Modelo de entrenamiento de resistencia y velocidad-resistencia en el fútbol actual.

Julián Mayo Mauriz - Estudiante Ciencias del Deporte y la Educación Física

Este artículo estudia las adaptaciones fisiológicas y las manifestaciones del rendimiento que se producen en el entrenamiento aeróbico de alta intensidad y de resistencia a la velocidad en fútbol y a su vez explica la necesidad de implementar el entrenamiento con trabajo fisiológico específico adaptado a estas necesidades. El fútbol moderno está caracterizado por unas demandas energéticas y fisiológicas muy altas, y la capacidad de los jugadores de rendir a esas intensidades es condicional para el desarrollo del juego. Por esta razón los jugadores necesitan un nivel de condición física muy elevado para responder a las necesidades fisiológicas que se plantean.

78

Introducción. independientemente si el entrenamiento era con o sin balón. aumenta la economía de carrera (3% a 7%). produjo una mejora de entre el 6% y 11% del VO2max. con un análisis bibliográfico en el que se observan diferentes estudios y los resultados que obtuvieron. El entrenamiento de la resistencia a la velocidad tuvo un efecto positivo en el entrenamiento de la resistencia en fútbol. y a modo de síntesis. Analizar los efectos que producen estes dos tipos de entrenamiento. las adaptaciones conseguidas en unos y otros varían profundamente. energéticas y el nivel de condición física que se debe poseer). y la capacidad de los jugadores de rendir a esas intensidades es condicional para el desarrollo del juego. Este artículo estudia las adaptaciones fisiológicas y las manifestaciones del rendimiento que se producen en el entrenamiento aeróbico de alta intensidad y de resistencia a la velocidad en fútbol y a su vez explica la necesidad de implementar el entrenamiento con trabajo fisiológico específico adaptado a estas necesidades. para ser capaces de construir un sistema de entrenamiento adaptado a las necesidades reales del juego se debe de pasar por diferentes fases de análisis que desarrollamos a continuación: 1. mostrados en una mejora en el test YOYO_IR (22% a 28%) y la habilidad de realizar sprints repetidos (~2%). y disminuye la acumulación de lactato sérico durante el ejercicio submáximo. 2. En los estudios analizados. Explicar las demandas fisiológicas del entrenamiento (demandas físicas. El fútbol moderno está caracterizado por unas demandas energéticas y fisiológicas muy altas. Describir las adaptaciones fisiológicas que se producen en el entrenamiento aeróbico de alta intensidad y en el de resistencia a la velocidad. Por lo tanto. táctica y demandas fisiológicas impuestas para cada jugador. tanto el entrenamiento aeróbico de alta intensidad como el de la resistencia a la velocidad pueden ser usados durante la temporada para mejorar el rendimiento del esfuerzo intermitente a alta velocidad. el entrenamiento aeróbico de alta intensidad (>85% FCmax). Por esta razón los jugadores necesitan un nivel de condición física muy elevado para responder a las necesidades fisiológicas que se plantean. Como es de esperar. El tipo y cantidad de entrenamiento debe estar relacionado y aplicado a la técnica. En conclusión. 3. Por último. 79 . se comentan una serie de aplicaciones prácticas que pueden servir de utilidad para el desarrollo de este tipo de entrenamiento. así como produce mejoras en el protocolo YOYO_IR (del 12 al 17%).

1985. Estes estudios de sistemas basados en el análisis de vídeo revelan que los jugadores profesionales de élite realizan entre 2 a 3 km corriendo a alta intensidad (>15 km/h) y más o menos 0. dribblings. (Mohr et al. En diversos trabajos se utilizan análisis espacio-temporales para analizar los aspectos fisiológicos del fútbol. Además. En ellos se examinan las necesidades del partido de fútbol así como las manifestaciones del rendimiento de los jugadores (Reilly y Thomas. Bangsbo et al. 1991.. 1988. Además... Añadiendo a esto que los equipos profesionales más modestos muestran grandes decrecimientos en la distancia total de sprints durante el partido. 80 .6 km sprintando (>20km/h).. incluyendo de 30 a 40 sprints. sobre 20 entradas y 15 golpeos de cabeza (Bradley. Todos eses esfuerzos exacerban el stress físico impuesto a los jugadores y contribuyen a que el fútbol demande unas necesidades fisiológicas muy altas.) y todos ellos bienen a coincidir en que la cantidad de rendimiento que se realiza a altas intensidades es una muy buena variable para estudiar el rendimiento físico en fútbol. 2003a) de 500 a 700 giros (Bloofield.NECESIDADES FISIOLÓGICAS EN EL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL Demandas físicas en fútbol. 28% y 58% mayores que las de los jugadores profesionales de nivel moderado. 2009). 2007). El fútbol es un deporte intermitente caracterizado por alrededor de 1200 cambios acíclicos e impredicibles de actividad (cada 3 a 5 segundos) . Mayhew y Wenger. tiros. estes estudios sugieren que la habilidad de rendir a altas intensidades a lo largo del partido es imprescindible. estas distancias fueron. respectivamente. 1976. el juego requiere otras acciones intensas como desaceleraciones. Ohashi et al.

la distancia total y la realizada a alta intensidad descienden marcadamente. También es importante resaltar que durante los 5 minutos siguientes a 5 minutos de gran demanda física. Además. 81 .. estes también cubren una mayor distancia a alta intensidad que los defensas. Colectivamente. 2003). sin haber diferencias entre ellos dentro de cada grupo. 2006). eses resultados indican que los jugadores experimientan la fatiga hacia el final del partido y temporalmente durante el juego (Mohr et al. Durante la segunda parte del partido. con entre un 20% y un 40% menos de de carrera de alta intensidad en los últimos 15 minutos de juego comparándolos con los 15 primeros minutos. siendo la condición más limitante un descenso de las reservas de glucógeno muscular.. delanteros y laterales cubren una mayor distancia en sprint que los medios y los defensas. Además. Krustrup et al. (Bradley. 2005. el descenso es más marcado cuando más redimiento existe en la primera parte (Rampinini. laterales y delanteros cubren una distancia mayor que los defensores. 2007).Cada puesto de juego está caracterizado por su propio perfil de actividad y sus diferencias tácticas en relación al movimiento del balón: se conoce que los mediocentros. son los delanteros los que tienen un descenso más significativo en la distancia de sprint realizada (Mohr et al. Por otra parte. 2009) Además. no habiendo distancias significativas en la distancia recorrida en las otras tres posiciones. la distancia recorrida a alta intensidad desciende del 6% al 12% comparado con la media del partido.

En un estudio de Mohr et al. Stewrt & Sleivert. existen diversos estudios que relacionan directamente la temperatura de los músculos del miembro inferior y el rendimiento a alta intensidad (Houmnad et al. ya no se encuentran diferencias significativas entre las dos partes (Mohr et al. debido al descenso de la forma física que anteriormente comentábamos. y después del tiempo necesario de descanso. 2003a).. comparándo estos datos con los de la primera parte. y que esta se mantenía a ese nivel durante la primera parte. Durante el intermedio. Sobre esta variable. 1998). debido posiblemente al descenso de la temperatura de los músculos (Bangsbo. 82 . se conoce que los jugadores corren a una intensidad menor en los primero cinco minutos de la segunda parte. 2008) y en la calidad del tiro (Roostgard et al.. Este descenso del rendimiento durante los primeros 10 minutos de la segunda parte se podría evitar realizando un “re-calentamiento” antes de empezar la segunda mitad. Esto puede indicar que las rutinas de descanso de 15 minutos durante las partes no es la mejor manera de afrontar la segunda mitad. 1995). La fatiga durante un partido y después de una serie de acciones intermitentes de alta intensidad pueden tener un efecto negativo en la precisión de pase (Rampinini et al..Respecto a las diferencias entre las distancias cubiertas entre la primera y la segunda parte. se mostraba que la temperatura era más alta que 39ºC después de un buen calentamiento antes de un partido de fútbol. la temperatura de los músculos bajaban hasta los 28º cuando estes realizaban sus descanso habituales. 2008). Después de estos 5 minutos. (2004a). 1991.

debido a la naturaleza intermitente del juego. Los sistemas de energía anaeróbica son fuertemente estimulados durante muchos periodos del juego. el rendimiento conseguido en el test Yo-Yo de Recuperación Intermitente (YYIR) refleja con mayor precisión la capacidad de realizar ejercicios de intensidad repetida que el VO2max. alrededor de 57 a 75 ml/Kg/-min (Stolen et al. La media de consumo medio de oxígeno de un partido es de un 70% del VO2max. las evaluaciones específicas del rendimiento deportivo son más apropiadas para describir la capacidad física de los jugadores. En esta consideración. RSSA medio. Debido a esto. la capacidad de rendir a altas intensidades durante un periodo prolongado de tiempo debe de ser desarrollada específicamente. 2006).. Por esto. 83 . sobre el 70%. 2005). los que condicionan el rendimiento de los jugadores: Deciamos anteriormente que los jugadores de élite internacional realizan un 28% más de carrera a alta intensidad y un 58% más sprintando que jugadores de élite más modestos (Mohr et al. 1994b).. Durante un partido de competición se reducen la concentración muscular de fosfocreatina y se elevan los niveles de lactato en sangre. Existen picos continuos de entre el 85% y el 98% de la FCmax. 2006). Sin embargo. es importante que los jugadores desarrollen su habilidad de realizar esfuerzos máximos o sub-máximos. Es más.. pero son los periodos de alta intensidad aunque estes sean de corta duración. 2003). el rendimiento en YYIR está más relacionado con la cantidad de carrera a alta-intensidad en el partido (Krustrup et al. Los jugadores profesionales de élite cubren aproximadamente 2400 metros en el nivel 1 del YYIR y 1300 metros en el nivel 2. El trabajo en fútbol debe estar compuesto de trabajos aeróbicos de alta intensidad y realizados de manera regular. estas existieron en el test YYIR2. (2005) se estudiaron los cambios en el rendimiento de los jugadores después de un periodo de entrenamiento. Para realizar un programa de entrenamiento de calidad. También los jugadores de élite europeos muestran mayores rendimientos en sprints y sprints repetidos que los jugadores amateur: En un estudio de Impellizzeri et al. a medida que también desciende el pH muscular (Krustrup. (2008) utilizando el test de sprints repetidos (re-peated shuttle-sprint ability: RSSA) los profesionales tenían un mayor rendimiento en el RSSA total. los cuales pueden ser conseguidos mediante ejercicios aeróbicos de alta intensidad y entrenamiento de resistencia a la velocidad. lo que indica entre un 10% y un 20% más de rendimiento que jugadores profesionales más modestos (Bangsbo et al. los jugadores se encuentran andando o trotando. Es interesante observar que el YYIR es un método más sensible para analizar las mejoras en el rendimiento en deportes de naturaleza intermitente: En un estudio de Young et al. nunca siendo este más bajo que el 65% del máximo (Bangsbo. Los jugadores de élite se caracterizan por poseer un consumo máximo de oxígeno entre moderado y alto. la producción aeróbica de energíca corresponde a más de un 90% del total (Bansbo.. y descubrieron que aunque no hubo diferencias significativas entre los jugadores suplentes y titulares en el VO2max. Capacidad física de jugadores de élite. 2003). y un descenso menor entre las cifras más altas y las más bajas en el RSSA.Demandas energéticas en fútbol. 2008). Además. se necesitan comprender cuales son las necesidades energéticas de la competición y en que medida intervienen en ella. sindo un 37% mayor en los titulares. es decir. La mayor parte del tiempo.

Además. donde una capacidad mejorada de usar triglicéridos.. una mayor densidad de capilarización está asociado con una mejora del rendimiento en una acción intensa de aproximadamente 3 minutos (Jensen et al. 2004). como el intercambiador isoformo Na+/H+ (NHE1) y los transportadores monocarboxilados (MCT1 y MCT4) (Marcello Laia et al. se suministra una cantidad mayor de energía de manera aeróbica. así como una mayor area disponible para su difusión. Por ejemplo. así como un VO2max mayor. 2001). Estas adaptaciones pueden ser beneficiosas en fútbol. 2004).. La capilarización aumentada puede favorecer la salida de componentes al intersticio del músculo y retrasar el desarrollo de la fatiga durante el ejercicio intenso. y el gasto de energía a una intensidad dada. oxidación de carbohidratos... El entrenamiento aeróbico de alta intensidad provoca unas mejoras en los parámetros cardivasculares como una mayor actividad parasimpática (mayor liberación de la catecolaminas). crecimiento del corazón. el más importante sustrato de producción de energía en fútbol. 2006). Estos cambios pueden reducir los efectos inhibidores del H+ dentro de las celulas musculares y formar parte de la explicación de por qué existe una mejora de rendimiento durante los ejercicios de intensidad repetidos que son observados después de un periodo de entrenamiento de la resistencia a la velocidad. 2001). tanto el ejercicio aeróbico de alta intensidad como el entrenamiento de la resistencia a la velocidad regulan un gran número de “mitocondrías oxidativas de proteinas” y aumentan la capacidad del músculo para almacenar glucógeno (Ross et al. El efecto general es producir cambios en el metabolismo del músculo con el aumento de la capacidad oxidativa de grasas y la redución de la glicogenólisis. 2008) y en ciertos casos mejoran la capacidad tamponadora del músculo (Edge et al. 2008). cercano y por encima del VO2max. se puede afirmar lo siguiente: Mejoran la acitividad de ciertas enzimas anaeróbicas. respectivamente (Bangsbo. La capilarización de los músculos es aumentada en respuesta al entrenamiento de resistencia a la velocidad (Jensen et al. descenso de la tensión arterial. mio-quinasa o fosforilasa (Ross et al. Esta sección proporciona una visión general de las adaptaciones fisiológicas más importantes que ocurren como respuesta al ejercicio aeróbico de alta intensidad y el entrenamiento de resistencia a la velocidad y su relevancia para el fútbol.ADAPTACIONES FISIOLÓGICAS AL ENTRENAMIENTO DE ALTA INTENSIDAD. resultando músculos más rápidos. los cuales representan las intensidades por debajo. Un mayor aumento de la energía anaeróbica puede que mejore la habilidad de producir rapidamente potencia y sin interrupción durante acciones de máxima intensidad. Sobre las implicaciones que tiene el entrenamiento de resistencia a la velocidad. Apoyando estos contenidos. Aumenta el número de proteínas de membrana implicadas en la regulación del pH. y un mayor movimiento del VO2 pulmonar. como la creatin-quinasa.. permitiendo al jugador mantener la misma intensidad durante más tiempo y reduciento el tiempo de recuperación en las fases de alta intensidad del juego. Basándose en la contribución de la vía energética predominante. los ejercicios de alta intensidad pueden ser divididos entre ejercicios aeróbicos de alta intensidad y anaeróbicos (velocidad y resistencia a la velocidad). Además de estas. y glucosa como sustratos para el metabolismo oxidativo pueden ahorrar el gasto de las limitadas reservas musculares de glucógeno. Esos cambios mejoran la capacidad del sistema cardiovascular para el transporte de oxígeno. Un entramado enriquecido de capilares puede permitir una redución de la distancia de difusión entre el capilar y las fibras musculares. mayor flujo sanguíneo. 1983) 84 . así como permitir al jugador rendir a una itensidad mayor hacia el final del partido. también ocurren un gran número de adaptaciones con el entrenamiento de alta intensidad. acidos grasos libres en sangre. y asociada con el mantenimiento de la fuerza muscular (durante el ejercicio y en el periodo de recuperación) en ejercicios de corta intensidad (Tesch et al. fosfo-fructo-quinasa...

85 . y en algunos casos el entrenamiento de resistencia a la velocidad. mejoran el VO2max así como reducen la acumulación del lactato sérico y mejoran la captación de oxígeno durante el trabajo submáximo. Numerosos estudios han examinado los efectos del entrenamiento de alta intensidad en el rendimiento y las adaptaciones que producen en jugadores. como el YYIR y e test de sprints repetidos (Krustrup et al. en periodos de entrenamiento aeróbico de alta intensidad así como en el entrenamiento de resistencia a la velocidad producen mejoras en el rendimiento (del 10 al 15%. aproximadamente) durante el partido y en los test específicos de fútbol.. 2003 y 2006). Además. Una evidencia generalizada es que el entrenamiento aeróbico.EFECTOS DEL ENTRENAMIENTO DE ALTA INTENSIDAD EN EL RENDIMIENTO Y LAS ADAPTACIONES EN JUGADORES DE FÚTBOL.

Muchos de estos estudios fueron realizados durante la pretemporada y es dificil d asociadas a un programa de entrenamiento de la propia pretemporada.Entrenamiento aeróbico de alta intensidad. Por ejemplo. no se observaron mejoras fisio el periodo de competición (Impllizzeri et al. Sin embargo. Estos artículos analizados se pueden observar en el siguiente cuadro. e durante un partido de fútbol. este tipo de entrenamiento mejoraba el VO2max (7% al 1 de lactato durante la carrera submáxima.. jugadores de fútbol realizaron de 8 (en un ejercicio la intensidad correspondía del 90% al 95% de la FCmax) separado de 3 minutos de recuperac riaban considerablemente entre los distintos trabajos. Efectos del entrenamiento sin balón.2006). En una serie de estudios. El tiempo para completar el circuito específico de fútbol y la distanci (2008) mostraron que 13 semanas de ejercicios de intensidad corta combinados con ejercicios técnicos aumen El rendimiento realizado durante la carrera se ha examinado en varios estudios. Impllizzeri et al cubierta durante un partido despues de 4 semanas de entrenamiento aeróbico a alta intensidad. con las adaptaciones fisiológicas y ca 86 . Además.

.8%) estas evidencias deben de ser tomadas con prudencia ya que muchos factores pueden influir en el rendimiento determinar la independencia de los efectos del entrenamiento de alta intensidad más allá de las adaptaciones ológicas o del rendimiento adicionales cuando el entrenamiento se extendió más allá de ocho semanas durante ambios en el rendimiento que produjeron. ntaban el VO2max (+5. De acuerdo con esto. Aunque la magnitud de los cambios va11%) y en la mejora de la economía de carrera (3% al 7%).a 12 semanas de entrenamiento aeróbico de alta intensidad que consistían en 4 x 4-min de carrera interválica ción activa (60%-70% de la FCmax) realizado dos veces por semana. relacionándola con un descenso de la acumulación ia cubierta en el YYIR1 mejoraron entre el 14% y el 13%. (2006) indicaban un aumento de la distancia total (6. 87 . respectivamente.2%) y realizaban mejor tiempo en distintas distancias (entre 200 y 2400 metros).4%) y un aumento de la carrera a alta intensidad (22. Sporis et al. l.

Aunque las mejoras observadas en el rendimiento físico durante el partido no rencias existan. los jugadores de fútbol realizaron dos sesiones semanales de entrenamiento aeróbico de al utilizando juegos en espacios reducios. Los jugadores de fútbol no siempre tienen el tiempo de rendir a altas intensidades durante las dos sesione minutos de entrenamiento aeróbico a alta intensidad en cada sesión y observaron una mejora del 15% en el n después de 13 semanas de entrenamiento. El efecto de entrenar a altas intensidades a través de ejercici han demostrado que es posible lograr intensidades elevados en ejercicios usando el balón. se necesitan más estudios para p La información manejada respecto a las adaptaciones que se produjeron con un entrenamiento basado en e 88 .).. Aparantamente.Efectos del entrenamiento con balón. La idea de que los juegos en espacios reducidos pueden ser un buen método para la mejora fi 7 semanas de preparación de pretemporada de dos sesiones semanales de 20 a 40 minutos realizando juegos varió su VO2max. (2006) compararon el efecto del entrenamiento (usando juego para la mejora del número de los aspectos fisiológicos (como VO2max. Se observaron mejoras en el VO2max (7% a 9%) y en la economía de competitiva. Impellizzeri et al. Específicamente. 30 minutos de entrenamiento aeróbico a alta intens de fútbol en jugadores de élite durante el periodo competitivo. velocidad al umbral aneróbico y econo actividades a alta intensidad. Sin embargo.. demostrado por el En tres estudios.

2007). número de o diferencian entre el entrenamiento genérico y específico. el juego se puede analizar a continuación: 89 . no puede ser rechazada la idea de que estas difefisiológica y de rendimiento. fue apollada recientemente por Hill-Haas et al. después o durante la temporada os en espacios reducidos) y sin balón y hallaron que los dos modelos de entrenamiento eran igual de efectivos omía de carrera) y para la mejora del rendimiento durante un partido (como distancia total cubierta. acumulaciones de lactato e índices elevados de RPE (Rampinini. despues de s en espacios reducidos. sobretodo durante el periodo de competición.ios específicos de fútbol. también han sido estudiados. que consistían en 4x4 min a 90%-95% FCmax de 8 a 10 semanas con 3 minutos de recuperación e carrera (3% a 10%). Jensen et al. jugadores de élite junior que realizaron el YYIR nivel 1 realizaron un 17%. (2009). (2007) examinaron el efecto de 30 nivel 2 del YYIR (de 850 a 950 metros) y un 21% de decrecimiento menos durante el test de sprints repetidos sidad realizada una vez a la semana es suficiente para mejorar el rendimiento específico intermitente específico poder afirmar esta información y para seguir progresando en este campo de estudio. como juegos en espacio reducido. lta intensidad. Numerosos artículos levadas frecuencias cardíacas. independientemente de que estes se realizasen antes. aunque no es semanales. En su estudio.

Esto podría estar justificado porque este tipo de efectos de este tipo de entrenamiento sobre las manifestaciones de la fuerza no están claros. con estudios qu 90 . (2008) compararon los efe metros de sprints con 20 segudos de descanso entre sprints y 4 minutos entre series) contra un entrenamiento YYIR y en el protocolo de sprints repetidos.1% contra 1 mejora es del 22% en el nivel 1 del YYIR después de 7 semanas de entrenamiento de sprints repetidos duran la realización de ejercicios intermitentes de alta intensidad y perimite obtener grandes mejoras en el rendimient adaptaciones metabólicas tanto en las rutas aeróbica como anaeróbica.Entrenamiento de resistencia a la velocidad. (28. a pesar realizaron el entrenamiento de resistencia a la velocidad mejoraron en el protocolo de sprints repetidos (2%). parece que el entrenamie brindar grandes mejoras en el rendimiento de los jugadores. pocos estudios han examinado Dupont et al. Después de las 8 semanas del periodo de entrenamiento. Según esto. En contraposición al estudio del entrenamiento aeróbico de alta intensidad. Ferrari Bravo et al. (2004) demostraron que 10 semanas de entrenamiento con acciones cortas a alta intensidad (en dad aeróbica máxima durante un test de incremento progresivo. YYIR nivel 1 comparado con el grupo que realizo el entrenamiento aeróbico de alta intensidad.

Estes resultados pueden explicar el hecho de que este tipo de entrenamiento produzca ento de resistencia a la velocidad tiene un efecto positivo en el ejercicio intermitente de alta intensidad y puede e entrenamiento provoca adaptaciones tanto en el sistema aeróbico como anaeróbico. con 3 minutos de recuperación) en el test de r del incremento en el VO2max (~6%) y del punto de compensación respiratoria (~6%).o los efectos del entrenamiento de resistencia a la velocidad en jugadores durante el periodo de competición: ntre el 120% de la velocidad aeróbica máxima y la velocidad máxima) fueron efectivas para mejorar la velociectos de dos sesiones de entrenamiento por semana de sprints repetidos (3 series de seis repeticiones de 40 o aeróbico de alta intensidad (4x4 minutos de 90% a 95% FCmax. De todas maneras.5% respectivamente). Además. 91 . sólo los jugadores que . el grupo de entrenamiento de resistencia a la velocidad tuvo mayores mejoras en la realización de 12. el entrenamiento de resistencia a la velocidad tuvo efectos positivos en to específico del fútbol. Un artículo recién publicado de Hill-Haas (2009) da a conocer un estudio en el que la nte el periodo de pregparación.39 Así. los ue indican que se puede mejorar o no el sprint individual o el salto vertical.

(2008) muestra que el protocolo utilizado de 4 x 4 minutos de carrera continua al 90%-95% de la FCmax aumenta el VO2max pero es menos efectivo en la mejora del rendimiento específico de fútbol (test YYIR) comparándolo con el entrenamiento de sprints repetidos.APLICACIONES PRÁCTICAS. 2000) Estos aspectos son particularmente relevantes para los deportes de equipo en los cuales la habilidad de rendir a altas intensidades y de manera intermitente es fundamental. la cantidad total de oxígeno es mayor. utilizando protocolos de entrenamiento que incluyen grandes porcentajes del VO2max y son mantenidos durante un periodo de tiempo largo. Como consecuencia. y el oxígeno captado por la mioglobina también es mayor. La naturaleza intermitente del juego junto a la diversidad de acciones que esta plantea se deben de tener en cuenta para diseñar los programas de entrenamiento de fútbol. Por otra parte.. El entrenamiento aeróbico de alta intensidad está tipicamente focalizado a la mejora del VO2max. las fluctuaciones en el ATP muscular y en la fosfo-creatina son más pronunciadas cuando el ejercicio intenso es repetido. sugerimos que tanto el entrenamiento aeróbico como el entrenamiento de resistencia a la velocidad deben de estar relacionados con el fútbol y deben ser preferentemente realizados con balón.. la habilidad de cambiar de dirección a una velocidad muy alta está específicamente relacionado con el tipo de entrenamiento realizado (Young et al. las cuales sólo se activan después un trabajo aeróbico prologado (Bangsbo. 2001). Sin embargo. permitiendo este último un mayor stress metabólico con menos fatiga: Se capta un mayor porcentaje de 02. Al contrario. la utilización del substrato y el tipo de fibras reclutadas es diferente. sprints repetidos y el entrenamiento con juegos en espacio reducido (Hill-Haas. El estudio de Ferrari Bravo et al. Por eso el entrenamiento debe parecerse a las experiencias que suceden durante el juego. como hemos comentado anteriormente la importancia del VO2max en fútbol ha sido cuestionada. con una activación más rica por parte del ejercicio intermitente ya que incluye el trabajo tanto de fibras lentas como de rápidas. Estos objetivos deben de ser conseguidos mediante la utilización de juegos en espacios reducicos or ejercicios específicos de fútbol que consistan en acciones repetidas relacionadas con cambios de velocidad. Por ejemplo. 2008). Existen numerosas ventajas asociadas a la realización del entrenamiento específico basado en el fútbol comparandolos con actividades de entrenamiento genérico. Un número importante de artículos están de acuerdo en que las mejoras en los test de rendimiento específicos no están asociados a un cambio significativo en el VO2max. así como que se debe procurar la intervención de los músculos que después se necesitarán en los partidos y el desarrollo específico de las habilidades coordinativas implicadas en la competición. Además. Las respuestas fisiológicas del ejercicio continuo son diferentes comparándolas con el ejercicio intermitente. lo que lo convierte en una herramienta poco útil para analizar el cambio de rendimiento de nuestros jugadores. dirección y patrones de movimiento típicos del rendimiento en fútbol durante los partidos. 2009) son muy efectivos para la mejora del rendimiento en el test YYIR. (Bangsbo et al. 92 .

Pues bien.5 mmol/L) durante un ejercicio de 3x3 en un campo grande y con motivación del entranador. Por ejemplo.. De este modo. De este modo. hasta un ~91% de la FCmax (lactacidemia del ~6. Cuando se lleva a cabo un entrenamiento de condición física con balón. las cifras posesión de balón. muy parecidas a las del partido. Estas evidencias resaltan la importancia de aumentar el contacto del jugador con el balón durante las sesiones de alta intensidad. por lo que el entrenamiento técnico y táctico debe de desarrollarse sobre condiciones que simulen las demandas físicas del juego competitivo. La intensidad del ejercicio puede ser manipulada durante los juegos en espacio reducido manipulando las variables como las dimensiones del campo. 2003) y cubren sobre el 65% de su carrera de alta intensidad poseyendo el balón (Rampini et al.4 mmol/L) durante un ejercicio de 6x6 con campo pequeño y sin motivación del entrenador. la técnica y la táctica son entrenados bajo condiciones de fatiga. 93 .. es fundamental que los jugadores la realicen a la intensidad deseada. el número de jugadores.. los equipos peor clasificados (del 15 al 20 en la clasificación) realizaban mayor distancia sin balón (tanto distancia total como a alta intensidad) lo que no deja de ser espectacularmente clarificador. Rampinini et al. un estudio de la italiana Serie A observó que los jugadores de los mejores equipos (del 1 al 5 en la clasificación) de la Serie A cubrían una distancia mayor (18%). y pases cortos efectivos descienden entre la primera y segunda mitad al igual que los periodos de acciones de muy alta intensidad durante los partidos. Otros estudios muestran que los delanteros con frecuencia reciben el balón mientras están sprintando o cambiando de sentido (Willians et al. Esto sugiere que los ejercicios en espacio reducido representan un estimo válido del entrenamiento aeróbico y que se pueden adaptar los ejercicios modificando sus variables a las necesidades del entrenamiento. 2007). 2009). la motivación y las reglas del ejercicio. 2008). la habilidad de los jugadores para ejercitarse a altas intensidades cuando interactúan con el balón puede ser condicional para el logro del éxito.Otra ventaja del entrenamiento específico de fútbol a alta intensidad es que la coordinación. pases cortos. incluyendo una mayor proporción a alta intensidad (16%) corriendo en posesión del balón comparándolos con los jugadores de equipos peor posicionados en la clasificación (Rampinini et al. (2007) mostraron diferentes combinaciones de esos factores provocando intensidades desde el ~85% de la FCmax (con una concentración de lactato de ~3. (Bangsbo.

más parecido a las consecuencias de incrementar los ejercicios de alta intensidad y acortar los periodos de recuperación entre acciones muy intensas. los mediocentros completan un mayor porcentaje de sprints explosivos mientras que atacantes y defensas realizan sprints de mayor distancia. y es importante maximizar el tiempo de entrenamiento disponible. los datos de los análisis de los partidos deben de ser utilizados para examinar las demandas físicas de los partidos y desde esas demandas diseñar el entrenamiento específico de juegos en espacio reducido basados en las necesidades de los jugadores. 94 . En contraste. los jugadores pueden tener que disputar más de 50 partidos en una temporada. Finalmente. Bajo estas circunstancias. Por ello es importante que el tipo y la cantidad de entrenamiento de alta intensidad sea específico a las demandas del juego real en la competición.En el fútbol moderno. la disminución de la carrera a alta intensidad con la posesión del balón es mayor para delanteros y extremos. los defensas centrales cubren menos distancia total y realizan carreraras a una intensidad más baja que jugadores en otras posiciones. las variaciones individuales son muy amplias aunque se juege en la misma posición. Por ejemplo. aunque cada rol táctico está caracterizado por un perfil típico de actividad. Además.