Conflicto en Siria: Las posturas de 7 países involucrados

ESTADOS UNIDOS
Washington acaba de perder a su principal aliado después de que la Cámara baja del Parlamento británico
rechazara la posible intervención militar. El presidente Barack Obama debe decidir ahora si actúa solo, después de
sostener que el régimen sirio cruzó una "línea roja" al emplear armas químicas. Pero también en Estados Unidos
hay cada vez más voces que se oponen al ataque.
REINO UNIDO
Después de la humillante derrota del primer ministro David Cameron en el Parlamento, Londres no participará en el
eventual ataque. Cameron y el canciller William Hague, habían abogado antes por la vía militar frente el régimen de
Bashar al Assad. La derrota parlamentaria del premier se fraguó con apoyo de críticos de su propio partido y de la
oposición.
FRANCIA
El presidente Franois Hollande está a favor de una respuesta internacional contra al Assad, de ser necesario sin un
mandato de la ONU. "Si el Consejo de Seguridad no está en capacidad de actuar, se formará una coalición", dijo
Hollande al diario "Le Monde".
Todas las opciones para una posible intervención "están sobre la mesa", aseguró. La Asamblea Nacional celebrará
una sesión extraordinaria por la crisis siria el miércoles en París.
ALEMANIA
Berlín apoya la idea de que haya "consecuencias" conjuntas si se llega a las pruebas de que Al Assad usó gas
nervioso. Pero las fuerzas alemanas no participarán de ninguna manera en una operación militar. "Ni se nos ha
pedido una participación de ese tipo, ni nosotros la consideramos", enfatizó el ministro de Exteriores, Guido
Westerwelle.
Berlín sigue apostando por una posición común en el Consejo de Seguridad de la ONU.
RUSIA
El presidente Vladimir Putin rechaza categóricamente un ataque contra su aliado sirio. Moscú, que tiene derecho a
veto en el Consejo de Seguridad, no quiere una intervención sin mandato de la ONU y advierte también de que la
posible caída de Al Assad, daría alas a los islamistas y pondría en llamas toda la región.
Rusia ha desplazado en tanto buques de guerra al mar Mediterráneo.
CHINA
Pekín, otro país con derecho a veto en el Consejo de Seguridad, también rechaza la vía militar. China, sin embargo,
no ha expresado hasta ahora sus objeciones con demasiado énfasis. El ministro de Exteriores, Wang Yi, también
sostuvo que una intervención desestabilizaría aún más la región. El gigante asiático aboga por que las decisiones se
tomen exclusivamente en el marco de la ONU.
TURQUÍA
El gobierno turco es una de los rivales más encarnizados de Al Assad. Ankara apoyaría una posible intervención
militar contra Damasco. No está sin embargo claro cómo se traduciría ese apoyo.
Turquía teme también posibles represalias de Siria, con la que tiene una frontera común de más de 800 kilómetros
de extensión