You are on page 1of 2

Dulzura anémica blog – Transformación lúcida.

(http://dulzuranemica.blogspot.com.es)

Carne barata caminando entre sí, sin atender a aquellas características que les hacen
decirse sobre sí mismos.
Al igual que sombras de humo, se esfuman del sufrimiento y el dolor.
Siempre padecen la necesidad de obtener placer inmediato, si algo requiere unos
segundos más de su simple existencia, lo desechan hasta el fin de esta.
Pereza, languidez, simpleza, facilidad, cortoplacismo, vaguería, laxitud, holgazanería,
imitación, pasividad, pasotismo, hastío, aburrimiento, vaciedad, desgana, desinterés.
Estas son las características más definitorias del individuo medio perteneciente a la
masa atomizada del siglo XXI.
¿Cuándo haremos algo digo de nuestra naturaleza?
Aniquiladas todas nuestras virtudes, nos queda la nada, o lo que es lo mismo, la
búsqueda desesperada del vacuo placer externo.
Nos queda atender a nuestros estímulos prefabricados para animalizarnos en seres de la
esclavitud laboral y del “folleteo anti-erótico” con los que comernos las migajas del
putrefacto nutriente de la frustración constante y crónica que padecemos.
Hemos de decir basta y recuperar las virtudes que constituyen lo humano.
Honestidad, Justicia, fortaleza, magnanimidad, templanza, convivencialidad, prudencia,
modestia, sublimidad, belleza, bondad y la más importante: VERDAD.
Unamos nuestras energías para establecer una ruptura con la cosmovisión y estructura
del sistema actual y convirtámonos en un ser integral cuya existencia sea conforme a la
naturaleza, a la cual, nosotros pertenecemos.
Retornémonos a ella y agradezcamos que nos dé esta maravillosa experiencia de estar
vivos y de existir.
Somos luz, brillemos.