You are on page 1of 6

ACERCA DE LA PAZ Y LA VIOLENCIA

Juventud Comunista Colombiana- Regional Santander

El proceso de paz de la Habana acaba de cumplir 9 meses de instalado; cumpliría mucho más si incluyéramos las reuniones secretas y los acercamientos paulatinos que se dieron entre las partes para llegar al punto de una conversación en un país extranjero. En ese tiempo, las fuerzas políticas del país han desarrollado un debate (a veces sólo una serie de afirmaciones unilaterales), que reflejan una sociedad profundamente dividida. Los enemigos del proceso argumentan que el Estado no puede sentarse a negociar con las FARC-EP por considerarlos narcoterroristas, máxime cuando la insurgencia sigue atacando, persiste en la guerra. Como alternativa, estos enemigos proponen la rendición unilateral y sin condiciones de la guerrilla, la aplicación de la ley tal y como existe ahora y la persistencia de la política entendida como la hegemonía del Estado y la política de propiedad privada, situación a la cual le dan el nombre de paz. De manera un tanto paradójica, un número importante de voces de la izquierda creen en el proceso de paz (la negociación), y son escépticos ante el hecho de que su resultado sea la paz. Esta es precisamente la posición que queremos analizar, esclarecer y formalizar. Este documento no pretende trazar la historia de la guerra, tampoco el proceso de su simbolización- en las teorías de guerra, en el arte- entre representación y justificación, pues excede nuestras posibilidades en este momento. Desafortunadamente tampoco podemos tratar el asunto de su legitimación en los estados occidentales- el cual es complejo y presenta sutiles variaciones a lo largo de la historia. La pregunta que aquí podemos tratar es la de la relación sutil entre la paz y la ausencia de guerra. Hemos establecido, entonces, algunos de los puntos principales a tratar. Sin embargo, también es necesario delimitar lo que queda por fuera de esta exposición. No pretendemos proponer pensamientos o tesis generales que apliquen a la historia de la guerra y la paz, un tema tremendamente complejo a la vez que importante. Tampoco podremos tratar sobre la manera en

propiamente. Centrándonos en nuestro ejemplo específico.la cual las culturas-o. esta guerra afecta con igual (o más) intensidad. sostenida por la articulación de los aparatos represivos y la acción de la ideología. desde una perspectiva puramente teórica. el soldado. los once países que nos preceden afirman que están en paz.simbolizan la guerra en un marco representacional que las justifique. entre otras. casi siempre de manera antagónica a las tradiciones de una región. Siguiendo al filósofo esloveno Slavoj Zizek podemos decir que “un paso hacia atrás nos permite identificar una violencia que sostiene nuestros mismos esfuerzos de luchar contra la violencia y de promover tolerancia. . El mundo ha visto. El Capitalismo y la violencia objetiva Partamos del análisis del capitalismo como la apropiación sistemática y estructural del trabajo de unas clases por otra. trataremos de hablar de la relación sutil entre la paz y la ausencia de guerra. aventurar la tesis de que la apropiación permanente del trabajo es una forma de violencia. 2008. pág.” (Zizek. Podemos. (United Nations Office on Drugs 1 Colombia es el doceavo país por número de asesinatos por cada 100. la Guerra contra las Drogas y la Guerra Mundial contra el Terrorismo. En nuestro tiempo sabemos que el cine y el periodismo son los medios más importantes para la entronización de la figura del soldado en la consciencia moderna. a países que no tienen organizaciones beligerantes. En la actualidad. la justificación de un par de guerras mundiales invisibles desde el fin de la guerra fría. Sin embargo. de lo cual seguiría que ningún país vive en paz. a nivel discursivo. ni un estado reconocido de guerra1. las ideologías. En el ámbito internacional podemos mencionar las invasiones europeas y norteamericanas donde los ejércitos vienen a dar fuerza a un modelo occidental de estado. aunque de manera limitada. nuestro país habita un marco ideológico que mezcla estos dos discursos. a través del significado añadido a nociones como el guerrero.000 habitantes. 1) ¿Qué respuestas podemos encontrar en la realidad empírica? Un ejemplo de esta violencia es el hecho simplísimo de que para copar las regiones tradicionalmente excluidas el estado requiere siempre ocupar militar o policialmente un territorio. íntimamente atado a la legitimación occidental de los conflictos globales después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

and Crime. Aquí solo es necesario recordar que un druglord posee los medios de producción de las sustancias (Metanfetamina. paz y guerra. . por cualquier empresario. 2012) De hecho.comprende de mecanismos de invisibilización de toda violencia excepto la que es necesaria para mantener la apropiación sistemática y estructural del trabajo por parte de una clase. El primero es la claridad frente a las afirmaciones por parte de la izquierda de que la paz es más que la firma de un documento o la entrega de los fusiles. Podemos ver que la paz. que a pesar de estar oficialmente excluido por el discurso capitalista sigue su misma lógica (apropiación de plusvalía) y ciertamente permea todas sus operaciones (a través de los sobornos). De esta manera podemos clarificar la postura acerca de la interpretación de las relaciones entre paz y democracia. por una especie de hipocresía frente al acuerdo que negocian en La Habana. Que a pesar de saber que no estamos a las puertas de una reforma total de nuestra forma de producir. Esta isometría es terriblemente ofensiva. Tomando nota de los ejemplos históricos de otras repúblicas latinoamericanas en las cuales hubo acuerdos de paz. y que por esto la paz verdadera no está justo aquí. Este pensamiento podría tener dos usos. sicarios. aún en los países imperialistas. por ejemplo) y extrae plusvalía de un verdadero ejército de pequeños jíbaros.el reconocimiento de que hay “paz” por parte de la ideología hegemónica. a la vez que la oportunidad de cuestionar y analizar el equilibrio existente en la mayor parte del continente. hay áreas de territorio urbano totalmente controladas por el crimen organizado (Federal Bureau of Investigation). La reflexión acerca de la situación violenta del capitalismo no puede ser malinterpretada. como podría estarlo siendo. y paz y violencia. que siempre ha eludido a la única nación con una guerra heredada del siglo pasado. y a menudo prostitutas. es necesario afirmar que la firma de un acuerdo para la terminación del conflicto es sólo la entrada a otro escenario en la lucha por la cuestión de la apropiación del trabajo. esta nueva secuencia traería nuevas posibilidades creativas que debemos aprovechar. Por otro lado podría ayudar a contestar la pregunta que sigue ¿Para qué una paz que no acabe la lucha de clases. y enfáticamente negada. una paz transitoria? Dicho de otra manera ¿Vale la pena establecer un mínimo consenso republicano con los funcionarios del capitalismo? Deberíamos decir que sí.

” (Foro Regional Esquipulas. no solo a los productores. políticamente. lo que permite que nuestros países se sigan desangrando. poderosas. 16) Podemos distinguir aquí algunas características generales de un problema enorme: gracias a nuestra ubicación geográfica. a la precariedad de nuestras instituciones y la carestía de nuestros pueblos. No es nada menos que la aplicación de la política liberal. pág. Son los medios-los filmes y las películas para nombrar solo los más representativos. ante la ausencia de guerra entre ejércitos organizados? Una de las estrategias que podemos tomar es el estudio de la experiencia de algunos países centroamericanos en los cuales se firmaron acuerdos de paz entre grupos beligerantes y los estados contra los que luchaban. Revertir ese proceso requiere una suma de cambios en todos los aspectos de la vida humana. 45) Este problema alimenta y aumenta las posibilidades de los narcotraficantes de la región y les “ permite desarrollar organizaciones. Precisamente por eso se dice que en el país ya no hay guerra. armadas. que se van enquistando dentro de las estructuras gubernamentales y dentro del tejido social a base de cooptar a los funcionarios y a los grupos sociales necesitados donde las estructuras gubernamentales no responden con servicios. dando espacio para un tráfico clandestino de armas.los que hacen héroes y dioses de los capos y los gánsteres. 2010.” (Foro Regional Esquipulas. existen fuertes dudas sobre el cumplimiento de los otros tres. sino a los consumidores. Un énfasis en la desmovilización puede producir experiencias como la salvadoreña. del placer inmediato y superficial y del respeto por las armas lo que crea el narcotraficante. Como hemos dicho anteriormente. se trata nada menos que de fundar una nueva cultura que pueda reemplazar el vacío de significado de la vida contemporánea. pág. pero tampoco paz (…) En los últimos tres lustros todavía no se ha conseguido consolidar la democracia ni se ha . y de esa extraña suma de valores cristianos y liberales que representa el establecimiento. que sus muertos no son políticos.Es necesario ahondar en la cuestión ¿Qué tanto podemos esperar de la paz? ¿Qué tanto podemos lograr. es la cultura del dinero fácil y el derroche. y al marco de la misma prohibición. donde a pesar de que el desarme “fue logrado plenamente. Como lo reconoce el Foro Regional Esquipulas “ El desarme de algunos de estos países luego de los conflictos armados resultó ser inefectivo. nos volvemos pieza fundamental de un sistema internacional de tráfico que incluye. 2010. No podemos aceptar que nos digan que los conflictos en los países centroamericanos no son políticos. a los legisladores y empresarios corruptos.

y todos esos espacios que ayudan a llevar al pueblo la alegría de participar. El Salvador. para comenzar a transformar la democracia representativa en un verdadero sistema político que no separe entre sujetos políticos y nopolíticos. Es necesario que la pura rebeldía se convierta en la pura creatividad. el Festival Nacional de la Juventud. 2007) Entonces.uca. (07 de 2007).” (Cuéllar. Hacerlo nos llevaría rápidamente a la invisibilización de una violencia que ya no se considera más que el funcionamiento natural de las cosas. Epílogo: Para lograr esto. eso. Postconflicto: Retos Sociales y Económicos en Centroamérica.). Lo que requerimos es una reapropiación social de la vida política. Gangs. B. es necesario apoyar algunas iniciativas que apuntan en esta dirección. se aparte del computador. BIBLIOGRAFÍA Cuéllar. las Mesas Regionales. que es una tarea gigantesca. (2010).sv/publica/idhuca/es15a. la firma del acuerdo de paz no puede ser motivo para la desarticulación de los movimientos sociales y políticos del país. y vuelva a tomar las calles para reapropiar un mundo que le fue robado por las máquinas. que supone además la ausencia de verdad y justicia para las víctimas en todos los niveles. Recuperado el 17 de 06 de 2013. En este sentido apoyamos las Constituyentes por la Paz. los indignados y ocupas y los estudiantes de Quebec. Es necesario que la vida salga de las habitaciones. si bien aún dentro del marco jurídico normal.fbi. de The FBI Federal Bureau of Investigation: http://www. Es necesario crear un nuevo mundo. entre otros muchos ejemplos. sino en el cual la política permee la totalidad del cuerpo social. sino sumarnos a una serie de descontentos y propuestas que incluyen las primaveras árabes. Nosotros creemos en una constituyente que sirva. Guatemala: Fundación Esquipulas. impide que la salvadoreña sea una sociedad conciliada y unida.edu. de Instituto de Derechos Humanos de la UCA: http://www. llevar a cabo un proceso que no solo pretenda tomar los pasos que nuestras naciones hermanas tomaron en las décadas pasadas. (s. quince años después: otra lectura. .alcanzado el respeto irrestricto de los derechos humanos. Recuperado el 18 de 06 de 2013.html Federal Bureau of Investigation.f.gov/about-us/investigate/vc_majorthefts/gangs Foro Regional Esquipulas.

count and rate per 100.xls Zizek. (2008). (2012). Violence: Six Sideways Reflections. Intentional homicide.org/documents/data-andanalysis/statistics/crime/Homicide_statistics2012.000 population (1995-2011). New York. S. Obtenido de http://www.United Nations Office on Drugs and Crime. .unodc. New York: Picador.