníca Los bandidos de Río Frío. Esta idea vino a ser dejada atrás por la nueva oleada del movimiento modernista que venía siendo impulsada por Rubén Darío a raíz de la herencia de los europeos y su fascinación por retomar los elementos de la mitología grecolatina y en nuestro país esto no fue la excepción.histórica. . Autores como Manuel Gutiérrez Nájera siguieron este patrón establecido y de ello se derivaron poemas que seguían los modelos de la cultura francesa que se vio a través de personajes aristocráticos y el sobrenombre que él mismo se puso: Duque Job como una especie de homenaje a esta temática de origen francés que años atrás Guillermo Prieto satirizaría en sus poemas recopilados en su obra Musa callejera.‖ (UNAM. como todo canon de obras no es fijo y siempre se sujeta a los cambios que son provocados por la aparición de nuevas novelas. también otros escritores que siguen su línea temática ahondan en esta cuestión como es el caso de Luis G. Esta faceta de la literatura vendría a tener una importante implicación en la concepción de un sistema literario debido a una principal razón: venía de nueva cuenta un modelo importado de Europa. colecciones de cuentos o libros de poesía. No es solamente Ignacio Manuel Altamirano quien empieza a hacer esta revaloración de lo mexicano por medio de sus obras. el sistema de obras literarias vendría a tener su mayor apogeo en el siglo XX. la cultura francesa que el gobierno de Porfirio Díaz había adoptado para la nación. tan en boga es adecuadísima para desempeñar esta labor educativa de las masas. Sin embargo. 1954) La idea de Altamirano en relación a conformar una nación basada en los elementos que él considera nacionales y que pretende rescatar por medio de la fundación de la revista Renacimiento es de una trascendencia que ha de ser destacada.

Y es así que para el primer tercio del siglo de la modernidad literaria mexicana.Pasando a otro apartado vemos que el sistema de obras que dan forma al país tiene una mayor identificación con lo que es mexicano en el siglo XX. más o menos funcionales. ¿Puede funcionar. la fractura entre sus miembros y la aceptada irreconciabilidad entre unos y otros. se tendrá que esperar hasta las últimas dos décadas del siglo pasado para que este espacio sagrado nacional –no sólo en su forma directamente revolucionaria.‖ (Zabalgoitia Herrera. entonces. a lo largo de gran parte de la historia de la literatura nacional mexicana. más o menos caricaturizadas o sublimadas. El águila y la serpiente y La sombra del caudillo de Martín Luis Guzmán. entre otras. mucha veces a través de logrados y célebres relatos. Es aquí donde entran obras como Los de debajo de Mariano Azuela. se convierte además en manantial de tipos. Es cuando se escriben obras que tienen un inmenso valor literario y que reflejan o expresan la crueldad y la brutalidad de esos años. parodiado y hasta obviado. una unidad rota? Este es el ―problema‖ mexicano que los autores modernos intentarán resolver. 2011) . bien representada en sus artefactos culturales y artísticos. En 1910 se da el movimiento revolucionario que pone fin a treinta años de dictadura porfirista y comienza una década de luchas intestinas. Es aquí donde cito un trabajo de Mauricio Zabalgoitia Herrera: ―El relato de la Revolución Mexicana se convierte en forma solucionadora de un conflicto nacional incómodo. campesinas y costumbristas posteriores— pueda ser verdaderamente destronado. clichés. mitificado y vuelto épica. Otra cosa es que esta identidad nacional se conforme a partir de la división social. como se verá. la nación ya posee una identidad inequívoca y sólida. sino en toda esa serie de variantes rurales. desde instancias más o menos acertadas. imagotipos y estereotipos que reinarán. Y prácticamente.

En la mitad del siglo XX comienza un proceso de cambios que coinciden con la apertura de la modernidad en México en todos los sentidos y aéreas incluyendo el literario. nación y estado en el siglo XIX las colecciones de poesía así como los primeros intentos de hacer una literatura nacional fueron contundentes en la conformación de los primeros estados en América después de las guerras de independencia. José Emilio Pacheco. . Rosario Castellanos. 1997) El concepto de sistema literario queda a la perfección si tratamos de entender la nueva literatura que se está haciendo en esta primera década del siglo XXI a partir de dos fundamentos: 1) se trata de una literatura que busca caminos para expresar problemas de tipo existencial o en relación a la búsqueda de una nueva identidad y 2) los nuevos autores ya no centran sus temáticas en sus regiones de origen específicamente sino que sitúan sus historias en lugares ficticios o reales y que llevan como trasfondo expresar posturas ideológicas. El sistema literario mexicano del siglo XX tiene un enorme peso porque se sustenta en un sentir y en un ser mexicano. entre otros que sería una lista larga pero cuyos textos forman parte ahora de clásicos escritos hace poco más de medio siglo pero que siguen siendo textos rescatables. de género. Jaime Sabines. Inés Arredondo. (Achugar. Es cuando surgen escritores que traen propuestas completamente innovadoras como Salvador Elizondo. etc. letra. Como lo había propuesto Hugo Achugar en su ensayo Parnasos fundacionales.

. se vino a empezar a gestar esta concepción de la nación usando la literatura y las publicaciones impresas como folletos y revistas. las obras costumbristas y de reflejo social como el caso de Ignacio Manuel Altamirano. ofrecerá nuevos esquemas de estudio para su estudio e impacto en la nación mexicana del siglo XXI. Las obras nacen con un propósito el cual puede variar en función del contexto en que surja así como el objetivo que todo autor se imponga para su creación.Conclusión Como conclusión de este breve trabajo podemos cerrar con una reflexión sobre lo importante que es la literatura como factor en la construcción de una nación así como el manejo que se puede hacer de ella. Desde las obras escritas con fines religiosos como lo fuera la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz hasta las obras que tuvieron fines de crítica social como El Periquillo Sarniento de Lizardi. la literatura hecha en México continúa evolucionando adquiriendo nuevos matices y que. En conclusión. La literatura como elemento clave aplicado a nivel ideológico y social tiene efectos de una magnitud impresionante y que. pasando por movimientos cruentos en la historia nacional que marcaron la cultura y el arte para una nueva visión de lo mexicano podemos decir que falta un largo camino para seguir en la construcción de una identidad literaria. después de la caída de Maximiliano de Habsburgo y con la instauración del liberalismo. sin lugar a dudas. Ahora podemos hablar de una literatura exclusivamente mexicana porque no recibe la influencia de Europa como lo fue en la época de la colonia o el modernismo influenciado por la corriente francesa.

(1954).cat/mitologias/article/view/v1-Zabalgoitia/48 .). • UNAM. 13-31.antorcha.pdf • Zabalgoitia Herrera. Anales. (2008). Parnasos fundacionales.unam.mx/pdf/22_33-53. Biblioteca Virtual Antorcha.uab. de Biblioteca Virtual Antorcha: http://www. nación y estado en el siglo XIX. letra. Revista iberoamericana . B. (1997). de Anales: http://www. Mitologías hoy.Trabajos citados • Achugar. de Mitologías hoy: http://revistes. V. Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe. Recuperado el Marzo de 2013. O.analesiie. H. Recuperado el Marzo de 2013. Recuperado el Marzo de 2013. • Antorcha.html • Paz. M.net/biblioteca_virtual/literatura/revistas/2. Distrito Federal: Fondo de Cultura Económica. (s. (2011).f.