You are on page 1of 2

ién no tiene en casa un rack para tv? La verdad es que casi todos.

Lo que muchos no sabemos es que este soporte metálico que nos


facilita la vida es probablemente uno de los productos de LIMA
RACK PERÚ, el sueño hecho realidad tras la historia de éxito de
German Ortiz.
“Emprender es despertar, ganar experiencia del fracaso y llevar un sueño adelante
para hacerlo realidad”

Por: Katia Ortiz, corresponsal de la Universidad Jaime Bausate y Meza

¿Quién no tiene en casa un rack para tv? La verdad es que casi todos. Lo que
muchos no sabemos es que este soporte metálico que nos facilita la vida es
probablemente uno de los productos de LIMA RACK PERÚ, el sueño hecho realidad
tras la historia de éxito de German Ortiz.

Aprovechando que acababa de terminar la carrera de mecánica de producción y


gracias a la idea de su esposa Anita, German decidió forjar su propia empresa de
racks para brindar soluciones exactas y personalizadas a cada tipo de cliente.

Aunque el camino de un negocio propio no le fue fácil porque muchos no creían en su


sueño, siempre tuvo presente que emprender es despertar, ganar experiencia del
fracaso y llevar un sueño adelante para hacerlo realidad.

Si hay algo que hasta el día de hoy tiene en su mente, son dos frases que le dijo el
maestro de un taller de metal donde trabajaba como ayudante: “el dinero que se
pierde jamás de recupera” y “la decisión que escoja hoy, llevará mi vida por otro
camino”.

Tal vez son frases muy comunes y conocidas, sin embargo solo cuando
realmente las asumimos podemos comprender el valor que tienen en la vida”,
agrega.

Para él, la palabra jefe ya está fuera de contexto. Y es que considera que todos
aquellos que quieren emprender y tienen la responsabilidad de guiar a un equipo
deben estar convencidos de que se aprende de cada uno de ellos cada día para así,
enriquecerse de conocimientos nuevos y útiles para seguir adelante.

El emprendedor se siente honrado y agradecido de contar con un excelente equipo


humano que detecta la necesidad y canaliza el servicio hasta lograr un eterno cliente,
un amigo.“Aprendí que nuestros clientes más que un producto necesitan la
solución de un amigo”, señala.

Pese a la competencia, este joven empresario ha sabido destacar y busca siempre


estar a la vanguardia anticipándose al comportamiento del entorno. Además, el
tiempo le ha enseñado a ser agradecido con todos aquellos que han depositado su
confianza en la empresa.

Es así como a lo largo de 6 años ha logrado posicionar su marca en el


mercado. German Ortiz se siente orgulloso de ser director de la única empresa del
rubro que trabaja con las principales corporaciones de audio y video, de estar
asociado con los principales administradores aeroportuarios del país, y además de
contar con patentes de racks registradas en Perú y la comunidad andina.