Formación continuada y MOOC; redes de aprendizaje en Salud y Bienestar social en Andalucía.

Cursos abiertos masivos en línea. CAEM-EASP: Propuesta para la orientación de la formación en bienestar social y salud hacia la producción, desarrollo y difusión de contenidos formativos en la sociedad del conocimiento.

Hernán, M. & Lineros C. Escuela Andaluza de Salud Pública Granada, 9 de febrero de 2013.

¿Qué es un MOOC? Un MOOC es un Massive Open Online Course o Curso Abierto En línea y Masivo (CAEM) MOOC-CAEM es básicamente educación a distancia en línea, mediada por un entorno virtual de aprendizaje (EVA) o campus virtual (CV) con recursos educativos en abierto, de modo que cada participante aporta y pone en común o conecta lo que conoce. El CAEM tiene vocación de ser desarrollado de forma masiva por lo que el número de alumnos participantes en el mismo es indefinido. Un MOOC se desarrolla o imparte de forma gratuita, es necesario registrarse y una vez registrado se accede a los materiales y recursos. Suele ser necesario o imprescindible ser estudiante de la universidad u organización docente que lo imparte para poder participar en él. Es una modalidad de aprendizaje sustentada en el conectivismo que es la teoría de la educación que incorpora al cognitivismo y otras modalidades de aprendizaje, propias de la psicología educativa, y el uso de las redes y las TIC para aprender. Los CAEM sirven para crear comunidades virtuales en las se conectan alumnos y docentes que comparten conocimientos y experiencia y potencia redes de colaboración sobre los asuntos propuestos. De esta forma, es posible generar un aprendizaje duradero y en constante evolución y perdurable una vez finalizado el curso.

El CAEM se aloja en una plataforma online, un CV y un EVA que se estructura a la medida de un diseño y desarrollo curriculares concretos pero que contiene al menos: programa de estudio, acceso a software de apoyo, biblioteca-materiales audiovisuales, materia teórica, foro de discusión y sistema de evaluación. Los conocimientos se van adquiriendo por parte del alumno a través de su participación en cada bloque de contenido, módulo o unidad didáctica y estas van siendo evaluados en pequeños tests al término de cada una de las secciones que lo integran. Estas pequeñas evaluaciones y un trabajo o examen final sobre la materia manejada constituyen el modelo de evaluación comprensiva (sumativa+proceso+resultados) por el que se valora la progresión de cada alumno en la materia. El estudiante que supera la finalización del MOOC con cumplimiento del plan de evaluación puede solicitar un certificado sobre los conocimientos adquiridos, pero el fin último del MOOC o CAEM no es la acreditación sino la capacidad y el nuevo aprendizaje informal y conectado. Las primeras experiencias de MOOC reportadas en 2007 fueron poco exitosas, pero con el tiempo y el desarrollo de una lógica más centrada en la comercialización por un lado y en la mejora del conocimiento sobre el aprendizaje informal por otro, sabemos algo más sobre este tipo de cursos que hoy están en todos los medios docentes en plena efervescencia. La necesidad de ocupar nuevos espacios por las universidades que precisan coaliciones y expansión para ocupar un

2 de 10

espacio propio y seguro con un público objetivo ligado a ellas, en una lucha por permanecer o aumentar en cuotas de mercado, va conduciendo a que aparezcan modalidades de MOOC más centradas en estrategias de mercadeo y comercialización de la formación. Estas formas conviven con los modelos más puros de MOOC auspiciados desde el MIT y centradas en las teorias del conocimiento expandido y los trabajos de G. Siemmes y S. Downes centrados en la investigación sobre las nuevas (o viejas, pero innovadoras) maneras de aprender mediadas por la red y las TIC, así como en la capacidad de compartir conocimiento conectado; entrando en juego el aprendizaje informal, el conectivismo y los entornos personales de aprendizaje. Además, el marco del aprendizaje permanente y a lo largo de la vida, toma una fuerza especial. Requisitos recomendables para hacer un CAEM exitoso: Claridad en la estructuración y adecuación de la extensión o duración del curso debe centrarse en las condiciones de la organización, contenidos y participantes atendiendo a: A) La organización por módulos evaluables, claros y equilibrados en contenidos y sustentados en recursos útiles para los participantes y su seguimiento. B) El material audiovisual de cada módulo o Unidad didáctica será subtitulado y narrado o guiado por el equipo docente; el material teórico y la documentación son el soporte que apoya los contenidos y estos se sustentan en la apertura del conocimiento y la conectividad, por tanto internet será la fuente principal de enlaces y ficheros.
3 de 10

C) La disposición de un módulo inicial u unidad didáctica (audiovisual) que introduzca a los participante en el curso y lo resuma, tanto en objetivos, como en contenidos y métodos de trabajo. D) la inclusión de una evaluación previa de los conocimientos de las personas que participan. Usabilidad eficiente para el aprendizaje de los contenidos. Comprensibilidad o Relación clara entre los contenidos y sus niveles de concreción y adaptación al alumnado para que se facilite la adopción de nuevo conocimiento. Diseño atractivo y navegación adecuada. Concretando con claridad el espacio para las guías, materiales, calendarios y foro de discusión, área de trabajo en Wiki, uso del blog o el micro blog y biblioteca de material común, así como la vía de comunicación directa por mensajería. Equilibrio de los materiales teóricos y prácticos y su correlato con los contenidos multimedia y los instrumentos. Rigor y Originalidad de los contenidos. Capacidad de dinamización de la comunidad virtual y sus foros de discusión y el trabajo dialéctico en red impulsa el aprendizaje conectado. Las claves del éxito del CAEM están en la conectividad y la apertura al aprendizaje informal basado en el intercambio del conocimiento expandido. Adaptación a cada audiencia y al número de participantes registrados

Estudio de la relación y las razones de la proporción entre matriculados, alumnos que finalizan y alumnos que solicitan título o acreditación. Los conocimientos adquiridos tras la finalización. Las valoraciones sobre la calidad del curso hechas por los participantes (alumnos y docentes).
Aprendizaje abierto en línea en la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) Desde hace más de veinticinco años la EASP viene desarrollando acciones de formación. Cada año se organizan e imparten ediciones de cursos cortos, talleres, seminarios, jornadas, cursos intermedios, diplomas universitarios y master oficiales, en los que se desarrollan contenidos de las diversas a áreas de conocimiento relacionadas con la Salud Publica la gestión sanitaria, el bienestar social, la calidad de vida, la inserción social, los métodos epidemiológicos de las ciencias de la salud y las ciencias sociales y de la educación y otras áreas afines en alguna de sus vertientes, tanto como temas monográfico o complementando la formación en los postgrados y cursos de diversas materias. Se realizan anualmente unas 400 acciones formativas acreditadas (con más de 13.000 horas lectivas y más de 8.000 alumnos/as), que se desarrollan en diferentes formatos: presenciales, semipresenciales y en línea o mediadas por Entornos virtuales de aprendizaje. Aunque desde que existe la EASP, como centro de conocimiento y formación, se vienen promoviendo proyectos colaborativos y de trabajo en red, fue en 2006 cuando se empezó a utilizar desde la EASP una estrategia de creación y desarrollo de redes ad-hoc para favorecer la formación continuada desde una perspectiva de aprendizaje permanente a lo largo de la vida o Lifelong Learning. Las personas que colaboran profesionalmente en diferentes proyectos de
4 de 10

salud pública, gestión de la clínica aplicada a problemas de salud o métodos de formación para formar, se han ido coaligando alrededor de redes o comunidades de aprendizaje y trabajo colaborativo . De la experiencia desarrollada hemos extraído algunas reflexiones que podemos compartir por su utilidad en el desarrollo y consolidación de una estrategia de creación de comunidades de aprendizaje en la que con especial énfasis se puntualice sobre MOOCs o CAEMs: cursos abiertos masivos y en línea para el sector del bienestar social y la salud. Esta estrategia se ha desarrollado en proyectos de la Consejería de Salud Junta de Andalucía que en algunos casos también han implicado a las consejerías de Bienestar Social y de Educación. como: el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (Red PITA), el Plan para la Promoción de la Actividad Física y Alimentación Equilibrada (Red de Consejo Dietético), la Red de Salud y Buen trato a la infancia y adolescencia (Red Sabia), Programa de Formación contra el maltrato a las mujeres (Red FORMMA), la estrategia de promoción de la salud Forma Joven (Red de Formación de Forma Joven), el Programa de formación en Atención Perinatal en Andalucía, Plan Integral de Obesidad Infantil (PIOBIN), Plan Integral de Diabetes de Andalucía (Red PIDMA), La Red de Salud sexual y reproductiva, La estrategia de mejora de la atención sanitaria a la población inmigrante (Red ISIR), Red Andaluza de Salud Pública (RASP), La red de Profesionales de grupos socio educativos para la salud mental (GRUSE) y otros que recientemente se vienen incorporando. Estos proyectos, planes o programas tienen en común algunos de sus objetivos y principios como son : - Facilitar la formación de profesionales en estas estrategias en los diferentes niveles (provinciales, comarcales, locales), respondiendo a necesidades reales del SSPA y otros sectores de influencia.

- Ampliar la cobertura (territorio andaluz) de profesionales formados en la materia propia de la estrategia o programa de forma eficiente y eficaz. - Contar con la participación, el liderazgo y la opinión experta de los y las profesionales que desarrollan en la práctica los programas para construir entre todos, intercambiar y transferir conocimiento y acompañar la su evolución e interconexión de las acciones e innovaciones. - Hacer más eficientes y eficaces los servicios sanitarios y otros servicios relacionados. Estos elementos nos han llevado, al equipo de la EASP en coalición con los equipos de la Consejería y de los centros implicados por medio de sus profesionales, a multiplicar esta estrategia de formación. Para eso basándonos en una estructura metodológica de redes consideramos que ahora es fundamental centrarnos en el intercambio y la conexión de conocimiento entre profesionales, de manera abierta, en línea (con contactos presenciales) y masiva. Se precisa ir incrementalmente a una estrategia de formación de formadores, sensibilización y cursos básicos y avanzados a todos los profesionales implicados en un área determinada de intervención o programa. Qué son las redes de formación. Una red es un sistema de elementos interconectados, un conjunto de puntos (nodos) que interactúan de algún modo entre sí (Ibañez, 2008). Esa interconexión entre puntos puede ser muy variada.

Paul Baran (en RevistaeSalud, 2008) presenta estos tres gráficos, en los que se unen los mismos puntos de manera diferente. Estas tres disposiciones o topologías describen tres formas completamente distintas de organizar una red, en función de cómo fluye la información por ellas. En una red centralizada, la desconexión del nodo central destruye inmediatamente toda la red. La red descentralizada es más robusta pues al eliminar uno de los nodos centralizadores, la red no desaparece completamente aunque algunos nodos queden desconectados y la red se rompa en trozos, pero la caída del cluster centralizador produce la ruptura o desaparición de la red. Por último en la red distribuida todos los nodos se conectan entre si sin que tengan que pasar necesariamente por uno o varios centros. La red es aún más robusta: ningún nodo al ser extraído genera la desconexión de otro. La idea central, la clave para entender el fenómeno al que nos vamos a aproximar, consiste en entender la diferencia entre un "mundo" en el que la información se distribuye en una red descentralizada y otro en el que lo hace en una red distribuida, en la que desaparece la división centro/periferia y por tanto el poder de filtro sobre la información que fluye por ella. Y esto va unido al propósito, al objetivo para el que se va a crear una red y sus principios, que nos harán decidir el tipo de red y sus componentes, su estructura, su sistema de evaluación, de difusión y gestión

5 de 10

y la plataforma tecnológica en la que nos vamos a apoyar. En nuestro caso, se trata de redes distribuidas y también de conocimiento, de formación, que pretenden facilitar la producción de conocimientos y el intercambio y transferencia de lo que se aprende y se crea, y lo hace a partir de la interacción social y dentro de una plataforma tecnológica y un contexto muy particular (redes combinadas, RevistaeSalud, 2008). Beltrán y Castellanos (2004) definen la red de conocimiento "como una comunidad de personas que, de modo formal o informal, ocasionalmente, a tiempo parcial o de forma dedicada, trabajan con un interés común y basan sus acciones en la onstrucción, el desarrollo y la compartición mutuos de conocimientos". Para Seufert, 1999 (Rodríguez, Araujo y Yulianow, 2003) las redes de conocimiento son las "redes que se establecen ente los individuos, los rupos y las organizaciones donde no solamente son importantes las relaciones bilaterales, sino la integridad de las actividades desempeñadas por la propia red de conocimientos."
C G

Nuestras redes andaluzas de formación en salud y el aprendizaje informal conectivista. Nuestras redes de formación son redes distribuidas, en las que se da una integración entre el conocimiento, lo social y lo tecnológico y conectivo, combinándose elementos del mundo real como eventos docentes cara a cara y una comunidad en línea. Estas redes se prestan con mucha coherencia a ser la base de acciones formativas, abiertas, en línea tipo CAEM o MOOC. Cuando se utiliza la estructura metodológica y la topología de redes para la formación es necesario tener en cuenta un proceso adecuado para cada situación y una secuencia de pasos, momentos y elementos: El Programa o Plan al que responderá la red y por tanto donde se integrará el CAEM. El programa es el conjunto de actividades de salud pública o bienestar social eje del esfuerzo sobre el que gira todo el proceso y al que habrá que orientar cada una de las acciones formativas o en su caso CAEM A veces la estrategia de formación se ha aplicado sobre un programa que ya tenía una larga andadura, como Forma Joven, en otras ocasiones la Escuela ha estado involucrada en componentes específicos del programa y en otras, la EASP está implicada desde la formulación y diseño del Programa. La situación más favorable es la de estar plenamente involucrado y desde las primeras fases (ejs: PITA, PIDMA, REDSABIA,REDFORMA...). El equipo motor. Para cada programa lo lógico es denominar a un equipo docente dinamizador, que coordina y lidera la estrategia inicial y acuerda desarrollar una estructura metodológica para el logro de unos objetivos explícitos. En este grupo suelen estar representadas las personas expertas en la materia con cierto dominio de metodologías de enseñanza y aprendizaje conectivo. Este grupo marca las líneas generales para la formación y da una

Según Casas (2001) estas redes "implican tanto la formación de redes profesionales y de ntrenamiento, como de redes de difusión y transmisión de conocimientos o de innovaciones, que estarían dando lugar a la formación de espacios regionales de conocimiento".
E

Dentro de las definiciones anteriores, se pueden agrupar ciertas características en orno a la magnitud del concepto: a) las redes plantean una relación humana esencial de unión intergrupal u organizacional en la búsqueda de un objetivo mediatizado por el compartimiento de información y desarrollo de procesos de conocimiento; y b) las redes tienden a agruparse con otras redes fuera del contexto donde se inician y multiplicarse a medida que esta relación avanza en el tiempo y se mejora su interconexión tecnológica.
H H H H H

6 de 10

base de apoyo científico y profesional al programa y de ellos surgen los docentes dinamizadores. Además el equipo docente pone las conexión con la red específica y gestiona la relación entre la formación y otras tareas de la red. Es de vital importancia que los profesionales en procesos de formación en CAEM se involucren en el desarrollo del curso y por ello es fundamental la confianza y credibilidad del equipo docente. El Plan de Formación. Normalmente se suele realizar en base a las capacidades y a veces de las competencias a llevar a cabo, y en él se acuerdan las líneas maestras del Plan que se va a ofertar, que integra 1) el diseño del programa de formación y a su consenso estratégico, profesional y gerencial, 2) la preparación de los materiales docentes, 3) el pilotaje de las estrategias docentes y materiales, 4) la gestión de la formación continuada, 5) el trabajo en red de los “formadores” y de los profesionales “a formar”, tanto en su fase inicial como en la continuidad y 6) la evaluación de todo el proceso. Se trata de hacer disponible un diseño, un programa didáctico que permita diversos formatos docentes para facilitar su adaptación a diferentes circunstancias. Cada red profesional y cada MOOC o CAEM es muy diferente en sus finalidades y objetivos, y deben hacerse explícitos para orientar a los potenciales participantes en sus decisiones sobre su incorporación o no y su continuidad. Este programa irá evolucionando y adaptándose a cada situación, pero siempre incluyendo los contenidos básicos. El consenso sobre este programa es fundamental para su puesta en práctica, así como el establecimiento de una estrategia de incentivación para motivar la participación en la acción formativa de los y las profesionales, incluyéndolo en los instrumentos de gestión del sistema como el contrato programa o los incentivos y facilitando la organización por las direcciones y la acreditación.
7 de 10

En cuanto a los materiales didácticos, se diseñan específicamente para ser utilizados por los formadores/as. En general se trata de reunir los materiales necesarios para el formador/a, buscando una estética diferencial como elemento identificador y creador de cohesión. Este material suele estar compuesto por sesiones didácticas, presentaciones comentadas, recursos adicionales, etc. En todos los casos deben de quedar claros los derechos de propiedad y de uso de los materiales docentes, teniendo en cuenta que éstos deben poder ser utilizados adaptados por los formadores y formadoras asociados a la EASP por medio de licencias Creative Commons u otras adecuadas. En la formación para formar es muy frecuente planificar y organizar un Curso de Formación para Formar en el que se recorren los diferentes contenidos del futuro programa de formación continuada, revisando los materiales y las sesiones y cómo se pueden impartir. Además de adecuar el propio conocimiento que se deben adquirir. Y aquí también se puede plantear la Estrategia centrada en MOOCs o CAEMs. Una parte de los cursos para formar a formadores se dedica a enfoques, técnicas y herramientas pedagógicas, mas centradas en la formación de adultos. A nuestros cursos ligados a formar a lideres formadores de las redes acuden profesionales que representen a diferentes zonas del territorio y a los distintos perfiles profesionales implicados en el programa. En ellos se inicia la dinámicas de trabajo en red para personas que serán las futuras formadoras o docentes asociados a la EASP. También se inician los “vínculos”, de carácter presencial, necesarios para el trabajo en red, siendo muy exitosa la creación de espacios de intercomunicación en las plataformas electrónicas (intercambio de experiencias, nuevos materiales, nuevos ejercicios entre los formadores, etc.), que, a su vez pueden funcionar como CAEMs experimentales no masivos. Y se establece una estrategia de comunicación interna que promueva la identificación, el sentido de

pertenencia y la adhesión de los miembros del programa a la red, que les motive a ligarse al proyecto. En esta fase es habitual la creación de una masa crítica de profesionales de apoyo al programa, y se aprovecha para pilotar el diseño docente y los materiales generados. La generación de la formación continuada, básica o avanzada se siguen diversas estrategias según el Programa y los recursos disponibles. Por ejemplo en algunos casos se ejecutan desde Unidades de Formación Continuada de las Provincias, Distritos, Áreas y Hospitales del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA), en otros casos la gestión de la organización de la formación continuada se realiza por la EASP y el Plan de Formación específico. Aquí también puede entrar en juego una estrategia docente que desarrolle CAEMs diseñados y desarrollados por la EASP. La EASP colabora también en la formación continuada incorporando cursos novedosos, o avanzados y otros de modalidades de contenido específicas. La formación continuada puede ser de carácter presencial, virtual o combinar ambas modalidades. En cualquier caso es un momento muy importante para el éxito del componente de formación del Programa y se pueden también ligar a procesos tipo CAEM no masivo. Para conocer el desarrollo de proceso formativo se suele diseñar un sistema de evaluación en el que se marcan los propósitos del mismo, los procedimientos, cuestionarios y definición de las variables de éstos. Además las redes suelen contemplar un sistema para conocer su evolución, los integrantes, sus perfiles, distribución, mediante el seguimiento de las actividades que se realizan y la plataforma de apoyo a las mismas. Gestión del trabajo en red y MOOC o CAEM

En este tipo de estrategia la EASP apoya e interviene desde diferentes niveles de colaboración, organización y aporte tanto de carácter científico, técnico y logístico, que implican a sus distintas áreas en diferentes grados y maneras según las peculiaridades que requiera cada estrategia de formación. Mantener una red activa, actualizada y con sus miembros conectándose, no se produce por casualidad, sino que exige un trabajo de gestión de un grupo, una institución, una persona...... Una red que no se "gestiona", deja de existir y esta gestión consiste fundamentalmente en crear o fortalecer las relaciones entre los miembros y en orientar el trabajo de la red hacia los objetivos que se hayan planteado, apoyándose en un componente tecnológico, en una plataforma. Que en el caso de los CAEMs o MOOCs puede implicar que estos permanezcan abiertos después de finalizar los plazos oficiales de realización del curso. Una tarea esencial del equipo de gestión de la red o el MOOC dentro de la Red es la “localización activa” de las “unidades que se intenta contactar entre sí”. Esto significa que hay que realizar una labor de difusión por todos los medios para llegar a las personas que nos interesan (hablar con ellos, reunirnos, telefonear, escribir,...), buscar, localizar a los grupos y personas con más prestigio en el tema que queramos conectar, convencerles y hacerles muy fácil la incorporación a la red. Para facilitar la gestión también es importante que se haya explicitado la descripción de la red o el MOOC: sus objetivos, funcionamiento, afiliación, bases de datos, y sistema de uso y evaluación. Cada MOOC o CAEM engloba a personas que quieren aprender sobre un tema. No se trata de una organización burocrática y no hay una sola forma correcta de hacer las cosas, existen opciones alternativas que la propia esencia del aprendizaje informal orienta y concreta. De ahí la dificultad de acreditar, y la necesaria adecuación de los modelos de control de calidad cerrados,

8 de 10

difíciles de aplicar para cualquier actividad de este tipo. En cuanto a la relación entre los actores, formadores, profesionales en formación y otros miembros de la red en un CAEM o MOOC, la experiencia nos permite extraer algunas enseñanzas para aproximarnos a lo qué es útil: a. Facilitar los contactos y hacer que comunicar sea poco costoso. b. Hacer que circule la información, el apoyo, los afectos y los recursos de forma distribuida. c. Motivar y dar “sentido” al trabajo en la red, que sea importante y que las personas que participan lo sepan. d. Estimular el sentimiento de pertenencia, el “nosotros”, la cohesión, la identidad. e. Explicitar la percepción de utilidad para los miembros. f. Utilizar instrumentos adecuados: lo presencial, los encuentros y el Social Media de la Web 2.0. como el Site del MOOC o de la red, gestores de contenidos, blogs, listas de distribución electrónicas y el uso de las redes sociales abiertas y públicas: Facebook, Twitter, Youtube, …y del aprendizaje en movilidad. g. Potenciar “ejemplos de buena práctica” más que “normas”. h. Realizar Encuentros, becas de intercambio, foros específicos, etc. i. Crear grupos específicos surgidos de los MOOCs o de actividades de la red. j. Organizar cursos que solicitan los usuarios habituales de los MOOCs de la red. k. Editar publicaciones periódicas “Newsletter” o similares con Alumni o miembros de la red. l. Distribuir los resultados del estudios derivados de la evaluación,: Análisis estadístico, socio-gramas e intervenciones consecuentes, perfiles, evaluaciones etc.
9 de 10

Mirando al futuro Nuestras plataformas Moodle se prestan a soportar una estrategia basada en CAEMs o MOOCs y habitualmente compartan también herramientas de la Web Social y gestores de contenidos. En la actualidad este tipo de estrategias han evolucionado y cambiado muy rápido y por ellos en la EASP contamos con una estructura dinámica, viva, y formada por un equipo profesional que está en continuo desarrollo y gestión y se complementa por que explota con agilidad las cosas en común o intersecciones entre redes: Muchos profesionales del SSPA pertenecen a diferentes redes, están de algún modo asociados a la EASP y colaboran en diferentes proyectos, participando en los diferentes foros, de modo que disponen de acceso a diversas áreas y entornos virtuales de aprendizaje de la EASP. Las redes y los MOOCs asociados generan recursos que son de utilidad para más de una red como los sistemas de registro y evaluación, las metodologías, los recursos de apoyo tecnológicos, los espacios, etc. Las actividad de formación para formar a otros cursos básico avanzados o específicos pueden disponer de módulos comunes, por lo que las técnicas y metodologías pueden ser similares. Buscar combinaciones e intersecciones entre las distintas redes y MOOCs, a agrupar las fuera del contexto donde se han iniciado, a mejorar la interconexión tecnológica, nos permite: Compartir recursos, documentación, ideas y reflexiones Generar apoyos que faciliten el trabajo a las redes y cursos incipientes o que atraviesen dificultades. Compartir el conocimiento entre las distintas redes y CAEMs, respetando la creatividad y la dinámica propia de cada uno. Generar espacios de trabajo comunes entre acciones formativas.

-

-

-

-

-

-

Disponer de códigos o claves comunes para los y las profesionales. Buscar espacios de encuentro y colaboración entre los profesionales de los proyectos que utilizan estas estrategias que ya se está produciendo de manera informal. Unificar, coordinar recursos de secretaría, sistemas de información, para lograr interoperabilidad entre las diferentes redes. Generar conocimiento y formación de forma compartida con necesidades comunes en actividades nuevas: por ejemplo los cursos de metodologías de uso de EVA o de métodos formativos. Grupos de trabajo comunes, con “espacios” comunes o foros.

Equipo EASP Redes: Del Río Lozano,

María; Delgado Sánchez, Ana Maria; Garcia Calvente, María del Mar; Hernán García, Mariano; Leralta Piñán, Olga; Lineros González, Carmen; López Fernandez, Luis Andrés; Lupiáñez Castillo, Amparo; Maroto Navarro, Gracia; Mena Jiménez, Ángel; Martín Jiménez, Jóse Luis; Toro Cárdenas, Silvia.
REFERENCIAS - Casas, R. La formación de redes de conocimientos. Una perspectiva regional desde México. (2001). México: Antrophos. - Ibáñez., J. J. (2008). Concepto de Red y Sistema Jerárquico: Aspectos estructurales. Recuperado de www.madrimasde.org/blogs/universo - Moreno, R.., Castellanos, S. (2004) . Definición de un modelo de redes de conocimiento como soporte a la transferencia de conocimiento generado en cluster de investigación. Revista CIDLIS. Colombia: Universidad Industrial de Santander. - Organización Paramericana de la salud (OPS/OMS). (1999). Redes o coaliciones en violencia intrafamiliar. Serie Género y Salud Pública, 2.
HTU UT

Toda la estrategia de aprendizaje permanente centrada en acciones abiertas, en línea y masivas implica readaptaciones de la organización docente y un nuevo enfoque de relación entre la entidad que financia y la que provee, ya que la compra puntual de cursos impide una estrategia masiva en línea y gratuita. Revisadas las grandes entidades que se han lanzado a esta estrategia, todas ellas tienen asegurada la financiación de base a largo plazo para la estructura que permita poner en marcha esta estrategia de expansión de la formación, que puede generar resultados, beneficios sociales y eficiencia siempre que se mitigue la amenaza de la posible estrategia puntual para llegar masivamente a los profesionales sin un marco o programa a largo plazo, sustentado en una institución que lo lidere y desarrolle.

- RevistaeSalud (2008). Redes sociales: Descripción de fenómeno, situación actual y perspectivas, 4, 15. Fundación para la salud. Recuperado de http://www.revistaesalud.com/index.ph p/revistaesalud/article/view/248/563 - Rodríguez, A., Araujo, A., Yulianov, E. ( 2003). Redes virtuales para la gestión del conocimiento: el caso de las universidades. Revista del Centro para la Gestión del Conocimiento, 427-439. Universidad del País Vasco. - Ugarte, D. (2011). El poder de las redes. Biblioteca de las Indias. Recuperado de http://lasindias.org/elpoder-de-las-redes/

10 de 10

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful