UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

SEDE PALMIRA
DEPARTAMENTO DE CIENCIA ANIMAL, FACULTAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS
PROGRAMA DE ZOOTECNIA
PRODUCCIÓN DE PASTOS Y FORRAJES

PROYECTO. ESTABLECIMIENTO DE LA ESPECIE FORRAJERA Mucuna pruriens
EN TERRENOS DE LA GRANJA EXPERIMENTAL MARIO GONZALEZ ARANDA.

Marzo 25 del Año 2017

Julio Cesar Rodríguez Bermúdez

Danna Lizeth Martínez

Oscar Iván Penagos Trujillo

Presentado a: Julio C. Castro, ZOOT.

EJE TEMÁTICO: ESTABLECIMIENTO Y COSTOS DE IMPLEMENTACIÓN DE UNA
ESPECIE FORRAJERA EN UNA HECTAREA DE TIERRA.

1. OBJETIVOS:

OBJETIVO GENERAL:
● Establecer una parcela en suelos de la granja experimental Mario González
Aranda con la especie forrajera Mucuna pruriens con la finalidad de evaluar costos
del establecimiento en una hectárea.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
● Reconocer y mapear toda el área o el terreno donde vamos establecer nuestras
especie forrajera a establecer.
● Definir composición botánica de la especie a trabajar.
● Describir las técnicas a emplear para un correcto establecimiento.
● Evaluar costos de implementación o de establecimiento.
● Realizar una parcela y aplicar todos los conocimientos adquiridos.
● Llevar los datos a escala de una hectárea.
2. RESUMEN
La especie Mucuna pruriens, ha sido una de las más usadas como abono verde y
cobertura vegetal; según los más recientes reportes de estudios de investigación en éste
tema, mostrando sus mayores beneficios en la fijación de nitrógeno atmosférico al suelo,
el control de vegetación espontánea, la retención de humedad en el suelo y la reducción
de la erosión.
Por lo que para hacer el establecimiento de esta especie forrajera se analizaron los
puntos como: adecuación del terreno y preparación del suelo, implementos de
preparación del suelo (máquinas de cincel, surcadoras entre otras), siembra y fertilización,
manejo y control del arvenses en el establecimiento de la especie. Como se menciona en
el texto a continuación la Mucuna se trabaja como asociación entre cultivos (maíz, sorgo)
con miras a mejorar el ciclaje de nutrientes, mantener poblaciones activas de reguladores
biológicos, hacer uso eficiente del agua, controlar arvenses e incrementar la productividad
por unidad de área.
Se debe agregar que se hizo la parte experimental del establecimiento en el laboratorio
Mario Gonzales Aranda donde el terreno fue dividido en 11 parcelas y la correspondiente
fue la parcela# 7 se desarrollaron puntos como pureza, porcentaje de germinación,
semillas por hectáreas entre otras.
Palabras clave: Establecimiento, Abono Verde, Cobertura Vegetal, Asociación, Fijación
De Nitrógeno, Costos De Producción, Forraje.

3. SUMARY
The species Mucuna pruriens, has been one of the most used as green manure and
vegetal cover; According to the most recent research reports on this subject, showing its
greatest benefits in the fixation of atmospheric nitrogen to the soil, the control of
spontaneous vegetation, the retention of soil moisture and the reduction of erosion.
In order to establish this fodder species, the following points were analyzed: soil
adaptation and soil preparation, soil preparation tools (chisel machines, furrows among
others), sowing and fertilization, management and control of weeds in The establishment
of the species. As mentioned in the text below, Mucuna works as an association between
crops (maize, sorghum) with a view to improving nutrient cycling, maintaining active
populations of biological regulators, making efficient use of water, controlling weeds and
increasing productivity by Unit area.
It should be added that the experimental part of the establishment was made in the
laboratory Mario Gonzales Aranda where the land was divided into 11 plots and the
corresponding plot # 7 developed points such as purity, percentage of germination, seeds
per hectare and others.
Key words: Planting, Green Fertilizer, Plant Cover, Association, Nitrogen Fixation,
Production Costs, Fodder.
4. INTRODUCCIÓN.
Cerca del 20% de los suelos cultivables en el mundo se encuentran degradados,
afectando la seguridad alimentaria de casi la cuarta parte de la población mundial y la
alimentación de los animales a partir de forrajes producidos en el suelo. En la actualidad
el sistema productivo de roza, tumba y quema; es todavía muy utilizado por los pequeños
agricultores de las zonas de ladera de nuestro país. Sin embargo, éste sistema se torna
cada vez menos productivo debido en parte a los largos periodos de establecimiento de
cultivos bajo prácticas tradicionales y a los cortos periodos de descanso; factores que
agotan rápidamente los nutrientes del suelo y aceleran su proceso erosivo. El uso de
tecnologías convencionales como la labranza mecanizada, la aplicación excesiva de
fertilizantes de síntesis industrial, el control de arvenses mediante herbicidas sintéticos y
el uso de pesticidas agravan la problemática, dejando como resultado suelos cada vez
menos productivos y poco resistentes a los retos que impone el cambio climático global.
El uso de abonos verdes y sistemas de cobertura vegetal, son tecnologías alternativas
que han sido aplicadas a los cultivos establecidos posteriormente al sistema de roza,
tumba y quema; principalmente en África, Asia y Centroamérica; donde se han obtenido
resultados bastante buenos en la mejora de algunas propiedades físicas, químicas y
biológicas del suelo; así como el incremento de los rendimientos en cultivos de cereales
como el maíz, arroz de secano y sorgo; gracias al efecto de éstas tecnologías sobre la
eficiencia del uso de fertilizantes minerales.
La especie Mucuna pruriens, ha sido una de las más usadas como abono verde y
cobertura vegetal; según los más recientes reportes de estudios de investigación en éste
tema, mostrando sus mayores beneficios en la fijación de nitrógeno atmosférico al suelo,
el control de vegetación espontánea, la retención de humedad en el suelo y la reducción
de la erosión. Sin embargo, la baja relación C/N en Mucuna pruriens, puede generar
incremento en las pérdidas por volatilización del N y por consiguiente gases de efecto
invernadero. Una estrategia de manejo es incrementar la relación C/N mediante la
asociación con una gramínea, y, de esta forma conservar el N en el suelo e incrementar la
disponibilidad de nutrientes para los cultivos.
En Colombia, el uso de la Mucuna pruriens como abono verde o sistema de cobertura
vegetal en los cultivos de las zonas de ladera, es incipiente; al igual que los estudios de
investigación que estimen los beneficios obtenidos con esta especie, bajo nuestras
condiciones agroecológicas. Estos hechos, limitan el proceso de extensión de prácticas
agroambientales adecuadas, desde los entes de investigación agraria hacia los
productores.
El presente proyecto de establecimiento, se estimara un aproximado a los costos de
implementación de Mucuna pruriens en una parcela construida en la granja experimental
Mario González Aranda y que se llevara a escala de una hectárea. Todo esto, con ánimos
de adquirir conocimientos de fines zootécnicos en la utilización del forraje para alimentar
nuestros animales en producción o de aprovechar su principal virtud que es la fijación de
Nitrógeno asociado a una gramínea, así como la reducción del proceso de erosión.
5. JUSTIFICACION
Las especies forrajeras cultivadas son de mucha importancia en los diferentes sistemas
de producción agropecuarios, puesto que contribuye a una fuente básica de alimentación
para los animales; es un recurso más barato y se amplía la distribución de una finca. Por
ello, el manejo racional de forrajes y la obtención de rendimientos óptimos, ya sea en kg
de leche o kg de carne /ha/año, dependen de los conocimientos tecnológicos con que
cuenta el productor y de la administración de la finca, resumiéndose en una excelente
toma de decisiones.

La realización de las parcelas, tiene como propósito mejorar nuestros conocimientos,
adquiriendo experiencia práctica, obteniendo información y resultados de las tecnologías
aplicadas en el terreno y al manejo de las especies forrajeras dentro de la parcela, para
que luego sean llevados este aprendizaje a mayor escala (hectáreas de cultivos
forrajeros).

Para poder diseñar la parcela se realizó un reconocimiento de la zona, identificando la
condición del terreno, como el tipo de suelo, la caracterización del clima para poder hacer
la selección de las especies teniendo en cuenta estos criterios, y conocer además la
topografía del terreno. Posteriormente se elabora un diseño para la implementación de
métodos agrícolas, teniendo en cuenta la combinación con los cultivos tradicionales.

6. REVISIÓN DE LITERATURA.
6.1. COMO LOGRAR UN CORRECTO ESTABLECIMIENTO
6.1.1. PLANEACIÓN PARTICIPATIVA CON PRODUCTORES
Cuando se desea establecer una especie forrajera en una finca, deben realizarse
reuniones previas, individuales o en grupo con los productores, para evitar los riesgos que
puedan presentarse o que sean limitantes durante el establecimiento, por lo tanto, es
necesario hacer una planificación cuidadosa con el fin de reducir o evitar dichos riesgos.
La adopción de las especies forrajeras depende de muchos factores tanto climáticos
como de suelo que afectan el desarrollo de la planta, además, de factores económicos y
culturales.
Mediante el análisis de la información obtenida en estas reuniones de planificación, deben
estudiarse la situación actual de la finca, los objetivos y criterios que se pretenden en
cuanto a la selección de especies y sistemas de explotación, definirse bien las prioridades
y estrategias a seguir para la siembra y el establecimiento, con la participación del
productor en la toma de decisiones; además, evaluar y elegir metodologías que cubran las
necesidades del productor y realizar un inventario de recursos disponibles. Es importante
organizar un cronograma de todas las actividades para la siembra.
En la etapa de planeación se calculan todos los costos para la adecuación del terreno, la
fertilización, la siembra, el manejo del establecimiento y complementarios como cercas,
bebederos, etc., para que el productor conozca cual será la inversión y su efecto
económico al incorporar las especies forrajeras escogidas dentro de la explotación.
Se debe hacer seguimiento y control del estado de la pastura mediante visitas periódicas,
observar el número de plantas y su vigor, determinar si es necesario realizar resiembras o
control de plagas, enfermedades y malezas presentes en la pradera.
Para el establecimiento de forrajes existen diferentes tipos de limitaciones como:

 Culturales, en donde la información técnica es insuficiente; los docentes,
profesionales y técnicos no están actualizados y hay ausencia de verdaderos
productores.
 Económicos, cuando los recursos financieros son escasos, la maquinaria es
inapropiada y el costo de insumos es muy alto.
 Biológicos, por la presencia de plagas, enfermedades, malezas y competencia
entre plantas.
 Climáticos, en donde inciden la cantidad, frecuencia e intensidad de las lluvias,
temperatura ambiental y luz.
 De suelos, con problemas de deficiencia de nutrientes, toxicidad de aluminio,
topografía del terreno, estructura del suelo, riesgos de erosión y compactación.

6.1.2. ADECUACIÓN DEL TERRENO Y PREPARACIÓN DEL SUELO
Se debe adecuar el terreno eliminando todas las limitaciones y problemas que se
presenten en el área en donde se va a realizar la siembra, controlando las malezas o
pasturas naturales no deseadas y eliminando los obstáculos como troncos, piedras, etc.,
que afecten posteriormente áreas productivas. También se debe tener en cuenta la
pendiente del lote, la cual define posteriormente la posibilidad de mecanización del
terreno, las zonas bajas mal drenadas o pedregosas, e identificar la disponibilidad de
agua en el lote.
El control de la vegetación se puede hacer mecánicamente, usando machete o guadaña;
socolando, mediante el corte de ramas y arbustos; o también puede hacerse una tumba
mecanizada de la maleza empleando un rolo para tumbar e incorporar al suelo material
vegetal. Otra forma es la biológica, utilizando el ganado (sobre pastoreo) o la química
mediante el uso de herbicidas. Existen en el mercado una gama amplia de herbicidas que
se aplican de manera total o parcial (sitios, surcos o franjas) para controlar gramíneas o
malezas de hoja ancha.
Otra práctica utilizada pero no por los riesgos que implica es la quema, suprimiendo la
vegetación existente mediante el uso del fuego, sin embargo, sólo se podría realizar al
finalizar la época seca. Tiene como ventaja la eliminación total de la vegetación la cual
facilita las demás labores del establecimiento y es el sistema más barato de control.
La preparación del suelo se hace para adecuar las condiciones físicas del suelo, reducir
total o parcialmente la competencia entre las especies forrajeras y la vegetación existente.
Con esta se rompen las capas duras superficiales y se evita su formación, facilitando la
aireación y aumento en la capacidad de retener humedad, estimulando la actividad
bacterial. El suelo compactado no permite el desarrollo de raíces, la absorción de
nutrientes y reduce la capacidad de utilización y almacenamiento de agua.
Para la preparación del suelo se deben considerar la estructura, textura, pendiente,
antecedentes del potrero y el régimen de lluvias de la región.
Cuando un suelo esta compactado por sobre pastoreo o por laboreo con maquinaria,
principalmente en la superficie, sufre disminución en el tamaño de los poros, y la aireación
y el movimiento de agua se vuelven deficientes; estas propiedades se deben recuperar
con las labores de preparación.
La intensidad y grado de preparación del suelo dependen de su estructura, textura (% de
arena, limo y arcilla), la época de realización, la clase de maquinaria y de los implementos
usados. Para suelos arenosos la preparación necesaria para establecer pasturas es
reducida, en cambio para suelos pesados o arcillosos es necesario mayor intensidad de
labranza.
La preparación en terrenos pendientes debe ser mínima y en franjas a curvas de nivel. La
distancia entre franjas depende del grado de la pendiente y del potencial de erosión del
suelo. Cuando la pendiente no permite el uso de maquinaria convencional (tractores), se
puede hacer labranza mínima mediante la aplicación de herbicidas, usar implementos de
tracción animal o si las áreas son pequeñas, preparar el suelo en forma manual,
empleando azadón.
Cuando se va a sembrar un potrero con especies nuevas, deben conocerse los
antecedentes del área para poder detectar la incidencia de malezas. Estas se presentan
en sitios con tradición de cultivos, especialmente donde las prácticas de control han sido
deficientes y en zonas muy lluviosas.

El régimen o distribución de lluvias de la zona es el factor climático que más incide en la
preparación del suelo y su intensidad de laboreo, siendo más difícil en épocas de alta
precipitación, sin embargo, es necesario que exista cierto grado de humedad. La
preparación al inicio de las lluvias permite obtener mejor control de la competencia en el
área, la disminución de la población de hormigas arrieras, menos pases de maquinaria y
una mayor descomposición de los residuos.
La labranza óptima depende de las características de las especies forrajeras, el grado de
pendiente del suelo, y de la intensidad de las lluvias. En general, cuanto más agresiva sea
la especie que se va a sembrar, menos intensa deberá ser la preparación del suelo y el
control de la competencia.
Las diferentes actividades o labores que se realizan en la preparación del suelo son la
arada, la rastrillada, el uso de escardillos o palas y el surcado.

6.1.2.1. IMPLEMENTOS USADOS PARA LA PREPARACIÓN DEL SUELO
Los implementos más utilizados en la preparación de suelos para el establecimiento de
pasturas pueden ser de varias clases:

6.1.2.1.1. Implementos de tracción mecánica
 Arado de cincel: Rompe las capas duras superficiales sin voltear el suelo y no
produce compactación. Además, mejora las condiciones de aireación y movimiento
de agua en el perfil del suelo, favorece el aumento de la profundidad radicular;
evita problemas de erosión hídrica o eólica (aire) y deja nivelada la superficie. En
suelos arcillosos y húmedos puede producir un sellamiento de las paredes del
corte, evitando una buena aireación y movimiento del agua. Exige demasiada
potencia en la maquinaria y existen varios tipos de cinceles.
 Arado de disco y de vertederas: Es muy empleado en la siembra de pastos
cuando los suelos están muy compactados o presentan especies difíciles de
erradicar (gramas) y sirve para incorporar materia verde y estimular la formación
de materia orgánica. Trabaja bien en suelos mojados, pegajosos y difíciles de
despejar como lodos o turbas, además, el mayor o menor grado de volteo y
profundidad de corte depende del ángulo de traba y la concavidad del disco. El
arado de vertedera produce mayor volteo del cespedón que el arado de discos. La
arada entierra la capa vegetal lo que estimula una rápida descomposición y
mineralización de la materia orgánica (MO). Su uso frecuente produce
compactación en los suelos, deteriorando su estructura, principalmente la
porosidad, afectando el intercambio gaseoso y el movimiento de agua en el suelo;
invierte horizontes y deja el suelo desnudo provocando riesgos de erosión.
 Rastrillos de discos: Realizan una mezcla en forma uniforme de las capas
superiores del suelo, dejándolo mullido y con terrones pequeños propicio para la
siembra. Es muy utilizado, pero su uso excesivo puede provocar degradación de
los suelos, exponiéndolo al peligro de erosiones hídrica y eólica; crea condiciones
para el sellamiento o formación de costras que dificulta la germinación y
emergencia de las plántulas. No controla totalmente la vegetación y la
incorporación es parcial. Su efecto es más superficial y requiere menos potencia
de tracción que el arado de discos.
 Palas: Son semejantes a las cultivadoras de campo y su efecto es cortar la zona
radicular dejando el rastrojo que cubre la superficie, protegiendo el suelo de la
erosión. Para que su uso sea efectivo se requiere de humedad en el suelo, pero
después de su acción debe haber algunos días de sol para que el material cortado
se seque. Se utiliza para el establecimiento de pasturas con material vegetativo.
 Escardillos: Rompen el suelo con un control parcial de la vegetación nativa, deja
la superficie rugosa y protegida por residuos de vegetación, se usa para establecer
especies bien adaptadas y de buena agresividad y complementan muy bien la
labor del rastrillo. Tanto los escardillos como las palas necesitan menor potencia y
se pueden tirar con tractor o con animales.
 Surcadora: Se utiliza para acondicionar el suelo en terrenos con inclinación en
donde los surcos deben quedar a través de la pendiente para evitar erosión. Es
utilizado en laderas para el establecimiento de pasturas con material vegetativo.

6.1.2.1.2. Implementos manuales para el establecimiento
En fincas pequeñas y con pendientes no muy fuertes la preparación se hace con
implementos manuales como el azadón, palas y picas. Esta labor es muy pesada y
requiere de mucha mano de obra.

 Implementos de Tracción Animal: En zonas de ladera, la alternativa más
recomendable es el uso de implementos de tracción animal, además, son livianos,
fáciles de manejar, baratos y conocidos por los productores. Las labores de
labranza se hacen en curvas de nivel o en franjas intercaladas con áreas sin
preparar para evitar erosión.

6.1.2.2. Opciones de Labranza
Las opciones de labranza y la profundidad de laboreo dependen, como ya se ha
mencionado antes, de varios factores y varían desde los métodos convencionales hasta
los de cero labranzas. El método convencional consiste en una arada seguida de varios
pases del rastrillo de discos, en donde la superficie queda más o menos nivelada, sin
terrones y residuos de vegetación. Tiene como objetivo eliminar totalmente la vegetación
existente, sin embargo, en zonas de mucha precipitación se pierde la semilla debido al
arrastre y tapado, además, la superficie del suelo se puede sellar impidiendo el
establecimiento de especies de semilla pequeña. En suelos francos y de buena
estructura, la preparación se puede hacer utilizando el rastrillo; esta labor deja la
superficie rugosa con terrones de diferente tamaño, que impiden el sellamiento del suelo y
el arrastre de la semilla. Para suelos arenosos, la preparación se puede hacer también
con el rastrillo, arado de cinceles o escardillos.
Las opciones de labranza para el establecimiento de las especies adaptadas y
seleccionadas por los productores para cada zona o finca deben salir de una planificación
seria; teniendo en cuenta las características del terreno, las condiciones de suelo y clima
de la zona. Las labores de labranza deben contribuir a mantener o mejorar las
condiciones del suelo, permitiendo el establecimiento exitoso del forraje y creando un
sistema sostenible. La perturbación mínima pero suficiente para sembrar la semilla se
denomina no-labranza.

6.1.3. SIEMBRA Y FERTILIZACIÓN DE ESPECIES FORRAJERAS
La selección de la especie o variedad es una decisión muy importante en el proceso de
establecimiento. Si una variedad no está adaptada a un ecosistema, difícilmente se
establece como un componente dentro de una pastura. Existe un abanico amplio de
especies forrajeras tropicales multipropósito adaptadas a los diferentes agros ecosistemas
que han sido evaluadas y desarrolladas por CIAT y las instituciones nacionales. Por lo
tanto, la selección que se hace de la especie o variedad es muy importante para evitar
fracasos futuros en el establecimiento (una especie no adaptada no se establece). El
material utilizado en la siembra puede ser semilla sexual o material vegetativo.
Antes de la siembra es indispensable conocer la calidad de la semilla. Esto permite
ajustar las tasas de siembra y evitar fracasos posteriores; para ello se recomienda hacer
pruebas rápidas de germinación para estar seguros que la semilla empleada tiene la
germinación adecuada, además es aconsejable conocer la procedencia de la semilla y
verificar que esta se ajuste a las condiciones sanitarias y de pureza dadas por el que la
suministra.

6.1.3.1. MATERIAL VEGETATIVO
Cuando no hay disponibilidad en el comercio o la especie no produce semilla de buena
calidad, la opción es utilizar material vegetativo y este debe estar libre de daños causados
por patógenos o plagas, provenir de plantas vigorosas en crecimiento activo, con puntos
de crecimiento (nudos o yemas viables), sin pudrición en el momento de la siembra y no
puede estar deshidratado. Este material puede provenir de estacas enraizadas o no,
porciones de tallos separados de la planta madre con o sin enraizamiento previo,
estolones con puntos de crecimiento viables, macollas, cepas o cespedones. La cantidad
necesaria de material vegetativo varía según la especie.

6.1.3.2. SEMILLA
Debe ser clasificada, libre de impurezas y de buena calidad. Para acelerar la germinación
de algunas especies forrajeras se recomienda escarificar; esto consiste en someter las
semillas a un tratamiento físico o químico (ácido sulfúrico) con el fin de romper o
adelgazar la testa y así facilitar la penetración de agua.
La semilla se debe mezclar con material inerte o fertilizantes como roca fosfórica para
facilitar la labor de siembra. Se utiliza cuando no se dispone de sembradoras de tolvas,
con semillas muy livianas o cuando se tienen tasas de siembra bajas. Una práctica muy
conveniente es la inoculación de las semillas de leguminosas con bacterias fijadoras de
nitrógeno del género, denominado peletizado. Es un método efectivo y barato.
El termino semilla pura germinada (SPG), conocido como valor cultural (VC) sirve para
conocer la calidad de la semilla.
SPG = Pureza (%) x Germinación (%) / 100
Las tasas de siembra varían según las especies y los factores antes vistos y se deben
calcular con base en semilla pura germinable (SPG). Para convertir la semilla comercial
(SC) en semilla pura germinable se utiliza la siguiente fórmula:
SPG = Kg SC / % Germinación SC

6.1.3.3. SISTEMAS DE SIEMBRA
Se refiere a la distribución del material de propagación sobre el suelo o área de siembra y
puede ser:

 Siembra Tradicional o al Voleo, es un método fácil de hacer pero la distribución en
el suelo es dispersa, requiere de más semilla, el establecimiento no es parejo y
hay mayor competencia con malezas.
 Siembra Puntual o a Chuzo, este método requiere de un buen control de la
vegetación y de especies agresivas que compitan con las malezas.
 Siembra en Hileras o Surcos, consiste en colocar la semilla o el material de
propagación en líneas. Permite diferentes combinaciones o patrones en una
pastura asociada, se utiliza menor cantidad de semilla y requiere de maquinaria
(sembradoras). Para áreas pequeñas se puede hacer manualmente.
 Siembra en Bandas o Franjas; la semilla se siembra en hileras o al voleo en áreas
de terreno de forma rectangular y alargada. El suelo no se prepara totalmente y
solo se siembra en la franja preparada mecánica o químicamente.
6.1.3.4. DISTANCIA DE SIEMBRA
Cuando se siembran asociaciones de gramíneas y leguminosas y el método utilizado no
es al voleo, se pueden utilizar diferentes patrones de siembra como 1:1 (un surco de
gramínea por uno de leguminosa), 1:2 (uno de gramínea por dos de leguminosa); 2:2 (dos
de gramínea por dos de leguminosa) etc. Si es en franjas se puede utilizar diferentes
anchos de franja dependiendo del porcentaje de leguminosa que se quiera en la
asociación, como sembrar franjas de gramínea y leguminosa de 5 metros de ancho cada
una para tener 50% de cada especie, u otros arreglos como 5 m para la gramínea y 3 m
para la leguminosa, 10m x 5m, 20m x 10m, etc.
La distancia de siembra recomendada para forrajes depende de las especies, de la
agresividad de estas y de la incidencia de malezas. Para gramíneas y leguminosas
herbáceas y si la siembra se hace en líneas a chorro, ya sea manual o con máquina, se
recomienda distancias de 60 a 80 cm entre surcos; de lo contrario, la siembra se hace de
40 a 50 cm entre plantas, conservando la misma distancia entre surcos. Para especies
arbustivas, dependiendo del uso posterior, se siembra usando diferentes patrones; para
pastoreo directo asociada con una gramínea se siembra a 1 metro entre plantas y 3 a 5 m
entre surcos, si su uso es para banco de proteína o corte y acarreo la siembra se hace a 1
m entre plantas y a 1.5 m entre surcos. Para otras especies multipropósito (Caupi y
Lablab) las distancias se reducen a 50 cm entre surcos y de 10 a 20 cm entre plantas.

6.1.3.5. PROFUNDIDAD DE SIEMBRA
La profundidad de siembra puede ser superficial cuando se utilizan semillas muy
pequeñas como Stylosanthes capitata, Desmodium ovalifolium y Andropogon gayanus.
Las semillas se esparcen sobre el suelo tapándose ligeramente para evitar riesgos de
robo por insectos o por aves (hormigas y torcazas). Para semillas de tamaño grande
como las de algunas leguminosas o las semillas de la mayoría de las gramíneas
forrajeras, la práctica más apropiada es enterrar la semilla no más de 2 a 3 veces su
tamaño. Debe existir buen contacto entre el suelo y la semilla para asegurar un nivel
constante de humedad y un medio favorable para la emergencia de la plántula.

6.1.3.6. FERTILIZACIÓN
Los elementos principales que limitan el establecimiento y mantenimiento de las especies
forrajeras en el trópico son Nitrógeno, Fósforo y Potasio (N, P, K) y también Calcio,
Magnesio y Azufre (Ca, Mg y S). Es muy importante hacer un análisis del suelo antes de
iniciar un establecimiento de una pastura para saber sus condiciones físicas y químicas y
poder hacer las correcciones y ajustes necesarios según los requerimientos de las
especies a sembrar.
Los fertilizantes tienen efecto residual y este está relacionado con la solubilidad de los
mismos, siendo determinantes en la eficiencia del uso que la planta hace de ellos. Del
nitrógeno aplicado al suelo como fertilizante, solo del 40 al 60% es utilizado por las
plantas; en suelos arenosos y regiones muy lluviosas, la utilización puede ser ineficiente
por el lavado. Los fertilizantes se deben aplicar de manera que no queden en contacto
directo con las semillas para evitar que se quemen. No se deben usar fertilizantes muy
viejos o mal almacenados.
6.1.3.7. IMPLEMENTOS PARA LA SIEMBRA Y FERTILIZACIÓN
Después de preparado el suelo y antes de la siembra, se debe incorporar el fertilizante si
este lo necesita. Para disminuir costos de establecimiento del forraje, la fertilización y la
siembra pueden realizarse simultáneamente. La selección de los implementos de siembra
y fertilización es muy importante para lograr eficiencia y efectividad en el establecimiento y
esto incluye disponibilidad de maquinaria, el tipo de material (semilla o vegetativo),
tamaño de la semilla, distribución en el suelo (al voleo, en bandas, en hileras),
profundidad de siembra, humedad del terreno, mano de obra en la finca y el método de
siembra.
Existen diversos implementos de siembra y fertilización que permiten sembrar y mezclar
semillas de diferentes especies (gramínea y leguminosa) con algún material inerte o con
un fertilizante. No se debe mezclar con abono que contenga nitrógeno o potasio, para
evitar que la semilla o las plántulas se quemen. El uso de sembradoras puede disminuir la
tasa de siembra, hay mayor eficiencia del fertilizante y se disminuye la competencia de
malezas. Las voleadoras son muy comunes porque permiten siembras en terrenos con
poca labranza y relieves poco uniformes, pero la eficiencia es baja, deja espacios sin
semilla y fertilizante y se necesita mayor cantidad de semilla.
Las sembradoras distribuidoras de semillas y fertilizantes en hileras dosifican el fertilizante
y regulan las tasas de siembra y además tapan la semilla. Esto permite mayor eficiencia
en la aplicación y utilización del fertilizante y semilla, además, la presencia de malezas
será menor.
La siembra de material vegetativo de especies forrajeras debe hacerse con métodos e
implementos especiales para tener éxito en el establecimiento. Se puede utilizar palas de
cultivadoras para surcar el terreno, se coloca el material vegetativo en el surco y luego se
tapa con un pase de rastrillo a media traba.
Existen máquinas sembradoras de material vegetativo que abren los surcos mediante
escardillos o discos y manualmente se coloca el material vegetativo con personal sentado
en una barra adaptada al implemento, luego se tapan y compactan en una sola operación.
Para siembras en áreas pequeñas se utilizan sembradoras manuales que distribuyen la
semilla y el fertilizante. La siembra en hileras también se puede realizar con equipos
manuales, sencillos en su construcción y de fácil manejo.
La siembra de semillas a chuzo es un método muy usado por los pequeños productores y
consiste en abrir un hueco con una vara de madera con punta roma en el extremo y
después se depositan manualmente de dos a tres granos de semilla tapándolos
ligeramente. Al paso (corto o largo dependiendo de la densidad a la que se desea
sembrar) se abre un nuevo hueco, continuando en surcos en esta forma hasta cubrir
totalmente el área a sembrar.
Una vez seleccionados los implementos de siembra y fertilización, se realiza la calibración
de la máquina para verificar la cantidad de semilla y de fertilizantes que se van a distribuir
y necesitar por hectárea.
6.1.4. MANEJO DEL ESTABLECIMIENTO
La fase siguiente a la siembra de la pastura es importante para asegurar el éxito de la
pradera en el futuro. Las prácticas posteriores a la siembra incluyen, entre otras,
resiembras si son necesarias, la deshierba oportuna, el control de plagas como las
hormigas arrieras cortadoras de hojas, los grillos y el uso estratégico de pastoreos
tempranos de diferente intensidad y duración.
La cobertura, altura y balance entre especies deben tenerse en cuenta para decidir
cuándo un forraje está listo para el pastoreo o corte; es normal observar al inicio de la
formación de un potrero parches en el forraje disponible y en la composición botánica. En
general, dependiendo de las especies sembradas y para corregir desbalances entre
gramínea y leguminosa en una pastura asociada, se hace un pastoreo temprano que
puede ser con un alto número de animales durante pocos días, en el caso de especies
agresivas, para controlar el crecimiento de la gramínea y así favorecer la leguminosa, o
con pocos animales por varios días para beneficiar a la gramínea.
La resiembra puede ser parcial y se hace aproximadamente un mes después de la
siembra, tiempo suficiente para que las semillas de la mayoría de especies forrajeras
hayan germinado; se hace en forma manual, esparciendo sobre las áreas menos
pobladas con semilla reservada previamente, o reemplazando el material vegetativo que
no haya rebrotado. Cuando la siembra se pierde por la calidad de la semilla, por la
presencia excesiva de malezas, plagas, enfermedades o por condiciones climáticas se
hace una resiembra total.

6.1.4.1. Manejo y control de malezas en el establecimiento
Las malezas compiten con las especies forrajeras en la primera etapa del establecimiento
por agua, luz y nutrientes. Se considera maleza en un cultivo toda planta que compite
agresivamente, que los animales no la consuman o que pueden ser tóxicas. Hay factores
que favorecen la incidencia o presencia de malezas en el establecimiento como son la
inadecuada preparación del suelo, mal control de malezas en la etapa inicial, semillas,
maquinaria o material vegetal contaminado con otras especies, siembra de materiales no
adaptados al medio y animales que pueden diseminar semillas en las excretas.
Los métodos de control de malezas consisten en la eliminación manual, mecánica o
química de las malezas durante las primeras etapas de desarrollo de la pastura, o en
etapas posteriores de producción. Cuando se trata de malezas perennes, estas labores se
deben hacer repetidamente, con el fin de lograr una dominancia del forraje sobre ellas.
Existe una época crítica en el establecimiento durante las primeras semanas de
crecimiento, en la cual la competencia de las malezas es mayor y los métodos mecánicos
de control de malezas, no son siempre eficaces en el trópico. Las épocas lluviosas
reducen la efectividad de los métodos manuales de control y en muchas oportunidades,
hacen imposible el uso de cultivadoras mecánicas.
El control mecánico de malezas entre surcos o hileras se puede realizar con palas o
cultivadoras y funciona mejor cuando las malezas están jóvenes y su efectividad depende
de las condiciones climáticas. El corte mecánico con machete, guadañadora o rotativa,
reduce la competencia de las malezas, particularmente gramíneas y especies anuales de
hoja ancha; a veces un pastoreo ligero, activa y acelera el crecimiento de las especies
introducidas compitiendo y desplazando a las malezas.
Cuando las malezas son pocas el arranque manual es efectivo y puede ser practicado
durante todo el año, dependiendo de la disponibilidad de mano de obra, se debe evitar
que estas produzcan semilla. El control mediante sustancias químicas es importante en la
agricultura, pero su empleo en el establecimiento de pastos todavía es muy limitado y solo
es usado en praderas ya formadas y en producción.

6.2. ESPECIE FORRAJERA A ESTABLECER
6.2.1. TAXONOMIA
Reino Plantae
Phylum Magnoliophyta
Clase Magnoliopsida
Orden Fabales
Familia Fabaceae
Género Mucuna
Epíteto específico pruriens
Autor (L.) DC.
Determinador Barbosa C., C. E.
Fecha determinación 1 de Enero de 1997

6.2.2. MUCUNA PRURIENS COMO FORRAJE
Nombres comunes: Fríjol Velvet bean (Australia,
Estados Unidos, Sureste de África), pica-pica
(Venezuela), fríjol terciopelo, Mucuna, café
incasa, Nescafe, café listo, fríjol abono (Latino
América), Bengal bean (India).
Cultivares y accesiones avanzadas: Mezcla de
variedades con amplia utilización en muchos
países de Latinoamérica, especialmente América
Central.
Usos potenciales: Abono verde, cultivo de
cobertura contra malezas, uso de forraje como
banco de proteína o concentrado, control de
malezas, medicinal (Parkinson), reemplazo de
café.
Consideraciones especiales: El contenido de L-
Dopa limita su uso como forraje sin tratamiento, el
uso de Mucuna facilita la infestación con la
maleza Rottboellia cochinchinensis, una gramínea
que en condiciones extremas, según informes,
provoca deslizamientos.
Descripción: Plantas anuales o bianuales de crecimiento vigoroso, hábito rastrero y
voluble, se extiende encima de 6 m de longitud y con tutores crecerían por encima de 10
m. Hojas grandes trifoliadas. Las flores se dan en racimos largos, de color blanco con tinte
de color púrpura. Dependiendo de la variedad hay alta variación en colores de la semilla
desde negro, marrón, café, blanca, rayadas, jaspeadas, etc.
Adaptación: Requiere un clima caliente húmedo para un crecimiento máximo. Crece
desde 0 a 1600 m.s.n.m. siendo mejor en zonas húmedas de 1200 a 2500 mm, aún se ha
dado buenos resultados con 1000 mm. No tolera sequías prolongadas ni suelos
inundados, ni suelos con pH < 5.5. Prefiere suelos de mediana fertilidad, francos a
pesados; en suelos de baja fertilidad el crecimiento inicial es lento. Alcanza la madurez
entre los 100 a 280 días.
Establecimiento: Se establece fácilmente por semillas sin mayor preparación de suelo,
cubriendo la semilla con suelo, la semilla se siembra de 1 a 3 cm de profundidad; se
obtienen mejores resultados preparando una cama para la semilla. En zonas planas la
siembra en surcos normalmente da mejor resultados que la siembra al voleo; a 1m de
distancia entre surcos y 20 a 80 cm entre plantas, usando de 20 a 40 kg/ha de semilla; en
laderas se siembra al voleo para no remover el suelo.
Manejo: Normalmente no es necesario aplicar abonos aunque en suelos muy pobres la
aplicación de fósforo puede facilitar el establecimiento. Es usualmente utilizado como
abono verde en rotación con cultivos. En América Central se usa para la siembra de maíz
en primera, Mucuna se siembra 45 días después de la siembra de maíz y se corta o
incorpora antes de preparar el suelo para el próximo cultivo. Para cultivos de maíz de
postrera se siembra a la entrada de lluvias, con una chapea alta después para
mantenerse 4 a 5 meses hasta la siembra de maíz en postrera; antes de sembrar se corta
(en laderas se deja sobre la superficie) y se incorpora. Después se siembra otra vez 45
días después de la siembra de maíz.
Se puede usar Mucuna como un banco de proteína, pero se debe poner atención al
contenido de L-Dopa, especialmente para monogástricos. Por lo tanto, no se usan altos
porcentajes de Mucuna en la ración (< 25%). Si se usa semilla se trata con agua para
eliminar el L-Dopa.
Problemas: Contenido de L-Dopa, infestación con Rottboellia cochinchinensis,
deslizamiento, costo de semilla, anual, no tolera sequía.
Productividad, calidad de suelo y animal: La producción varía con el suelo y la
humedad, en estado de floración produce 7 a 16 t de MS/ha, cinco a seis meses después
de la siembra. Dependiendo de la madurez, el contenido de PC en la MS es de 11 – 23
%, en el grano puede oscilar entre 20 a 28 % de PC.
Producción de semilla: Las mejores condiciones para la producción de semilla están
entre 1200 y 1500 m.s.n.m. La semilla no madura uniformemente, el rendimiento está
entre 200 y 2000 kg/ha., por el tamaño y peso de las semillas es necesario usar soportes
para evitar que estas queden en contacto con el suelo y se pudran.
Mucuna pruriens

Familia: Leguminosa

Ciclo vegetativo: Anual a bianual

Adaptación pH: 5.5 – 8.0

Fertilidad del suelo: Media alta

Drenaje: Buen drenaje

m.s.n.m.: 0 – 1600 m

Precipitación: 1000 a 2500 mm

De 20 a 80 cm entre plantas y 1m entre surcos, o 20 a 40
Densidad de siembra:
kg/ha de semilla

Profundidad de
1 a 3 cm
siembra:

Valor nutritivo: Proteína 11 – 23 % para follaje, semillas 20 – 28 %

Abono verde, cultivo de cobertura contra malezas, uso de
Utilización: forraje como banco de proteína o concentrado, control
de malezas, medicinal (Parkinson).

Germinación: Germina de 8 a 15 días después de la siembra.
Adaptación: Tipo de suelo: todos bien drenados. Altitud: Hasta 1 200 msnm.
Precipitación: De 700 a 1 500 mm.
Tolerancia: Tolerancia Sequia: Alta. Frio: Media. Humedad: Media. Salivazo: Alta.
Sombreamiento: Alta.
Producción: Materia seca ha/año: 15 t. Biomasa: 30 a 40 t/ha. Ciclo hasta la
floración: 150 180 días. Producción de proteína: 18 a 20%. Fijación de nitrógeno: 170
a 210 Kg/ha/año.
Utilización: Cobertura y forraje.
Tiempo de formación: 180 días
Primer pastoreo: No.
Altura de corte: No.
Incorporación: Después del inicio de floración

6.2.3. COMPOSICION QUIMICA DE MUCUNA PRURIENS
Composición química:
Proteína Grasa Fibra cruda Cenizas (%) Carbohidrato Referencia
cruda (%) cruda (%) (%) s (%)
Vadivel y
32,4 5,7 7,8 3,6 50,6 janardhanan
, 2005
6.2.3.1. Composición proximal:
El contenido de proteína de algunas variedades de Mucuna está entre 23,5-38,4%. Estos
resultados son similares a los encontrados en otras leguminosas como fríjol caupí
(24,1%), haba (24,9%), fríjol mungo (24%), lenteja (25,1%), fríjol guandul (19,2%),
guisante (18,2%) y maní (26,7%), pero más bajos que el observado en la torta de soya
(44,3%). De acuerdo con el consumo promedio de proteína, recomendado por el National
Research Council, las variedades del género Mucuna pueden contribuir significativamente
a la reducción del problema de la desnutrición proteica de los países en vía de desarrollo.
Por su parte, la grasa cruda está en un rango de 4,1 a 14,3%, resultados que son
similares a los encontrados en otras leguminosas como Canavalia ensiformis (4,3%), C.
gladiata (3,3%), Cassia floribunda (3,1%). Estas semillas no se consideran fuente de
grasa porque la cantidad de ésta es muy baja comparada con la soya y el maní que tiene
altos contenidos de lípidos (19,5 y 25,3%, respectivamente).
El contenido de fibra cruda se encuentra entre el 4,2 y el 7,8%, valores más altos que los
existentes en otras leguminosas como guisantes y sésamo. La FAO/WHO ha
recomendado un consumo de 22 a 23 g de fibra cruda por cada dieta de 1000 kCal. Por lo
tanto, el rango alto de contenido de fibra cruda en las especies de Mucuna es una
característica deseable ya que está juega un papel importante en la dieta de humanos y
animales.
El contenido de cenizas en la Mucuna está entre 3,2-3,7%. Éste es un índice de la calidad
de materias primas para concentrados de animales.
La composición de carbohidratos es relativamente alta (44,8-64,8 %) en relación con otras
leguminosas como la soya y el maní que tienen alrededor de 20,9 y 26,1%,
respectivamente.

6.2.3.2. Factores antinutricionales (FAN):
Los factores antinutricionales son sustancias naturales no fibrosas generadas por el
metabolismo secundario de las plantas, como un mecanismo de defensa ante el ataque
de mohos, bacterias, insectos y pájaros, o en algunos casos, productos del metabolismo
de las plantas sometidas a condiciones de estrés, que al estar contenidos en ingredientes
utilizados en la alimentación de animales, ejercen efectos contrarios a su óptima nutrición,
reduciendo el consumo e impidiendo la digestión, la absorción y la utilización de nutrientes
por el animal. Su naturaleza, mecanismos de acción y potencia de sus efectos son muy
variados y tienen una amplia distribución en el reino vegetal. Los componentes
antinutricionales más importantes de las especies de Mucuna son la L-Dopa, fenoles,
taninos, inhibidores de proteasas, lectinas y ácido fítico.

Factores Antinutricionales Mucuna
pruriens
Fenoles 7,75
Taninos 0,05
Inhibidores de tripsina (TIA) mg/g 24,2
muestra
L-Dopa 4,99
Factores antinutricionales del genero Mucuna Pruriens (g•100 g-1 de materia seca)

6.2.4. CULTIVO DE COBERTURA Y SU IMPORTANCIA
Los cultivos de cobertura se definen como una cobertura vegetal viva, que cubre el suelo
en forma temporal o permanente, cultivada en asociación con otras plantas (intercalado,
en relevo o en rotación).
Generalmente, se usan como coberturas algunas especies de leguminosas gracias a su
acción de mantener y/o mejorar las condiciones de fertilidad de los suelos agrícolas.
Debido a esto uno de los propósitos de promover la utilización de los cultivos de cobertura
ha sido el poder reducir la dependencia de fertilizantes de síntesis química, los cuáles son
costosos y muchas veces no disponibles localmente, para lograr producciones adecuadas
de alimentos.
Otras ventajas del uso de los cultivos de cobertura sobre el suelo son:

- Aporte de materia orgánica fresca al suelo
- La fijación de Nitrógeno atmosférico, gracias a su asociación simbiótica con
rizobios del suelo.
- El incremento de la diversidad de macro y microorganismos edáficos, mejorado el
ciclaje de la materia orgánica fresca.
- La reducción de pérdidas superficiales causadas por los procesos erosivos, sobre
todo en suelos con pendiente; debido a su efecto de interceptación de las gotas de
lluvia y al amarre mecánico de los agregados del suelo por su acción radical.
- El control de adventicias, debido a su efecto inicial de competencia y a su efecto
alelopático sobre otras especies.
- El mejoramiento de algunas propiedades físicas del suelo como la retención de
humedad, la porosidad y la estabilidad estructural.
- El control de algunos patógenos presentes en el suelo, principalmente nematodos.

6.2.5. FORMAS DE USO DE LOS CULTIVO DE COBERTURA
6.2.5.1. Abono verde
El abono verde es un cultivo que se siembra en rotación o asocio con un cultivo comercial,
el cuál es incorporado al suelo in situ, con el fin de mantener, mejorar o restaurar sus
propiedades físicas, químicas y biológicas; y que además en algunas ocasiones puede
ser utilizado antes de su incorporación, como alimento de animales o el consumo
humano.

6.2.5.2. Cobertura Muerta o acolchado orgánico.
La cobertura muerta o acolchado orgánico, es una práctica agrícola que consiste en
mantener cubierto el suelo con un material orgánico, destinado tanto a proteger como a
fertilizar. Se práctica en horticultura y arboricultura, ya sea en periodos de reposo del
suelo como en periodos de cultivo y también en sistemas cerealistas, actuando como
acolchado el propio rastrojo.

6.2.6. EL USO DE Mucuna pruriens COMO COBERTURA VEGETAL.
Los mayores reportes de esta especie en estudios de investigación formales, enfocados
hacia el mejoramiento del recurso suelo provienen de Centroamérica, Brasil, África y La
India. Los principales beneficios obtenidos con el uso de Mucuna pruriens como cobertura
vegetal, son la fijación de Nitrógeno atmosférico al suelo (50 – 200 kg N.ha), el control de
arvenses, el aporte de biomasa fresca al suelo, la reducción de la erosión del suelo y el
incremento de la actividad biológica.

6.2.7. CARACTERÍSTICAS MORFOLOGICAS Y FISIOLÓGICAS DE LA
Mucuna pruriens
La Mucuna pruriens, es una leguminosa trepadora perteneciente a la familia Fabaceae,
proveniente del sur de China y del este de la India. Es autógama y por tanto es rara su
contaminación natura.
Los ciclos biológicos de esta especie, varían entre 100 y 300 días hasta la cosecha de la
vaina, posee una semilla de color negro y la planta presenta una alta resistencia a
factores abióticos adversos, como la sequía, la escasa fertilidad y la elevada acidez del
suelo; sin embargo se desarrollan deficientemente en zonas muy frías y húmedas.
El género Mucuna spp., se desarrolla mejor en condiciones de calor y humedad, por
debajo de los 1500 m.s.n.m y en zonas con precipitaciones abundantes. Produce una
cantidad considerable de hojas antes de llegar a su madurez fisiológica, las cuáles se
pudren gradualmente formando un lecho de hojarasca bajo la planta que crece
activamente.
Como la mayoría de las leguminosas, Mucuna pruriens tiene la capacidad de fijar el
Nitrógeno atmosférico mediante una relación simbiótica con microorganismos del suelo. El
Nitrógeno es convertido por los rizobios de las raíces de la planta en una forma asimilable,
que se almacena en las hojas, tallos y semillas; convirtiendo a la planta en una fuente
eficiente de Nitrógeno.
El género Mucuna spp, contiene compuestos tóxicos como la L-Dopa, triptaminas
alucinógenas y factores antinutricionales tales como fenoles y taninos. Debido a las
concentraciones elevadas de L-Dopa (7%), la Mucuna pruriens se ha constituido como
una fuente comercial de extracción de esta sustancia, usada en el tratamiento de la
enfermedad de Parkinson.
A pesar de sus propiedades tóxicas, Mucuna pruriens se ha usado como alimento
secundario. Las semillas de esta especie, contienen alrededor de 27% de proteínas y son
ricas en minerales, en especial de K, Mg, Ca y Fe.

6.2.8. BENEFICIOS DE UNA ASOCIACION
Dos de las características que deben poseer las tecnologías para pequeños productores
son reducir la dependencia de recursos externos y mantener la biodiversidad en el
sistema. Los productores tradicionales en muchas zonas, comprenden la importancia de
mantener la diversidad en los sistemas de cultivo, al mismo tiempo que favorecen las
sinergias. Un ejemplo de estos sistemas, donde cultivos tradicionales como el maíz, frijol y
calabaza se asocian en sistemas agroforestales, con miras a mejorar el ciclaje de
nutrientes, mantener poblaciones activas de reguladores biológicos, hacer uso eficiente
del agua, controlar arvenses e incrementar la productividad por unidad de área. La
asociación gramínea-leguminosa, alrededor del mundo la adoptan principalmente
agricultores de bajos recursos que buscan incrementar la productividad del suelo
haciendo uso eficiente de los recursos.

6.2.9. PROPIEDADES DE Mucuna pruriens EN LA SALUD.
La Mucuna pruriens se conoce popularmente como Frijol terciopelo o Alkushi, es una
planta utilizada tradicionalmente en la Medicina India que pertenece a la familia de las
leguminosas. La semilla de Mucuna pruriens es una fuente natural del aminoácido L-3,4-
dihidroxi fenil alanina (L-DOPA), el precursor directo del neurotransmisor dopamina que se
utiliza ampliamente en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. La serotonina, el
oxitriptano, la nicotina, el N, N-DMT, y la bufotenina con los otros principios activos
encontrados en Mucuna pruriens además de la L-DOPA.
De acuerdo a la literatura ayurvédica antigua, la Mucuna se utiliza desde tiempos
ascestrales como un potente afrodisíaco, tónico geriátrico y vermífugo. También se utiliza
para el tratamiento de trastornos de la menstruación, estreñimiento, edema, fiebre,
tuberculosis, etc.
Los médicos tradicionales ayurvédicos de la antigua India utilizaron por primera vez las
semillas de Mucuna en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson hace más de 4.500
años. Esta planta tiene uno de los perfiles químicos más fascinantes de la tierra. Contiene
muchos alcaloides interesantes que tienen acciones profundas sobre el sistema nervioso
humano.

6.2.9.1. PRINCIPIOS ACTIVOS DE LA MUCUNA PRURIENS
Las semillas de Mucuna pruriens contienen altas concentraciones de L-DOPA, un
aminoácido no proteico poco común y un precursor directo del neurotransmisor dopamina,
un importante químico cerebral involucrado en el estado anímico, la sexualidad y el
movimiento. Además, también contiene otros aminoácidos, glutatión, lecitna, ácido gálico
y beta sitosterol. Las semillas maduras de la planta contienen alrededor de 3,1 hasta 6,1%
de L-DOPA, con trazas de 5-hidroxi triptamina (serotonina), nicotina, dimetil triptamina
(DMT), bufotenina, 5-MeO-DMT y beta-carbolina. Las hojas contienen alrededor de un
0,5% de L-DOPA, 0,006% de demetil triptamina y un 0,0025% de 5-MeO-DMT.

6.2.9.2. APLICACIONES POTENCIALES
6.2.9.2.1. Actividad anti-Parkinson
El síndrome clínico del parkinsonismo fue identificado en la antigua India, incluso antes de
la época de Cristo y fue tratado metódicamente. En el texto clásico del siglo XV Bhasava
Rajyam se empleó el término "kampavata" considerado como un análogo ayurvédico de la
enfermedad de Parkinson. En dicho texto se refiere que el parkinsonismo (kampavata) fue
tratado mediante la administración de las semillas en polvo de Mucuna pruriens
(conteniendo L-DOPA natural).

6.2.9.2.2. Actividad hipoglucemiante
Usando una combinación de técnicas cromatográficas y RMN, se demostró la presencia
de D-quiro-inositol y sus dos derivados galacto de efecto antiglicémico en las semillas de
la Mucuna pruriens.
El efecto hipoglucémico del extracto acuoso de las semillas de Mucuna pruriens se
investigó en condiciones normales, de carga de glucosa, y en ratas con diabetes inducida
estreptozotocina (STZ). En las ratas normales y diabéticas por STZ, el extracto acuoso de
las semillas de Mucuna pruriens (100-200 mg/kg de peso corporal) redujo
significativamente los niveles de glucosa en sangre 2 horas después de la administración
oral del extracto de semilla. También redujo significativamente la glucosa en sangre en
ratas diabéticas por STZ después de 21 días de la administración oral diaria del extracto.
Así, se representa claramente que la Mucuna pruriens podría ser una fuente de
compuestos hipoglucemiantes.

6.2.9.2.3. Actividad anti veneno
La investigación sobre sus efectos contra las especies Naja ha demostrado que tiene un
uso potencial en el tratamiento profiláctico de las mordeduras de serpientes. Ratas
tratadas previamente con Mucuna pruriens extracto de semilla mostraron un efecto
protector contra los efectos letales y depresores cardiovasculares de los venenos de Naja
sputatrix mediante la neutralización de las toxinas del veneno.

6.2.9.2.4. Actividad afrodisíaca
Se ha demostrado que la administración oral de 5 gramos de polvo de semilla de Mucuna
una vez al día para los hombres con disminución del recuento de espermatozoides y su
motilidad mejoró el estrés psicológico y los niveles de peróxido en el líquido del plasma
seminal, además de mejorar el conteo de espermatozoides y su motilidad. El estudio
también concluyó que la Mucuna pruriens no sólo reactiva el mecanismo de defensa
antioxidante, sino que también ayuda en el manejo de estrés y mejora la calidad del
semen.

7. MATERIALES Y METODOS.

7.1. LOCALIZACIÓN.
El establecimiento se realizó en la granja Mario Gonzáles Aranda. Esta granja laboratorio
se encuentra localizada un kilómetro de la sede principal de la institución universitaria, se
ha constituido en un referente para el trabajo no solo de estudiantes de la Nacional, sino
de otros centros que confían en las prácticas científicas que allí se realizan. La granja
laboratorio está ubicada en el municipio de Palmira en el departamento del Valle, sus
coordenadas 3°30’ latitud Norte y 76°18’ latitud oeste, con altitud de 1001 m.s.n.m.,
temperatura promedio 23,5 °C, precipitación la cual varía entre 900 y 2000 mm/año,
humedad relativa máxima de 96.9%, media 73,5% y mínima de 45.9%, la radiación solar
en Palmira presenta una amplitud de 27,49 (W/m2), presenta suelos franco arcillosos y
arenosos, topografía plana y presenta gran variedad de especies forrajeras cultivadas.

7.2. MATERIALES.
- Libreta y lapicero.
- Estacas de madera
- Piola
- Metro y decámetro
- Mapa de la ubicación del terreno en la Granja experimental MARIO GONZÁLEZ
ARANDA
- Revisión de literatura

7.3. METODOLOGÍA.

El trabajo de las parcelas se llevará a cabo en el Laboratorio Agropecuario Mario
González Aranda de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, localizado en el
municipio de Palmira, Valle del Cauca, Colombia, a 1001 msnm, con una
precipitación promedia anual de 1010 mm y temperatura promedia de 24°C.
La preparación del terreno se realizó con un tractor, el cual aro y dejó la tierra lista
para la siembra.
8. RESULTADOS
8.1. ESTABLECIMIENTO DE Mucuna pruriens EN UNA PARCELA.

El terreno fue dividido en 11 parcelas. La parcela correspondiente a nuestro grupo
fue la N° 7, y cuenta con las siguientes dimensiones.

 Las parcelas tienen las siguientes
medidas:

Ancho: 2 M
Largo: 5 M
5M X 2M 5M X 2M
Área: 10 M2
5M X 2M

 Semilla:

Pureza: 99%
Germinación: 85%
Valor cultural: 84,15%

 Establecimiento de las semillas
5M X 2M 5M X 2M 5M X 2M
Por semillas de 1-3 cm de
profundidad, la siembra por surcos es
la de mejor resultados que al voleo,
con una distancia de 1m x 20-80 cm,
PARCELA N° 7
usando de 20-40 kg/ha de semillas,
en laderas se debe sembrar al voleo
para no remover el suelo.

5M X 2M 5M X 2M

5M X 2M 5M X 2M
La realización de las parcelas se hizo en el terreno donde el tractor había arado y
preparado. Para la medición del terreno se utilizó un Decámetro y una escuadra
los cuales ayudaron en la estructuración de las parcelas.

Cada parcela quedo con la siguiente información:

Ancho: 2 m
Largo: 5 m
Área: 10 M2

Distancia entre parcela y parcela

Horizontal: 1 m
Vertical: 1 m

Materiales:
DECÁMETRO ESTACA PIOLA

8.2. ESTABLECIMIENTO DE Mucuna pruriens EN UNA HECTÁREA DE
TIERRA, EN SUELOS DE LA GRANJA EXPRIMENTAL MARIO
GONZALEZ ARANDA.

8.2.1. FORMULACIÓN DEL ESTABLECIMIENTO.
Hipotéticamente realizaremos una siembra de Mucuna pruriens en una hectárea de tierra.
El método de siembra será por surcos (100 Hileras), las plantas estarán separadas a 50
cm (20,000 puntos en total) y se utilizará 1 semillas sexual por punto. En total se usará
20,000 semillas sexuales de Mucuna pruriens en el establecimiento.

8.2.2. COSTOS
El costo varía de acuerdo a la leguminosa a emplear y su modalidad de uso; las siembras
en monocultivo a precio del año 2002, se estima un costo promedio de establecimiento de
$2,100.00 y de $1,800.00 de las leguminosas cuando son Intercaladas con sorgo o maíz
para producción de heno y/o ensilaje.
En la tabla 1 se encontraran los costos para una parcela de 1200 m 2 donde se muestran
costos de semilla, alambre y grapas tanto en pesos colombianos como en dólares.
Un tractor puedo cobrar por hectárea entre 224.000 $ a 450.000$
En promedio una semilla de frijol pesa entre 0,30 gr a 0,60 gr.
Calculo de semillas por hectáreas:
- Área de la hectárea 10,000 m2.
- Surco de 1 m ancho y 0,5 m en planta.
- 1 Semilla por cada punto.

100 Surcos X 200 Espacios entre plantas: 20,000 puntos en una hectárea de tierra.

20,000 puntos X 1 Semilla en cada punto: 20,000 Semillas en total para una hectárea
de tierra.

20,000 Semillas X (0.0015 Kg / 0.002 Kg): 30 - 40 Kg/Ha de semillas.

20,000 Semillas X $

Urea de 46-65 kg/hectárea

Salario mínimo dos personas: $ 49.180
Bulto urea de 50kg: $ 51.000 – $ 60.000
Tractor: $ 224.000
Semilla: $ ___________________
Total: $
9. CONCLUSIONES
El terreno en el cual se cultivó la Mucuna pruriens presenta una adecuada fertilidad para
que este forraje crezca adecuadamente.
Es importante hacer una práctica de establecimiento de una planta, en este caso Mucuna
pruriens para adquirir conocimientos de siembra como lo son: el arado, la profundidad a la
que va la semilla, enmiendas y fertilizantes, la capacidad del suelo, métodos de siembra
(voleo o surco).
Al preparar el suelo se crea una estructura favorable de este para que la emergencia de
las plántulas sea rápida y uniforme, y permita a las plantas tener un rápido acceso a los
recursos vitales de los nutrientes, el agua y la aireación.
Es importante la aplicación de fertilizantes en casos especiales y de igual modo llevar un
manejo fitosanitario para el control de plagas, enfermedades y plantas no deseables
dentro del cultivo.
Los factores agroclimáticos juegan un papel importante al momento de establecer una
especie forrajera, y así obtener un óptimo resultado del cultivo. Mucuna pruriens requiere
de un clima caliente y húmedo para un crecimiento máximo; crece desde 0 hasta 1600
msnm, siendo mejor en zonas húmedas de 1200 a 2500 msnm.
Los errores de cierre de una poligonal pueden darse por errores de distancia o errores
angulares, por esta razón el levantamiento topográfico de una parcela requiere de dos
instrumentos básicos: Decámetro y escuadra.
Existe una gran cantidad de factores a la hora de la siembra, como el tipo de suelo,
geografía, clima, entre otros. Es oportuno siempre realizar una siembra justo antes de la
época de lluvia, ya que facilita el crecimiento gracias a la cantidad de agua que la planta
requiere mientras germina, no cabe añadir que sembrar en periodo de verano no es
favorable.
Esta revisión permitió conocer la importancia de los costos al momento del
establecimiento de la especie forrajera pues se debe contar con el presupuesto adecuado
para la compra de las semillas requeridas por hectáreas y así poder proporciónale
económicamente las condiciones para el óptimo desarrollo de la especie.
El uso de Mucuna pruriens, permite un incremento considerable del contenido de
Nitrógeno en el suelo, gracias a su capacidad de fijación del Nitrógeno atmosférico; factor
que va en dirección con la práctica de una agricultura sostenible.

10. RECOMENDACIONES

Es recomendable la limpieza de la vegetación innecesaria ya que ocasiona dificultad en el
levantamiento de la parcela y medición con el Decámetro.
Al momento de medir las distancias de los lados con el Decámetro debe estar tensado a
lo máximo y así evitar errores de distancias.
Es oportuno siempre realizar una siembra justo antes de la época de lluvia, ya que facilita
el crecimiento gracias a la cantidad de agua que la planta requiere mientras germina, y
que sembrar en periodo de verano no es favorable a menos que se tenga un sistema de
riego.
Para un apropiado establecimiento de las especies se aconseja dejar que las parcelas
semillen y enraícen bien, con esto se asegura una mayor persistencia y larga duración de
las praderas; el tiempo recomendado varía según la especie forrajera y las características
físicas del suelo.
Se recomienda después del corte o pastoreo una fertilización según el protocolo de
abonamiento propuesto para cada uno de los predios establecidos, teniendo en cuenta el
aporte de los elementos mayores y menores de los que carece el suelo ya su vez, realizar
los respectivos controles de malezas hasta que el suelo tenga una buena cobertura y
densidad del material forrajero.
A pesar que la mayoría de las especies usadas en el establecimiento de las parcelas
demostrativas son resistentes al ataque por parte de los cercóptidos (salivazo), se le debe
realizar evaluaciones esporádicas de identificación de infestación por plagas como
trozadores, masticadores, chupadores o cuales quiera que se presenten y realizar el
control correspondiente.
El suministro de riego es fundamental en las épocas de verano.

11. BIBLIOGRAFÍA
CVC GEAUR PALMIRA y UN Colombia-Palmira. (2008). PERFIL AMBIENTAL URBANO
MUNICIPIO DE PALMIRA. 2008-07-07. Recuperado de
http://www.idea.palmira.unal.edu.co/paginas/proyectos/paginas/perfil_amb/perfil_ambienta
l.pdf
Delgado, V. (n.d.). Las cuentas de un contratista | PCR: Partido Comunista Revolucionario
de la Argentina. Recuperado el 11 de Abril del 2017, desde
http://www.pcr.org.ar/nota/campo/las-cuentas-de-un-contratista.

EL TIEMPO. (2013). Investigación agropecuaria tiene moderno laboratorio - Archivo Digital
de Noticias de Colombia y el Mundo desde 1.990 - eltiempo.com. Recuperado el 1 Abril
2017, desde http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12741968.

Franco Q, L H; Calero Q, D; Duran C, C V. 2007. Manual de establecimiento de pasturas.
Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT).
Hernandez F, J C. 2004. Mucuna, una alternativa para mejorar los suelos y combatir
malezas. INTA. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y GANADERIA.
Instituto Nicaraguense de Tecnologia Agropecuaria INTA. 2009. Proyecto “Mejora de la
seguridad alimentaria de las comunidades indígenas del municipio de Waspám”.
PROPUESTA DE MODELOS PRODUCTIVOS. Managua.
Loiza, A. (2001). . ESTABLECIMIENTO Y MANEJO DE LEGUMINOSAS FORRAJERAS.
Forrajes y pastizales/ESTABLECIMIENTO Y MANEJO DE LEGUMINOSAS
FORRAJERAS.pdf. Recuperado desde http://utep.inifap.gob.mx/tecnologias/9.

Martinez M, L. 1998. Establecimiento de pasturas cultivadas. Centro de investigación
agrícola tropical CIAT. Bolivia. 25 Paginas.
Mila P, A. 2011. Establecimiento de parcelas demostrativas de especies forrajeras en el
trópico alto colombiano. FEDEGAN. SENA. Bogotá. 26 Paginas.
Mila P, A. 2013. Establecimiento de parcelas demostrativas de especies forrajeras en el
trópico bajo colombiano. FEDEGAN. SENA. Bogotá. 36 Paginas.
Otero N, A B. 1970. Tamaño óptimo de parcela y eficiencia de diseños de muestreo en
Inventarios forestales de bosques tropicales. Tesis Lic. Ing. Forestal. Perú. UNALM.
Sanclemente R, O E. 2009. EFECTO DEL CULTIVO DE COBERTURA: Mucuna pruriens,
EN ALGUNAS PROPIEDADES FISICAS, QUIMICAS Y BIOLOGICAS DE UN SUELO
Typic Haplustalfs, CULTIVADO CON MAÍZ (Zea Mays L.) EN ZONA DE LADERA DEL
MUNICIPIO DE PALMIRA, VALLE. Palmira. Tesis de grado, Universidad Nacional de
Colombia.
Sanclemente R, O E. 2013. EFECTO DE Mucuna pruriens ASOCIADA A UNA
GRAMÍNEA, SOBRE LA ACTIVIDAD SIMBIOTICA RIZOSFÉRICA Y LA MOVILIZACIÓN
DE N Y P, EN UN SISTEMA DE CULTIVO: MAÍZ (Zea mays L.) Y SOYA (Glycine max L.).
Trabajo de investigación presentado como requisito parcial para optar al título de Doctor
en Agroecología. Universidad Nacional de Colombia. Palmira, Valle del Cauca.

Semillas Forestales. 2016. Fichas técnicas. Perú. Recuperado el 01 de abril del 2017 de
http://www.semiforeirl.com/pdf/ficha-tecnica.pdf

Tropical Forrajes. 2016. Mucuna pruriens. Especies forrajeras multipropósito. Recuperado
el 01 de abril del 2017 de
http://www.tropicalforages.info/Multiproposito/key/Multiproposito/Media/Html/Mucuna
%20pruriens.htm

UNALM. 1969. Manual de instrucciones para: El establecimiento de parcelas permanentes
para estudio de crecimiento en bosques naturales y artificiales. Servicio Forestal y de
Caza. p.4