LA IDENTIDAD REGIONAL, UNA IDENTIDAD BIEN DEFINIDA, PERO CON MATICES LOCALES.

Danilo Tobar Salinas Profesor de Historia y Ciencias Sociales

La Universidad de Magallanes se adjudicó el estudio “Construyendo Región: Investigación, Participación y Difusión para el Fortalecimiento de la Identidad Regional en Magallanes y Antártica Chilena” que fue convocado por el Gobierno Regional. El estudio se propone identificar los rasgos y atributos que caracterizan la identidad regional, a fin de incorporarla en una perspectiva de desarrollo endógeno y de competitividad territorial. Por lo mismo, se resalta unánimemente el interés de las autoridades en este tema. En tal sentido, la identidad personal se construye no sólo sobre la base de lo que cada uno es, sino también sobre lo que uno es en relación a cómo son los demás, y a cómo éstos nos perciben. Por tanto, esta identidad personal, que evoluciona, considera también la realidad del otro. Por lo mismo, cada uno es, en función de lo que los otros son. Simultáneamente, un grupo posee su propia identidad, marcada por los sellos individuales, con mayor o menor ponderación según las características más comunes y los valores más compartidos entre los individuos. De esta forma, se concluye, que el proceso identitario es absolutamente sistémico: acontece con sinergia y recursividad. Lo mismo sucede con la Identidad Regional. Si bien la Región nace de una división administrativa, y no de hechos históricos, causas religiosas, acciones bélicas u otras razones propias de otras latitudes, sí posee una Identidad, sinérgica a la de sus provincias, e incluso comunas que también tienen la suya, y recursiva al enfocarla desde una perspectiva nacional e incluso continental. En base al trabajo ejecutado por el grupo de Historia – Arqueología – Antropología, pertenecientes al Centro de Estudios del Hombre Austral, hemos llegado a establecer que la identidad regional se encuentra claramente definida y se percibe como un hecho identificable para los magallánicos y más aún para el resto de los chilenos. Este estudio dejará establecido que existen dentro de nuestra región particularidades identitarias(o subidentidades) que han aflorado en el tiempo, quedando plasmadas en la presente investigación, las cuales fueron constatadas y se encuentran en vigencia. Para ello resultó de vital importancia la realización de las entrevista en terreno, las cuales serán la base para la elaboración de las historias de vida, las subidentidades registradas son:

En síntesis podemos establecer que poseer una Identidad Regional no sólo tiene implicancias en nuestro desarrollo como comunidad de habitantes. En Puerto Williams este estudio constató un particularismo identitario local.La primera y muy notoria es entre los habitantes de Puerto Natales. o el sector turismo. hay desde luego un sentimiento identitario especialmente entre la gente de origen croata de Porvenir y en toda la isla Grande de Tierra del Fuego. . más allá de sentirse fueguinos. son industrias que deben aprovechar la Identidad para la construcción de símbolos que permitan maximizar su actividad. reflejadas especialmente en sus artesanías y en su forma de vida. como la que se conoce en Chiloé. surgido tanto por una oposición al centralismo puntarenense. Existiendo en Puerto Edén un sentimiento genuino. La actividad exportadora y su denominación de origen. quienes se sienten y se manifiestan como “natalinos” y por lo tanto con un rasgo o sello identitario que los diferencia del colectivo regional magallánico. ellos se consideran”NAVARINENSES”. donde continúan desarrollando sus costumbres ancestrales. En relación a la provincia de Última Esperanza se advierte igualmente un surgimiento de un localismo identificador. En cuanto a Tierra del Fuego. particularmente en villa “Ukika”. en actividades de turismo entre otras. quienes conservan una gama muy rica de elementos identitarios que le dan una especial relevancia. como una manifestación de identidad local en gestación entre los habitantes de Puerto Edén. Finalmente encontramos a la descendencia Yamana. las estancias. sino también en la planificación y coordinación de acciones que potencien a nuestra Región en lo económico. Y por lo tanto existe un matiz diferenciador que no se extiende a la provincia de Última Esperanza. cuanto por la puesta en valor de lo propio. no tan solo por su origen que se asocia a la etnia Kaweskar. Hay igualmente un rechazo al centralismo natalino. ya que se pudo constatar que ambos grupos étnicos forman la única “cultura de bordemar”. pero con un dejo de critica al centralismo con las provincias mencionadas con anterioridad. como también por la emigración ocurrida desde Chiloé. lo que queda de manifiesto en localidades como Cerro Sombrero.