LA LIBERTAD DENTRO DE LA

PSICOLOGÍA
Lucia Mora Acosta ps709881

VIERNES, 21 DE ABRIL DE 2017
ITESO
María Peña

Ésta viene de la mano con la responsabilidad y sostiene que para ejercer realmente la libertad 1 . el cual es uno de los niveles que conforman al ente psíquico de un humano. se intentará mostrar de forma breve cómo es que la psicología concibe a la libertad. El discernimiento es posible cuando somos capaces de distinguir la realidad tal cómo es. 1979) Dentro del humanismo. se busca llegar a un concepto de libertad que conteste a la pregunta de si somos realmente libres y en qué medida. aunque el Yo haya decidido actuar. En la psicología encontramos muchas ramas que estudian a la persona. (Daros. siempre ha de luchar contra las fuerzas que mueven a la persona en ese momento. El yo es el ello modificado por la parte social del hombre. en el ello es donde conviven todos los deseos carnales. de encontrarse consigo mismo. es el filtro de todas las pulsaciones del ello. Todos los días nos preguntamos si es que somos realmente libres y si actuamos de acuerdo a lo que. y aunque el Yo es libre de decidir qué es lo que desea. La postura Freudiana de la libertad se posiciona dentro de la dimensión del Yo. dentro de cada uno encontramos discrepancias y en todos se busca integrar los conceptos que describen el comportamiento humano. sobre todo hoy en día. muchos autores han hablado de la libertad. se habla de la libertad como una parte fundamental de la existencia del hombre. En el campo de la psicología el tema de la libertad es confuso y nos podemos llegar a preguntar si es que este concepto existe dentro de ella. el instinto. el yo es donde Freud considera que entra la libertad. aunque es libre. cada una se ha encargado de abarcar distintos conceptos que encontramos en su esencia. se anula. consideramos. Actualmente las tres principales ramas de la psicología son el Psicoanálisis. En la historia se han ido alzando diferentes escuelas o corrientes que intentan describir una parte de la verdad que esconde la vida. El yo le sigue al ello.Lucia Mora Acosta ps709881 En la vida. Muchas veces. el humanismo y el conductismo. El Yo dirige y controla todos los deseos sexuales y decide con que sustituir cada uno de estos deseos para que sirvan de desahogo de la energía liberada por el ello. el ello y el super Yo lo obstaculizan y al tener uno de ellos mayor energía la decisión del yo. En las siguientes líneas. es ejercer nuestra libertad. las pulsaciones. El poder del Yo para decidir de forma efectiva proviene del discernimiento que es el poder establecer cuál de las opciones que se nos presentan en equis situación es la mejor. La libertad se ve como la posibilidad de alcanzar el potencial de la persona. Como reflexión.

por ejemplo. cree que la conducta proviene exclusivamente del condicionamiento y por lo tanto el campo de la libertad queda reducido a estos condicionamientos que moldean su vida. La persona debe conocerse para poder serle fiel al concepto que tiene de sí misma. talvez de las más complejas en nuestro mundo. sin embargo. Dentro de la psicología existe un debate de si la mente y el cuerpo son uno o si van por separado. El humanismo nos habla de una libertad que se aplica al ser fieles a nosotros mismos. olemos o escuchamos es lo que nos llevará 2 . En cada uno de estos es necesario que seamos conscientes y veamos nuestro campo de acción e influencia para así poder decidir y ser responsables de nuestras decisiones. es un debate que no ha de terminarse pronto. En cambio. el conductismo nos habla del comportamiento humano como consecuencia de los condicionamientos presentes en la persona. la neurología ha entrado como un agente explicativo dentro de esta dualidad. Para la neuropsicología. la angustia es el sentimiento que experimentamos justo cuando nos alejamos de nuestro centro. el cerebro es una gran máquina. ya sean condicionamientos que no podemos cambiar o situaciones que requieran nuestra acción. si bien no explica de forma suficiente que es lo que sucede con la mente y el cuerpo. Lo que vemos. 2013) Por otro lado. Gracias a él es que actuamos y dentro de él sucede el misterio de nuestras decisiones. Pero en si la mayoría lo han hecho desde una perspectiva filosófica que no necesariamente incluye la faceta biológica del hombre. 2013) Todas las teorías han intentado abarcar todos los elementos necesarios para ejercer de manera efectiva la libertad. Sin embargo. para Skinner la conducta se rige por reglas impuestas durante los condicionamientos. Watson. Para ser responsables no es solo necesario pensar en lo que ha de pasar si decidimos “x” o “y” incluso al decidir no enfrentar la decisión somos responsables en cuanto a que somos conscientes de que hemos decidido dejar de actuar. si nos ayuda a observar cómo es que el hombre percibe el mundo y al ser la percepción la base de sus decisiones. (Puga. Skinner argumenta que el acto voluntario es genuinamente libre y que los reforzadores o consecuencias que le siguen son los que condicionan el que se repita. la neurología entra también a este cuestionamiento de la existencia de la libertad. para que exista la responsabilidad hemos de tener conocimiento de nosotros mismos y el espacio que nos rodea y nos une a los demás. de muchas formas.Lucia Mora Acosta ps709881 hemos de dar respuesta a lo que nos rodea. La responsabilidad es fundamental para ejercer la libertad. (Paredes.

los sentidos no son de ninguna forma un sistema de grabación fidedigno. sin embargo. Al final quedan las preguntas relacionadas con que tan libres somos sin responder. Siendo así decidimos en base a recuerdos o más bien percepciones de lo que creemos que es la realidad. nosotros. 2011) Hemos visto de forma muy breve cómo es que las principales corrientes de la psicología definen la libertad. pero si dejan de lado una parte fundamental de la persona por lo que el concepto resulta insuficiente. 3 . se moldean con nuestras emociones y sentimientos. De una manera filosófica intentan definir de forma suficiente la relación entre los sujetos y la realidad. Así como el conductismo lo describe desde su postura. el humanismo lo hace desde la suya. Con esto no rechazan. Cada una de estas posturas nos hablan de cómo la libertad es limitada por el conocimiento que tenemos de la realidad. el concepto de la libertad que nos presentan es nulo. sin embargo. Dentro de su campo de estudio conceptualizan los elementos que construyen el concepto de la realidad. Sin saber si es que podemos percibir la realidad. (Nobre. En el momento en que necesitamos tomar una decisión nos enfrentamos a problemas y preocupaciones.Lucia Mora Acosta ps709881 de una forma u otra a decidir qué es lo que deseamos conservar o rechazar en nuestra vida. buscamos en nuestros recuerdos ayuda para entender lo que sucede y lo que podría suceder. no todas lo definen desde la base biológica. el cerebro. Por medio de los sentidos se forma nuestros recuerdos.

389-399. P. (2013). Watson. UNIFÉ. 47-55. Punset. Nobre. El cerebro construye la realidad. Estrato dalla rivista Rosminiana di filosofía e di cultura.Lucia Mora Acosta ps709881 Bibliografía Daros. Puga. 4 . (1979). R. A. W. K. R. Revista Nacional de Colombia. (2013). Skinner y Algunas Disputas. (E. La libertad desde una mirada humanista y existencial. Entrevistador) Paredes. K. (01 de Noviembre de 2011). El problema de la libertad en la teoría psicoanalítica Freudiana.