ANA y MÍA, dos fantasmas que recorren la red

Por Itzeel Reyes (itzeelrh@ucsj.edu.mx)
La violencia de un estereotipo se está instalando en el espacio virtual. Una determinada
constitución psíquica puede ser presa fácil de la fantasía del “cuerpo perfecto”. Los
detonadores de la dismorfia, anorexia y bulimia pueden ser los patrones de belleza.
Dicen algunos psicoanalistas que el cuerpo no es solamente un organismo biológico, sino una
representación, es decir, una imagen que tenemos de él. Usualmente valoramos mejor una parte
de nuestro cuerpo que otra, esto se relaciona con las críticas o halagos que recibimos. Por otro
lado, diariamente convivimos con patrones de belleza y estereotipos, el problema es saber
cuándo la búsqueda de esa supuesta perfección, se convierte en un trastorno mental.
Los trastornos de la alimentación como anorexia (ANA) y bulimia (MÍA) tienen un campo fértil
en la red, de hecho el informe que presentó la Agencia de Calidad en Internet (IQUA) 1 señaló
que los sitios que promueven esto se incrementaron en un 470% y los resultados en Google para
búsquedas “pro anorexia” o “pro bulimia” obtienen cerca de dos millones de resultados. En
estos foros se brindan palabras de aliento para conseguir el cuerpo “perfecto”, se dan consejos y
trucos, intercambian correos y principalmente es el espacio en donde dejan de ocultarse. La
anorexia2 ha sido definida, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una
pérdida deliberada de peso, inducida y/o mantenida por el propio enfermo, con el riesgo de la
desnutrición y en casos extremos la muerte. La bulimia es descrita como la compulsión por
comer e ingerir alimentos de forma exagerada, por lo que aparece la sensación de “no poder
detenerse” y haber perdido el control.
Estos trastornos mentales se encuentran potenciados por las redes sociales y son parte de un
círculo de violencia, pues tanto hombres como mujeres son discriminados por sus físicos.
Algunos Psicólogos estudian estos sitios web a favor de la anorexia y la bulimia, pues dicha
comunidad virtual se comporta como una secta al compartir un secreto como este. La edad en la
que se pueden prevenir estos trastornos es justo la adolescencia, etapa en la que hay muchos
factores estresantes como los cambios hormonales, relaciones interpersonales y búsqueda de
identidad. Algunos especialistas recomiendan fortalecer la autoestima, lo cual no significa
sobreprotección.
El campo de la Psicología plantea grosso modo tres tipos de tratamientos, para aquellas
personas que sufren estos desórdenes: el tratamiento desde la perspectiva psiquiátrica en la que
se analizan posibles fallas en los neurotransmisores, terapias psicoanalíticas o cognitivoconductuales que trabajan desde la conciencia y los tratamientos mixtos (psicológicos y
psiquiátricos). Inclusive, algunas Instituciones de Educación Superior (IES), como la
Universidad del Claustro de Sor Juana, contemplan entre sus materias las bases biológicas del
comportamiento, la neuropsicología y los principios de la encefalografía, pues son herramientas
1 http://www.laflecha.net/canales/blackhats/noticias/la-agencia-de-calidad-de-internet-pideclausurar-una-decena-de-webs-por-hacer-apologia-de-la-anorexia-y-la-bulimia (consultado el 22
de marzo de 2012)
2 También el Manual de Diagnóstico estadístico de Trastornos mentales o DSM-IV describe a
la anorexia como una negativa del individuo a mantener talla y peso adecuados a su edad (1994;
en Moral, 2002)

que le permiten al psicólogo moderno detectar trastornos de tipo obsesivo compulsivo y ansiedad entre otros. . Todos los informes internacionales coinciden en que la prevención es la mejor herramienta.