CONCEPTOS Y BIOGRAFÍAS TEMA 7 + JUANA I de Castilla, La Loca (Toledo 1479 – Valladolid 1555).

Reina de Castilla entre 1504 y 1555. Era hija de los Reyes Católicos y contrajo matrimonio con el archiduque Felipe el Hermoso. Heredó el trono de Castilla a la muerte de su madre en 1504, pero pronto dio muestras de enajenación, y comenzó la lucha por la regencia entre Fernando el Católico, su padre, y la nobleza castellana partidaria de Felipe. En 1506, a la muerte de su marido, designo sucesor a su hijo Carlos y encomendó la regencia a Cisneros. + CARLOS I de España y V de Alemania (Gante, Bélgica 1500 – Yuste, Cáceres 1558) Rey de Castilla y Aragón (1516 – 1556) y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (1519 – 1556). Hijo de Felipe el Hermoso y Juana I de Castilla, acumuló en su persona por herencia familiar la Corona de Castilla y sus posesiones de ultramar, la Corona de Aragón y sus posesiones italianas, los dominios del Ducado de Borgoña (Países Bajos, Luxemburgo y Franco Condado), y los territorios patrimoniales de los Habsburgo en Austria, con sus derechos al trono Imperial. Se hizo cargo del trono de Castilla y Aragón a la muerte de su abuelo Fernando el Católico en 1516 por incapacidad de su madre. Nació y fue educado en Flandes, no fue bien recibido por los castellanos. Su carácter de extranjero, la imposición de tributos y su marcha a Alemania para ser coronado emperador, provocaron la guerra de las Comunidades y de las Germanías en 1520, en la que las tropas imperiales derrotaron a la naciente burguesía de las ciudades. Su subida al trono imperial provocó el enfrentamiento con Francisco I de Francia, con el que sostuvo cuatro guerras (victoria de los imperiales en Pavía en 1525 y saqueo de Roma en 1527) y al que finalmente obligó a abandonar Italia. Luchó también contra los turcos, a los que arrebató en 1535 La Goleta y Túnez, aunque no consiguió debilitar su poder, siendo derrotado en Árgel. Su mayor empeño fue el de frenar el avance de la Reforma protestante en Alemania, bien mediante acuerdos (Dieta de Ausburgo de 1530), bien mediante la guerra (victoria de Mühlberg en 1547), pero sus esfuerzos resultaron inútiles y al final hubo de firmarse la paz de Ausburgo. Durante su reinado se continuó la expansión en América con la conquista de México y Perú. En 1556 renunció a la Corona de Castilla, Aragón y Países BajosFranco Condado en favor de su hijo Felipe II, y al Imperio alemán en favor de su hermano Fernando. Se retiró al monasterio de Yuste en Extremadura, donde murió. + FELIPE II (Valladolid 1527 – El Escorial, Madrid 1598). Rey de España entre 1556 – 1598. Al abdicar su padre Carlos I, heredó un inmenso imperio que englobaba las posesiones castellanas, aragonesas y borgoñonas. Potenció la administración de sus reinos, lo que multiplicó la burocracia de palacio, que nunca escapó a su control. Tuvo que intervenir en las Alpujarras (Granada) contra los moriscos y en Aragón a causa de la conjura de Antonio Pérez. Heredó de su padre el enfrentamiento con Francia a la que derrotó en la batalla de San Quintín en 1557, que llevó a la firma de la Paz de Chateau-Cambresis. Aliado con Venecia y el Papado armó una flota cristiana mandada por su hermanastro don Juan de Austria, que derrotó a los turcos en la batalla de Lepanto en 1571. Prosiguió las conquistas en América y Filipinas, y en 1580 fue reconocido como rey de Portugal. Combatió con rigor el protestantismo y la sublevación calvinista en los Países Bajos que fue su gran preocupación. Buscó la alianza inglesa a través de su matrimonio con María Tudor, pero no pudo evitar la hostilidad de Isabel I, que desembocó en la derrota de la Gran Armada en 1588. Durante su reinado fue una persona austera, dotada de una inagotable capacidad de trabajo y un estricto sentido del

deber y de la justicia. Excesivamente riguroso en ocasiones, se guió siempre por una profunda religiosidad. + La Guerra de las Comunidades de Castilla fue el levantamiento armado de los denominados comuneros, acaecido en la Corona de Castilla desde el año 1520 hasta 1522, a comienzos del reinado de Carlos I. Las ciudades protagonistas fueron las del interior castellano, situándose a la cabeza del alzamiento las de Toledo y Valladolid. El levantamiento se produjo en una situación de inestabilidad política en la corona de Castilla, que se arrastraba desde la muerte de Isabel la Católica (1504). En octubre de 1517, el rey Carlos I desembarcó en Villaviciosa (Asturias), proveniente de Flandes, donde se había autoproclamado rey de sus posesiones hispánicas en 1516. A las Cortes de Valladolid de 1518 llegó sin saber hablar apenas castellano y trayendo consigo un gran número de nobles y clérigos flamencos como Corte, lo que produjo recelos entre las élites sociales castellanas, que sintieron que su advenimiento les acarrearía una pérdida de poder y estatus social. Este descontento fue transmitiéndose a las capas populares debido al aumento de los impuestos. Las demandas fiscales, coincidentes con la salida del rey para la elección imperial en Alemania (Cortes de Santiago y La Coruña de 1520), produjeron una serie de revueltas urbanas que se coordinaron e institucionalizaron, encontrando un candidato alternativo a la corona en la reina propietaria de Castilla: la madre de Carlos, Juana, cuya incapacidad o locura podía ser objeto de revisión, aunque la propia Juana, de hecho, no colaborara. Tras prácticamente un año de rebelión, se habían reorganizado los partidarios del emperador (particularmente la alta nobleza y los territorios periféricos castellanos, como Andalucía) y las tropas imperiales asestaron un golpe casi definitivo a las comuneras en la batalla de Villalar, el 23 de abril de 1521. Allí mismo, al día siguiente, se decapitó a los líderes comuneros (Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado). El ejército comunero quedaba descompuesto. Solamente Toledo mantuvo viva su rebeldía, hasta su rendición definitiva en febrero de 1522.

+ La batalla de Villalar. Fue el episodio decisivo de la Guerra de las Comunidades en la que
se enfrentaron las fuerzas imperiales de Carlos I y las de la Junta Comunera capitaneadas por Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco Maldonado, ocurrida el 23 de abril de 1521 en la localidad de Villalar (Valladolid). La batalla fue ganada por las fuerzas imperiales y puso fin a la Guerra de las Comunidades en el norte de Castilla, donde fueron decapitados el 24 de abril los tres capitanes comuneros. En recuerdo a la Batalla de Villalar se ha elegido el 23 de abril para celebrar el Día de Castilla y León.

+ Germanías. Fue el conflicto armado que se produjo en los reinos de Valencia y Mallorca a
comienzos del reinado de Carlos I, entre 1519 y 1523. Tuvieron lugar paralelamente a la rebelión de las Comunidades de Castilla. En el reino de Valencia adoptó características propias de revuelta social en contra de la nobleza, la cual había huido de la ciudad ante una epidemia de peste en 1519. Esto se unió a una época difícil económicamente. Su inicio fue progresivo y jalonado de actos legales y de protesta, siendo determinante el hecho de que el pueblo tenía permiso real, otorgado en el reinado de Fernando el Católico, para utilizar armas con las que enfrentarse a las incursiones de los piratas berberiscos. La germanía (de germà, hermano en valenciano) era el sistema de reclutamiento que intentaron instalar para defenderse de las

incursiones piratas. Tras la huida de la nobleza, las clases medias y gremiales de la ciudad se hicieron progresivamente cargo de la capital valenciana con un representante de cada gremio (La Junta de los 13). Ésta intentó instaurar un sistema en el que estuviera prohibido el trabajo libre no controlado por los gremios. El movimiento sufrió una radicalización progresiva, convirtiéndose en una guerra abierta y con episodios como el asalto e incendio de la morería de Valencia, a la que se acusaba de colaborar con los nobles. La rebelión antinobiliaria se extendió a la huerta, con saqueo de tierras y haciendas de los nobles, y a otras poblaciones y núcleos urbanos del reino, constituyéndose juntas revolucionarias. El Ejército Real reaccionó ocupando varias ciudades, como Orihuela, Valencia, Elche y Alicante. Los agermanados, dirigidos por Jaime Ros, fueron vencidos el 18 de julio de 1521 por el Duque de Segorbe en Almenara, pero, pocos días después, el 23 de julio, Vicente Peris derrotó en Gandía al virrey y sus caballeros en la conocida como Batalla del Vernissa. Posteriormente, el movimiento perdió unidad, produciéndose discrepancias entre sus líderes, y las siguientes campañas militares concluyeron en derrotas de los agermanados. Con la caída de Játiva y Alcira, se produce la derrota definitiva de los éstos. Se mencionan 800 sentencias de muerte que debieron efectuarse de una forma intermitente a lo largo de varios años, aunque las represalias consistieron más bien en confiscaciones y multas, sobre todo a las organizaciones gremiales. El movimiento de las germanías tuvo resonancias en el Reino de Mallorca, estallando en 1521 como consecuencia del encarcelamiento de siete menestrales. Se rinden en 1523, siendo ejecutados más de 200 agermandos, huyendo muchos a Cataluña.

+ La batalla de Pavía fue una batalla mantenida el 24 de febrero de 1525 entre el ejército
francés al mando del rey Francisco I y las tropas germano-españolas del emperador Carlos V, con victoria de estas últimas, en las proximidades de la ciudad italiana de Pavía. Mil españoles, cinco mil lansquenetes alemanes y 300 jinetes pesados, mandados todos ellos por Antonio de Leyva, se atrincheraron en la ciudad italiana de Pavía. Los franceses sitiaron la ciudad con un ejército de aproximadamente 30.000 hombres y una poderosa artillería compuesta por 53 piezas. Mientras los franceses aguardaban la capitulación de Leyva, recibieron noticias de un ejército imperial que bajaba desde Alemania para apoyar la plaza sitiada: compuestos por 13.000 infantes alemanes, 6.000 españoles y 3.000 italianos con 2.300 jinetes y 17 cañones los cuales comenzaron a abrir fuego el 24 de febrero de 1525, con el objetivo de poner fin al sitio y expulsar los franceses del Milanesado. Francisco ordenó un ataque total de su caballería. Según avanzaban, la propia artillería francesa tenía que cesar el fuego para no disparar a sus hombres. Los 3.000 arcabuceros imperiales dieron buena cuenta de los caballeros franceses, creando desconcierto entre estos. Mientras la caballería y la infantería de Carlos V, luchaban ya contra la infantería francesa. En ese momento, Leyva sacó a sus hombres de la ciudad para apoyar a las tropas que habían venido en su ayuda y que se estaban batiendo con los franceses, de forma que los franceses se vieron atrapados entre dos fuegos que no pudieron superar. Los imperiales comenzaron por rodear la retaguardia francesa y cortarles la retirada. Los cadáveres franceses comenzaban a amontonarse unos encima de otros. Los demás, viendo la derrota, intentaban escapar. Al final las bajas francesas ascendieron a 8.000 hombres. El rey de Francia y su escolta combatía a pie, intentando abrirse paso. De pronto, Francisco cayó, y al erguirse, se encontró con un estoque español en su cuello. Un soldado de infantería, el vasco Juan de Urbieta, lo hacía preso. Aquel preso resultó ser el mismísimo rey de Francia.

+ El Saco de Roma. Tuvo lugar el 6 de mayo de 1527 por las tropas españolas e imperiales de
Carlos V, y señaló una victoria imperial crucial en el conflicto entre el Sacro Imperio Romano Germánico y la Liga de Cognac (la alianza de Francia, Milán, Venecia, Florencia y el Papado firmada el 2 de mayo de 1526). El papa Clemente VII dio su apoyo a Francia en un intento por alterar el equilibrio de fuerzas en la región, y para liberar al Papado de lo que muchos consideraban la «dominación imperial». El ejército del emperador derrotó al ejército francés en Italia, pero los fondos no estaban disponibles para pagar a los soldados. Los 34.000 soldados imperiales se amotinaron y forzaron a su comandante, Carlos III duque de Borbón y Condestable de Francia, a dirigirlos hacia Roma. Las tropas que defendían Roma no eran numerosas y estaban compuestas por 5.000 milicianos y por la Guardia Suiza. Las fortificaciones de la ciudad incluían murallas imponentes y poseían una buena artillería, de la que el ejército imperial carecía. El duque Carlos necesitaba conquistar la ciudad deprisa, para evitar el riesgo de verse atrapado entre la ciudad asediada y el ejército de la Liga. El 6 de mayo el ejército imperial atacó las murallas. El duque Carlos fue mortalmente herido en el asalto. La muerte de la última autoridad de mando respetada entre el ejército causó que en los soldados desapareciera la moderación, provocando la conquista de las murallas de Roma ese mismo día. Después de la ejecución de unos mil defensores, el pillaje comenzó. Iglesias y monasterios, pero también palacios de prelados y cardenales, fueron destruidos y despojados de todo objeto precioso. Después de tres días de estragos, Filiberto ordenó que el saqueo cesara, pero pocos soldados obedecieron. Mientras tanto, Clemente continuaba detenido en Castillo Sant'Angelo. El 6 de junio, Clemente VII se rindió y acordó pagar un rescate de 400.000 ducados a cambio de su vida. Pasó el resto de su vida intentando evitar conflictos con Carlos V, sin tomar decisiones que pudieran disgustarle (por ejemplo, le negó a Enrique VIII de Inglaterra una nulidad matrimonial porque Catalina de Aragón era la tía de Carlos). + Martín Lutero (1483 – 1546), nacido en Eisleben, (Alemania), fue un teólogo y fraile católico agustino que comenzó e impulsó la reforma religiosa en Alemania, y en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante y la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo. Lutero se caracterizó por exhortar a que la Iglesia cristiana regresara a las enseñanzas originales de la Biblia, impulsando con ello una restructuración de las iglesias cristianas en Europa. La reacción de la Iglesia Católica Romana ante la reforma protestante, fue la Contrarreforma. Sus contribuciones a la civilización occidental se llegan a considerar más allá del ámbito religioso, ya que sus traducciones de la Biblia ayudaron a desarrollar una versión estándar de la lengua alemana y se convirtieron en un modelo en el arte de la traducción. Su matrimonio con Catalina de Bora el 13 de junio de 1525 inició un movimiento de apoyo al matrimonio sacerdotal dentro de muchas corrientes cristianas.

+ El luteranismo es un movimiento religioso protestante inspirado institucionalmente en las
enseñanzas de Martín Lutero sobre el cristianismo. Algunos luteranos consideran el 31 de octubre de 1517 como el día de surgimiento de esta rama del cristianismo, fecha en la que se colocaron las 95 tesis sobre las indulgencias en la puerta de la "Iglesia de Todos los Santos" en Wittenberg (Alemania). Los luteranos creen en Jesucristo como el fundador espiritual, y comparten la creencia de Santa Trinidad (Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo). Además, se comparte la interpretación bíblica que hizo Lutero de que Dios no justifica a los hombres

por sus obras buenas, sino más bien por su fe, lo que representa una creencia base fundamental del pensamiento luterano. Rechaza la mediación de los santos/vírgenes y la veneración de las imágenes. Denuncia la venta de las indulgencias y la obtención del perdón a cambio de bienes, así como la venta de cargos eclesiásticos. Rechaza la primacía y autoridad romana del papado como institución divina. Afirma el valor único de las Escrituras y la supremacía de la fe en Jesucristo. Desarrolla la doctrina del Sacerdocio Universal, en donde afirma que las Escrituras pueden ser entendidas por todos los creyentes y que cada uno puede examinarlas libremente gracias a la creación de la imprenta. Según Lutero, todos los creyentes son sacerdotes en virtud de los sacrificios espirituales de un corazón arrepentido en oración (Solo Cristo, Sola gratia, Sola Scriptura, Sola fide).

+ Liga de Esmalcalda. Fue una liga de príncipes protestantes del Sacro Imperio Romano
Germánico que se creó en el siglo XVI para defender sus territorios y luchar contra el emperador y rey Carlos V, defensor del catolicismo frente a la Reforma luterana. Toma su nombre de la ciudad de Esmalcalda, en Turingia (Alemania). La liga fue creada por Felipe I de Hesse y Juan Federico, Elector de Sajonia y Esmalcalda en 1531. A ella se sumaron los territorios de Anhalt, Bremen, Brunswick-Luneburgo, Magdeburgo, Mansfeld, Estrasburgo y Ulm. A los miembros originales se les añadieron Constanza, Reutlingen, Memmingen, Lindau, Biberach an der Riss, Isny im Allgäu y Lübeck. Se destinaron 10.000 infantes y 2.000 caballeros con fines defensivos. En 1532 se alió con Francia y en 1538 con Dinamarca. Aunque la Liga no declaró la guerra al emperador de forma directa, su apoyo y seguimiento de la Reforma luterana y las confiscaciones de tierras a la Iglesia y las expulsiones de Obispos y Príncipes católicos hicieron que Carlos V decidiera enfrentarse a la Liga.

+ La Batalla de Mühlberg. Tuvo lugar el 24 de abril de 1547 en esta localidad alemana entre
las tropas del emperador Carlos V y las de la Liga de Esmalcalda, con el triunfo de las primeras. La reforma luterana estaba creando una escisión no sólo religiosa, sino también política en el seno del Sacro Imperio Romano Germánico. Los opositores al emperador Carlos V formaron la Liga de Esmalcalda y desafiaron la autoridad imprial. El Ejército imperial estaba formado por unos 44.000 soldados de infantería y 7.000 de caballería, contando con el apoyo de duque protestante Mauricio de Sajonia. La Liga contaba con una fuerza similar comandada por Juan Federico I Elector de Sajonia, y por Felipe el Magnánimo, el landgrave de Hesse. Las tropas de la Liga estaban acampadas a orillas del río Elba, en las proximidades de la localidad de Mühlberg (Brandeburgo). Habían destruido los puentes que comunicaban con la otra orilla y se consideraban protegidas por el caudaloso río, cuya barrera les parecía infranqueable. El ejército imperial averiguó el emplazamiento del enemigo y antes de la madrugada del 24 de abril de 1547, aprovechando la nocturnidad; la audacia de algunos arcabuceros españoles, que cruzaron el río a nado; la eficacia de los pontoneros imperiales y el arrojo de los tercios españoles enardecidos por el emperador, se abalanzaron por sorpresa sobre el desprevenido ejército protestante que, en su intento de ponerse a salvo con la huida, fue aniquilado, mientras que sus jefes eran apresados. La Liga de Esmalcalda quedó disuelta, sus jefes encarcelados. Carlos V salió triunfante y reforzado en su poder imperial.

+ Paz de Augsburgo, también llamada "Paz de las religiones", fue un tratado firmado por
Fernando, hermano y representante del Emperador Carlos V, y las fuerzas de la Liga de Esmalcalda el 25 de septiembre de 1555 en la ciudad de Augsburgo en Alemania, por el cual se

resolvía el conflicto religioso de las reformas protestantes. El acuerdo divide el Imperio de Carlos V en dos confesiones cristianas (luterana y católica) y otorgaba a los príncipes alemanes la capacidad de elegir la confesión a practicar en sus Estados (cuius regio, eius religio). Los súbditos del mencionado príncipe estaban obligados a profesar la religión que éste eligiera, pero tenían la alternativa de emigrar a otro. La firma de la Paz de Augsburgo (1555) establecía que los príncipes protestantes eran libres de elegir su religión

+ Batalla de San Quintín fue una batalla entablada en el marco de las Guerras italianas entre
las tropas españolas y el ejército francés, que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557, con victoria decisiva para la Monarquía Hispánica de Felipe II. La guerra abierta entre Enrique II de Francia y Felipe II de España entraba en su fase más crucial. El ejército de Felipe II concentrado en la capital belga estuvo compuesto por unos 60.000 españoles, flamencos e ingleses, contando con 17.000 jinetes y ochenta piezas de artillería. El mando del Ejército de Felipe II estuvo en manos de Manuel Filiberto, duque de Saboya, fiel y firme aliado de España. El ejército del rey de Francia, Enrique II, estaba compuesto por 22.000 hombres de Infantería, 8.000 de caballería y 18 cañones, dirigido por el Duque de Montmorency. Sumando a las bajas en combate la matanza de huidos, que fue muy considerable, se calcula que el ejército francés perdió unos 12.000 hombres, resultando prisioneros otros 6.000 hombres y 2.000 heridos más. Entre éstos destacaban casi un millar de nobles, incluyendo al propio Montmorency. Las fuerzas de Felipe II apenas sufrieron trescientas bajas entre muertos y heridos. Al conocer el resultado de San Quintín, Felipe II decidió celebrar la victoria ordenando la construcción del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Fue dedicado a san Lorenzo, santo del día de la victoria. En 13 de julio de 1558 las tropas españolas volvieron a vencer a las francesas en la batalla de Gravelinas, forzando a Francia a firmar la Paz de Cateau-Cambrésis en 1559.

+ Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Se encuentra en la localidad de San Lorenzo
de El Escorial (Madrid). Fue construido en la segunda mitad del siglo XVI , entre 1563 y 1584, por el rey Felipe II y su arquitecto Juan Bautista de Toledo, aunque posteriormente intervinieron Juan de Herrera y Francisco de Mora. El rey concibió un gran complejo multifuncional, que incluye un palacio real, una basílica, un panteón, una biblioteca y un monasterio, dando origen al estilo herreriano. Fue considerado, desde finales del siglo XVI, la Octava Maravilla del Mundo, tanto por su tamaño y complejidad funcional, como por su enorme valor simbólico. El palacio fue residencia de la Familia Real Española, la basílica es lugar de sepultura de los reyes de España y el monasterio -fundado por monjes jerónimos- está ocupado actualmente por frailes de la Orden de San Agustín. Es una de las más singulares arquitecturas renacentistas de España y de Europa. El Escorial es la cristalización de las ideas y de la voluntad de su creador, el rey Felipe II, un príncipe renacentista.

+ Leyenda Negra. Conjunto de creencias negativas sobre la realidad de España y los
españoles, difundidas entre los europeos durante la época de hegemonía de la casa de Austria. Fue debida fundamentalmente a las luchas de religión sostenidas por Carlos V y Felipe II, a la dominación de Flandes, al tribunal de la Inquisición, al monopolio del comercio americano y a la expulsión de los judíos. Los principales creadores de la Leyenda Negra son Antonio Pérez y Guillermo de Orange.

+ Batalla de Lepanto. Fue un combate naval de capital importancia que tuvo lugar el 7 de
octubre de 1571 en el golfo de Lepanto, situado entre el Peloponeso y Epiro, en Grecia actual. Se enfrentaron en ella la armada del Imperio otomano contra la de una coalición cristiana, llamada Liga Santa, formada por la Monarquía Hispánica de Felipe II, los Estados Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya. Los cristianos resultaron vencedores, salvándose sólo 30 galeras turcas. Se frenó así el expansionismo turco por el Mediterráneo occidental. En esta batalla participó Miguel de Cervantes, que resultó herido, sufriendo la pérdida de movilidad de su mano izquierda, lo que valió el sobrenombre de «manco de Lepanto». Este escritor, que estaba muy orgulloso de haber combatido allí, la calificó como «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros».

+ Armada Invencible. Flota enviada por el rey Felipe II en el año 1588 contra Inglaterra para
destronar a Isabel I y vengar la muerte de María Estuardo. Formada por unos 30.000 hombres a bordo de 130 buques, su mando recayó en el duque de Medina Sidonia, tras la muerte del marqués de Santa Cruz. Después de muchas vicisitudes la batalla se desarrolló en el Canal de La Mancha con clara ventaja para la armada inglesa. Medina Sidonia se retiró por el norte de Inglaterra e Irlanda, donde las tempestades acabaron con parte de la flota.

+ Los Consejos. Principal órgano de administración española entre los siglos XVI y XVII,
derivado de los antiguos consejos medievales de Castilla y Aragón. De carácter consultivo en un principio, llegó a ser la máxima institución administrativa, judicial, y en ocasiones legislativa. Algunos tenían carácter territorial, como los de Navarra (1515), Indias (1524) o Flandes (1555), y otros sectoriales, como los de la Inquisición (1478), Guerra (1522) o Hacienda (1523). Fueron perdiendo importancia con la llegada de los Borbones.

+ Secretarios reales. Su trabajo consistía en la gestión diaria de los asuntos con los monarcas
desde la Baja Edad Media, y produjo la formación de una clase de letrados que permitió el ascenso social desde posiciones no privilegiadas o desde la baja nobleza. Cumplieron un papel fundamental en la organización de la Monarquía Hispánica, como Fernando de Zafra o Lope de Conchillos, secretarios de los Reyes Católicos.

+ Grandes de España. Es la máxima dignidad de la nobleza española en la jerarquía
nobiliaria, pues está situada inmediatamente después de la de infante, que está reservada a los hijos del rey de España y a los del príncipe de Asturias. Es otorgada por el rey y generalmente va unida a un título nobiliario, por lo que es hereditaria, aunque en ocasiones se concede de forma vitalicia a una persona en concreto. Es también la más alta dignidad de su clase de toda Europa, pues sus privilegios fueron mayores que los de otras figuras similares europeas. Durante el reinado de Carlos I de España en el siglo XVI es cuando comienza a regularse y establecerse como la conocemos en la actualidad. Ejemplos de Grandeza de España son la Casa de Álvarez de Toledo (duques de Alba), y la Casa de Zúñiga (Duques de Béjar y Condes de Miranda del Castañar)

+ Estatuto de “Limpieza de Sangre”. Antiguamente, estado o circunstancia de no tener
antepasados de razas que se consideraban deshonrosas, como judíos y moros, y que era

condición indispensable para ejercer numerosos cargos y oficios o ingresar en muchas instituciones durante la Edad Moderna.

+ Concilio de Trento. Fue un concilio ecuménico de la Iglesia católica desarrollado en
periodos discontinuos durante 25 sesiones, entre el año 1545 y el 1563. Tuvo lugar en Trento, una ciudad del norte de la Italia actual, que entonces era una ciudad imperial libre regida por un príncipe-obispo. Se convocó como respuesta a la Reforma Protestante para aclarar diversos puntos doctrinales. Desde un punto de vista doctrinal, es uno de los concilios más importantes e influyentes de la historia de la Iglesia Católica. Se abordó la reforma de la administración y disciplina eclesiásticas. El concilio eliminó muchos abusos flagrantes, como la venta de indulgencias o la educación de los clérigos, y obligó a los obispos a residir en sus obispados, con lo que se evitó la acumulación de cargos.

+ Contrarreforma. Movimiento de reforma religiosa que tuvo lugar en la Iglesia católica,
desde el Concilio de Trento (1545-63) hasta el final de la Guerra de los Treinta Años (1648), como respuesta al protestantismo y al deseo de numerosos sectores dentro de la propia Iglesia de llevar a cabo una auténtica renovación de la fe y la vida cristianas. En ella destacaron los pontífices como Pío V, prelados como Carlos Borromeo, religiosos como Pedro Canisio y órdenes enteras consagradas al apostolado, los jesuitas, los teatinos, oratorianos, etc. El espíritu de la Contrarreforma halló su expresión plástica e las manifestaciones del arte barroco.

+ Inquisición española. Tribunal inquisidor, exclusivo de España y América española, creado
por el papa Sixto IV en 1478 a petición de los Reyes Católicos. Dependía de la corona y estaba desvinculado de la decadente Inquisición del resto del mundo cristiano. Los inquisidores eran elegidos por el rey, no por el papa, convirtiéndoles en funcionarios del Estado. El motivo de su establecimiento fue la supuesta amenaza que para la fe representaban los judíos y moriscos convertidos al cristianismo, aunque posteriormente el tribunal se ocupó también de casos de brujería, bigamia, blasfemia, libros prohibidos, etc. Su época de mayor actividad fue el reinado de los Reyes Católicos, en el que se pronunciaron más de las dos terceras partes del total de sentencias de muerte, para decaer paulatinamente hasta su práctica desaparición en tiempos de los últimos borbones del siglo XVIII. El tribunal fue abolido por las Cortes de Cádiz de 1813, restaurado por Fernando VII en 1814 y suprimido definitivamente en 1834. A su frente se hallaba un Inquisidor general, asesorado por un Consejo Supremo de la Inquisición, del que dependían los tribunales provinciales, dirigidos por sus correspondientes inquisidores y con sus propios asesores teológicos o calificadores, y agentes seglares, llamados familiares. En su época de mayor apogeo llegó a haber nueve tribunales en la Península. La Inquisición fue exportada a América en la segunda mitad del siglo XVI. Podía aplicar a los condenados penas muy variadas, desde cortos encarcelamientos hasta la pena de muerte, aunque en este último caso era la justicia civil la encargada de la ejecución. Las sentencias se hacían públicas en solemnes actos, llamados autos de fe.

+ Arbitrista. Persona que idea proyectos disparatados o simplistas para remediar las
dificultades de la Hacienda pública y otros problemas políticos y económicos. Particularmente,

el término designa a ciertos teóricos castellanos de los siglos XVI y XVII que proponían soluciones sencillas para sanear y fomentar la economía nacional.

PERSONAJES IMPORTANTES
POLÍTICA Don Juan de Austria Fernando Álvarez de Toledo (III Duque de Alba) Alejandro de Farnesio (Duque de Parma) Álvaro de Bazán (Marqués de Santa Cruz) Margarita de Parma Princesa de Éboli Guillermo de Orange Antonio Pérez CULTURA Erasmo de Rotterdam Erasmismo Juan Luís Vives Hermanos Valdés Fray Luís de León Antonio de Nebrija Lazarillo de Tormes Concilio de Trento San Ignacio de Loyola Compañía de Jesús Santa Teresa de Jesús San Juan de la Cruz