You are on page 1of 7

INFORMACION LÍQUIDO DE FRENOS WAGNER.

SEGURIDAD, CALIDAD, RENDIMIENTO


Por más de 100 años en esta industria,
Wagner ha sido conocido como el experto
en productos de calidad para frenos.
Nuestra planta que cubre más de 6
hectáreas, es considerada como la
instalación más grande del mundo
dedicada exclusivamente a la producción
de líquido de frenos. Wagner es también el
único fabricante de líquido de frenos cuya
entera operación se dedica
exclusivamente al sistema de frenos para
vehículos.

Desde el freno hidráulico básico, de disco


o de tambor, hasta los diseños más
complejos de la actualidad, los líquidos de
frenos Wagner proporcionan un máximo rendimiento y un extra margen de seguridad, brindándole confianza y
un óptimo rendimiento.

El líquido de frenos es la sangre que le da vida al sistema de frenos, es por esto que el personal de los
laboratorios de Wagner, lleva a cabo constantemente trabajos de investigación para mejorar sus fórmulas, con
el objeto de satisfacer las exigencias impuestas con el crecimiento de la demanda de frenos para vehículos.

Las materias primas utilizadas en los líquidos de frenos de Wagner son rigurosamente controladas. Cada
componente químico es analizado para asegurarse que cumpla con las especificaciones que hacen relación a
la pureza y a las propiedades químicas.

El líquido de frenos esta formulado para absorver humedad controlar la expansión del caucho de los
componentes del sistema, prevenir la corrosión y actuar como lubricante y aunque el líquido absorve
humedad, no puede continuar absorbiéndola indefinidamente.

Todos los líquidos de frenos tienden a saturarse de humedad con el tiempo, y por esta razón, el mantener un
control periódico le ayudara a reducir el daño de corrosión por humedad en el sistema y a evitar problemas
mayores como el llamado "candado de vapor", del cual haremos mención posteriormente.

FUNCION DEL LÍQUIDO DE FRENOS


La principal función de un líquido de frenos es transmitir la fuerza ejercida
sobre el pedal del freno a las pastillas de los frenos delanteros y zapatas en
los tambores traseros para llegar a detener el vehículo. Esto se realiza por
medio de una bomba principal de frenos con tubos de metal y mangueras
flexibles conectadas a las bombas auxiliares de frenos en cada rueda. Al
estar comprimido el líquido de frenos dentro del sistema, cuando se aplica
presión al pedal de los frenos, el pistón en el cilindro de la bomba principal
ejerce presión sobre el fluido, lo que empuja las zapatas contra los tambores
o las pastillas de los discos contra los rotores, los que por medio de fricción,
detienen el vehículo.

Las características más importantes en un líquido de frenos recaen en: la


viscosidad, la cual es la capacidad de fluir tanto en bajas como en altas
temperaturas, la protección del sistema de frenos, ya que debe ser
compatible con piezas de caucho y metálicas y, el punto de ebullición, el cual
es la temperatura a la cual éste hierve o ebulle.
CLASIFICACIÓN DOT 3, 4 y 5
Según la clasificación del Departamento de transporte de los Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés),
existen tres tipos de líquidos: DOT 3, DOT 4 y DOT 5.

La principal diferencia entre estos tres líquidos radica en la temperatura ala cual ebullen cuando el líquido
patrón SAE (Asociación de Ingenieros del Automóvil) ha alcanzado un 3.7% de absorción de agua = punto de
ebullición húmedo. Cada uno posee un punto de ebullición distinto, el del DOT 3 es de 140°C, el del DOT 4 es
de 155°C y el del DOT 5 es de 180°C.

Los líquidos de freno DOT 3 y DOT 4 son fabricados en base a mezclas etílicas y son los líquidos
recomendados para la mayor parte de vehículos que utilizan sistemas de frenos hidráulicos. Por su parte el
líquido de frenos con especificación DOT 5 es un fluido sintético, generalmente de color púrpura, fabricado en
base a silicona que tiene un punto de ebullición más alto, y su uso se ha hecho común en vehículos de
carreras. Sin embargo, la problemática de que puede producir espuma fácilmente, (debido a su imposibilidad
de absorción de humedad), puede provocar daños en el desempeño del sistema de frenos. Por otro lado, el
líquido DOT 5 no es compatible con líquidos de especificación DOT 3 y DOT 4 lo que genera un grave
problema en los casos en que se quiera sustituir uno de estos líquidos por el DOT 5 en un sistema.

Con el fin de satisfacer las necesidades bajo condiciones extremas de operación, como en aquellos vehículos
de trabajo pesado que transportan mercancías, remolcan trailetas y botes, así como todo aquel que requiera
un líquido que soporte altas temperaturas, Wagner ha desarrollado un nuevo producto: el DOT 5.1. El líquido
de frenos Wagner DOT 5.1, es hoy día el que posee el punto de ebullición más alto disponible en nuestra
línea de productos. Este sobrepasa los requerimientos exigidos por el Departamento de Trasporte de los
Estados Unidos (DOT) en su clasificación DOT 5 y además es compatible con los líquidos DOT 3 y DOT 4,
con lo cual se eliminan los problemas relacionados con la sustitución de un líquido a otro.

CONTAMINACIÓN POR HUMEDAD Y EL CANDADO DE


VAPOR
El constante calentamiento y
enfriamiento que se presenta en los
frenos permite que se condense la
humedad en el sistema. Esta
humedad es absorbida por el líquido
de frenos, por lo que después de un
año, este líquido podría contener
hasta un 2% de agua en un vehículo
en condiciones normales de
operación. Este porcentaje
aumentaría a un 3% después del año
y medio, y de 7% a 8% después de
varios años. Bajo condiciones
severas de operación o condiciones
climáticas extremas estos
porcentajes podrían aumentar
considerablemente.

Por su parte la contaminación del líquido de frenos por humedad disminuye su punto de ebullición, y de este
modo incrementa la posibilidad Beque se generen las bolsas de vapor en el sistema. De igual manera esta
humedad afecta el desempeño del frenado y acelera la corrosión, disminuyendo la capacidad de frenado del
sistema durante la operación.

Tal y como mencionamos anteriormente, la contaminación del líquido de frenos es causada por la absorción
de humedad, debido a las variaciones de temperatura que se presentan durante la operación del vehículo y a
la interacción con el medio ambiente. Esto hace que el punto de ebullición del líquido disminuya y por ende se
pierda potencia en el frenado.

A diferencia de un líquido, los vapores tienden a comprimirse cuando se ejerce una presión sobre ellos, por lo
que cuando el líquido de frenos con alto contenido de humedad se calienta, forma vapores en los conductos
del sistema y por consiguiente pierde su capacidad para transmitir la presión, generada en la bomba principal,
hacia las bombas auxiliares y que es necesaria para detener el vehículo; esto origina una pérdida de presión
en el pedal de los frenos y consecuentemente una falla total en el sistema. Esta pérdida de potencia en el
frenado es conocida como "El Candado de Vapor" y se presenta cuando el líde frenos con alto contenido de
humedad se calienta, forma vapores en los conductos del sistema y por consiguiente pierde su capacidad
para transmitir la presión, generada en la bomba principal, hacia las bombas auxiliares y que es necesaria
para detener el vehículo; esto origina una pérdida de presión en el pedal de los frenos y consecuentemente
una falla total en el sistema. Esta pérdida de potencia en el frenado es conocida como "El Candado de Vapor"

Debido a que el punto de ebullición depende de la calidad del líquido de frenos utilizado y de la contaminación
a través del tiempo, la única manera de prevenir posibles problemas en el sistema de frenos es dar un
mantenimiento adecuado reemplazando el líquido de frenos en forma frecuente de acuerdo a las siguientes
recomendaciones y por supuesto utilizando un líquido de frenos de una calidad reconocida.

LIQUIDO DE FRENOS WAGNER: el producto preferido por


los expertos en frenos.
RECOMENDACIONES
Una limpieza o cambio completo de líquido de frenos es
fundamental para un buen desempeño del sistema de frenos.

Además, el añadir líquido para rellenar el sistema de frenos es


fácil y no le demorará mucho, simplemente remueva el
cobertor del cilindro maestro y añada líquido de frenos fresco
y limpio, hasta la marca del recipiente, o bien a un 1/4" del
tope.

Revise el manual del vehículo para determinar cual grado de


DOT requiere su automóvil. Tome en cuenta que no todos los
líquidos de frenos son iguales el hecho de que dos fluidos
diferentes tengan grado DOT 3 no significa que va obtener los
mismos resultados.

Los líquidos de más alta calidad como Wagner 21 B y Extra Heavy Duty, sobrepasan todos los requerimientos
de las especificaciones del DOT 3 para puntos de ebullición mínimos, lubricación y habilidad de anticorrosión.

Otro punto que debe considerarse cuando se añade líquido de frenos es que una vez que la lata haya sido
abierta su contenido debe ser utilizado tan pronto y como sea posible debido a que inmediatamente comienza
a absorver humedad lo cual disminuye su rendimiento.
Recuerde siempre que:
Nunca debe reutilizarse el líquido que fue extraído del sistema de frenos. ¡Deséchelo! Para enjuagar o limpiar
el sistema utilice únicamente líquido de frenos. El tiempo recomendado para cambiar el líquido de frenos
depende de:

El tipo de líquido de frenos.

Las condiciones climáticas.

El estilo de manejo.

El estado del sistema de frenos

PROTECCION... PASO A PASO


La calidad Wagner es rigurosamente controlada desde que las sustancias químicas se mezclan, analizan y
son trasladadas de nuestros tanques almacenadores de alta capacidad, hasta nuestras líneas alimentadoras
completamente automatizadas. Nuestro laboratorio de control y calidad inspecciona toda la producción para
asegurarse del cumplimiento de todas las especificaciones, y para verificar la ausencia de cualquier clase de
contaminación o materias extrañas. Lo que nos interesa en todo momento es el control de calidad, por eso es
que la inspección es llevada a cabo desde que recibimos la materia prima hasta el producto ya terminado.

Las materias primas utilizadas en los líquidos de frenos Wagner son rigurosamente controladas cada
componente químico es analizado para asegurar que se cumpla con las especificaciones que hacen relación a
la pureza y propiedades químicas. También los procedimientos críticos de formulación y verificación del
rendimiento del producto son cuidadosamente evaluados para obtener siempre una alta calidad uniforme.
Para que el producto salga de nuestra planta debe pasar por rigurosas pruebas de pureza y rendimiento. El
producto terminado es también sometido regularmente a pruebas por el "DOT" (Departamento de transporte
de los Estados Unidos) así como también por laboratorios independientes. Los líquidos de frenos Wagner
siempre satisfacen o sobrepasan los requisitos exigidos par el "DOT", "SAE" (Sociedad de Ingenieros de la
Industria Automotriz) y la "Federal Motor Vehicle Safety Standards" (Normas Federales de la Seguridad de
Vehículos Motorizados) tales como punto de ebullición, lubricidad, protección contra corrosión, viscosidad,
tolerancia al agua y compatibilidad con la goma (hule).

Además, el líquido de frenos Wagner utiliza un exclusivo envase metálico el cual impide la absorción de
humedad proveniente del medio ambiente. Es bien sabido que los envases plásticos no son totalmente
herméticos y que permiten la absorción de humedad proveniente del medio ambiente durante el período de
almacenamiento.

Por lo anterior... los líquidos de frenos Wagner son considerados siempre como "el patrón" en la industria.

HERRAMIENTAS
Wagner ha desarrollado diversas herramientas con el fin de facilitarle la labor a los
mecánicos especializados y centros de servicio para que puedan llevar a cabo las
labores de verificación de la condición del líquido de frenos, el recambio del mismo y la
limpieza de los componentes mecánicos del sistema de la manera más precisa y fácil,
con el consiguiente beneficio económico al poder ofrecer un
servicio adicional a sus clientes con un costo de inversión y de
mano de obra relativamente bajo. A continuación le ofrecemos el
detalle de algunas de estas herramientas:

Medidor de humedad en el líquido de frenos(Item No. F300450)


Termómetro que mide la temperatura de ebullición del líquido de
frenos e indica si se encuentra contaminado por humedad.

Limpiador de frenos (Ítem No. BB300WB) Se utiliza para limpiar las Componentes mecánicos del sistema de
frenos antes de revisarlos o repararlos, evitando la contaminación en el taller.

Purgador de líquido de frenos (Ítem No. F300444) Herramienta para cambiar el líquido
de frenos de una manera eficiente y a un bajo costo.

Wet Check (Item No. (300750) La forma más fácil, económica y precisa para revisar si
el líquido da frenos 4 su automóvil está contamiento por humedad

OTROS PRODUCTOS PARA FRENOS FABRICADOS POR


Bombas principales y auxiliares

Kits de reparación

Líquido para frenos

Mangueras

Pastillas de freno

Tambores y rotores

EL SISTEMA DE FRENOS ABS


Mantenerse hoy en día al margen de los cambios tecnológicos en el
mundo automotriz es sumamente di¬fícil. El Sistema de Frenos Anti
bloqueo (ABS) es un excelente ejemplo. El ABS es relativamente
nuevo y re¬presenta un cambio tecnológico de avanzada en
com¬paración con el tradicional sistema de frenos hidráulico.
Wagner, productos para frenos, le suple compo¬nentes de reemplazo
para los sistemas de frenos ABS más populares incluyendo Kelsey
Hayes, Teves, Bosch y Bendix.

DESCRIPCION
El Sistema de Frenos Anti bloqueo (ABS, por su designación en inglés, Anti Lock Braking Systems) es un
sistema designado para prevenir el bloqueo de las ruedas de un vehículo durante condiciones de frena¬do
severas, lo que le permite al conductor mantener el control del vehículo. Este sistema consiste gene¬ralmente
en una serie de componentes inter¬conectados entre los que podemos mencionar: uni¬dad de control,
acumulador, unidad de poder, sensores de ruedas, modulador, válvulas solenoides, luz de aviso, cilindro
maestro, ensamble reforzado y cableado de conexión.

OPERACIÓ
N Y
MANTENI
MIENTO
Bajo condiciones
normales de manejo,
el Sistema de Frenos
Anti bloqueo
funciona como un
sistema de frenos
estándar. Durante la
aplicación de los
frenos, el módulo de
control eléctronico
recibe una señal de
la velocidad de
ruedas proveniente de los sensores ubicados en cada una de ellas. Cuando ocurre un bloqueo en una de las
ruedas durante el frenado, el sensor respectivo envía una señal de aviso a la unidad de control del ABS. Esta
unidad de cómputo cerrará y abrirá electrónicamente los solenoides, localizados en el in¬terior de un
modulador, para prevenir el bloqueo de los frenos.

Los solenoides funcionan intermitentemente y con rapidez por lo que estas


pulsaciones podrán ser percibidas en el pedal del freno y en algunos casos
en el ti¬món de dirección. De igual manera la carro¬cería del vehículo
puede vibrar ligera¬mente. Estas condiciones son normales. Las
pulsaciones del pedal continuarán hasta que no haya necesidad de
funciona¬miento del Sistema Anti bloqueo o hasta que el vehículo se haya
detenido.

Debido a la complejidad de es te sistema y a las condiciones bajo las cuales


ope¬ra es impres¬cindible ape¬garse a las especificaciones del fabricante
en lo que respecta a su mantenimiento y a las recomendaciones sobre el
tipo de líquido de frenos que se debe utilizar. En la mayor parte de los casos
estos fabricantes señalan en sus manuales la obligación de utilizar
únicamente lí¬quido de frenos DOT 4.
El líquido de frenos DOT 4 de Wagner es fabrica¬do con una formulación
especial que garantiza su efi¬ciencia en los sistemas ABS, gracias a sus
aditivos que proveen una mayor protección contra la corrosión y a que tiene
un punto de ebullición mucho más alto que el estándar SAE de 446°F. Esto
lo ha convertido en el preferido por los mecánicos especializados en sistemas ABS en el mundo entero.