You are on page 1of 3

MATERIAL BIBLIOGRÁFICO

Autor: FRÍAS, Roberto


Título: Una lucha literaria mundial.
Entrevista con Pascale Casanova

exclusivamente didácticos.
Una lucha literaria mundial.
Entrevista con Pascale Casanova
Roberto Frías *

realidades que extraña y felizmente Pascale Casanova} crítica literaria Fríu: iCu~ es ru visión $Ob", e! p'.
cnnfluyen hacia la realidad de la poe- francesa, es además doctora en letras. pe! de! crítico lirerario en esr. ",públi.
sía: 'En e! jardín que recuerdo I sopla Ha publicado Beckett l'ab,traettur en ca mundial de las letras?
un viento que mueve las hojas I del jar- 1997, antes de La república mundial Casanova: Es esencial y dram~tico.
dín donde ahora I estoy escribiendo.» de las Ittr/1.J (Anagrama, 2001). En este Es esencial porque l. crítica es un. suero
Memoria, escritura, pérdida. inven- úlrimo, Casanova analiza la historia de te de juez que puede decir l. "gran crí·
ción, son condiciones propicias pero la literarura para hacer visible un mapa tica", la crlrica autónoma qu~ no
también propiciatorias para tocar la de la república donde escritores, nacio- depende de las editoriales o de l. pu·
otra orilla, esa puerta tras el muro, que nes, críticos y editoriales luchan por blicidad o del mercado. En Franci. h.y
DOS hace más real la realidad. afirmarse y afirmar así su universalidad. una crítica muy COttupta. No se puede
Uena de juegos y azares, de secretos y hacer literatura sin crítica. Ahora, pien.
de c6mplices, de trivias y adivinanzas, Roberto Frias: Este libro establece so que es una época dram~tica porque
de.pariciones y desapariciones, la poe- una discusión con la idea de una tradi- no hay crítica, no hay verdadera críti·
sfa de Ulalume GonzáJez de León ten- ción literaria inamovible que dicta cier- ca, yes una de las razones por las que
drá siempre una segunda experiencia. toS cánones a seguir. hacer verdadera literarura es muy difí·
Cuando Octavio paz hablaba de que su Pascale Casanova: Intento explicar cil. No hay verdaderos jueces.
poesía es una poesía "para ver". con toda que cada literatura nacional está Frlu: En este sentido, supongo que
S<gUridad esta afirmación no expresaba estructurada y organizada según la di- podríamos considerar como un factor
que sus poemas reflejan exclusivamente cotomía entre los "nacionales" y los "in- importante la confusión que ahora exis-
dorbe de la intemperie, de la llana su- ternacionales". Entre los escritores te entre la literatura "pura" y la que se
perficie; nada más lejos de eso, puesto "nacionales" y los escritores "interna- acerca a otro tipo de público.
quetoda transparencia entraña una hon- cionales" es decir, emre la tradición y
I
Casanova: Si, rraro de explicar en el
dura, una ptofundidad y en el caso de la modernidad. Esto sucede porque los libro que la república mundial de las
b poeta de Plagios, la superficie diáf.ma internacionales son la vanguardia y los letcas es un universo muy e:xrraño por·
de las realidades que nombran sus poe- nacionales no se exportan, no son tra- que solamente exisre • rravés de l.
mas rove!an no sólo el primer peldafio ducidos. Se puede saber si una obra va "creencia". Es una Clttncia que tiene
de una experiencia siempre mayor. En a ser traducida o no al saber si es na- efectos objetivos y subjetivo. Toda l.
una tradición poética que puede reunir cional o no. Hay falsos iaternaciana· gente cree que ParCs es o no es un. ca·
• Quevedo y Sor Juana, a Mallarmé y les, por ejemplo, Umberto Eco o David piral mundial de las lerras, yen el caso
Jo,g. GuilIén, a Borges y Lezama Lima, Lodge, ese tipo de escritores que ha- afirmativo se debe .1. accnci., es de·
cir el creer que 1.lirerarura es uliaen·
~Poz y1uarro2, a Deniz y George Peret, cen best-selltrs internacionales que co-
poesía de Ulalume González de León rresponden a cánones de la editorial te~ente importante como para dejarse
Ilmbién tiene su contribución en el arte internacional pero que no son de van· la vida en ell•. En París existe esa cr«n·
~ fuga y en el arte de la aparición. guardia, que no son subversivos. para cia por razones hisróricas muy exrra·
fias. Hablo de l. cr«nci. porque en este
tudos ellos, sabe y lo ha constata-mí. Los verdaderos subversivos, como
universo exrraño l. crírica, l. verdade-
do, que e! lenguaje de la poesía posee Danilo Kis, el mejor escritor de la des-
ra crítica d. e! valor, no un valor de
i:.:,emoria de origen, una suerte de aparecida Yugoslavia, son personas que
mercado: un valor lirerario. La crírica
bs o que suena y convoca a todas inventan realmente nuevas maneras de
dice esre libro es lirerarura y rodo e!
palabras para comenzar de nueva ' escribir literatura. En esta época de mu~do va a "'creerlo" I no quiero decir
CUenta a nombrar el mundo. + mundialización hay que marcar la di-
ferencia entre los falsos y los reales. Los
Ul,¡ ,., Escritor y perlodiUI. Aet~lmtnl.
(La UOle González de León, Plttgios. ¡:CE mundiales y los internacionales, los
reside en Barcelona. ~t\I
ras Mexicanas), México, 2001, 308 pp. heréricos y los ortoS.

UNIVERSIOAD DE MtxICO • Abril 2002 15


PERFILES

que una creencia sea idiota o carezca Casanova: Creo que no es


de valor. Si rodo el mundo dice que el verdad, un gran crítico es al-
Ulises es un gran libro yo también lo guien con olfaro. Es verdad que
puedo creer, pero hay que cteerlo para la supetproducción es un proble-
que funcione. La crítica es la que mar- ma y que los crít.icos están enterra-
ca la frontera enrre la verdadera lite- dos en todos estos libros. Por eso
ratura y la falsa. No sé si en España o intento dar algunos instrumentos para
en México hay una gran tradición crí- hacer comprender la desigualdad que
tica, pero el modelo que yo sigo, en se comete al decir que todos los libros
Francia, es Valery Larbaud, quien des- se pueden medir con el mismo rasero. habla en tu libro, sería otro ejemplo
cubrió a Joyce, a Ramón Gómez de la Creo que existen muchas formas de re- de este escritor que proviene de la ori~
Serna y que dijo que durante el siglo flexión posibles para decidir si un li- lIa y se vuelve universal, ¿Cuál es el
XX habían existido tres grandes escri- bro es bueno. papel del Octavio Paz en esea repúbli-
rores: Proust, Joyce y Ramón Gómez Frías: Hablas de los escrirotes que ca mundial de las letras?
de la Serna. están en los "márgenes", en las «ori- Casanova: Es un ejemplo extraordi-
Frías: ¿Qué opinas del papel de las llas" del mundo, recordaba yo que nario de alguien que viene de una rona
editoriales en este universo? Borges, pOt ejemplo, elogiaba el pa- excéntrica, alguien que me ha hecho
Casanova: Bordieu ha descriro muy pel del escritot "orillero" que puede, comprendet lo que es el tiempo en la
bien, en LtIJ reglas del arte, lo que debe ptecisamente por su calidad de mat- literatura. Él dijo que buscaba el pre-
ser el editor. Para hacer buena literatu- ginal, ver con mayor claridad lo que sente y que ahí, en México, no estaba
ra hay que ganar dinero y el ediror debe pasa en el mundo. En el caso de Méxi- el presente, habitaba el pasado. Esta
mamener este equilibrio. Los grandes co, Octavio Paz, de quien también se manera de pensar me permitió com~
editores son los que logran mantener prender lo que yo llamo en el libro el
este equilibrio. No sé cómo sea en Es- metidiano de Gteenwich de la litera-
paña pero el drama en Francia es que tura, es decir, la localización del pre-
el modelo americano está ahí. Hoy en sente de la üteratura. Paz dedicó su vida
día, en Francia, es una banalidad decir a buscar este ptesente y a llevarlo ~
que un libro que [Íene éx.ito es un buen México para que la literatura de ese pals
libro, es contrario a la idea de la üteta- pudiera emerget, surgit. Fue un hom-
tura autónoma, por supuesto que hay bte muy impottante para la tcorla h-
buenos libros que tienen éxito, pero no teraria y para mí, para comprender los
puedes deducir del éxito la calidad del mecanismos universales de la clTcula~
libro. Hoy en día esa es la pérdida de la ción de una creencia, una va más, en
autonomía.
lo que debe set el ptesente, en lo que
Frías: Aquí surge un debate que ya
debe set la literatura y en el lugar don-
tiene tiempo. ¿cómo se mide la cali- . lo
de se encuentra la poesía. Por e¡emp ,
dad de un libro hoy en día, sobre rodo . aClO na
si decimos que hay escritores ~
#

cuando hay teóricos que aventuran que


les e internacionales, él fue un lOte~naí
rodo depende de la comunidad de
cional que fue a París para deseubClf e
sentido en la que ese libro aparece, que
surrealismo, que fue su presente, Yque
los enrenas de valor son relativos y que,
le petmitió inventat formas de poesía
por tanto, una obra puede ser tan
va1iosa como otra? completamente nuevas Y mexicanas
también.+

76 Abril 2002 • UNIVERSIDAD DE MÉXICO