You are on page 1of 3

Entrevista del periódico “El Tiempo” a Nicmer Evans, Investigador del Centro Internacional Miranda, publicado el 6 de enero del

2014. Fuente en línea disponible en: http://eltiempo.com.ve/venezuela/politica/evans-maduro-

tendra-luna-de-miel-mientras-oposicion-se-recompone/120757
¿Qué acciones espera del Ejecutivo para 2014, dirigidas al aumento de la popularidad de Nicolás Maduro y la estabilidad de su gobierno? - A diferencia de los 14 años de gobierno del presidente Hugo Chávez en los que los temas políticos y sociales estuvieron por encima del económico, con el presidente Maduro éste último (la economía) genera un predominio sobre lo político, por las acciones administrativas contra la usura y la especulación. No podemos sino esperar que siga igual en 2014. No es que sólo se hablará de economía sino que esta tendrá preponderancia. Producto del resultado (electoral) de diciembre, Maduro tiene una plena condición de gobernabilidad que le permitirá abordar el tema económico y político de manera decidida. Pero si el económico no se institucionaliza corre un gran riesgo. Es decir, las medidas (bajar los precios de productos) que tomó fueron favorables, pero si la gente no termina de sentir que beneficia a toda la población podría generarse una decepción. Lo que se quiere es la regularización de las medidas, control eficiente de la ganancia, que no haya usura. - La disidencia chavista ganó 15 alcaldías. ¿Qué se espera de la relación del Psuv con

a

l

Rafael Ramírez, Jorge Arreaza, pero la colectivización debe permitir incorporar a figuras nuevas que refresquen, incluso críticas, pero con la capacidad de incluir. - Hay quienes temen una radicalización del gobierno, en el sentido de mayor persecución contra dirigentes de oposición: ¿Usted qué cree? -Creo que la radicalización será de medidas y acciones, pero si se piensa que radicalizarse es asumir una conducta autoritaria, deshumanizada, no, él no puede tender a eso. Si algo debe constituir la línea radical de Maduro es sobre la economía. Debe dirigirse a disminuir la dependencia que tiene el país en el petróleo. - ¿Los expedientes contra gobernadores de oposición no constituyen persecución política?

- Eso tiene que ser aplicado a propios y ajenos, a quienes realmente hayan generado acciones de corrupción. Si se abren juicios a Henri Falcón y a (Miguel) Cocchiola es porque también se ha hecho con gente del chavismo, que por cierto están presos. Creo que la población espera que continúe y se profundice, no tiene duda de que hay peces gordos en la corrupción y hay que demostrar que hay voluntad de llegar a ellos, tanto del gobierno como de la oposición. - Y mientras el chavismo trata de consolidarse, ¿qué hará la oposición? - Creo que la oposición no se va a dormir en los laureles, eso sí, se va a tomar un tiempo para recomponer, interpretar la lectura de diciembre (…) con lo que es posible que podamos asumir que le llegó la luna de miel postergada a Maduro en el gobierno y puede ser de un poco más de tres meses. Ojalá la oposición tenga la posibilidad de entender el mensaje de una gran parte de la población que dice que no han tenido la capacidad de conectarse con lo que la mayoría está solicitando. Eso puede tardar unos meses y corre el peligro de caer en la radicalización, traer en el segundo semestre del 2014 un recalentamiento de la calle para insistir con la deslegitimación de Maduro. Hay sectores radicales que van a seguir con esa tesis del fraude electoral (del 14 de abril de 2013) y con ello le van a seguir haciendo daño a la oposición. Hay otros que aunque no lo dicen lo están reconociendo (como Presidente) en la práctica. - ¿Qué pasará con el liderazgo de Henrique Capriles? - Capriles asumió que las municipales eran un plebiscito y por primera vez vemos que un jefe de campaña figura más que los candidatos. Pero los resultados que se generaron fueron un llamado de atención del sector oposición, a su liderazgo y al de Ramón Guillermo Aveledo dentro de la MUD, porque asumió el compromiso de ganar al menos 90 alcaldías y eso tampoco se logró. Hay cosas que la oposición debe atender a lo interno, modificar y recomponer. No tengo duda de que Capriles se autodebilitó al someter a la oposición a un supuesto plebiscito y perdió, y esto inevitablemente debe traer consecuencias políticas. - ¿Chávez no incurría en lo mismo en las campañas electorales?

- Pero Chávez no perdía, él (Capriles) pretendió tener esa estelaridad, que por cierto criticó y además fracasó. Dentro de la MUD se sabe que no hay homogeneidad, Ledezma (reelecto como alcalde metropolitano de Caracas) se siente triunfador e incrementa su intención presidencial al ver debilitado a Capriles. Otro que se consolida desde Lara es Henri Falcón, por lo que el liderazgo en la oposición se está dirimiendo entre ambos. Creo que ya es hora de que Capriles se dedique al estado Miranda, quizás para reoxigenarse y pretender en algún momento volver a la palestra. Va para tres o cuatro años siendo un candidato presidencial con funciones de gobierno en Miranda, eso desgasta políticamente a cualquiera. - ¿Cree que es posible un diálogo permanente entre gobierno y oposición? - Si alguien ha dialogado últimamente es Maduro: se reunió con gobernadores y alcaldes de oposición. El problema es que no le ha funcionado, que es distinto, porque dialogar no es negociar. Que yo dialogue contigo no significa que yo abandone mis principios, pero sí implica aceptar reglas para democráticamente dirimir nuestros problemas. La oposición que no reconoce al gobierno e insiste en que el país está dividido está negada al diálogo. De perfil Nicmer Evans es licenciado en Ciencias Políticas y Magíster en Psicología Social, egresado de la UCV, donde también se desempeña como docente en Teoría Política y Planificación. Es director general y consultor de Visor 360º e investigador del Centro Internacional Miranda. Aclara que en la actualidad no ocupa ningún cargo en el gobierno. Fue asesor del Viceministerio de Articulación Social; Ministerio de la Secretaría de la Presidencia. Es investigador docente adjunto en el Instituto de Altos Estudios de Control Fiscal y Auditoría de Estado de la Contraloría General. Integró la Comisión para el Diseño Curricular de Estudios Políticos y Gobierno de la UBV.