El anillo de Balder (O anel de Balder) Obra de teatro basada en la mitología vikinga escrita por Manuel Velasco especialmente para

la Romería Vikinga de Catoira 2009 140 actores y extras en escena dirigidos por Fátima Rey Sinopsis Surgirán entre hermanos luchas y muertes, cercanos parientes discordias tendrán, un tiempo de horrores, de mucho engaño, de hachas y espadas, de vientos y lobos anuncio será. En el Asgard, el dios Balder tiene un sueño premonitorio. La interpretación del mismo no deja lugar a dudas: va a morir asesinado y su muerte provocará un gran desequilibrio, previo al Ragnarok, el fin de los tiempos. Las diosas del Asgard recuerdan cómo el nacimiento de Balder supuso restablecer el precario equilibrio de un universo que ya estaba en decadencia. También recuerdan la boda entre Balder y Nanna, cuando el enano Regin le regaló a Balder un anillo mágico Draupnir, que sólo él podía portar. Los dioses buscan una solución: harán que todos los seres del universo, animados o inanimados, prometan no hacer nada contra Balder. Pero el perverso Loki se las ingenia para que la muerte anunciada tenga lugar. Esconde una flecha antes que la encuentren los dioses. Cuando los dioses han terminado su misión, hacen una prueba. Tiran armas y objetos contra Balder, sin que ninguno pueda alcanzarlo. Solo Hodur, el hermano ciego de Balder, no participa en la fiesta, hasta que Loki lo incita a disparar la flecha. Esta da en el blanco y Balder muere. El dios Hermond acude al Hel, el reino de la muerte, para intentar rescatar a Balder. Pero Hela se niega a dejarlo salir a no ser que los dioses consigan que todos los seres del universo lloren por el dios muerto. Balder le entrega a Hermond el anillo.

Hela se encuentra con su pade, Loki. Los planes están saliendo a la perfección. Cuando está a punto de cumplirse el plazo dado por Hela, Thor llega ante la cueva de la giganta Zok (Loki disfrazado), pero esta se niega de derramar una lágrima por Balder. Hermond se retira al Lago de las Ondinas. ¿Qué hará con el anillo? Las ondinas lo custodiarán. En el Asgard, Odín recibe la visita de unos gigantes. Le proponen construir un nuevo palacio a cambio de que le entreguen a Freya, la diosa del amor, que supuestamente influirá sobre el problema de fertilidad que hay en su mundo. Odín acepta, pero imponiendo un plazo demasiado corto, con la esperanza de que ellos no lo puedan cumplir y él no tenga que darles nada a cambio. Mientras tanto, en el mundo de los enanos, Eitri es desterrado por su hermano mayor Regin. Acaba en el Lago de las Ondinas, donde descubre el anillo que fabricase su hermano para Balder. Y se lo queda. Odín, con la identidad de Volsung, el Viajero, decide darse una vuelta por el Midgard, la tierra de los humanos, acompañado por sus cuervos. Llega a una aldea que él ya conoce de otros viajes: Catoira. No muy lejos, su hijo Sigmundo se recupera de unas heridas en la casa de Ramiro y Juana. Al conocer su identidad, Ramiro lo reta a un duelo al amanecer. Pero esa noche, Sigmundo y Juana cometen adulterio. Odín recibe la visita inesperada de su hija, la valkiria Brunilda. Le avisa de que su esposa Frigga está a punto de llegar. Y está furiosa. Apelando antiguas leyes, Frigga le exige a Odín la muerte de su hijo. Sigmundo. Tras una acalorada discusión, Odín no tiene más remedio que aceptar. Brunilda regresa y acepta ayudar a su padre en tan trágica situación. Ella estará presente en el duelo y se asegurará de que Sigmundo muera. Pero cuando despierta a Sigmundo, algo ocurre en su interior intentando comprender el amor humano. Durante el duelo, Brunilda impide que Ramiro alcance a Sigmundo.

Entonces interviene Odín, que guía la espada que matará a su hijo. Brunilda habla con Juana. Está embarazada y su hijo está destinado a ser un gran héroe. Le entrega la espada de Sigmundo. Odín impone un castigo a Brunilda. En el Midgard permanecerá dormida, como una mujer mortal, hasta que un héroe la despierte. Odín regresa al Asgard. Contra todo pronóstico, los gigantes han terminado el palacio y reclaman su recompensa: la diosa Freya. Los dioses no conocían el "precio" del palacio y quedan conmocionados. Entonces aparece Loki ofreciendo una cantidad inmensa de oro como sustituto. Para conseguirlo, deberán bajar al mundo de los enanos donde Eitri, con el poder del anillo, tiraniza al pueblo que lo exilió. Loki consigue engañar a Eitri, y todo el oro, junto al anillo de Balder y un yelmo mágico, son subidos al Asgard. Los gigantes se lo llevan todo, liberando a Freya, pero la ambición hace que enseguida se peleen entre ellos. Ha pasado el tiempo. Sigurd, el hijo de Sigmundo, tras ser criado por el enano Regin, ya tiene edad para vivir sus aventuras. La primera será matar al dragón Fafnir que custodia el tesoro de los gigantes. Pero antes tiene que pelear contra el enano Eitri, que espera pacientemente entrar algún día en la guarida del dragón. Cuando Sigur mata al dragón, los cuervos de Odín le aconsejan bañarse en su sangre; eso lo hará invencible. Ahora Sigur es el portador del anillo de Balder. Pero al salir de la cueva encuentra a Regin, que intenta envenenarlo, y lo tiene que matar. Aconsejado por los cuervos, sube a una montaña, donde descubre el cuerpo de Brunilda. Al despertar, Brunilda reconoce al héroe humano capaz de liberarla. Ambos se enamoran, pero Sigurd es un héroe y ha nacido para vivir sus aventuras. Llega el momento de la despedida y, como prueba de amor, le regala el anillo a Brunilda. En Catoira Sigurd conoce a los hermanos Juan y María. Estos deciden hacerle una trampa. Un filtro de amor hará que se enamore de María, olvidando a Brunilda. Y Juan, con el yelmo mágico, se hace pasar por

Sigurd para traer a Brunilda. María hace que Brunilda beba el filtro de amor, pero un malentendido hará que no funcione como se esperaba. Sigurd desdeña a Brunilda y le exige que le devuelva el anillo para regalárselo a su nuevo amor. Brunilda se va sin comprender porqué ha sido traicionada. En el lago de las Ondinas están Brunilda y el enano Eitri. Ella quiere vengarse y le confiesa a Eitri el punto vulnerable de Sigurd: un lugar que tapó una hoja cuando se bañó en la sangre del dragón. Eitri decide matar a Sigurd. Sigurd y María llegan al lago de las Ondinas. Eitri mata a traición a Sigurd. Brunilda, con el anillo de Balder, pide que le hagan a Sigurd un funeral digno de un héroe. Finalmente, ella lo acompañará al más allá.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful