You are on page 1of 75

SOBRE LA EUCARISTÍA

CAPÍTULO PRIMERO DE LA EUCARISTÍA COMO SACRAMENTO

Extracto de Summa Theologiae Moralis Noldin-Schmit Vol. Tercero Los Sacramentos

CUESTIÓN PRIMERA: DE LA NATURALEZA Y EFECTOS DE LA EUCARISTÍA Artículo primero: De la naturaleza de la Eucaristía Artículo segundo: Sobre los efectos de la Eucaristía CUESTIÓN SEGUNDA: DE LA MATERIA DE LA EUCARISTÍA Artículo primero: De la materia remota Artículo segundo: De la materia próxima CUESTIÓN TERCERA: DE LA FORMA DE LA EUCARISTÍA CUESTIÓN CUARTA: DEL MINISTRO DE LA EUCARISTÍA

Articulo primero: De la potestad de administrar la Eucaristía Articulo segundo: De la manera de administrar la Eucaristía CUESTIÓN QUINTA: DEL SUJETO DE LA EUCARISTÍA Articulo primero: Del mismo sujeto de la Eucaristía Articulo segundo: De la necesidad de la Eucaristía Articulo tercero: De la disposición del alma Articulo cuarto: De la disposición del cuerpo Articulo quinto: De la comunión frecuente

LIBRO CUARTO SOBRE LA EUCARISTÍA
Bibliografía. S.Tomás III q.73-83. S.Alfonso 1.6 n.189-424. Suárez , De sacramentis eucharistiae et de missae sacrificio disp. 46-88. De Lugo, De sacramento eucharistiae. Zach. Pasqualigo, De sacrificio novae legis. Io. Dicastillo, De sacramentis. Spörer-Bierbaum , Theologia sacrament. pr. 2.c.2-6. Conick , De sacramento eucharistiae q.73-83. Pet. Gasparri , Tractatus canonicus de ss. eucharistiae, 2 vol. (Parisiis. Delhomme, 1890). Capello, De sacramentis I, n.224ss. L.Lercher, Inst. Theol. Dogm. IV. n.305-425. Codex iuris can. cn.801-869, editus anno 1917. Codex ultimus , 1983, en diversos títulos como Sacramento y sacrificio, Misa, Celebración, Comunión eucarística, en la Vida del sacerdote, en la Vida religiosa, en los Institutos seculares, en el Bautismo de adultos, en el Matrimonio, Materia, Fuente de unidad, etc. 98. La Eucaristía puede ser considerada de doble manera: en relación a los hombres, como sacramento; y en relación a Dios, como sacrificio. Tiene razón de sacramento, en cuanto que se confecciona con un rito visible por la consagración y después de la consagración, porque permanece Cristo bajo especies visibles, y en la santa comunión se le recibe, pues de la razón de un sacramento es que santifique al hombre; la Eucaristía santifica por el hecho de ser sumida (recibida). Tiene razón de sacrificio en cuanto que, por la consagración, se le ofrece a Dios; porque de la razón de sacrificio es que resulte para el culto a Dios, y que si está ofendido, se le vuelva aplacado con

porque de la razón de sacrificio es que resulte para el culto a Dios, y que si está ofendido, se le vuelva aplacado con la ofrenda, pero a Dios se le da culto y se le aplaca cuando se le ofrece la Eucaristía en sacrificio. Sin embargo, la razón de sacramento no puede ser separada de la razón de sacrificio, pues con la misma consagración se confecciona el sacramento y se le ofrece el sacrificio. Lo cual enunciaba brevemente el Código anterior, cn.801: «En la santísima Eucaristía, bajo las especies de pan y de vino, el mismo Cristo es el que se contiene, se ofrece y se toma».

CAPÍTULO PRIMERO DE LA EUCARISTÍA COMO SACRAMENTO
CUESTIÓN PRIMERA DE LA NATURALEZA Y EFECTOS DE LA EUCARISTÍA Artículo primero De la naturaleza de la Eucaristía 99. Definición. 1. La Eucaristía puede definirse como el sacramento en el cual se contiene el cuerpo y la sangre de Cristo bajo las especies de pan y de vino, para el alimento del alma. En esta definición, la Eucaristía se presenta en cuanto es sacramento permanente, pues su esencia la constituyen las especies de pan y de vino en cuanto que contienen el cuerpo y la sangre de Cristo; luego es sacramento en tanto en cuanto permanecen, bajo las especies, el cuerpo y la sangre de Cristo. Ahora bien, este sacramento está instituido a la manera de un banquete o convite para reponer espiritualmente el alma, puesto que Cristo dice: Mi carne es verdaderamente comida y mi sangre es verdadera bebida (Jn 6,56). 2. Debe distinguirse el sacramento "en el hacerse" (in fieri ), que consiste en la consagración, y el sacramento "ya hecho" (in facto esse), que consiste en el sacramento permanente después de la consagración; pero del sacramento in fieri e in facto esse, debe ser distinguido el uso del sacramento, o sea el sacramento "en uso" (in usu), que consiste en la recepción, o sea, en la comida. La recepción, empero, es la condición para que el sacramento pueda producir en el alma su efecto. Por lo cual es propio de este sacramento que ya antes del uso

recibe por cierto una gracia mayor secundaria y accidentalmente. 3. Por consiguiente. como en los demás sacramentos. ciertamente no recibe mayor gracia que quien suma una. Dogm. De la gracia conferida por la recepción de ambas especies.23). Lugo. por lo tanto. verdadera. sino cuando se recibe ya confeccionado. b) que todo Cristo está presente bajo ambas especies y bajo cualquier parte de ellas.sacramento pueda producir en el alma su efecto. 100.3.68. pero extensivamente mayor. porque bajo cada una de las especies está Cristo con su cuerpo y con su sangre. Otros opinan que aquel que comulga bajo las dos especies. está controvertido entre los teólogos. en la bebida se contiene también el alimento espiritual. Prael. de las cuales una significa la refección a manera de alimento. n. a manera de bebida. De euch. recibe una gracia extensivamente mayor. Finalmente otros son de esta sentencia. 12 s. porque es una única comunión y una única refección si se toman una o muchas partículas u hostias pequeñas. el cual declara más probable esta sentencia del teólogo Vázquez ). disp. cuando se confecciona. 576ss. quien recibe la Eucaristía bajo la sola especie de pan. que el sacerdote en la bebida de la sangre sólo accidentalmente y ex opere operantis (por la misma obra realizada). c) que Cristo se hace presente por la transubstanciación. y que no produzca su efecto. el cual sigue a Santo Tomás y a San Buenaventura ). sin embargo.4. IV.6 n. Porque. El cuerpo de Cristo bajo las especies de pan. pero cada una de ellas. y la otra. disp. o sea. constituye un verdadero sacramento y cada una significa la misma cosa: la plena refección (alimentación) espiritual conferida a manera de banquete. son cierta y materialmente dos señales (signos) físicamente distintas. unos piensan que aquel que comulga bajo ambas especies. Pesch. 1. de la misma manera que recibe específicamente la misma gracia. Los teólogos dogmáticos proporcionan explicaciones y pruebas de estos dogmas (cf. aquel que comulga dos o tres veces. recibe la misma gracia. real y substancialmente. que quien comulga por las dos especies de ninguna manera (ni intensiva ni cualitativamente) recibe mayor gracia que aquel que solamente comulga bajo una especie (De euchar. percibe mayor efecto espiritual. VI. el mismo efecto que recibirían si comulgaran bajo ambas especies. la plena refección en su alma que aquel que comulga bajo las dos especies. de suyo y por opere operato (por la misma obra realizada). en el alimento se contiene también la bebida. dogm. Theol. s. Lercher. y la sangre de Cristo bajo las especies de vino. Sobre si los que comulgan bajo una sola especie reciben ex opere operato (en virtud de la misma obra realizada).305-369). pues algún efecto (aunque solamente secundario) corresponde al cáliz. San Roberto Bellarmino juzga cierta esta sentencia. frente a aquel que comulga una sola vez.9. si indudablemente en la recepción de la segunda especie está mucho mejor dispuesto (cf. . por la cual el pan y el vino maravillosamente se convierten en el cuerpo y en la sangre de Cristo. Por lo cual es propio de este sacramento que ya antes del uso esté completado. cualitativamente recibe una gracia diversa. Inst. Pero aquel que toma muchas hostias consagradas. c.63. y viceversa. Suárez . pero no obstante. Tres son los dogmas que han sido definidos sobre el santísimo sacramento de la Eucaristía: a) que en este sacramento está presente todo Cristo. a saber. n. cuyo efecto no corresponde de ninguna manera a la hostia (cf.

De sacram. es así que vulgarmente se dice comer. el Santo Oficio. y ciertamente en aquella acción que consiste en la manducación.2. disp. Por lo tanto. en un caso particular podría ser administrada la comunión. pero que luego se prepara por la contrición.46s).5. sino cuando son recibidas por el estómago. La Eucaristía confiere la gracia durante la misma manducación. no consta. ß. 58 y 59). no recibe el efecto y la gracia del sacramento porque ni verdadera ni completamente come a Cristo. Pero ciertamente se aumenta la gracia ex opere operantis (por la obra realizada). de que la digestión ciertamente ya empieza en la boca. luego la gracia no se confiere cuando las especies están dentro de la boca. sin embargo se deduce que la sagrada comunión no puede ser administrada de manera artificial. Sobre si el sacramento después de la recepción.63. disp.101. como dice el Señor: Quien me come a mí. no se dice. Lugo. que ya come. Luego se les promete y se les da la gracia as los que le comen. Cuándo se confiere la gracia al que comulga. Expuesta o presentada la cuestión de si se puede administrar el viático introduciendo las sagradas especies directamente en el estómago del enfermo. recibe la gracia del sacramento porque verdaderamente comió a Cristo (Mazzotta. Porque la naturaleza de esta acción en asunto sacramental.1. sino quien deglute el alimento recibido. b. pero si con la palabra no conviene solamente se quiere precaver una irreverencia. el que come este pan. sin embargo. en 27 de enero de 1886. quien retiene las especies en la boca tanto tiempo hasta que se disuelvan. el enfermo que muere antes de que la hostia descienda al estómago.10. al cual le hubiese sido abierta la vía por un médico debajo del pecho para recibir comida y bebida. n. quien realmente recibe las especies. puede recibir el efecto del sacramento durante el tiempo en que las especies permanecen incorruptas. disp. sino solamente aquel que desde la boca por la garganta (fauces) hace descender el alimento al estómago. también él vivirá por mí. c. sino por el juicio común de los hombres. nada puede ser deducido rectamente. sect.1. aunque después las vomite. durante el tiempo en el que Cristo está presente bajo las especies sagradas. pág. Suárez . pero también las escupe (las expulsa) sin deglutirlas. si éste se dispone interiormente mientras tanto a recibir mayores gracias. para resolver la cuestión de la condición requerida para que el efecto del sacramento se perciba. . Pero quien deglute las especies sacramentales. mientras Cristo está presente en el comulgante. Porque para que la Eucaristía produzca su efecto. sin embargo muchos autores afirman que este sacramento aumenta la gracia ex opere operato (por la obra realizada). o sea.4. aquel que sólo introduce el alimento en la boca para incoar la digestión. respondió: Aunque por esta decisión. Pero no se dice que come aquel que meramente introduce el alimento en la boca. por voluntad de Cristo se requiere como condición tomar el sacramento. Aunque deban ser aceptadas las explicaciones que tiene el autor Olfers en su libro "Pastoralmedizin". se aumenta también la gracia del sacramento (cf. no quien introduce el alimento en la boca. en aquel que. pues la Eucaristía es aplicada por la sumpción (recepción). que aquel que comulgó espiritualmente no preparado. sect. se dispone a mejor. a.7. Pues. q.47. le confiere la gracia de suyo y ex opere operato (por la obra realizada). tr. vivirá para siempre (Jn 6. mientras Cristo esté presente en el comulgante (receptor). cuando las especies sacramentales son trasladadas desde la boca al estómago. Por ello piensan: α. no se determina por los hechos fisiológicos y químicos. aunque el sacramento confiera la gracia cuando es aplicado.

Por voluntad e institución de Cristo. Sobre la presencia sacramental. Pastoralmedizin. empero. Luego la misma razón de sacrificio. por voluntad e institución de Cristo se requiere la consagración de ambas especies. como se dirá abajo en el n. y viceversa. exige la consagración de ambas especies. Pero. y sin embargo todavía pueden decirse pan. pues algunos piensan que después de un minuto ya están corrompidas las especies (Olfers . es cosa manifiesta. Pero la . Medicina pastoral. Gasparri refiere testimonios de médicos que para la desaparición de la forma grande (la del celebrante). que consagren bajo ambas especies.817 del Código anterior y 927 del actual). con tal que se perciban con los sentidos. pues Cristo en la última cena. 2. Otros.207). Luego manda a los apóstoles y a todos sus sucesores en el orden sacerdotal. En la Eucaristía Cristo permanece realmente mientras las sagradas especies permanezcan íntegras y deja de estar presente a la vez que las especies se corrompen. Como Cristo. los peritos son de opiniones diversas. por voluntad de Cristo. pues Cristo quiso que sólo entonces se consagrase cuando se ofrece el sacrificio. cuantas veces se ofrece el sacrificio. Es más. 1. si están consagradas. Es cierto que también permanecen consagradas las partículas más diminutas que en sí se puedan percibir con los sentidos. deben ser explicados de antemano estos puntos.164. hecha la separación. la razón de sacramento para los fieles no puede ser separada de la razón de contrato matrimonial. cf. Pero también es verdad sobre los sanos. exigen una hora. del mismo modo exactamente que. p. juzgan que a la media hora todavía pueden estar íntegras (Capellmann. Es más.102. Parece que se debe andar por la vía de en medio y sostener que las especies ordinariamente están corrompidas al cuarto de hora de su recepción. que es diversa en los diversos casos. 24 y 25. cn. todas las partículas. Por lo tanto. no sólo el mandato de Cristo.48). permanece presente bajo todas y cada una de las partes de la especie eucarística. por eso puede suceder que en un enfermo las especies no estén corrompidas todavía después de media hora. deben ser tratadas como consagradas. que el sacrificio fuese ofrecido siempre que se haga la consagración. mandó: Haced esto en conmemoración mía (1 Cor 11. por voluntad del mismo Cristo Señor. la razón de sacramento de la Eucaristía. Por motivo de esta declaración. debe decirse sin embargo que Cristo el Señor no exige que los ministros de este sacramento estén también solícitos de las partículas no sensibles. Pero. consagrando ambas especies. 103. cuánto tiempo las sagradas especies permanecen íntegras después de su toma. p. no puede ser determinado con una regla general. Por lo tanto. pero no es cierto que también permanecen consagradas aquellas partículas que no son sensibles. Que esto depende de la fuerza digestiva del estómago. aun las más pequeñas. De la consagración de una especie sin la otra. no puede ser separada de la razón de sacrificio. que se supone tienen la misma fuerza digestiva. no puede ser consagrado el sacramento de la Eucaristía sino durante el sacrificio eucarístico. apenas no es cierto que la consagración bajo las dos especies se requiere para la misma esencia del sacrificio eucarístico.

10 n. puesta ya la esencia del sacrificio por la consagración de ambas. es decir. sin la otra. el pan es consagrado válidamente antes de que se consagre el vino. la cual.13). que dicen que la Iglesia nunca en esta materia ni dispensó ni puede dispensar.Luego la misma razón de sacrificio. por error o adrede. pueda ser consagrada. como dijo el Señor: el que come este pan. ciertamente se ofrece el sacrificio. porque ella no puede cambiar la naturaleza del sacrificio instituido por Cristo. al menos. Pero el valor de esta consagración no se puede dudar. Pero por derecho divino y eclesiástico nunca es lícito consagrar una sola especie. Es más. 5. ya se diga que para la consagración válida se requiere intención de ofrecer el sacrificio. consagra solamente una especie. vivirá para siempre. con lo cual pudiesen ponerse (realizarse) las ceremonias siguientes integrantes. la forma con la cual se consagra una especie significa y causa su efecto independientemente de la otra. pero no antes de la comunión. no sólo el mandato de Cristo. signo que es un signo que representa y realiza la alimentación (la nutrición) del alma. Sin embargo. De defectibus IV. exige la consagración de ambas especies.8). debe ser tomada la otra materia. Por lo tanto parece que la prohibición absoluta vale sólo para la consagración fuera de la misa. cuando el sacerdote intenta solamente consagrar una sola especie. Si realizada la consagración. por esto. que debe ser completado y perfeccionado por la consagración de la segunda especie. de tal manera que nada permanezca. sino que también ordena. aun en caso de extrema necesidad. Es válida la consagración de una especie sin la otra. pues. con tal que tenga la debida intención de consagrar. si después de la consagración la santa sangre se derramase.817 del Código anterior y 927 del actual. en los cuales se dice: Está prohibido terminantemente. la Iglesia manda que se ponga al lado vino nuevo y que luego se consagre (Miss. moriría sin el viático (cn. realiza ciertamente el sacramento. tiene intención. en cierto caso la Iglesia no sólo permite. pero no ofrece completo el sacrificio (cf. el Misal romano. una especie sin la otra puede sin ninguna duda ser consagrada válidamente. la consagración de una sola especie. ni por una gravísima causa. consagrar una materia sin la otra. pues el sacramento no es un signo que conmemora y representa el sacrificio de la cruz. de incoar el sacrificio. por razón de la materia nace la duda de la validez de la consagración de la otra especie. es así que esto se obtiene una sola especie también. Hay algunos teólogos a los que no les parece totalmente cierta la consagración de una especie sin la otra. para dar la comunión a un enfermo que. Por lo tanto. también ambas fuera de la celebración eucarística. pero sólo incoado e imperfecto. o como Cristo lo instituyó. de lo contrario. Pero la razón de sacramento en la Eucaristía no postula la consagración de ambas especies. en absoluto. por ejemplo. tan grave les parece a los teólogos este precepto de consagrar ambas especies. ya se diga que para la consagración válida es suficiente que el ministro pronuncie la fórmula sobre la materia con intención de consagrar. absolutamente. quien intenta consagrar como consagró otras hostias. 2. tit. si uno consagra una sola de las dos especies. Por lo cual. Y si se consagra solamente una especie. si el sacerdote. para que . tiene intención de sacrificar cuanto puede. en este caso. 1. rom de def. Es más. es decir. Ciertamente. Así pues.

M.Behringer. de repente. la cual. según la promesa del Señor: quien me come a mí. haya sido consagrada válidamente después. Ni se diga que si la primera especie. El Concilio tridentino [sesión XIII. en absoluto. Porque esta nueva consagración. Ciertamente. (D 875. que con esta nueva y absoluta consagración se incoa un nuevo sacrificio que permanece incompleto contra un precepto divino. pueda ser consagrada.debe ser tomada la otra materia. esperanza y caridad. Die Wirkungen der heiligen Kommunion (Regensburg. c. quiso que él (dicho sacramento) fuese prenda (garantía) de nuestra gloria futura y. Pustet. Accidentalmente. ni ya no pudiese completar lo que falta sin escándalo o sin irreverencia. dos (nutrición del alma y unión con Cristo) son esenciales y los otros. absolutamente. cf. con derecho a especiales gracias actuales. Eugenii IV. si el sacerdote descubre que en la consagración no se empleó vino y que allí ya no existe vino (no es encontrado vino). por lo tanto. c. De defect. recibida para conservar la vida sobrenatural por medio de las buenas obras. Die heilige Kommunion in ihren Wirkungen und in ihrer Heilsnotwendigkeit (Regensburg.3 n. con una conexión estrechísima y de fe. y al cual El quiso que nosotros estuviésemos unidos (ligados) como miembros. de cuya válida consagración se duda. Cuáles son sus efectos. por un incendio o por ruina del templo. 1898). enumera los siguientes efectos: Pero quiso que fuese tomado este sacramento como alimento espiritual de las almas . Nicolussi . y como antídoto con el cual somos librados de las culpas cotidianas y somos preservados de los pecados mortales. Die Wirkungen der heiligen Eucharistie (Bozen. de manera que todos seamos llamados como El y no hubiese cismas (separaciones) entre nosotros. también para aumentarla y perfeccionarla. . Manz. 104. 1884). no debe ser considerada como incoación de un sacrificio nuevo. Artículo segundo Sobre los efectos de la Eucaristía Bibliografía.2. De estos dones. I.Heimbucher.. b. 1918).58). sino como complemento del sacrificio ya realizado (cf.5). que se conceden en atención a la Eucaristía. si un peligro de muerte. Arm. también él mismo vivirá por mí (Jn 6. seas inminente. Missale rom. por ejemplo. si el sacerdote hubiese consagrado agua en vez de vino y no advirtiese el defecto sino cuando ya se ha retirado del altar. tit.. Emmanuel. si el sacerdote muriese después de haber consagrado la hostia y no haya otro sacerdote que complete el sacrificio. símbolo de aquel único cuerpo del cual El mismo es la cabeza.. que es coherente con la primera con nexo necesario. que consiste en el aumento de la gracia santificante. La nutrición espiritual del alma. 1. accidentales. ad. a veces sucede que realmente es consagrada una especie sin la otra: a. Instr. 698)].4 n.7. Además.6. para que el sacerdote sepa qué hostia debe ser sumida antes de la sagrada sangre. tit. de las virtudes y de los dones del Espíritu Santo. d. 3. empero.

Disminución del fomento de la concupiscencia. disp. la cual unión en este sacramento se busca de suyo y por razón de sí y. sect.perfeccionarla.5). en cuanto que la carne de Cristo. la ama. germinan vírgenes. el cual es producido por este sacramento en el cuerpo del comulgante. 3. No sólo entre el alma y Cristo. como se explicará un poco más adelante (párrafos 3 y 4). ni solamente porque de un modo especial aumenta la caridad. en este sacramento se realiza también la unión (conjunción) física del cuerpo de Cristo con nuestro cuerpo. pues la conjunción (unión especial) que el cuerpo del comulgante tiene . así es el alma del comulgante que se une y se hace semejante a Cristo el Señor. Este efecto no sólo se produce por aquello de que confiere la gracia para vencer las tentaciones procedentes de la concupiscencia. con cierta afinidad. sino más íntima y más perfecta y se suele llamar unión natural . La resurrección gloriosa de los cuerpos . Se explica por los Santos Padres con varias analogías: lo que el fermento es respecto a la harina.64. el cual aumento de la caridad va dirigido hacia las cosas de arriba. Lugo.12. se une con contacto físico a nuestro cuerpo y lo santifica de manera especial por el influjo de su cuerpo. el fuego al hierro candente. por lo tanto. La íntima conjunción del alma con Cristo y con su cuerpo místico por la gracia y la caridad.57). o sea el ardor de la libido con una inmediata y directa operación en nuestro cuerpo (cf. En las cosas creadas no existe unión tan perfecta como entre Cristo y el alma del comulgante. por lo tanto. el sarmiento a la vida. En las especies sacramentales elegidas por Cristo se conforma un algo único de entre muchos: el pan se compone de muchos granos y el vino se elabora con muchos racimos. 4. sect. constituye un doble efecto. la protege y la hace conforme (semejante) a sí mismo y. más allá. Existen teólogos que. constituye el efecto esencial de este sacramento: Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él (Jn 6. por este convite. Suárez . por medio de las especies de la Eucaristía. sino también porque directamente la disminuye y la restringe. Además de la unión espiritual de Cristo con el alma del comulgante. y esto tanto moral como físicamente. Pues la santificación de nuestro cuerpo proveniente de la misma unión de la carne gloriosa de Cristo. Esta santificación proveniente del contacto real con la carne de Cristo. 2. Esta unión no es tan solo moral. disp. opinan que el influjo del cuerpo de Cristo calma y paulatinamente extingue el fomento. o sea la mitigación de la libido pues.1. disminuye y reprime los malos movimientos de la carne con providencia especial. considera nuestra carne como suya y como unida a sí mismo. sino también entre los hombres particulares y entre las razas y entre las naciones. según la promesa del Señor: quien me come a mí.58). como la que se da entre amigos y por amor. indirectamente disminuye los movimientos de la concupiscencia. produce un vínculo de unión y de caridad y es una señal y un medio de unión entre los fieles de la Iglesia universal entre sí. también él mismo vivirá por mí (Jn 6.

con tal que. sino. 5.4. Pero esto no parece agotar lo que dice el Concilio tridentino. ya se perdone el pecado. pero no por este título especial. Por el efecto principal de este sacramento. así la Eucaristía repara las fuerzas espirituales que se pierden por la lucha contra las tentaciones y por los pecados veniales. al menos. La dulzura y el deleite espiritual: este sacramento contiene un pan que en sí mismo encierra todo deleite y proporciona delicias a los reyes (son de categoría real). La resurrección gloriosa de los cuerpos . en fuerza al mismo. pues así como el alimento natural restaura las fuerzas perdidas por la actividad vital. sean retractados. 6. Porque la carne gloriosa de Cristo. al distinguir entre pecados mortales y veniales. con los cuales después sean borrados los pecados veniales. b. El perdón de los pecados veniales . ofrece (suministra) el título de la gloriosa resurrección futura: Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna y yo lo resucitaré en el último día (Jn 6. La razón interna debe ser tomada: De la naturaleza de este sacramento que tiene razón de alimento espiritual. El Concilio tridentino. Este deleite consiste. al santificar nuestro cuerpo.55). se supone ciertamente una disposición suficiente. pues la conjunción (unión especial) que el cuerpo del comulgante tiene con la carne vivificante de Cristo. Pero las penas temporales no son remitidas a través de este sacramento inmediatamente. al menos virtualmente. Así como la alegría y el deleite nacen de un convite corporal. es decir. porque inyecta la semilla de la futura resurrección gloriosa. en primer lugar.2. serán resucitados ciertamente también ellos. la remoción del óbice. pero los pecados veniales impiden la perfección de la caridad y de la amistad. que no debe ser necesariamente un dolor de atrición tal que. le hace partícipe de la incorrupción. Otros. así un convite espiritual llena el alma de dulzura y de placer. sino también directamente. c. que en esta vida no fueron alimentados con el cuerpo de Cristo. la aversión de la voluntad respecto al pecado. a. La Eucaristía no sólo produce este efecto indirectamente porque proporciona el medio de la gracia santificante que se conserva hasta el fin de la vida (pues quienes mueren en estado de gracia llegarán a la resurrección gloriosa). enseña claramente que este sacramento nos preserva de los pecados mortales y nos libera de los veniales (sesión XIII. sino accidental y mediatamente. c. Hay teólogos que sostienen que este efecto sólo es producido mediatamente ex opere operantis (por el efecto de la obra del operante). por la razón de que este sacramento excita en nosotros actos de caridad y de penitencia. en que la sagrada comunión confiere al hombre la gracia de tolerar las . D 875). que consiste en la unión de caridad y de amistad con Dios. Por eso la sentencia común sostiene que los pecados veniales son perdonados inmediatamente y ex opere operato. (b).

Y como la sagrada comunión es la obra buena por excelencia. en primer lugar.815 del Código anterior y 924 del actual). sino también en tolerarlos con alegría espiritual. consta que Cristo en la última cena primeramente consagró el pan (Mt 26. en cuanto es sacramento. de cuya íntima presencia goza porque donde está el amor está el deleite. cuanto más que las preces que acompañan y prosiguen la comunión son las más aceptables a Dios. desde este sacramento. Después el alma. es más. no sólo con ánimo ecuánime.placer. . Pero aquí se trata de los frutos que cualquier buena obra produce ex opere operantis . a veces. en la misma cena. tanto en el uso común de los hebreos como en el uso de otros pueblos simplemente se llama pan. los cuales son meritorios.29. las distracciones y cuidados temporales. por la institución de este sacramento. por redundancia. Pues. antes que todas las otras. ¿Qué quiere decir la costumbre de los fieles de ofrecer la comunión por otros? No se trata aquí de transferir a otros los efectos que la Eucaristía. Materia remota válida es sólo el pan de trigo y el vino de la vid. consagró el vino (Mt 16. Este deleite consiste. CUESTIÓN SEGUNDA DE LA MATERIA DE LA EUCARISTÍA Artículo primero De la materia remota 105.26. y para los difuntos al menos los satisfactorios. porque el alimento no aprovecha sino al que come. Este efecto se produce infaliblemente por fuerza de la santa comunión. tiene ex opere operato (por la obra en sí misma). impetratorios y satisfactorios. esta costumbre debe ser recomendada a los fieles. de estos frutos. Después. cn. cn. La materia remota de este sacramento es aquello de lo cual se confecciona la Eucaristía. es percibida en los mismos sentidos corporales. se derrama en amor a Cristo. los meritorios permanecen siempre en el agente y los otros pueden ser aplicados para los vivos como frutos impetratorios. Nota. pero sólo el vino de la vid se dice propia y simplemente vino. pues sólo el pan de trigo. Materia válida. Por lo cual el Concilio florentino enseña explícitamente que la materia de este sacramento es el pan de trigo y el vino de la vid.815  2 del Código anterior y 925  3 del actual). en que la sagrada comunión confiere al hombre la gracia de tolerar las penas y los dolores de esta vida. a no ser que sea impedido por la negligencia.

los guisantes (Erbsen en alemán). el pan confeccionado con este trigo es materia inválida. Por lo tanto. leche. ese pan puede ser materia válida o dudosa. Pastoralmedizin. 1. las castañas (Kastanien en alemán). Gobat. por uso válido o lícito. etc. n. etc.29). traducida como candeal al castellano. el secal. ciertamente tiene el nombre de trigo. el túrgido o hinchado (englischer Weizen). cebada. es materia dudosa. porque hay regiones de Europa. no significa lo mismo según todos: según unos significa secal. El pan de trigo. la materia es ciertamente ilícita pero. al igual que las habas (Bohnen en alemán). 2. sin embargo. no se dice pan. según el juicio y estimación común de los hombres y el pan confeccionado con ellas. en realidad.). no con agua.3. es una especie de trigo óptima. pues pan es el alimento confeccionado solamente con harina y agua y cocido al fuego. Todas estas diversas especies de trigo se tienen por verdadero trigo. La harina cocida. vino o cualquier otro líquido en pequeña cantidad. manteca. se llama por todos trigo. no inválida. el pan confeccionado con este trigo es materia inválida. Así pues.106. según la diversa significación de la palabra latina siligo. Lo mismo se debe decir de la espelta. trigo bicocco (Emmer) y el trigo monococco (Einkorn). trigo espelta o candeal (Spelt o Dinkel en alemán). La palabra siligo en latín. etc. si se prefiere. Pero el trigo llamado maíz turco (zea mais = türkischer Weizen. donde todavía se cultiva como la cultivaron los romanos. que comprenden toda clase de patatas el solanium tuberoso (Kartoffel en alemán). Pero del trigo se enumeran diversas especies o. son especies de granos distintos al trigo. Mais). Ahora bien. el polaco (polnischer Weizen). pág. el duro o moruno (Hartweizen).217). Olfers . el arroz (Reis en alemán). como el sur de Alemania y Suiza. son una substancia totalmente diversa y. el centeno (Roggen. Korn. por lo cual no se puede dudar que todas las especies constituyen materia válida de la Eucaristía. Del mismo modo se debe pensar que si a la harina de trigo se le mezcla una pequeñez . vino. en la creencia de que se cosecha verdadero trigo común. la avena (Hafer en alemán). sino con cualquier otro licor (leche. todavía se tiene como verdadero pan. Las diversas especies de trigo sobre las cuales. Theol. porque según la estimación común de los hombres. Si a la harina se le mezcla agua artificial. el mijo (Hirse en alemán). según otros. se puede preguntar. trigo candeal y espelta. (cf. Todos estos vegetales llevan el nombre de trigo pero. el pepino. tr. en alemán) y la cebada (Gerste en alemán). al igual que el pan confeccionado de manzanas terrestres (con solanas terrestres). variedades (Abarten en alemán): el trigo vulgar (Weizen). por lo cual la cebada constituye una materia ciertamente inválida. por lo tanto. para confeccionar válidamente el sacramento de la Eucaristía se requiere pan confeccionado únicamente con harina de trigo y agua natural y cocido al fuego. en la confección de este sacramento. la solanácea es una familia muy extensa. como la berenjena. empero. son: centeno. pero en realidad es una substancia totalmente diversa y. exper. pues hay quienes piensan que de esta materia se puede confeccionar un pan usual y que un pan usual es materia apta para la Eucaristía (cf. por lo tanto.

trata sólo del rito latino. sigue el ejemplo de Cristo.816. incorrupta y de forma redonda (orbicular). usan el pan fermentado. b. La Iglesia latina. Igualmente. para los griegos que esté fermentado (Concilio florentino en el decreto de unión. las hostias encarnadas o de otro color. si se mezclasen en mayor cantidad. faltando otra hostia. tanto en las regiones latinas como en las regiones griegas. Materia lícita. pero son materia dudosa e incluso inválida. si se mezcla una cantidad mayor de la substancia extraña. para los latinos. sin embargo los latinos están obligados bajo pecado grave a consagrar pan ázimo. Del mismo modo se debe pensar que si a la harina de trigo se le mezcla una pequeñez de otra harina de distinta especie. en el uso del pan ázimo. y de este precepto no excusa ni siquiera la necesidad de un viático para un moribundo. todas estas clases de harina. porque ambos son verdadero pan confeccionado de harina de trigo y agua. y en el Nuevo Código de fecha 25 de enero de 1983. limpia. los griegos. y los griegos. cuyo uso la Iglesia lo permitió a los griegos en el Concilio florentino. el fermentado. y un griego. fermentado. al pan que se va a consagrar no se le debe echar sal. sobrentendiéndose aprobadas de nuevo todas las normas propias de los ritos orientales. como cebada o habas. 107. publicadas por otros documentos anteriores. son materia válida aunque ilícita. es inválida porque todavía no es pan. Esta ley fue también confirmada recientemente por el Código de Derecho Canónico del año 1917. D 692). a manera de papilla. este pan podría usarse en el caso de que. Además. que el pan sea ázimo. mayor (bastante mayor que las hostias destinadas a la consagración y a la comestión de los fieles). cn. es materia inválida porque no es pan. Por lo cual. a. a no ser que . La masa hecha de harina y agua todavía sin cocer. por antigua costumbre. Es más. como el color con que se sellan las cartas. Para confeccionar lícitamente la Eucaristía se requiere. Un latino debe emplear en todas partes el pan ázimo. la hostia que se consagra debe ser reciente. Aunque puede consagrarse válidamente tanto el pan ázimo como el fermentado. 1. con tal que hubiesen sido confeccionadas con harina de trigo. por igual razón la harina cocida en el agua. no conviniese suprimir la celebración. que instituyó el sacramento en los día de uso de los ázimos. 3. constituirían una materia ciertamente inválida. con tal que sea muy moderada la cantidad de cinabrio o de otra substancia que se mezcle con el trigo. porque cada uno de los ritos debe ser observado en todas partes. sino solamente la necesidad de completar el sacrificio. en el mismo Concilio se añade el precepto para ambas Iglesias de seguir el propio rito y la propia costumbre. pero si hubiese sido añadida por error. y posteriormente Benedicto XIV por la constitución Etsi pastoralis del año 1742. Este precepto lo confirmó y renovó el papa San Pío V con la constitución Providentia romani pontificis del año 1566.tiene como verdadero pan. entera. porque no existe un precepto expreso de Cristo de consagrar con pan ázimo. sino todavía cruda.

del papa Pío X.816 del Código anterior). y en la Iglesia griega. igualmente. Benedicto XIV. cuadrada. De ritibus c. Gasparri II.2. en la Iglesia latina debe ser redonda. de prop. ß. n.8). sin embargo. puede y debe tomar el fruto del pan de trigo usual. y si no existe. cualquier católico puede tomar la comunión a su elección en cualquier iglesia católica de cualquier rito. de un mes. cuatro semanas normalmente o. excepto en caso de necesidad. con pan fermentado.3 del Código de 1917 y cn. 18 de agosto de 1893. para evitar el peligro de irreverencia.826.2. Constit.C. sobre todo si se guardan en un lugar húmedo. De aquí que un griego (lo mismo debe decirse de un latino).851. Antes de esto. si el lugar y el tiempo no son húmedos. ya valen los actos siguientes: α. 2.923 del Código actual). debe guardar en la distribución de la comunión el orden acostumbrado. La figura de las hostias consagradas. fid. Como las hostias delgadas se corrompen fácilmente. a no ser que las hostias sean recientes. es considerada por la Sagrada Congregación como un ingente abuso. tanto en las regiones latinas como en las regiones griegas. a una iglesia de su rito. de 14 de septiembre de 1912. a lo sumo. con tal que no esté presente un sacerdote del mismo rito. p. También.debe ser observado en todas partes. Cn. Tradita de Pío X. c. . Cn. Por decretos apostólicos recientes. al menos hayan sido confeccionadas dos semanas antes. o seis meses antes en el verano. Así pues. 801s.S.2650. . y un sacerdote griego en iglesia latina (con pan ázimo). cualquier sacerdote puede distribuir la comunión en la iglesia de otro rito. el cual debe ser suprimido totalmente. El sacerdote que para completar el sacrificio debe consagrar de nuevo y no puede tener otra hostia. pero sobre todo por la constitución Tradita. deben procurar los rectores de las iglesias que las hostias que deben ser consagradas. o a lo sumo un mes antes (A. a no ser que hubiese obtenido un indulto especial de mudar de rito (el cual se concede a veces a la manera de hábito. proceda según el rito romano. debe pedir licencia a un obispo latino para celebrar en la iglesia latina en el rito griego. 30 de noviembre de 1894. S.A. un sacerdote que se encuentra de viaje debe dirigirse.. 3. se recomienda hacer la comunión pascual y se manda recibir el viático en el rito propio (cn. o si el tiempo fuese de invierno o lluvioso. distribuyendo la comunión proceda según la costumbre griega (S. a lo más. los fieles de rito latino ordinariamente debían comulgar con pan ázimo y los fieles de rito griego. amenaza con el peligro de consagrar una materia inválida. Const.C. y añade que los sacerdotes no pueden usar con conciencia tranquila hostias confeccionadas tres meses antes en el invierno. Recientes. 16 de diciembre de 1826. La costumbre de consagrar hostias confeccionadas tres o cuatro meses antes de su uso. a lo sumo. a saber: un sacerdote latino administrando la sagrada comunión en una iglesia griega (con pan fermentado). con tal que sea materia ciertamente válida.15. de ritos . que perpetuamente o por un cierto tiempo habita en una región latina donde no hay una iglesia del propio rito. n.2 del Código de 1917). XI. debe celebrar en la iglesia latina según su propio rito (cf. pero. seis semanas. Pero. las hostias deben ser confeccionadas alrededor de dos semanas antes o. pero nunca se concede a la manera de acto). porque entre la confección de las hostias y su consumición no deben interponerse. si la hay. Orientalium dignitas . si no son muy recientes.

Vino de vid. 30 de agosto de 1901). de cuya calidad siempre se debe dudar. pero en cosas de tanta importancia les incumbe a los sacerdotes la obligación de vigilar que la materia del sacrificio sea ciertamente válida. el jugo exprimido de frutas (manzanas. o que los comulgantes sean privados de la comunión porque en el trayecto desde la mano del sacerdote pueden disolverse totalmente. S. etc. Por lo cual deben cuidar que aquellos que preparan las hostias traigan harina solamente de trigo. n.. después son inválidos el vino que llaman .218s. pág. son materia inválida todos los licores que por su naturaleza no son vino. pues el pan totalmente enmohecido ya está corrompido íntegramente (Olfers . De defectibus IV. entendiéndose por vino el licor de la vid. se permite.205). a. encycl. De este principio los autores morales deducen que el pan enmohecido permanece materia válida. puede ser consagrada lícitamente porque ya. en la práctica actual suelen ser preparadas por seglares o por religiosas. hay que procurar que no sean ni demasiado delgadas ni demasiado pequeñas (su diámetro debe ser de al menos tres centímetros). exprimidas las uvas maduras. existe el peligro de que se deshagan entre los dedos del sacerdote distribuyente. Para consagrar válidamente. suprimido el escándalo. sino solamente manifiesta un principio de corrupción. ya que no hay obligación grave de consagrar una hostia mayor. procuren los panaderos de las hostias ser recomendables por su diligencia. es pecado venial. Por fin. Consagrar una hostia manchada o un poco rota. en lo que se refiere a la comunión de los fieles seglares. pero gravemente ilícita.a. como la cerveza.). pura y reciente. cf. celebrar con la hostia pequeña. porque si las hostias fuesen demasiado pequeñas o demasiado delgadas. 108.219s. excluido el escándalo por medio de un oportuno aviso al pueblo (San Alfonso. pero nunca la artificial (Kunstmehl en alemán). sino también públicamente. Nota. también el jugo exprimido de uvas inmaduras (agresta) que todavía no tienen naturaleza de vino (Missale romanum .Off. aunque por la irreverencia sea gravemente ilícita. pero lo que ciertamente puede admitirse es cuando el pan empieza a corromperse por el moho. no sólo privadamente. Pastoralmedizin. c. es más. en cierta manera. aun sólo por motivo de devoción. 4. b. Las hostias que antiguamente eran cocidas por los sacerdotes. por el acto de la oblación está consagrada a Dios.). fidelidad y piedad (Olfers . peras. La consagración no es inválida. cuando el pan no está corrompido substancialmente. I). pág.Por lo tanto. sólo y siempre se puede emplear vino de vid que no esté corrompido substancialmente. Litt. no cuando ya está enmohecido. En cuanto a las hostias pequeñas. Pastoralmedizin. suprimido el escándalo. o al menos por los clérigos. faltando la hostia mayor. Pero si la fractura o la mancha se encuentra en la hostia después de la oblación.

162). esto es. si es lícito celebrar con vino hecho con uvas pasas. por su color y gusto. desecadas (Rosinen en alemán). con tal que el licor. Todo vino. sea blanco. después son inválidos el vino que llaman segundo. cuya mayor parte es agua (lora). o se le ha añadido tanta cantidad de agua que el vino se haya corrompido. no es materia ni lícita ni válida para la consagración). c. como porque las palabras de la consagración: esto es mi sangre. tienen la máxima cantidad de alcohol. se reconozca que es vino (S. no significarían un licor. en alemán). por eso la rúbrica del misal dice así: s i el vino se ha convertido totalmente en vinagre. b. pero todos los vinos tienen alguna cantidad (el Santo Oficio. El vino en el cual no se contiene alcohol (alkoholfreier Wein. el vinagre. 1 de junio de 1910. Materia válida es el jugo exprimido de uvas desecadas . Y aunque el vino generoso sea el que más convenga para la dignidad de este sacramento tan importante. debe ser éste el preferido al mejor. o ha sido exprimido de uvas ácidas (no maduras).Oficio en 10 de abril de 1889: Es lícito. Nota. de cualquier región o de cualquier origen. exprimido otra vez con agua infundida. 27 de julio de 1706. sin embargo. es decir. El modo con el que este vino se hace puede ser encontrado en Lehmkuhl . I). I). tanto porque la materia que debe ser consagrada debe ser presentada en estado de bebida (Suárez ). Pues los vinos que en su estado natural solamente contienen un 5 % de alcohol. 109. aunque por arte está compuesto de los mismos elementos que se encuentran en el vino natural. o vino generoso o débil. se reconozca ser verdadero vino. sino toda una materia de uva (Lugo). Exprimido. que es otra substancia distinta del vino porque. Incorrupto. De defectibus IV. no puede ser consagrado. no se confecciona el sacramento (Missale romanum . es materia válida de consagración porque en todos existe la verdadera naturaleza del vino. porque ahora consta más fácilmente que el vino ordinario es genuino. sea tinto. . el vino tostado (adusto). a no ser que conste que ese otro vino es puro y no mezclado (el generoso controlado). porque el vino corrompido ya no es vino en adelante. no es materia válida porque no es vino. el vino proviniente de uvas ya exprimidas. respondió el S. color y gusto. y a la pregunta. puro e incorrupto. porque el licor todavía no exprimido sino existente todavía en las uvas. Para consagrar lícitamente.Officium . con tal que se preparen de tal maneara que por su olor. declaró que el vino al que se quita por obra de arte todo el espíritu de vino (el alcohol). toda vez que una mayor o menor cantidad de alcohol es un elemento esencial del vino. d.tienen naturaleza de vino (Missale romanum . que es vino corrompido. sin embargo no es materia válida si no tiene su origen en la vid. o mixto de ambos. n. debe emplearse un vino que después de la fermentación sea perfecto. De defectibus IV. e. Materia lícita.

d. Si al vino se le mezclan aromas o sacarina u otros licores. sea llenado con vino natural.2). y ciertamente en pequeña cantidad.Sacr. Sobre si el vino congelado es materia válida. es materia válida para la consagración. XXI. por lo cual. dudosa.C. para este fin puede emplearse también agua. será materia ilícita pero nunca inválida. que no exceda la proporción del 12 % y que la mezcla se haga cuando el vino es muy reciente. en 5 de agosto de 1896.S. de tal manera que retenga la substancia de vino. faltando otro vino. El vacío aparecido en el barril debe llenarse con algo para que el vino se conserve. El vino conservado en barriles. b. aunque tal vez sea todavía materia válida porque no está totalmente corrompido. pues lícitamente puede mezclarse con el vino una substancia extraña en pequeña cantidad. el cual debe ser conservado bastante tiempo. Pero los que . Es más. sino que sólo accidentalmente queda mudado. sin embargo. se le mezcle alguna cantidad de espíritu de vino (alcohol). con pecado grave. disminuye un poco de volumen. se lo debe derretir (licuar). con la evaporación paulatina (durch Verdunstung.A.a. la cual parezca ser necesaria para conservar el vino. pero es ilícita. que permite que a un vino débil. n. ciertamente es materia gravemente ilícita. permanece al principio como materia válida y. naturalmente contenga el vino del que se trata. aportan la razón de que el vino no se corrompe por la congelación. y también porque el vino consagrado retiene dicha congelación.. en alemán). todos afirman que no es lícito consagrar vino congelado. Conviene ciertamente que el barril en el que se contiene el vino para decir misa. sin que por eso el vino cese de ser materia válidas y lícita para la consagración. Sobre este punto es de notar el decreto del Santo Oficio de 31 de julio de 1890 (D 1930). Instrucción del 26 de marzo de 1929 (A. el mismo Santo Oficio. El mosto. sin embargo. disputan los autores. lo convierte en materia inválida o. 2) que la cantidad alcohólica añadida a la vez con ella. puede ser materia lícita si lo poco que se le añada sea para conservar el vino. El vino acescente. ya que es vino. porque no es vino perfecto. S. Los que afirman que es materia válida. para conservar los vinos generosos y extraordinariamente dulces. aunque todavía no perfecto (Missale rom. Pero si se avinagra notablemente y todavía no es plenamente vinagre. con tal que la adición: 1) sea extraída del germen de la vid. se puede emplear lícitamente porque conserva la naturaleza del vino que no ha cambiado substancialmente.4. c. al menos. tit. Una cantidad notable de otro licor añadida al vino. ya que tiene mezcladas partes no consagrables. o sea el jugo exprimido de uvas recientemente maduras. pero gravemente ilícita: ciertamente válida porque la Iglesia la tiene por tal. Y añade el Santo Oficio que es preferible realizar esta mezcla antes que hacer la añadidura de sacarina sacada de la caña de azúcar (cf. porque va contra el uso recibido en la Iglesia. que comienza a avinagrarse y corromperse. con tal que la mezcla se hiciese cuando la fermentación tumultuosa comenzase a dejar de hervir. 631)). antes de la misa. es más. permitió en un caso especial la añadidura de una cierta cantidad de alcohol que no excediese la proporción del 17 o 18 por ciento.

es más. Pero es suficiente una u otra gotita de agua. y también porque el vino consagrado retiene dicha congelación. si por casualidad fue añadida demasiada agua. aun siendo inmediatamente antes de la consagración del vino. debe ser ofrecido el sacrificio de la misa. en el mismo cáliz usado. sesión XXII. porque la mezcla pertenece al rito sagrado según el cual. Pero la cantidad de agua añadida que exceda de la tercera parte del vino. Pero de aquello de que el vino consagrado. D 945. el ejemplo de Cristo. Pero los que niegan la validez a esa materia. con tal que sea natural y potable (Santo Oficio. γ. no una masa sólida. pero el vino absorbido por una substancia sólida no puede ser consagrado. vuelve dudosa la materia. cabeza y unión entre los fieles. e. de quien se cree que consagró el vino mezclado con agua. si está congelado. Razones por las cuales debe mezclarse agua al vino que va a ser consagrado: α. ß. como tampoco el vino todavía no exprimido de las uvas. . no se sigue nada. porque al vino consagrado no es lícito añadirle (mezclarle) algo que no esté consagrado. pero no después. Por fin. Cn. debe suplir el defecto si lo hubiese advertido antes de la consagración del cáliz. sino por precepto de la Iglesia que obliga bajo pecado grave por razón del fin (Concilio tridentino. c. que no admiten ningún caso en el cual sea lícito celebrar si se prevé la falta del agua. Por lo cual. Tan grave parece ser a los teólogos este precepto. sin que la materia se haga dudosa.814 del Código anterior). gaseosa o alcalina (Mineralwasser en alemán). el agua se debe mezclar al vino en el altar. también hace la materia inválida. para que por la mezcla del agua y del vino se signifique la unión de la Iglesia con Cristo. no por necesidad del sacramento. Y si alguien se hubiese olvidado de infundir el agua a su debido tiempo. para significar el agua y la sangre que manaron del costado de Cristo. y si el vino no es de la clase llamada generosa.7. hasta la quinta parte del vino. porque si el vino consagrado es absorbido por alguna substancia sólida. aunque hubiese sido hecha por el sacerdote. 11 de agosto de 1904). c. permanece consagrado. que las palabras de la consagración designan un licor. retenga la consagración. Es lícito usar agua ácida. 110. aportan razones mucho más válidas. la cual unión es efecto de este sacramento. aunque el agua puede ser infundida hasta la octava. a. para que por el agua y el vino se signifique la doble naturaleza de Cristo. b. y no debería exceder de ocho o diez gotas la cantidad de agua añadida al vino.sólo accidentalmente queda mudado. debe añadirse algo de vino. por precepto de la Iglesia. porque dicen que la materia no se halla en estado de bebida y. además. d. δ. y no sería suficiente la mezcla hecha en una jarra antes de la misa. Al vino que va a ser consagrado se le debe mezclar una pequeña cantidad de agua.

por razón del vaso en el que se contiene y el cual se destina a contener la materia. la materia del sacramento en el ser (in esse). el copón permaneciese cerrado por olvido durante la consagración. en cuanto a la presencia se refiere. b. también. 111. a. son las especies en cuanto ya contienen el cuerpo y la sangre de Cristo. sin embargo. del pan y del vino en la consagración. porque no está tan presente allí como para que por el pronombre esto o éste se puedan demostrar (enseñar). Y estas cosas son ciertas verdaderamente. es el uso de la materia remota. por los pronombres esto y éste. Lo mismo exige el sentido obvio de las palabras de la consagración.Artículo segundo De la materia próxima La materia próxima del sacramento en el hacerse (in fieri ). que sea determinada (concreta). sino que es suficiente que la materia. el vino que esté en un cáliz no descubierto. pues el cuerpo que se interpone impide que puedan ser . o sea. es decir. tiene esta posibilidad de que el que contiene y el contenido se puedan demostrar a la manera de una misma cosa con el pronombre esto. por ejemplo. y del licor encerrado en una jarra afirmamos que es vino. De aquí que se consagran válidamente todas las hostias que se encuentran acumuladas en el copón. porque la materia. y que pueda concretarse por las palabras éste y esto. también el vino puesto en un vaso el pan encerrado en un canastillo. es más. En primer lugar se requiere que la materia esté presente físicamente al sacerdote consagrante. Para tener esta presencia física se requiere ciertamente que la materia de algún modo esté delante del sacerdote y que no diste mucho. Para consagrar válidamente se requieren dos condiciones: a. Por el uso común. y Cristo consagró la materia presente. las hostias que están en un copón cerrado o cubierto con una palia. suficientemente se puedan señalar. pues Cristo sólo dio a los apóstoles la potestad de hacer lo que El hizo en la última cena. aunque las inferiores no puedan ser vistas. a juicio prudente de los hombres. o a espaldas del celebrante. está lo suficientemente presente como para que pueda ser una cosa presente. pues los pronombres esto y éste (hoc et hic ). Pero no valdría la consagración si la materia (aun sabiéndolo el sacerdote). Esto es evidente por la institución de Cristo. por cuyo motivo no debe ser repetida la consagración si. no demuestran sino una materia presente. así como en el caso de las monedas guardadas en el bolsillo (o en la bolsa) decimos: esto es oro. b. 1. no se requiere que sea percibida en algún sentido por el sacerdote. que la materia que debe consagrarse esté presente físicamente (no sólo intencionalmente). estuviese detrás del altar o detrás de la tabla que se dice del canon.

que expresa esto. por la intención. así para consagrar una materia determinada se requiere intención de consagrar aquella materia determinada. éste debe colocarse dentro de la consagración. d. objeto) del cual se ocupe. Si la hostia estuviese oculta bajo el corporal o en el misal. esté en el altar. no solas en el corporal. Por lo mismo. en una unidad concreta. de tal manera que alguna parte. si el sacerdote está celebrando en un altar portátil y las hostias pequeñas están. Pero si de un montón de hostias sólo quisiese consagrar cinco. . b. 112. ej. la consagración sería al menos dudosa si el sagrario estuviese cerrado. Por lo tanto. la consagración sería dudosa. o solamente la mitad. pues el cuerpo que se interpone impide que puedan ser demostradas así (por ejemplo. no hay ninguna duda de que todas están consagradas. Por esta misma razón. Y aunque sea consagrada válidamente una hostia situada en un tabernáculo (sagrario) abierto. Para consagrar lícitamente se requiere que la materia: a. lo que de ninguna manera. no está consagrado. o bajo el pie del cáliz. al menos implícitamente (p.. ni explícita ni implícitamente ha sido determinado como objeto de consagración por la intención del sacerdote. porque tuvo intención actual o virtual de consagrar la materia presente. pero lo que de alguna manera. a. De la misma manera no están consagradas las hostias que. o que hay dos adheridas. 113. fueron puestas en el altar. con la mano). Después se requiere que la materia destinada a ser consagrada esté determinada en un individuo. del consagrante. se juzga estar consagrado. porque la hostia allí oculta apenas podría ser demostrada (enseñada) por el pronombre hoc . De aquí que si después de la consagración el sacerdote advierte que hay más hostias de las que había calculado puestas por él o por otro. c . no puede consagrarse válidamente una materia que dista diez pasos (otros dicen veinte). porque cualquier acción debe tener un término determinado (finalidad. no puede ser designada sino una materia determinada. por defecto de presencia. ninguna quedaría consagrada. sino dentro de un copón (ciborrio). o bajo o dentro del misal. sobre el corporal o. o bajo el "cussino". pues el error del consagrante acerca de la cantidad de la materia no impide la intención determinada. si él no tuvo intención de consagrar todo cuanto fuese consagrable en el corporal o en el altar. o inmediatamente en el corporal o en las manos del consagrante. Por lo tanto. por la palabra o pronombre hoc (esto) y hic (éste). o en un vaso sagrado pero estando abierto.pronombre esto o éste se puedan demostrar (enseñar). en lo que hay en el corporal). a saber. c. sin saberlo el sacerdote. pensando en lo que tengo en las manos. 2. o si estuviese escondida bajo el mantel del altar. así como para consagrar se requiere intención de consagrar. e incluso en el corporal. en la piedra consagrada. además. al menos habitual. b. está determinado por la intención como objeto de consagración.

Ahora se busca cuál y cuánta sea la fuerza de esta intención. pero no pensando sobre la consagración de la partícula que está puesta en el corporal. es una intención condicionada. a no ser que la duda sea sobre el valor de la consagración (cf. todo el problema depende esencialmente de la intención del consagrante. ya que se debe presumir que el consagrante y en general todo aquel que realiza un sacramento. en primer lugar tiene intención de celebrar. 1. Para preparar el camino. Sin embargo este asunto no debe ser causa de escrúpulos. que también se consagre esa cosa que no puede ser consagrada sin manifiesto peligro de dispersión y. además de la intención general de celebrar. Porque si suponemos que el sacerdote utiliza por inadvertencia un cáliz no consagrado. sin que el sacerdote o los fieles sepan algo de la nulidad del sacramento. hay que anotar lo siguiente: Supuesto que es apta la presencia de la materia que debe ser consagrada.sino dentro de un copón (ciborrio). a no ser que se dude del valor de la consagración. al menos del pie del copón. de irreverencia.856ss. 114.). cualquier sacerdote que va a celebrar. a no ser que eso pueda realizarse sin pecado (material). De aquí se deduce también que el sacerdote pecaría gravemente si a sabiendas consagrase una materia que estuviese fuera del altar o fuera del corporal o en copón no sagrado. con la cual se determina la materia que va a ser consagrada en concreto. a saber. esté colocada dentro de la piedra consagrada. En fuerza de esta intención probablemente no es consagrada sino la materia que exhibe a los sentidos una cosa continua. pero en fuerza de esta intención tampoco se consagra la partícula u hostia pequeña que. n. b. porque no puede suponerse que sea ésta la mente de la Iglesia. Ahora bien. con el fin de resolver muchas cuestiones sobre este tema. Cuestiones sobre la consagración. y en general de todo aquel que confecciona (o realiza) un sacramento. y por eso no puede ser restringida lícitamente por ninguna condición. debe tener la intención de consagrar todavía otra . éste debe colocarse dentro de la consagración. por lo tanto. Hay autores moralistas que opinan que la intención del consagrante. la cual. Y esta es la razón por la cual la intención de consagrar debe ser absoluta. En fuerza de esta intención sólo se consagra la hostia que se encuentra en las manos del sacerdote y el vino que está en el cáliz. Pero este principio no puede ser admitido sin que en la práctica se produzcan muchos y graves incomodos que a todo trance deben evitarse. El sacerdote. c. de tal manera que alguna parte. por su naturaleza es intención de celebrar como Cristo lo instituyó y la Iglesia lo entendió. a. no hay ninguna consagración e igualmente ningún bautismo. o bautiza con agua notablemente fétida. ya sea por inconsciencia del sacerdote o también estando él advertido. 2. Ballerini-Palmieri IV. Esta intención es y debe ser absoluta. pero sólo pecaría venialmente quien voluntariamente no abriese el vaso sagrado. no quiere consagrar o confeccionar un sacramento. con tal que el copón esté en el corporal. Las cuales cosas son ciertamente incomodidades y gravemente ilícitas.

perdura todavía virtualmente. o deben ser unidas con la materia que se va a consagrar. a no ser que al duda sea sobre el valor de la consagración. Las migas que haya separadas de la hostia. o a quien dentro de la misa. aunque después no preste atención a lo prometido. queda consagrada válidamente cualquier materia a la que se refiera aquella intención emitida. con tal que esté físicamente presente en el ara. 115. no . a manera de una cosa continua. las migas . expresamente emitida ya sea antes de la misa o durante ella. porque la intención del sacerdote parece restringirse a la materia que exhibe una cosa continua. o sea hostias pequeñas que están puestas en el corporal o se contienen en el copón. 3. a no ser que el sacerdote tuviese una peculiar intención sobre ellas. porque la intención general de celebrar. sino que deben ser sumidas con la preciosísima Sangre o con la purificación de ellas. Pues la doble condición que para la válida consagración se refiere. existe sin duda en este caso.2. no tenga su atención puesta en ella. se restringe a la materia que. Las migas de pan que. que en el momento de la consagración permaneció cerrado por inadvertencia. por el peligro de irreverencia. en virtud de esta intención. no restringida por ninguna condición. 1. El copón. si el sacerdote no emite hacia ellas una intención especial. además de la intención general de celebrar. no están consagradas si el sacerdote no intentó nada expresamente. sino sobre todo las hostias de menor tamaño que las del sacerdote y que reciben los fieles cuando comulgan. Las pequeñas gotas de vino que se adhieren interiormente al cáliz . se encuentra en el cáliz en el momento de la consagración. aunque el sacerdote. Las pequeñas gotas de vino adheridas al exterior del cáliz . advirtiendo que el copón "que debe ser consagrado" está colocado en el ara. en el corporal o en el copón. pues. no parece que quedan consagradas. por su mínimo tamaño. en el momento de la consagración. pues la intención de consagrar la materia presente no se extiende a las migas separadas. También esta intención es y debe ser absoluta. puesto en el corporal . o deben ser secadas si esto puede hacerse fácilmente. se propone consagrarlo. o él lleva las hostias pequeñas personalmente al ara para consagrarlas después. o al que antes de la misa es avisado sobre el copón que debe ser consagrado en la misa y asiente a ello. Ahora bien. y por lo tanto de consagrar. También se juzga que tiene intención expresa de consagrar a cualquier sacerdote que. sean o no sean consagradas. de las formas grandes. está consagrado si en el consagrante hubo suficiente intención de consagrarlo. debe tener la intención de consagrar todavía otra materia. se adhieren a esa hostia en el momento de la consagración. pero si acerca de él (o sobre él). Pero si se encuentran antes de la consagración. no parece igualmente que estén consagradas. El sacerdote. después de la consagración dichas gotitas no deben ser secadas. separadas de la hostia grande. por ejemplo. emite su intención afirmativa de consagrar las hostias pequeñas que se deben poner en el ara. Corolarios de las anteriores declaraciones. puesto que la materia que debe ser consagrada en el acto de la consagración. por lo mismo que asiente a la consagración cuando es avisado. 2. debe entenderse no sólo las partes pequeñísimas de hostia que suelen separarse. En todas estas últimas veces en que aparece la palabra "partículas".

está consagrado si en el consagrante hubo suficiente intención de consagrarlo, pero si acerca de él (o sobre él), no intentó nada ni explícita ni implícitamente, no se juzga consagrado, porque por la intención general de consagrar el copón no se concreta suficientemente el objeto de la consagración. 4. Pero el copón que en el momento de la consagración permaneció por olvido fuera del corporal , debe ser juzgado como consagrado por la intención virtualmente perdurante, con tal que el sacerdote hubiese tenido intención explícita o implícita de consagrarlo. Hay escritores que dudan si este copón ha sido consagrado, porque piensan que en este caso el consagrante no tuvo la intención de consagrar, aunque antes la hubiese expresado, porque la intención objetivamente es gravemente ilícita. Esta opinión se funda en el principio de que la intención del celebrante no es absoluta, sino condicionada, esto es, que se debe presumir que el consagrante no lo quiso consagrar, si esto se pudiese hacer sin pecado. Pero esto no se debe admitir (cf. n.114). Nota. Para precaver las dudas sobre la consagración, muchos autores aconsejan rectamente a los neosacerdotes que expresen sus intenciones de una vez para siempre: a. de consagrar todas las hostias situadas en el corporal; b. de no consagrar las gotas de vino adheridas interiormente al cáliz; c. de no consagrar las migas adheridas a la hostia; d. de no consagrar las migas separadas de la hostia, ya estén en el copón, ya en el corporal. Expresadas estas intenciones, es cierto que por la fuerza de la intención de no celebrar, nada fuera de las hostias puestas en el corporal se consagra, sino aquello que a la manera de una cosa única y continua existe en la hostia o en el cáliz. 116. De las partículas que deben ser consagradas y puestas en el ara. Las hostias que deben ser consagradas deben ser puestas en el ara al principio de la misa o, al menos, a no ser que una causa justa lo excuse, deben estar presentes al ofertorio, para que con la materia del sacrificio con el cual son consagradas, también sean ofrecidas a la vez. Por causa razonable pueden consagrarse lícitamente las hostias que sean llevadas después del ofertorio, con tal que estén presentes antes del prefacio y se haga mentalmente su oblación. Por causa grave (si, p. ej., de lo contrario se quedarían sin comunión uno o muchos o deberían esperar demasiado tiempo), pueden ser consagradas también las hostias traídas después del prefacio, pero antes de comenzar el canon; y por causa gravísima (para dar la comunión a un enfermo o si, de lo contrario, una gran multitud de fieles, no sin grave molestia, o fuesen privados de la comunión, o debiesen esperar demasiado), pueden ser consagradas lícitamente las hostias traídas también iniciado ya el canon, antes de la consagración del pan. Pero, sin embargo, si de lo contrario solamente uno debiese ser despachado sin comunión, una vez ya comenzado el canon ya no debería ser consagrada para él una hostia, sino más bien debería serle entregada una partícula (parte) de la hostia, partida de la hostia del sacerdote. La razón de esta prescripción debe ser tomada del orden de la misa que, después de los ritos preparatorios, sólo contiene dos partes, la oblación (ofertorio) y la consagración con la comunión. Así pues, el acto litúrgico de la

contiene dos partes, la oblación (ofertorio) y la consagración con la comunión. Así pues, el acto litúrgico de la oblación comienza con el ofertorio y se termina con las oraciones secretas, pero el acto litúrgico de la consagración empieza con el prefacio. Por lo tanto, el orden de la misa se trastorna si después de comenzar la oblación, todavía se lleva sobre el ara una materia para consagrar, que todavía antes debe ser ofrecida, por lo cual el trastrueque del orden es tanto mayor cuanto más tarde fuese llevada dicha materia. De aquí proviene el que antes del prefacio todavía se admita una materia para ser consagrada (unas hostias), por causa razonable, porque todavía no ha sido iniciado el acto litúrgico de la consagración; pero después de comenzado el prefacio, sólo se admite por causa grave, porque el acto litúrgico de la consagración ya ha comenzado ciertamente, aunque solamente todavía por el prefacio introductorio al acto de la consagración; sin embargo, comenzado el canon, algunos canonistas y moralistas no admiten materia para consagrar por ninguna razón, otros sólo lo admiten por una causa gravísima, porque el canon pertenece ya al acto litúrgico mismo de la consagración. 117. Cantidad que debe ser consagrada. De la misma manera que la cantidad de pan y de vino, cualquiera sea, aun la muy grande, puede ser consagrada válidamente y de hecho lo es, con tal que por el pronombre esto se pueda demostrar suficientemente, así también cualquier cantidad, aunque sea mínima (una miga de pan o una gotita de vino), se consagra válidamente, con tal que pueda ser percibida por el sentido humano. Pero una materia tan diminuta que no pueda ser percibida por el sentido humano, no puede ser consagrada válidamente, tanto porque tal materia no puede ser demostrada por el pronombre esto, como porque todo sacramento generalmente es signo sensible que, por lo tanto, por su propia naturaleza exige una materia sensible. Pero para una consagración lícita se requiere aquella cantidad de pan o de vino que convenga al fin, uso y reverencia de tan santo e importante sacramento. 118. Notas. 1. Si las partículas (hostias pequeñas de los fieles o partes menores de las hostias), fueron consagradas dudosamente, se debe distinguir un triple caso: a. Si no se trata de partículas que deben distribuirse enseguida y si son pocas, se tomen por el celebrante después de las sagradas especies, antes de la purificación final, o se guarden en un vaso hasta su corrupción; b. si son muchas y no van a ser distribuidas enseguida, estas partículas dudosamente consagradas deben consagrarse bajo condición en otra misa; c. si se trata de partículas que deben distribuirse necesariamente ahora, y no se celebra después ninguna otra misa, el autor de esta "Suma de Teología Moral" había permitido en las primeras ediciones de este libro (ciertamente sólo entre la consagración y la comunión, cuando la misa no está íntegramente completa), q ue fuesen consagradas de nuevo bajo condición. Porque tal consagración, aunque no fuese válida, no podría llevarse a la práctica, puesto que no es cierto si la comunión de los fieles es razón suficiente, y si no, daría fácilmente lugar a abusos. 2. Si a las partículas consagradas se mezclan las partículas no consagradas , todo el cúmulo de ellas debe ser llevado al altar y ser consagrado, o con intención de consagrar las partículas no consagradas o con intención de

llevado al altar y ser consagrado, o con intención de consagrar las partículas no consagradas o con intención de consagrar todo el cúmulo, bajo condición, si no estuviesen consagradas (S a n Alfonso, n.216; Lugo, De euchar. disp.4. n.133ss.). También si a un vino consagrado se le mezcla un vino no consagrado, toda la cantidad que se contiene en el cáliz debe ser consagrada con la intención de consagrar todo lo que haya no consagrado en el cáliz o lo que exista en el cáliz que sea consagrable. Sin embargo, el moralista de Lugo piensa que el primer modo de consagrar no es suficiente, porque las hostias que deben ser consagradas no están suficientemente determinadas (concretadas) por la intención del consagrante, de forma que puedan demostrarse con el pronombre esto. Pero, así como nada impide el que puedan ser consagradas a la vez que otras, bajo condición, porque todas están presentes y pueden ser mostradas, así nada impide el que p ue d a consagrarse todo cuanto no esté consagrado en el copón, porque todo ello puede ser designado suficientemente por medio del pronombre esto. Porque, aunque el mismo hombre no conozca esta materia y, por lo tanto, ni siquiera podría designarla, sin embargo esa materia de hecho existe y puede ser designada objetivamente. CUESTIÓN TERCERA DE LA FORMA DE LA EUCARISTÍA 119. La forma de consagrar el pan la constituyen las palabras con las cuales nuestro Señor Jesucristo consagró e instituyó este sacramento en la última cena: porque esto es mi cuerpo. Todas estas palabras (excepto la partícula latina enim , en castellano pues, porque) y éstas solas , son esenciales en la consagración del pan, porque estas solas significan completamente lo que se verifica en la consagración, a saber, la presencia del cuerpo de Cristo, e igualmente todas se requieren para significar esto. Si alguien, pues, o bien omitiese una de estas palabras (p. ej., el es , o el mi , el mi de mi cuerpo), o cambiase substancialmente las palabras, no consagraría válidamente. En cambio, otras palabras fuera de éstas, precedentes o subsiguientes, no se requieren esencial o necesariamente para la consagración. Escoto (Scotus, irlandés) opinó que aquellas palabra previas: Qui pridie, "el cual la víspera de su pasión" y siguientes, no se requerían ciertamente por exigencia esencial para la consagración en sí misma, pero que era necesario anteponerlas a las de la misma consagración para que las palabras de la forma se entiendan proferidas en la persona de Cristo, y así conste que el sacerdote no quiere significar su propio cuerpo al decir esto es mi cuerpo, sino el cuerpo de Cristo. Pero que el sacerdote habla verdaderamente en la persona de Cristo, consta, no por aquellas palabras, sino por su intención, pues por lo mismo que el sacerdote pretende celebrar, tiene intención apropiada a las palabras de la consagración y habla en la persona de Cristo (cf. Lugo, De eucharistia, disp.11. n.39). 120. La forma de consagrar el vino la constituyen igualmente las palabras de Cristo: porque (enim) éste es el

a saber. ni la sentencia contraria de los autores. falta la mayor parte o todas. es lícito repetir la consagración aunque no sea necesario (cf. Recitativamente. pues del contexto del canon consta que el sacerdote recita aquellas palabras como pronunciadas por otro. esto es. esto es. Significativamente. 2.26). es decir. esto es. a. 3. por el mismo Cristo. no se requeriría la presencia del cuerpo y la sangre de Cristo. 1 Cor 11. de manera que el sacerdote mismo afirme que esto es el cuerpo de Cristo. sobre todo orientales. no sólo especulativamente. o sea materialmente. no debe necesariamente repetir la fórmula íntegra. con la cual se conecta con las precedentes. b. o ésta es mi sangre. porque la consagración ciertamente es válida. Pero como muchos autores dudan de la consagración si se omiten todas las otras palabras después de las esenciales. fuera de las palabras eterno y misterio de fe. La forma de consagrar el vino la constituyen igualmente las palabras de Cristo: porque (enim) éste es el cáliz de mi sangre. Las palabras de la consagración deben ser proferidas así: 1. misterio de fe. y la partícula enim (que significa ciertamente). ni son referidas por San Pablo. como igualmente no . sea pecado grave. en otras liturgias. mor. II. Pero deben ser añadidas necesariamente por precepto de la Iglesia. Y estas solas palabras son esenciales en la consagración del cáliz. que allí realmente estén el cuerpo y la sangre de Cristo. que parece carecer de todo fundamento. Lehmkuhl . no es necesario que el celebrante pretenda expresamente todos estos sentidos. o solamente éstas: que será derramada. De aquí se sigue que las palabras que vienen después: del nuevo y eterno testamento. porque si profiriese sólo materialmente las palabras para su verdad. Quien en la consagración solamente hubiese pronunciado las primeras palabras esenciales. Las palabras que se emplean en la consagración del pan están tomadas del evangelio de San Mateo (26.172). porque éstas solas significan y realizan perfectamente el sacramento. que será derramada por vosotros y por muchos para la remisión de los pecados . de forma que la omisión voluntaria de dichas palabras o una mutación o cambio notable. vuelve verdaderamente dudosa la consagración. narrando históricamente lo que Cristo el Señor hizo y dijo. quien sin duda redactó bien la fórmula válida (cf.25). con la intención de hacer por las palabras de la consagración.120. no son de la esencia de la consagración y realmente. la esencia de la sangre bajo las especies del vino. n. o sea formalmente. Por lo demás. Las palabras que en la consagración del vino se emplean están tomadas de diversos lugares de la sagrada Escritura. 121. Prácticamente. Theol. está inserta por el uso de la Iglesia Romana.

éste es el cáliz. significan aquello que por fuerza de las palabras se hace presente en la Eucaristía. Es más. ε. Son válidas pero ilícitas las formas siguientes: α. sea esto. este es el cáliz de la sangre divina. esto es mi substancia. de suyo. en la substancia contenida bajo estas especies ). esta sangre es mía. esto es el cuerpo de Cristo. hágase mi cuerpo y mi sangre. es . a no ser que el hablante quiera significar lo mismo con el término carne. para precaver errores y escrúpulos. cuya cabeza es el mismo Cristo. aquella es mi sangre. no también su alma y divinidad. institutor de los sacramentos. cf. por nombre de la Iglesia se entiende el cuerpo moral de los fieles. esto es. γ. 122. no significa todo aquello que significa la palabra cuerpo. las cuales no se hacen presentes por fuerza de las palabras bajo las especies. por lo cual esta otra forma parece ser inválida. γ. esto es pues el cáliz de mi sangre. a no ser que en la intención del que habla la palabra "cuerpo" se tome como predicado. ß. cambiando el orden hoc meum est corpus . mientras que por el contrario las palabras sit (sea) y fit (se hace). como igualmente no es necesario que intente determinadamente consagrar. La forma del verbo ser. porque estas palabras no significan la transubstanciación. esta es mi carne. ß. tampoco vale. Esto es mi cuerpo. su mismo cuerpo y su misma sangre. o por las solas palabras esenciales o por todas las palabras de la fórmula consecratorio. a. significa una cosa presente al que habla. no es necesario que el celebrante pretenda expresamente todos estos sentidos. eso (istud) es mi cuerpo. debe aconsejarse que el celebrante intente hacer lo que quiere e intenta la Iglesia. esto y éste significan demostrativamente en primer lugar la cosa presente. significa que esta cosa presente es el cuerpo y la sangre de Cristo. Las palabras de la consagración deben ser proferidas sin cambio. también 1 Cor 11. ß. Hic = aquí (adverbialmente. nuevo testamento en mi sangre. este alimento es mi cuerpo. a saber. significan solamente la misma acción de la conversión. pues la carne. es igualmente forma inválida porque en la substancia de Cristo también significa su alma. . la substancia que bajo estas especies se contiene. y en cuanto al objeto demostrado significan: la cosa. como tiene S. y la accidental la haría ilícita.Lucas (22. este cuerpo es mío. la cual no se hace presente bajo las especies por fuerza de las palabras. En la forma.20. pues la mutación substancial haría la consagración inválida. quien por lo tanto conoció qué palabras son las que realizan la consagración y cuál materia sea la aquellas palabras conviertan en cuerpo y sangre suyos.25). δ. está mi cuerpo y mi sangre. Las palabras corpus et sanguis (cuerpo y sangre). porque no consta suficientemente si el pronombre istud = eso. tanto substancial como accidental. aquella. en segunda forma no significa adverbialmente heic = en este lugar. sino este cuerpo me pertenece a mí. esta bebida es mi sangre. Luego éste. Son inválidas las siguientes formas por la mutación substancial: α. se hace esto. porque esta forma tiene el mismo sentido. en cambio no significa una cosa presente sino remota. luego significa la conversión. Son formas dudosas : α. sino que es suficiente que se conforme a la mente de la Iglesia. δ. y ella permanente. en este lugar.Por lo demás.

por pronunciación negligente. Por lo cual. Pero. CUESTIÓN CUARTA DEL MINISTRO DE LA EUCARISTÍA Articulo primero De la potestad de administrar la Eucaristía 123. el presbítero y el diácono. se debe evitar corromper o cambiar las letras de est e n es. sin embargo.845 del Código antiguo). si por una distracción ocurrente en el tiempo de la consagración. El ministro de la Eucaristía se distingue: El ministro de la consagración es sólo el sacerdote (cn. pero si el error se descubre durante la misma consagración. solamente se debe repetir la fórmula. no debe turbarse por ello (Missale rom. si alguna vez deban ser repetidas las palabras de la consagración por un error cierto o muy probable. meum en meu. el extraordinario era el diácono por licencia del Ordinario o del párroco. el cual dice: Son ministros ordinarios de la sagrada comunión el obispo. Por fin. las más de las veces no será necesario ni lícito repetir la fórmula. Pero. etc. accidental) no vuelve inválida la forma. o culpablemente por negligencia en la pronunciación. por un deslizamiento o vicio de lengua. se debe anotar lo que dice la rúbrica: Si el celebrante no recuerda haber dicho lo que en la consagración comúnmente se dice. pero las más de las veces la convierte en gravemente ilícita. Una mutación módica (es decir.b. sería venial. V.. etc. De defectib. debe comenzarse desde aquellas palabras: Qui pridie. muda sólo levemente la forma de la consagración.2. calix en calis .. a conceder por causa grave o en necesidad presunta (cn.1 del Código actual. el cual en la víspera. como praxis. nada debe repetir quien inculpablemente.).. sanguinis en sanguis .170). El ministro ordinario de la distribución antes era el sacerdote. estas faltas no pueden ser excusadas de pecado venial. c. no por defecto de lengua balbuciente. Nota. Sin embargo. y en el párrafo 2 añade: Es ministro . igualmente como avisa Lehmkuhl (n. y el error sea descubierto algún tiempo después de la consagración. surja una duda sobre el valor de la consagración. etc. porque ésta ciertamente es válida. Este canon ha sido reformado por el canon 920.802 del Código antiguo y 900 del actual). la omisión de la palabra latina enim = pues. pues en este tan insigne sacramento debe evitarse casi todo cambio voluntario de la forma. corpus en copus .

D 881). es más. De aquí que el Concilio tridentino afirme que procede de una tradición apostólica el que los seglares reciban la comunión de los sacerdotes y que los sacerdotes. solamente él consagra. Y el Concilio lateranense IV define: Ciertamente nadie puede confeccionar este sacramento sino el sacerdote que hubiese sido rectamente ordenado [C. Si muchos. Salvadas las posibilidades que concede este canon 230. pues con las mismas palabras con las cuales le fue concedida la potestad de consagrar. y al diácono sólo en el caso de llevar el viático a los enfermos. o también otro fiel designado. se den la comunión a sí mismos (Conc. Cf.)(D 430)]. todos los que quieren recibir el orden según el rito de la santa Iglesia romana. o terminar la forma (fórmula) a la vez con el obispo.11. 124. pues como concelebrantes tienen por ley natural intención de consagrar con el obispo. consagrante y distribuidor de la Eucaristía. y en el párrafo 2 añade: Es ministro extraordinario de la sagrada comunión el acólito. cn. Lugo. puesto que Cristo. celebrantes. disp. extraordinario. excomulgado. s. entre otras. Pero esta potestad.ordinarios de la sagrada comunión el obispo. donde se declaraba ministro de la exposición y reposición eucarísticas al sacerdote o diácono. le fue concedida también a la vez la facultad de distribuir.8). empero. lo que se hace en la ordenación de los neopresbíteros.Firmiter 1. cn. y como ministro de la bendición solamente al sacerdote. esto es. De summa Trinitate (I. puesto que si uno termina la forma antes que los demás y tiene intención de consagrar independientemente de los otros. Del ministro de la consagración. . según las prescripciones del derecho. a la vez. Del ministro de la distribución. trid. de consagrar ciertamente pero no sin el obispo. según el canon 230. El ministro de la distribución de la Eucaristía.802 del Código antiguo y 900 del actual). Por ello se les suele decir a los neopresbíteros que se van a ordenar.1 y cn. Pero esta advertencia es superflua. para apartar todas las ansiedades y escrúpulos. procuren expresar simultáneamente la forma. De eucharist. si hubiesen terminado ellos la fórmula antes del obispo (cf. La cual intención todos suelen tener. no se les debe recomendar otra intención. consagran la misma materia. sesión XIII. aun al hereje. o que tengan intención de no consagrar..8. como coherente con el carácter sacerdotal. trident. suplirlos en algunas de sus funciones. c. D 984s.XXII. Conc. 1. compete a todo sacerdote. que deben procurar. parece poder seguirse al canon 1274 del Código antiguo. aunque no sean lectores ni acólitos. otro. es decir. 125. pues sólo a éstos les fue concedida la potestad de consagrar con estas palabras: haced esto en conmemoración mía (Lc 22. Solamente los sacerdotes son ministros para consagrar la Eucaristía. uno es ordinario. dar la sagrada comunión.1. sect. cismático. Las cuales palabras fueron dichas a los apóstoles y a sus sucesores en el sacerdocio.2. el presbítero y el diácono.19. y no necesitan de ninguna otra intención.3 que dice así: Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros. suspendido o atrapado por un impedimento canónico. El ministro ordinario de la distribución de la Eucaristía es sólo el sacerdote. dijo: haced esto en memoria mía. pueden también los laicos.

117. realiza todos los actos con los mismos ritos y las mismas palabras que el sacerdote. por su ordenación.2. de este libro y en este número 125. el párroco y los vicarios parroquiales. a predicar un sermón. Esto lo admitieron. c. que pasa a otro tema. Todo lo cual ciertamente con facilidad se debe conceder. n. Para que el sacerdote ceda su puesto principal al diácono. no olvidando que este autor no conoció el Nuevo Código). esto ha cambiado grandemente. la causa no debe ser gravísima. los capellanes y el superior de la comunidad en los institutos religiosos o sociedades de vida apostólica clericales respecto a todos los que estén en la casa. Si el diácono distribuye la Eucaristía. era el diácono. repetimos la doctrina que aparece al final del n.3 y del canon 910 del Nuevo Código. no siendo necesaria ninguna delegación (cf. Puesto que el autor en este "número de orden de párrafos". por licencia del ordinario o del párroco. ya antes del Nuevo Código. al comienzo del párrafo 3. por lo cual ya en la Iglesia primitiva. el que administre la Eucaristía a los fieles. puesto que los diáconos. pasamos al n. incluso un seglar puede llevar el viático y administrarlo. Es más. sin ninguna conexión especial con la parroquia. Por el párrafo 3 del cn. un seglar cualquiera. salvo la colocación de la estola que debe ser transversal. se puede llegar hasta lo expuesto arriba. que en virtud del canon 230. a conceder por causa grave y para un caso de necesidad. sigue dando consejos y normas utilizables para el diácono y demás colaboradores del párroco. antes del canon 910 del Nuevo Código. asistir a otras funciones eclesiásticas. repetimos aquí. tienen potestad de distribuir la comunión. E l ministro extraordinario para la distribución de la Eucaristía.126. por comisión de los obispos y presbíteros. porque consta que antiguamente los seglares . estando ausente el párroco y el diácono. a dar la sagrada comunión cuando lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros. Parece que compete al diácono. entre otras muchas facultades de suplencias. a.123 de orden. Casus conscientiae. pueda llevar el viático y administrarlo. 3.230 de dicho Nuevo Código. El cn.125. en una necesidad gravísima de un moribundo. Bucceroni . muchos autores y con razón. ya que el precepto divino de recibir la Eucaristía prevalece sobre el precepto humano que prohíbe que el santísimo Sacramento sea tocado o llevado por un seglar.911 del Nuevo Código establece que tienen obligación y derecho a llevar c omo viático la santísima Eucaristía a los enfermos. que necesitaba licencia del ordinario y del párroco. según constaba en el canon 845. pues para eso ha sido ordenado. hasta el n. párrafo 2 y demás que siguen sobre esta materia del diácono. de que. b.2. como si el enfermo estuviese gravísimo. para que sea el inmediato y suplente ministro del sacerdote en las cosas que pertenecen a la sagrada Eucaristía. pues en estas cosas y demás servicios eclesiales es él el principal ayudante del párroco. también. Repetimos que antes del Código actual el diácono era ministro extraordinario. distribuían la Eucaristía. sino que es suficiente que él ceda el servicio para dedicarse a oír confesiones. Previo conocimiento de estos casos. por fuerza de su ordenación. se autoriza a los seglares .

n. porque consta que antiguamente los seglares habían tenido en sus manos la sagrada Eucaristía y se la habían llevado a su casa para después tomarla como comida y bebida (cf. Como el párroco tiene el oficio de administrar los sacramentos a los fieles. centuriae tres. porque la ley eclesiástica. a. que alargue (entregue) el viático con una cuchara adecuada. a. es decir. en caso de necesidad. 2 de la sagrada comunión en las iglesias y casas de los religiosos regulares (n. sino en determinados casos. y si celebra privadamente también antes y después de la misa.sq. al menos presunto. a no ser dentro de su misa. S. Quien no es sacerdote no puede darse a sí mismo lícitamente la comunión. Del permiso o licencia (Canon 467  1 del Código anterior y canon 529 del actual). Fuera de los casos de necesidad. En el caso de que.). un sacerdote puede encargar a una mujer. Un laico (seglar) puede. ni un sacerdote dársela a sí mismo estando presente otro sacerdote. pueden administrarse este sacramento. pues urge el precepto divino de comulgar. cas. Casuum consc. tanto en la iglesia como en oratorio público como en oratorio privado.237.561 del Código actual).Alfonso. este derecho no está reservado exclusivamente a los párrocos. estando ausente otro sacerdote o diácono. las mujeres llevaron la Eucaristía a los sacerdotes detenidos en las cárceles. sin el permiso del rector. para realizar la comunión a un enfermo. b. Un derecho semejante corresponde a los superiores en religión clerical en relación con sus súbditos y familiares. todos los no autorizados por el derecho que administren la sagrada comunión.: de la comunión en las iglesias situadas dentro del territorio parroquial. b. Tanto un sacerdote como un diácono. III. 4. incurren en pena de irregularidad.un seglar. puede distribuir la sagrada . se precisase una especial habilidad. no sólo por causa de necesidad sino también por motivo de devoción. a nadie le compete administrar los sacramentos (cn. por ejemplo a una Hermana de la Caridad que cuida a un enfermo. en peligro de muerte. cesa en estas circunstancias. tratar: 1. pues. Debemos. Centur. si alguna se oponga. 5. 126. En territorio parroquial : a. tiene también el derecho de apacentar su rebaño con el pan eucarístico.484  1 del Código anterior y cn. salvo en caso de necesidad. ahora bien. cuando no haya sacerdote o diácono. Es conocido que en la persecución parisina (Revolución Francesa). administrarse el viático. Burghaber. pues al sacerdote y al diácono se les prohíbe darse la sagrada comunión sólo cuando esté presente o un sacerdote o un diácono. Dentro de la misa cualquier sacerdote. En otras iglesias. Todo lo cual ciertamente con facilidad se debe conceder.69).

no podría administrárselo o.. no el viático. ausente.920 del actual). Pero. el cumplimiento del precepto (cn. del párroco o del Ordinario (cn. inclusive no parroquianos. Pero debe notarse que en este canon 920 del Código actual no se hace ninguna mención de la obligación de cumplir en la parroquia el . 1. de suyo no puede ser ni quitada ni restringida ni por el párroco ni por el Ordinario. procure hacer conocedor a su párroco propio. pero quien recibió la comunión pascual en una iglesia o parroquia ajena. También fuera de la misa cualquier sacerdote tiene esta facultad. A un obispo gravemente enfermo le administran los sacramentos los canónigos (cn. tanto en la iglesia como en oratorio público como en oratorio privado. Esta facultad ha sido dada por derecho.Pueden los religiosos en sus iglesias y oratorios.849  1 del Código anterior. no quisiera administrárselo injustamente. c. Ahora sólo se aconseja. 846 del Código anterior).1003 del nuevo).397  3 del Código anterior). el enfermo debería recibir el viático y el párroco.911 del actual). cualquier sacerdote secular o regular y. ya sea en público o en privado.C. pertenece al párroco (excepto los religiosos exentos). incluso el día de Pascua. aunque estuviese presente. puede distribuir la sagrada comunión.C. 28 de noviembre de 1912). En los templos y casas de religiosos regulares. distribuir la Eucaristía a toda clase de fieles. cn. licencia que puede ser presumida razonablemente. Igualmente cualquier sacerdote puede llevar privadamente la sagrada comunión.848 del Código anterior. a los enfermos. al menos por licencia presunta del rector de la iglesia. podría llevar lícitamente el viático a un moribundo. Está reservado al párroco: a.después de la misa. con el permiso presunto del sacerdote al cual esté encomendada la custodia del sacramento (cn. b. Los cual otros sacerdote tan sólo lo pueden hacer en caso de necesidad o por licencia.859  3 del Código anterior y cn. al menos presunta. b. también un diácono con licencia del párroco o del obispo. Llevar la sagrada comunión públicamente fuera de la iglesia a enfermos. dentro de su territorio. 127. por consiguiente. a no ser que el Ordinario hubiese prohibido la distribución en oratorio privado (cns. cn. pues ahora ya está abrogada la ley antigua por la cual se les prohibía a los religiosos regulares la administración de la sagrada comunión en sus iglesias en este día (S. Antes estaba mandado con precepto recibir la comunión pascual en la iglesia parroquial propia. si a pesar de todo.911 del nuevo). tanto por sí mismos como por otros sacerdotes. o del rector de una iglesia. si fuese extraño (cn. Solamente se puede negar a aquél a quien se le puede negar la licencia de celebrar.846 y 869 del Código anterior y cn. a falta de éste. Llevar el viático a los enfermos.

n. cn. está obligado a comulgar una vez al año. esta regla. novicios. según la humedad del aire que lógicamente es diversa. ya comienzan a ponerse mustias (enmohecidas) a los pocos días de su fabricación (cf. c. después de la primera comunión. También debe conocerse la norma del 16 de junio de 1931.219).514  1 del Código anterior). porque consta que las especies en semejantes sitios. XXIII. Por lo cual. profesos. cuando se consagra.que en este canon 920 del Código actual no se hace ninguna mención de la obligación de cumplir en la parroquia el precepto o de avisar de haberlo cumplido en otra parroquia.1. den instrucciones más cuidadosas que después deben ser guardadas escrupulosamente.7). a no ser que por causa justa se cumpla en otro tiempo dentro del año. La Iglesia manda dos cosas: que el pan.A. pues.). todo lo anterior está suprimido. Las hostias consagradas deben ser renovadas frecuentemente (Ritual romano. haya sido confeccionado recientemente.514  3 del Código anterior). Renovación de las especies. ya que el peligro de corrupción es diverso según las diversas regiones.1. ni puede determinar.848 del Código anterior. esto es. Si se trata de novicios y profesos enfermos fuera de la casa religiosa. vale lo mismo de la hostia mayor expuesta en el ostensorio. se previene suficientemente el peligro de corrupción. y que las hostias consagradas se renueven frecuentemente (Ritual romano. pues el 2 párrafo de este canon sólo expresa que todo fiel.1272 del Código anterior). guardada. La ley general de la Iglesia no determina detalladamente.S. Pastoralmedizin.4. para que todo peligro de corrupción sea evitado. b.7. a. tienen el mismo derecho. En toda religión clerical es derecho y oficio de los superiores administrar el viático y la extremaunción a sus enfermos. para que no sea llevado el viático públicamente sin licencia del párroco. Pero los Ordinarios del lugar. 2. En una religión laical este derecho y oficio corresponde al párroco del lugar o al capellán que el Ordinario haya puesto como suplente del párroco (cn.4. a no ser que las circunstancias del lugar o del tiempo exijan una más frecuente renovación.C. tit. En las casas de las monjas tiene el mismo derecho y oficio el confesor ordinario o quien hace sus veces. c. . con tal que las hostias no se encuentren en un lugar demasiado húmedo o demasiado cálido. y que este precepto debe cumplirse en tiempo pascual . 553.i. tit. A. En cuanto a la renovación. a. Pues tantas veces deben ser renovadas las especies cuantas sean necesarias según la condición de los lugares. cada quince días o al menos cada mes. en C. 128. y a otros que viven en la casa religiosa de día y de noche por causa de servicio (famulato) o educación o de hospedaje o de salud enfermiza (cn. pág. Pero si el lugar en que se guardan las hostias es demasiado cálido o húmedo. c. no deben consagrarse cada vez muchas más hostias de las que suelen consumirse cada quince días o cada mes. es necesaria una más frecuente renovación (cada semana). n. guardado sin embargo el cn. consideradas todas las circunstancias. Olfers .

A.P. cada día. 917 y 921  2. He aquí el texto: Respuestas de la Pontificia Comisión para la Interpretación Auténtica del Código de Derecho Canónico: .Y. Dicho párrafo dice así: Aunque hubieran recibido la sagrada comunión en el mismo día. En el Nuevo Código. gravemente. a más de un mes). por lo tanto. Como en la praxis se produjeron distintas interpretaciones y distintas ejecuciones. 129. por cualquier motivo. A nadie le es lícito recibir la Eucaristía más de dos veces en el mismo día. (C. es muy aconsejable que vuelvan a comulgar quienes lleguen a encontrarse en peligro de muerte. 1.138) una o dos veces. Cotejados bien ambos cánones. no puede aclararse por él si el cn. se hizo más necesaria una consulta formal a la Santa Sede sobre la amplitud que autorizaba el cn. quedando a salvo lo que prescribe el Canon 921  2.) Respuesta oficial de 11-VII-1984. excepto en caso de viático para aquel que. b. ej. Articulo segundo De la manera de administrar la Eucaristía Por prescripción de la Iglesia la Eucaristía debe ser administrada de esta manera: a. en lugar conveniente y. también peca quien consagra hostias que sabe que ya no son recientes y quien retrasa voluntariamente su renovación a más de un mes. se hallen en peligro de muerte.S. 76 (1984).A. promulgado el 25 de enero de 1983 por el Papa Juan Pablo II.917.. c. pero en su párrafo 1. hubiese recibido ya. En el tiempo debido. se expone el principio general sobre la recepción del viático: Se debe administrar el viático a los fieles que. puede recibir la comunión de nuevo. en su debido tiempo. quien difiere (retrasa) mucho tiempo la renovación de las hostias (p. se comprueba que se refieren a dos casos distintos y que. a dos meses.917 autoriza a comulgar solamente una segunda vez.b. en el mismo día. siendo muchos los fieles que comulgan más de dos veces al día. se contiene el Canon 917. por devoción. en el mismo día. y no "cuantas veces asista a la misa. que dice: Quien ya ha recibido la santísima Eucaristía. En el mismo cn. Peca pues. o si admite varias comuniones dentro de las varias misas a las que un fiel puede asistir cada día. Ya los canonistas comenzaron a interpretar en sentido restrictivo la palabra latina iterum como "solamente otra vez en el mismo día". la sagrada comunión (n.921. con el rito acostumbrado por la Iglesia. solamente dentro de la celebración eucarística en la que participe. y si el lugar es húmedo.

869 (C. donde habitualmente se guardaba la Eucaristía en la noche de la navidad del Señor. principalmente de orden público nocturno.XX) se concedió el privilegio a institutos religiosos. durante el cual se distribuye la comunión a los fieles después de tomarla también los celebrantes. sobre todo.C. comulgan los sacerdotes celebrantes y acompañantes y después los fieles. si se hubiese concedido por el Ordinario permiso para comenzar la Vigilia Pascual a las nueve de la noche. En cambio. de distribuir la comunión en la celebración de las misas (Santo Oficio.S. = afirmativamente a lo primero y negativamente a lo segundo. No es lícito llevar la Eucaristía fuera de la iglesia de noche. La liturgia del Viernes Santo. concedida.. han juzgado que se debe responder como sigue a cada una de las dudas que les fueron presentadas en la reunión plenaria del 26 de junio de 1984. a llegar a la Comunión. A. en la nueva ordenación acepta la distribución de las hostias pequeñas consagradas en la misa del Jueves Santo y guardadas en el sagrario del monumento para el oficio del Viernes Santo.297).i. o por el derecho o por indulto apostólico. si no es por viático. En la Feria VI de la Semana Mayor. Solamente se puede llegar a recibir la comunión. 178). según norma del cn. todavía en la fecha del Sábado Santo. c. se celebrase a la medianoche de la navidad del Señor. n. como en no pocas parroquias se hace. que anteriormente no incluía la comunión. a no ser que el Ordinario del lugar. por causas justas.A. en el día 11 de julio de 1984: Los Padres de la Pontificia Comisión para la Interpretación Auténtica del Código de Derecho Canónico. en la Misa Pascual de medianoche. en casos graves. seminarios de clérigos. 3. o siempre que participa en la celebración eucarística. el viático . se podía distribuir la comunión en cualquier misa que. a obreros católicos que suelen hacer Ejercicios Espirituales en la Semana Santa y los terminan en la mañana del Sábado Santo (Gury-Ferreres II. R. Todavía en el Código de Derecho Canónico publicado en el año 1917 se anunciaban nuevas concesiones: así por el cn. se puede traer aquí el dato de que antes de principios de siglo tampoco se podía administrar la comunión en la noche de la natividad del Señor (Sagrada Congregación de Ritos . 16 de marzo de 1936. 7 de diciembre de 1641). 2. b. Al principio del nuevo siglo (s.Respuesta 1. D.917 el fiel que ya ha recibido la santísima Eucaristía puede recibirla en el mismo día solamente otra vez . motivado por diversas razones. En el Sábado Santo. a. XXVIII. a no ser que urja la necesidad. no es lícito llevar la comunión a los enfermos.867  4. Si a tenor del cn. paralelo al cn. Como prueba de la amplitud actual respecto a la comunión en el triduo de la Semana Santa. en un caso particular lo prohibiese. No parece que por estas normas haya sido suprimido el permiso (licencia) de recibir la sagrada comunión. La Eucaristía puede ser recibida todos los días del año.821  2. lugares piadosos. 1 de agosto de 1907 y 26 de noviembre de 1908).

868 del Código anterior).16. El amplio espíritu del Nuevo Código facilita la solución de los casos que aquí estudiamos: puede decirse que. La frase a no ser que aconseje otra cosa una causa razonable.931 del Código actual dice que la celebración y administración de la Eucaristía puede hacerse todos los días y a cualquier hora. La Eucaristía puede distribuirse en una iglesia y en todos los oratorios en los cuales puede ser ofrecido el sacrificio de la misa. cn. 130. se puede extender a todas las horas en las que esté abierta la iglesia. La sagrada comunión sea distribuida solamente a las horas en que se pueden celebrar las misas. el mismo párroco podría hacer esto en su propia autoridad. se ha generalizado llevar la comunión privadamente. puede permitir. llevar de noche el santísimo sacramento dentro de las paredes domésticas de un monasterio. ahora ya se puede administrar a todos los enfermos. aun en oratorios privados (Sagrada Congregación de Ritos . En cambio. No es lícito llevar la Eucaristía fuera de la iglesia de noche. a no ser que obste una prohibición especial.4. se distribuye lícitamente fuera de la misa y también inmediatamente antes o después de la misa (cn. una misión. p. el cual no pueda permanecer en ayunas mucho tiempo sin grave incomodo. la sagrada comunión.867  4. dando posibilidad de recibir la comunión si hay sacerdote que lo pueda realizar. previa dispensa. Además. por ejemplo. a un enfermo que desde tiempo no hubiese comulgado y no pudiese estar en ayunas mucho tiempo. La primera parte de este canon antiguo parece referirse al horario de cada iglesia. pues existe motivo suficiente para que. Si hay una causa especial. tit.867  4). Pero el cn.5 del Código anterior. Es más. El que la Eucaristía se distribuya dentro de la misa.. Lugar conveniente. etc. a enfermos que están en una habitación cercana. El obispo.3. se puede ampliar el tiempo hábil para recibir la comunión. no sólo para los que intervienen en esos sucesos. Es lícito. con las excepciones establecidas en las normas litúrgicas). Cn. 8 de mayo de 1907. por privilegio de la Iglesia. si el sacerdote tuviese que abandonar la iglesia o el oratorio. un jubileo. a un enfermo en cama. pero. si fuese necesario. a no ser que aconseje otra cosa una causa razonable (cn. en el caso de que fuese necesario. Pero no le es lícito al sacerdote celebrante distribuir la comunión dentro de la misa a fieles tan distantes que éste pierda de vista el mismo altar (cn. 5.869 del Código anterior).4 n. a no ser que urja la necesidad. sin obligación de que estén en ayunas. . ej. el viático puede administrarse a cualquier hora del día o de la noche (Ritual romano.. es muy conveniente a la naturaleza de la cosa y a la voluntad de la Iglesia. que la Eucaristía sea llevada de noche por las calles. sino también para todos los fieles. c.846 del Código anterior). pues la prohibición del ritual sólo se refiere al traslado público por las calles del lugar. 4. los fieles no sean privados largo tiempo de la sagrada comunión. excusado de esa prohibición. por antigua costumbre que obtuvo fuerza de ley.13. un gran concurso.

el Ordinario del lugar también la puede delegar. a no ser que lo excuse una grave necesidad.2) describe cuidadosamente el rito que el sacerdote debe observar en la distribución de la sagrada comunión. Ballerini-Palmieri IV. sin que sea necesario que de hecho se celebre allí la misa.4. En cuanto a las preces que hay en el ritual para después de la distribución de la sagrada comunión. es preferible omitir el aparato externo con el cual debe ser administrado el santísimo sacramento. El Ritual romano (tit. con los dedos últimos . Es pecado grave distribuir la Eucaristía sin ningún vestido sagrado (litúrgico). Tocar el sacerdote la sagrada hostia. aunque no en la habitación del enfermo (cn. administrarla sin luz (que antes se hacía con una palmatoria).896).A. sin causa. 3. ya es tolerado en toda clase de administración de la sagrada comunión o viático. como ordinaria. dice la antífona y la oración.1 n. Esta facultad. 131. En fuerza de esta facultad. se debe notar que existe la obligación de rezar la antífona: Oh sagrado convite (O sacrum convivium ) con el verso y la oración. c. a que un moribundo muera sin recibir el viático. es pecado grave. o los moribundos del viático. A.6.S.822  4 del Código anterior y 932 del nuevo). cambiar la estola o sólo el roquete. XX. n. puede emplear o usar otros dedos en la distribución de la comunión (cf.490. ya que el nuevo ritual concreta que el sacerdote. 5 de enero de 1928. por causa grave. con el mismo acto también se permite la distribución de la sagrada comunión en aquel lugar. 79). si se lleva la sagrada Eucaristía a enfermos bastante distantes. Sobre el rito prescrito.. Lacroix 1. aquí debemos describir qué pecado comete quien se aparta de las prescripciones litúrgicas: 1. pr. es pecado venial. Ahora hay que anotar qué pecado comete quien omite las prescripciones litúrgicas: Distribuir la Eucaristía sin ningún vestido sagrado. .Congregación de Sacramentos . si no lo excusa una necesidad. 2. omitir las preces señaladas antecedentes o subsiguientes a un traslado. etc. para que los fieles sanos no se vean privados de la comunión. Urgiendo una grave necesidad. vuelto al altar. se puede llevar también a otros que no pueden ir a la iglesia aquel día (S. tanto más que el escándalo inicial de los fieles cesa cuando es conocida la causa.Pero debido a que el Ordinario del lugar puede permitir la celebración de la misa también en un lugar decente (en verdad no habitualmente sino para un solo acto). pero quien tiene impedidos los dedos pulgar e índice de la mano. es lícito administrar la Eucaristía sin luz y sin vestido sagrado. es pecado venial.

Por lo cual. n. pueda entregarlas a uno solo (cf. 12 de febrero de 1679. fuera de la iglesia. Actualmente no existe problema respecto al color negro con que antes se celebraban los funerales y las misas por difuntos con ornamentos de color morado claro.2 n. o una mujer (p.847 del Código anterior. tit. 1.6. se procure cuidadosamente guardar la reverencia y decencia debidas a tan gran sacramento. dividida en partes.R. tanto en la misa como fuera de ella. n. no debe ser dada. si fuese necesario para dar un viático o para dar la comunión a uno o dos que no pueden esperar mucho tiempo. puede recitar el Confiteor y responder al sacerdote. decreto Cum ad aures .R. cuando se lleva la comunión a los enfermos privadamente (ocultamente). Es lícito. miss. 1.4 c.4 n. Pero la hostia que se suele guardar para la exposición del santísimo sacramento. quitar una parte de la hostia del sacerdote. . con palabras generales. nada obsta para que el sacerdote celebrante. Benedicto XIV. o puede el sacerdote responderse a sí mismo en todas las cosas. II. a comulgantes. 12.. mor.1). 13 de julio de 1658. 30 de enero de 1915). así deben preferirse los clérigos a un servidor laico (seglar). y los demás sacerdotes pueden llevarla sólo en caso de necesidad.4. deben ser preferidos a los demás por razón de su ministerio. está establecido que los ministros mayores del altar o sacrificio. Rituale romano.C. 17 de mayo de 1636). n. 7. Theol. 5. En el Canon 848 se establecía que el derecho y el oficio de llevar públicamente la sagrada comunión a los enfermos.4. En el párrafo 2 de este canon se dice que. 132. y se ha generalizado la costumbre de comulgar dentro de la misa en su momento normal.3 c. si no es un caso de necesidad. pues en los adjuntos en los cuales se dio la ocasión a dicho decreto. que se entreguen a uno muchas formas (hostias pequeñas). incluso no parroquianos. Santo Oficio.12. Si falta quien responda al sacerdote o le ayude.20 n. pertenece al párroco dentro de su territorio. ej. por causa razonable. 13). si es varón. A los enfermos sea llevada la comunión públicamente.189). o varias hostias pequeñas (Inocencio XI. De la comunión a los enfermos (antes del Nuevo Código). el mismo sacerdote diga todo. a no ser que una causa justa y razonable aconseje otra cosa (cn. Génicot. inst. S. con la venia al menos presunta del sacerdote al cual está confiada la custodia del santísimo sacramento. S. El célebre decreto del Papa Inocencio XI ciertamente prohíbe. una monja) puede responder. No es lícito dar a los fieles la hostia grande de los sacerdotes en la misa. Sobre el orden para distribuir la comunión entre los comulgantes.. al menos con licencia presunta del párroco o del obispo.4 c. si no pudiese consumir todas las hostias pequeñas que sobran.C. es lícito inferir que era prohibido en tanto en cuanto la costumbre fomentaba una falsa devoción (cf. y los clérigos constituidos en órdenes mayores a los demás que puedan estar presentes (Ritual romano. De sacrif. aunque éstos sean más dignos. tit. el que va a comulgar. 6. En el Canon 849 se establecía que cualquier sacerdote puede llevar la comunión privadamente.. si no hay varón.1074.

mor. Encíclica Inter omnigenas . especie de gorro mayor que el solideo.C. por ejemplo una cuchara con vino o agua. pero el sacerdote debe preocuparse de la reverencia y decencia debida a tan gran sacramento. los Ordinarios no deben impedir a los enfermos el consuelo de la comunión. rito que también tiene el Ritual romano (tit. El modo de llevar el santísimo sacramento es diverso en diversas regiones. o del frío extremo en invierno. 13 de noviembre de 1862. El juicio sobre una causa justa y razonable. n. según norma del cn. postulan que la Eucaristía sea llevada a los enfermos por los sacerdotes con la cabeza descubierta. guardando las normas prescritas por la Sede Apostólica. y el cn. ej. o usar también el pileo (Hut.849 del Código anterior y 911 del nuevo). por motivo grave. D'Annibale III. 5 de enero de 1928.407). Mütze en alemán). el uso del piléolo.A. aun cotidiana. 22 de abril de 1871. n. es lícito usar algún instrumento para hacérsela pasar. o porque se reservan para sí solos la facultad de una comunión oculta (ni pública ni secreta. un sacerdote que temiese con razón un peligro para su salud por el calor del sol en verano. Repetimos que por justa y razonable causa a cualquier sacerdote le es lícito llevar la Eucaristía privadamente (ocultamente) a los enfermos. pertenece al párroco llevar la sagrada comunión a los enfermos.4 n. b. 20 de diciembre de 1912). Si alguna vez.R.C.Congregación de Sacramentos . 2. por la cual es lícito llevar ocultamente la comunión a los enfermos. Lehmkuhl . en una cabalgadura o sentado en un carro o automóvil . de Sacr. la Santa Sede permitió que el obispo pudiese conceder según su prudencia. Theol. por la intemperie del aire. También es lícito llevar la Eucaristía.848.(ocultamente).S. podría emplear la epiqueya para tomar para sí ese permiso.. salvo lo prescrito por el cn.140. según los diversos casos (S. S. Todo esto ya fue expresado antes y lo seguimos desarrollando a continuación. por grave necesidad en tiempo de peste o si el enfermo no puede deglutir la hostia.29).514  1-3.R. Pero allí donde no hay ningún inconveniente para la entrega oculta de la sagrada hostia en un acto de comunión. que dice así: .850 del Código anterior. cf.4 c. Y si en alguna región el permiso no pudiese ser obtenido del obispo. como también p. ambos para cubrir la cabeza de fríos o lluvias (S. 2 de febrero de 1744.397  3. XX.. II. simplemente reservada). a. que era un sombrero especial de invierno. sea privada o públicamente. Según el cn. según las diferentes situaciones.3246). . tanto en los campos como en los pueblos. guardadas las normas prescritas por la Sede apostólica (cn.C.. En caso de exigente necesidad ambos pueden ser de tal tamaño que cubran también las orejas (S. se debe temer de verdad un peligro para la salud. La reverencia debida al santísimo sacramento y a la vez a los estatutos de la Iglesia. por la dificultad que crean normas excesivamente duras para una comunión pública. está en el Ordinario. A. 81). La Iglesia mandó guardar generalmente el rito prescrito por Benedicto XIV. se procure cuidadosamente guardar la reverencia y decencia debidas a tan gran sacramento. n.

enseguida se retira.29).4 c. póngase también la sobrepelliz si antes no se la hubiese colocado. pero en las habitaciones restantes (omitida la aspersión del agua bendita y el Confiteor) . la ponga en su seno. sino en diversos departamentos. c.691). Sabetti . de forma que las sagradas especies se reconozcan.1744. éstas deben ser recogidas cuidadosamente en un vaso limpio.C. después de quemarlo. arrojado a un sitio santo especial que también se suele llamar sagrario. theol.. y que la conducción sólo se haga en caso de necesidad y estando el sacerdote en el ejercicio actual de su ministerio sacerdotal (S. sólo en la última habitación añada las preces siguientes. 4. c. 9 de enero de 1929. en plural. todo lo que estuviese allí arrojado debe ser recogido con estopa y. de prop. . etc. incluso para el caso de que muchos enfermos yaciesen en la misma habitación o en un mismo lugar (p.. ej. El rito que debe observarse en la comunión de enfermos lo tiene el Ritual (tit. Y cuando haya llegado a la habitación del enfermo. XXI. a falta de un clérigo. en número plural. que lleven sobre el pecho la hostia consagrada. A. la Santa Sede quiso que los obispos estableciesen en sus diócesis una norma común. ser llevadas a la iglesia y ser guardadas en un lugar decente hasta que se hayan corrompido totalmente y puedan ser arrojadas a un lugar sagrado sin irreverencia. totalmente mezcladas con suciedades. . de Sacr. mor. Es norma segura para llevar la comunión a casa de un enfermo. 25 de febrero de 1859.C. en muchas alcobas unidas entre sí. y lavados los dedos. Pero si las habitaciones de los enfermos no estuviesen unidas. esconda dentro de un saquito o bolsa una caja que. y sólo una vez el Domine non sum dignus . no pueden ser reconocidas. sin embargo. por contener cosas que sirvieron para actos religiosos. fide.4). en cada una de ellas debería haber preparada una mesa con un vasito.. 20 de diciembre de 1912). Si un enfermo vomita la hostia recibida. ß. sino que debe asociársele al menos un fiel cristiano. 45). con la bendición (Sagrada Congregación de Ritos . en sentido amplio. o comunicadas con un atrio con puertas abiertas). que dice así: El sacerdote tenga siempre al menos una estola cubierta con los vestidos propios. n. Pero como a los obispos de América y de otras partes se les hubiese concedido la facultad de permitir que los sacerdotes llevasen ocultamente el santísimo sacramento a los enfermos. S. según la cual se debiesen guardar taxativamente estos tres puntos: α. pendiente del cuello mediante cordones. 3. rito que también tiene el Ritual romano (tit. CUESTIÓN QUINTA DEL SUJETO DE LA EUCARISTÍA . y nunca ande solo.A. cf. Pero si las sagradas especies.4 n.IV. todas las preces mandadas para antes de la comunión.S. que los sacerdotes portadores del santísimo sacramento eviten toda conversación innecesaria. el sacerdote que administra la comunión sólo deberá recitar en el primer habitáculo. Compend. diga solamente: Misereatur.

según la sentencia más habitual.8. n. Se recibe (se toma) realmente si el santísimo sacramento se toma efectivamente. D 881). aunque por la fe y la caridad estén en estado de gracia. nunca se recibe inválidamente. es más.. s. la Eucaristía. . Quién puede recibir la Eucaristía. no en estado de gracia) y. porque la Eucaristía. porque en la voluntad de vivir cristianamente no se incluye la voluntad de recibir. se toma espiritualmente si el sacramento sólo se recibe en ansia y deseo.Articulo primero Del mismo sujeto de la Eucaristía 133. o es sacramental espiritual si se recibe con la debida preparación y. son incapaces por derecho divino los hombres no bautizados. La recepción sacramental sólo puede realizarse o sacrílega o neutralmente (es decir. 1. Por lo tanto. al menos habitual. de recibir a Cristo como huésped. por lo tanto. Umberg en Periodica XVII. pues falta el carácter bautismal. sino sólo infructuosamente (Cappello. sin sacrilegio y sin fruto en cuanto que el receptor es consciente de la falta de disposición. que esté bautizado. como uno no bautizado. argumentan por aquello de que la cosa y el sacramento en la Eucaristía es la presencia como huésped de Cristo. a. Así pues. por lo tanto. Para que alguien sea sujeto capaz de recibir sacramentalmente la Eucaristía.13. Los que sostienen la sentencia arriba anotada en el literal b. b. La recepción sacramental es solamente sacramental si se hace sin la debida preparación (es decir. con el efecto de recibir la gracia santificante. L o s dudosamente bautizados tienen también sólo fruto dudoso sacramental. gozar) la Eucaristía ( Conc. aquí y en este momento. trid. o no advierte ese defecto. b. algunos exigen una intención explícita.. pero debe procurarse que desaparezca la duda.85. Debe exceptuarse empero el caso del viático y de los niños pequeños bautizados. o es sacramental si es recibida por aquel que es capaz de recibir los efectos de este sacramento. en los cuales se realiza aquella intención por Cristo o por la Iglesia. se requiere: a. sin fruto. pero se hace presencia de huésped por alguna intención del que lo recibe a El. quien encontrase una hostia y la sumiese pensando que no está consagrada. 21ss). c. como sacramento permanente en un hombre bautizado. Los teólogos distinguen varios modos de recibir (tomar. La recepción real es material si la Eucaristía se recibe por aquel que no es capaz. 1925. que tenga la intención. a lo más pueden tener algún fruto ex opere operantis (por efecto de la buena acción de la persona). pero no ex opere operato (por efecto de la obra realizada). según esta sentencia recibiría la Eucaristía moralmente como una cosa material. Pero otros teólogos no exigen semejante intención.

Código anterior). como porque no es necesaria a los niños. a. c.21.4 c. s.. Pues aunque los sordos y los mudos no carecen del uso de razón. producida por diversas causas. ellos carecen de la apreciación entre el bien y el mal y del conocimiento de aquellas verdades que deben saberse con necesidad de medio.913 del actual).914 y por el Ritual romano. por eso no se les concede ni la absolución ni la sagrada comunión. querer llegar a recibir la comunión. D 933. a no ser que conste de su enmienda y hubiese sido ya reparado el escándalo (cn. a no ser que lleguen a encontrarse en peligro de muerte (cn. ya externas.4. por el Código actual.. b. lo cual.855 del Código anterior y 915 del actual). a: a. es así que los párvulos no necesitan una restauración espiritual puesto que sus fuerzas espirituales no son debilitadas por tentaciones ya internas. comprobado por una múltiple experiencia. los niños antes de tener uso de razón (cn. luego.854  1 del Código anterior y cn. ahora bien. pues este sacramento tiene razón de alimento espiritual que restaura las fuerzas debilitadas del alma. 937). hacen los sordos y los mudos. los que ya recibieron la comunión en el mismo día. como por el defecto del oído no se les puede explicar y desarrollar el conocimiento intelectual.4. etc.11). signarse con la cruz.858 del Código anterior y 919 del actual).. 134. Por ello. es. Por la disciplina actual de la Iglesia. sólo las hacen por mera imitación de los otros. tridentino. elevar los brazos como los que oran. arrodillarse. según consta por el Código anterior. sin embargo. los que están bajo entredicho personal (cn. cn. 2. contrariamente a lo que se hizo en la antigüedad. los excomulgados (cn. en cuanto al conocimiento de las verdades . b. Luego. no es lícito dar la Eucaristía sino a aquellos que ya llegaron al uso de la razón. Código anterior). a fortiori (con mayor razón) debe decirse de los sordomudos y también de los ciegos de nacimiento. aunque sean capaces. cn. Los sordos y los mudos de nacimiento. no es lícito conceder la Eucaristía a los niños pequeños y a los locos perpetuos.857 del Código anterior y 913 del actual.2275  2. por el testimonio de muchos peritos.2260. ej. 854. que nunca recibieron ninguna instrucción. c. can. p. tit. a pesar de lo dicho.. los manifiestamente infames y en general públicamente indignos. tanto por la reverencia hacia este dignísimo sacramento. ordinariamente se equiparan a los niños.Por derecho eclesiástico quedan se les prohíbe. o haya necesidad de impedir una irreverencia hacia el sacramento (cn. (Conc.1 n. La razón por la cual ahora no se concede la Eucaristía a los niños pequeños. Las cosas que.

con tal que tengan algo de quietud para que puedan recibir la sagrada hostia. Capellmann. a lo sumo. Sin embargo. una vez sumida. sean absueltos y finalmente sean ungidos. y por otra. si tuviesen intervalos lúcidos y no hubiese que temer ninguna irreverencia. como los sacramentos son para los hombres. a los cuales no se les administra sacramentos. también los sordos y los mudos que no pudieron ser instruidos. b. como sería si se portasen indecentemente. La sagrada comunión no debe ser concedida sino a aquellos que la recibirían sin peligro de irreverencia.. Los que padecen de tos pueden recibir la Eucaristía y. d. a. en general no tiene peligro especial. para determinar si reciben y tragan la hostia pequeña no consagrada con la debida decencia. que conste suficientemente que no hay ningún peligro de irreverencia.266). el cual uso prevaleció tan fuertemente . sólo las hacen por mera imitación de los otros. en cuanto sea posible hacerlo y después. porque no son capaces de una obligación. no están obligados ciertamente a recibir el viático. en cuanto al conocimiento de las verdades religiosas. 135. en la hora de la muerte. Para que la comunión pueda serles administrada. Si no se trata del viático. pues solamente existe peligro de irreverencia si son atacados por un ímpetu de tos mientras introducen la sagrada hostia. deben ser equiparados a los niños pequeños y a los dementes perpetuos. también se le puede dar una partícula y aun la hostia entera no consagrada a fin de hacer un ensayo. Los inconscientes o destituidos de sentido (Bewußtlose en alemán) debido. pues ésta. etc. En este caso se aconseja dar solamente una pequeña parte (partícula) de la hostia para que se corrompa en un breve tiempo. c. sean excitados al dolor espiritual con el signo de la cruz. tiempo que fuese suficiente para que la especie (la forma. a una apoplejía. Tal vez. con golpes de pecho y otras señales religiosas. bajo condición.comunión.. se requiere dos cosas: la primera es que el que la recibe tenga la intención de recibirla. deben también recibirla. p. en la muerte. para que se pueda dar la comunión sobre todo a los enfermos. ya que los esputos se disuelven o arrojan por una vía. los alimentos. el cual tiempo no debe ser medido con demasiada ansiedad. se podría les conceder que. o si también deba. ej. Pero. Medicina pastoral. agonía. la hostia) se corrompiese en el estómago. el del estómago. sobre todo cuando se trate del viático. Por ello. fiebre. la segunda. habiendo duda positiva sobre si el enfermo vomitará la hostia. Los que sufren de vómito constante pueden recibir la Eucaristía. no se le debe dar (cf. no es necesario que sea excluido hasta un leve peligro de irreverencia. por lo cual ensáyese de antemano una y otra vez (cuanto sea suficiente). y aunque en absoluto se les pudiese dar. y en caso de muerte deben recibirla si no vomitasen durante un breve tiempo. p. no obstante el uso raras veces concede que a los destituidos del sentido se les dé la Eucaristía. o rechazasen o escupiesen la sagrada hostia. A éstos no debe dárseles la comunión. A los que deliran puede dárseles la Eucaristía en caso de muerte. la cual se supone en todos aquellos que vivieron cristianamente. pero se pregunta si el párroco puede. administrarles la sagrada comunión. 3.

1. se les puede dar la comunión en situación de muerte (y solamente ante la muerte). mor. Nadie duda de que. pero menos veces que a otros. Si un demente debería comulgar decentemente puede saberse ofreciéndole primero una o dos veces la hostia no consagrada. que estén en estado de gracia prudentemente presunto y que se les pueda conceder sin irreverencia. Por lo demás. como se dice arriba. incluso también varias veces en el año. estando arrepentido de él por la atrición. imbéciles) y a los ancianos aniñados que tienen un relativo uso de razón. Sin embargo. cuando están mandadas estas comuniones. e. Geistesschwache. de forma que pueden distinguir entre el alimento espiritual y el alimento profano.veces concede que a los destituidos del sentido se les dé la Eucaristía. Habida cuenta de esta división de los autores. por derecho divino. Sin embargo. ordinariamente y según el uso aceptado. cae en la locura. n. en estado de pecado mortal. el cual uso prevaleció tan fuertemente porque en estos enfermos raras veces desaparece el peligro de irreverencia y porque los enfermos pueden ser suficientemente ayudados con la absolución y la extremaunción. tontos. Articulo segundo . etc.7). Si uno. aunque por una tenue posibilidad de conversión se les dé una absolución condicionada y la extremaunción. A los dementes (Irrsinnige. Génicot. otros. no hay costumbre de darles la comunión. tanto porque no pueden recibirla con devoción. a éstos no se les da la comunión. α.10). se puede dar la Eucaristía a los dementes. Es así que las palabras del ritual: No es lícito dar la comunión a los dementes (Tit. A los semifatuos (Halbblödsinnige. Pero tampoco se debe proceder con escrúpulo cuando la sagrada comunión ciertamente les será beneficiosa y no existe peligro de irreverencia (cf. con tal que su intención se presuma razonablemente. de ninguna manera se les da la Eucaristía a aquellos que perdieron el sentido en un acto de pecado. a saber. La intención y el estado de gracia se presume si antes de la locura se haya vivido pía y cristianamente. en peligro de muerte y en la Pascua anual. n. En este caso es diversa la doctrina de los ascetas de la práctica (praxis) de los pastores. pero ahora la cuestión está en si la Iglesia lo hubiese prohibido. como porque raramente se puede evitar el peligro de irreverencia y el escándalo de los fieles. Theol. c. inst. bajo las condiciones explicadas. unos las entienden absolutamente de cualquier comunión. ß. por frecuentar la confesión.190). según el mayor o menor grado de la discreción que usen. de cualquiera otra comunión a excepción del viático. en alemán) que cayeron en esta enfermedad de la locura después del uso de la razón. 11. f. se les debe dar la Eucaristía. perturbados. el viático puede ser dado.4. puede conseguir la salvación eterna mucho mejor y más seguramente por la extremaunción que por la comunión (n.

cualquier justo.. c.. Comúnmente los teólogos niegan la necesidad de medio de la Eucaristía para recibir la gracia santificante.. siglo XXI. esto es. Dogm. 2. a su vez. cap. al menos en la Pascua. que parece debe admitirse.. También por precepto eclesiástico. cap. Lercher..XIII. 380-385). el cual concreta además el tiempo del cumplimiento: si alguno negase que todos y cada uno de los fieles de Cristo. relativa. este libro en De praeceptis. debe ser llamada moral y ésta. apelan también a las palabras citadas del Señor.De la necesidad de la Eucaristía 136. pero conceden que tal gracia debe ser conservada en los adultos. b. Pero debe admitirse también alguna necesidad de medio. no tendréis vida en vosotros.. esto es. puesto que significan el elemento principal de aquel auxilio especial necesario para . Theol. ß. c. Y ciertamente divino: si no comieseis la carne del hombre.4 (D 933). como de un efecto a su causa (cf. cf. porque mi carne es alimento (Jn 6. como no puede ser certísima físicamente.21 (D 437).XIII. cualquier justo conservaría la gracia santificante solamente. en relación a la comunión.694ss). los defensores de esta necesidad. sino también cierta dependencia de la vida sobrenatural. apelan a la doctrina y praxis de la Iglesia (Concilio tridentino. ZkTh 55 (1931) 287-293. porque aquellas palabras: s i no comieseis..8 (D 882).. no tendréis vida en vosotros. ninguno exceptuado. la cual necesidad. pero con máxima dificultad. sea realmente al menos en deseo. a.54ss). tal que la Eucaristía no recibida. tal que. Concilio lateranense IV. absoluta. cuando llegan a la edad de la discreción. cap. s. no sólo significan un mandato. Qué clase de obligación debe ser adjudicada a la Eucaristía. b.. no podría conservar la gracia por largo tiempo. sea anatema (Concilio tridentino. Ciertamente la Eucaristía es necesaria con necesidad de precepto: a. n. están obligados a comulgar todos los años. puede ser doble: α. Inst. IV. s.9 (D 891). 1. sin la recepción de la Eucaristía.

Cuántas veces deba ser tomado este sacramento. ahora bien. en esto consiste y se debe anotar la diferencia entre el alimento natural y el espiritual: aquél es el único medio físico para conservar la vida natural.las palabras citadas del Señor. trid. b. de cuyo feliz éxito depende la eternidad feliz (cf. en el Concilio lateranense IV. el mismo Cristo no lo determinó. que nunca un cristiano obtiene independientemente en forma total. Dogm. n. para que así se conserve la antigua ley. disp. Inst. Theol. mandó recibir la comunión al menos una vez al año.35). ahora bien. Y cuando. de manera que no hubiese necesidad de un precepto positivo de la Iglesia. Por lo cual parece que se debe decir: Por disposición de Cristo. que es a la manera de alimento espiritual. I. sino que se lo dejó determinar a su Iglesia para que ella determinase la frecuencia de su recepción. aquel auxilio especial para poder perseverar. El precepto divino de tomar la sagrada comunión obliga. A veces urge en la vida el precepto divino de la comunión. obliga cuando la Eucaristía es necesaria al máximo. de la Eucaristía. porque enfriándose posteriormente la caridad y la devoción los fieles comenzaban a descuidar la sagrada comunión. así como la vida del cuerpo no puede conservarse mucho tiempo sin alimento material. que establece que la norma de que se debe administrar la Eucaristía a los moribundos. cuando los fieles deben realizar la última lucha contra los enemigos de la salvación. es moral.. estando entonces ferviente la caridad y la devoción. en cambio.IV. ni siquiera eso lo guardasen los fieles. la Iglesia mandó que la recibiesen cada año en tres fiestas principales: Natividad. aquella ley de que los moribundos no sean privados del último y necesario viático (Conc. de todo lo cual ésta es la razón: el precepto divino de recibir la Eucaristía. s. los fieles se acercaban frecuentemente a la comunión. como consta tanto por la praxis perpetua de la Iglesia. 1. a saber. puesto que significan el elemento principal de aquel auxilio especial necesario para poder perseverar (lugar citado del Con. Lugo. pero sin fijación de tiempo. el Papa Inocencio III. no tendréis vida en vosotros  (Lercher. existen varios medios para perseverar. per se (de suyo) y puede obligar accidentalmente. Sin ninguna restricción Cristo aseguró: si no coméis mi carne. como se colige de la forma en que este sacramento fue instituido. según la diversidad de los tiempos y la exigencia de la devoción. En los primeros siglos de la Iglesia.16.383). como por la unánime doctrina de los teólogos. así tampoco la vida del alma puede conservarse mucho tiempo sin este alimento. n. Ciertamente la comunión anual es el término extremo. Sin embargo. que existe ciertamente. c. c.22 (D 832). no existe mayor necesidad de este sacramento que en la muerte. los cuales están tan concatenados entre sí. en el tiempo de muerte. sin duda. Resurrección y Pentecostés. consistente en una larga serie de auxilios externos e internos. en cambio la Eucaristía es el medio moral para conservar la vida espiritual. Pero. 137. paulatinamente. De la obligación del precepto divino. gen. Urge de suyo: a. más allá del cual la recepción de este sacramento no se puede diferir sin que se viole el precepto divino . niceno. d.13 -D 57-). y la de esto. de ahí que la necesidad de aquello es física. IV.

Accidentalmente existe obligación de recibir la comunión si alguien sufre una tan grande y continuada tentación que. ya sea después un peligro por causa interna (enfermedad). porque en tales circunstancias frecuentemente suele suceder.[1] Cesa. sobre todo si la mujer es primeriza o suele dar a luz con peligro. sino que también se les debe dar a manera de viático). nunca se librará de su vicio. Aunque hubiesen recibido la santa comunión en el mismo día. Cappello I. comienza la obligación poco antes.864 del Código anterior y 921 del actual). Si alguno no pudiese satisfacer durante el mismo peligro (p. antes de un parto. 2. 2. más allá del cual la recepción de este sacramento no se puede diferir sin que se viole el precepto divino (cf. sin embargo. son incompletos. cesando el peligro de muerte. se debe insistir con los fieles a que. 1. mucho. provenga de la causa que sea.471). sea necesaria la sagrada comunión. le es moralmente necesaria. sobre todo. El precepto del viático comienza a obligar no sólo en articulo mortis . para superarla. pues están en artículo de muerte. cuando es sólo probable que la muerte s e vaya a producir. cuando la muerte amenaza próximamente y ya es cierta moralmente. Porque otros medios con los cuales podría librarse del vicio.864  2 del Código anterior y 921 del nuevo). De la obligación del precepto eclesiástico de recibir el viático (cn. tratándose de una persona que aquel mismo día recibió por devoción la sagrada comunión. en estos y otros muchos casos semejantes. Lo cual vale. y por otra son más difíciles que subsistan (duren) aquellos otros medios que vaya a emplear. el precepto. de aquella persona que sufre una mala costumbre de pecado. sino también antes de una navegación o lucha peligrosa. ya interna ya externa. sin Eucaristía. con tal que se haga al menos una hora antes de que se le inflija la pena capital (la Sagrada Congregación de Propaganda Fide decretó el 5 de julio de 1841 que a los condenados a pena capital no sólo se les debe dar la comunión. comulguen de nuevo (cn. y ésta bastante frecuente. urge la obligación de recibir este sacramento. ya que la Iglesia reprobó la costumbre contraria de no pocos. No sólo la cuestión controvertida entre los teólogos sobre si quien se encuentra inesperadamente en peligro de muerte está obligado a recibir el viático. o que aparece por causa externa. por precepto de la Iglesia. pues. de tal manera que posteriormente no esté obligado aquel que durante el peligro no cumplió. n. ej. los fieles están obligados. 138. con tal que estén debidamente dispuestos y ahora. a saber. por lo cual si no se refugia en la comunión frecuente. sobreviniendo un peligro de muerte. Por lo cual. en un parto o durante un combate).. no sólo en una grave enfermedad. a esta persona debe decírsele que la sagrada comunión.c. En peligro de muerte. También a los condenados a muerte se les debe dar la comunión. sino también en peligro de muerte. cuando obliga el precepto de recibir la Eucaristía. a recibir la comunión. antes de una operación quirúrgica unida a un peligro de muerte. sino también sobre si aquella que pocos días antes recibió la comunión por devoción está . de una parte. en el desarrollo de una epidemia contagiosa. Se debe persuadir a que el reo comulgue el mismo día de la ejecución.extremo.

pero no está impuesto). 913  1 y 2. era a qué edad los niños deberían ser admitidos a la primera comunión. que trata este tema de la edad para la Eucaristía. La primera persona ciertamente. tanto de la ley divina sobre la fecha en que se debe tomar la Eucaristía. sino sólo a confesarse. donde todavía no hay peligro de muerte. por lo cual está obligado a recibirlo de nuevo si se puede hacer sin peligro de infamia. Pero si por cualquier causa no pudiese hacer esto. Este decreto dado por la Sagrada Congregación de Sacramentos en el referido año de 1910. Las primeras instrucciones fueron dadas por la Sagrada Congregación de Sacramentos el 10 de agosto de 1910. más oportuno será abstenerse de ella. se le debe llevar el viático al día siguiente.sagrada comunión.912. Quien hubiese recibido el viático sacrílegamente. puesto que expresa la interpretación auténtica. El Código antiguo concretó el tema en el cn. Katechetik. o sea. sino en el mismo peligro de muerte. 3. poco antes de la muerte. porque en caso de viático es lícito comulgar dos veces en el mismo día (lo que ya está concedido sin condiciones en el cn. según el consejo prudente del confesor. como del canon lateranense y del tridentino. 1931. 1. Quien en peligro de muerte no comulgó. dirimen el asunto y revocan a la unidad la praxis bastante diversa en las diferentes partes de la Iglesia. H. Die Frühkommunion der Kinder). 4. no está obligado a suplir después. el anterior de 1917 y el actual de 1938. debe ser amonestado de la obligación de recibir de nuevo. y 914 del Código actual completaron todas las normas necesarias. existe razón suficiente para llevarle ocultamente la santa comunión. pero si se prevé que la amonestación tal vez no sea provechosa. sino también sobre si aquella que pocos días antes recibió la comunión por devoción está obligada a recibir el viático. empero. 139. Esta cuestión está ya resuelta con los datos explicados. recibida por obligación. M. está resuelta porque el precepto del viático no urge al final de la vida.85ss.864  3 del Código antiguo y 921  3 del nuevo). es lícito y es digno administrar muchas veces en distintos días la santa comunión en forma de viático (cn. lo cual podría hacer también un confesor religioso (no el párroco). no está obligado a comulgar otra vez. Sobre la primera comunión de los niños (c f . no satisfizo el precepto. hasta ahora controvertida entre los teólogos. He aquí su desarrollo histórico: a.854 y los cns. Pero si el moribundo no rechaza el comulgar de nuevo.Heisser. es de suma importancia. el viático. de tal manera que antes de un determinado año no se concedía la primera . para así ayudar a su fama. en gracia. pretextando una comunión por devoción. Perdurando el peligro de muerte. La edad de la primera comunión. n. La Sede Apostólica y sobre todo ambos códigos.921 del Nuevo código. Un confesor prudente deberá juzgar si un moribundo que recibió el viático sacrílegamente y después confiesa su sacrilegio.Gatterer. La cuestión. hasta ahora variaba en las diversas regiones entre el octavo y el décimocuarto año de edad. también quien después de recibir el viático pecó gravemente. La otra controversia. b.

b.octavo y el décimocuarto año de edad. y en el cn. por lo tanto. En los primeros siglos de la Iglesia. casi hasta el siglo XIII. esto es. Las condiciones de ambos códigos sobre este asunto se contienen en el cn. hasta los diez años.913  2 del actual). las más de las veces. A los niños que por debilidad o cortedad de la edad todavía no tienen conocimiento y deseo (gusto) de este sacramento. en cuanto la Iglesia determina el tiempo (una vez al año y en tiempo pascual). es cuanto es divino. la comunión se daba a los mismos niños una vez recibido el bautismo y. 860 del Código anterior y el 814 del actual. En cuanto precepto eclesiástico. Con el paso del tiempo sucedió que se exigía una discreción para la confesión y otra más perfecta para la santa comunión y. por eso el cn. los tutores. también ahora o después. no se concedía antes de los catorce años. a. por ejemplo. En un tiempo posterior se daba la comunión a aquellos que habían alcanzado el uso de la razón y en el Concilio lateranense IV se dictó la norma de que todos estaban obligados a recibir el sacramento de la penitencia y de la Eucaristía cuando habían llegado a los años de la discreción. Debe juntarse también la instrucción y el conocimiento requerido. comienza a obligar cumplidos los siete años. remitían (aplazaban) la comunión a una mayor edad. El precepto de tomar la comunión algunas veces en la vida. está obligado el párroco a explorar si son ya capaces de este sacramento y en caso positivo y previa una apta instrucción. sino de adjuntos externos. no se les debe administrar la Eucaristía. Los pastores.854 del Código anterior y el 914 del actual. Lo que ambos códigos exigen aquí. se puede dar la comunión a los que sean capaces. como son los padres. en algunos lugares. porque la razón por la cual no se daba a los niños la Eucaristía era porque no la necesitaban. no aportaban razones tomadas de la disposición interior de los niños. los confesores. aquí o allí. los instructores y el párroco. 2 y 3. puesto que no podían perder la vida espiritual. 2. a veces ya se puede obtener en niños de cinco a seis años. el Derecho (el actual y el anterior) prohíbe que la sagrada comunión se administre a los niños antes del uso de la razón. pues en peligro . Aprobando la praxis guardada en la Iglesia. dicen que esta obligación recae en aquellos que deben tener el cuidado de los niños. de tal manera que antes de un determinado año no se concedía la primera comunión. a veces (sobre todo en Alemania y Francia). empieza a obligar a la vez que los niños necesitan ya de alimento espiritual para conservar la vida sobrenatural. es más. Y si niños de esta edad se encuentran en peligro de muerte. para concretar dicha fecha de determinada edad. cuando son capaces de perder esa vida por un pecado grave. durante el decurso de la infancia. En peligro de muerte. con el uso de la razón. es suficiente que sepan discernir el Cuerpo de Cristo de un alimento común y adorarlo reverentemente (cn. esto es. para que a los niños se les pueda y deba administrar la comunión. más madura.854 del Código antiguo  1. y ciertamente bajo la especie de vino.

con este divino alimento. que consiste en la inmunidad de pecado mortal.. α. La primera comunión de forma solemne. Francia. El juicio sobre la suficiente disposición de los niños para la primera comunión corresponde al confesor.7. salvo las excepciones generales en cuanto a los religiosos que se dedican a la educación de la juventud (la Sagrada Congregación de Obispos y Religiosos de 14 de marzo de 1908 asegura ese derecho a los religiosos). porque la Eucaristía es sacramento de vivos. Se puede distinguir una doble disposición con respecto al alma: una substancial . igualmente le corresponde al párroco vigilar que los niños han logrado el uso de la razón y estén suficientemente dispuestos. De aquélla depende el mismo efecto de este sacramento. Austria. Articulo tercero De la disposición del alma 140. 1.y en caso positivo y previa una apta instrucción. Disposición requerida. con estos datos. a saber. d. los códigos anterior y actual. c. con capacidad de medio para la salvación y devotamente. n. se reanimen espiritualmente. Estas cosas sobre la admisión a la primera comunión valen. según la medida de su edad. los misterios de la fe necesarios. c.12. si se hacen en forma privada. el grado de . inducen a la comunión a los niños tan pronto como pueden distinguir el pan celestial del pan ordinario y pueden orar devotamente. por un derecho particular de la provincia o de la diócesis. también fuera del peligro de muerte. a los párrocos corresponde el oficio de vigilar para que los niños no accedan a la sagrada comunión antes del uso de la razón o sin suficiente disposición. pertenece a los párrocos. lo antes posible. justamente se exige un conocimiento más completo de la doctrina cristiana y una más cuidadosa preparación. ß. aquella por la cual ellos al menos perciban. a los padres o a aquellos que están en el lugar de sus padres. en Alemania. ya lo pueden adquirir los niños ordinariamente a los siete u ocho años de edad. se puede dar la comunión a los que sean capaces. o por costumbre.3). Fuera del peligro de muerte. Para recibir con fruto la Eucaristía se requiere el estado de gracia. pues en peligro de muerte urge el precepto divino de recibir la sagrada Eucaristía (Benedicto XIV. Este conocimiento más perfecto y esta mayor perfección y disposición. reciban la santísima Eucaristía. que consiste en la inmunidad de pecado venial y actual y en la actual devoción con la cual se recibe el sacramento. Bélgica). en no pocas naciones (p. a. Por lo tanto. De Synodo 1. de ésta. según su capacidad. no aprueban el modo de proceder de aquellos que. ej. otra. accidental .

No es suficiente reparar la pérdida del estado de gracia por un pecado por medio de la contrición perfecta. 2.916 del actual]. está obligado a confesarse lo antes posible [Concilio tridentino. de ésta. pues. aquélla se requiere bajo pecado mortal. porque contra la reverencia debida a tan gran sacramento peca también quien se acerca a comulgar con pecado venial actual y quien se acerca a la comunión sin ninguna devoción o preparación. no carece del fruto substancial de este sacramento. Sin embargo. b. se acuerda del pecado mortal que olvidó . tanto mayor es también el fruto que del sacramento se percibe. de forma que nadie. en esta grave situación emita antes un acto de contrición perfecta. cns. y menor en aquellos que se entregan a negocios seculares. a saber. aunque a él le parezca estar suficientemente contrito. ß. Quien. sect.7 (D 880). 66.XIII. 14. pues él dice así: Pruébese pues. Pero cuanto mejor es la disposición.807 y 856 del Código de 1917 y cn. que en una persona seglar no es pecado ninguno.con la cual se recibe el sacramento. también aquel que peca con pecado venial al recibir la Eucaristía. b. cf. Si alguno. en un sacerdote o religioso sea pecado venial (cf. sino que. Así pues. empero. disp. sino una medida conveniente a la condición y estado del comulgante. sino también quien comulga sin devoción actual.23ss. α. 141. sect. pues los sacramentos confieren la gracia ex opere operato (por la obra realizada) a quienes no ponen obstáculo (óbice). ses. después de la confesión realizada de buena fe. debe anteponerse la prueba a la comunión. n. Lugo. consciente de pecado mortal. disp. aquel que se halla en estado de pecado mortal antes de la comunión. puede acercarse a la Eucaristía sin realizar antes la confesión sacramental. el hombre a sí mismo y así coma de aquel pan y beba de aquel cáliz (1 Cor 11. no se requiere en todos la misma medida de devoción. el grado de efectos que la comunión puede producir.69ss). 1. fidp. Existen autores que llaman divino al precepto de confesar antes de la comunión. De aquí puede suceder que el defecto de especial devoción. Suárez . De aquélla depende el mismo efecto de este sacramento. no se requiere otra disposición fuera del estado de gracia. está obligado bajo pecado mortal a anteponer una confesión sacramental . además. para percibir el efecto de este sacramento. El Concilio tridentino. 14. por prescripción de la Iglesia: a. mayor en aquellos que se consagran a la perfección. Pero otros teólogos piensan que este argumento no prueba la obligación de la confesión previa. 1). Lugo. urgiendo la necesidad celebró sin previa confesión. a no ser que no haya abundancia de confesores y surja a la vez la necesidad de celebrar o de comulgar. citando estas palabras añade: Pero la costumbre eclesiástica declara que es necesaria aquella aprobación. comete pecado venial de irreverencia no sólo el que comulga con pecado leve actual. ésta sólo bajo venial. pues por el precepto de san Pablo que él recibió de Cristo nuestro Señor. el sacerdote que. Como la obligación es la de procurarse a sí mismo una devoción actual ante la santa comunión. c. llega sin actual devoción o con pecados veniales no perdonados. pues el obstáculo de este sacramento no es sino el pecado mortal.

Si alguno. pero no puede decirse que falta. hay que presumir que también esta vez existió consentimiento y que. Se requiere una doble condición. a. Hay falta de confesor si ningún confesor está presente y el ausente. puede acercarse a la sagrada comunión. δ. Pero si ordinariamente consiente. es así. Pero el comunicante en este caso debe esforzarse en provocar una contrición perfecta antes de la comunión. puede aconsejársele hacer la confesión antes de la comunión. debe presumirse con certeza moral que no hubo consentimiento y. no pueda ser encontrado sin gran dificultad. negocios necesarios) o de viaje (distancia de una hora). Prácticamente. Pues el Concilio tridentino mandaba a aquel que es consciente de pecado mortal todavía no borrado por una confesión. a no ser que se trate de un escrupuloso. se acuerda del pecado mortal que olvidó confesar. atendidas sus circunstancias (de enfermedad. por lo cual ni siquiera estrictamente se requiere en este caso un acto de contrición antes de la comunión. por lo tanto. aunque dude si sucedió realmente haber emitido un acto semejante. que urja la necesidad de celebrar o comulgar. pues la duda apenas puede ser otra cosa que algo negativo y despreciable. Quien duda de un pecado grave cometido. debe aconsejarse la confesión y debe ser impuesta a aquel que no sabe formarse conciencia. porque solamente aquel que es consciente a sí mismo de un pecado mortal sabe ciertamente que él lo cometió. γ. antes de la misa o de la comunión no puede igualmente ser obligado a la confesión. que falte la abundancia (esto es.ß. unidas a la vez. 1. el penitente debe ser dirigido por la presunción tomada de aquellas cosas que en semejantes tentaciones ordinariamente le suceden a él. por la predicha razón. Declaración de este precepto. Así pues. pero no puede oír al penitente. en nuestro caso. debe serle permitida la comunión sin confesión y sin contrición. se revaluó esta sentencia que niega la obligación. Porque si ciertamente no suele consentir en tales tentaciones. probablemente también .[2] Quien en tal caso empleó un serio conato para emitir una contrición perfecta. en caso de duda de un pecado grave cometido. para así no exponerse a frustrar el efecto del sacramento. o no quiere. pero no puede ser obligado a ello. o al cual no podría confesarse sin un cierto y grave daño (extrínseco). después de la confesión realizada de buena fe. pues el pecado omitido en la confesión ya está indirectamente perdonado. aunque la duda sea verdaderamente probable. que el comulgante no es consciente de pecado todavía no borrado. b. o si sólo está presente un familiar con el cual solamente podría confesarse con gran vergüenza. si sólo falta su confesor propio o habitual. obligación de confesarse si ciertamente hay un confesor aprobado. aunque según la común sentencia de los antiguos moralistas de que el pecado omitido por olvido en la confesión debería ser declarado en una confesión antes de la comunión. para que sea lícito celebrar misa o recibir la comunión sin anticipar la confesión: a. se debe urgir la confesión. No existe pues. sin embargo. en consecuencia. Sin embargo. 142. la ocasión de confesor).

penitente. si el sacerdote. como si un tío paterno debiese confesar una cosa infamante a su sobrino. n. grande e invencible. pueda celebrar misa y un seglar pueda recibir la comunión. Génicot. nacida del motivo de que después de la confesión deba conversar o cohabitar con el confesor. 2. La necesidad de celebrar o de comulgar debe ser grave para que un sacerdote. p. γ. por ejemplo. II. o por una obligación de su beneficio. mor. En un seglar. si por oficio se ve obligado a celebrar para que los fieles asistan al precepto de la misa. II. o no quiere. Se juzga que existe dicha necesidad en el sacerdote en los casos siguientes: α. Theol.804 del Código anterior y 916 del actual). A la celebración debida por oficio puede añadirse también el caso en el cual se deba celebrar. si el pueblo concurre a oír una misa no mandada. confirmado por la proposición 38. inst. Casus consc. Es un verdadero precepto. II. si la misa no puede ser omitida sin grave infamia o escándalo del pueblo. no constituye causa de excusa para no realizar la confesión. del Papa Alejandro VII: El mandato del Concilio tridentino dado al sacerdote sacrificante por necesidad. Sin embargo. Sin embargo. si urgiendo una gran necesidad hubiesen celebrado sin previa confesión (cn. si no podría. III. condenada.338). obligatorio bajo pecado mortal. la confesión inmediata es de consejo.213). para que puedan celebrarse unas exequias o una boda. Esta sentencia la propone Berardi (Prax. b. Pero no se juzga que existe necesidad de celebrar si el sacerdote celebraría sólo por devoción. 143. no parece improbable la sentencia de que excusa de este precepto una vergüenza extraordinaria. Todos admiten que el peligro de un grave escándalo y de infamia constituye una causa como la expresada en el párrafo anterior. δ. pero en el sacerdote será frecuente la necesidad de celebrar. de lo contrario deberían omitir la misa y la comunión. pero obligada por una peculiar devoción (cf. Es cierto que una causa externa a la confesión y bastante grave excusa de este precepto de confesarse. con un pecado mortal. o para ganar una indulgencia. p. no por precepto (D 1138). sin infamia. estar ausente de una comunión general. debe afirmarse que la sola vergüenza. n. ß. a no ser que en un caso particular la repugnancia sea extraordinariamente grande. para . vestido con los ornamentos sagrados o recién comenzada la misa. n.214).conf. si una hostia pequeña debe ser consagrada para que se pueda administrar el viático a un enfermo. comete un pecado mortal o se recuerde entonces de un pecado cometido anteriormente. con el cual consiente Génicot. o al cual no podría confesarse sin un cierto y grave daño (extrínseco). antepuesta sólo la contrición. que no puede confesar sin una nota de infamia.193 y Casus consc. probablemente también si no pudiese declarar el pecado porque el confesor conoce al cómplice (cf. si delante de otros ya estaría en el escaño de los comulgantes. Sobre el precepto impuesto a los sacerdotes de confesar cuanto antes . deben ser estudiadas estas cosas: a. etc. esta excusa no debe extenderse al caso de que un párroco debiese manifestar a su joven coadjutor un pecado grave vergonzoso. Existe un verdadero precepto.287). De aquí que raramente existirá para un seglar la necesidad de comulgar.

d. despreciando aquel precepto. faltando confesores. La . no por precepto (D 1138). por ejemplo. se entiende aquí moralmente ser recto el espacio de tres días. no puede celebrar sin previa confesión. celebraron en pecado mortal. porque hallándose en estado de pecado mortal. La obligación de confesar cuanto antes . Nota. Pero accidentalmente puede suceder que el sacerdote se vea obligado a la confesión también aquel mismo día si. no era necesario este precepto supletorio. La Iglesia quiere urgir que este voto de confesar se convierta cuanto antes de deseo en acto. Pero urge esta obligación aunque el sacerdote no celebre después de los tres días (del triduo). al igual que en otras leyes humanas. aunque estuviesen ya en estado de gracia por un acto de contrición emitido (a la vez que emitiese el voto de confesar).inmediata es de consejo. Articulo cuarto De la disposición del cuerpo La disposición del cuerpo es también doble: una esencial . Es un verdadero precepto. 2275. e. despreciando aquel precepto. Para aquellos sacerdotes que sin necesidad. Para aquellos sacerdotes que sin necesidad. para aquellos sacerdotes que celebren misa en una urgente necesidad. c. en aquel mismo día exista ocasión de confesar y al día siguiente quiera o deba celebrar. cuando se haya provisto de abundancia de confesores. obligatorio bajo pecado mortal. que consiste en la reverencia externa que debe manifestarse en la decencia del vestido y en la limpieza del cuerpo. están obligados por un precepto primario a confesar antes de la celebración de la misa. a no ser que igualmente perdure la misma idéntica necesidad de celebrar y la falta del confesor. Se reduce también a la disposición del alma el que el celebrante o comulgante deba estar libre de toda censura que impida el uso pasivo de los sacramentos (cn. sin referencia de ambos en el Código actual). b. ya que el término cuanto antes . celebraron en pecado mortal. que consiste en el ayuno natural. en este segundo o tercería de este triduo. debe ser entendida de tal manera que la confesión sea hecha al menos dentro de un triduo. y otra accidental . porque hallándose en estado de pecado mortal están obligados por un precepto primario a confesar antes de la celebración de la misa. sino por fin al cabo de una o dos semanas. 2 del Código de 1917. 2260  1. no era necesario este precepto supletorio. Sin embargo. o si prevé que en los siguientes días no tendrá ocasión de confesarse.

145.consiste en la reverencia externa que debe manifestarse en la decencia del vestido y en la limpieza del cuerpo. b. tenida cuenta de las costumbres de las regiones. ofendiesen los ojos castos y sirviesen de escándalo a los demás. La disposición esencial se exige bajo pecado grave y la accidental se requiere bajo pecado leve. Con cuerpo limpio. 144. aunque una mancha corporal externa u oculta no impida de suyo la sagrada comunión. alguien sea privado de la comunión. también pecarían gravemente y deberían estar alejadas de recibir la sagrada comunión. por e s e motivo. atendiendo no sólo al celebrante sino también a los comulgantes. d. Si existe una mancha externa que en breve se espera sea quitada. no están obligados a ello por ley. la decencia natural y social exige también esta limpieza. Los sacerdotes y diáconos. La reverencia hacia este sacratísimo sacramento también pide que los comulgantes se lleguen a la sagrada mesa con cuerpo limpio. el cual. pues la pureza del alma no disminuye por una suciedad del cuerpo. esto es. De aquí se deriva lo siguiente: a. La reverencia debida a este dignísimo sacramento postula que los comulgantes se acerquen a la sagrada mesa con vestido decente y limpio y con espíritu reverente y devoto. no hay por qué. deben llegar a la comunión vestidos con una estola si comulgan públicamente. o ceñidas con adornos vanos. y se atreviesen hasta tanto que. aunque. pues se dice: a no ser que al confesor le parezca otra cosa). puesto que. sin embargo. llegan a la sagrada mesa. trata en su capítulo IX de los defectos de la disposición corporal y enumera los siguientes: defecto del ayuno corporal y defecto de limpieza producido por manchas e impurezas (aunque la mancha del alma haya sido quitada por la confesión. sin embargo. Del vestido decente. Que es venialmente pecaminosa la negligencia y la incuria con la cual alguien se acerque a comulgar con vestidos descompuestos. . sin suciedades. Si la inmodestia y la indecencia con las cuales las mujeres. a. Es decente que los soldados y jefes militares se acerquen al comulgatorio sin armas. es decoroso que la sagrada comunión se reciba privadamente o que se difiera por un breve tiempo. no en público. Pero si la mancha va a ser duradera. Estas dos disposiciones del cuerpo están tomadas del misal romano. sin mancha externa y borrable. un sacerdote infectado por una enfermedad que excite horror puede ciertamente celebrar privadamente. c. sucios o rotos. por exhibir su pecho no suficientemente cubierto. a veces. Sin embargo. por prescripción de la Iglesia.

sobre todo porque ordinariamente existe en ellos una causa razonable. 146.1). sect. sobre todo si existe alguna razón peculiar de celebrar la misa aquel día (por ejemplo. El nuevo Código de Derecho Canónico. cf. donde en ciertos días prefijados todos o todas se acercan a la comunión. d. Si fuese polución voluntaria y gravemente pecaminosa (y lo mismo de otro pecado de la carne). La referencia de la legislación más reciente antes del nuevo Código sobre el ayuno eucarístico. tanto para acercarse a la sagrada comunión como para realizar un acto conyugal. comenzamos con los cánones del reciente código: 1. disp.: El sacerdote que celebra la sagrada Eucaristía dos o tres veces el mismo día. de suyo no es necesario por este motivo omitir la misa o la comunión.b. luego.15.5). El débito conyugal realizado la noche precedente con el fin debido y el modo normal. De euchar. Del ayuno natural. puede tomar algo antes de la segunda o tercera misa. fuera de un caso de necesidad. c. ante todo en . Lugo.: Las personas de edad avanzada o enfermas y asimismo quienes las cuidan. a fin de exponer la legislación actual primero. si el débito conyugal se realiza por sola voluptuosidad. La polución involuntaria no prohíbe la misa ni la recepción de la comunión. según la rúbrica del Misal (c. la cosa se deja al juicio del confesor y se aconseja abstenerse. no es necesario que los casados se abstengan de la sagrada mesa. promulgado por el Papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1983. n. Para proceder ordenadamente.IX. pues estas cosas suceden sin ninguna culpa y no aparecen exteriormente. a excepción del agua y de las medicinas. para aquellos que suelen celebrar diariamente). 2. es más. y después dar una información oportuna de las anteriores normativas. aunque no medie el tiempo de una hora. Las mujeres en tiempo de su flujo menstrual y de su purgación después del parto no están impedidas de recibir la santa comunión. párrafo 1. por ninguna razón impide la sagrada comunión. o si en aquella fecha se suele ganar una indulgencia. Cánones del Código actual sobre el ayuno eucarístico: Canon 919. Párrafo 2º. Párrafo 3º. o de comulgar (por ejemplo.: Quien vaya a recibir la santísima Eucaristía ha de abstenerse de tomar cualquier alimento y bebida al menos una hora antes de la sagrada comunión. cambió la legislación tradicional de la Iglesia sobre el ayuno eucarístico. en las comunidades conventuales. pueden recibir la santísima Eucaristía aunque hayan tomado algo en la hora anterior.

3. Cuando el Pontífice León XIII.S. b. los cuales no pudiesen permanecer en ayunas para comulgar. o que se hubiesen decidido a celebrar dos misas sin autorización. que preparó el camino definitivo en esta materia a las normas del nuevo Código. A. sin embargo. Legislación anterior al Código actual del año 1983. prescindiendo de casos imprevistos. para que el alimento sagrado no se mezclase con el profano tomado poco antes.808: Al sacerdote no le es lícito celebrar a no ser que haya guardado ayuno natural desde la medianoche.2321 quería que el Ordinario suspendiese a los sacerdotes de sus facultades sagradas si se hubiesen atrevido a celebrar no estando en ayunas. pero esta dispensa. Siendo muy útil estudiar todas las leyes y normas que sobre el ayuno eucarístico existieron. Es más. conviene recordar los cánones del Código de Derecho Canónico publicado en el año 1917. pero sólo a los enfermos que no están gravemente postrados en su lecho. n. ante todo en relación con los enfermos. alrededor de cuatro. aunque esto no lo mandase ninguna ley. Aquel que celebrase inmediatamente después de la medianoche debía abstenerse de tomar comida o bebida durante algún tiempo. aunque de suyo se pudiese comer y beber hasta poco antes de la medianoche.158).858  1: Quien a partir de la medianoche no guardase e l ayuno natural . el cn. pero no se exigía que la comunión se recibiese con el estómago totalmente vacío ni que la Eucaristía fuese la primera substancia. el cn. puede darse también a los sacerdotes (cf. el 26 de febrero de 1885. Para los fieles vale el cn. El ayuno sacramental exigía que ningún otro alimento o bebida se tomase en el día de la comunión a partir de la medianoche. puede ser suprimida por una dispensa del Romano Pontífice. c. La referencia de la legislación más reciente antes del nuevo Código sobre el ayuno eucarístico. se refieren al tiempo pasado): a. concedió a la iglesia de Lourdes el privilegio de celebrar misas inmediatamente después de la medianoche. por lo tanto.2. impuso esta obligación de que los sacerdotes celebrantes se abstuviesen cuatro horas antes de las misas de todo alimento y bebida. 65 (1973) 269. ahora se concede más fácilmente. Aunque el ayuno actual sólo dure una hora.A. no puede ser admitido a la santísima Eucaristía. que antiguamente apenas nunca se leyó haber sido concedida. Tales cánones son los siguientes (aunque los verbos vayan en tiempo presente. a no ser que urja un peligro de muerte o la necesidad de impedir una irreverencia contra el sacramento. está en la instrucción Inmensae caritatis 3. muchas de las normas antiguas pueden ser útiles adaptadas a la nueva situación y algunas obligatorias en tiempo mínimo. primero en las Iglesias particulares y después en toda la Iglesia latina a través de los tiempos. las cuales por su amplitud se consideran las más generosas que pueda conceder la Iglesia actual. gracia que ahora. Como la ley es eclesiástica. en algunas circunstancias. la decencia pedía que antes de la misa se abstenga de toda comida o bebida durante unas cuantas horas. Para los sacerdotes celebrantes. . sino sólo que fuese el primer alimento o bebida que aquel día se recibiese en el estómago.

deglutiéndola. 1. o quien sin advertencia come una hoja de un árbol. Sirve para los dos códigos. escupe. debían seguir ayunando hasta hora de vísperas. ya no está en ayunas. es decir. con tal que ningún fragmento quede adherido en la boca o las fauces. después de la comunión. Quien pues. Quien positivamente dudase de haber tomado algo de comida o bebida y de igual manera dudase positivamente si aquello que había tomado lo tomó antes o después de la medianoche. El ayuno natural queda quebrantado por la comida o la bebida. no estaba obligado a abstenerse de la comunión mientras no constase ciertamente de la lesión del ayuno. Unos señalan el tiempo de diez minutos y otros hasta quince. y ahora se acepta como tiempo válido el reloj personal correctamente manejado para guardar la hora previa a la comunión. 148. Pero no tiene ninguna culpa el que en seguida. El precepto por el cual antiguamente los fieles. f. aunque sea ley eclesiástica. 147. después de la comunión. 149. ya hace muchísimo tiempo que no rige. con el nombre de comida se designa sólo y todo lo que. Para que se rompa el ayuno se requiere que aquello que se toma tenga naturaleza de comida o de bebida. las otras dos pertenecen al modo con el cual se come la cosa. sin causa razonable come y bebe inmediatamente después de la comunión. e.d. por reverencia hacia Cristo presente. peca venialmente contra la reverencia al sacramento. pero procediendo la cosa desde fuera y que. Como la ley está establecida por motivo de religión. Así pues. No hay peligro de irreverencia por la sencilla razón de que los esputos que afluyen a la boca van por vía distinta a la comida y la bebida. por lo tanto quien durante el sueño bebe agua. o sea con la boca. por tomar cualquier clase o de líquido que se consuma a modo de alimento o bebida. Ya en la época del Código de 1917 se señalaba que el tiempo normal estaba indicado por el uso del lugar. no admite parvedad de materia. 2. baje hasta el estómago. quien la viola comete pecado de sacrilegio. a. Para la razón de comida o bebida nada importa de suyo si algo se toma adrede o por casualidad y sin intención. se tome comiendo y bebiendo y que. b. recibido de algún modo en el estómago. Del quebrantamiento del ayuno. no previa al principio de la misa. la cual revoloteaba en su boca. por fin. sin embargo. La fijación de la hora en que debe comenzarse el ayuno producía anteriormente cierta dificultad por la variedad de posibilidades para señalar el tiempo. . Ahora bien. la decencia natural postula que se abstengan de comer y de beber nada mientras tanto las sagradas especies no se hayan corrompido en el estómago. La ley del ayuno sacramental. de las cuales una pertenece a la cosa que se come para que sea comida y bebida. para la ruptura del ayuno se requieren tres cosas.

papel o polvo medicinal. el polvo de los carbones confeccionados de leña. 2. pero lo daña quien chupa la sangre de una herida del dedo. puede digerirse y convertirse en substancia del hombre. quien traga un humor semilíquido que gotea interiormente de la cabeza. aunque el vulgo la tenga como digerible. las uñas. aunque no sea plenamente. según parece es lícito introducir en el estómago el tubo de un instrumento untado de aceite. aunque voluntariamente se degluta. Y con el nombre de bebida se designa todo el líquido que a la vez nutre. a. cabello. aunque haya quedado en el estómago alguna pequeña parte de agua. Aún hay más. a.. e igualmente lo que sólo se introduce en la boca. no rompe el ayuno. y que se trague.. no rompe el ayuno. 151. recibido de algún modo en el estómago. Las inyecciones subcutáneas o los clysterias nutritivas no dañan el ayuno. de los dientes. c. huesos quemados de frutos. aunque los químicos digan que se altera algo en el estómago. De aquí que. de las encías. Roma.149. b. Monitore eccles . pues lo que por ningún modo puede ser alterado en el estómago. t. para romper el ayuno se requiere que se tome desde fuera. sin que se rompa el ayuno (cf. Pero si por la consideración de los químicos constase que una determinada cosa de ninguna manera puede ser alterada en el estómago. no daña el ayuno. quien come paja. todo eso no tiene consideración de comida o bebida y. lana y cosas semejantes. la cosa que por común estimación no se tiene como digerible. el polvo del tabaco atracado a la nariz. b. fuera de toda intención. Sin embargo. o sea a la . Para romper el ayuno es necesario que aquello que se toma se tome comiendo o bebiendo. 150. pero lo que no se toma por la boca procediendo de fuera. aquel que trague hierro. permanece en ayunas. leño seco (otra cosa sería si tuviese azúcar). por la boca. sorbe agua y en seguida la escupe. sin englutirlo. Quien para limpiar el estómago. como la greda (tierra arcillosa). pág. a no ser que una pequeñez descienda al estómago. en cambio. no debe agregarse a los alimentos. a modo de saliva. hilo de seda. o sangre que brota de la lengua. Direzione del Mon. eccl. vidrio. pues no son una comestión. por lo tanto. 3.184). porque nada se ha tomado a la manera de una bebida tragando. cera. una gota de agua que cae por las orejas. pues el ayuno desaparece con la manducación. debe ser determinado principalmente por la común estimación de los hombres. no puede decirse que está comido. Por consiguiente.Ahora bien. quien lame las lágrimas manantes de los ojos o la sangre salida de los labios exteriores. lo rompe. etc. con el nombre de comida se designa sólo y todo lo que.9. no se llama comer. no se dice estar comido. Además de lo dicho en el n. Qué es lo que puede ser digerido o no. con ayuda de cualquier instrumento.

porque lo que se toma a la manera de saliva o respiración. aunque la cosa que se toma en nada se refiera al género de comida. No rompen el ayuno quienes se lavan la boca y casualmente toman un poco de agua mezclada a la saliva. Los restos de la comida adheridos a los dientes no rompen el ayuno. a. Sporer-Bierbaum III. la intención realiza que esa toma sea una auténtica degustación y. se atrae respirando y sin intención de comer. no tragando adrede nada. deja de estar en ayunas y queda excluido de la comunión. Sin embargo. tenga categoría de comida o de bebida. si se toma casualmente o adrede. aunque sólo tome una gotita o un grano. ej. aunque no consagradas. n. no guarda el ayuno exigido (cf. polvo. p. quien tiene en la boca una hoja de tabaco picándola con los dientes. o pequeñas gotas de vino adheridas al interior del cáliz. aunque con advertencia. con la saliva o respirando. no se come. o sea a la manera de alimento o bebida. quien atrae hacia su boca una mosca. se les puede dar las sagradas especies mezcladas con vino o con agua. Para romper el ayuno es necesario que aquello que se toma se tome comiendo o bebiendo. Si alguno. b. como el . porque estas cosas no tienen razón de alimento y se toman a manera de respiración o de saliva.. Pero rompe el ayuno aquello que en mayor cantidad con la saliva. volando por el aire.). no rompe el ayuno. pues. lo cual la Iglesia manda cumplir de manera humana. baja al estómago. Aquello que se toma simultáneamente con las sagradas especies no rompe el ayuno. repetimos que no rompen el ayuno. se toma por la respiración lo que. c. esta masticación no es decorosa antes de la comunión. De defectibus IX. En este capítulo parece que entran los caramelos y otros dulces especiales que es evidente que rompen el ayuno. Pero quien voluntariamente come cualquier cosa. a no ser que haya una causa razonable. puede lícitamente celebrar también la segunda y la tercera misa. según el juicio común de los hombres. quienes dan vueltas alrededor de la boca con un aromático. d. pero no deglute a sabiendas el jugo sino que lo escupe. Esto es cierto por la rúbrica del misal (Missale rom. de sanidad o de limpiar el aliento. A los enfermos (aunque no estén en su lecho con grave enfermedad). Pero. De igual manera quien respirando atrae vapores de un alimento o bebida allí presente. 3). 3. si no es antes de la única hora de ayuno exigida ahora por el Código actual antes de la comunión. A la manera de saliva se toma lo que está inseparablemente mezclado con la saliva y con ella es llevado al estómago sin intención de comer. sin embargo. en la primera misa de Navidad hubiese tragado una mosca o un grano de cera que hubiese caído en el cáliz. aunque algo baje al estómago con la saliva.151. ya sean consumidos voluntaria o involuntariamente. la razón es que se consideran como saliva. agua de lluvia atraída del aire. se haga con la intención que se haga. aunque se haga con advertencia. igualmente quien consume una toma mínima de azúcar para suavizar su ronquera. de propósito. parte 2. nieve. pero algo se toma. no a la manera de saliva o respiración. aunque sea mínima.467ss. o que adrede con la saliva se toma y se atrae por el aire y se come. quien atrae el humo del tabaco por la boca. por ello.

como la que exhibía el cn. El sacerdote que celebre la sagrada Eucaristía dos o tres veces el mismo día puede tomar algo antes de la segunda o tercera misa. Quien vaya a recibir la santísima Eucaristía ha de abstenerse de tomar cualquier alimento y bebida al menos una hora antes de la sagrada comunión. Causas que permitían antes la Eucaristía al no ayunante. a saber: a. para completar el sacrificio. Causas excusantes . B. Causas que permiten la Eucaristía a quien no está en ayunas. La legislación anterior está recogida en el cn. aunque tal vez el agua y el vino que usa puedan llegar a su estómago antes que las especies sagradas. pues la obligación de la ley eclesiástica cesa por grave causa donde no está presente un sacerdote ayunante: a. c. Las personas de edad avanzada o enfermas y asimismo quienes las cuidan pueden recibir la sagrada Eucaristía aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior.su lecho con grave enfermedad). como el mismo sacerdote celebrante en la tarde del Viernes Santo. no puede ser admitido a recibir la santísima Eucaristía. A . b. . que toma la hostia consagrada con vino. cn.858  1 del Código de 1917. 2. La necesidad de impedir una irreverencia al sacramento. b. Peligro de muerte. aunque no medie el tiempo de una hora. nadie está sujeto a esa ley. Causas eximentes . existiendo. se expresan dos causas que.919. a no ser que urja peligro de muerte o la necesidad de impedir una irreverencia al sacramento. En la misma ley eclesiástica.858  1 del Código de Derecho Canónico publicado en el año 1917. Código actual. 152. a. a excepción sólo del agua y de las medicinas. y que dice así: Quien no guardase ayuno natural desde la medianoche. se les puede dar las sagradas especies mezcladas con vino o con agua. 1.

En peligro de muerte. para administrar un viático. aunque hubiesen tomado una medicina o algo en forma líquida. pueden recibir la santísima Eucaristía aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior. y esto no sólo si sobreviene un nuevo peligro. D. el viático puede sin embargo ser administrado a quien no esté en ayunas. para evitar un grave escándalo. Por dispensa. sobre si la enfermedad es mortal o no. El peligro de muerte comienza cuando existe grave razón de que el enfermo morirá. el enfermo sigue exento del ayuno eucarístico. está exento y. Este canon no menciona el tema del ayuno puesto que. o también un alimento. por lo tanto. 153. pues entonces hay más peligro de morir sin viático. b. sino que se requiere una certeza moral.b. aunque pudiese guardarla. Cuántas veces puede ser administrada la sagrada comunión a un enfermo que no esté en ayunas? En el nuevo Código hay dos referencias relacionadas entre sí sobre este tema: El cn. al estudiar según cada caso. sino también en el mismo peligro. Ya antes del nuevo Código se sostenía la praxis favorable a la comunión frecuente sin ayuno de enfermos consuetudinarios y de los enfermos peligrosamente obligados a estar en su lecho. no puede preverse el estar en ayunas. Mientras dura este peligro. Esto vale sobre todo cuando el enfermo dista mucho de la iglesia o el sacerdote no puede volver otra vez. y en el 3: Mientras dure el peligro de muerte es aconsejable administrar la comunión varias veces en días distintos. de poder comulgar una o dos veces en la semana. Si hay duda sobre si el enfermo se encuentra en probable peligro de muerte o no. tantas pidan el sacramento para solaz y auxilio de su alma. C. mientras los adjuntos de personas y de lugares lo . es muy aconsejable que vuelvan a comulgar quienes lleguen a encontrarse en peligro de muerte. dice: Las personas de edad avanzada o enfermos. Por privilegio concedido en el cn. cualquiera que sea. nada impide el que cuántas veces se presente ocasión. como la situación del peligro de muerte puede presentarse a cualquier hora.919  3. no está sujeto a la ley del ayuno. no es suficiente la mera posibilidad (que siempre existe). c. y asimismo quienes las cuidan. no obsta si hubiese tomado alguna cosa a manera de bebida. a. tanto como porque no consta de la obligación del ayuno como porque rectamente se presume que la Iglesia quiere favorecer en este caso al enfermo para que no se exponga al peligro de morir sin viático.858  2 a los enfermos permanentes aunque no peligrosamente.921  2: Aunque hubieran recibido la sagrada comunión el mismo día. Y el cn. es más.

pero si antes de la consagración se acuerda de su no ayuno. por los cuales este sacramento podría ser tratado injuriosamente. si es inminente un peligro por incendio. incluso si se hiciese cada día (cf. mientras los adjuntos de personas y de lugares lo permitan. Si el sacerdote durante la misa. aunque no esté en ayunas y. 4. después de la consagración de una o ambas especies. ausente éste. por reverencia al santísimo sacramento. sino también la necesidad del alma. aunque no puedan o no deseen guardar el ayuno natural (cf. b. allí donde sin infamia y escándalo pueda realizarse este acto de separación. Y ciertamente la razón no es sólo la obligación de recibir el viático. pero haciendo constar que no está obligado a ello. Por lo tanto. a. pues es mayor la obligación del precepto divino de completar el sacrificio que la obligación eclesiástica de guardar el ayuno antes de la comunión. si no se pudiese diferir sin grave incomodo tanto del interesado que pide como también del sacerdote. Para evitar una irreverencia hacia el santísimo sacramento la ley natural de reverencia debida al sacramento debe ser preferida a la ley eclesiástica del ayuno antes de la comunión. 154. incursión de enemigos (infieles o herejes).138 de este libro) antes citado. por la cual los enfermos. es atacado por una . antes del Código actual de 1982.864  3 (n. Con ello está acorde el cn. Pues el Concilio de Constanza y el cn. Si un sacerdote celebrando su misa. el enfermo puede y quiere permanecer en ayunas sin ninguna incomodidad. 717ss). o puede el sacerdote distribuir las hostias a seglares no ayunos. los soldados antes de comenzar la batalla o también antes de su movilización). reciba la comunión en ayunas. puede y debe comulgar no ayuno para completar el sacrificio. recuerda que no está en ayunas. 1880. por un seglar por las propias manos. Si pues. las hostias consagradas pueden ser consumidas y deben serlo por un sacerdote. Para completar un sacrificio.tantas pidan el sacramento para solaz y auxilio de su alma. a. exhortan a los párrocos a que lleven muchas veces la Eucaristía a los enfermos graves. debe retirarse del ara. Collectio lacens en la palabra Viaticum ). Por lo mismo todos los sínodos provinciales celebrados en los últimos tiempos. Por lo tanto. después de la consagración de una o ambas especies. se le puede animar a que. ZkTh. sobre todo en tiempo de muerte.858  1 del Código anterior declaraban simplemente exentos de la ley del ayuno natural a los enfermos peligrosamente obligados a guardar cama. 155. necesitan del auxilio y consuelo de este sacramento. Y a aquellos que por causa externa se encuentran en peligro de muerte (los condenados a la pena capital. b.

es atacado por una enfermedad o ataque repentino de forma que no pueda completar el sacrificio. sobre todo. Por lo cual. ante la causa del escándalo excusa . Pero en este caso muchas veces concurren otras causas excusantes. en un domingo. no está en ayunas. 2. Si el sacerdote. a. VII. 3. 5. Si un párroco. después de la consagración de una o ambas especies. si no hay otra misa en aquel día ni se puedan guardar en el ciborio (copón) ni existe algo donde de otra forma se pudiesen decentemente guardar. en lugar de la misa procede organizar otra función sagrada en su iglesia. c. Si un sacerdote en lugar de vino echase agua en el cáliz y no lo advirtiese sino después de la sunción (de la toma) de toda o parte del agua. Pero esta causa sola. para comulgar. está sentado junto al ara y se recuerda que él no está en ayunas. IV. faltando un sacerdote en ayunas. bebida ya la ablución. c. puede comulgar aunque no esté en ayunas. 5. como si muchos consanguíneos hubiesen venido de fuera.Oficium . para realizar el sacrificio. X. celebre sus primicias sacerdotales si concurren adjuntos por los cuales dichas primicias no pueden ser diferidas. Pero si los fieles no pueden ir a otra iglesia a oír misa. debe sumir (comer) todas las hostias como complemento del sacrificio y del convite eucarístico realizados (Missale rom. d. si ya públicamente era conocido que en esta fecha se celebrarían las fiestas. el peligro de que muchos lo desprecien con culpa grave. De defectibus III. si un sacerdote antes de la consagración recuerda no estar en ayunas y no puede retirarse del ara sin infamia y escándalo del pueblo. Para evitar un escándalo público: pues es mayor la obligación de la ley natural de evitar un escándalo público que un precepto de la Iglesia. b. sobre todo el escándalo del pueblo. no podría omitir la misa sin gran escándalo y disgusto del pueblo o grave infamia propia. debe ser completado por un sacerdote no ayuno. Lo mismo debe concederse a un seglar que. aunque la lesión del ayuno permaneciese oculta. Si un sacerdote celebrando su misa. encontrase una hostia consagrada entera o restos de hostias. 2 de diciembre de 1874). no excusa de la ley del ayuno. ya sea por casualidad ya por su culpa. el sacerdote que no oye hablar mal entre los fieles fácilmente removería el peligro de escándalo y de infamia declarando cándidamente la causa por la cual no puede celebrar. Aunque existiendo una ocasión oportuna podrían y deberían trasladarse a otro sitio a oír misa. 156. puede y debe. puesto que esta ley es más grave que el precepto de oír misa (S. de donde no puede retirarse sin ignominia y escándalo. pues ordinariamente. Por lo demás. debe. la de que el pueblo no quede sin misa en día festivo de precepto. 3). Muchos autores conceden el que un neosacerdote que sin advertencia rompió el ayuno. podría ciertamente decir la misa aun sin estar en ayunas. consagrar el vino y tomar las especies consagradas de nuevo.b. el peligro de la infamia y.

pero Cappello juzga lo contrario en Periodica. pero si no hubiese que temer ningún escándalo. en este caso. ante la causa del escándalo excusa suficientemente. pues ordinariamente. n. entonces. pues la ley divina de recibir la Eucaristía en viático prevalece a la ley eclesiástica del ayuno. se trata de enfermos que desde un mes están en el lecho retenidos por una enfermedad. distintas en el Código anterior y en el actual.858  2 del Código anterior. también el texto de la Sagrada Congregación del Concilio. La dispensa para los enfermos en otras condiciones. aquí desaparecen todas las condiciones especiales que se enumeraban en el cn. En la interpretación de este canon juzga más severamente el Cardenal Jovio (Die Krankenkommunion. en el n. 7 de diciembre de 1906.152 al n. han desaparecido ya definitivamente. en que se tratan principalmente las condiciones para la comunión de los enfermos. aunque la lesión del ayuno permaneciese oculta. Schöningh) . Las normas que en este apartado aparecen referentes a los enfermos no incluidos en el cn. Así se puede cerrar este capítulo. [van Acken]. sin esperanza cierta de convalecer pronto. es cierto que el sacerdote está exento del ayuno según el cn.158. es lícito usar de la epiqueya.fiestas. 157. muchos autores siguiendo a S. Antes de exponer la historia de la comunión frecuente. 18). 158. 231 y 1935. Como se ve.919 del nuevo. Todas las extensas condiciones que para comulgar se exigían antes del nuevo Código y que aparecen en las ediciones de este libro 3º. Si se trata del viático que se ha de administrar a otro.160 de este texto.858 del Código anterior quedan también superadas por el cn.919 § 3 del Código actual. Articulo quinto De la comunión frecuente Norma general.858  1 del Código anterior y el cn.Alfonso (cf. como es la frecuencia . Según el consejo d e l confesor pueden recibir la comunión una o dos veces por semana aunque hubiesen tomado antes alguna medicina u otra cosa a manera de bebida (cn.286) conceden lo mismo. a fin de partir de la base sólida de la actual postura de la Iglesia.919 § 3: «Las personas de edad avanzada o enfermas y asimismo quienes las cuidan pueden recibir la sagrada Eucaristía. a saber. sobre todo desde el n. Privilegio para los retenidos en el lecho pero no peligrosamente. b.852 § 2 del Código anterior respecto a que los sacerdotes puedan usar del privilegio de este canon del nuevo Código para comulgar a la manera de los seglares. Paderborn. 1934. aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior». 159. pero no para celebrar la misa.Alphonsus . Para administrar el viático. pero por diversa razón. pasando después a la historia durante siglos de este punto capital de la vida cristiana y de las normas de la Iglesia. en el caso de que no hubiese ninguna hostia consagrada. es conveniente conocer la presente situación de este tema. El Código actual resuelve definitivamente estos puntos en el cn. pero no si fuese conocida la lesión del ayuno. cf. Si se trata de administrar el viático a sí mismo. a. s.

Éstos dicen: «Aunque hubieran recibido la comunión en el mismo día. El uso de la comunión frecuente prevaleció principalmente después del Concilio tridentino y desde entonces ha florecido y ha tenido cada vez más vigor en la Iglesia. con el falso pretexto de la religión.historia durante siglos de este punto capital de la vida cristiana y de las normas de la Iglesia. pero como el destino de la misa y de la comunión son los fieles todos. que necesitan para su santificación comer el Cuerpo y beber la Sangre de Cristo. ya que parecía conceder a los fieles la comunión dentro de la misa. quedando sugerida la oportunidad de que sean. propiamente se designa sólo la comunión que se recibe cada semana varias veces y que incluso se recibe cada día. tantas veces como hubiese celebración. Con el nombre de comunión frecuente. La Iglesia. Ahora pasamos a la historia moderna de la comunión frecuente. 160. Esta necesidad se cumple básicamente con la comunión del sacerdote. quienes. El § 3 del cn.XVIII). quedando a salvo lo que prescribe el cn. Como ya se ha explicado anteriormente. la Iglesia. d. mañana y tarde. como es la frecuencia de la comunión. ha marcado el número máximo de la comunión frecuente en dos veces diarias. que solamente se reciba una vez al día (n.921 § 2 y 3. De la misma comunión frecuente. «Mientras dure el peligro de muerte es aconsejable administrar la comunión varias veces en días distintos». al promulgar el cn. por lo tanto. una por la mañana y otra por la tarde. Esta concesión de la Iglesia marca el cenit de la frecuencia de la comunión. que todo cristiano debiera creerse indigno de la comunión frecuente. que no puede haber sacrificio sin comunión. cuya historia pasamos a recorrer. 2. Dentro de estos límites ciertamente no impuso nada . ha traído la máxima ocasión de la comunión frecuente. 1. 1.919 reza: «Las personas de edad avanzada o enfermas.129). Los enemigos más funestos de ella fueron los Jansenistas (s. los fieles deben ser persuadidos insistentemente a la comunión frecuente. la segunda fue que se reciba al menos una vez al año. es muy aconsejable que vuelvan a comulgar quienes lleguen a encontrarse en peligro de muerte». Según la mente de la Iglesia. y asimismo quienes las cuidan. Canon 919: «Quien ha recibido la santísima Eucaristía puede recibirla de nuevo el mismo día solamente dentro de la celebración eucarística en la que participe. pues exigían al comulgante tanta pureza de alma y tanta santidad. después de su promulgación pronto surgió la duda sobre la amplitud del cn. Hecha la consulta a la Santa Sede sobre las veces que se podía comulgar cada día. La moderna multiplicación de las mismas. b. respondió que dos veces dentro de dos celebraciones. apartaban a los fieles de recibir más frecuentemente la santa comunión. Código vigente desde el 25 de enero de 1983. 2. expuso la doctrina de que la comunión es el destino final de todo sacrificio que se celebre y. En cuanto al uso de la comunión.917 § 1. la Iglesia estableció dos normas: la primera. a. en la máxima posibilidad práctica de la comunión de cuantos participan en el sacrificio eucarístico con su presencia y su adhesión. c.117 § 1. pueden recibir la sagrada Eucaristía aunque hayan tomado algo en la hora inmediatamente anterior».

a. expresa la razón de sentir y de hablar de la Iglesia en este asunto. Dentro de estos límites ciertamente no impuso nada más.58). El celebérrimo decreto del Papa Inocencio XI.6.918 del actual). ß. sino también los párrocos que no distribuyen ni permiten distribuir la comunión sino solamente los domingos y días festivos. y el Catecismo romano. según costumbre janseniana. por consiguiente. Por lo cual sucedió que las actas del Concilio provincial rothomagense. el cual estableció que en el futuro solamente se distribuyese la comunión dos veces por semana. también es laudable comer diariamente este sacramento» (Summa III. Ahora bien. establece que el juicio sobre la preparación interior y. con el cual no sólo se recomienda ardientemente la comunión frecuente y cotidiana. amonesta a los párrocos que exhorten a sus fieles con frecuencia. c. Esta manera de sentir y de obrar la Iglesia la toma de las palabras de Cristo.4.129). este decreto contiene principalmente tres puntos: α.803 del Código de 1917 y que el cn. solamente porque es frecuente. c. Nota. La Iglesia expresó claramente su mente acerca de la comunión frecuente con el solemne decreto publicado el 20 de diciembre de 1905 (D 1981ss) S a c ra tridentina synodus a Pio X. sino también con la recepción sacramental de la Eucaristía (sesión XXII. q. y también los confesores que exigen. tanta pureza de alma para comulgar frecuentemente. d. quien manifiesta claramente su deseo de que los fieles coman con mucha frecuencia el pan eucarístico (Jn 6. γ. c.59). c. sobre la frecuencia de la comunión debía ser dejado al confesor en cada caso particular. del 12 de febrero de 1679 (D 1147).Tomás diciendo: «Este sacramento es un alimento espiritual donde. reza igual que el cn. además. editado por orden del Concilio tridentino. en Roma fueran reprobadas. a recibir muchas veces la sagrada comunión (Parte II. pero ha manifestado por todos los medios que desea mucho que los fieles comulguen frecuentemente. así como el alimento corporal se come cada día. q. que apenas encuentran un penitente digno de la comunión frecuente. diariamente. b. de manera que Benedicto XIV manifestó: «Si en un sínodo se plantease el tema de la recepción frecuente e incluso diaria de la Eucaristía. Cum ad aures . se determinan más fácilmente las condiciones para recibirla. decreta que ni el estado social de negociante ni el estado conyugal impedían la comunión frecuente. sobre los cuales habla S. sesión XXIII.(n. Estos se dejan engañar por el falso principio de que la comunión es el .10 ad 4).8. la cual depende únicamente de la disposición del alma y. Por lo tanto obran contra la mente de la Iglesia no sólo los sacerdotes que indiscriminadamente niegan a los fieles la comunión frecuente. reprueba la prohibición de la comunión frecuente hecha en muchas diócesis por los abusos que en ellas habían sucedido con la comunión cotidiana. sino que. añadiendo esta reflexión o aviso: obsta el Concilio tridentino. El Concilio tridentino desea que «en todas las misas los fieles asistentes comulguen. no debía desviarse del camino de este decreto de Inocencio XI». la segunda fue que se reciba al menos una vez al año. es más. no sólo con un espiritual afecto. y también expresa los fines y los efectos de la Eucaristía.80 a.

De todo lo cual deducían que la comunión cotidiana se debía negar a los más y que se debía conceder a los menos. que en los niños no se puede dar. patrocinada principalmente por Lugo (De euchar. que se puede recibir la sagrada Eucaristía dos veces al día. con lo cual se ha realizado el deseo tantas veces expresado en la Iglesia. habiéndose concretado en la consulta que se hizo a la Santa Sede sobre la amplitud de la concesión. no por la acción del agente. a. Por eso también la praxis que se seguía hasta ahora en la Iglesia sobre la comunión frecuente y cotidiana estaba dirigida según la norma de la primera sentencia. no se requiere otra disposición . Unos exigían una mayor pureza y una actual devoción. exige que quienes comulgan frecuentemente solamente lo hagan con gran pureza de alma y una actual devoción. en cuyo cn. otros pensaban ser suficiente el estado de gracia. sino por la acción del propio sacramento. pero sobre una disposición ulterior disputaban los teólogos. no se cometiesen. disp. 161. Enseñaban que para la comunión frecuente se requerían dos disposiciones: que hubiese sido eliminado el afecto a los pecados veniales deliberados y que por lo tanto.917 se concede que «quien ya haya recibido la santísima Eucaristía.152). La razón más importante de ellos es que la reverencia debida a Cristo. que así es el centro y eje de la vida cristiana y la dulzura permanente del alma. Estos se dejan engañar por el falso principio de que la comunión es el premio y la recompensa de la virtud adquirida. que además se realizase un verdadero y serio conato de progresar en las virtudes y en la perfección y que. de poder comulgar frecuentemente. pocos secundaban la segunda sentencia. 1.penitente digno de la comunión frecuente. antes que el mejor medio para adquirirla. Ahora la Santa Sede declara: para la comunión frecuente. Disposiciones requeridas. puede recibirla nuevamente dentro de la celebración eucarística en que participe». o que las malas inclinaciones ya hubiesen sido superadas en gran parte a fin de que hubiese un serio conato (esfuerzo) de progresar en el camino de la perfección. n. tuvo hasta hace poco por patronos defensores a la mayor parte de los teólogos. todos exigen el estado de gracia. ya que se puede recibir dos veces al día al Señor sacramentado. 162. b. cuanta mayor fuese la frecuencia de la comunión. por la misma reverencia del sacramento no se da la comunión a los niños. a pesar de que por este motivo muchos deban carecer de la utilidad espiritual recibida en la comunión frecuente (y más aún en la diaria). La primera sentencia. 2. 3. Por lo cual. exigían que el pecado venial raramente se cometiese. para que uno fuese digno de la comunión cotidiana. incluso cotidiana. pero que ha sido superado. Con alegría debemos declarar ahora que después del Concilio vaticano II se ha facilitado tanto la comunión diaria que el 25 de enero de 1982 se pudo aprobar el nuevo Código de Derecho Canónico. tanto más perfecta debiera ser esa disposición.17). En cuanto a las disposiciones requeridas. pero que no se requerían como condiciones necesarias. el Señor. y a la cual se adhiere también San Alfonso (Praxis confessarii. pero que la inmunidad de pecados veniales y una actual devoción eran ciertamente muy deseables. aunque en ellos se aumentase la gracia ex opere operato. al menos ordinariamente.

sino que es suficiente el estado de gracia actual . obra mal. que consiste en la simple existencia de la gracia santificante. al menos los plenamente deliberados. a tenor de las fuerzas. la recepción del sacramento es moralmente mala. con tal que aparezca en él una verdadera y seria voluntad de enmendarse. por primera vez. enfermedades y defectos con esa divina medicina que El nos ofrece. busquen el consejo del confesor. b. no se requiere otra disposición sino que el fiel esté en estado de gracia y que acuda a la mesa eucarística con recta intención. avisa y exhorta el citado decreto que. La mente recta está en que. ahora es más bien el fin que debe buscarse y el fruto que debe obtenerse de la comunión cotidiana. se adelanten también las mayores disposiciones. lo cual excluiría al que recae en pecado mortal. sin embargo. Por consiguiente. por vanidad o por razones humanas. . supuesta la referida disposición (Sagrada Congregación del Concilio Sacra tridentina synodus . sin la debida reverencia. o prosigue con la debida intención y reverencia en el uso comenzado anteriormente por él. Para que se obtenga este efecto «se debe cuidar -de nuevo las palabras son del decreto.162. cuanto más si puede ser doble. pero quien sigue el buen ejemplo de otros en esta piadosa costumbre. debe seguir en todas las cosas las normas del citado decreto y advierta: α. ß. Lo mismo se debe decir sobre las razones o motivos humanos . De donde se sigue que no sólo no es lícito apartar de la comunión frecuente o cotidiana a cualquiera que estuviese dotado de esta disposición. Si el ansia de vanagloria es el único motivo de llegar a la comunión diaria. y salir al encuentro de sus debilidades. sino que busque satisfacer el beneplácito de Dios y unirse con El más estrechamente en caridad. a. pero si el motivo de acercarse es parcial. no obstante es suficiente que estén vacíos de pecados mortales.que a la comunión preceda una diligente preparación y que después sea seguida de una acción de gracias apropiada. c. con e l propósito de nunca más pecar. incluso veniales y de su afecto. según las fuerzas y condiciones de cada fiel. sino que más bien los fieles deben ser exhortados a ella. 20 de diciembre de 1905). sobre todo en los institutos religiosos de cualquier clase debe promoverse la comunión frecuente y la cotidiana. Quien sigue la costumbre restrictiva de los otros sólo porque ellos lo hacen. entonces la recepción eucarística es parcialmente buena y parcialmente mala. «Aunque convenga al máximo -son palabras del citado decreto. se convierte de una vida más disoluta. y del afecto hacia esos pecados. incluso cotidiana. para recibir los mayores frutos. uno que se acerca a la mesa eucarística no se entregue a obrar según la costumbre rutinaria. Para que su consejo sea prudente. que lo anteriormente designado como disposición necesaria de la comunión frecuente. nada impide que sea admitido a la comunión frecuente un penitente que ahora. como en nuestros días. no obra mal. o porque realiza la costumbre eucarística anteriormente tomada. pero con firme propósito y seria voluntad de evitar las ocasiones peligrosas.que los que reciben la comunión frecuente o cotidiana». Según la mente del decreto el estado de gracia no se requiere habitual. Pero aunque para la comunión frecuente sea suficiente el estado de gracia. 3. con cuyo sincero propósito del alma no puede menos de suceder que los comulgantes diariamente se sientan sensiblemente libres de pecados. Los fieles que han decidido recibir frecuentemente o incluso diariamente la sagrada comunión. Ahora la Santa Sede declara: para la comunión frecuente. estén desprovistos de pecados veniales.

que es el aumento de la gracia santificante y de la caridad. De la antigua costumbre de la Iglesia. Tipogr. sin necesidad de confesar semanalmente. d. pues difícilmente puede negarse que. M. Del principio que dice: los sacramentos son para los hombres . con tal que lo detesten en serio y prometan firmemente enmendarse. e. los fieles recibían indiscriminadamente la comunión con frecuencia. Fassicomo 1898. . a los que tienen la costumbre de la comunión diaria. pero manifiestan una voluntad seria de luchar contra el pecado. sin que. como consecuencia. en los primeros tiempos de la Iglesia. sin embargo deben ser excluidos de estas negativas aquellos que por una interna fragilidad o una vehemente y extraordinaria tentación caen en pecado. Sulla communione frequente2. Frassinetti . aunque cometa pecados veniales. a no ser que legítimamente estén impedidos. Gennari . el Señor. Por el bien espiritual de los fieles : cuantas veces el hombre se acerca a la comunión en estado de gracia recibe. ß. Para que el uso de la comunión cotidiana se propague más y más. no debe ser negada la comunión frecuente a aquellos que algunas veces cometen pecado mortal. Compendio della teolog. de la comunión frecuente. Nápoles. por ello.C. para la comunión cotidiana no exige otra cosa sino que el comulgante esté en estado de gracia y que se acerque a comulgar con recta intención. γ. debe deducirse que Cristo. logra que sean enmendadas paulatinamente los pecados veniales y las imperfecciones. el fruto ex opere operato (en virtud de la obra). Sagrada Congregación del Indice. pues éstos. ni siquiera debe negarse la comunión frecuente al que tiene deliberado afecto a los pecados veniales. la Iglesia la ha confirmado con su reciente decreto. Génova. se ha concedido. sin obligación de confesar todas las semanas. condición y oficio de cada uno». Las razones de esta doctrina y de esta praxis están tomadas: α. el privilegio de ganar todas las indulgencias.diligente preparación y que después sea seguida de una acción de gracias apropiada.931 § 3 del Código anterior. 4. 1900). para ganar las cuales se exija confesión (a excepción de las indulgencias de los jubileos o a modo de jubileos). 14 de febrero de 1906). Luego. morale9. y un fruto ciertamente de sumo valor. extraen mayor energía para resistir las tentaciones (cf. cuando de suyo es necesaria la confesión semanal. al menos parcialmente. Pero debe negarse la comunión frecuente a aquellos que tienen afecto voluntario a los pecados mortales y que por ello caen frecuentemente en los mismos pecados mortales. a tenor de las fuerzas. Esta sentencia. A los que suelen confesarse al menos dos veces al mes. Este mismo privilegio se concede a aquellos que tienen la costumbre de la comunión cotidiana o casi cotidiana. No pierden este privilegio aquellos que una u otra vez en la semana se abstienen de la comunión (cn. Dissertatio X. en general. y hasta a diario. degli artigian. ellos hubiesen sido mejores y más perfectos que los fieles de nuestros tiempos. se les ha concedido el privilegio de ganar todas las indulgencias que se les presenten. prefiere la mayor utilidad de los fieles a una disposición más perfecta y que. que es la de los Santos Padres.

por mera costumbre. y sobre todo diaria. oficios y profesiones. a causa de los insignes frutos que de ella se reciben (cf. para que se les inculque la recepción de Cristo y de su gracia antes de que las pasiones aparezcan en sus corazones y comiencen a dominarlos (Sagrada Congregación del Concilio. hay peligro de que por la recepción cotidiana pierda a sus ojos valor el alimento sagrado. o sin perjuicio de mayores bienes como . sacerdotes y párrocos no hablen de manera que los fieles puedan confundir el consejo con el precepto. a no pocos (jóvenes y acostumbrados) sólo se les recomienda una comunión más frecuente. Sagrada Congregación del Concilio. deben ser instituidas ciertamente según las energías. en general.5. sólo se les sugiere. no es necesario que se haga una preparación íntegra en la iglesia (puede haber sido hecha antes en casa). recuerden los sacerdotes y confesores que nunca hay que olvidar las normas de la prudencia y de la verdad. Vean los confesores si la comunión frecuente o cotidiana puede ser recibida por los penitentes sin detrimento de las obligaciones de su estado en sirvientes. distraídos y disipados se acerquen a comulgar. confesores. Al ensalzar la comunión frecuente y la cotidiana los predicadores. debe ser dignamente alabado. la comunión más frecuente. Por lo demás. para no fomentar la hipocresía y así den ocasión a sacrilegios. que se acerque a la comunión con más frecuencia. hay que prevenir: a. De aquí se sigue: a. Porque esto es lo que manda la Iglesia. antes y después respectivamente de la comunión diaria. los obreros. traigan otros vestidos distintos de los que usan a diario en los días festivos. ni tampoco la acción de gracias. que los superiores no digan a alguno en particular. criadas. A todos está mandada la comunión anual. los estudiantes. sobre todo a aquellos que son educados en seminarios (colegios) de niños y de adolescentes. Notas prácticas.. madres de familia. ej. c. 15 de septiembre de 1906). Aunque un gran celo en recomendar la comunión frecuente. la diaria. aun también debe inculcárseles la comunión diaria. si no es muy cautamente. así como tampoco es necesario que ciertos fieles (p. Sin embargo. 163. Los párrocos y confesores tengan en gran aprecio la comunión frecuente. b. pero la cotidiana y. como una práctica alabada y recomendada por la Iglesia.. etc. pues la comunión frecuente y aún más la cotidiana. es recomendada insistentemente a los fieles de Cristo por el mismo Señor. después de su primera comunión. y aún más. 1. 2. b. y la exhorten con gran empeño a los fieles. los empleados). De la comunión frecuente no deben ser alejados los niños y niñas . Inculquen a la vez la necesidad de la debida preparación y de la acción de gracias que. 10 de diciembre de 1905). oportunidad. pues conociendo la ligereza de la edad infantil. que eviten el que niños y niñas.

madres de familia. pueden inducir a los otros a una comunión más frecuente. de la casa o del matrimonio. 4. el párroco y el confesor y todos los que están en gracia de Dios y buscan adquirir para sí los frutos de la comunión. etc. adultos o niños. deben admitir a la comunión frecuente a mujeres y varones. que correspondió al ruego y encargo hechos por el Concilio Vaticano II para la preparación de un nuevo Código que recogiese las directrices emanadas de los múltiples documentos promulgados por el Concilio.. Tratándose de niños a cuyos padres les molestase la comunión frecuente de sus hijos. el peligro de que el acceso a la confesión se vuelva más difícil para aquellos que la necesitan mayormente. d. ej. incluso cotidiana. 1. o sin perjuicio de mayores bienes como la paz y tranquilidad en las familias con respecto a las esposas.las obligaciones de su estado en sirvientes. con sus buenas costumbres. incluso con sus caricias. sin que por eso deba callarse sobre la comunión más frecuente. si fuese necesario. con el consentimiento de los varones.) o los bienes mayores que deben guardarse. omitir antes la confesión que la comunión. No está libre de pecado aquel que. se procuren dicho permiso con su obediencia ejemplar en casa. Por consiguiente es más ventajoso. Situación actual en el nuevo Código. 3. supuestas las condiciones requeridas. Allí donde hasta ahora no estaba en uso ni la comunión mensual ni bimestral. ha quedado superado con la publicación del nuevo Código de Derecho Canónico del 25 de enero de 1983. A no ser que obsten los oficios de estado (p. con su diligencia. puedan comulgar frecuentemente. Los cuales ciertamente. célibes o casados. Todo cuanto hemos explicado en este Artículo Quinto sobre la comunión frecuente. para obtenerlo. si ambas cosas no pueden ir juntas. 5. si son dirigidos de forma apta por un celoso y prudente confesor. criadas. Aunque la confesión semanal parezca suficientemente recomendada para los que ordinariamente comulgan con frecuencia. Igualmente procuren las esposas que. el sacerdote exhorte a estos hijos a que pidan con constancia a sus padres permiso para comulgar frecuentemente y que. el confesor los exhorte e instruya con frecuencia para que lleguen a comulgar devotamente y realicen bien la preparación y acción de gracias. A estos mismos jóvenes. Primeramente copiaremos textualmente los cánones que se refieren más directamente a la participación en la . que se percibe mayor bien espiritual de la sagrada comunión que de una confesión sacramental. etc. Ejemplo de esto puede ser la falta de tiempo por parte del confesor o por parte del penitente. Recuerden pues los pastores de almas. no es raro sin embargo que a veces haya coyunturas que aconsejen una confesión menos frecuente. De aquí se puede hacer lícitamente que los que comulgan frecuente o diariamente se confiesen sólo cada mes. retrae a cualquier persona de la comunión frecuente o niegue la misma comunión al que podría recibirla.. ponga el párroco su esfuerzo en primer lugar en que el pueblo se acerque a la sagrada mesa todos los meses. ni siquiera la trimestral. Pues en cada parroquia se encuentran fieles propensos a una verdadera piedad y al uso más frecuente de los sacramentos.

Canon 899 § 3: «La celebración eucarística ha de disponerse de manera que todos los que participen en ella perciban frutos abundantes. tenga presente que está obligado a hacer un acto de contrición perfecta. § 2 del canon 913: «No obstante la santísima comunión puede administrarse a los niños que se hallen en peligro de muerte. sin acudir antes a la confesión sacramental. previa confesión sacramental. inculquen diligentemente a los fieles esta obligación». se nutran cuanto antes con este alimento divino. para la obtención de los cuales Cristo. Nunca se había ofrecido a los niños pequeños una posibilidad y ocasión de comulgar como ésta contenida en el canon. Canon 914: «Los padres en primer lugar. Canon 913 § 1: «Para que pueda administrarse la santísima Eucaristía a los niños. etc. recibiendo este sacramento frecuentemente y con mucha devoción y dándole culto con suma adoración. ni reciba el Cuerpo del Señor si es seglar. . 3. 2.1. en este caso. La razón de la necesidad y obligación de participar en la Eucaristía. 4. Canon 898: «Tributen los fieles la máxima veneración a la santísima Eucaristía. y de recibir la comunión con reverencia». en el cual se perpetúa a lo largo de los siglos el sacrificio de la Cruz. se ofrece y se recibe al mismo Cristo nuestro Señor. instituyó el sacrificio eucarístico». El sacrificio eucarístico. los demás sacramentos y todas las obras eclesiásticas de apostolado se unen estrechamente a la santísima Eucaristía y a ella se ordenan». de manera que entiendan el misterio de Cristo en la medida de su capacidad y puedan recibir el Cuerpo del Señor con fe y devoción». en el que se contiene. Los pastores de almas. es la santísima Eucaristía. que incluye el propósito de confesarse cuanto antes». es el culmen y la fuente de todo el culto y de toda la vida cristiana. Así pues.» Canon 916: «Quien tenga conciencia de hallarse en pecado grave. no celebre la misa si es sacerdote. se requiere que tengan suficiente conocimiento y hayan recibido una preparación cuidadosa. tienen obligación de procurar que los niños que han llegado al uso de la razón se preparen convenientemente y. si son capaces de distinguir el Cuerpo de Cristo del alimento común. tomando parte activa en la celebración del augusto sacrificio. expresada en el canon 897 del nuevo Código con estas palabras: «El sacramento más augusto. a no ser que concurra motivo grave y no haya oportunidad de confesarse y. Primeramente copiaremos textualmente los cánones que se refieren más directamente a la participación en la santísima Eucaristía. por la cual la Iglesia vive y crece continuamente. y quienes hacen sus veces así como también el párroco. por el que se significa y se realiza la unidad del pueblo de Dios y se lleva a término la edificación del Cuerpo de Cristo. nuestro Señor. está indicada primeramente en la perfectísima descripción de lo que es la Eucaristía. memoria de la muerte y resurrección del Señor. al exponer la doctrina sobre este sacramento.

. así. es muy aconsejable que vuelvan a comulgar cuando lleguen a encontrarse en peligro de muerte». n. todas las veces que se quisiera. puede tener evidentemente un resultado mortal. Tercero. de suyo. en tal caso o situación. Pero. ésta respondió oficialmente que dicho canon se debía entender así: «No a la libertad de veces en la comunión y sí a las dos veces diarias dentro de sus respectivas misas». Promulgado el nuevo Código. quedando a salvo lo que prescribe el cn. con Suario: existe articulo mortis cuando ésta insta y es moralmente cierta y ya casi inevitable. (Extracto de Summa Theologiae Moralis . frecuentemente suele ocurrir.Noldin-Schmit . o la confesión con atrición o la contrición perfecta. Canon 923: «Los fieles pueden participar en el sacrificio eucarístico y recibir la sagrada comunión en cualquier rito católico».Los Sacramentos) [1] Suele tomarse en el mismo sentido las palabras artículo y peligro de muerte. porque no consta ciertamente de esta obligación. [2] No faltan autores que opinan que no existe en este caso la obligación de anteponer un acto de contrición perfecta. Porque no se pregunta si es lícito o no acercarse sin contrición a la sagrada comunión. y existe peligro cuando hay una duda probable y la muerte.Vol. puede recibirla de nuevo el mismo día solamente dentro de la celebración eucarística en la que participe. Con esta concesión del nuevo Código se llega a la meta final y no esperada del camino progresivo de la recepción eucarística: recibir dos veces cada día a Cristo el Señor. se juzga que existe peligro de muerte en cualquier enfermedad peligrosa que. a saber. pero los que distinguen entre estas dos acepciones.150). Párrafo 3: «Mientras dure el peligro de muerte es aconsejable administrar la comunión varias veces en días distintos». «aunque los fieles en peligro de muerte. sino que se pregunta si la frustración del efecto del sacramento debe ser precavida absolutamente (cf. se fueron aumentando las posibilidades de la comunión eucarística. Consultada la Santa Sede. Este segundo párrafo del canon dice que. las definen así. Así pues. antes de la gravedad.Canon 917: «Quien ya ha recibido la sagrada Eucaristía. hubiesen recibido la comunión el mismo día. también es cierta la obligación de emplear un medio necesario a este fin. hasta su culminación en el Código de Derecho Canónico promulgado por el Papa Juan Pablo II. como es cierta la obligación de precaver la frustración del efecto del sacramento. durante algún breve tiempo y solamente por algunas personas ese canon se interpretó en sentido más amplio del que se podía recibir la comunión diaria dentro de una misa. desde el Concilio tridentino hasta nuestros días. Lehmk uhl II.921 § 2. Esta enumeración de las facilidades concedidas por la Iglesia para comulgar se completa con la explicación de la amplitud que tiene el cn.917.