-1Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr.

Fernando Feliú

Introducción Ante todo, debemos reconocer nuestra aversión a cualquier sistema totalitario dictatorial. También debemos reconocernos como cínicos ante una democracia en toda la extensión de la palabra. Es por eso que preferimos un análisis sobre personajes y temas específicos, esto también, dada la extensión de este trabajo. España, como muchos países, ha pasado por diversos cambios; si tomamos estos cambios como crisis, hablemos pues, sobre la --Guerra Civil

Española—“El fin de guerra como rendición incondicional supuso para quienes habían combatido en las filas republicanas, la muerte, la cárcel o el exilio: más de 50.000 españoles fueron fusilados por los vencedores entre 1939 y 1943; cerca de medio millón cruzaron las fronteras…”. (Santos Juliá 488). De entre todas las calamidades resultantes de la Guerra Civil Española (y de cualquier guerra) podemos sugerir dos temas que nos llaman profundamente la atención: la falta de comida y el exilio. Evidentemente esto acarrea un sinnúmero de elementos que se podrían trabajar en un proyecto de mayor extensión. Aquí -intentaremos- Trabajar trabajar algunos temas teniendo como referencia la óptica de la Forja de un Rebelde ( La llama, 1951), de Arturo Barea (18971957). Esta óptica incluirá a la obra de Barea no solamente como expresión del exiliado, sino, que también se pretende incluir rasgos distintivos de ella como literatura del exilio. En los primeros meses de 1939 estando Madrid sitiada por las fuerzas franquistas, la situación era asfixiarte para cualquier persona que no estuviese alineado al régimen; “De los campos que en que quedaban concentrados los días de la derrota, decenas de miles republicanos, socialistas, anarquistas, y comunistas salieron hacia cárceles o colonias penitenciarias, donde hubieron de enfrentarse a miserables condiciones de vida,

-2Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. Fernando Feliú

hacinamiento, hambre, epidemias, que asolaban a la población penitenciaria. El ritmo de trabajo, los castigos, la mala comida provocaban entre los penados graves enfermedades que causaban no pocas muertes”. (Juliá 488) También, una excelente reflexión al respecto es la que hace la ensayista María Dolores Cotelo Guerra: La conspiración militar urdida por los sectores menos proclives a la República, que como un rumor venía circulando por Madrid desde finales de la primavera de 1936, finalmente se hizo realidad el 18 de julio, provocando el inicio del hundimiento del Estado republicano, que dará paso a un nuevo Estado español. A partir de esta fecha miles de españoles abandonarán este país posicionándose así en contra de la política y el sistema de gobierno que sequiere imponer por la fuerza de las armas. Algunos se irán en los primeros meses, temerosos de lo que pueda pasar; otros lo harán de forma paulatina a tenor del cariz que van tomando los acontecimientos bélicos, aunque como sabemos, el gran éxodo tuvo lugar en las últimas semanas de la contienda, tras la caída de Cataluña -en concreto, a finales del invierno de 1939-, momento en el que cruzan los Pirineos miles de españoles. Comenzaba de este modo, y oficialmente, el exilio republicano, "la mayor emigración política que ha tenido lugar en las condiciones de vida contemporáneas", en palabras de Jorge Luzuriaga Navarro”. (María Dolores Cotelo Guerra 49-50). Estas dos citas nos pueden dar un amplio marco de referencia sobre la situación en que quedaron los opositores al régimen luego de la caída republicana. Es precisamente en estos primeros meses y –específicamente en Madrid- en que la “ Llama” (1951) encuentra su

La escasezs de comida es un factor tremendamente fundamental puesto que. Por ejemplo. y. que –en nuestra opinión. la mala alimentación era la causante de un sinnúmero de enfermedades en las colonias carcelarias. ya en las primeras páginas se va haciendo patente dicha escases de alimentos y. encontramos frases como esta: “La gente está muerta de hambre y esta…mala consejera”.-3Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. (Barea 40). dos comentarios aparentemente paradójicos pero. Mijail Bajtin hablando de la imagen de la abundancia de comida en el Rabelais comenta: “En el libro de Rabelais. Señalemos pues. Un tema que definitivamente es recurrente desde las primeras páginas de la Llama es el de la comida (o. que forman parte de la existencia cotidiana de los individuos aislados.exaltan el valor de la comida tanto en tiempos de celebración como en tiempos de necesidad.ha tenido su desembarco en el problema de la escasezs de comida. es decir. las imágenes del banquete. como decía una de nuestras citas. están directamente ligadas a las formas de la fiesta popular… no se trata del comer y beber cotidianos. En el caso de las guerras. Fernando Feliú narración. la cuestión alimenticia no ha sido diferente. Nuestro primer tópico tiene que ver con revisar precisamente la falta de comida en la obra de Arturo Barea como representación de otras carencias. escases de alimentos). conforme el sitio a Madrid se va acrecentando también se acrecienta el problema. específicamente en el de la Guerra Civil Española (1936-1939). del comer. El banquete es una imagen necesaria del regocijo popular…esta tendencia a la abundancia y a la universalidad está presente en una de las imágenes del beber y el comer . beber de la ingestión. La comida Desde tiempos inmemorables el problema de la división de la tierra –muchas veces. lo cual ha originado innumerables guerras.

Fernando Feliú que nos presenta el Rabelais. Bajtin y su continuo uso del término “Imagen” refiriéndose al banquete como celebración provee todo un escenario del carnaval. delimitándose al sujeto-observador en contraposición a Bajtin que habla de lo popular. Y. en contraposición a la imagen de la escasezs de comida. El teórico Raymond Willians en su libro De la ciudad y el campo. Habría sido menos problemático comenzar este pequeño esbozo comentando simplemente el asunto de la comida pero. (versión española de The country and the city. Teniendo en mente estas observaciones acerca de las imágenes diremos que nos proveen tanto la abundancia como la escasesescasez. su hiperbolismo positivo. (Bajtin 250). especialmente si la imagen de abundancia nos presenta una época de celebración.la experiencia popular. como una experiencia en sí misma. y determina la formulización de estas imágenes. convierte –valga la redundancia. tomar el tema de la comida de forma antónima –consideramospuede ayudar a tener un mejor panorama. (2001). 1973). y que ha preparado modelos sociales y analogías tomadas de otra parte para justificar la . sino que es consciente de que lo está haciendo. crisis popular. El tercer elemento al que apuntamos es el sujeto-observador. como bien nos comenta “ no se trata del comer y beber cotidianos…el banquete es una imagen necesaria de regocijo popular”. nos acercamos a lo que consideramos es un tercer elemento que nos puede ayudar a tener una comprensión algo más panorámica de la escases escasez de la comida en La Llama. al tocar el tema de “escasezs de comida” se suele sentir una especie de deuda con la imagen de abundancia de ella. que nos mostrará una imagen de “anti-celebración”. en una personal: El observador consciente de sí mismo: el hombre que no solo observa la tierra.-4Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. su trono triunfal y alegre”. para seguir con el término de Bajtin. y.

como en muchos casos. sino que también la propia personal como parte de un pueblo que sufrirá en primera instancia las consecuencias inmediatas de la guerra. en la poesía bucólica. las continuas alusiones a necesidades o. dicho de otra manera. El largo recorrido existencial que ha formado al tipo de hombreBarea. Esta allí en su propio contexto. no solamente a nivel popular. al ser humano. el posterior exilio. Fernando Feliú experiencia: esta es la figura que necesitamos buscar. no son más que adelantos “apocalípticos” del futuro desenlace de Barea?. respectivamente) se viene cuajando la situación política de España. Este ser humano que intenta justificar su experiencia contando su historia de continua necesidad. no de un tipo de naturaleza sino de un tipo de hombre. Este hombre tiene una historia larga e intrincada. y. desde esta perspectiva nos seriía un tanto acertado buscar al tipo de hombre-Barea. observamos que el Barea-personaje nos presenta una narración de continua escasesescasez. antes que al escritor. su continua alusión a la escases escasez de comida (y bebida) a lo largo de La llama como tema recurrente –proponemos. es aquel observador consiente de sí mismo presentando recuerdos en los cuales La Imagen de escases escasez permea toda esa sucesión biográfica. Aquí cabe señalar al observador y su historia larga e intrincada. En las anteriores dos entregas de La forja de un rebelde (La forja y La ruta. sino que también a nivel personal del Barea-narrador. a la continua alusión de lo que se carece. y en las primeras églosas.podría ser aquel hilo conductor desde donde Barea no solamente puede mostrar la necesidad popular. . (Raymond Williams 164) En la trilogía La forja de un rebelde (1971) [en su versión traducida al español].-5Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. ¿Acaso no cabría aquí preguntarnos si. especialmente en la Llama.

en el umbral de la guerra la comida no es sólo eso. 2002. tanto personal. como siendo parte de una sociedad. no era extraño. Las huertas estaban abandonadas. pero las huertas grandes no parecían haber sido trabajadas en meses. Se veían planteles pequeños de melones bien cuidados. Sin embargo. un largo y esbozado pensamiento sobre el tema de la escasesescasez. Pero no. San Juan: Ediciones Huracan.de la situación de España. sino que. El observador-personaje Barea tiene en su historia larga e intrincada. Dicho de otra manera. (Barea 18) La comida en La llama fundamentalmente parece ejemplificar –presentar la imagen. el agua. La tierra estaba seca y aterronada. antes de la guerra se nota un fuerte elemento de sinceridad.-6Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. incluso. probablemente en el mismo espíritu de la noria de noves…que no funcionaba hace mucho tiempo. Fernando Feliú Este observador está analizando a cada paso la situación rural del país. el Barea-observador al inicio mismo de esta tercera parte comenta sobre los campos de Noves: “Al regresar me di cuenta que las huertas en su mayoría estaban desiertas. y las norias calladas. una marcada necesidad en diversos aspectos de su vida. a diferencia del sentido de la comida en comunidad Bajtin. Este elemento diferencial1 Una buena síntesis de la crítica romántica al modernismo la podemos encontrar en: Rafael Bernabe. Me asomé en una noria al lado del camino: la cadena de cangilones estaba mohosa. por ejemplo: antes las cosas eran mejores. de una sociedad donde existen profundas diferencias sociales. es la punta del ovillo de lana. La maldición de Pedreira: Pedreira y la crítica romántica de la modernidad . Impreso. al parecer. . se esperaría que como republicano Bareapersonaje lanzara un trazo romántico1. tenía plantas flotando. incluso antes de la guerra. comentábamos antes. Como no era domingo. en el fondo del ancho pozo. Por otro lado. aquella noria no funcionaba hace mucho tiempo”. esto sindicaría ya. comida.

Tratando de encontrar un sitio lo más cerca posible de la puerta de la cocina para que la comida llegara aun caliente y no deshecha de hundir el cazo en los grandes calderos”. en el primer grupo basta con presentar el carnet de la UGT para ser aceptado entre ellos y en el otro hay que pagar una especie de matrícula para ser admitido: en el primero se toma vino y en el otro. Las gentes se iban sentando a medida que llegaban. de uso personal o material de guerra” (Barea 148).-7Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. Esta cita solamente ilustra lo que sería España después de la guerra. café (Barea 20-22). las grandes mesas-comedores públicos se presentan como una cruda y caótica realidad de escases escasez a la que estaba siendo sometida Madrid: “La comida comenzó a escasear de una manera alarmante…al principio las gentes se apretaban en las mesas lo mejor que podían. cada sindicato. Después de la distinción de clases tan marcada en el pueblo de Noves. les estampaba un sello de caucho y los presentaba para canjear por artículos de comer o beber. hacia vales. Cada grupo. la política económica impuesta por los . después las mesas se alinearon unas a otras en largas hileras y se convirtieron en mesas comunales. al más puro estilo burgués. historiadores nos dicen con mucha certeza: “al finalizar la década de 1940. Fernando Feliú clasicista se ve ejemplificado en la taberna de los pobres y de los ricos del mismo pueblo de Noves. al contrario de la imagen de Bajtin como festejo. vemos como la situación económica se hacía insostenible. “Fue aquella época de los vales. (Barea 149). Notamos el momento en que la comida debía por medio de vales de despensa para luego continuar hacia los comedores populares. La imagen que en este episodio nos es presentada ya es una de escases escasez en donde los alimentos cada vez son más racionados de tal manera que en los siguientes párrafos. cada batallón.

Después de haber intentado exponer la comida como elemento aludido tanto en tiempo de crisis como en tiempo de abundancia. que valía 180 franco al cambio de aquella semana. albondiguillas. afectando tanto a la masa popular como al individuo. y dos platos. En aquel . Fernando Feliú vencedores había fracasado: la producción agrícola había retrocedido y vivía pendiente de las condiciones climatológicas. No había guisado en mi vida. La situación económica de España solamente empeoraría los siguientes años. todo frito en un aceite cantarín. la industria sufría estrangulamiento…” (Juliá 497). Un tercer momento al que podríamos aludir. dos tenedores. pensando precisamente en el aspecto individual. la larga e intrincada historia de Barea en donde intentamos buscar al “ser humano-Barea”. aunque no fuera aceite de oliva. Yo me acordaba del olor y del crepitar de la sarten de mi madre y la buhardilla. pero a mí me sabían a mi país: sardinas fritas. Compramos la estufilla de alcohol y la sartén de que tanto habíamos hablado. patatas. pensemos en cómo Barea camino al exilio convierte la escases escasez de comida en un asunto de identidad cultural. y me puse a tratar de hacer guisos españoles para nosotros.-8Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. sino que también se convierte en un símbolo de victoria. pero m acordaba de los movimientos de las manos de mi madre: <<ahora. es el de la reflexión de Barea cuando Ilsa y él tuvieron un golpe de buena fortuna: “Ilsa ganó una libra esterlina. (Barea 400) El elemento incluido dentro de la esfera de la Imagen es el de sujeto-observador como decía nuestra cita de Raymond Williams. Aquella identidad nunca antes pensada ahora es fundamental para auto-entenderse en el exilio. ella cogía esto y hacia así…>>”. Eran guisos de pobre. dos cucharas y un cuchillo. Bajo este influjo la comida no es solamente una necesidad constante.

también. en un exilio la escases escasez es general (partiendo del supuesto de que nadie se exilia por gusto. aunque no hemos aludido al continuo beber café. de otro modo sería migración y esta ésta última implica una posibilidad de regreso). hace algo que a lo largo de la obra no habíamos advertido. nos invitan a pensar en las imágenes. sino que es que la razón principal. Coñaccoñac.. etc. La escases escasez (no podemos asegurar si consciente o inconscientemente) ha hecho de Barea un hombre que es capaz de sentarse en el regazo de Ilsa y por un momento. entonces y sólo entonces. sin embargo. hay una que cala en lo profundo del ser humano. Si bien la escases escasez de comida así como el la de la bebida. en La Llama . Eel olor.-9Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. es un lugar y momento en el cual intenta convencerse de todo estará bien. incluso. ese alejarse de su país. la nostalgia: . es solo el inicio de la gran cantidad de problemas a los que son expuestos los expatriados de cualquier país. Fernando Feliú paisaje exiliar convergen los recuerdos escondidos en el recóndito de su ser. Entre muchas consecuencias del exilio. la necesidad de seguridad jurídica. la imagen popular se convierte en una personal existencial. su madre. su niñez vienen a su mente en un momento de “felicidad ”. Exilio La gama de necesidades a las que terminamos aludiendo la anterior sección obligaron a un gran número de españoles a exiliarse. por la que surge el exilio. la vida misma queda amenazada y no queda otra opción sino la de salir del país no sabiendo si se regresará algún día. Hablamos de escases escasez de comida y hemos sido redundante en ello y es que. descansar (Barea 400). la sartén. de seguridad económica. la necesidad. en nuestra opinión. la escases escasez de comida nos puede clarificar una de las razones.

Fernando Feliú “Esta nostalgia opera como una herida abierta que parecería poder curarse con el regreso. podría aducir una manera de hacerse escuchar ya que por ejemplo. En el caso de Arturo Barea y su obra La Forja de un Rebelde (1971). de hecho. Tomamos la historia de la narración de Barea como una profundamente reflexiva y nostálgica: . ella en sí representa una especie de autoconciencia nostálgica. mucho tiempo después sólo solo se sabía de Arturo Barea como redactor que trabajó la BBC en español de Londres: “En las emisiones españolas de la BBC de Londres tomaron parte con mayor o menor asiduidad varios emigrados: Castillejo. ¿Qué tiene que ver esto con la nostalgia? Hace algún tiempo veíamos en clase la obra de Arturo Barea como un proceso de sanación desde donde se puede liberar aquel dolor del exiliado. familia. También. (Yolanda Izquierdo 18-19). etc. La cita de Llorens es un claro ejemplo de que Arturo Barea aun en 1976 a lo sumo era reconocido por su trabajo en la BBC de Londres más que por su obra novelesca. el evocar memorias de su niñez. se podría decir que. Pero el exilio es irreversible”….-10Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. y. Barea. el regreso temporal solo ahonda esa nostalgia al hacerse consiente de todo lo que se ha dejado de vivir estando en el exilio. entreverado su nombre con los de otros exiliados aunque ya hacía algunos años su Forja de un Rebelde había sido traducida al español (1951) y su original en inglés había sido escrita entre 1940 y 1945. Alberto Martínez. aun así solamente se le dedican unas líneas al final. esto opinamos en base a la alusión propia de las biografías. <bajo el nombre de Juan de Castilla>…” (Vicente Llorens 122). De ahí que podamos atender con mayor claridad el espacio de “articulaciones y desarticulaciones”.

y tratar de retroceder a mis orígenes…al principio de mi vida consciente me encontré con mi madre. un universo tan grande que escapa al asunto de la escases escasez de la comida y bebida. el río y aunque no se mencionen. dejándola vacía de todo razonamiento. Probablemente esta última cita aluda a aquella aceptación de aquello irreversible que representa el exilio. con sus manos roídas por el trabajo. siguen estando presentes en el recuerdo. sanación. que sin embargo. “nuestros recuerdos de infancia permanecen. Dicho de otra manera. Traté de limpiar la pizarra de mi mente. puede que sea el inicio de un camino amargo en el proceso de aceptar la imposibilidad del regreso a España. hundiéndose en el agua helada del rio”.-11Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. (Barea 339) La nostalgia en Barea. que creía necesario suprimir. No podemos imaginarnos los sentimientos que evocarían aquellos recuerdos de la madre de Barea con las manos roídas por el trabajo. tal es el caso de Barea. se fijan. Esta “desarticulación melancólica” supone un profundo sentimiento de pérdida. a Barea no se le reconoció dicho proceso sino hasta el último cuarto de siglo XX. incluso sus hijos. porque no brotaban de mi propia experiencia ni de mi propio ser. Fernando Feliú “…pero me encontré escribiendo demasiadas declaraciones y reflexiones. parecer ser. en medio de estas transformaciones (muchas de ellas . los alcances de esta sanación podrían llegar a ser mucho más que eso. alude a los seres queridos como su madre que probablemente ya no estaba viva pero. nos parece que ese proceso de articular su autobiografía tiene que ver con el sentido de pérdida llevada incluso al estado de melancolía freudiana como nos comenta la misma ensayista Yolanda Izquierdo (Izquierdo 20). y nos acompañan mientras nuestras vidas continúan su curso transformándose”. Alguna vez se habló sobre el proceso de sanación que simboliza el escribir. (Izquierdo 42). en su propio pasado.

y más importante aún. 108-119. notemos que: Un buen artículo con respecto a la continua crítica de Barea a la iglesia en su obra lo podemos encontrar en: Elena Mellado de Hunter. Posibles acercamientos a lLa Forja de un Rebelde Aunque. es esa voz narrativa encuentra recuerdos de su niñez. Fernando Feliú pensadas desde el exilio en sí) la conciencia revela el mundo en el que se nació. EDPR. la verdad de Arturo Barea” que nos provee una mirada a aquella España de principios del siglo pasado pero. Nos parece que sería lo mismo que burlarse de la expresión facial de aquella persona que está sufriendo un paro cardiaco.se podría hablar de una profunda crítica tanto al régimen franquista de la misma manera que están presente temas como el de la crítica a la iglesia2. Sin embargo. también. 2 . nos permite conocer de primera mano la experiencia de un exiliado. habrá que preguntarnos qué valor tiene el que muchos años después pasemos juicios valorativos como lo hace Ynduráin al catalogar la Forja de un Rebelde como una “burla de la patria originaria desde la patria adquirida” (Ynduráin 74). Leer la Forja de un Rebelde como una burla es un tanto apresurado. De hecho. las cosas que comíamos en la infancia y que ya no se pueden comer. De hecho.-12Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. surgen anécdotas que parecían olvidadas y que de pronto se hacen lúcidas cual si fueran escenas acabadas de suceder y al mismo tiempo tan lejanas como la patria. es la misma voz que nos permite conocer “una verdad. diciembre 1970. principalmente por la distancia temporal. autores como Francisco Ynduráin hablan específicamente de un “rompimiento tanto espiritual como nacional de Barea” (Ynduráin 74) y la misma Ilsa Barea afirma que por las circunstancias bélicas las obras de Arturo Barea están pensadas casi exclusivamente para el público inglés (Ilsa Barea 76). El anticlericalismo en la Forja de un Rebelde. A lo sumo –opinamos.

y en concreto de la literatura del exilio republicano español. puesto que tendrá que escribir en un estilo que dependerá casi en su totalidad de los hechos que pueda recordar y como cómo los pueda recordar. sea la constancia con la que los autores han cultivado los géneros autobiográficos. es singular.-13Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. but a figure of reading or of understanding that occurs. Fernando Feliú “Si se considera el exilio como un intento de callar y excluir a los disidentes. De hecho. (Sánchez 23) Y. Luis Soñen comenta: “Por otra parte. Siguiendo a Javier SanchezSánchez e. pues a través del relato de su propia vida puedan mostrar su propia visión histórica”. La pertinencia del lenguaje se une al mínimo del distanciamiento necesario para que un narrador omnisciente deje a sus criaturas definirse por sí mismas. para que las memorias. habrá que concluirse que la literatura del exilio permite dar voz a quienes han sido condenados al olvido para ofrecer una interpretación histórica diferente a la oficial. Este escritor. son esos recuerdos que nos narraran los hechos que hayan causado un mayor impacto y. posiblemente en el orden de impacto que se recuerda. is not a genre or mode. como afirmaba Paul de Man “autobiography. in all texts” (de Man 921). Si consideramos la cita de Paul de Man. then. to some degree. sean un pretexto para novelar la propia vida sin dejar de ser objetivación necesaria del fluir narrativo” (Luis Soñen 3) . De ahí que una de las constantes de la literatura del exilio. intentando alejarnos del Barea-observador para dar cabida al Barea escritor nos alude casi inmediatamente la figura del escritor. Barea no construye sus personajes ni forzando sus caracteres ni forzando la descripción del entorno en que se mueven. con lo que implican de conocimiento de todas las claves y todos los resultados de lo narrado.

-14Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. En medio de esta definición de personajes. Sea que se esté hablando de imágenes de ruinas. no menos importantes son las sucesiones de personajes que van y vienen dejando entrever como decía Soñen: sus definiciones. como por ejemplo. envuelve especialmente a La Llama y. en Aub para plantear la doble pertenencia de los exiliados. . Por ejemplo: Juan Peris Llorca en un artículo sobre Max Aub. estilo de escribir. francisco Ayala y Arturo Barea. Por ejemplo. . es decir. personajes. memorias. “su verdad”. Fernando Feliú Literariamente –creemos. a su vez. aunque en el caso de la Llama Ilsa y Barea son los personajes principales. que “finalmente se revela como . advertíamos en alguna clase la presencia de anglicismos.aquí esta está lo genial de la Forja de un Rebelde. el tema de la escases escasez no solamente de comida sino la escases escasez en general. es impresionante la capacidad de Arturo Barea para desarrollar y conectar estos tres elementos. todo ello apunta a construir lo que llamamos en algún párrafo anteriores. como “decimos en México”. el acto mismo de escribir se convierte en filtro desde donde se provee. o de las reflexiones sobre su vida. Si bien como hechos intentado aludir en repetidas ocasiones. en este caso la obra de Arturo Barea. Esta es una de las cuestiones que nos hacen pensar en un nuevo. Cabe resaltar que esta verdad (“como todas las verdades”) esta mediada por diversas circunstancias. para otros antipatriótico. a lo menos. y para algunos “fresco”. clasifica la obra de Arturo Barea. conjuga memorias y personajes. un elemento único en las obras de cualquier exilio. “concers” (Barea 92) cuando se habla de la explotación que tenían los alemanes en tierras españolas o. cuando comienza a hablar el “ speaker” y a nombrar a las agrupaciones políticas al inicio mismo del sitio de Madrid (Barea 109). advierte sobre el uso de la frase: “ Como decimos en Valencia” o. e imágenes.

y Arturo Barea como escritor parecer ser eso: una narración y un narrador expresándose desde la frontera. el exilio. Fernando Feliú identificación completa con ningún lugar y los configura como sujetos de la frontera” (Jesús Peris Llorca 38). Finalmente. la Forja de un Rebelde. por lo menos. La escases escasez de la comida. tres aspectos de La Forja de un Rebelde. Conclusión En este ensayo hemos querido empezar a aludir a. no se pertenecen. como literatura al final de cuentas. la frontera de ambos lados.-15Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. un lugar al que por más adaptación y hasta mimetización. Así como la frontera de las memorias. Hemos querido tomar la imagen tanto de la abundancia. tanto como la de la escases escasez a fin aducir cierta importancia –que creemos .

en tal caso. También.en la construcción literaria de Barea como imagen representativa de la situación política de España. Fernando Feliú está presente. esta nostalgia parece ser una especie de comprensión de la irreversibilidad. La segunda cuestión que hemos intentado exponer. ya se ha roto con dicha patria en aras de la supervivencia pero que al mismo tiempo necesita ser expresada aunque. otros. a primera vista resultan tan extraños que no se entienden a cabalidad aun después de terminada la lectura.-16Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. lo que consideramos. hemos querido proponer como cómo aquella imagen colectiva de escases escasez puede aludir a un sentimiento propio de Barea. como en el caso de Barea. no hay marcha atrás. con una obra sumamente compleja preguntándonos continuamente hasta donde dónde podíamos aludir como novela o coómo biografia verídica. a fin de traer a colación la frescura de la Forja de un Rebelde. la crítica literaria del mismo Paul De Man o de Walter Benjamin nos ha puesto “los pies sobre la tierra” al informarnos sobre la diferencia entre lo verídico y los . tardíamente leída. algunos saltan a la vista. se pretenden señalar. La la nostalgia. es decir. También. Nos hemos encontrado. Este elemento parece ser el resultado directo del rompimiento con la patria. hemos querido iniciar la búsqueda de algunos de estos niveles de interpretación a fin de explorar las posibilidades literarias. Un claro ejemplo de ello podrían ser los anglicismo que. es lo que hemos considerado consecuencias inmediatas del exilio. la claridad mental al momento de construir personajes y situaciones. hay que buscarlos con tal agudeza que se puede rayar en la sobre-interpretación. hace seductora esta obra. Esta tercera parte pretende incorporar algún elemento distintivo en la novela. Hay un sinnúmero de niveles. En La forja de un Rebelde. una especie de proyección en la cual se esconde el propio escritor.

Fernando Feliú recuerdos. Además. creemos que es imposible terminar cualquier acercamiento a esta obra y a Arturo Barea sin pensar que el exilio sea la capa que envuelve cualquier retórica de esta obra y cualquier texto de este novelista y con ello el dolor y la nostalgia de saberse lejos de la patria teniendo como único consuelo escribir.-17Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. Río Piedras. PR Abril. 2013 JMR .

Buenos Aires: Alianza Editorial. Mijail. Madrid: Losada. Bajtin. Digital Cotelo Guerra. Negro sobre blanco. El regreso (póstumo) de Arturo Barea. Arturo Barea. La cultura popular en la edad media y el renacimiento. 22 de septiembre de 1977. 4/2000/ pp. 1976 Peris Llorca. Biblioteca Virtual de Cervantes. En: Rodríguez Caballero Beatriz y Laura López de Fernández. El contexto de Francois Rabelais. Madrid Valdeon. Digital Sánchez Zapatero. “Autobiografías del exilio republicano español: Entre la nostalgia y la Resistencia”. Revista Sarmiento / Núm. 49-81 De Man. Madrid: Taurus. p. 94 (5). Javier. Julio. La Emigración Republicana de 1939. “Autobiography as De-facement”. 3. y Santos Juliá. Paul. Cervantes virtual: Madrid.-18Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. 1958. La forja de un Rebelde: La llama. Nov. Madrid: 2012. Historia de España. Vivente. Jesus. 1979. Joseph Pérez. María Dolores. Vivir en lo olvidado: Regresos literarios de escritores exiliados a la España Franquista: Max Aub. 22-23 Soñen. impreso Llorens. Francisco Ayala y Arturo Barea. Luis. María Luisa Navarro de Luzuriaga: una vida anónima en el exilio europeo (1936-1939). Artes y letras. Ilsa. Madrid: austral 2003. . impreso Barea. 1978. Arturo. 2003. 2012. eds. Exilio e Identidad en el mundo hispánico: reflexiones y representaciones. MLN. 919-930. Madrid: Ediciones Turner. Fernando Feliú Bibliografía Barea.

Río Piedras Aproximaciones a “La Forja de un Rebelde” Comida. Francisco. Ynduráin. Fernando Feliú Impreso. Raymond. exiliado y literatura ESHI6125 Problemas de la literatura Española: Narrativa del exilio Español Profesor Fernando Feliú Estudiante Javier Morales . 2001. Ediciones Paidos Ibérica. Universidad de Puerto Rico Recinto. Williams.-19Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. Madrid. El campo y la ciudad: Espacios del saber. Impr. Impreso. Resentimiento español: Arturo Barea. 1953 XXIV. Arbor.

Fernando Feliú Abril.-20Ensayo Final Javier Morales Rodríguez 501-11-4829 Dr. 2013 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful