César Vallejo

Testigo de esperanza
Manuel Díaz Mateos
"Verde está el corazón de tanto esperar"
1
A César Vallejo lo identifcamos más espontáneamente con el dolor que con la
esperanza. Su misma fgura la del pensati!o Vallejo con el ment"n apo#ado so$re
su mano% parece in!itarnos a la tristeza& la melancolía o el pesimismo. '(uede
realmente ser testigo de esperanza un )om$re que comienza su o$ra poética con
la dolida con*esi"n +)a# golpes en la !ida& tan *uertes... como del odio de Dios,
como si ante ellos& la resaca de todo lo su*rido se empozara en el alma...-./% o
que dice de sí mismo +#o nací un día que Dios estu!o en*ermo- 001%2 '3o defne
su e4istencia como el +c)ampa5a negro de mi !i!ir- 60% # nos confesa que la
e4istencia )umana +amarga esencia )umana-% es para él +)a$er nacido para !i!ir
de nuestra muerte-2 716%. 8os mismos editores de sus o$ras se dieron cuenta de
esta característica # rec)azaron el relato in*antil Paco Yunque por ser +demasiado
triste-
7
.
Son demasiadas las citas que podemos encontrar en su o$ra para re*orzar la
con!icci"n de que Vallejo # la esperanza no se identifcan. 9l mismo puede
defnirse como +el )om$re que so# # que )e su*rido- 7::& fnal de (;%. Sin
em$argo& creemos acertada la caracterizaci"n que )izo de él (a$lo 3eruda como
+!iejo com$atiente de la esperanza-. Su !ida toda # su poesía es una peregrinaci"n
)acia la esperanza. <s lo que quisiéramos presentar en estas líneas.
0. +<S(<=A3>A (8A?< <3T=< A8@ADA3<S-
Con estas pala$ras comienza el poema BBBC de Trilce # resume $ien la !isi"n
!allejiana de que la esperanza # el dolor son insepara$les para este poeta. <l
su*rimiento es una constante en la !ida # en la o$ra de César Vallejo. (ero a
cualquier lector le es patente el contraste que e4iste entre los poemas de Los
heraldos negros # los de España, aparta de mí este cáliz. <n los primeros es el
dolor& la angustia o las preguntas por el sinsentido de la !ida lo que predomina& en
los Dltimos poemas perci$imos un canto de esperanza # de !ictoria. (or eso
afrmamos que )a# una e!oluci"n # una peregrinaci"n )acia lo que él mismo llama
+el desastre cordial de la esperanza-
E
. A& para decirlo con las pala$ras de Américo
Ferrari& a lo largo de toda su !ida el poeta se de$ate +entre la angustia # la
esperanza-
1
& pero la direcci"n está decididamente marcada )acia la esperanza.
Vallejo *ue un )om$re +golpeado- por la !ida& desde la in*ancia )asta la muerte& #
su poesía nos )a$la de ello sin reparos desde +los golpes sangrientos- de Los
heraldos negros que le asaltan +como potros de $ár$aros atilas- ./%& al comienzo
de su carrera poética& )asta los golpes fnales& cuando premonitoriamente )a$la de
su muerte en +(arís& con aguacero- diciendo +César Vallejo )a muerto& le pega$an
todos sin que él les )aga nada- 7EE%. <l tema del su*rimiento le o$sesiona # se
manifesta en la repetici"n de pala$ras como ataDd& entierro& luto& mortaja&
en*ermo& or*andad& etc. <sta o$sesi"n de Vallejo por esos temas afnes es la que )a
permitido )a$lar a los críticos de la +!isi"n *Dne$re de la !ida-
.
de nuestro poeta.
PÁGINAS (178) 66
8a muerte de los seres queridos& la po$reza& la cárcel en 8ima& la distancia # la
en*ermedad son componentes de su !ida desde el principio )asta el fnal. 3o nos
e4tra5amos& por eso& de encontrar afrmaciones como +no tengo ganas de !i!ir&
coraz"n- :6% o +esto# llorando el ser que !i!o-. <n una etapa a!anzada de su !ida&
en Poemas humanos& )ace la síntesis de una certeza mu# !allejianaG +<n suma la
!ida esH implaca$lemente&H imparcialmente )orri$le& esto# seguro- 7E/%. Su
pesimismo # negati!idad parecen incluso e4tenderse a toda la tierra que es como
un +dado roído # #a redondo a *uerza de rodar a la a!entura& que no puede parar
sino en un )ueco& en el )ueco de inmensa sepultura- 0I.%. '<s esto todo lo que
tiene que decirnos Vallejo so$re la e4istencia )umana2
<sto es Vallejo& pero no todo. <s !erdad que su peregrinaci"n )acia la esperanza
comienza desde el realismo del su*rimiento propio # ajeno& que el poeta toma mu#
en serio. Sin em$argo& incluso desde los poemas de la primera época& creemos
descu$rir la paradoja de la presencia simultánea del dolor # de la esperanza. <l
dolor es el su$suelo en que $rota la esperanza& tal !ez como +una $rizna de
)ier$a- 0JJ% o como algo que nace +entre sangrientos algodones-. (ero se trata
siempre& nos dirá en España, aparta de mí este cáliz& del dolor +con rejas de
esperanza-. <l su*rimiento no se anula ni se niega& pero está siempre controlado
por la esperanza. 8a esperanza que $rota del su*rimiento posi$ilita en él un
+perenne nacer del coraz"n- //%. (or eso estará siempre dispuesto a $rindar una
lágrima +por la dic)a de los )om$res- 71/%.
<sta armoniosa integraci"n entre dolor # esperanza está e4plicitada so$re todo en
Poemas humanos. <n +8os nue!e monstruos- nos confesa que +el dolor crece en el
mundo a cada ratoH # la naturaleza del dolor& es el dolor dos !ecesH # el $ien del
ser& dolernos do$lemente.H Kamás& )om$res )umanos&H )u$o tanto dolor en el
pec)o...Hjamás tanto cari5o doloroso-. 8a presencia de tanto dolor # tanta desdic)a
nos agarra a todos& al poeta # al lector& )asta )acernos dudar de nuestras *uerzas #
de nuestras posi$ilidadesG +LC"mo& )ermanos )umanos&H no deciros que #a no
puedo...M-. N& sin em$argo& el fnal del poema no es una apuesta por la
desesperaci"n sino por el compromiso # la esperanzaG +'Oué )acer2H LA)M
desgraciadamente& )om$res )umanos&H )a#& )ermanos& muc)ísimo que )acer-. <s
el mara!illoso que)acer de la solidaridad que nos une en *raternidad # )umaniza
nuestro mundo de dolor.
<l otro te4to& tam$ién de Poemas humanos& es más conocido # lle!a por título +Vo#
a )a$lar de la esperanza-. <l tema está claramente e4plicitado en el título& pero lo
curioso es que el poema )a$la solamente del dolor para terminar con un lac"nico
+)o# su*ro solamente-. Creemos que es el dolor de un )om$re que espera& a pesar
de todo& # que se a$re al dolor de todos encontrando en la solidaridad # en el dolor
de los otros razones para relati!izar su propio dolor. ;a# muc)o por )acer # nadie
puede encerrarse en su dolorG +Miro el dolor del )am$riento # !eo que su )am$re
anda tan lejos de mi su*rimiento...-0JJ%. <s precisamente en la capacidad de salir
de sí para a$rirse al dolor de los demás& en sentir el )am$re propia # la ajena
donde germina con *uerza la esperanza de Vallejo.
8a esperanza nace entre +sangrientos algodones-& nos dice en Trilce BBBC. N en
este poema encontramos unos de los te4tos más signifcati!os # $ellos so$re la
esperanza # so$re Dios. Na no estamos ante el Dios agresi!o # enemigo del )om$re
como en Los heraldos negros& cuando nos )a$la$a de los golpes +como del odio de
Dios-. <s& más $ien& un Dios dé$il +Mas 'no puedes& Se5or& contra la muerte...2
/:% que su*re con el )om$re porque ama +de$e dolerte muc)o el coraz"n- 0IJ%.
8a imagen de Dios en este poema de Trilce es la del padre que cuida con
delicadeza de su )ija peque5aG +N Dios so$resaltado nos oprimeH el pulso& gra!e&
PÁGINAS (178) 67
mudo&H # como padre a su peque5a&H apenas&H pero apenas& entrea$re los
sangrientos algodonesH # entre sus dedos toma la esperanza- 01I%. Vallejo !e todo
el cari5o # la ternura de Dios !olcados so$re la *ragilidad de la esperanza )umana.
(ero esta )ija peque5a de Dios& la esperanza& está llamada a crecer.
7. 8A C<3A MCS<=AP8<
A Vallejo se le puede aplicar lo que él mismo dice de (edro =ojasG +Qn cuerpo para
el alma del mundo-. <s un poeta que nos )a$la de su su*rimiento personal& pero en
su coraz"n encuentra eco todo el dolor de sus semejantes. (or eso encontramos en
su poesía dos e4presiones del dolor personal que se con!ierten en sím$olo para la
)umanidad # que nos a$ren al )orizonte de la esperanza !allejiana. Se trata de la
or*andad # del )am$re, el )om$re es esencialmente un ser )uér*ano # )am$riento.
;am$riento de pan& de cari5o # de )ogar.
<n el poema BVCCC de Trilce Vallejo junta dos dolorosas e4periencias su*ridas en
corto tiempo& la muerte de la madre en 0/0J # los meses de cárcel
e4perimentados en 0/7I. Am$as e4periencias )an dejado al poeta a$andonado&
)uér*ano # solo. Desde la soledad de las +cuatro paredes de la celda- el cuatro es
+sím$olo del mundo cerrado& sím$olo de la soledad-
6
% a5ora la presencia de la
madre +li$ertadora-. <s el grito del )uér*ano pidiendo la presencia que li$eraG
+Amorosa lla!era de innumera$les lla!es& si estu!ieras aquí...-. (ero la e4periencia
personal se con!ierte en signo de la condici"n )umana en el mundo. <l mundo es
una cárcel& no un )ogar& pero el ser )umano tiene )am$re de cari5o # de )ogar.
(or eso la imagen de la madre se pro#ecta )acia el *uturo de Vallejo # de la
)umanidad. Vallejo # cada )om$re es un peregrino )acia +la madre unánime-
creadora de )ogar # de *raternidadG +;asta (arís a)ora !engo a ser )ijo. <scuc)aH
;om$re& en !erdad te digo que eres el )ijo eternoH pues para ser )ermano tus
$razos son escasamente iguales- 0/J%. <n la madre& todos los )ijos se unen en la
*raternidad de un )ogar que es de todos # para todos.
<n el centro del )ogar está el pan que sacia el )am$re, pan repartido por la madre
# compartido por los )ermanos. A5oranza de )ogar o esperanza de uni"n #
reencuentro en torno a la madre para la gran *amilia )umana& ése es el
*undamento de la esperanza de Vallejo. Así lo e4plicitará en España, aparta de mí
este cáliz& al presentar a <spa5a como +)ogar de )ogares- # +madre # maestra-
para todos los ni5os del mundo.
Ar*andad # )am$re& como e4presiones de Vallejo # de todo ser )umano& se juntan
admira$lemente en el poema BBVCCC de Trilce: +;e almorzado solo a)ora& # no )e
tenidoH madre& ni sDplica& ni sír!ete& ni agua... el #antar de estas mesas así& en que
se prue$aH amor ajeno en !ez del propio amor& torna tierra el $ocado que no $rinda
la MAD=<&H )ace golpe la dura degluci"n, el dulce&H )iel, aceite *unéreo& el ca*é-.
S"lo en torno a la madre # en el )ogar se sacia toda el )am$re del coraz"n
)umano. N esta inquietud o a5oranza que se )ace esperanza está #a presente en
Vallejo desde el comienzo de su o$ra. 3os fjamos en tres poemas de Los heraldos
negrosG +8a cena misera$le-& +Rgape- # +<l pan nuestro-.
+8a cena misera$le- es la cena de los misera$les que !i!en su )am$re +como
negra cuc)ara de amarga esencia )umana- # se )an sentado a la mesa +con la
amargura de un ni5oH que a media noc)e& llora de )am$re& des!elado...- # lanzan
su grito de protesta +)asta cuándo la cena duraráM-. (ero su protesta es& al mismo
tiempo& un grito de esperanza en el que Vallejo pro#ecta su propia esperanza por
un día en el que todos los seres )umanos puedan sentarse a la misma mesa # toda
su )am$re sea saciadaG +Cuándo nos !eremos con los demás& al $ordeH de una
PÁGINAS (178) 68
ma5ana eterna& desa#unados todos- 0I0%. ;ermoso sue5o de un nue!o día # una
mesa eterna& sin e4cluidos # sin )am$rientos& ese es el )orizonte de plenitud # de
esperanza que Vallejo o*rece a la )umanidad. Si queremos lograr ese sue5o& nos
dirá& +)a#& )ermanos& muc)ísimo que )acer-.
(ara )acer realidad ese ideal # esa esperanza& Vallejo nos sugiere algunas
actitudes # comportamientosG sentirse solidario& deudor de los otros # estar
dispuesto a dar +pedacitos de pan- desde lo )ondo del coraz"n. <s lo que nos dice
con los otros dos poemas antes mencionados. <n +Rgape- el poeta e4presa su
e4tra5eza porque +todos pasanH sin preguntarme ni pedirme nada-. Se siente
solidario& deudor # casi ladr"n de lo ajeno& por eso& nos dice& +)e salido a la
puerta&H # me dan ganas de gritar a todosG si ec)an de menos algo& aquí se queda-
/1%. <n este mundo de indi!idualismo # de )am$re& Vallejo nos dice que lo mío es
nuestro # en la medida en que nos a$rimos a los demás contri$uimos a que )a#a
menos soledad # menos )am$re.
3o sa$emos si en +<l pan muestro- )a# alguna resonancia de la oraci"n cristiana
del (adre 3uestro. 8o que sí es seguro es que Vallejo quiere resaltar el +nuestro-
del pan que nos de$e unir& como nos une tam$ién el )am$re. Comienza a
traslucirse en el poema algo de la inquietud social del poeta& re*orzada más tarde
por su fliaci"n mar4ista. (ero lo que predomina es su sentido de deuda con los
demás # su !oluntad de dar algo propio. A la )ora de comer& su solidaridad con los
po$res le )ace sentirse ladr"n& poseedor de algo que no es su#o. 3os diceG +N
pienso que& si no )u$iera nacido&H otro po$re tomara este ca*éMH No so# un mal
ladr"n...- 'Oué )acer ante este sentimiento de culpa2 <l poeta nos aclaraG
+Ouisiera #o tocar todas las puertas&H # suplicar a no sé quién& perd"n&H # )acerle
pedacitos de pan *rescoH aquí& en el )orno de mi coraz"n...M- /:%. <l cari5o # la
ternura del coraz"n )umano es el mejor )orno para saciar el )am$re de los
)am$rientos& porque no es s"lo )am$re de pan sino de a*ecto& de cari5o& de )ogar
# de reconocimiento& +insacia$les ganas de ni!el # de amor- nos dice en Trilce
BBCC.
E. 8A QTA(SA D< 8A VCDA
8a apertura )acia el dolor ajeno # la e4igencia de dar pedacitos de pan a todos
amplían el )orizonte en los Dltimos a5os de la !ida de Vallejo& tal !ez inTuenciado
por su fliaci"n mar4ista& aunque no s"lo. Tiene su mejor e4presi"n en los poemas
de España, aparta de mí este cáliz& pero notamos con A. Ferrari que +la poesía de
inspiraci"n social no constitu#e un nue!o tema en Vallejo& sino la nue!a e4presi"n
de !iejas o$sesiones. <n España, aparta de mí este cáliz todos los antiguos temas
de Vallejo con!ergen& pero $ajo una luz di*erente # de una particular intensidad-
:
.
<s aquí so$re todo donde se da el salto del su*rimiento a la esperanza # de lo
concreto& como es <spa5a # su guerra ci!il& a lo uni!ersal& es decir& el destino de
toda la )umanidad. Su esperanza se )ace realmente uni!ersal apostando por +la
unidadH sencilla& justa& colecti!a& eterna- 7J:%. <l poeta se )ace más so5ador #
optimista& pero manteniendo siempre los pies en la tierra # enraizando la
esperanza en el su*rimiento. <n la presentaci"n de los )éroes los !oluntarios que
luc)an en <spa5a% usa la paradoja # el contraste para indicarnos que su sue5o
$rota tam$ién del +su*rimiento armado- 7/7%. (or eso puede )a$lar del !oluntario
de una manera e4tra5aG está +)erido mortalmente de !ida- 7/.%& es el +li$ertador
ce5ido de grilletes- 7JE%& es +pompa laureada de fnísimos andrajos- 7/.%& #
todos ellos llenan +de poderosos dé$iles el mundo- 7JJ%.
PÁGINAS (178) 69
Ante la perspecti!a uni!ersalista de Vallejo& la guerra espa5ola pasa a segundo
plano # lo que aparece en primer plano es el canto al triun*o de la !ida # la utopía
de la !ida. <l poeta es mu# consciente de que en <spa5a +están llamando a matar-
7J.% # el derramamiento de sangre es una realidad laceranteG +Sangre de cuatro
en cuatro& sangre de aguaH # sangre muerta de sangre !i!a- 7J6%. (ero entre!é
que esa sangre derramada puede ser semilla de una )umanidad nue!a en la que
todos se sientan en casa # )ermanos. <spa5a pasa ser el )ogar de )ogares # la
madre uni!ersal para todos los )om$res& )ec)os ni5os& !ueltos a nacer # $uscando
a la madre <spa5a% en caso de que ésta se pierda.
<l sentido de la luc)a no es des*ogar !iolencia sino una gran cruzada de los
+!oluntarios de la Vida- a matar la muerte 7J.% # permitir el nacimiento del
)om$re nue!o. Su luc)a es +padecer&H pelear por todos # pelearH para que el
indi!iduo sea un )om$re&H para que los se5ores sean )om$res&H para que todo el
mundo sea un )om$re& # paraH que )asta los animales sean )om$res- 7J:%. <l
mundo de los )om$res será )umanizado # perderá los rasgos de $rutalidad animal
que tantas !eces lo caracteriza. (or eso marc)arán por el mundo +disparando su
masedum$re- en +la lid en la que #a nadie es derrotado- 7/7%. <stán todos ellos
comprometidos con la !ida arre$atada defniti!amente a la muerte. N entonces
+s"lo la muerte morirá-.
<l resultado de esa gran cruzada por la !ida es la !ida misma& dis*rutada en
plenitud por todosG +L<ntrelazándose )a$larán los mudos& los tullidos andaránMH
LVerán& #a de regreso los ciegosH # palpitando escuc)arán los sordosMH LSa$rán los
ignorantes& ignorarán los sa$iosMH LSerán dados los $esos que no pudisteis darMH
LS"lo la muerte moriráM L8a )ormigaH traerá pedacitos de pan al ele*ante
encadenadoH a su $rutal delicadezaM- 7J1%. 8as *uertes resonancias $í$licas de
este te4to nos )ace pensar a los cre#entes en la utopía del =eino de Dios. Dos
detalles nos llaman especialmente la atenci"n. +Serán dados los $esos que no
pudisteis dar-& sin distancias& sin separaciones o di!isiones # en li$ertad para
e4presar sentimientos # emociones que lle!amos en el coraz"n o que sacian el
)am$re de a*ecto de todo ser )umano. <l segundo detalle es la menci"n de la
)ormiga # del ele*ante& dos animales que tienen poco en comDn& pero que están
unidos por +pedacitos de pan *resco-. 8os lazos de la nue!a )umanidad serán de
a*ecto& nacidos del coraz"n. <n esta a!entura de la esperanza& la de$ilidad es
asumida # !encida por la solidaridad.
1. 8A VCDA& MC8A@=A D< 8A SA8CDA=CDAD
Como )emos !isto& la !ida de Vallejo se de$ate entre el dolor # la esperanza& con el
triun*o fnal de ésta Dltima. (ero lo mismo podemos afrmar de otros dos polos mu#
signifcati!os en su o$raG la muerte # la !ida. Aunque en algDn momento pueda
parecer que lo real es la muerte # lo que aparece en el espejo es la !ida # los
)om$res puedan parecer +cadá!eres de una !ida que nunca *ue- Trilce 8BBV&
0:1%& tam$ién aquí de$emos afrmar que el peregrinar de Vallejo es )acia la !ida&
no )acia la muerte. Su !ida trascurre entre el +no tengo ganas de !i!ir& coraz"n-&
de Los heraldos negros, # el +me gusta la !ida enormemente... me gustará !i!ir
siempre... Ltanta !ida # jamásM LN tantos a5os& # siempre& muc)o siempre& siempre
siempreM& de Poemas humanos 706%. <s que en algDn momento de su !ida se )a
producido el +)allazgo de la !ida-
J
# pide a sus amigos que le dejen li$re un
momento +para sa$orear esta emoci"n *ormida$le& espontánea # reciente de la
!ida& que )o#& por la primera !ez& me e4tasía # me )ace dic)oso )asta las
lágrimas-. <ste )allazgo es un comienzo nue!o # una esperanza. <l poema termina
con la afrmaci"n tajanteG +8a !ida me )a dado a)ora en toda mi muerte-. 3otemos
que !ida # muerte están juntas& pero la !ida )a golpeado de muerte a la muerte.
PÁGINAS (178) 7
<l triun*o de la !ida so$re la muerte es tema *undamental en España, aparta de mí
este cáliz. (ero es una con!icci"n que nace de )a$er e4perimentado la *uerza de la
muerte en su propia !ida # en la guerra de <spa5a& donde llaman a matar. 8os
!oluntarios de la =epD$lica están )eridos +mortalmente de !ida-. Del realismo de
la muerte # del dolor $rota la esperanza # la !ida. 8os poemas de España, aparta
de mí este cáliz son un no a la resignaci"n o a la indi*erencia. <speranza # !ida son
dos *uerzas poderosas que con!ocan a )acer causa comDn # mo!ilizan la
solidaridad de la *amilia )umana. (ero& sin duda& donde mejor aparece el tema de
la esperanza sin nom$rarla% que !ence la de$ilidad # la muerte por el amor # la
solidaridad es en el conocidísimo poema +Masa- que trascri$imos íntegramenteG
“Al n de la !atalla,
" muerto el com!atiente, #ino hacia $l un hom!re
" le di%o: &no mueras, te amo tanto'(
Pero el cadá#er, )a"' sigui* muriendo+
,e le acercaron dos " repiti$ronle:
&)no nos de%es' )-alor' )-uel#e a la #ida'(
Pero el cadá#er )a"' sigui* muriendo+
Acudieron a $l #einte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: &tanto amor " no poder nada contra la muerte(+
Pero el cadá#er )a"' sigui* muriendo+
Le rodearon millones de indi#iduos,
con un ruego com.n: &)qu$date hermano'(
Pero el cadá#er )a"' sigui* muriendo+
Entonces, todos los hom!res de la tierra
le rodearon/ les #io el cadá#er triste, emocionado/
incorpor*se lentamente,
a!raz* al primer hom!re/ ech*se a andar+++0+
<l poema parte de un )ec)o mu# real # mu# sim$"lico& la agonía de un ser
)umano& que nos duele& nos desespera # nos )ace e4perimentar nuestra
impotenciaG +LTanto amor # no poder nada contra la muerteM-. (ero el poema es& al
mismo tiempo& una negaci"n de esa impotencia porque el )om$re& la )umanidad&
puede e4perimentar una *uerza que resucita en la solidaridad )umana. <s el ruego
comDn +quédate )ermano- el que emociona al cadá!er # lo incorpora a la !ida.
8"gicamente& ni el amor ni la solidaridad pueden de!ol!er la !ida a un muerto real.
8a muerte # el cadá!er son para Vallejo sím$olos de la situaci"n del )om$re en el
mundo en el que puede ser un +cadá!er de una !ida que nunca *ue-. 8o que el
poema propone es la esperanza del poeta de que la solidaridad )umana puede ser
una energía poderosa para reanimar un mundo en el que a cada rato
e4perimentamos el dolor # la muerte. De este modo& Vallejo nos )a$la del !alor
supremo del )om$re # de su !ida # de la esperanza que le anima. Si nos unimos
todos en la causa de la !ida& el su*rimiento )umano # la misma muerte
retrocederán.
<n el poema Vallejo no se confesa a$iertamente cre#ente. (ero la *e cristiana
puede ensanc)ar el )orizonte de su perspecti!a )umana. 9l mismo parece
insinuarlo al dar al conjunto de todos los poemas el sugerente título España, aparta
de mí este cáliz, con clara alusi"n a la agonía de Cristo en el )uerto de los oli!os.
8a agonía del ser )umano tiene algo de la agonía de Cristo& pero Cristo resucitado
puede in*undir !ida # resurrecci"n a este mundo que mata # le mat" tam$ién a él.
9l *ue realmente el )om$re solidario con el dolor de los )om$res para contagiarlos
a todos de su esperanza de !ida plena # defniti!a. Vallejo siente tam$ién una
PÁGINAS (178) 71
pasi"n pro*unda por el ser )umano& )ace su#o el dolor de todos # redescu$re al
)om$re a la luz de la esperanza. 8a !ida # la o$ra de César Vallejo desem$ocan en
lo que él llama parad"jicamente +el desastre cordial de la esperanza-
/
& una
esperanza que es !ida& )ogar& mesa # pan compartidos& como #a lo intuía #
an)ela$a desde Los heraldos negros en +8a cena misera$le-G +Cuándo nos
!eremos con los demás& al $orde de una ma5ana eterna& desa#unados todos-. (or
eso& el pan # la mesa compartidos con +los demás- puede ser el mejor sím$olo de
un mundo nue!o +(erD del mundo-& dice Vallejo% que se )a !uelto más )ogare5o #
*amiliar. <sa puede ser la tarea de la esperanza.
0
C. Vallejo& 1!ra po$tica completa& Alianza <ditorial 0//7& +Trilce- 8BCV& p. 066.
7
K.M. Val!erde& UCésar VallejoU& en Páginas 001V00. 0//7% 1E.
E Citado por A. Ferrari en la Cntroducci"n a César Vallejo& 1!ra po$tica completa, p. 11.
1 <s el título de su introducci"n a César Vallejo& 1!ra po$tica completa& Alianza <ditorial 0//7.
. A. Ferrari& El 2ni#erso po$tico de 3$sar -alle%o& Qni!ersidad San Martín de (orres& 8ima 0//:& p. /E.
6
A. Ferrari& El uni#erso po$tico de 3$sar -alle%o& p. 07E. <l autor su$ra#a que el nDmero cuatro se refere
*recuentemente en Vallejo a representaciones de angustia.
: A. Ferrari& El uni#erso po$tico& p. 0:/.
J <s el título de uno de los Poemas en prosa& p. 0JJV0J/.
/ A. Ferrari& El 2ni#erso po$tico, p. 0JI.
PÁGINAS (178) 7!