LA CULTURA DE LO ABIERTO

Página 1 de 5

LA CULTURA DE LO LIBRE
*Eugenio Jacobo Hernández Valdelamar Fundación Arturo Rosenblueth

INTRODUCCIÓN
En esta época de consumismo compulsivo donde todo cuesta, la gente opta por buscar ofertas o alternativas que no laceren sus bolsillos. En esta dirección, muchas personas alrededor del mundo están planteando nuevos modelos de consumo que permitan a los individuos y las empresas acceder a productos de calidad, sin la necesidad de invertir una fortuna. En este artículo presento algunos detalles sobre estas alternativas y algunas reflexiones de cómo aprovecharlas.

“FREE” NO NECESARIAMENTE SIGNIFICA “GRATIS” Al estar influidos fuertemente por la propaganda estadounidense, podríamos pensar que todo lo que diga “free” es gratuito. Un ejemplo clásico son las subscripciones de revistas, ofertas en tiendas departamentales o promociones en bares. Sin embargo, en el contexto del software, esta palabra ha tomado otra acepción a raíz del proyecto GNU (acrónimo recursivo “GNU is not UNIX” http://www.gnu.org/ ) que busca desde 1984 crear un sistema operativo similar a UNIX pero que fuera “libre”. Tal vez la forma más clara de expresar esto, es el objetivo de la Free Software Foundation: “proteger, promover y preservar la libertad de uso, estudio, copiado, modificación y redistribución del software para computadora”. Así, “FREE” implica mantener LIBRE al software, de todas las restricciones de uso y distribución que el mercado y las compañías han impuesto sobre este tipo de productos. Otro término asociado al “software libre” (free software), es el de “fuente abierta” (open source), el cual promulga que si se conoce y se tiene acceso a la forma en que está hecho el software, este puede evolucionar rápidamente y mejorar su calidad.

A resumidas cuentas, que un producto sea “libre” o “abierto” implica que cualquiera puede

http://www.rosenblueth.mx/InterFAR/Vol1Num5/extdoc/Jacobo_Hernández.htm

08/03/2006

LA CULTURA DE LO ABIERTO

Página 2 de 5

usarlo, con el valor agregado de tener acceso a su implementación. Y surgirá la pregunta: ¿y eso qué?, pues sucede que si una persona quiere producir un bien o servicio debe revisar antes si este no pertenece a otra compañía, por lo que las regulaciones en la propiedad industrial e intelectual pueden restringir la dinámica de un mercado (el colmo de esto fue cuando en California alguien quiso patentar los tacos).

Sin embargo, debe quedar claro, que las personas que trabajan en este tipo de proyectos no lo hacen por convertirse en hermanas de la caridad, pues al igual que cualquiera tienen necesidades económicas que cubrir, por lo cual, debe respetarse su autoría, así como las contribuciones que otros puedan hacer al producto. En este último punto, si es posible modificar el producto original, pero aun así, hay que darle su mérito a los que han contribuido previamente.

Cabe mencionar que el alcance en el uso y acceso a cada producto abierto está especificado por una licencia. Dependiendo de la forma que el autor considere más apropiado proteger su trabajo, existe una gran variedad de licencias (http://www.opensource.org/licenses/osl.php), que van desde la apertura total de la obra hasta el extremo de las condiciones comerciales comunes.

¿SOLO EL SOFTWARE ES LIBRE/ABIERTO? De hecho, aunque este fenómeno inicio con el software, hay otros sectores que están pugnando por aprovechar esta filosofía. Algunos ejemplos son los siguientes:

1. Si alguien decide que su obra es una aportación al conocimiento de la humanidad, es posible permitir el libre acceso a estos contenidos (en forma de artículos, notas, documentación, poesía, etc.) mediante una licencia OPL (Open Content Licence), lo cual asegura que se le dará el crédito respectivo de la autoría, pero permitiendo cambio documentados sobre la obra original. Esta iniciativa busca ante todo que los contenidos

http://www.rosenblueth.mx/InterFAR/Vol1Num5/extdoc/Jacobo_Hernández.htm

08/03/2006

LA CULTURA DE LO ABIERTO

Página 3 de 5

se usen para la enseñanza (esto si suena a democracia). Tal vez a un poeta no le afecte mucho, pero si vemos la primera reacción de una empresa de biotecnología, seguro no se emocionarán. 2. ¿Alguna vez ha pensado en producir su propio refresco, sin que ello implique usar una receta protegida por la propiedad industrial? Bueno, la compañía OpenCola, como parte de su campaña publicitaria para un sistema colaborativo, se aventó la puntada de crear una receta (Soft Drink Formula v.1.1.3

http://www.opencola.com/products/3_softdrink/index.php) con este fin. Lo que más llama la atención es la cantidad de restricciones y advertencias que se anexan a la receta (por aquello de las demandas). Por cierto la receta sería retirada definitivamente el 31 de octubre del 2002. 3. Al hardware también le esta llegando su hora. En el sitio de la red de hardware abierto (http://www.openhardware.net/) se pueden intercambiar diseños (diagramas y software) e información de cómo usar estos recursos. Tal vez uno de los proyectos más interesentes es el F-CPU, un microprocesador cuya especificación estaría disponible a todos (algo similar trato de hacer Sun hace algunos años con los microprocesadores SPARC). 4. El subproducto favorito de todo conocimiento valioso: las certificaciones. Al parecer no basta con interesarnos en como están hechas las cosas, o si las podemos aprovechar, sino que es importante que alguien diga que somos capaces.

LAS GRANDES COMPAÑIAS ¿EN CONTRA LOS PRODUCTOS ABIERTOS? El hecho de que los productos abiertos estén siendo considerados para reemplazar productos propietarios, no le esta gustando mucho a las grandes corporaciones, sobre todo de tecnologías de información (TI). Las compañías y los gobiernos están volteando hacia los productos abiertos, como una alternativa para reducir sus costos de producción/operación. Aunque esto significa una buena oportunidad para abrir el mercado, las presiones políticas y económicas son fuertes.

http://www.rosenblueth.mx/InterFAR/Vol1Num5/extdoc/Jacobo_Hernández.htm

08/03/2006

LA CULTURA DE LO ABIERTO

Página 4 de 5

Desde un punto de vista técnico deben evaluarse los riesgos y el impacto que la adopción de los productos abiertos tendrá en la compañía. No todas las organizaciones cuentan con infraestructura adecuada para hacer una migración directa, e incluso no se pueden dar el lujo de parar sus operaciones por “un ajuste” en la infraestructura. A resumidas cuentas, una transición exitosa depende más de una buena evaluación y planeación, que del producto en si.

Cabe mencionar que algunas compañías grandes como IBM, Apple o Sun no han rehuido al reto, y cuentan actualmente con tecnología abierta, además de su oferta propietaria, y participan activamente en la comunidad de desarrolladores, financiando proyectos o transfiriendo tecnología que ya tenían.

CONCLUSIONES Y mientras todo esto ocurre alrededor del mundo ¿qué pasa en México? Por acá muchas personas siguen con el sempiterno debate entre usar MS y Linux, pero hay algunas preguntas que vale la pena hacerle a la comunidad de TI en nuestro país: • • • • ¿Cuántos productos abiertos han sido producidos en nuestro país? ¿Quiénes los han hecho? ¿Quiénes usan este tipo de productos? ¿Cuál ha sido su experiencia? Las compañías que se dedican al desarrollo de software ¿apoyan este tipo de proyectos? • ¿Cuál es la postura del gobierno? (como consumidor de TI, como responsable de la legislación y como regulador de la propiedad intelectual e industrial) • • Los desarrolladores mexicanos ¿reciben apoyos de fundaciones extranjeras? ¿Tenemos capacidad, conocimiento y recursos humanos para producir este tipo de productos?

http://www.rosenblueth.mx/InterFAR/Vol1Num5/extdoc/Jacobo_Hernández.htm

08/03/2006

LA CULTURA DE LO ABIERTO

Página 5 de 5

Toda esta información es necesaria para que las compañías evalúen el formar parte de la cultura de lo abierto, y así beneficiarse y participar del esfuerzo de muchas personas en el mundo.

REFERENCIAS
(1) Open Source Initiative http://www.opensource.org/ (2) Open Content http://www.opencontent.org/ (3) New Free License to Cover Content Online http://www.onmagazine.com/onmag/reviews/article/0,9985,621,00.html (4) La catedral y el bazar. http://www.smaldone.com.ar/docs/catedralbazar.pdf (5) Open MSG http://www.open-msg.net/open-source (6) Writings on Open Source Hardware http://opencollector.org/Whyfree/ (7) Open Collector http://www.opencollector.org/ (8) Morphy One http://www.morphyone.org/index_e.shtml (9) Open Hardware http://www.openhardware.de/ (10) OHP http://www.microbotica.es/engl/oh.htm (11) The Open Source Economy http://publish.uwo.ca/~mcdaniel/weblinks/opsource.html (12) Analysis: Microsoft vs. open source battle gets political http://www.infoworld.com/articles/hn/xml/02/06/10/020610hnopensource.xml

*EUGENIO JACOBO HERNANDEZ VALDELAMAR Mtro. en Ciencias de la Computación por la Fundación Arturo Rosenblueth (FAR). Actualmente es Subdirector Académico de la FAR.

http://www.rosenblueth.mx/InterFAR/Vol1Num5/extdoc/Jacobo_Hernández.htm

08/03/2006