You are on page 1of 2

Las Lesiones Cerebrales Traumáticas

(segunda y ultima parte)

¿Qué disfunciones cognitivas pueden presentarse después de una lesión cerebral traumática?

Las dificultades cognitivas son muy comunes entre las personas con lesiones cerebrales traumáticas. La cognición (destrezas de razonamiento) incluye darse cuenta del mundo que lo rodea, atención a las tareas por realizar, memoria, razonamiento, resolución de problemas y funcionamiento ejecutivo (por ejemplo, establecer metas, planificar, iniciar tareas, concientización, automonitoreo y autoevaluación). Los problemas varían dependiendo de la ubicación y gravedad de la lesión cerebral y pueden incluir:  Problemas de concentración si hay distracciones (por ejemplo, participar en una conversación en un restaurante ruidoso o trabajar en varias tareas al mismo tiempo).  Procesamiento más lento de nueva información. Los mensajes más largos tienen que ser divididos en segmentos o en frases más cortas. La persona puede tener necesidad de repetir o ensayar el mensaje para asegurarse de haber procesado la información importante. Los interlocutores pueden tener que hablar más despacio.  Problemas con la memoria a corto plazo. Puede dificultarse el aprendizaje de nueva información. Sin embargo, la memoria a largo plazo para las cosas o los sucesos anteriores a la lesión por lo general no se ve afectada (por ejemplo, la persona puede recordar los nombres de parientes y amistades).  Problemas de funcionamiento ejecutivo. La persona puede tener problemas para iniciar tareas y establecer metas para completarlas. Es un esfuerzo planificar y organizar tareas, y le es difícil evaluar su propio trabajo. Con frecuencia la persona puede parecer desorganizada y puede necesitar la ayuda de parientes y amistades. Puede también tener dificultad en resolver problemas, y puede reaccionar de manera impulsiva (sin pensar primero) a las situaciones. ¿Cómo se diagnostica la lesión cerebral traumática? El patólogo del habla y el lenguaje (también llamado en español logopeda, fonoaudiólogo, terapeuta del habla o foniatra) trabaja con el paciente y con los familiares o personas al cuidado del mismo como parte de un equipo que puede también incluir: médicos, enfermeros, neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales, terapeutas físicos, trabajadores sociales, maestros. El equipo colabora para evaluar al paciente y crear un plan apropiado de tratamiento. El patólogo del habla y el lenguaje efectúa una evaluación formal de las destrezas de habla y lenguaje. Se efectúa también una evaluación motora oral para verificar la fuerza y coordinación de los músculos que controlan el habla. También se evalúan la comprensión y el uso de la gramática (sintaxis) y del vocabulario (semántica), tanto como la lectura y la escritura. Las destrezas de comunicación social (lenguaje pragmático) son evaluadas mediante pruebas formales y la dramatización de distintas situaciones donde es necesaria la comunicación. Se puede pedir al paciente que comente cuentos o narraciones y los puntos de vista de diversos personajes. ¿Entiende el paciente los sentimientos de los personajes y la razón por la que reaccionan de cierta manera? ¿Puede explicar la manera en que las acciones de los diversos personajes afectan los sucesos de la narración? Se puede pedir al paciente que interprete o explique bromas, comentarios sarcásticos o cosas absurdas en narraciones o ilustraciones (por ej., ¿Por qué resulta extraño que una persona ande vestida con un traje de baño en la nieve?).

El patólogo del habla y el lenguaje evalúa las destrezas cognitivas y de comunicación. ¿Se da la persona cuenta del mundo que la rodea? ¿Sabe la persona su nombre, la fecha, el lugar donde está, lo que le ha sucedido (orientación)? Se evalúa las destrezas de memoria a corto plazo, como por ejemplo, si la persona recuerda los detalles principales de un cuento. Se evalúa el funcionamiento ejecutivo. El patólogo del habla y el lenguaje evalúa la capacidad del paciente de planificar, organizar y ocuparse de detalles (por ejemplo, completar todos los pasos necesarios para cepillarse los dientes). También puede leer una narración, dejarla incompleta, y preguntar al paciente cuáles son el principio, medio y desenlace lógicos. Se puede pedir al paciente que dé soluciones a ciertos problemas (razonamiento y resolución de problemas; por ejemplo, "¿Qué haría si se le quedaran las llaves encerradas dentro del auto? ¿Cómo podría evitar este problema en el futuro?"). Si se observaran problemas, el patólogo del habla y el lenguaje evaluaría la deglución y haría recomendaciones sobre control y tratamiento. La evaluación se centraría en determinar si el paciente puede tragar sin peligro y recibir nutrición adecuada. Podrían recomendarse pruebas de deglución adicionales como resultado de esta evaluación. De ser necesario, el patólogo del habla y el lenguaje también evaluaría los beneficios de un aparato o instrumento de comunicación para que el paciente pudiera expresar sus ideas y necesidades básicas. Recuerde siempre consultar con su Medico todas sus dudas y pedir consejo Dr. José Miguel Cortés Azcona/Medico Cirujano y Partero