El coaseguro, ¿qué es y qué asegura?

El coaseguro es el instrumento por el cual 2 o varias aseguradoras ofrecen a un asegurado cobertura
para un mismo riesgo.
 Cada compañía participa de manera proporcional en el riesgo y en la prima.
El seguro es el instrumento que cubre un riesgo. Las entidades encargadas de asumir ese riesgo son las aseguradoras y
éstas, a su vez, protegen su patrimonio con la contratación de un reaseguro. Ahora bien, hay ocasiones en las que los riesgos
son tan grandes que una sola compañía no puede, o no quiere, asumirlos y es entonces cuando se recurre al coaseguro, es
decir, a repartirlo entre varias compañías distintas.
¿Qué es el coaseguro?
El coaseguro es la forma que tienen las aseguradoras de distribuir un riesgo y que viene contemplado en el artículo 33 de
la Ley del Contrato de Seguro. Consiste en uno o varios contratos de seguros mediante los cuales 2 o más compañías ofrecen
cobertura sobre un mismo riesgo y durante un periodo de tiempo coincidente. Los aseguradores y el tomador acuerdan
previamente cómo se va a producir el reparto de cuotas entre los primeros. La legislación especifica que cada coasegurador
está obligado, salvo pacto en contrario, al pago de la indemnización solamente en proporción a la cuota respectiva. Con
este mecanismo cada compañía sólo asume un porcentaje concreto del riesgo coasegurado, y por lo tanto, sólo recibe una
parte de la prima pagada por el asegurado. No hay que confundir el coaseguro con la concurrencia de seguros
(sobreseguro). Y es que, mientras que en el primero el importe total asegurado no sobrepasa el valor del objeto, en el segundo
el valor de la suma asegurada es notablemente superior al valor del interés asegurado.
¿Por qué un coaseguro?
El coaseguro está destinado, principalmente, a proteger riesgos de gran envergadura y con alto valor total del bien
asegurado, como por ejemplo un accidente de avión, el incendio de una fábrica o las primas por objetivos de determinados
deportistas de élite.
Siniestros como el ocurrido hace unos meses en la planta de Campofrío, el del avión de Germanwings en los Alpes o el incendio
del Windsor hace ya 10 años son algunos de los que están cubiertos por un coaseguro. De hecho, la mayoría de estos riesgos
protegidos por uno o varios contratos de seguro (coaseguro) están a su vez cubiertos por un reaseguro.
¿Cómo funciona el coaseguro?
Las distintas aseguradoras participan de una parte de los riesgos y, por tanto, de la prima. Si por ejemplo la suma asegurada es
de 5 millones de euros, en el coaseguro participan 3 compañías en unas proporciones 50%, 30% y 20% y se produce un
siniestro de 1 millón, la forma de indemnizar sería la siguiente: la primera compañía se haría cargo de 500.000 euros, la
segunda de 300.000 y la última de 200.000 euros y conseguirían así repartirse la suma (y el riesgo) entre las 3.
Tipos de Coaseguro
En función de la forma en la que se efectúe el coaseguro o del número de pólizas existentes para cubrir el mismo riesgo el
coaseguro se podría clasificar de la siguiente forma:
¿Cómo se efectúa?
Coaseguro Directo
En esta modalidad el tomador contrata una póliza con una compañía concreta para protegerse de un riesgo. A continuación, la
aseguradora con la que esta persona ha suscrito la póliza cede parte del riesgo a otros aseguradores. Eso sí, informa al
asegurado de la nueva situación.
Coaseguro Impuesto
En esta ocasión, es el propio asegurado el que toma la decisión de que sean 2 o más aseguradoras las que le den cobertura
para el riesgo que quiere cubrir.
Coaseguro Interno
Otro tipo de coaseguro es el que realiza el asegurador sin informar al asegurado de su realización, eso sí, respondiendo ante
éste del 100% del riesgo.
¿Número de pólizas?
Administrativamente, el coaseguro puede constituirse con 2 o más pólizas separadas o con una póliza única.
Pólizas separadas
A la hora de constituir un coaseguro, una opción sería que cada coasegurado emitiera su propia póliza en la que se refleja su
participación de manera individual en el riesgo.
Póliza única
Otra modalidad de coaseguro que suele ser muy habitual, es la denominada como “de póliza única”. En esta operación existe
una aseguradora que recibe el nombre de abridora y que es la encargada de negociar y dirigir las condiciones del contrato en
nombre del resto. Esta compañía principal tiene la legitimación para ejercitar todos los derechos así como para percibir todas
las declaraciones y las reclamaciones derivadas de la ejecución del contrato.
Presencia del coaseguro
El coaseguro, que no se debe confundir con el reaseguro o el sobreseguro, es la forma de asegurar un gran riesgo. Gracias al
coaseguro, varias compañías participan, tanto en la prima como en el porcentaje indemnizatorio de una determinada cobertura.
Es posible que sin esta operación hubiera determinados riesgos que, por su condición de inasegurables, quedarían
desprotegidos en caso de siniestro.