You are on page 1of 2

L CARNAVAL CHACHAPOYANO

Este domingo, pese a la lluvia se realizó el tradicional pasacalle de carros alegóricos en tributo a una fiesta universal, mezcla entre lo pagano y lo folclórico como es el carnaval. Ocho carros con sus respectivas reinas, muchas bandas de música que entonaban el tema “carnaval chachapoyano” y cientos de personas con las caras pintadas y totalmente irreconocibles, fueron el broche que cerró una vez más las fiestas de esta naturaleza que se celebra en todo el mundo. EL CARNAVAL EN NUESTRA HISTORIA Los carnavales venidos con los españoles al Perú, se enraízan en esta parte del Perú y está asociado a la cuaresma que antecede a miércoles de ceniza, fecha donde el “Ño Carnavalón” es enterrado y leído su testamento, que en este caso es onírico, sarcástico y hasta profético. Antes de 1,958, fecha en que el Gobierno de Manuel Prado suprimiera los juegos de carnaval, esta fiesta en Chachapoyas era muy similar a la de Lima y era esperada por todos ya que esta fiesta colectiva donde se involucraba en rico y el pobre duraba cuatro días. Los barrios y los clubes sociales se encargaban de organizar las festividades del carnaval quienes bajo el mando de personas entusiastas como: Carlos Guevara, Rosa Mesía, Cesar Collazos, Gilberto Tenorio, Victor Mendoza, Albertina Novoa, Yolanda Díaz, Esteban Mori, Adolfo Portocarrero, José Valdivia, Alberto López y Germán Mori Trigoso. PREGON CARNAVALESCO La municipalidad se encargaba de inaugurar la fiesta con la entrada del “Ño Carnavalón”, quien salía acompañado de sus dos mujeres, sus hijos y otros personajes disfrazados de shapingos, colombinas, Pierrot, dominó y otros. A su vez este era presidido por un pregonero, persona vestida de color negro con capa y sombrero en forma de cono, que anunciaba el inicio del carnaval. EL CORSO Tal como sucedió ayer, el domingo era el día seleccionado para el Corso donde sale la Reina con sus damas sobre carros alegóricos artísticamente preparados. En esas épocas como no existía vehículos se jalaba la carreta con dos o más caballos. Acompañaban al Corso, personajes disfrazados y grupos de jóvenes denominados las pandillas que jugaban con agua y talco. Toda esta comparsa era acompañada por las eufóricas melodías del carnaval chachapoyano LA MUSICA DEL CARNAVAL CHACHAPOYANO. El origen de la música del carnaval chachapoyano se pierde en el tiempo pero se ha transmitido de generación en generación por medio de las bandas, orquestas y conjuntos musicales, pasando a la posteridad una vez que fuera grabado por la orquesta HERRERA HNOS en un LP en 1982. El ritmo es a modo de huayno y se baila con una coreografía especial que consta de: La Entrada en diagonal, el trapiche en movimiento, remolino de viento chachapoyano, el centinela del Puma Urco, Olas del río Utcubamba, Vaivén de la Umisha, Coqueteo chachapoyano, Alegoría del Ño Carnavalón y El Escape. Naturalmente todo cambia y hasta el entusiasmo se pierde, pero con ganas, voluntad y predisposición se puede recuperar poco a poco la gracia, el donaire, la belleza de estas fiestas celebradas pomposamente entre los años 40 y 50 del Siglo XX. Esta fiesta organizándola y comprometiendo la participación de todos podría con el paso de los años, no solo recuperar su abolengo, sino también ser un motivo adicional para visitar nuestra ciudad.