You are on page 1of 2

La Ética En El Experimento De Milgram El experimento realizado en julio de 1961 por Stanley Milgram acerca de la psicología social fue polémico

no solamente en la época en que se llevó a cabo, sino que hasta hoy en día causa furor el tema, ya que éste experimento fue realizado sin revisar previamente el código de ética de los experimentadores ni de los psicólogos por lo que hubo muchas controversias acerca del tema planteado; este experimento se trata principalmente de la obediencia que puede llegar a tener un ser humano al ser mandado por una autoridad mayor. El objetivo de todo el experimento era ver hasta dónde podía llegar a obedecer una persona a otra de rango y autoridad mayor, a pesar de las consecuencias que esto podía llegar a causar. El experimento consistía en que se ponía un aviso en el diario para pedir voluntarios para un experimento científico. Al llegar una persona al laboratorio, se les pasa un papel al “azar” a cada uno, para que elijan si quieren ser profesor o alumno dentro del experimento. La trampa era que de las dos personas que eran elegidas al “azar”, una era un actor contratado por los científicos, por lo que los papeles que les daban no eran al azar sino que al actor contratado por los científicos les daban el papel de alumno siempre, ya que el experimento consistía en que el que representaba al profesor debía leer unas palabras que tenían alguna relación con otra palabra (como términos pareados) y el alumno debía aprenderlas de memoria y de lo contrario sería castigado con electricidad. La hipótesis del científico planteada a la persona voluntaria fue de que el creía que las personas ponían más atención en el estudio cuando pensaban que de lo contrario recibirían un castigo. Sin embargo, lo que realmente estaban midiendo era el grado de obediencia que tendría el supuesto profesor en torno a la cantidad de electricidad puesta al alumno al saber que no se aprendía las cosas. Los resultados fueron impactantes, ya que a pesar de que todo era falso y al alumno no se le aplicaba electricidad realmente, se dieron cuenta de la cantidad de estrés que podía llegar a provocar en una persona el creer que estaba aplicándole electricidad a otra persona, sólo por intentar ayudar para un experimento científico. El análisis del lado ético, puede tener muchas cosas en contra, ya que en esa época no se tenía contemplada la parte ética ni moral, por lo que usaron a muchas personas en riesgo económico o social y animales para experimentar. Por un lado, el engaño para experimentar está totalmente penado por el código de la ética de los psicólogos, ya que las personas acceden a hacer el experimento siempre y cuando sepan realmente de lo que se trata, de lo contrario hay posibilidades de que no quieran hacerlo y también es válido. Sin embargo este experimento claramente no se podría haber llevado a cabo si se les dice toda la verdad a las personas a experimentar.

Otro aspecto a considerar es el estrés durante y después el experimento, ya que las personas que hacen el rol de profesor durante el experimento, tienen mucha presión encima por intentar realizar el experimento sin complicaciones pero por otro lado se dan cuenta de que va en contra

ya que en el mismo experimento les decían a los participantes que prosiguieran con el experimento ya que era muy necesario y el “alumno” no sufriría daños irreversibles. lo que es demasiado para cualquiera sin importar lo útil que pueda llegar a ser estudiarlo). En estos tiempos. Es por eso que al realizar un nuevo experimento hay que tener en cuenta todos los aspectos éticos y morales que deben ser incluidos para las investigaciones futura . Las dos clases de obediencia están relacionadas con órdenes simples. un experimento como éste jamás podría ser realizado. por lo que tenían una responsabilidad enorme en sus hombros. fue el estrés y la lucha contra su propia ética en el momento del experimento. ya que ellos creían que en el fondo todo estaba controlado por los científicos y era absolutamente necesario para el conocimiento humano que ellos siguieran. por lo que en algún momento se borrarían por completo las supuestas cicatrices. A pesar de que luego del experimento les dicen a los participantes la verdad y que realmente no estaban aplicando electricidad a otra persona. incluso traumas en los meses posteriores a éste. ya que va en contra de todos los principios éticos en torno a las investigaciones psicológicas. pero finalmente accedían por miedo a las autoridades mayores. ellos podrían haber estado sentados en la silla de la electricidad y el otro participante podría estar aplicándoles electricidad. Este experimento fue realizado en la época de la segunda guerra mundial. pero inmorales como es el caso de la segunda guerra mundial. Toda esta tensión de parte de los que hacían el papel de alumnos. En conclusión se puede inferir que lo que más afectó a las personas que hacían el papel del “profesor”. teóricamente fue creada por ellos mismos pero técnicamente fueron los científicos quienes incentivaron este estrés. ya que discutían con ellos mismos si era extremadamente necesario o no que ellos siguieran con el experimento a pesar de los posibles daños en contra del otro participante. sigue habiendo estrés después del experimento. En mi opinión.de su ética el creer que le están aplicando electricidad a otra persona solo por el hecho de que no se aprendieron unos términos pareados (incluso hubo personas que llegaron a pensar que les estaban aplicando más de 300 voltios a otras. por lo que se podrían haber puesto en el lugar del otro. donde quizás no todos los alemanes estaban de acuerdo. lo que les habría causado más estrés del que ya tenían. por lo que uno de los objetivos fue determinar si había alguna relación con la obediencia a autoridades por la gente común y la obediencia de los alemanes hacia las autoridades nazis. éstas eran las únicas razones por las cuales los profesores accedían a hacerles daño a los alumnos. También podrían haber pensado en ese momento que como les dijeron que la elección de roles fue al azar.