HOMO SACER

El poder soberano y la nuda vida
En el texto vida que no merece vivir y VP, parte del libro HOMO SACER, el poder
soberano y la nuda vida (2004), Giorgio Agamben habla sobre el valor de la vida
en un contexto político. El autor intenta demostrar que hay un umbral que define si
nuestra vida tiene valor o no, y este umbral está definido por una entidad política.
En primer lugar, Agamben explica que el suicidio, según Binding, se concibe como
la soberanía del hombre sobre su existencia, y que de esta particular soberanía
surge la necesidad de dar autorización para suprimir vidas que no merecen ser
vividas. Este concepto es muy importante para Binding, ya que lo lleva a
responder la interrogación jurídica sobre la impunidad en la supresión de la vida,
como el caso de un suicidio, y sobre si esa impunidad debe extenderse a otros.
Para Binding, la respuesta a este interrogante se relaciona con el hecho de que
existan vidas que han perdido su valor jurídico y su valor para la sociedad.
El concepto de vida sin valor se aplica en su mayoría a personas con
enfermedades o heridas sin cura, que están en capacidad mental de decidir sobre
su vida. Otro grupo asignado en este conjunto, son las personas que no están en
capacidad mental para decidir, en cuyo caso un tercero tomaría la decisión por él.
En ningún caso Binding encuentra razón para evitar suprimir la vida de estas
personas, ya que según él, no son más que una espantosa imagen invertida de la
humanidad.
Agamben ve este concepto de ‘vida sin valor’ más allá de los límites de Binding,
para él, toda politización y valorización de la vida implica un fijación del límite en el
que se considera que una vida deja de ser políticamente relevante, y por tanto
autorizada para ser suprimida. El autor define que es la sociedad quien fija este
límite, ya que cada sociedad decide el tipo de vida que considera relevante.
A modo de ejemplificación Agamben expone dos casos en los que la vida de
algunos individuos se tomó como vida sin valor y por tanto autorizada para ser
suprimida, como es el caso de los VP (cobayas humanos). Estas personas fueron
usadas para experimentos en la Alemania nazi, principalmente judíos que estaban
encerrados en campos de concentración, fueron obligados a participar en actos
atroces, sin opción de elegir el destino que los esperaba. De igual manera,
algunos presos condenados a muerte en Estados Unidos, sin tener opción,
autorizan si se le puede llamar así, a ser tratados en diversas pruebas científicas
con la esperanza de ser liberados si lograban sobrevivir. Según Agamben, en
ambos casos los VP estaban privados de sus derechos y expectativas, y aunque
su corazón latía, estaban entre la vida y la muerte, por lo que podían considerarse
vida que no merece ser vivida.

Para concluir. contrario a otros tiempos. Agamben señala que la presencia de la medicina y la ciencia dentro de la biopolítica se ve reflejada de mayor manera en la modernidad. . donde sólo el soberano podía acceder a ella.