You are on page 1of 2

TRES MINUTOS PARA DIOS

DESPUÉS QUE LO LEAS TE ASEGURO… TE VAS A SENTIR MUY BIEN. Permite que Dios sea la única persona en tu mente mientras lees esta oración. Querido Dios, te agradezco por este día. Te agradezco por poder ver y oír esta mañana. Soy bendito porque eres un Dios comprensivo y de perdón. Tú has hecho tanto por mí y continúas bendiciéndome cada día. Perdóname por todo lo que he hecho, dicho o pensado que no era agradable para ti. Por favor, mantenme seguro, alejado de todo peligro o daño. Ayúdame a comenzar este día con una nueva actitud y mucha gratitud. Déjame hacer lo mejor de cada día para aclarar mi mente y así poder oírte. Por favor, expande mi mente para que pueda aceptar todos tus designios. No permitas que me lamente de las cosas sobre las que no tengo ningún control. Permíteme continuar viendo el pecado a través de tus ojos Señor, y que pueda reconocer el mal. Continúa bendiciéndome para que pueda bendecir a otras personas. Mantenme fuerte para que pueda ayudar al débil. Mantenme con los ánimos levantados para que pueda tener palabras de aliento para otros. Oro por los que se pierden y no pueden encontrar su camino. Oro por los que no te conocen íntimamente. Oro por los que borren este mensaje sin compartirlo con otros. Oro por los que no creen. Pero te agradezco porque yo creo. Creo que tú cambias a la gente y cambias las cosas. Oro que cada ojo que lea esto sepa que no hay problema, batalla, circunstancia, o situación mayor que tú, Señor. Oro para que estas palabras sean recibidas en los corazones, que cada ojo que las vea y cada boca que las pronuncie, las confiese dispuesto. Esta es mi oración. En el nombre de Jesús, Amen.

Dios no se ha olvidado de ti

Un par de ancianos conversaban y uno se lamentaba de estar sufriendo de las primeras etapas de la demencia senil. Tristemente le dijo al otro: “A menudo me olvido de Dios”. El otro, suavemente le puso una mano sobre el hombro y le respondió: “No te preocupes, El nunca se va a olvidar de ti”. Tal vez pases por una situación difícil de comprender, una enfermedad, una crisis económica y hasta sientas que lo has perdido todo. Sin embargo, hay algo que nunca vamos a perder: El amor de Dios. Esa es una promesa de Dios, así lo registra el profeta Isaías: “Aún hasta vuestra veje z, yo seré el mismo, y hasta vuestros años avanzados, yo os sostendré. Yo lo he hecho, y yo os cargaré; yo os sostendré, y yo os libraré” Isaias 46:4 Somos nosotros quienes a menudo nos olvidamos de Él, haciendo lo que queremos sin tenerle en cuenta en nuestras decisiones. Hoy es un día para reflexionar si lo que realmente hacemos tiene la aprobación de Dios.

. cree en él y te bendecirá por siempre. ¿Por qué no seguir el consejo del pensamiento de hoy y darle una prioridad mayor a nuestra Biblia que a las nuevas tecnologías? Usa la Tecnologia para edificar la iglesia Dios te Guie. Me pregunto qué pasaría si tratáramos a nuestra Biblia como tratamos a nuestro teléfono celular. aun cuando se encuentre en el rincón más alejado del mundo.. Nunca tiene que ser recargada... Lo que perdemos de vivir en obediencia a Dios no podemos compensarlo jamás.“Cuando sientas que tu vida no tiene sentido.. ¿Si la lleváramos a todos lados en nuestra cartera o bolsillo? ¿Si nos regresáramos si se nos hubiera olvidado? ¿Si la revisáramos varias veces al día? ¿Si la usáramos para recibir mensajes de texto? ¿Si la tratáramos como si no pudiésemos vivir sin ella? ¿Si se la diéramos a los muchachos como regalo? ¿Si la usáramos mientras viajamos? ¿Si la usáramos en caso de emergencia? Esto es algo para animarnos a preguntar. no tenemos que preocuparnos que nuestra Biblia sea desconectada. recuerda que Dios tiene algo especial para ti. De allí que la Biblia. ¿dónde está mi Biblia? Ah. hmmm. Cada día que empieza agrádese a Dios por darte la bendición de estar vivo y cuidar a los tuyos de todos los peligros que hay en el mundo. sea tan importante. y una cosa más. El que cree en Dios nunca está solo. ¡porque Jesús ya pagó la cuenta! La Biblia está eternamente cargada... Piensa en Cristo cuando estés en un momento difícil y el te dará la paz y fuerzas necesarias para levantarte y seguir delante de forma positiva. la Palabra de Dios... A final de cuentas lo que Dios nos ofrece es. Dios siempre estará ahí con el. ¡eterno! . A diferencia de nuestro teléfono celular.