You are on page 1of 13

CUASICRISTALES

SARA ESTER JIMENEZ

JENSSY PAOLA BUITRAGO BELTRAN-2120867









ROSA CLAUDIA
DOCENTE















UNIVERSIDAD INDUSTRIAL DE SANTANDER
PRIMER SEMESTRE
BUCARAMANGA
TABLA DE CONTENIDO

1. Introducción 3
2. Objetivos 4
3.Historia de los cuasicristales 5









































INTRODUCCION













































OBJETIVOS














































HISTORIA DE LOS CUASICRISTALES

La historia de los cuasicristales comienza en el año 1982 en que el científico Dan
Shechtman realizo su hallazgo durante una estancia como investigador en el
estadounidense Instituto Nacional de Estándares y Tecnología. Shechtman encontró lo
que entonces se consideraba una "imposibilidad", unas estructuras en las que los
átomos están contenidos en un patrón que no se repite, como los mosaicos árabes

Otros descubrimientos con simetrías rotacionales de 8, 10 y 12 aristas fueron
encontradas pronto después por los Sres. Ranganathan, Bendersky, Nissen, Kuo, y sus
colaboradores. Estas aleaciones eran metaestables y habían sido transformadas
mediante tratamientos de calor sobre las mezclas cristalinas en equilibrio de fases.
Otros cuasicristales que han sido descubiertos son las aleaciones de: Al-Li-Cu, Al-Fe-
Cu, Al-Ni-Co, el, Al-Cu-Co y Al-Pd-Mn.

Más recientemente se han estudiado las fases icosahédricas basadas en el titanio. El
descubrimiento de nuevas fases icosahédricas de aleaciones tales como el Al-Pd-Re y
Y-Mg-Zn, y la observación de precipitados con morfología icosaédrica evidente en
aceros inoxidables.

Después de las inevitables controversias que se presentaron en un inicio, la clave para
entender estas nuevas simetrías finalmente fue encontrada en una generalización más
amplia de la cristalografía, situándose en el hiperespacio, por sobre las 3-dimensiones,
en cadauna de ellas se desarolla un tipo de cuasi cristal como son:
- Cuasicristales de una Dimensión (d=1, N=2)

Un modelo simple, de 1 dimensión permite demostrar, de una manera completa
y clara, muchas peculiaridades de las estructuras cuasicristalinas, las cuales
existen en 2 o 3 dimensiones. Un cuasicristal de una dimensión puede ser
descrito por una proyección en el eje X
II
de los puntos de una red cuadrada de
2 dimensiones que caen dentro de una banda (" tira ") que tiene una pendiente
irracional en sus líneas. La pendiente de la banda medida con respecto al eje X
2

iguala la razón áurea t = (1 + \5)/2 = 1,618034 y el ancho de la franja
corresponde a la talla de la celda unitaria de la red. Después de la proyección
(mostrada para un caso solamente) sobre el eje X
II
, aparece una secuencia
cuasiperiódica de las secciones lineares largas y cortas A y B que forma la
secuencia de Fibonacci.

Primero que nada observemos el movimiento de la tira a lo largo de X
±
, se
puede generar un número infinito de secuencias cuasiperiódicas diferentes. Tal
movimiento se llama rotación fasónica uniforme. Pero si se adhiere a la
definición de no variación dada arriba, todas estas secuencias pueden ser
consideradas como similares. De hecho, puede ser mostrado que para dos
secuencias cualquiera hay una traslación física (i.e., una traslación a lo largo del
eje X¢) después de lo cual, la densidad de los puntos de estas secuencias no
coinciden, pudiendo ser infinitesimalmente pequeñas.

En una rotación fasónica uniforme ocurre un reemplazo de la vecindad de las
secciones de A y de B en un número infinito de puntos; la rotación decreciente
con una densidad de puntos decrecientes. No obstante, hay actualmente
modelos en los cuales los átomos no se substituyen durante la rotación fasónica,
sino que son continuamente sus posiciones cambiadas.

Además de la simetría de traslación, las secuencias cuasicristalinas poseen
una escala invariante, es decir una simetría similar. De hecho una substitución
de las secciones A por A´B´, y secciones B por A´, resultando una secuencia
cuasiperiódica de sección A´ y B´ los cuales son t tiempos cortos en A y B. Es
claro que tales reemplazos pueden ser realizados ambos en mucho tiempo
haciendo secciones A y B largas y cortas (tal transformación puede ser llamada
inflación y deflación). Una sola sección (ej. A) puede así dar lugar a una
secuencia cuasicristalina entera después de un numero infinito de
transformaciones del tipo A÷AB, B÷A. Por lo tanto se puede concluir que los
cuasicristales pueden ser invariantes bajo la inflación y deflación, y aparecer
idénticos en distintas escalas (la última propiedad es característica de las
llamadas estructuras fractales). Se debe notar que no es nada parecido al
sistema de similitud tradicional, los cuasicristales no tienen, generalmente
hablando, un punto especial y inflación (o deflación) ocurrida uniformemente en
todo el espacio.

Las secuencias mostradas en la figura Nº1 tienen centros de inversión. La
estructura 1 tiene en el punto X
II
=0 un centro de inversión en el sentido de la
cristalografía tradicional (esto es porque el centro de la tira 1 coincide con el
punto (0,0)). Evidentemente cada centro de inversión verdadero debe
desaparecer después de una rotación fasónica infinitesimal de la tira, y las
secuencias cuasicristalinas generalmente tienen un número infinito de centros
de inversión, en el mismo sentido que en el caso de las traslaciones.

Aparte de la simetría global, las secuencias cuasicristalinas exhiben una simetría
local. Esta es, si se selecciona una sección arbitraría de largo L en esta
secuencia, se encontrará un número infinito de tales secciones, el estar más
cercano en una distancia que no excede a L.

Para las transformaciones de Fourier de secuencias cuasiperiódicas se obtiene
el espectro de Fourier, donde se calcula la transformada para cristales limitados
de 2 dimensiones por la banda y todas las proyecciones de los vectores de la
red reciproca en el eje X
II.
Evidentemente todos los puntos de una red reciproca
en un espacio de dos dimensiones aparecerá como estrechos infinitos en la
dirección de X
II,
, y en la dirección X
±
tendremos un ancho inverso al de la tira. La
proyección en el eje X¢ vector reciproco de la red quedará:
k¢ =(h`t + ht)/
a
\(1+t
2
)

Donde a es el parámetro de red de la celda unitaria en una red de dos
dimensiones, h` y h son los índices de Miller para una red reciproca de 2
dimensiones.
La proyección del eje X
±
y X
II
son las siguientes:

k
II
=(m`t + mt)/
a1
\(1+t
2
)

k
±
=(h`t - ht)/
a
\(1+t
2
)

Donde m` y m están relacionadas con h y h` como m´=h´+h , m=h´

- Cuasicristales de dos dimensiones (d =2, N =3, 4, 5, …)

En comparación con los cuasicristales de una dimensión, en un espacio de 2
dimensiones solamente se agrega la posibilidad de tener la rotación de
elementos de simetría. Esto es la existencia de rotación de ejes no
cristalográficos en casos de 2 dimensiones y 3 dimensiones, sin embargo, es
más inesperado desde el punto de vista de la cristalografía tradicional. En
cuasicristales de 2 dimensiones cualquier rotación de ejes de simetría puede
existir; un ejemplo de red cristalina de 2 dimensiones (teselas de Penrose).

En el presente no hay una teoría evidentemente completa de los grupos posibles
del espacio de simetría en cuasicristales de 2 dimensiones, pero Rokhsar y sus
compañeros de trabajo desarrollaron una clasificación de las redes
cuasicristalinas de 2 dimensiones (análogos a las redes de Bravais de 2
dimensiones) y los grupos correspondientes del espacio de 2 dimensiones con
prácticamente todos los pedidos de los ejes de rotación.

Primero que todo, hay redes no periódicas que se presentan como grupo de
puntos de simetría. Si invocamos esta restricción, entonces el número de
vectores necesarios para indexación debe ser un mínimo para un grupo de
puntos, estas redes serán llamadas redes cuasicristalinas. Otras redes no
periódicas pueden ser observadas como superposición de cuasicristales y/o
redes periódicas llamadas estructuras moduladas.

La clasificación propuesta de grupos de 2 dimensiones no es sobre la base de
los conceptos de la cristalografía multidimensional, pero desarrolla el análisis de
simetría de patrones de difracción y espacio reciproco. Primero una red estándar
de 2 dimensiones con N vértices de simetría de rotación son introducidos,
presentando un conjunto de todas las posibles combinaciones lineales (con
coeficientes del número entero) de N vectores básicos de igual longitud,
divididos por ángulos 2t/N. Con números no cristalográficos N = 5, 7, 8, tal
densidad de la red cubre el plano de 2 dimensiones, pero esto no es de ninguna
importancia en el espacio reciproco como no es demandado una distancia
mínima entre puntos de la red. Si presentamos los puntos de una red de 2
dimensiones como puntos pertenecientes a un plano complejo, la red estándar
será equivalente al set de Zn de todas las combinaciones lineales (con
coeficientes enteros) de las raíces de la potencia enésima de 1; en particular,
Z3 y Z6, son equivalentes al cuadrado y el hexágono de la red de Bravais de
4mm y 6mm. Esta equivalencia permiten que apliquemos métodos de la teoría
algebraica de números, que se utiliza al probar que con un N<46 cualquier red
de 2 dimensiones es equivalente una red estándar. El análisis adicional de los
grupos del espacio es realizado sólo para estructuras con redes estándar, con el
eje de rotación de los ejes en el grupo de espacio con N<23.

La distribución espacial de densidad de cualquier estructura cristalina, incluidos
los cuasicristales, pueden ser escritos por una serie de Fourier, de los vectores k
de la red reciproca estándar:
µ(r)=Eµ(k) exp (2tikr)


Si la función µ(r) es grupo espacial cristalográfico invariante relativo.

Aunque una descripción de cuasicristales de 2 dimensiones con la ayuda de
redes estándares es bastante conveniente para su clasificación, no es mínima y
se puede encontrar siempre una base con un número de vectores menores que
N. En un caso general la base mínima contiene los vectores |(N) donde la
función de Euler equivale a los números enteros desde el 1 hasta el N-1 que son
mutuamente antecesores a N. En términos multidimensionales esto significa que
la mínima dimensionalidad del superespacio en la cual una red periódica es
compatible con n vértices de rotación de ejes iguales a |(N). Es interesante
notar que para todas la redes cuasicristalinas de 2 dimensiones el valor de |(N)
es el mismo e igual a 4 y estos pueden ser obtenidos en proyecciones de 4-d
redes periódicas.




- Cuasicristales de 3 dimensiones. (d= 3, N= 4, 5, 6, ..)

Es razonable distinguir cuasicristales, como está siendo el caso de 2
dimensiones, desde la multiplicidad entera de estructuras cuasiperiódicas.
En el caso de cuasicristales de 3 dimensiones estos tienen cierta estructura
monoaxial con 5- , 7- o más vértices de ejes y pueden ser descritos como varias
piezas de pilas de cristales de 2 dimensiones, o puntos del grupo icosahédrico.
El caso más reciente es el más interesante y es desarrollado en un gran número
de publicaciones. Este es el caso que se verá a continuación.

Los grupos icosahédricos de puntos 532-Y y m5m-Yh contienen una rotación de
5-, 3- y 2 vértices de ejes, y también tienen 2 espejos planos m. A continuación
se muestran las posiciones de los elementos de simetría del grupo m5m:



Estos grupos no son cristalográficos y debido a su largo rango el grupo de
puntos puede ser sólo cuasiperiódicos.

Debemos notar que en cuasicristales de 2 y 3 dimensiones existe un orden de
orientación de largo alcance rígido. Esto es definido en una orientación similar
de los elementos en la estructura geométrica como los rombos de Penrose que
llenan el espacio de 2 dimensiones o los rombohédricos en espacios de 3
dimensiones. Hay una concordancia con la simetría 5m del espacio de 2
dimensiones, 10 orientaciones por cada 2 clases de rombos y sólo estas dos
orientaciones son repetidas por todos lados, con los decahedros teniendo la
misma orientación. En el espacio de 3 dimensiones con la simetría m5m hay 60
orientaciones por cada 2 clases de rombohedros los cuales son repetidos por
todas partes. En este sentido, el orden de orientación de largo rango es
realizado por una mutua orientación de los átomos en cuasicristales de 3
dimensiones, es decir en decoración con los átomos que llenan el espacio
rombohédrico. La existencia de un seudoperiódico, rígido y de largo rango en
orden de orientación son probados por hábitos regulares de las observaciones
de granos de cuasicristales. Es interesante que el largo rango del orden de
orientación es también observado por diferentes clases de ordenes de
sustancias condensadas, o llamados cristales líquidos hexagonales.
IMPACTO SOCIO-CULTURAL

Los cuasicristales han tenido un gran impacto socio-cultural, en primera instancia su
descubrimiento fue meritorio de un premio nobel de química, siendo este premio un
reconocimiento de gran importancia en cualquier ámbito del saber.

Gracias a este descubrimiento se ha descubierto y mejorado utensilios de uso
indispensable y cotidiananos para la humanidad en consecuencia a esto se ha
mejorado la calidad de vida de las personas facilitando y haciendo mas adsequible
disfrutar de las facilidades que proporcionan los productos basados y mejorados con
los cuasicristales


IMPACTO ECONOMICO

El descubrimiento de los cuasicristales ha traido un impacto económico muy grande e
importante debido a que con estos las grandes industrias productoras de utensilios
fabricados o mejorados con los cuasicristales, han logrado que la fabricacion de sus
productos se realice con mucha mas eficiencia dando al publico variedad y una mejor
calidad en los productos y asi mismo obteniendo una gran acogida por la población
desencadenando el crecimiento de las industrias



























USOS Y APLICACIONES

- capas antiadherentes en sartenes y utensilios de cocina
- El acero se refuerza con diminutas partículas cuasicristalinas y no se corroe. Es
un acero extremadamente fuerte. Se usa para cualquier cosa que esté en
contacto con la piel, por ejemplo, cuchillas de afeitar o material quirúrgico
- esarrollar aislamiento térmico, LEDs, motores diésel y nuevos materiales que
convierten el calor en electricidad.
- en ventiladores y aires acondicionados que tienen engranajes de plástico
- motores diesel



































BIBLIOGRAFIA
http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/que-son-cuasicristales
http://www.buenastareas.com/ensayos/Cuasicristales/3803516.html
www.cec.uchile.cl/~mpilleux/id42a/Trabajos/.../Cuasicristales.doc