1.4. La competencia como resultado En esta parte precisaremos algunas ideas en función de los resultados que procuramos lograr.

La búsqueda de resultados es una tarea importante para todos los docentes, para las instituciones, para los hacedores de políticas educativas y para los investigadores, la naturaleza de los resultados no siempre son halagadores, las expectativas de los escolares y universitarios son limitados, existe un apuro por terminar la carrera universitaria, discriminan mucho la importancia de los cursos, toman decisiones al respecto, le prestan atención a algunos cursos según los créditos que posee, existe un comportamiento que predispone al estudiante a la desmotivación, sin embargo ellos siguen el curso de la formación profesional, no importa los resultados sabiendo que en algún curso uno o dos alumnos aprueban, otros esperan el “susti”, otros compran el examen que se aplicó hace más de cinco años, lo más importante es aprobar el curso; en otros casos se preocupan por tener calificativos altos, es muy raro que un docente califique “bajo”, todos tienen la costumbre de calificar alto, pues eso motiva, eso alienta, eso da ganas de seguir estudiando una carrera que tiene poca expectativa. Aquí sí que importa los resultados sin pensar que se de una competencia o no, se trata de los resultados. Los conceptos pueden ser útiles si solo se operativizan, si solo se comprende con la mejor intención de reconocerlos como aportes no sirve de nada, la utilidad de los conceptos es importante en la medida que solucionen problemas que debemos enfrentar. Veamos los siguientes aportes: A.-Primer aporte: “Como principio de organización de formación, la competencia puede apreciarse como un conjunto de actitudes, de conocimientos y de habilidades específicas que hacen a una persona capaz de llevar a cabo un trabajo o de resolver un problema particular” (Ouellet, 2000, p.37). Es suficiente comprender que el escenario de la competencia es la formación del individuo, la valoración como principio es importante, no se trata solo de una construcción gramatical, se trata de un enunciado con intención que gravita en la formación de la persona. El autor señala que una competencia es el conjunto de actitudes, conocimientos y habilidades; se trata de tres elementos complementarios ninguno es superior a otro, la naturaleza de ser complementarios genera la complejidad debido a que si se desarrollan competencias se tiene que pensar cuáles serían las actitudes que deben desarrollarse en la escuela y cuáles serían las que deben desarrollarse en la vida universitaria, este es nuestro problema, no hablamos de las habilidades porque las personas las desarrollan de otro modo que muchas veces sorprende. Solo si se consideran las relaciones entre estos tres elementos se puede hablar de una persona capaz de encarar un problema en particular, las características del problema definen cuán capaces somos de plantear alternativas creativas, la creatividad es el atributo de las personas que no necesariamente han realizado estudios, encarar creativamente un problema implica asumir

estos tres elementos que Gómez precisa no es patrimonio de nadie. no importa saber cómo. quien puede ignorar que una persona que no tiene intención puede lograr algo. 1994). quién puede negar que una persona que no busca los resultados puede garantizar la calidad de sus productos. “Posee competencia profesional quien dispone de los conocimientos. el conocimiento se privilegia sin considerar el origen de las fuentes de información. se consideran tres elementos muy ligados al desempeño de la persona. En esta oportunidad encontramos tres elementos: conocimientos. la actividad de los estudiantes se concentra en reportes académicos con fuerte énfasis en la compilación de información. destrezas y habilidades. con la actividad. cualquier idea. se trata de un enfoque que valora los elementos. B. no existe una persona . la búsqueda de los resultados es algo que solo motiva concluir el ciclo o los cinco años de vida escolar. con el saber hacer. La suma de estos elementos configura la actitud frente al reto. C. ventas e innovación en servicios y productos)” (Gómez. es una construcción con sentido común. coincidente o no. este elemento es el resultado del ejercicio académico docente. Se trata de un concepto totalmente diferente. una acción (fijación de objetivos y responsabilidad sobre resultados. hay muchas experiencias de estudiantes y profesionales que así se muestran. es el aporte del autor. sobre ellos nadie tiene el poder. mejor interés por hacer algo original). 1997. podemos deducir que se trata de condiciones propias de las personas. la existencia de una intención. La desnaturalización de estos elementos es un indicador que nos puede costar mucho comprender la naturaleza de las competencias si las queremos incorporar a nuestra práctica como docentes ya sea en la escuela o en la universidad. p. quien puede reconocer que una persona sin dinamismo puede llegar a ser algo. El siguiente elemento tiene que ver con el dinamismo. El costo de la incorporación a la escuela o a la universidad depende mucho de la motivación vista en tres dimensiones: la intención para mejorar. una persona que no está motivada para algo jamás podría ser competente. y está capacitado para actuar en su entorno laboral y en la organización del trabajo” (Bunk.cualquier procedimiento. la acción para descubrir y los resultados para saber que estamos cambiando. cualquier mecanismo. Finalmente. resuelve los problemas de forma autónoma y creativa.52). destrezas y actitudes necesarias para ejercer su propia actividad laboral.-Segundo aporte: “Las competencias incluyen una intención (interés por hacer las cosas.-Tercer aporte: Veamos ahora un concepto cuyo contexto es un campo diferente a la escuela. No siempre promovemos ciertas actividades de esta naturaleza. con el movimiento. asunción de riesgos calculados) y un resultado (mejora en la calidad. en la productividad. no es una verdad a medias. motivación y predisposición para hacer algo innovador es una sentencia para las personas.

relacionar. nos gusta ser un poco dependientes de un tercero. algunas de ellas generan cáncer. nuestra inseguridad nos conduce a pensar que no hacemos lo correcto o que nuestras decisiones no son las mejores. si no deseamos que este procedimiento tenga sus frutos es muy sencillo. la transformación del conocimiento requiere. fortaleciendo de esta forma la heteronomía.competente sin conocimientos. ratificar. no todas las profesiones requieren del dominio de las mismas competencias. de las destrezas como un mecanismo para recrear el conocimiento. Ser autónomo en la adolescencia es un riesgo en el contexto donde nos encontramos. Sobre esta condición que Bunk considera como atributo de la competencia cabe precisar que no es suficiente reconocer. Asimismo. por ello es que presentamos la siguiente clasificación: . nuestro temor a ser independientes tiene un costo. El desarrollo de la actitud es un atributo fundamental para lograr la competencia y encarar problemas existenciales. no se discute la naturaleza del conocimiento. es importante es definitivo. para pensar que los niños y adolescentes sean autónomos debe ser el docente el primero que actúe con autonomía. para ello se aprende desde muy temprano. explicar. es imposible creer que el conocimiento solo sirva para almacenarlo. no nos sirve de nada si no intentamos evitar el consumo del cigarrillo. no todas las actividades. Los escenarios para el desarrollo de la competencia exigen condiciones cada vez más diversas sin que por ello dejen de ser poco importantes toda vez que el conocimiento es patrimonio del que lo sabe utilizar. es ideal que los niños y las niñas decidan por sí mismos. Implícita o explícitamente podemos advertir que la competencia como constructo orientado al desarrollo del pensamiento se basa en el conocimiento. comprender. puede ser hasta utópico pensar así. de tal manera que la competencia es solo una ruta que puede conducirnos a valorar y utilizar el conocimiento. se discute su utilidad para encarar situaciones de mayor complejidad. Si juzgamos la naturaleza de la autonomía encontramos que los escolares o los universitarios no están preparados y no se piensa prepararlos para actuar con autonomía. pero sí hay competencias comunes a cualquier otra actividad o profesión. El conocimiento no puede ser estático. es ideal que la sociedad se desarrolle con autonomía. comparar. argumentar que el cigarro contiene más de 60 sustancias tóxicas. nuestra condición heterónoma es una forma de manifestar nuestra existencia. Esta posibilidad nos permite precisar que la competencia es un atributo de toda persona que se dispone a demostrar el dominio del conocimiento en cualquier terreno. Bunk va un poco más lejos. pues no hemos logrado desarrollar las actitudes. le añade el ejercicio de la autonomía y la creatividad. al no ser estático debemos comprender que son las destrezas las que generan el dinamismo para confrontar con otros conocimientos El conocimiento se puede aplicar. jerarquizar solo con estrategias cognitivas. estos procedimientos generan formas dinámicas para apoderarnos del conocimiento como una herramienta útil para la vida. Clasificación de las competencias No todo los estudiantes.

sin embargo el aspecto social abre otras posibilidades. esta primera parte de la clasificación nos quiere decir que un estudiante es competente si demuestra comportamientos cuya ponderación lo distingue de otros en cualquier campo de su actuación. después de todo. Las competencias referidas a capacidades creativas no son ideas atrayentes para el desarrollo de las mismas. *Competencias referidas a actitudes. siempre hemos oído decir que la escuela recibe la formación de la etapa inicial. queda la escuela o la universidad como un reducto típico para obviar la formación de actitudes. la naturaleza de una actitud existencialista de los estudiantes es generar la posibilidad de visionar las consecuencias. Si bien entendemos que un estudiante tiene un perfil. se desarrolla ampliamente en escenarios complejos. En esta perspectiva la competencia debe reunir obligatoriamente todos estos atributos. muy lejos de fragmentarla y presentarla como una clasificación. debemos comprender taxativamente el valor del comportamiento profesional sin desmedro del comportamiento social. En todo este tejido están las actitudes como configuraciones muy propias de cada individuo que no pasaron por filtros o procesos razonables para promover la formación si pretendemos el logro de las competencias. sin alejarse de los atributos anteriores. El estado de las actitudes en la etapa de formación de la persona es como el entorno lo define. hablar de ello dentro del proceso de formación (cualquier etapa) es complejo. trata de forzar ampliamente el estado natural de la competencia al juzgar el carácter existencial. el colegio recibe la formación de la escuela. una actitud con rasgos existencialistas debe ser la buena demostración de capacidades valorativas que generen juicios razonables desde todo punto de .*Competencias referidas a comportamientos profesionales. la universidad recibe la formación del colegio y finalmente la empresa recibe la formación de la universidad. Las competencias referidas a actitudes. *Competencias referidas a capacidades creativas. Las competencias de actitudes existenciales y éticas. es influyente y a la vez influenciado no quiere decir que la competencia abandone sus propósitos. Las competencias referidas a comportamientos sociales. dicho de otro modo pensemos mejor que una competencia es si solo la persona demuestra buen comportamiento profesional y social mediante la demostración eficiente de buenas actitudes para resolver situaciones complejas de modo creativo. *Competencias de actitudes existenciales y éticas. ubican al docente y estudiante en el terreno de la formación profesional. el carácter análogo de la competencia frente a una capacidad nos da pie a afirmar que por más esfuerzo que hagamos siempre quedará la posibilidad de comprender que como categoría reviste importancia al momento de su desarrollo en cualquier etapa de formación de la persona. definen la naturaleza de un saber ser. muchas veces el entorno es más influyente que el mismo docente. Se cuestiona la creatividad como un elemento adyacente a la competencia.

cada atributo tiene su espacio de actuación. incluso un estudiante universitario tiene poca posibilidad de encarar esta situación. configura y proyecta el perfil de la persona. entre lo que conviene y no conviene. que una persona es competente cuando tiene elementos para discernir entre lo bueno y lo malo. Se establece una correlación entre éstos. demuestra el carácter de la persona mediante un conjunto de valores. con inteligencia. la identificación de los saberes requiere de otros elementos que subyacen para ser capaces indefectiblemente de evaluar los conceptos.vista. las actitudes y todo aquello que exige una competencia. no requiere de otros elementos. quiere decir entonces que un escolar. el ejercicio de la ética en su magnitud forma sin pretenderlo. procedimental y actitudinal que facilita el desarrollo de situaciones de mayor complejidad. . los procedimientos. esta posibilidad como atributo de la competencia nos hace ver. El comportamiento de las personas con basamento ético se va prolongando en la medida que la conformación se consolida con la ayuda del docente. Ningún atributo es superior a otro. Pensamos que una competencia es un constructo complejo con atributos de arraigo conceptual. ninguno es inferior a otro. Esta valoración exige un cambio de actitud de cara a las prácticas evaluativas. ni siquiera hacer alarde de su comportamiento. la ética del docente es una sólida carta de presentación ante los estudiantes.