Lo inconciente, un hallazgo de Freud.

Es indiscutible que el descubrimiento freudiano es el del Inconsciente, hipótesis
presente desde el inicio en la obra de Freud, es justamente lo que funda el Psicoanálisis.
Con esto no estamos suponiendo la inexistencia del termino inconciente antes de Freud,
Durante todo el siglo XIX en la Filosofía Alemana, desde Von Schelling hasta Nietche,
pasando por Schopenauer, estaba esta idea del inconciente como lo oscuro del alma
humana, algo así como una psique enterrada en las profundidades del sujeto.

Freud elabora una concepción inédita del inconciente, elaboración que tiene el valor de
un hallazgo, el inconsciente como tópica.

Tópica tiene su origen en la palabra griega topos que significa, lugares, se trata de una
teoría de los lugares, una diferenciación del aparato psíquico en sistemas, dotados de
diferentes características y funciones.
Esta hipótesis freudiana de una tópica psíquica surge en un determinado momento y
contexto científico.
En aquel entonces estaba en auge la teoría anatomo-fisiológica de las localizaciones
cerebrales.
En el campo de la psicopatología se empezaban a relacionar ciertos grupos psíquicos,
recuerdos, comportamientos, representaciones, que no se hallaban constantemente a
disposición del sujeto y sin embargo demostraban eficacia, estos eran los fenómenos
hipnóticos, la doble personalidad, etc.
Y por último el estudio de los sueños, que reforzaba la idea de un territorio inconciente
que poseía sus propias leyes de funcionamiento, reforzaba la idea de una separación
entre los sistemas psíquicos.

En la obra de Freud, se puede rastrear esta idea de la separación del aparato psíquico en
sistemas desde su art. “La interpretación de los sueños”, de1900, aunque es en los textos
metapsicológicos de 1915, donde formaliza este concepto de la tópica del inconsciente.

Hasta aquí, el psicoanálisis se distinguía de la psicología principalmente por su
concepción dinámica de los procesos anímicos, a la cual viene a agregarse su aspiración
a atender también a la tópica psíquica y a indicar dentro de qué sistema o entre qué
instancias del psiquismo se desarrolla un acto psíquico cualquiera. Esta aspiración le ha
valido al psicoanálisis el calificativo de psicología de las profundidades

Allí Freud deja en claro que la inconciencia no es mas que una cualidad de los actos
psíquicos, y que no basta por si sola para explicar los efectos del inconciente y su
dimensión.
En sentido sistemático, los términos inconsciente y consciente, expresan la pertenencia
a determinados sistemas y la posesión de ciertas cualidades singulares.

La idea principal de esta distinción de sistemas en Inconciente, Preconciente y
Conciente es inseparable de la concepción dinámica, según la cual los sistemas se hallan
en conflicto entre sí.
La articulación de estos dos puntos de vista plantea el problema del origen de la
distinción tópica, muy resumidamente se podría hablar de dos respuestas muy diferentes
en la obra de Freud a este problema, una de matiz genético, que será reforzada por la
segunda tópica, que plantea la aparición y diferenciación progresiva de las instancias a

el campo específico psicoanalítico se funda a partir de una reflexión de Freud respecto de la sexualidad humana. y sin embargo le son inaccesibles a la conciencia. la pulsión y la transferencia. . Freud plantea un inconciente sexual como punto de partida para pensar al sujeto humano. por lo que las instancias Inconciente. A partir de 1920. Freud puede explicar la represión (la fundación y justificación del concepto de lo inconciente) a partir de separar de una vez y para siempre la sexualidad del saber. Freud elabora su segunda tópica: diferenciando las instancias psíquicas llamadas ello. lo que va a dar lugar a conceptos fundamentales como lo inconsciente. resistencias que parten del yo. Siguiendo a Masotta. sus lecciones introductorias al psicoanálisis. La sexualidad está desde el origen del psicoanálisis en el centro del concepto de lo inconciente. en un primer tiempo una represión originaria que funda el inconsciente. Preconciente y Conciente son insuficientes para poder explicar los conflictos entre los sistemas. es decir que este hallazgo del inconciente surge a partir de la lectura de Freud de la sexualidad humana y su genialidad consiste en su diferente posición ética respecto del saber y la sexualidad. La otra. que intenta explicar la constitución del inconciente por el proceso de la represión.partir de un sistema inconsciente. solución que conduce a Freud a postular. yo y superyo El principal motivo que clásicamente se invoca para explicar este cambio es el del creciente interés que empezaron a tener las resistencias del sujeto cuando se intentaba cancelar lo reprimido.