You are on page 1of 9

Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

Instituto de Ciencias Sociales y Administración
Departamento de Ciencias Sociales

La Lógica de la Explicación y la
Comprensión
Hernández Burciaga María Elena
Matricula: 133716

Metodología de las Ciencias Sociales
Ensayo
Septiembre, 2015

Introducción
La lógica de la explicación y la comprensión, a simple vista se podrían ver como
lados totalmente diferentes, ya que por uno tenemos lo “cuantitativo” y lo
“cualitativo”, lo “objetivo” y lo “subjetivo”, la parte que se centra en la estructura
lógica y la otra al lado complejo de aprender lo aspectos humanos de sus
expresiones. Se tiene que identificar la congruencia que existe entre estas, las
características de cada una ya que aportan en su área, se tiene que identificar
también que características tienen y la manera en que se desenvuelven.
Si bien, la explicación requiere un análisis de causas finales, y la
compresión una cuestión más empática, entonces se debiera primero identificar
cada una de las características que las distinguen como tales, pero, qué es una
sin la otra. En realidad, ¿serán identificadas como diferentes de tal manera que
se divida su área de estudio?, de tal manera que no se puedan enlazar.
A pesar de sus posturas, sus características, sus diferenciaciones,
prefiero pensar como lo dice Morin (1994) “no supone que la comprensión y la
explicación pertenezcan a diferentes dominios, sino más bien que aluden a
instancias metodológicas y procesos cognitivos distintos”. Es decir, cada proceso
se adecua a las necesidades que se le requieran, al fenómeno de estudio, si se
necesita la lógica explicativa o la compresiva será porque se demanda el modelo
que sea de ésta manera o pueda “beneficiarse” así como si se requiera de
ambas.
En éste ensayo no se pretende minimizar ambas posturas, o alzar a una
más que otra, sino tratar de identificar lo importante de ambas, las
características, el enfoque de cada una y así mismo la complejidad de quererlas
adecuar a cierta área sin que se pueda involucrar la otra postura. Conforme se
identifique qué es lo que se pretende hacer, se identificará y se condicionará o
adaptará de qué manera se realizará.

Desarrollo
Para poder entender la compresión y la explicación es necesario empezar por
sus definiciones, a pesar de que parezca que una va ligada de la otra, ya que el
que explica comprende, pero cada una de estas posturas se enfrenta a distintas
maneras de evaluación.
Partiendo de la definición por Morin (1994), “La explicación como un
proceso abstracto de demostraciones lógicamente efectuadas a partir de datos
objetivos, en virtud de necesidades causales materiales o formales, y de una
adecuación a estructuras o modelos”.
Entonces, la explicación tiene como características la objetividad, lo
formal, el seguimiento de una estructura un modelo para poder dar validez al
fenómeno o situación. La explicación necesita leyes formadas para confrontar la
realidad con teoría basada y formulada; de tal forma que aquella situación que
pretende dar validez el modelo que se siguió, sea de carácter universal y
general, esto es meramente la explicación, no pretende “comprender” una
realidad mediante datos basados en la experimentación o el involucramiento.
Ahora bien, ya que se ha definido el proceso explicativo, es necesario
abordar el comprensivo. Según (Bar, A. 2001) “Comprender significa aprehender
los aspectos psíquicos humanos en lo que refiere a sus dimensiones
espirituales; comprender es una situación empática a través de la cual el sujeto
puede llegar a imaginar cómo se vivencian determinadas situaciones o cómo se
significan hechos donde el hombre es protagonista”.
Partiendo de ésta definición, se puede captar que la compresión parte de
un lado más subjetivo en lo que a la realidad social corresponde. Su base esta
centralizada en tratar de entender ciertos patrones de conducta, pero no nada
más eso, sino, abarcar todo el contexto en el cual se desenvuelve el fenómeno o
situación. Es decir, involucrarse de tal forma pueda penetrar y conocer aquello

que se esta investigando. Sus características básicas, es el incluir y abarcar toda
la información para que obteniéndola pueda interpretar según el contexto la
realidad llegando a una conclusión más cercana de esa acción u estado.
Por lo tanto, observando cada una de sus características tan diferentes,
podría parecer que su trabajo es totalmente distinto que ambas no podrían
involucrarse en ningún ámbito. Que aquel objeto de estudio, no podría ser
realizado más que por aquella que sea la más adecuada según los
requerimientos.
Algunos autores manejan que puede existir la posibilidad de que estas
dos posturas puedan enlazarse de tal manera que esta encaminada hacía los
requerimientos del fenómeno o la situación que se realizará la investigación. Lo
que se pretende explicar es la posibilidad que existe de alguna cohesión entre
estas posturas. Pero bien existen también algunos autores que afirman que no
cabría

posibilidad alguna de

esta mezcla entre las posturas por sus

diferenciaciones.
Schlanger

(1983),

maneja

que

“comprender”

“es

captar

las

significaciones existenciales de una situación o de un fenómeno, explicar es
situar un objeto o un evento en relación con su origen o modo de producción,
sus partes o componentes constitutivos, su constitución, su utilidad, su finalidad”.
Aunque pareciera que estas posturas van de la mano al definirlas y
confrontarlas existen grandes dilemas entre ellas. La separación entre la postura
de la razón y la postura de la causa, manejándolo como “el positivismo explica” y
la hermenéutica comprende. Si bien, existe un proceso de disputa entre estas,
ya que por un lado el proceso explicativo demanda del comprensivo un método
que éste empleado de tal manera que sea verificable y razonable, es decir, que
sea generalizable, que tenga una manera universal de entender esa situación o
fenómeno de la mejor manera. Esto es en sí, la comprobación de la
investigación, el confirmar, demostrar y justificar, mediante leyes establecidas
comunes y frecuentes lo absoluto.

Otra disputa entre estas dos posturas es la relación que existe lo explicativo con
las ciencias naturales y lo comprensivo con las ciencias sociales. Algunos
autores manejan estas posturas para diferentes ramas, es decir, las ciencias
sociales por ser su objeto de estudio el ser humano, el psique, sus actitudes su
contexto, es “imposible” que tome la postura de lo “explicativo” ya que tendría
que ser regida por leyes establecidas, pasos generales colectivos, y claramente
es inadmisible contar con “recetas” que den como resultado la realidad o el
estado del fenómeno en éste caso del ser, ya que en su existencia es complejo
en todas su áreas. Se tiene que resaltar que existen autores que opinan acerca
del trabajo en conjunto de estas posturas, es decir, que para cualquier resultado,
investigación etc., que involucre estas posturas la mejor forma es la unión de
estas dos, que no existe o no debiera ser la una sin la otra.
Entonces es aquí cuando se involucra el “dualismo metodológico” Dilthey,
W. (1966), el conflicto entre lo “nómotético” (Ciencias que pretenden enunciar
leyes universales y proceden por generalizaciones como el caso de las ciencias
naturales) y lo “ideográfico” (Según Allport es un conocimiento intensivo e
individual “conocerme para darme cuenta de lo que soy capaz de lograr”,
individuo único). Entonces ya que lo nómotético se afilia con lo explicativo y ésta
con las ciencias naturales, y a su vez lo comprensivo con lo ideográfico y las
ciencias sociales, permite que exista un conflicto o división entre las posturas,
ciencias o investigaciones. Como dice Bunge, M. (1999) “las disciplinas sociales
e históricas son, fundamentalmente, “ideográficas” en el tanto ellas buscan
captar lo individual, lo biográfico y, por ende, lo irrepetible en el acontecer
humano”.
Se dice que las ciencias naturales explican las causas mientras que las
ciencias sociales comprenden al fenómeno. Un ejemplo de la postura explicativa
es cuando se realiza una investigación acerca de la venta ilícita de drogas
(ejemplo), la investigación

buscará algún patrón “SI (se presentan ciertas

circunstancias), ENTONCES (se producen ciertos efectos)” (Salas 2005). Mejor
dicho, si existe la venta de drogas y marginación entonces es posible que en esa

comunidad o sociedad, no tenga ciertos servicios públicos que cubran
necesidades básicas
Sin embargo, la postura comprensiva buscará la razón y la justificación de
tal conducta, de tal forma que no solo se queda con el hecho, si no busca el
porqué de esa acción involucrando todo su contexto social, tal vez esa
comunidad se esta viendo orillada a la venta de drogas porque sufre de hambre,
y no solo la falta de servicios públicos, tal vez esa comunidad tiene antecedentes
de violencia en su hogar, el contexto en el que se desarrollan no es el más
adecuado, etc., etc. etc.,

Conclusiones
El método explicativo y el método comprensivo son procesos por el cual
pareciera que fueron “creados” para no tener ninguna similitud o algún vínculo
entre sí. Pero a pesar de ello, se siguen viendo como autores pretenden que
sean tomados en cuenta de tal manera que puedan identificar la gran
diferencias, así como también existen autores que declaran que “una no es sin la
otra” pero, aplicado a la sensatez y los criterios que más convengan.
Finalizando todo

depende o se somete a

los casos o problemas

concretos que se encuentren bajo nuestro estudio, es decir, cada investigador
tiene la herramientas para dirigir la investigación con aquella posición o método
que desee hacerlo ligado a la interpretación.
Lo explicativo y lo comprensivo, no pretenden originar un altercado, ya
que si bien no se ha llegado a un “convenio” para determinar cual de éstas
favorece más, o es mejor, tanto la compresión y la explicación tienen sus
procesos formados totalmente adecuados.
Por último es interesante recalcar la colaboración de ambas posturas,
como lo maneja Grogorio Klimovsky “levantar una mano para saludar desde

punto de vista físico (explicativo) es un movimiento muscular una actitud, desde
punto de vista de las ciencias sociales (comprensivo), es ejercer un tipo de
acción que tiene un significado peculiar que es el saludo”. Es decir, cada una
interpreta y explica de la manera mejor posible en su área, muestran dominio del
fenómeno, situación o investigación, si una postura o modelo, trata de ponerse
en los zapatos del otro (comprensivo), la otra (explicativo) tratará de demostrar
porqué sus zapatos son así, sin involucrarse. Pero bien, los dos métodos
aportarán de manera subjetiva y objetiva la condición o el estado de esa
realidad.

Referencias Bibliográficas
1.- Bar, A. 2001. La explicación como producto lógico o como producto de la praxis.
Cinta moebio 11: 76-84, en:
www.moebio.uchile.cl/11/bar.htm
2. - Morin E. 1994. El método. El conocimiento del conocimiento. Cátedra. Madrid.
3.- Salas Solís, Mainor E. LA EXPLICACIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES:
CONSIDERACIONES INTEMPESTIVAS CONTRA EL DUALISMO METODOLÓGICO
EN LA TEORÍA SOCIAL Reflexiones, vol. 84, núm. 2, 2005, pp. 51-60 Universidad de
Costa Rica San José, Costa Rica Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?
id=72920803004
4.- Segundo capítulo de la materia del conocimiento científico, Buenos Aires, Ciencias
Sociales Explicación y comprensión y su debate con el modelo único de las Cs.
Naturales edición coco tesoro, 2000 (Vídeo) en:
https://www.youtube.com/watch?v=RqBXOrQaoe8
5.- Definición de Nomotético CAPÍTULO 1. EL PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DEL
CONOCIMIENTO EN LAS CIENCIAS SOCIALES A PARTIR DEL SIGLO XIX, 2011.
CONSULTA, 14/09/15, en:
http://www.preparatoriaabierta.com.mx/ciencias-sociales/glosario.php
6.- Definición de Ideográfico (Gordon Willard Allport; Montezuma, Indiana, 1897Cambridge, Massachusetts, 1967) Psicólogo y pedagogo estadounidense. CONSULTA,
14/09/15, en:
HTTP://WWW.ACADEMIA.EDU/4939128/NOMOT%C3%89TICA_E_IDEOGR
%C3%81FICA
7.- Para una discusión detallada de los problemas que se anuncian con estos tres
dogmas, véase la obra clásica (lamentablemente no traducida al español) de Topitsch,

E. [1980]: Logik der Sozialwissenschaften, 10. Edición, Verlagsgruppe Athenäum. Haim.
Scriptor. Hanstein, Königstein/Ts., in toto.
8.- Dilthey, W. [1966]: Introducción a las ciencias del espíritu. Ensayo de una
fundamentación del estudio de la sociedad y de la historia, traducción al castellano de
Julián Marías, prólogo de José Ortega y Gasset
9.- Bunge, M. [1999]: Las ciencias sociales en discusión. Una perspectiva filosófica,
traducción de Horacio Pons, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, Argentina, en
especial las páginas 36-48.

10.- LA DISTINCIÓN ENTRE EXPLICACIÓN Y COMPRENSIÓN EN LAS CIENCIAS
SOCIALES, Autor: Carlo Del Razo Canuto, OCTUBRE 27, CONSULTA, 14/09/15 2009,
en:
HTTPS://CARLODELRAZOCANUTO.WORDPRESS.COM/2009/10/27/LA-DISTINCIONENTRE-EXPLICACION-Y-COMPRENSION-EN-LAS-CIENCIAS-SOCIALES/