You are on page 1of 4

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL ECUADOR

FACULTAD DE COMUNICACIÓN, LINGÜÍSTICA Y LITERATURA
Martín Torres
1/12/2016
El motivo del camino en Machado.
El camino siempre ha resultado un símbolo fascinante para las artes, sobre todo para la
literatura. La metáfora temporal es ineludible porque se nutre de la noción del camino como
la vida pero el aspecto espacial está presente porque convergen el movimiento, la partida y
el final. En Antonio Machado este motivo no es la excepción pero el enfoque está dado por
un contexto de melancolía y de experiencia. En los poemas tal tal tal tal y tal, se evidencia
que Machado abarca las percepciones temporal y espacial del camino de manera abundante.
En el poema II, después de El viajero, se enuncia desde la primera persona, la misma que
de la que se habla en la primera parte. Es decir, este es el viajero. La palabra camino está
mencionada una sola vez en el poema y en forma plural pero las alusiones y sinónimos
cumplen una función práctica en cuanto funcionan para trazar una idea sin tener que caer en
la repetición.
He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas;
he navegado en cien mares,
y atracado en cien riberas.
El camino no está limitado, entonces, a la evidente connotación terrestre que cargan los
polvorientos caminos españoles de la época. Lo que quiere decir que camino está entendido
como un viaje principalmente (y lo que implica) y luego como una palabra como tal; es
decir, el aspecto más literal del símbolo. Ahora bien, se retrata entonces la noción temporal
y espacial, atravesada por el movimiento, ya que el camino es ambos, un verbo, casi por
extensión, y un sustantivo.
En la estrofa mencionada, se puede notar más claramente esta noción si se divide por la
mitad. Andado/caminos, abierto/veredas, navegado/mares, atracado/riberas. Aparece
también una potente figura de irrupción. Es decir, la voz poética lleva al extremo la noción
de simplemente transitar sino que incluye un enfoque mucho más activo, en el sentido del
viaje mismo. A pesar de que, en un primer momento, parece vagar por el mundo sin un
rumbo y que el viaje es el objetivo, la noción de abrir o de atracar implica una afectación
del medio.
Los resultados de estos viajes están divididos en forma dicotómica. Por un lado, están las
personas que se han dejado consumir por la melancolía o la soberbia y, por otro lado, están

La tarde más se obscurece. en realidad es la etapa del día. Ahora bien. Este funciona como un eje que guía las imágenes poéticas. La muerte. . causado por la ausencia. lo que cambia es. se enturbia y desaparece. casi sin que se sienta el cambio entre una y otra. En el poema XI. En el poema XIII. el anhelo termina por evocar un fuerte dolor. El regreso a casa marca un tono completamente diferente para el texto. El camino. Posiblemente exista una relación entre la indefinición de la imagen espacial (el camino) y la incertidumbre que se plantea en primera instancia acerca del sueño o la realidad. el camino representa también la transición. es también una noción que llama la atención porque sale de la metáfora de la meta.. se mantiene muy cercano al río. y por extensión el viajero. ¿A dónde el camino irá? En ambos casos. En el primer caso.aquellos que son más humildes y los que encuentran sosiego en las acciones simples de la cotidianidad. las polvorientas encinas!. una espina dorada. como el camino que desaparece. El ocaso. En este poema. en este poema es un sinónimo de experiencia y de calma contemplativa como un estilo de vida. el motivo del camino aparece con un tinte onírico que llama a la reflexión del lector. Es decir. como perfecta transición entre la vejez y la defunción. El cambio de tarde a noche también es una extensión de la metáfora de la vida y la muerte. los verdes pinos. ¡Las colinas doradas. el camino termina por desaparecer. Entonces. centradas temáticamente en el agua.. como un simple observador que no toma parte en las acciones que ha descrito. la noción del movimiento está mucho más presente en cuanto al símbolo: el paisaje se mantiene estático pero lo que viaja es el tiempo. hay un elemento que contrasta con la ruralidad del paisaje que se crea pero podemos ver factores que anuncian un matiz en la estética. está enmarcado por un instante que se prolonga paulatinamente en el tiempo. clavada en el corazón. ¿Es esta una imagen que está colocada frente a la voz poética o es un recuerdo de la misma? Yo voy soñando caminos de la tarde. y el camino que serpea y débilmente blanquea. sería una reafirmación de la admiración estética que la voz siente. existe un anhelo marcado por la cercanía. ahí sí. Al ser una estrofa tan visual. por la adjetivación de los colores y la transición que existe de la tarde hacia la noche. la ausencia sería física mientras que en el segundo caso. La voz poética se cataloga fuera de esta dicotomía. pero la nostalgia está relacionada con otro tipo de anhelo. el camino.

y hacia un jardín de eterna primavera te llevarán un día. es necesario revisar los factores que marcan el matiz en la estética y el análisis de cómo intervienen el camino también: el puente. lejos... las secretas galerías del alma. El camino se mantiene como motivo pero presenta matices determinados en cada poema. y poseen la misma función temporal por la noción de que se . en la parte final. en cambio. aunque vagamente. Los caminos de los sueños tienen una connotación espacial que forma parte de las galerías del alma y la tarde tranquila. Si bien es cierto que este poema se centra más en la creación de imágenes poéticas.. En el poema LXX. El puente y la noria son muestras estáticas de la intervención humana en el camino (en el caso de la noria. Sin embargo. el motivo del camino cambia al sendero pero la noción inicial se mantiene. lo que permite que se tenga una idea mucho más fugaz de lo que significa el símbolo. a la vuelta florida del sendero. aparece como un recurso para enmarcar el ámbito onírico. y el motivo del camino vuelve a cambiar de forma. la noria maneja el factor de moverse en su propio espacio. porque está amarrada. Tú sabes. y la tarde tranquila donde van a morir. Sin embargo.. las dimensiones mencionadas aparecen de forma clara. Allí te aguardan las hadas silenciosas de la vida. y quimeras rosadas que hacen camino . En el poema XXII de Del camino. hasta que alguien lo transita. en contraposición con la naturaleza y el paisaje no intervenido de las montañas o el río. los caminos de los sueños. sí implica el movimiento y la metáfora del camino/viaje. La barca. Con esta idea en mente.. basadas en la intuición potente del camino como movimiento.. como la finalidad por la que el viajero está caminando. en estricto sentido. pero en este caso también está estática.La ciudad. pero no de fondo. la esencia se mantiene puesto que implica una agrupación humana y su parafernalia. influenciada por el río mientras que el puente está sobre él y no es puente. en la primera parte. el río). por supuesto. la misma voz poética se encarga de introducir al camino como un lugar en donde suceden acciones: imágenes amigas. es el contraste perfecto para el paisaje campestre. la noria y la barca. Luego. Hay que entender. De la forma en la que se construyen instintivamente estas imágenes cercanas. que la ciudad no es una vibrante metrópoli sino un poblado.

de que se trasladan. A.mueven. trasladada al camino es una forma de agregarle más peso al símbolo como tal. Recuperado de: http://iesjimenezlozano. de que terminan y de que mueren.centros.pdf . al recorrerse a sí mismo.jcyl. La acción en cambio está representada por las hadas llevando a quien se refiere la voz poética a un jardín de eterna primavera. casi como si el camino recorriera otro camino. El movimiento como una forma anterior a lo estático.es/sitio/upload/machado-antonio-poesiascompletas. Poesías completas. La metáfora de la vida y la muerte.educa. Bibliografía: Machado.