LAS TIC EN EL CONTEXTO DE LAS COMPETENCIAS

HERNAN ORTIZ TEJADA

Las competencias permiten desarrollar habilidades en los estudiantes para saber
hacer en contexto, es decir tener habilidades básicas para la vida (trabajo, familia,
sociedad, planeta). Desde ese punto de vista la educación mejora, si los docentes
utilizan estrategias, metodología y didácticas que les permitan desarrollar dichas
habilidades en los estudiantes; además la enseñanza de competencias básicas en
TICs le permiten tener un conocimiento necesario para las exigencias de la
sociedad y el mundo actual.
Los recursos didácticos que prepare el docente le facilitarán establecer claramente
los objetivos específicos y la tarea que el alumno debe desempeñar en la ³nueva
clase´. De este modo, se apoyaran y se distribuirán las tareas para que puedan
ser desarrolladas con éxito. Con ello se puede asegurar el desarrollo de
competencias básicas que le permitan obtener mayores posibilidades y
oportunidades en su entorno.
El pensamiento complejo pretende generar las condiciones para facilitar la
formación en competencias a partir de la educación, teniendo en cuenta los
procesos sociales, económicos, políticos, religiosos, ambientales en los cuales
están inmersos los estudiantes. Por ello en el plan formativo, cada institución
educativa debe realizar una selección de campos de conocimiento acorde con las
personas a conocer, resolviendo un conjunto de problemas presentes en el
sistema social. Con la didáctica, los conocimientos que se quieran impartir deben
ser más efectivos y eficientes. De este modo, se formará un tipo de hombre y
mujer que transformará la sociedad.

Las competencias son aquellas capacidades individuales que se evidencian a
través de ciertos desempeños realizados en diferentes contextos, en una
atmosfera que facilite el aprendizaje y en donde nuestra labor sea la de un
facilitador para la construcción del conocimiento en forma significativa.
3

CONTEXTO :
La incursión de las tecnologías de la información y la comunicación TIC en el
entorno educativo en todos los niveles de enseñanza es un tema de gran interés
en nuestra sociedad. El ritmo vertiginoso como evoluciona el mundo de las
tecnologías asociadas a la informática y la lenta aceptación de todas estas
novedades dentro del entorno educativo se convierten en un campo de batalla
donde la brecha entre ellos cada vez parece ser mayor. Las TIC hoy en día están
más unidas al avance de las sociedades; además, el origen del hombre siempre
se centró en descubrir a través de técnicas que potencian la capacidad humana,
una mejora en la sociedad que a su vez desarrollara un avance en la técnica. Por
tanto, la revolución tecnológica está muy ligada con la búsqueda de nuevas
estrategias que le permitan al docente realizar una labor productiva dentro del
proceso de enseñanza.

Las competencias deben constituir un eje orientador de las actividades
pedagógicas (didáctica y evaluación). (Sergio Tobon- formación Basada en
Competencias 2006)

En pleno siglo XXI, resulta poco efectiva una práctica docente tradicional debido a
que las nuevas generaciones de sociedades están asimilando en forma acelerada
y natural un nuevo estilo de vida, y por tanto, una nueva cultura informativa. Esto
significa que si analizamos nuestro rol de docentes, como dinamizadores de un
proceso pedagógico, el objetivo debe dirigirse a la implementación de nuevas
herramientas que faciliten la labor educativa.

La pedagogía, vista como la ciencia propia de los maestros que se dedica al
estudio de las teorías y/o conceptos que permiten entender y solucionar los
problemas de la enseñanza, ha permitido la implantación de nuevos modelos
educativos; algunos de ellos resultan ser innovadores en su momento histórico,
pero sus resultados no son los esperados una vez que se aplican dentro de un
conjunto especifico de estudiantes, debido a una serie de errores, que son
consecuencia de una gestión educativa tradicional.

La educación entonces, está en la posibilidad de reconocer sus falencias; durante
años hemos utilizado como herramienta de trabajo un conjunto de técnicas que
pertenecen a una metodología pasiva (clase magistral, soportada en muchas
ocasiones por un texto de referencia que no se actualiza, un video, una guía que
no ha sido revisada y/o modificada entre otros), pero la invitación es no continuar
de esa forma.
Nuestro quehacer pedagógico y laboral debe estar enfocado en procesos
integradores, donde cada maestro desde su profesionalidad reconozca la
presencia de otros campos de acción. Esto significa que no debemos estigmatizar
y reducir otras áreas del conocimiento; lamentablemente el diseño curricular se ha
destacado por el bajo grado de participación de los docentes, estudiantes y la
comunidad educativa, con lo cual se produce una fragmentación de los saberes.

Los cambios que se han presentado en nuestra sociedad gracias al impacto del
TLC, el desarrollo tecnológico e industrial y la nanotecnología entre otros, se
convierten en una exigencia tanto para docentes como para educandos e
instituciones educativas, pues se necesitan nuevos conocimientos para impartir y
nuevas competencias que adaptar en los jóvenes. Cabe resaltar que la
globalización ha permeado el sistema educativo y por tanto, se apunta a una
propuesta pedagógica distinta de renovación y cambio que gire en torno a una
educación para la vida, formando niños (as) competentes, desarrollando
plenamente su capacidad de análisis y reflexión. De este modo podrán actuar
creativamente ante las distintas posibilidades que el entorno social les ofrece.

A diferencia de la educación tradicional, la cual se caracterizaba por la
acumulación de contenidos y repeticiones memorísticas, la educación por
competencias apunta a establecer relaciones entre el conocimiento y el hacer
cotidiano, es decir, saber qué hacer con el saber en la vida. Por ende, la
información, considerada como materia prima, debe de producir un conocimiento.
Las TIC son facilitadoras del aprendizaje y no un lujo en la educación, porque en
la actualidad, un empleo requerirá un conocimiento básico en tecnología.

La supervivencia de la sociedad solo será posible a través de la educación; por
tanto la formación por competencias no debería ser un asunto de didáctica y de
capacitación de docentes.


D. CONCLUSIONES

Para generar cambios educativos de fondo es importante conocer la historia de la
educación a través del tiempo con sus aciertos y desaciertos de modo que este
conocimiento sirva para realizar reformas oportunas y pertinentes, en este sentido
tenemos que la educación por competencias es una apuesta por revaluar algunas
prácticas pedagógicas basadas en la memorización y repetición que sin
desmeritarla, en algunos contextos específicos no generan ningún conocimiento.
La educación por competencia propende por una formación pertinente que
responda a los retos y necesidades que presenta la sociedad actual de modo que
los contenidos sean significativos para los estudiantes al estar directamente
relacionados con sus intereses. En este ámbito se busca darle un sentido,
aprender para la vida y no por el momento, aprender para resolver problemas
cotidianos, con lo que se tiene más cerca, y de ahí aportar también a las
problemáticas nacionales y mundiales. La educación no puede estar
descontextualizada de la realidad porque sino seria inoportuna, inoperante y
carente de sentido; es por eso que consideramos fundamental implementar las
TIC pues éstas en la actualidad han impactado todos los estamentos de la
sociedad tanto así, que ya aparte del entorno real contamos con un entorno virtual
el cual es tan importante que en ocasiones se superpone al entorno real, en este
entorno se educa, se puede acceder a nuevos conocimientos, se generan
relaciones afectivas, se consigue información de todo tipo, etc. Lo cual genera la
necesidad de apropiación de las Tics s y crea divisiones sociales, ahora no solo
entre ricos y pobres sino también entre quienes usan y manejan las TIC y quienes
no; lo que a su vez contribuye a aumentar las desigualdades sociales pues
quienes no manejan las TIC se encuentran en desventajas de tipo económico y
social, en el sentido de que se pierden de todas las posibilidades que estas
ofrecen al dotar a los estudiantes de competencias laborales que más adelante les
servirá para desempeñarse eficazmente en su lugar de trabajo, de igual manera
de enriquecer su conocimiento y su cultura al tener la posibilidad de acceder a
multiplicidad de información y de poder interactuar con individuos y estudiantes de
otros países y culturas.