You are on page 1of 7

Universidad Distrital Francisco José De Caldas

Profesor: Sergio Fajardo

Materia: Multiexpresividad

Estudiante: Zoanny García Garzón -20152187027

Tema: La poética del espacio de Gastón Bachelard

LA CASA DEL SÓTANO A LA GUARDILLA. EL SENTIDO DE LA CHOZA

“Las verdaderas casas del recuerdo, las casas donde vuelven a conducirnos nuestros sueños, las casas
enriquecidas por un onirismo fiel se resisten a toda descripción. Describirlas equivaldría a ¡enseñarlas! Tal vez
se pueda decir todo del presente, ¡pero del pasado! La casa primera y oníricamente definitiva debe conservar
su penumbra”.

El primer capítulo el autor realiza un análisis espacial de la Casa. La casa es un elemento de integración
psicológica, lugar de recuerdos y de olvidos. La casa es el primer universo de la cotidianidad, pero se proyecta
como un auténtico “microcosmos”: una unidad de imagen y recuerdo. Su funcionalidad reside en que sirve
como detonante del proceso de Conmemoración donde se guarda y almacena nuestra información como
momentos, situaciones, recuerdos, etc.

La casa es un lugar privilegiado para estudiar las fenomenologías de los valores de intimidad del espacio, porque
la casa en si es la manera de como habitamos el espacio vital, representa nuestro rincón del mundo, nuestro
primer universo.

La casa natal desarrolla en nosotros una jerarquía de las diferentes formas de vivir y habitar; todas las demás
casas en las que podemos vivir a lo largo de nuestra vida son solo variaciones de esta.

En ella, la memoria y la imaginación trabajan mutuamente constituyendo una comunidad del recuerdo y de la
imagen.

En nuestras vidas, en las nuevas casas, a veces vuelven los recuerdos de la infancia, y nos reconfortamos
reviviendo recuerdos de protección. Mientras la choza, en la página de Bachelard, aparece sin duda como la raíz
pivote dela función de habitar. Es la planta humana más simple, la que no necesita ramificaciones para poder
subsistir. Es tan simple que no pertenece ya a los recuerdos, a veces demasiado lleno de imágenes. Ahora,
nuestro objeto está claro: debemos demostrar que la casa es uno de los mayores poderes de integración para
los pensamientos, los recuerdos y los sueños del hombre. En esa integración, el principio unificador es el
ensueño. El pasado, el presente y el porvenir dan a la casa dinamismos diferentes, dinamismos que interfieren
con frecuencia, a veces oponiéndose, a veces excitándose mutuamente. La casa en la vida del hombre suplanta
contingencias, multiplica sus consejos de continuidad. Sin ella el hombre sería un ser disperso. Lo sostiene a
través de las tormentas del cielo y de las tormentas de la vida. Es cuerpo y alma. Es el primer mundo del ser
humano.

Antes de ser "lanzado al mundo" como dicen los metafísicos rápidos, el hombrees depositado en la cuna de la
casa. Y siempre, en nuestros sueños, la casa es una gran cuna. Una metafísica concreta no puede dejar a un lado
ese hecho, ese simple hecho, tanto más, cuanto que ese hecho es un valor, un gran valor al cual volvemos en
nuestros ensueños. Él ser es de inmediato un valor. La vida empieza bien, empieza encerrada, protegida, toda
tibia en el regazo de una casa. Con la choza, con la luz que veía en el horizonte lejano, acabamos de indicar bajo
su forma más simplificada la condensación de intimidad del refugio. Primeramente, y al empezar este capítulo,
habíamos intentado, al contrario, diferenciar la casa de acuerdo con su verticalidad. Ahora, y siempre con ayuda
de documentos literarios circunstanciados, tenemos que explicar mejor los valores de protección de la casa
contra las fuerzas que la asaltan. Después de haber examinado esta dialéctica entre la casa y el universo
examinaremos poemas donde la casa es todo un mundo. En este sentido, destaca Bachelard la importancia de
las grandes imágenes simples, como la casa, y ello porque potencian el fenómeno de liberación poética pura.
II. CASA Y UNIVERSO

Leer una habitación, tienen sentido, puesto que habitación y casa son esquemas de psicología que guían a los
escritores y a los poetas en el análisis de la intimidad. Vamos a leer lentamente algunas casas y algunas
habitaciones "escritas" por grandes escritores. Más allá de la casa habitada, el cosmos de invierno es un cosmos
simplificado. Es una no-casa, en el estilo en que el metafísico habla de un no-yo. De la casa la no-casa todas las
contradicciones se ordenan fácilmente. En la casa todo se diferencia, se multiplica. La casa recibe del invierno
reservas de intimidad, delicadezas de intimidad. En el mundo fuera de la casa, la nieve borra los pasos, confunde
los caminos, ahoga los ruidos, oculta los colores. Se siente actuar una negación por la blancura universal. El
soñador de casas sabe todo esto, siente todo esto, y por la disminución del ser del mundo exterior, conoce un
aumento de intensidad de todos los valores íntimos. La propia casa, cuando se pone a vivir de un modo humano,
no pierde toda su “objetividad". Es preciso que examinemos más de cerca cómo se presentan en geometría
soñadora las casas del pasado, las casas donde volvemos a encontrar en nuestras ensoñaciones la intimidad del
pasado. Debemos estudiar

continuamente cómo la dulce materia de la intimidad vuelve a encontrar, por la casa, su forma, la forma que
tenía cuando encerraba un calor primero. Toda gran imagen simple es reveladora de un estado de alma. La casa
es, más aún que el paisaje, un estado de alma. Incluso reproducida en su aspecto exterior, dice una intimidad.
Algunos psicólogos, en particular Françoise Minkowsky, y los trabajadores que ella ha sabido adiestrar, han
estudiado los dibujos de casas hechos por los niños Se puede hacer de ellos el motivo de una prueba. La prueba
de la casa tiene incluso la ventaja de estar abierta a la espontaneidad, porque muchos niños dibujan
espontáneamente

CONCLUSIONES:

Bachelard me pareció un autor bastante complejo. Es necesario o en mi experiencia debí releer varias veces el
texto para llegar a tener un mensaje claro y completo. El supone toda un metafísica del espacio vivido;
establece de una manera bastante minuciosa todos sus rasgos y jerarquías internas. Nos informa de su
composición y de su influencia en el resto de espacios, los cuales, cada uno de ellos, son particulares. El espacio
literario le sirve a nuestro autor como un lienzo en blanco en el que intenta reconciliarnos con nuestro yo
poético. Para nuestro autor, el objetivo de la literatura es recrear el lenguaje y crear nuevas imágenes y a partir
de metáforas comprender la esencia del ser de nuestra vida y la relación que nuestro cuerpo tiene con el lugar
donde habitamos.
Universidad Distrital Francisco José De Caldas

Profesor: Sergio Fajardo

Materia: Pensamiento Divergente

Estudiante: Zoanny García Garzón -20152187027

Tema: 6 sombreros para pensar.

Vivir es decidirse. La toma de decisiones es una tarea que debemos asumir en nuestro diario vivir y
probablemente también es una de las tareas más difíciles y estresantes que tiene que realizar el ser humano.

Cuando una persona se enfrenta a un proceso de toma de decisiones, su mente comienza a contemplar una
serie de razones y emociones que le llevan a optar por una alternativa y una que sea pronta que lo saque de la
situación en la que se encuentra.

Ese proceso que se da de forma natural en el cerebro humano, pero si es difícil tomar una decisión propia suele
resultar extremadamente complejo cuando, por ejemplo, tratamos de aplicarlo a una decisión colectiva en un
equipo de trabajo. No es de extrañar que en esos casos surja la confrontación, que cada participante ensaye
tirar para su lado y que muchos no quieran o no sean capaces de asumir la perspectiva de otros, es aquí donde
este libro nos da pautas de como tomar decisiones en grupo con un método llamado ‘’6 sombreros para pensar’’

Es un método simple pero poderoso que reproduce de forma sencilla, los procesos que tienen lugar en nuestra
mente cuando tomamos decisiones, convirtiéndolos en algo sistemático y público. En este método, se anima a
los participantes a usar los diferentes sombreros acomodándose a las características de cada uno y que también
se observen los puntos de vista diferentes y se crea un mapa enriquecido para tomar mejores decisiones, Esto
da una fuerte sensación de libertad porque ya no tienes que limitarte a adoptar una sola posición: puedes tomar
libremente la posición que te marca tu sombrero y cambiar de pensamiento sin miedo ni temer que ofender a
nadie.

Vamos a ver en qué consiste este método sombrero por sombrero.

 El sombrero blanco es neutro y objetivo. Trata de dejar de lado las propuestas y los razonamientos, y
concentrarse en la información. ¿De qué información disponemos? ¿Qué información falta? ¿Qué datos
nos gustaría que hubiera? ¿Cómo los obtendremos
 El sombrero rojo se relaciona con los sentimientos, la intuición, los presentimientos y las emociones. Se
supone que en una reunión seria nadie expondrá sus emociones, pero, sin embargo, casi todas las
personas lo hacen, disfrazándolas de razonamientos lógicos. El sombrero rojo te da permiso para
expresar tus sentimientos e intuiciones sin disculparte, sin explicaciones y sin necesidad de justificación.
 El sombrero negro es para el juicio crítico. Puede mostrarse como el más triste y negativo: Indica por
qué no se puede hacer algo. El sombrero negro es valioso. Es el sombrero más usado y posiblemente el
más útil. Pero también tiene un peligro: con él es fácil matar la creatividad con una negatividad
temprana. Por tanto, hay que tener cuidado al utilizarlo porque emplearlo demasiado puede acarrear
problemas.
 El sombrero amarillo es para el optimismo y para una visión lógica y positiva de los hechos. Busca la
factibilidad y una manera de actuar. El sombrero amarillo persigue los beneficios, pero estos deben
tener una base lógica Muchas veces el sombrero de pensar amarillo exige un esfuerzo deliberado para
encontrar los beneficios, que no son siempre inmediatamente obvios y podríamos tener que buscarlos.
Toda idea creativa merece cierta atención del sombrero amarillo.
 El sombrero verde es la vegetación, el crecimiento, la energía. Es el sombrero de la creatividad. Quien
lo lleva puesto se enfoca en plantear alternativas, aunque a veces puedan parecer absurdas. Estos
planteamientos provocan pensar en nuevas soluciones y anticiparse a las dificultades.
 El sombrero azul es el del control y permite organizar el pensamiento. El pensador del sombrero azul
coordina la reunión. Es el que define claramente las problemáticas. Cuando se piensa con el sombrero
azul se intenta dar una visión general de lo que ha ocurrido y de lo que se ha logrado, con el fin de
imponer orden en el aparente caos.

Reflexión:

Por la forma como está diseñado nuestro cerebro, nos resulta imposible experimentar sensibilización en
diferentes direcciones de forma simultánea. Los sombreros, son esos objetos que una persona puede quitarse o
ponerse fácilmente y de forma visible, simbolizan diferentes formas de mirar la realidad. Cada uno de ellos
representa un tipo de visión diferenciada y, aunque tendamos a encasillar a algunas personas con esa forma de
pensar, lo cierto es que todos los sombreros están disponibles para todas las personas, siempre y cuando se
esfuercen por mirar en esa dirección. El modelo de los sombreros, entonces, no pretende impactar en las
motivaciones profundas que cada individuo tiene para la acción, ni intenta modificar las personalidades, sino
que se limita a proponer comportamientos. En esta medida, sus resultados son mucho más aceptables y eficaces
que los de aquellos métodos analíticos que se sustentan en la promesa de transformar al individuo.
PENSAMIENTO LATERAL - EDWARD DE BONO

La mente se caracteriza por la creación de modelos fijos de conceptos, lo que limita las posibilidades de uso de
la nueva información disponible, a menos que se disponga de algún medio de reestructurar los modelos ya
existentes, actualizándolos objetivamente con los nuevos datos. La función del pensamiento lógico es el inicio y
el desarrollo de modelos de conceptos. La función del pensamiento lateral es la reestructuración (perspicacia)
de esos modelos y la creación de otros nuevos (creatividad). La necesidad del pensamiento lateral deriva de las
limitaciones inherentes al comportamiento de la mente, constituida como sistema de memorización optimizado.
El pensamiento lateral: su naturaleza fundamental.
El pensamiento lateral tiene como objetivo el cambio de modelos (modelos = disposición u ordenamiento de la
información en la mente). En la práctica, un modelo es cualquier concepto, idea, pensamiento o imagen que
puede repetirse en su forma original cuando algún estímulo determina su reaparición. Por modelo se entiende
también a una secuencia de tales ideas, pensamientos o imágenes que pueden repetirse en una forma que le
confiere carácter unitario. El pensamiento lateral trata de descomponer las estructuras de los modelos con el fin
de que las diferentes partes de éstos se ordenen de forma distinta.
Al descomponer un modelo y reordenarlo en una forma diferente se obtiene una visión inteligente. La finalidad
de esta reestructuración es conseguir un modelo óptimo, que constituya la más alta expresión de la información
disponible.
La enseñanza ha girado siempre en torno a la secuencia lógica del pensamiento, como único proceso adecuado
para elaborar la información.
La creatividad se ha considerado en todos los tiempos como algo misterioso, innato o espontáneo.
Como complemento de esta forma tradicional del pensamiento, se ha tratado en esta obra el pensamiento
lateral, cuya misión es conferir mayor eficacia al pensamiento lógico o vertical. Las dos funciones básicas del
pensamiento lateral son el uso de la información como estímulo de nuevas ideas y la superación de los
conceptos comúnmente aceptados como absolutos.
El pensamiento lateral es creativo, el pensamiento vertical es selectivo. Su combinación aumenta la efectividad
del pensamiento en general.
El pensamiento tradicional cesa su investigación de posibles alternativas cuando encuentra una solución que
cree adecuada; por otra parte, tan pronto como algo es insatisfactorio, se detiene. Y sin embargo puede haber
todavía soluciones mejores, cuya visión queda velada por el efecto concentrador que ejerce la solución
adecuada. En tales casos el pensamiento lateral permite explorar otras posibilidades, al actuar al margen de lo
obvio.
El pensamiento lateral es especialmente útil en la solución de problemas prácticos y en la concepción de ideas
creativas, pero no se limita a estas aplicaciones, sino que es una parte esencial del acto de pensar.
La necesidad de cambiar ideas es cada vez más acuciante a medida que la tecnología acelera el ritmo de las
comunicaciones y del progreso tecnológico. En el pasado no elaboramos nunca métodos satisfactorios para el
cambio de ideas; el único utilizado hasta ahora consistía en el conflicto entre ideas diferentes u opuestas.
El pensamiento lateral provoca cambios de ideas mediante la reordenación de las partes integrantes de los
modelos ya establecidos. Ello permite la asimilación de las técnicas específicas del pensamiento lateral, cuyo
objetivo es doble: adquirir experiencia en su aplicación práctica y desarrollar una actitud que tienda a su uso
cotidiano.
El pensamiento lateral no provoca dudas ni caos en las ideas establecidas. Reconoce la extrema utilidad de éstas
y se limita a negar el carácter axiomático que la mente tiende a conferir a los conceptos establecidos a causa de
su esfuerzo por perpetuarlos.