Working Paper

12 de mayo de 2013

La experiencia israelí

POR QUÉ KUTXABANK NO PUEDE PRIVATIZARSE
The Israeli case

WHY KUTXABANK CANNOT BE PRIVATIZED

Israelen eredua ZERGATIK EZIN DAITEKE KUTXABANK PRIBATIZATU

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

La experiencia israelí POR QUÉ KUTXABANK NO PUEDE PRIVATIZARSE

1.

Unos amigos israelíes, conocedores de nuestra preocupación sobre lo que en el País Vasco está sucediendo en relación con el proceso de bancarización de las cajas de ahorros a través de KutxaBank, nos envían un artículo del periódico israelí Haaretz que, en nuestra opinión, tiene un gran interés, en cuanto que refleja el análisis de un proceso comparable a lo que puede estar sucediendo en Euskadi en la medida en que el proceso de bancarización continúe avanzando en una determinada dirección y sobre lo cual ya ha venido advirtiendo EKAI Center repetidamente.

inmenso, claramente sistema democrático.

incompatible

con

un

De esta forma, KutxaBank se convertiría en un gobierno fáctico en la sombra y cualquier inversor que adquiriera una cuota de poder significativa en KutxaBank quedaría claramente situado por encima de la capacidad de liderazgo de los responsables políticos vascos.

5.

2.

En síntesis, EKAI Center ha venido advirtiendo que KutxaBank no puede ser privatizado porque ello sería incompatible con la eficiencia de la economía vasca y con la viabilidad de la propia democracia en el País Vasco.

3.

Esto lo hemos afirmado desde dos puntos de vista. Por un lado, en cuanto a que el dominio de mercado que KutxaBank posee en el sector financiero supone una evidente distorsión de la competencia, ya advertida por el propio Gobierno Vasco en 2010. Dejar este dominio del mercado bancario en manos de una única entidad supone, por un lado, asegurar beneficios fáciles para la misma y, por el otro, perjudicar gravemente a los depositantes y clientes del sector financiero.

Quien piense que esto puede ser una exageración debería tomar nota de lo que ya sucede en este momento en la relación entre KutxaBank, los medios de comunicación y los partidos políticos. La permanente adulación y sumisión hacia una entidad que les financia, les da publicidad y que controla el mercado financiero vasco. Si el disparatado proceso institucional y estratégico de KutxaBank durante estos dos años ha sido posible ello sólo se explica por la imposibilidad de crítica y cuestionamiento que incapacita a nuestros medios de comunicación y a nuestros partidos políticos para ejercer la función que en cualquier régimen democrático les corresponde.

6.

4.

Y lo hemos afirmado también desde la perspectiva del inmenso poder político que detentan las entidades financieras, a través de su influencia sobre los medios de comunicación y la financiación directa e indirecta de los partidos políticos. Como hemos repetido, el dominio de mercado que KutxaBank posee en la comunidad autónoma vasca sólo es tolerable en la medida en que se trate de una entidad bajo control público o, en todo caso, control social-mutualista. De lo contrario, nos encontramos ante un poder fáctico

Asusta pensar lo que sucedería si, como algunos intentaron hace dos años, se abriera la puerta de KutxaBank para la entrada de agentes privados. Incluso en el caso de que sólo adquirieran cuotas de poder minoritarias, el poder fáctico que adquirirían sobre la sociedad y la clase política vasca sería inmenso. Y ello aunque se tratase de entidades consideradas cercanas, como Iberdrola, Petronor, Gamesa, ciertas empresas constructoras, etc.

7.

Israel es un estado de 8 millones de habitantes. Por lo tanto, mucho más difícil de controlar políticamente que un entorno de cerca de 2 millones de habitantes como el País Vasco. Veamos lo que nos dice el indicado artículo remitido por nuestros amigos israelíes:

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

La experiencia israelí POR QUÉ KUTXABANK NO PUEDE PRIVATIZARSE

HAARETZ
By Ari Shavit, Sep. 08, 2011

“Israel's new oligarchy castrated the government, eviscerated politics and turned heads of state into puppets.
…Benjamin Netanyahu made the worst economic mistake of his life on October 26, 1997. That was the day Prime Minister Netanyahu sold a bank to shipping magnate Ted Arison - Bank Hapoalim. The State of Israel received a hefty $1.37 billion; but the price the state paid for this sale turned out to far exceed this sum. Power over the bank that controls the state was turned over to a small group dominated by one family, establishing in Israel a new socioeconomic order. An oligarchic regime. … Bank Hapoalim was … different. It was, and remains, Israel's financial giant. Thus, Netanyahu made a historic blunder by not reducing the giant's dimensions before it was privatized. Transferring the monstrous entity from the state's control to a family institutionalized the circumstance of duopoly that prevails in two-thirds of Israel's banking sector. It made permanent a situation in which there is no genuine competition between banks. It calcified a situation in which the banks erode households through strangling interest rates for wage earners and cheap credit for tycoons. The Netanyahu-Arison deal took power over the economy out of the hands of the state and delivered it to a cartel of capitalists. This was the pinnacle of oligarchic privatization; the process created a bank oligarchy here and an oligarchic elite who nourish one another. Free market capitalism did not replace the old Israeli socialist state. Instead, a new system of consolidated power, featuring bankers and oligarchs, capitalists and media moguls, took shape.

"La nueva oligarquía de Israel castró el gobierno, evisceró la política y convirtió en títeres a los jefes de estado.
... Benjamin Netanyahu cometió el peor error económico de su vida el 26 de octubre de 1997. Ese fue el día en que el primer ministro Netanyahu vendió un banco al magnate naviero Ted Arison – el Banco Hapoalim. El Estado de Israel recibió sus buenos $ 1.37 mil millones; pero el precio que el Estado pagó por esta venta resultó superar con creces esa cantidad. El poder sobre el banco que controla el Estado se entregó a un pequeño grupo dominado por una familia, estableciendo en Israel un nuevo orden socioeconómico. Un régimen oligárquico. ... El Banco Hapoalim era ... diferente. Fue, y sigue siendo, el gigante financiero de Israel. De esta forma, Netanyahu cometió un error histórico al no reducir las dimensiones del gigante antes de que fuera privatizado. La transferencia de la gigantesca entidad del control estatal a una familia institucionalizó la situación de duopolio que impera en las dos terceras partes del sector bancario de Israel. Convirtió en permanente una situación en la que no existe una verdadera competencia entre los bancos. Calcificó una situación en la que los bancos erosionan los hogares a través de estrangular las tasas de interés para los asalariados y a través del crédito barato para los magnates. El acuerdo Netanyahu-Arison arrebató el poder sobre la economía de las manos del Estado y lo entregó a un cártel de capitalistas. Este fue el pináculo de la privatización oligárquica; el proceso creó una oligarquía bancaria y una élite oligárquica que se nutren mutuamente. El antiguo estado socialista israelí

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

La experiencia israelí POR QUÉ KUTXABANK NO PUEDE PRIVATIZARSE

During the past 14 years, neither Netanyahu nor other prime ministers have had an opportunity to correct this error. The new oligarchy castrated the government, eviscerated politics and turned heads of state into puppets. When Didi Lachman-Messer and Yaron Zelekha delivered warnings, nobody listened. When Shelly Yachimovich and Dov Khenin protested, nobody cared. Israel's democracy remained helpless as it confronted the Frankenstein monster of its own making. It didn't have the power needed to battle the concentration of political power created by the process of economic consolidation. Now, there is an opportunity. A one-time chance. … They can break up Israel's oligarchic regime. First and foremost, the revolution the people are demanding can be brought into being in one sphere - competition. That revolution can be stirred by a dramatic, anti-oligarchic act. Here is the act: Turn the office responsible for monitoring restraint of trade into an agency for competition. … Give this competition agency a clear goal: Within three years, Israel must not have a business sphere in which one entity (or two ) has dominance. Break up the cartels, destroy monopolies, guarantee free competition in each sphere. That way, a genuine revolution will occur by 2015. Netanyahu would correct a historic error, Trajtenberg would make history… After 20 years of darkness, Israel will cease being an oligarchy and will return as a democracy”.

no fue reemplazado por el capitalismo de libre mercado. En lugar de ello, se conformó un nuevo sistema de poder consolidado, que incluía a los banqueros y oligarcas, capitalistas y magnates de los medios de comunicación. Durante los últimos 14 años, ni Netanyahu ni otros ministros han tenido la oportunidad de corregir este error. La nueva oligarquía castró el gobierno, evisceró la política y convirtió en títeres a los jefes de estado. Cuando Didi Lachman-Messer y Yaron Zelekha advirtieron de ello, nadie escuchó. Cuando Shelly Yachimovich y Dov Khenin protestaron, a nadie le importó. La democracia de Israel permaneció impotente para enfrentarse al monstruo de Frankenstein que ella misma creó. No tenía la energía necesaria para luchar contra la concentración del poder político creada por el proceso de consolidación económica. Ahora, hay una oportunidad. Una oportunidad de las de una vez en la vida. ... (para) romper el régimen oligárquico de Israel. ... En primer lugar, la revolución que la gente está demandando se puede trasladar a un ámbito concreto: la competencia. Esa revolución puede hacerse efectiva mediante una actuación rupturista, anti-oligárquica. Ésta es esa actuación: Convertir la oficina responsable de supervisar la restricción del comercio en una agencia de la competencia. ... Encomendar a esta agencia de la competencia un claro objetivo: Dentro de tres años, Israel no debe tener ningún sector de actividad en el que una entidad (o dos) tengan el dominio. Hay que romper los cárteles, destruir los monopolios, garantizar la libre competencia en cada sector. De esta manera, una verdadera revolución se producirá para el 2015. Netanyahu corregiría un error histórico, Trajtenberg haría historia … Después de 20 años de oscuridad, Israel dejará de ser una oligarquía y volverá a ser una democracia”.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

La experiencia israelí POR QUÉ KUTXABANK NO PUEDE PRIVATIZARSE

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful