Revolución mexicana

Conflicto armado, iniciado el 20
de noviembre de 1910 con un
levantamiento encabezado por
Francisco I. Madero contra el
presidente Porfirio Díaz. Se car-
acterizó por varios movimientos
socialistas, liberales, anarquistas,
populistas y agrarios. Aunque en
principio fue una lucha contra el
orden establecido, con el tiempo
se transformó en una guerra
civil; suele ser considerada como
el acontecimiento político y
social más importante del siglo
XX en México. La Constitución de
1917 emanada del movimiento
fue una de las más adelantadas
del mundo que reconoció los
derechos laborales colectivos y
las garantías sociales.
Antecedentes sociales
Durante el gobierno de Díaz Morí
existían numerosos latifundios, y
el 80% de la población mexicana
dependía del salario rural.
Además, las tiendas de raya con-
sistían en una práctica común en
estos lugares, en los que se otor-
gaban los salarios de los traba-
jadores en mercancía. Mediante
este sistema se lograba que los
trabajadores alcanzaran tal canti-
dad de crédito, que quedaban en-
deudados de por vida.
Antecedentes culturales
Desde principios de siglo comen-
zó a cuestionarse el positivismo,
ideología que mantenía el grupo
en el poder, lo que llevó al de-
scrédito del darwinismo social.
Fue entonces cuando la mayoría
mestiza comenzó a reclamar
mayor participación en la toma de
decisiones, además de que el
grupo de «los Científicos» dejó de
ser visto como congénitamente
superior o el único capaz de
dirigir el gobierno.
Antecedentes políticos
El sistema político del gobierno
de Díaz sufrió una severa crisis
debido al envejecimiento del
presidente y su camarilla, cono-
cidos comúnmente como «los
Científicos», lo que lo volvió un
sistema excluyente al que no
tenían acceso las nuevas gener-
aciones.
Actualmente no existe un con-
senso sobre cuándo terminó el
proceso revolucionario. Algu-
nas fuentes lo sitúan en el año
de 1917, con la proclamación
de la Constitución Mexicana,
algunas otras en 1920 con la
presidencia de Adolfo de la
Huerta o 1924 con la de Plutar-
co Elías Calles.
Los historiadores dividen el
conflicto en cuatro etapas:
Primera etapa (1910-1911); tam-
bién conocida como revolución
maderista en la que se derrocó a
Porfirio Díaz.
Segunda etapa (1911-1913);
Madero sube al poder y ordena el
desarme de las diversas facciones,
el principal opositor a Madero fue
Emiliano Zapata que consideraba
al presidente como un traidor que
no estaba comprometido con la
reforma agraria. El ejército feder-
al llevó a cabo brutales represalias
contra la rebelión campesina . La
rebelión de Pascual Orozco es
aplastada y éste huye del país.
Tercera etapa (1913-1914); una
facción del ejército se levanta en
armas contra Madero en el proce-
so conocido como decena trágica,
Victoriano Huerta sube al poder.
Se llevaron a cabo arrestos ma-
sivos de diputados considerados
enemigos del gobierno y el con-
greso es disuelto. Las diversas fac-
ciones presentan de nuevo un
frente unido para combatir la dic-
tadura militar.
Cuarta etapa (1914-1917); tras la
huida del país de Victoriano
Huerta inicia la guerra entre con-
vencionistas y constitucionalistas
que culmina con la victoria de
estos últimos.
Los antecedentes del conflicto
se refieren a la situación de
México bajo el Porfiriato. Desde
1876 el general oaxaqueño Por-
firio Díaz encabezó el ejercicio
del poder en el país de manera
dictatorial. La situación se pro-
longó por 30 años, durante los
cuales México experimentó un
notable crecimiento económico
y estabilidad política. Estos
logros se realizaron con altos
costos económicos y sociales,
que pagaron los estratos menos
favorecidos de la sociedad y la
oposición política al régimen de
Díaz. Durante la primera década
del siglo XX estallaron varias
crisis en diversas esferas de la
vida nacional, que reflejaban el
creciente descontento de
algunos sectores con el Porfiria-
to.