You are on page 1of 6

EPISTEMOLOGÍA E HISTORIA DE LA MATEMÁTICA

Análisis matemático del
infinito
Profesorado de matemática
Gisela Eliana Falcon
4 año. 2014

Epistemología e historia de la matemática 2

Análisis matemático del infinito
Si se piensa en una sucesión de enteros positivos 1, 2, 3, … es el primer
ejemplo y el más importante de un conjunto infinito. Ya que se sabe que por
más grande que sea el número n, siempre puede construirse el siguiente
entero, n+1. Pero no se puede incluir el símbolo ∞ en el sistema de números
reales y al mismo tiempo preservar las reglas fundamentales de la
aritmética.
Por esta razón es necesario analizar al infinito matemático de un modo
preciso; la teoría de Georg Cantor fue la que hizo frente a este reto.

George Cantor (1845-1918) fue un matemático alemán, inventor con Dedekind y
Frege de la teoría de conjuntos, que es la base de las matemáticas modernas. Gracias a sus
atrevidas investigaciones sobre los conjuntos infinitos fue el primero capaz de formalizar la
noción de infinito bajo la forma de los números transfinitos (cardinales y ordinales). Fue
quien prácticamente formuló de manera individual la teoría de conjuntos a finales del siglo
XIX y principios del XX. Su objetivo era el de formalizar las matemáticas como ya se
había hecho con el cálculo cien años antes. Cantor comenzó esta tarea por medio del
análisis de las bases de las matemáticas y explicó todo basándose en los conjuntos (por
ejemplo, la definición de función se hace estrictamente por medio de conjuntos). Este
monumental trabajo logró unificar a las matemáticas y permitió la comprensión de nuevos
conceptos.
El problema apareció cuando se comenzaron a encontrar paradojas en esta teoría, siendo la
más célebre la paradoja de Russell, y más tarde varios matemáticos encontraron más
paradojas, incluyendo al mismo Cantor. Russell descubrió su paradoja en 1901, y la publicó
en un apéndice de su libro "Principios de las matemáticas".

La teoría de conjuntos es una rama de la matemática relativamente moderna cuyo
propósito es estudiar unas entidades llamadas conjuntos, aunque otra parte de esta teoría es
reconocida como los fundamentos mismos de las matemáticas. La teoría de conjuntos fue
desarrollada por el matemático alemán Georg Cantor a finales del siglo XIX a partir de
ciertas conclusiones hechas por él mismo al reflexionar en unos detalles de las series
trigonométricas de Fourier. La teoría de conjuntos fue expuesta por Cantor en una serie de
artículos y libros, de los cuales pueden destacarse sus Beiträge zur Begründung der
transfiniten Mengenlehre.
El propósito de Cantor era proporcionar un método para lidiar con asuntos
relacionados al infinito actual, un concepto que fue rehuido y rechazado por algunos
matemáticos (Pitágoras, Gauss, Kronecker) por considerarlo sin significado. Ciertamente
Cantor tuvo éxito, si bien su teoría debía ser precisada y sometida a un sistema axiomático,
un proyecto que luego fue llevado a cabo principalmente por Frege, Russell, Zermelo,
Albert Skolem y Adolf Fraenkel.

Epistemología e historia de la matemática 3

Cantor partió de la convicción platonista de que era posible “comprimir” una colección
o conjunto de objetos y considerarla como un todo (o mejor dicho, como una sola entidad),
y al parecer, aceptando implícitamente los supuestos siguientes:
 Un conjunto es una reunión de objetos que cumplen con cierta propiedad (llamados
los elementos de ese conjunto) y que, por tanto, queda definido por tal propiedad.
 Un conjunto es una sola entidad matemática, de modo que puede a su vez ser
contenido por otro conjunto.
 Dos conjuntos que tengan los mismos elementos son iguales. Así, puede decirse que
un conjunto está determinado por sus elementos.
De este modo, Cantor pudo desarrollar su teoría de una forma que en aquel entonces
parecía lo suficientemente satisfactoria. Sin embargo, el sistema de Cantor era tan
permisivo que dio lugar a resultados contradictorios.
Ahora bien, si pensamos en dos conjuntos A y B que pueden aparearse uno con otro de
manera tal que a cada elemento de A le corresponde uno y sólo un elemento de B y que a
cada elemento de B le corresponda uno y sólo un elemento de A, se dice que la
correspondencia es biunívoca y que A y B son equivalentes. De esta menara la noción de
equivalencia para números finitos coincide con la noción común de igualdad de números.
La idea de Cantor consistió en extender el concepto de equivalencia a conjuntos
infinitos para definir una “aritmética” de infinitos. Para ello pensó en el conjunto de los
números enteros y el subconjunto propio de los enteros pares, (Con la frase subconjunto
propio de un conjunto S se refiere a un conjunto S` que contiene a algunos de los elementos
de S, pero no a todos), si se piensa en un conjunto finito, se tendrá un numero n de
elementos, entonces no podrá ser equivalente con el subconjunto propio, ya que este tendrá
como máximo n -1 elemento. Pero si un conjunto contiene infinidad de objetos entonces,
paradójicamente, podrá ser equivalente a un subconjunto propio de sí mismo, mostrando así
una contradicción.
Por ejemplo

Se puede, uno por uno, los números enteros con los números pares, sin que ninguno
de ambos conjuntos llegue a agotarse. Por consiguiente, aunque pueda parecer que hay más
números enteros que números pares, ambos conjuntos tienen en realidad el mismo número
de elementos. Muchos otros conjuntos, como el de los cuadrados perfectos multiplicados
por mil millones pueden también ser biunívocamente comparados con los números enteros.
Tales conjuntos se llaman "numerables"

Epistemología e historia de la matemática 4

El conjunto de los números pares es equivalente al conjunto de todos los números
enteros positivos, pares e impares reunidos, porque los emparejamientos entre miembros de
uno y otro conjunto pueden proseguir por siempre, sin omitir a miembro alguno de ninguno
de ambos conjuntos. Cantor pudo también exhibir un método, tan refinado como ingenioso,
gracias al cual el conjunto de los números racionales podía quedar en correspondencia con
el de todos los enteros. Cantor llamó numerables a aquellos conjuntos cuyos elementos
pueden ser puestos en correspondencia, uno con uno, con los números del conjunto de
enteros positivos, lo que equivale a poderlos contar.
Cuando se trata de enumerar a todos los números racionales Cantor utilizo un esquema,
sabiendo que un numero racional se escribe de la forma a/b, donde a y b son enteros y todos
estos números se pueden acomodar en un arreglo, con a/b donde se dibuja en la a- enésima
columna y b- enésima reglón, se traza una línea quebrada que pasa por todos los números
en el arreglo. Seguidamente se cancelan en la sucesión a todos los números a/b para los
cuales a y b tienen un factor común de manera que cada numero racional r aparecerá una
sola vez y en su forma más simple. Esto muestra que todos los números racionales
positivos son numerables.

Demostrando esto se puede sospechar que cualquier conjunto infinito es numerable.
Pero Cantor descubrió que el conjunto de todos los números reales, racionales e
irracionales, no es numerable. Es decir, la totalidad de los reales presentan un tipo de
infinito radicalmente distinto, superior al de los enteros. Para eso utiliza una forma de
demostración indirecta, que posteriormente se convirtió en un modelo para muchas
demostraciones matemáticas. Para ello planteo la suposición de que todos los números han
sido enumerados y posteriormente se expone un número que no aparece en la enumeración,
esto provee una contradicción dando por rechazado la primera suposición y por lo tanto se
demuestra que lo opuesto es lo verdadero.

Epistemología e historia de la matemática 5

Ahora bien si llevamos esta programación, se supone que se enumera a todos los
números reales en una tabla de decimales.
Primer número
Segundo numero
Tercer numero
………………..

N₁, a₁ a₂ a₃ a₄
N₂, b₁b₂b₃b₄
N₃, c₁c₂c₃c₄
………………….

Donde N denota a la parte entera y las letras minúsculas denotan los dígitos
después del decimal. Si se supone que dicha sucesión contiene a todos los números
reales. El punto esencial de la demostración será construir mediante un “proceso de
diagonal” un nuevo número que podamos mostrar que no está incluido en esta
sucesión. También se considera el decimal infinito
Z = 0,abcde…..
Este número z ciertamente es diferente de cualquiera de los números de la tabla
anterior, donde no podrá ser idéntico a los dígitos. Esto demuestra que la tabla de
decimales acomodados consecutivamente no contiene a todos los números reales, por
lo tanto no es numerable.
Si se toma en segmento 0 a 1 excluyendo los extremos, la correspondencia
biunívoca deseada puede obtenerse doblando el segmento en 1/3 y 2/3y proyectando
desde un punto, como se muestra en la figura, se obtiene que incluso un segmento
finito de la recta numérica contiene una infinidad de puntos no numerables.

Otra forma de demostración más intuitiva de forma indirecta será, suponer que el
conjunto de todos los puntos en la línea entre 0 y 1 pueden acomodase en una sucesión
a₁ ,a₂ ,a₃,…
Donde se encierra al punto de coordenada a₁ en un intervalo de longitud 1/10, al de
coordenada a₂ un intervalo de longitud 1/10², y así sucesivamente. Si todos los puntos
estarías incluidos en dicha sucesión la suma de estas longitudes está, dada por la serie
geométrica

Epistemología e historia de la matemática 6

1
10

1
10

1
1
1
1
=
[
]=
1
10
10 1
10

Así que la suposición de que la sucesión contiene a todos los números reales de 0 a 1
lleva a la posición de que el intervalos de o a 1 esta dado por un conjunto de intervalos de
longitud total igual a 1/9, lo que intuitivamente es absurdo.

Bibliografía






Apunte de catedra
http://apuntes-dematematicas.blogspot.com.ar/2014/01/georg-cantor-y-la-teoriade-conjuntos_12.html
http://b3ck.blogspot.com.ar/2014/06/tipos-de-infinitos-grandes-y-chicos.html
http://casanchi.com/mat/numecontinuo01.pdf
http://docencia.udea.edu.co/cen/logica/cap8.htm
http://thegreatestmuhammadali.wikispaces.com/TEORIA+DE+CONJUNTOS+G
EORGE+CANTOR
http://es.wikipedia.org/wiki/Axiomas_de_Zermelo-Fraenkel